Categorías
El mundo Internacional

Algo huele mal en Uruguay: denuncias de corrupción, obras insólitas y ajuste en el estado

https://www.tiempoar.com.ar/nota/algo-huele-mal-en-uruguay-denuncias-de-corrupcion-obras-insolitas-y-ajuste-en-el-estado

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El mundo

Coronavirus en Uruguay: preparan medidas para frenar el aumento de contagios | El gobierno anunció que aumentará la capacidad de testeos y el número de rastreadores



Con los casos de coronavirus en alza en Montevideo y Canelones, las autoridades de Uruguay preparan una batería de medidas para hacer frente a la pandemia. Esta semana, el Ministerio de Salud Pública (MSP) anunció que se aumentará la capacidad de testeos, se contratarán más rastreadores y se trabajará junto a los intendentes y los Centros Coordinadores de Emergencias Departamentales (Cecoed) del área metropolitana.

El país que fue puesto como ejemplo por la oposición argentina en cuanto al manejo de la pandemia, caracterizado al igual que Suecia por un confinamiento mucho más laxo que en el resto del mundo, comenzó a registrar un ascenso de casos en Montevideo, con 435 contagios, y en Canelones, con 95. 

Por ese motivo, esta semana se reunieron el presidente Luis Lacalle Pou, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas y el subsecretario, José Luis Satdjian. Luego de dialogar con laboratorios y mutualistas, Salinas y  Satdjian pidieron a las instituciones triplicar la capacidad de los testeos

Durante la conferencia posterior a la reunión, sin embargo, el ministro de Salud prefirió no dar las cifras exactas que esperan alcanzar con las nuevas disposiciones. “No quiero quedar rehén nuevamente de las garras del periodismo”, expresó, en referencia a las promesas que hicieron al inicio de la pandemia, cuando dijeron que en la primera semana de abril se llegaría a los 1000 test diarios, hecho que no ocurrió.

Ante ese requerimiento, informó el diario El País, el mutualismo respondió con reparos: aunque advierten que sí hay capacidad para aumentar la capacidad de testeo, creen que aún no están en condiciones de llevar adelante lo que piden las autoridades porque todavía esperan por el cobro de los exámenes realizados en los últimos meses. 

El coordinador del Grupo Asesor Científico Honorario, (GACH), Rafael Radi, había señalado a ese diario uruguayo días antes que si los casos “siguen subiendo, se van a necesitar 6000, 7000 u 8000” test diarios, para lo cual se deberían “armar más laboratorios”.

“Te lleva entre 60 y 90 días armar una nueva unidad. Las capacidades de testeo ahora están muy bien, y tenemos test en exceso para lo de hoy. Pero en la medida que entre gente del exterior… Por eso decimos que el ingreso del exterior debe ser planificado. Si un mismo día nos llegan 20 mil personas, no tenemos forma de testearlos: ahí hay un primer cuello de botella. Yo diría que la capacidad de hoy es razonable y sólida para la realidad actual”, había dicho Radi.

El presidente de Uruguay, en tanto, sigue firme con la política de aperturas que mantuvo desde el inicio de la pandemia. “Uruguay está en actividad plena, como pocos países del mundo y desde hace mucho tiempo. Abrir la sociedad implicaba la posibilidad de más contagios“, señaló Lacalle Pou, tras el acto en la ciudad de Montevideo por el aniversario de la Armada Nacional.

Si la apertura de la sociedad al mismo tiempo cuenta con la prevención personal y la solidaridad de los uruguayos, no va a haber mayores problemas. De hecho, en esta segunda ola de coronavirus en el mundo, Uruguay viene con casos restringidos”, sostuvo.

Tres líneas de acción

Según informó en una conferencia de prensa el ministro de Salud, se propusieron tres líneas de acción. La primera consistirá, justamente, en un “incremento significativo de la capacidad de testeo para estar un paso adelante en esta batalla”. En Uruguay, actualmente, se pueden llegar a realizar hasta 4.600 testeos al día. 

La segunda es la confirmación de un anuncio que realizó él mismo la semana pasada al señalar que se contratarán 40 rastreadores más para alcanzar un total de 114 . Además, el funcionario aseguró tener bajo la manga dos planes más de aumento de rastreadores por si “se ve en algún momento desbordada” la capacidad. “Esto requiere contratos de personas especializadas, computadoras, lugares físicos, recursos materiales”, detalló.

Por último, Salinas anunció como tercera medida el trabajo conjunto con los Centros Coordinadores de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Montevideo y Canelones, reuniones que se llevarán a cabo este miércoles y jueves, respectivamente. 

Reducir los círculos de contacto social 

Según el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) de Uruguay, el día lunes se detectaron en el país 74 nuevos casos, de los cuales 46 son de Montevideo, 13 de Canelones, 7 de Rivera, 5 de Cerro Largo, 1 de Maldonado, 1 de Soriano y 1 de Tacuarembó. Además, se informó un récord de casos activos (753) y se constató la muerte de dos personas, dos hombres de 82 y 89 años de Montevideo.

El informe del Sinae incluyó, nuevamente, el pedido de las autoridades sanitarias de reducir “los círculos de contacto social y el tiempo de las reuniones”, además del “uso permanente de tapabocas, distanciamiento físico, ventilación e higiene”. 

Este martes, el presidente Lacalle Pou llegará a Melo para conocer las medidas dispuestas tras el brote de la semana pasada. El presidente de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Leonardo Cipriani, estuvo el lunes en esa ciudad y alertó sobre la gran cantidad de casos de covid-19 en la capital. 

“Se va para arriba de una manera impresionante”, dijo el funcionario, quien destacó la forma “rápida y profesional” con la que actuó el Hospital de Melo, que desde este lunes tiene la capacidad de procesar 300 test de PCR diarios, gracias al equipamiento que recibió. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Aborto: Uruguay, un espejo para el debate en Argentina | Desde que se legalizó la IVE, hubo una sola muerte en el sistema de salud



En siete años de implementación de los servicios de la ley de interrupción legal de embarazo en Uruguay solo se registró una muerte por aborto en el sistema de salud por una complicación quirúrgica. “Fue la única que se registró en estos años. Y la mortalidad materna se mantiene extremadamente baja: estamos en el segundo lugar en América, después de Canadá. Tenemos unas 14 muertes cada 100 mil recién nacidos vivos”, precisó a Página/12 Leonel Briozzo, profesor titular de la Clínica de Ginecología A de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, jefe de la Maternidad del Hospital Pereira Rossell, el más importante del país, e integrante del comité de Etica de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia. Briozzo fue quien tuvo en sus manos la implementación de la ley que despenalizó y legalizó el aborto a partir de 2013 en el país vecino. Era en ese momento subsecretario del Ministerio de Salud Pública del gobierno del presidente José “Pepe” Mujica. Argentina tiene una mortalidad materna que casi triplica la de Uruguay: el último registro oficial correspondiente a 2018 mostró que durante ese año del gobierno de Mauricio Macri volvió a haber un incremento –había descendido en 2017– y se ubicó en 37 cada 100 mil nacidos vivos. “Las IVE se producen por vía medicamentosa en su amplia mayoría: 95 por ciento. De las mujeres que abortaron, 86 por ciento se fue con método anticonceptivo en la consulta de control post-aborto”, destacó Lilian Abracinskas, activista feminista y director de Mujer y Salud en Uruguay, ONG con larguísimo recorrido en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos. Los registros oficiales del último año muestran que empezaron a bajar la cantidad de abortos legales, reveló Briozzo.

La experiencia en Uruguay es una interesante muestra que deberían analizar las y los legisladores argentinos que se aprestan a decidir si votan por el aborto clandestino y siguen empujando a las mujeres a morir por esa causa evitable o eligen un modelo de salud pública que contempla los derechos sexuales y reproductivos en el marco de los derechos humanos. En Uruguay el aborto dejó de ser una práctica en la que se puede perder la vida. En Argentina, desde la recuperación democrática, más de 3000 mujeres murieron como consecuencias de complicaciones por prácticas de interrupción de embarazo clandestinas. La última estadística oficial disponible registró 35 muertes por aborto en el país, una cifra que, incluso, podría tener subregistro.

–¿Qué impacto tuvo la ley de IVE en Uruguay? -–le preguntó Página/12 a Briozzo.

–El impacto ha sido extremadamente positivo. En el marco del huracán de la crisis socioeconómica generada por las medidas de mitigación de la pandemia, si no hubiéramos tenido la ley, hubiera aumentado el número de abortos en condiciones de riesgo y probablemente de manera sustantiva la mortalidad materna. Esta crisis que estamos viviendo hoy se asemeja en términos históricos a la del 2001, cuando fundamos Iniciativas Sanitarias y el modelo de reducción de riesgo y daño para mitigar los efectos del aborto inseguro y hoy lo que vemos con la ley instaurada y sólida en todo el país es que no ha habido un incremento de los abortos de riesgo. Y a pesar de que los servicios de salud pueden verse en algunos casos presionados –por la atención de pacientes con covid– se ha podido dar una respuesta adecuada en esta situación.

Leonel Briozzo, responsable de la implementación de la ley.

La ley uruguaya fue la ley posible: la que permitió reunir las adhesiones y los votos necesarios para sancionarla en 2012. Hubo algunas concesiones en el Frente Amplio, que la impulsó. Por ejemplo, obliga a las mujeres a cumplir con un proceso burocrático de varias consultas y un período de reflexión de cinco días. Pero lo fundamental es que permite que entre 9000 y 10 mil mujeres al año aborten en la legalidad. Se promulgó en noviembre de 2012. ¿Qué establece la ley? Crea servicios legales de interrupción voluntaria del embarazo dentro del Sistema Nacional de Salud. Se mantiene el delito en el Código Penal pero no se aplica la pena: hasta las 12 semanas de gestación; hasta las 14 semanas por violación y sin plazo cuando esté en riesgo la salud de la mujer o haya malformación fetal incompatible con la vida. Se habilita la objeción de conciencia para los ginecólogos y se crea la figura de objeción de ideario para las instituciones de salud con creencias religiosas. No pueden hacer uso de estos servicios mujeres extranjeras o migrantes con menos de un año de residencia en el país

“Todas las instituciones de salud afiliadas al Sistema Nacional Integrado de Salud del país están brindado los servicios de Salud Sexual y Reproductiva y de aborto legal. Salvo las que hicieron objeción de ideario: Círculo Católico y Hospital Evangélico”, indicó Abracinskas. Y señaló que los registros del Ministerio de Salud Pública indican que:

* La mayoría de los abortos se da en mujeres mayores de 20 años

* De las mujeres que abortaron, 86 por ciento se fue con método anticonceptivo en la consulta de control posaborto.

* El 56 por ciento de las IVE se realizó en Montevideo y 44 por ciento en el Interior del país.

* El sector privado registra el 51 por ciento de los casos, aunque la relación es muy pareja con el sector público, que tiene también disponible los servicios en la red de atención primaria.

La interrupciones legales de embarazo se realizan en su mayoría de forma ambulatoria y con medicamentos, una combinación de las drogas mifepristona y misoprostol. “Se calcula que es más seguro un aborto con medicamentos que un parto normal, a nivel internacional. Y el costo es menor. La amplia mayoría no necesita internación para la resolución de la situación. Hemos tenido una experiencia muy buena en ese sentido que está publicada en el International Journal of Obtetrics and Gyneecology hace dos años en un suplemento especial, porque es una dirección para el resto de los países. Y el otro factor importante que tiene el aborto con medicamentos es que empodera a la mujer en su resolución y ya no es el médico el que hace el aborto sino ella. El médico acompaña capacitadamente la decisión de la mujer”, agregó Briozzo

Briozzo, quien fue invitado a exponer en las audiencias de 2018 en el Congreso, en el marco del debate en Argentina, fue el impulsor en su país de la estrategia de reducción de daños y riesgo en casos de aborto por la cual se empezó a brindar asesoramiento a las mujeres que querían interrumpir un embarazo, en el marco de la confidencialidad de la consulta, sobre prácticas seguras (aborto con pastillas) para evitar que recurrieran a métodos riesgosos como la introducción de tallo de perejil, sondas o agujas, cuando todavía se trataba de una práctica criminalizada. Esa estrategia fue primero, a partir de 2001, una iniciativa médica, luego en 2004 adquirió status de resolución ministerial y posteriormente, en 2008, se convirtió en norma nacional en el marco de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva. En Argentina la empezó a implementar el Hospital Argerich, en su servicio de Adolescencia en el año 2004 y luego se fue replicando en otros lugares del país.

–¿Cuántos abortos legales se hacen hoy en Uruguay? –le preguntó este diario.

–Se está estabilizando la cifra en unos 9000. Con un dato muy importante, en el 2019 fue el primer año en los seis años de implementación de la ley, en el que empezó a disminuir el número de interrupciones voluntarias de embarazo. Este es un dato muy relevante porque nosotros habíamos planteado oportunamente que lo que pasa cuando se despenaliza el aborto es que hay un incremento en el número de abortos –no porque se habiliten las condiciones para que las mujeres aborten– porque sencillamente se comienzan a registrar. Luego se estabiliza y después empiezan a bajar. En 2019 fue el primer año en que comenzó a bajar la tendencia de las interrupciones voluntarias del embarazo fruto de las políticas en salud sexual y reproductiva, de anticoncepción universal y de los servicios de IVE. Y esperamos que se consoliden en este tiempo de pandemia donde muchas veces los servicios se ven amenazados

Las estadísticas oficiales muestran los siguientes números de abortos en el sistema de salud: 7.171 en 2013; 8.513 en 2014; 9.362 en 2015; 9.719 en 2016; 9.830 en 2017; 10.711 en 2018. Hasta el descenso que empezó a verse en 2019, se mostró un incremento de año en año del 10 por ciento aproximadamente. “Esto demuestra que no porque estén disponibles los servicios las mujeres van a recurrir a aborto más de lo necesario”, apuntó Abracinskas. De todas formas, advierte que todavía hay abortos que se realizan en la clandestinidad. “Las mujeres migrantes con menos de un año de residencia en el país y las que no cumplen con los plazos definidos por la norma quedan fuera del sistema legal y por lo tanto deben resolverlo por su cuenta”, señaló.

Consejerías

–La Ley prevé un proceso de consejería que obliga a la mujer que solicita la IVE a pasar por varias consultas previas antes de llegar al aborto, un requisito que fue cuestionado en su momento desde las organizaciones de mujeres, pero que se incluyó a modo de concesión para conseguir el voto que se necesitaba para la sanción. ¿Cómo ha funcionado? –le preguntó Página/12 a Briozzo.

–Funciona de manera bastante aceitada. La ley prevé que haya un equipo multidisciplinario –conformado por asistentes sociales, ginecólogo, psicólogo– que ven en conjunto a la paciente. Esa responsabilidad es de los prestadores de salud. Como tenemos un sistema integrado de salud, con una rectoría única en el Ministerio, tenemos la posibilidad de controlar a través de las prepagas u obras sociales –como se llaman en la Argentina– que se brinden las prestaciones establecidas por el Ministerio. Si no lo hacen, son sancionadas económicamente, motivo por el cual todas las instituciones que dan prestación médica tienen previsto este sistema, aun las que han hecho objeción de ideario, de acuerdo con la ley, y tercerizan estos servicios de IVE en otras y no ha habido mayor problema de retrasos en ese aspecto.

Con el cambio de gobierno hacia una coalición de centroderecha encabezada por el presidente Luis Lacalle Pou, quien se declaró “provida”, en el movimiento de mujeres y feminista temen que haya algún tipo de recortes en los servicios de IVE. De todas formas, Briozzo destaca que la ley no se cuestiona. “No hay un cuestionamiento real. No hay nadie planteando modificarla o que volvamos al estatus anterior. De alguna manera eso no está planteado en el ambiente político. Si hay una agenda conservadora en cuanto a los derechos sexuales y reproductivos, que opina y que permanentemente está hostigando a este y otros temas como la educación en sexual para niñas, niños y adolescentes o la vigencia de los derechos para las personas trans, pero no hay ninguna iniciativa concreta que cuestione la ley de IVE porque además, sería suicida. Hay una firme convicción en la ciudadanía de que es una ley buena para la sociedad uruguaya”, indicó el destacado médico y profesor universitario.

Un aspecto que Abracinskas señala que funcionó como obstáculo para el acceso al aborto legal ha sido el número de profesionales de la salud que se declararon objetores de conciencia, en el marco de la ley. Y dos instituciones, el Círculo Católico y el Hospital Evangélico, que hicieron “objeción de ideario”, otra de las opciones que habilita la norma. “Tenemos lugares del país con 100 por ciento de objetores y departamentos con más de 60 por ciento de profesionales que rechazan brindar el servicio, aludiendo razones de valores filosóficos o religiosos. Esto implica que las mujeres que viven en esas localidades con 100 por ciento de objetores tiene que trasladarse largas distancias para acceder a la medicación para la IVE”, explicó. En ese sentido, y en vistas del debate en Argentina, sugirió “encontrar un justo equilibrio” porque “muchas veces en Uruguay se demostró que la objeción de conciencia se usa como desobediencia civil” al cumplimiento de la ley, “para no complicarse profesionalmente porque el estigma sobre el aborto sigue vigente particularmente en localidades chicas del interior del país”.

El impacto social

–¿Qué cambió en el imaginario social con la aprobación de la ley? –le preguntó a Briozzo este diario.

–La aprobación de la ley no se puede analizar como un fenómeno aislado sino en el proceso histórico que el Uruguay tiene desde la salida de la dictadura militar, en 1985, con una prédica muy fuerte del movimiento social de mujeres y feminista, en relación a la agenda del derecho a decidir de la mujer y fue complementada desde el 2001 por el movimiento de profesionales con compromiso profesional de conciencia encabezado por Iniciativa Sanitarias y que promovió un derecho complementario al derecho a decidir que es el derecho a la atención de salud, es decir, con independencia a la valoración moral que se tenga con respecto al aborto lo que había que asegurar era el derecho a la atención sanitaria. Entre esos dos derechos que oficiaron como dos patas, se avanzó muchísimo en el Uruguay en la transformación del estigma social y el entender que el aborto, más allá de que puede ser para muchos un problema filosófico o ético, antes que nada es un problema de salud que tienen que ser amparado en el sistema sanitario e integrado al cuerpo legal no como algo punitivo, sino con la comprensión de que la situación del embarazo no deseado está vulnerando los derechos de la mujer y hay que protegerla en esa situación. Es un cambio revolucionario que se enmarca en un cambio revolucionario en la agenda de derechos que tuvo Uruguay sobre todo en el período 2010-2015 en el gobierno encabezado por el ex presidente Mujica que habilitó un avance importantísimo en la agenda de los derechos: no solamente en relación al aborto sino con respecto al derecho a la fertilización asistida a las parejas que tienen esterilidad conyugal, en el derecho a la atención de las enfermedades de transmisión sexual de manera universal, en el derecho de la preservación de la función ovárica de las pacientes que tienen cáncer y se les puede sacar tejido ovárico y luego implantarlo, en el derecho de las personas trans. Hubo un cambio muy importante en el imaginario colectivo que creyó que a pesar de los vaivenes de la política electoral estamos en un punto muy superior con respecto a la conciencia social en relación a esta temática.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Coronavirus: Uruguay impulsa el turismo interno | “¿Vale la pena arriesgarse por unos championes?”



En medio de una escalada de casos de covid-19, el gobierno de Uruguay presentó medidas para estimular el turismo interno y desalentó viajar a Argentina, que este viernes abre fronteras a visitantes de países limítrofes de cara a la temporada estival.

¿Realmente vale la pena (viajar a Argentina)?”, preguntó el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, en una conferencia de prensa el jueves en la noche en la que, junto al ministro de Turismo y la ministra de Economía, presentó medidas para incentivar el turismo interno.

“¿Vale la pena por unos championes (zapatillas deportivas)?, ¿por un vaquero? Sabemos que hay diferencia cambiaria. Ahora, poner en riesgo la salud de sí mismo, la salud de familiares, la salud de amigos… Poner en riesgo lo que tanto nos está costando a los uruguayos durante tanto tiempo para mantener una pandemia controlada, con la economía abierta”, agregó.

El gobierno argentino decidió días atrás abrir las fronteras a los turistas de países limítrofes –Chile, Paraguay, Brasil y Uruguay– con el fin de mejorar la economía de un sector golpeado por la pandemia de coronavirus.

Desde las 0 de este viernes, están habilitados los viajes por vía aérea (a través del aeropuerto internacional de Ezeiza) y marítima (puerto de Buenos Aires), a donde se espera que en principio llegue un masivo “turismo de compras” para aprovechar el alto valor del dólar en Argentina. Para los uruguayos, la diferencia de precios en todos los rubros llega a ser de hasta un 50% menos.

“Todo el mundo es libre”, dijo Delgado, pero aclaró que “el gobierno va a hacer lo que tenga que hacer y desaconseja ir en estos momentos a situaciones de riesgo mucho mayores, que eventualmente pueden generar que Uruguay tenga un estatus sanitario diferente”.

El secretario de Presidencia recordó que todo el que viaje a Argentina al regresar debe hacerse dos hisopados a su costo, además de guardar estricto confinamiento de siete días.

“Esa cuarentena va a ser controlada y en el caso de incumplimiento (…) vamos a estar sancionando con multas de 30 a 1.000 Unidades Reajustables (900 a 30.000 dólares aproximadamente) hasta el pasaje a la Fiscalía”, aclaró.

Escalada de casos

Entre las medidas anunciadas de incentivo para el turismo interno se incluyen exoneraciones de impuestos a alquileres de casas y autos, así como a hoteles.

“La determinación del gobierno es que todos estos beneficios se trasladen al 100% de los uruguayos” para que decidan vacacionar en el país, dijo el ministro de Turismo, Germán Cardoso.

Delgado admitió que “este era uno de los sectores que faltaba” abrir y las medidas son para hacerlo “de forma segura y protocolizada”.

“En hostelería y gastronomía, hay 20.000 uruguayos en seguro de desempleo, y con esto se estimula para que se reintegren al mercado de trabajo. ¿Vale la pena poner en riesgo todo eso?”, insistió sobre los peligros de viajar al exterior.

Uruguay, de 3,4 millones de habitantes, ha sido elogiado por su exitoso control de la pandemia sin nunca haber decretado cuarentena general obligatoria. Actualmente, registra 3.044 casos y 57 fallecidos por el virus.

No obstante, en las últimas semanas el país ha visto una escalada de contagios diarios de covid-19. Se ha alcanzado el récord de 65 casos nuevos en un día, cuando a mediados de junio llegó a haber 0 caso durante varias jornadas seguidas.

El infectólogo Álvaro Galiana, asesor del gobierno, vaticinó este viernes en entrevista radial que en 10 a 15 días el registro superará los 100 casos diarios. 

En el orden local, la Ciudad de Buenos Aires empezó a recibir turistas nacionales y regionales de manera segura y gradual, con una fuerte estrategia de testeos.

Desde este viernes, el Gobierno de la Ciudad implementó el arribo de turistas regionales y nacionales con protocolos sanitarios que garantizan la seguridad tanto de los visitantes como de los residentes.

En coordinación con el gobierno nacional, el plan contempla diferentes instancias de testeo para garantizar la seguridad de turistas regionales, nacionales y residentes, y solamente incluye el aislamiento en caso de que el testeo resulte positivo. Así, en principio, los turistas y residentes que regresen no deberán realizar cuarentena al arribar a la Ciudad.

Según informó el Ente de Turismo porteño, en esta primera etapa el arribo aéreo de turistas regionales y nacionales con destino a la Ciudad será a través del aeropuerto de Ezeiza. En tanto, los turistas nacionales podrán ingresar a la Ciudad en micro o vehículo particular.

Los turistas internacionales –inicialmente se permiten los arribos provenientes de Chile, Brasil, Bolivia, Uruguay y Paraguay exclusivamente por vía aérea– deben presentar una declaración jurada; realizar un test PCR en origen con 72 horas de anticipación; contar con un seguro médico con cobertura covid-19; y realizar un test PCR en Ezeiza. Tras el testeo, los turistas internacionales podrán continuar su viaje y no deberán esperar el resultado en el aeropuerto.

En tanto, los turistas nacionales que arriben a la Ciudad, o los residentes que regresen, deberán presentar una declaración jurada; deberán realizar un test PCR en Ezeiza, si llegan por vía aérea, y si llegan en micro, el test PCR se hace en Retiro. Quienes lleguen en auto particular deberán realizar el test dentro de las 24 horas en cualquiera de los puntos de testeo habilitados por el Gobierno porteño.

Una vez realizados los testeos los turistas podrán ingresar a la Ciudad sin necesidad de esperar el resultado en los puntos de llegada y solamente deberán aislarse en caso de que el resultado sea positivo.

“De la misma manera que el Plan de Puesta en Marcha avanza de manera gradual, hoy estamos en condiciones de dar los primeros pasos para recuperar paulatinamente el flujo de visitantes y la conexión de Buenos Aires con todos los destinos del país y el mundo”, señaló Fernando Straface, secretario general y de Relaciones Internacionales de la Ciudad.

Y agregó: “Esta estrategia sigue la experiencia y los estándares internacionales de otras ciudades que ya comenzaron a abrir el turismo y nos permitirá recibir visitantes de forma gradual y segura”.



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Pepe Mujica: “La excesiva concentración de la riqueza termina siendo una amenaza para la propia democracia” | Definiciones del ex presidente uruguayo en la primera entrevista del nuevo canal IP



“La excesiva concentración de la riqueza termina siendo una amenaza para la propia democracia“, opinó este sábado el ex presidente uruguayo Pepe Mujica, al señalar cómo condicionan las diferencias sociales el libre desarrollo de las sociedades. 

“En general a mayor concentración de recursos, mayor influencia indirecta se tiene. Ese es uno de los peligros más fuertes de la democracia contemporánea”, dijo el ex mandatario en la primera entrevista que llevó a cabo el nuevo canal de noticias IP.

Los gobiernos, explicó Mujica en ese sentido, “necesitan obtener recursos que vienen de afuera y de repente, para conseguir inversión, les tienen que dar ventaja (a esos países) que no le dan a los nacionales”. 

En algunas naciones, advirtió el ex presidente, ese “lobby está como instituido, es una realidad tangible”, por lo que “aquel viejo sueño jacobino de la revolución francesa ‘queremos la igualdad’ bajo nuestros techos se aleja cada vez más porque somos iguales teóricamente ante la ley pero todos sabemos que somos muy desiguales sobre todo en la partida de la vida”.

“Yo creo que el sentimiento de igualdad no quiere decir que nos transformemos todos en ladrillos iguales y que todos comamos lo mismo y tengamos el mismo ingreso, sino que el sentimiento de igualdad significa tener las mismas oportunidades en el arranque de la vida y después cada cual dará lo que pueda”, definió Mujica.

Consultado sobre la canción “Canguro” de Wos, donde el artista sostiene “y no hables de meritocracia, me da gracia, no me jodas, que sin oportunidades esa mierda no funciona”, opinó: “siempre, va a haber excepciones pero en términos generales es así”.

Libertad

Durante la entrevista, donde aprovechó para pedirle a “aquellos que tienen acceso a la cultura y a los medios” que no se olviden de los que “quedan al costado del camino” por “los olvidos propios de la sociedad de mercado”, también se extendió sobre las distintas definiciones del concepto de libertad. 

“La definición de libertad tiene varios planos”, explicó. “Si es estrictamente científica, si creemos que por libertad somos capaces de construir nuestros propios deseos, nuestras propias inclinaciones, estamos equivocados. El libre albedrío no existe. Probablemente haya una serie de mecanismos interiores poco descifrables que nos gobiernan”, indicó. 

Ahora, “saliendo de lo estrictamente científico”, aclaró, “considero que sos libre cuando gastas tiempo de tu vida en cosas que a ti te motiven“. “Sos libre cuando gastas tiempo de tus horas de vida que se te van, y es bueno recordarlo, en cosas que realmente te producen afecto, satisfacción, compromiso, pasión”, agregó. 

Mientras “estás sometido a la ley de la necesidad”, en cambio, “si se te multiplican las necesidades te vas a pasar la vida pagando cuentas y no te alcanza el tiempo para nada porque tenés cada vez más cuentas que pagar”. Por eso, consideró el ex mandatario, “aprender a vivir con sobriedad es machetear tiempo para ser libre, es decir, gastar tiempo de tu vida en aquellas cosas que te gustan”.

Cuarentena

Mujica, según contó, pasa sus días leyendo “alguna cosita”, caminando por el campo y “chamuyando con la naturaleza“. “Adoro la naturaleza y me doy el lujo de gastar mucho tiempo en mirarla y sentirla. Y en estos tiempos de pandemia me ayuda a conectarme con mi mismo”, dijo.

Y explicó, sobre sus años de cautiverio: “Yo pasé muchos años guardado por ahí y tuve que aprender a galopar hacia adentro, a hablar con el que llevo adentro para pelear con la soledad. Y me quedó incrustado. Ahora necesito andar por la naturaleza tal vez como para mirarme a mí mismo adentro, tierra adentro”. 

Aunque ha avanzado en ese recorrido, reconoció, “aún le falta tiempo”. “Creo que tendría que vivir unos cuantos añitos más. Por lo menos voy a hacer todo lo posible para que me quede el máximom (de tiempo de vida). Porque tengo muchas pasiones yo, sobre todo la de la política, pero amo la vida”, agregó.

“Es un milagro haber nacido y como es algo tan cotidiano quizás no le damos valor pero cuando te vas acercando al hoyo te das cuenta que a pesar de todas las caídas y frustraciones la vida es hermosa y vale la pena vivirla con ganas y a todo trapo”, sostuvo.

Por las dificultades de salud con las que convive desde hace años –según contó, tiene vasculitis Strauss, una rara enfermedad inmunológica que lo “ataca cada 5 o 6 años”– se mantiene alejado en el campo para evitar el contagio de coronavirus ya que, según explicó, no se puede vacunar.  

Para finalizar, el ex presidente aprovechó la oportunidad y disertó sobre el amor. “El amor, cuando es de joven, es medio volcánico. Y cuando sos viejo el amor es una dulce costumbre”. 

“Ese concepto del amor también no transcurre neutral a lo largo de los años. Se va metamorfoseando porque cuando va llegando la ancianidad lo que más necesitas es nada más y nada menos que dulce compañerismo. Porque los humanos somos gregarios, somos animales sociales, interdependientes y mucho más nosotros los varones, que nos demos cuenta o no nos demos cuenta siempre necesitamos una madre que nos ordene un poco sino somos un desastre”, concluyó.

La entrevista completa



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Coronavirus en Uruguay: se registró la cifra récord de contagios diarios  | 51 personas dieron positivo de covid-19



Uruguay reportó este miércoles 51 nuevos contagios de coronavirus, cifra récord de casos registrados en un día para el país sudamericanoLa ministerio de Salud registró un brote en un centro residencial de Montevideo.

“De acuerdo a la información proporcionada por el Ministerio de Salud Pública, se llevaron a cabo 2.540 análisis y se detectaron 51 casos positivos nuevos de coronavirus”, informó el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae). La cifra récord de contagios diarios hasta ahora era de 36, registrada el 2 de octubre y el 27 de marzo, según indicaron medios locales.

Además, por segundo día consecutivo, Uruguay superó el número máximo de casos activos, alcanzando los 330. El martes había batido por primera vez el récord con 312 infectados.

La cartera de Salud reportó un brote en un centro residencial de Montevideo en el que se verificaron 17 casos (del total de 51) y donde las autoridades afirman que ya fueron identificados los contactos y se aplicaron los protocolos sanitarios correspondientes.

Con los nuevos casos, Uruguay suma 2.388 contagios desde el inicio de la pandemia, de los cuales 51 fallecieron.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Solo 107 argentinos obtuvieron su residencia en Uruguay durante la pandemia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/solo-107-argentinos-obtuvieron-su-residencia-en-uruguay-durante-la-pandemia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina Sociedad

Uruguayos que viven en este país opinan sobre el “éxodo” de argentinos | Qué hay detrás de la idea de la migración masiva hacia el Uruguay



Desde hace unos días los medios hegemónicos hablan de un “éxodo” de argentinos, puntualmente hacia Uruguay. Los principales exponentes de esta nueva ¿moda? son Juana Viale y Oscar González Oro. Simbólicamente, Uruguay ya no aparece con el estigma del “paisito”, sino como un mito de tierra prometida que garantiza la estabilidad económica que en Argentina no hay, la tranquilidad que en Argentina no hay, la seguridad que en Argentina no hay. Un paradigma de libertad frente a la infectadura. Un paraíso de pocos contagios y de medidas en absoluto restrictivas.

Página/12 consultó a uruguayos que se instalaron en este país en diferentes épocas para que cuenten cómo ven este fenómeno. ¿Moda? ¿Operación política, mediática, y por ende cultural? ¿Mito o realidad? ¿Un “éxodo” para todes o para los privilegiados de siempre? ¿Por qué el “éxodo” sería hacia Uruguay? 

Para Sebastián Calvo (37), que vive en Salta, el valorado “ritmo” de su país natal no está alejado de lo que se puede hallar en una provincia argentina. “Visto desde Buenos Aires Uruguay tiene una pica de hermano menor. Hay un reflejo de amor-odio, y el que mejor marketing haga es el que termina ganando, atado a las situaciones y medios que hay. La idea del éxodo es un golpe político“, define sin rodeos. ¿Vuelve la Suiza de América? “El argentino de clase media trabajadora no se puede ir y estar mejor que acá. Falta trabajo y en Montevideo hay los mismos problemas de inseguridad. Es una cuestión de marketing que tiene mucho que ver con el gobierno que está hoy en Uruguay”.

“Es una farsa, publicidad”, coincide Angel Sergio, quien vive en Temperley, al sur del conurbano bonaerense, hace 37 años. “Hablo cinco veces por semana con mis hermanas y mi sobrina. La situación es tremenda. Se necesita mucho dinero para vivir“, afirma, y ejemplifica: “Un chivito cuesta 2250 pesos”. En cambio, Julio Burastero, metalúrgico, de la misma localidad, 58 años, piensa que el “mito” es que sólo puedan exiliarse los millonarios. “Muchos nos vinimos porque buscábamos estar mejor. Ahora se revirtió la historia. Uruguay inspira tranquilidad y seguridad. Nosotros vivimos cada vez peor. Cada diez años tenemos un problema económico”.

Aunque son quienes tienen un alto poder adquisitivo los destinatarios de los beneficios impositivos lanzados por el presidente Luis Lacalle Pou –quien los invita a invertir–, se instaló la idea de una muchedumbre de argentinos desesperados por cruzar el charco en un momento de crisis socioeconómica nacional. El ministro del Interior, Wado de Pedro, la definió como una “campaña del desánimo“. El embajador argentino en Montevideo, Alberto Iribarne, dijo a Infobae que el éxodo es “un mito”, mientras que el embajador de Uruguay en Buenos Aires, Carlos Enciso, indicó que hay una “creciente demanda” de argentinos que piden radicarse en el país vecino. El siempre irreverente Pepe Mujica planteó a los ricos: “Quieren venir por lana, van a salir trasquilados”.

En concreto, la cifra que se difundió al respecto es la del último informe de la Dirección de Migraciones: este año hubo 25.765 salidas de pasajeros nacionales argentinos con destino a Uruguay y 29.193 ingresos de argentinos a la inversa. Iribarne indicó que hay 136 mil uruguayos con residencia en Argentina y 25 mil argentinos con documentación al día para trabajar en Uruguay

“Lo que sé por lo que ha dicho el oficialismo del Uruguay es que no es que se han ido a vivir 25 mil argentinos ni muchísimo menos, sino que hay consultas en el consulado de gente que quiere saber cómo hacer para ir a radicarse porque interpreta que puede irse cualquiera“, plantea Raquel Echeverría, de 65 años, instalada en Buenos Aires desde hace 45. Pero no, no cualquiera puede irse, según lo que dicen Raquel y prácticamente todos los entrevistados. Porque “Uruguay es un país caro” en cuanto a alquileres, impuestos, servicios y transporte. “Si le cuesta conseguir trabajo a un uruguayo, imaginate a un argentino”, añade Raquel. “Es un país hermosísimo con muy linda gente, muy tranquilo, pero indudablemente es también un país pobre y de gente vieja, por llamarla de alguna manera”, concluye la mujer oriunda de Paysandú, quien, como muchos de sus compatriotas, se exilió en plena dictadura uruguaya y terminó padeciendo la argentina.

Aquellas cifras de migraciones también podrían incluir a los que se tomaron un Buquebus –por ahora, el único medio posible– para pasar la pandemia en un contexto más relajado, con documento uruguayo y trámite de residencia, entre algunos de los requisitos. Sobre esto puede explayarse Lilian Alfaro, a cargo del consulado hasta el 31 de julio. “Hay gente que decía que estaba invirtiendo en Uruguay pero la mayoría se va de paseo. Susana Giménez no se fue a vivir. No se van a vivir. Es una manera de ser antipatria, principalmente entre los famosos, también jugadores de fútbol y gente que está en la actividad comercial. No se dan cuenta de que hay una tragedia”, cuestiona. “Van y vienen con el perro, joden una semana. Creen que el Uruguay les pertenece. Van a Punta del Este. Sienten que acá no hay libertad.”

“La libertad de Uruguay la fomentan estos señores que tienen fama. Uruguay también tiene mucha gente en seguro de desempleo y en ollas populares. Pero de eso no se habla”, contrasta. Mientras se construye la idea del éxodo, hay cientos de uruguayos viviendo aquí con “trabajos informales” y que se han quedado sin la posibilidad de visitar a sus familias porque “no tienen recursos” y el Estado “no se los facilita”.

Hay otras bondades del país vecino, como el aborto y la marihuana legales, o la salud pública en la que se esforzó el Frente Amplio, y que destaca Analía Díaz Figueroa (44), quien piensa que el “éxodo” se conecta con una idealización: “Hay quienes deben haber ido de vacaciones y fantasean con poner un chiringuito, pero no es tan así: no te vas a vivir allá así de fácil. Es más una expresión de deseo que la realidad“. En sintonía, Mónica Lacoste, actriz, 71 años, cree que se está construyendo un “oasis”.

“Es una fantasía de cierta clase acomodada. Cuando hubo situaciones políticas peligrosas o problemas económicos, los argentinos rajaron al otro lado y los uruguayos hacia acá. Pero a este éxodo lo designaría como una pompa de jabón. Algunos rajarán buscando un paraíso que no sé si van a encontrar. Se van a quejar de que el Uruguay es muy caro. Los porteños no van a tener la adrenalina que necesitan para vivir”, concluye. El intercambio tampoco sería favorable para los uruguayos, porque, según Calvo “los que van a emigrar son los que vacacionan en Punta del Este, que no son de su agrado”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Una opción válida sólo para gente adinerada | No hay más trámites de radicación en Uruguay ni mudanzas masivas



Las verdades mediáticas son las más difíciles de rebatir, por más que se sostengan con argumentos poco sólidos. El caso de la campaña que intenta instalar un clima de éxodo de argentinos hacia Uruguay es un ejemplo de verdad instalada y sostenida con argumentos más cercanos a la futurología que a la realidad. 

Todo empezó con una catarata de fake news sobre la salida masiva de empresas que luego fueron desmentidas públicamente. Se inició a raíz de la noticia de cierre de algunas firmas que, en el marco de la pandemia mundial, rearman su estrategia comercial a nivel global. Siguió con una noticia del diario inglés The Guardian titulado “Los argentinos acuden en masa a Uruguay en medio de la pandemia”, certeza basada en el aumento de consultas diarias de una “próspera empresa” que asesora a argentinos interesados en sacar la residencia uruguaya. 

Finalmente, fue reforzado por la afirmación del diputado de Juntos por el Cambio Luciano Laspina en una entrevista con el diario La Nación, en la que afirmó que “desde que asumió el Gobierno hay, según datos oficiales, 25 mil argentinos más que ya tienen residencia fiscal en Uruguay y hay otros 75 mil en espera”. Luego se supo que los datos oficiales fueron obtenidos de una nota escrita en el mismo diario, en el que efectivamente mencionaba los ingresos diarios de argentinos al país vecino, que desde la dirección de migraciones los contabilizan como “tránsito vecinal fronterizo” y nada tienen que ver con datos que puedan informar sobre la intención de una residencia permanente. 

Pasar la cuarentena

“Hoy en día no podemos saber con certeza si el argentino se está yendo para pasar la cuarentena en Uruguay o para residir permanentemente allí. Los datos duros no indican que haya gente que se fue y no volvió más a la Argentina. Lo que sí vimos fue tránsito fluido de argentinos que previamente a la pandemia tenían residencia uruguaya, que viajaron con sus familias, y que quizás fueron y vinieron dentro de una misma semana a trabajar. Eso se llama tránsito vecinal fronterizo”, aclara Florencia Carignano, directora nacional de migraciones. El organismo informó que entre enero y agosto de este año, resolvieron 809 trámites de radicaciones en Uruguay, 362 de las cuales fueron de forma permanente y el resto transitoria. Durante el mismo periodo en 2017, las radicaciones para nacionalidad uruguaya fueron 3.170; en 2018, 2.735 y en 2019, 1.784. 

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que en los primeros 9 meses de este año unos 504 contribuyentes argentinos iniciaron trámites para el cambio de residencia fiscal, de los cuales apenas 229 fueron pedidos con destino a Uruguay. El año pasado, fueron más de 400.

Exilios dorados

El embajador argentino en Montevideo, Alberto Iribarne, coincidió con que “es un mito hablar de un éxodo de argentinos a Uruguay” y calificó como “un público especial de un alto poder adquisitivo” aquél que cuenta con el dinero para irse a vivir al país vecino. Es que más allá de que el costo de vida es casi 40 por ciento más elevado que en Argentina, los requisitos para conseguir la residencia fiscal (es decir que puedan tributar en Uruguay por ser el país donde residen o generan las ganancias) y legal en el país, apuntan a un público con un poder adquisitivo alto. Sin contar que el subsecretario de Trabajo pronostica un desempleo del 16 por ciento hacia fin de año. Los dos ejemplos más conocidos de argentinos que cambiaron su residencia fiscal para vivir en Uruguay entran dentro de este esquema: Marcos Galperin, CEO de Mercado Libre y Federico Tomasevich, el presidente de Puente. 

El Ministerio de Economía y Finanzas del gobierno de Luis Lacalle Pou decretó una serie de beneficios para atraer 50 mil inversores extranjeros durante el quinquenio que durará su mandato.  Uno de ellos tuvo que ver con una reducción directa de impuestos: extendió de 5 a 10 años la vacación fiscal, un periodo donde el nuevo residente está exento de pagar nuevos impuestos.

El otro de los beneficios hizo foco en facilitar la obtención de residencia fiscal. Es decir, con las inversiones que tienen que poseer dentro del país. Mediante un decreto, bajaron el monto del inmueble que se necesita para obtener la residencia y el requisito de permanencia: quienes estén en el país al menos 60 días en el año y tengan una casa por 377.000 dólares, pueden obtenerla. Antes de este decreto, requerían una estadía de 181 días y un inmueble de 1.500.000 de dólares. También se puede obtener la residencia con una inversión en el país de 1.600.000 dólares, cuando antes se requerían 4.800.000 dólares. 

Si bien Uruguay facilitó el trámite para obtener la residencia fiscal, no alcanza con cumplir esos requisitos para darse de baja en Argentina y evitar la doble tributación.  Para concretarlo, hay dos caminos: una mudanza a Uruguay con efectos migratorios, es decir, trasladar el “centro de intereses vitales” (el trabajo, la familia, la educación); o permanecer en Uruguay por un período continuado de doce meses sin volver a Argentina más de 90 días y seguir tributando ante la AFIP durante todo ese año. Según las cifras oficiales, apenas 229 argentinos están dispuestos a cumplir esas condiciones para obtener la residencia fiscal. La conclusión es que con
los datos disponibles, no se puede afirmar que un aluvión de
ciudadanos haya decidido mudar su vida a Uruguay. 

La conclusión es que hay verdades instaladas, pero no hay conclusión.



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Chile le empata a Uruguay en Montevideo con gol de Alexis Sánchez | En la apertura de las Eliminatorias, Suárez había puesto en ventaja al local



Luego de siete meses de receso por la pandemia de coronavirus, los seleccionados de Uruguay y Chile abren el juego de las Eliminatorias Sudamericanas en un estadio Centenario de Montevideo vacío. 

Con el riverplatense De la Cruz algo retrasado y controlado por Vidal y un solitario Suárez que exige presión a sus compañeros de la Celeste, en el primer cuarto de hora no hubo casi llegadas al arco, a excepción de un par de pases filosos de Fuenzalida, abierto por derecha, que ni Alexis ni Vargas pueden capitalizar para Chile, que luce un poco mejor parado. 

El local sigue apelando al juego aéreo, su especialidad, para intentar abrir el marcador. Pero en una discutida jugada que requiere del VAR, Brian Rodríguez por derecha manda un centro dentro del área que rebota primero en una pierna y luego en una mano de Vegas. Penal para Uruguay que Suárez cambia por gol.

Antes de ir a los vestuarios, Aránguiz casi empata para Chile.

En el inicio del complemento, el juego sigue siendo controlado por el anfitrión. Pero en un ataque chileno bien pivoteado por Alexis Sánchez, el defensor Nicolás Díaz cae en el área charrúa, la Roja reclama penal, pero el árbitro Aquino no lo convalida.

Hasta que en un inesperado descuido en mitad de cancha, Uruguay pierde la pelota, Aránguiz la cede en gran pase a Alexis, y el artillero trasandino señala el empate parcial.

En Uruguay ingresa el ex Boca Nahitan Nández por De la Cruz, pieza vital en el River de Gallardo. 

1 URUGUAY: Campaña; Cáceres, Godín, Coates, Viña; Bentancur, Valverde, De la Cruz, De Arrascaeta, B. Rodríguez; Suárez. DT: Óscar Washington Tabárez.

1 CHILE: G. Arias; P. Díaz, Sierralta, Vegas, N. Díaz; Baeza, Vegas; Aránguiz, Vidal, Fuenzalida; A. Sánchez, Vargas. DT: Reinaldo Rueda.

Estadio: Centenario (Montevideo, Uruguay). Arbitro: Eber Aquino (Paraguay). 

Gol: 38m Suárez de penal (U); 53m A. Sánchez (Ch)

Cambios: 55m Nandez por De la Cruz (U);



Fuente link: