Categorías
El mundo Internacional

Uruguay, la tortura, el regreso de la pobreza y la temida estampida

https://www.tiempoar.com.ar/nota/uruguay-la-tortura-el-regreso-de-la-pobreza-y-la-temida-estampida

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
El mundo Internacional

En Uruguay “no está prohibido” el uso de picanas por parte de la policía

https://www.tiempoar.com.ar/nota/en-uruguay-no-esta-prohibido-el-uso-de-picanas-por-parte-de-la-policia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
El mundo Internacional

Un acuerdo con Brasil a la medida de Uruguay

https://www.tiempoar.com.ar/nota/un-acuerdo-con-brasil-a-la-medida-de-uruguay

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina normal

El nuevo canciller uruguayo definió a Venezuela como una dictadura  | Importante giro en la cartera comandada por Francisco Bustillo 



A diferencia de sus antecesores, el nuevo canciller de Uruguay, Francisco Bustillo
, aseguró sin rodeos que Venezuela “es una dictadura” durante la presentación de los lineamientos que seguirá su cartera. Su par venezolano, Jorge Arreaza, le salió inmediatamente al cruce y le sugirió “refrescar sus conocimientos” sobre derecho internacional. Bustillo dijo además que la situación de Venezuela es distinta a la de Bolivia, ya que allí hay un proceso electoral destinado a “recuperar la democracia”, y afirmó que buscará “seducir” a los países miembros del Mercosur. La principal polémica que rodeó al excanciller Ernesto Talvi
 antes de su salida del cargo fue justamente su negativa a tildar a Venezuela de dictadura.
Se esperaba la opinión de Bustillo al respecto, algo que no había querido adelantar hasta su presentación formal luego de cumplir con la cuarentena tras su arribo al país desde España, donde ejercía funciones como embajador. 

“Conforme al derecho internacional público, las normas democráticas que nos hemos dado en nuestra América, mi propia convicción, la del presidente de la República, del gobierno todo y no tengo dudas que de cualquier habitante nacido en la tierra de Artigas, con libertad no ofendo ni temo, Venezuela es una dictadura”, enfatizó el flamante ministro de Relaciones Exteriores uruguayo desde la sede de Cancillería. Sin embargo, dijo que Uruguay “no tiene vocación de gendarme internacional”, por lo tanto no le corresponde señalar ni perseguir dictaduras.

A su vez, Bustillo sostuvo que permanecerá en los grupos que buscan una solución pacífica del conflicto venezolano aunque no promoverá más diálogo por “la falta de voluntad de una de las partes”, en referencia al gobierno de Nicolás Maduro. “Vamos a dejar clara la posición de Uruguay en cada foro internacional, entre ellos la Organización de los Estados Americanos (OEA)”, aseguró el canciller, quien agregó que el país seguirá perteneciendo al Grupo de Contacto Internacional y el Mecanismo de Montevideo, ambos espacios creados para debatir y buscar soluciones a la “crisis venezolana”.

Las declaraciones de Bustillo ponen fin a una preocupación central del presidente uruguayo. Tanto Luis Lacalle Pou como Ernesto Talvi repitieron en campaña que lo que había en Venezuela era una dictadura. Muy distinta fue la actitud del gobierno del Frente Amplio (2005-2020), que en septiembre de 2018 decidió por unanimidad expulsar del partido al secretario general de la OEA y excanciller entre 2010 y 2015, Luis Almagro, luego de que éste asegurara que no se debía descartar una intervención militar en el país caribeño. En tanto, en enero de 2019 el gobierno del entonces presidente Tabaré Vázquez se negó a acompañar la declaración del Grupo de Lima que definió como “ilegítimo” el nuevo período de gobierno de Maduro al frente de Venezuela, al proponer en cambio una postura pacífica y dialoguista frente al conflicto.

Las fuertes palabras del flamante canciller uruguayo no tardaron en llegar a Venezuela. Fue su par venezolano, Jorge Arreaza, quien recogió el guante. “Le sugiero refrescar sus amplios conocimientos sobre los principios del Derecho Internacional, estudiar el Derecho Constitucional de Venezuela y evitar ideologizar la política exterior de su país por afinidades. ¡Que vivan Bolívar y Artigas!”, planteó Arreaza en su cuenta de Twitter.

Pero Venezuela no fue el único país de la región que mereció un pronunciamiento de Bustillo. Consultado sobre Bolivia, el flamante canciller dijo que está en un proceso electoral “en aras de recuperar la democracia en todo su esplendor”. Respecto al Mercosur, consideró que Uruguay tiene una vocación “de regionalismo abierto” en el que intentará seducir a los socios del bloque para buscar “acuerdos a distintas velocidades”. Además, Bustillo aseguró que confía en poder firmar el acuerdo Unión Europea – Mercosur durante estos seis meses de presidencia pro tempore del bloque regional.

Bustillo llegó a ocupar el lugar que dejó vacante Talvi, quien renunció a su cargo
el pasado primero de julio.
 Talvi, anterior canciller y excandidato a la presidencia, dijo a El Observador
que no utilizaría la palabra dictadura para referirse a Venezuela mientras ocupara el cargo. Los dichos del dirigente colorado generaron cortocircuitos dentro del Ejecutivo, elemento que detonó su pronta salida de la Cancillería.

El hasta ahora embajador de Uruguay en España arribó el 5 de julio a Montevideo en el primer vuelo de línea de la aerolínea española Iberia desde el cierre de fronteras por la covid-19. Tras cumplir una semana de cuarentena obligatoria pese a que contaba con un test negativo de coronavirus realizado en España, Bustillo mantuvo reuniones con los expresidentes Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), Lacalle Herrera (1990-1995), José “Pepe” Mujica (2010-2015) y Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020).

Bustillo cuenta con un extenso pergamino diplomático. Entre otros cargos, fue jefe de gabinete del ministerio de Relaciones Exteriores durante la gestión del entonces canciller Almagro y embajador en Ecuador, Argentina y España. En su conferencia de prensa del lunes, aseguró que en 34 años en el exterior recorrió muchas embajadas y “mucha gente habla sin conocimiento de causa” y sin “haber puesto un pie” en las sedes diplomáticas, palabras que, aunque sin nombrarlo, parecían dirigidas al excanciller Talvi.





Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

José Mujica: “Solo a los porteños les gusta venir a bañarse acá. En febrero te cagás de frío” | El ex presidente se reunió con Francisco Bustillo, nuevo Canciller uruguayo



El canciller  de Uruguay Francisco Bustillo se reunió con el expresidente José Mujica, quien lo recibió en su finca ubicada en las afueras de Montevideo.  Mujica dijo que hablaron “de todo” y destacó como “importantísima” la relación entre Uruguay y Argentina. “Para mí es importantísima la relación con ellos porque la Argentina es un país determinante en nuestra historia por obvias razones“, les dijo el ex presidente a los periodistas a la salida de la reunión que duró dos horas. Como ejemplo, habló del turismo. “Solamente a los porteños les gusta venir a bañarse acá. En febrero te cagás de frío. Pero bien, les gusta venir”, aseguró.

“No estuve hablando con el canciller, estuve hablando con un amigo a lo largo de todos estos años. Cada vez que iba al exterior, Argentina o España, tenía los brazos de apoyo, un brazo uruguayo que nos ayudó siempre en todo”, dijo Mujica a la prensa tras la reunión.  Sobre el nuevo ministro dijo que “es estratégico” para Uruguay en la relación bilateral con Argentina, ya que Bustillo es un amigo del presidente Alberto Fernández.

Este fue el tercer encuentro de Bustillo con exmandatarios uruguayos para terminar de alinear la estrategia que llevará adelante durante su gestión y escuchar opiniones calificadas de personas que estuvieron al frente del país.

Bustillo tomó posesión del cargo la semana pasada tras firmar el acta correspondiente en su domicilio, donde estaba encuentra aislado y en cuarentena ya que había llegado desde España. 

Uno de los temas que habló Mujica con Bustillo fue el papel de Uruguay en el mundo. “A la política exterior hay que defenderla, no somos una gran potencia, ni existimos en el mundo. Nuestro papel es tirarnos al suelo y lloriquear siempre y tratar de manguear acá y allá“, dijo a la prensa el expresidente.

Bustillo reemplazará a Ernesto Talvi, quien dejó el cargo tras la polémica generada por unas declaraciones en las que rehusó referirse expresamente al gobierno venezolano como una dictadura. Al hablar con la prensa sobre el canciller saliente, Mujica dijo que “Talvi tiene un exceso de academia pero una falta de boliche de la puta madre”. También fue consultado sobre su opinión respecto del secretario general de la OEA Luis Almagro, quien denunció un fraude en los últimos comicios de Bolivia. Mujica dijo que Almagro “se fue para el otro lado”.

Bustillo, por su parte, señaló a la prensa que “son muchos los años y las conversaciones” que ha tenido con Mujica, a quien considera “un muy buen amigo”. “No es que me llevo un consejo en particular sino la visión de él. Creo que la política exterior la tenemos que construir entre todos”, acotó.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Coronavirus: test obligatorio antes de subir al Buquebus | El protocolo uruguayo para que el virus no cruce el río



Dos hombres con monos blancos reciben a los pasajeros en el puerto de Montevideo. Desinfectan sus valijas y los canalizan a una prueba de covid-19 que se analiza en un laboratorio a bordo del ferry con destino a Buenos Aires. El veredicto determina quiénes podrán viajar.

Detrás de la imagen de una modelo sonriente que promociona las ventas a bordo sin impuestos, Carlos De Palacio aprieta los ojos cuando el enfermero hunde el hisopo en su nariz. Esa muestra, junto a las de casi 40 pasajeros que esperan viajar ese día, se trasladan a dos salas del barco, donde un equipo de bioquímicos trabaja contrarreloj para tener resultados en dos horas. Hasta entonces, deberán esperar en un salón, y quien resulte positivo no podrá siquiera pisar el barco. El testeo se repetirá a 160 viajeros en el extremo argentino de la ruta de la naviera Buquebus, para evitar que contagiados crucen el río.

La iniciativa surgió para resguardar los logros de Uruguay en la lucha contra el coronavirus y ante la situación de la pandemia en Argentina, donde los casos aumenta velozmente, con el foco en el AMBA.

Aunque no es habitual en su rutina, la pandemia expuso antes a los técnicos del Laboratorio Tecnológico del Uruguay a una experiencia sobre el agua, cuando asistieron a cientos de pasajeros y tripulantes del crucero australiano Greg Mortimer, que atracó frente a la costa en abril.

Desde este lunes, el gobierno de Luis Lacalle Pou impuso el requisito de un test de covid-19 negativo realizado dentro de las 72 horas previas al viaje a quien llegue del extranjero. Y otro a los siete días al que se quede, entre otras demandas.

El montaje del laboratorio flotante en un barco de Buquebus fue anterior, tras una polémica por la entrada de dos argentinos infectados en junio. Y se implementó por primera vez hace una semana, sin casos positivos.

Javier Santomé, capitán de armamento de Buquebus, explica que hasta ahora, si había un caso positivo “se detectaba si tenía fiebre a bordo”. Con la prueba antes del acceso, “aseguramos que el ciento po ciento de los pasajeros que están arriba el barco van a estar sanos”, añade.

La ventaja, según Santomé está especialmente del lado argentino, el que más pasajeros aporta y el de mayor riesgo, dado que  es más difícil hacerse un hisopado y el resultado demora más.

Si bien un test negativo no exime de la cuarentena, la libertad de movimientos en Uruguay atrajo a muchos de la otra orilla (con ingreso permitido) que eligieron refugiarse sobre todo en Punta del Este, habitual destino turístico y de inversiones.

Pese a todo, Evangelina Vera, de 57 años, está contenta de volver. Llegó en marzo para el cumpleaños de un nieto y se quedó. “Es bueno saber que uno viaja sano, pero sé que cuando llegue tendré que estar encerrada”, dice.

“Dosis de normalidad”

En sus tres semanas en tierra uruguaya, De Palacio, binacional de 25 años, asistió a la boda de su hermana, una ceremonia y una cena con familiares y algunos amigos. “Tuve una dosis de normalidad. Además corrí por la rambla (costanera), fui a un restaurante y al shopping. Eso me ayudó”, cuenta el joven, a minutos de volver al confinamiento que rige desde marzo en Buenos Aires.

Mientras Argentina registra más de 90.600 casos y 1.749 muertes, Uruguay cuenta menos de 1.000 contagios y 29 fallecimientos. Sin cuarentena obligatoria, el país de 3,4 millones de habitantes logró reanudar las clases presenciales y hasta disfruta de placeres vedados al otro lado, como la música en vivo en lugares cerrados.

En momentos en que las fronteras permanecen cerradas, solo se permite acceso a residentes y diplomáticos, o en casos de reunificación familiar y otras contadas excepciones.

Buquebus reanudó una frecuencia semanal desde que suspendió, obligada, sus operaciones en marzo. Y mantiene al 60% de sus 900 trabajadores con un seguro de desempleo, según fuentes de la empresa, que evalúa trasladar el costo de los hisopados a los pasajeros.

En el barco con contagiados llegó a Montevideo Silvia Tretalance, jubilada argentina de 77 años, quien espera para volver a su residencia porteña. Aquel viaje condicionó su estadía en Uruguay, donde esperaba visitar a un familiar enfermo, y al final anduvo entre testeos y trámites por coberturas. “Saludé a mis familiares por videollamada, porque uno debe ser responsable y preocuparse por el prójimo. Y eso acá funciona”, sentencia.  



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Uruguay aprobó una ley de corte punitivista  | Contó con los votos de la coalición de derecha gobernante



El Parlamento de Uruguay aprobó la Ley de Urgente Consideración (LUC), un texto con 476 artículos considerado esencial por el presidente Luis Lacalle Pou. Luego de ser aprobado por Diputados el sábado pasado, la LUC volvió al Senado donde consiguió 18 votos sobre un total de 30. La medida contó con el apoyo de la alianza de derecha que llevó a Lacalle Pou a la presidencia. No respaldaron el texto los legisladores de la coalición de centro-izquierda Frente Amplio (FA). Sostienen que la ley es de corte punitivista
y representa un retroceso en materia de derechos para los uruguayos.

Cuatro meses después de haber llegado a la presidencia Lacalle Pou ya cuenta con el mega paquete legal que impulsó durante su campaña electoral. El propio mandatario celebró la sanción de la ley en Twitter. “El Parlamento acaba de aprobar finalmente la LUC. El reconocimiento al trabajo de todos los legisladores que le pusieron esfuerzo, inteligencia y capacidad negociadora. Gran satisfacción de tener este instrumento necesario, justo y popular que hace muchos años comprometimos“, escribió el mandatario.

Para la aprobación de ley la “coalición multicolor” aportó los votos de todos sus senadores. Integran la misma el Partido Nacional (PN), Partido Colorado y Cabildo Abierto (CA). Desde la extrema derecha uruguaya, el senador por CA Guido Manini Ríos resaltó el trabajo de los legisladores oficialistas. “Esta ley solo es una herramienta más para cumplir con nuestro programa de gobierno”, sostuvo el militar retirado. 

La ley modifica decenas de otros cuerpos legales en temas tan amplios como educación, seguridad, medio ambiente, salud y derecho a huelga. El gobierno lo envío al Parlamento bajo el rótulo de “urgente consideración” por lo que el Poder Legislativo contaba sólo con 90 días para su aprobación. Sobre ese aspecto versó una de las críticas más fuertes que hizo el FA. “La aprobación de la LUC tiene consecuencias en la calidad democrática porque realmente en esta ley no se pudo dar un debate profundo como se merece“, denunció el senador Charles Carrera.

El cuerpo legal también recibió duras críticas de los sindicatos ya que limita el derecho a huelga y prohíbe la ocupación de los espacios de trabajo. Para eso se ampara en el derecho de aquellos trabajadores que no quieran adherirse a las medidas de fuerza. Por otro lado flexibiliza la legítima defensa policial. En ese sentido Carrera criticó el capítulo penal del proyecto aprobado por el Senado. “Supone un uso irracional de la fuerza, apostando a crear normas jurídicas para solucionar el problema de la delincuencia”, sostuvo el senador del FA. A su vez desde los gremios de docentes sostuvieron que las modificaciones en materia educativa llevan a una privatización y mercantilización de la educación pública.

También, generaron fuertes discusiones los cambios en la denominada Ley de Inclusión financiera, sancionada durante el gobierno del FA. Las nuevas modificaciones vuelven más laxas las regulaciones y restricciones de pagos fuera del circuito financiero. Ello permitirá, por ejemplo, abonar en efectivo en transacciones de hasta 100.000 dólares. “Retrocedimos en derechos y libertades, legislando a favor de los más privilegiados“, publicó el FA en su cuenta oficial de Twitter después de la votación. “¡La historia los juzgará!”, sentenció la fuerza política.





Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Avanza en Uruguay el plan de mano dura | Media sanción al proyecto que busca darle más poder a las fuerzas de seguridad y criminalizar la protesta



Tras un largo e intenso debate, la Cámara de Representantes de Uruguay aprobó en la madrugada del domingo la Ley de Urgente Consideración (LUC
), un cuestionado megaproyecto de 478 artículos que fue la plataforma de campaña del presidente Luis Lacalle Pou

El extenso articulado es una fiel expresión del modelo de país de la “coalición multicolor” que gobierna al país. Los artículos más criticados por la oposición y los sindicatos incluyen una serie de leyes fiscales que favorecen al sector privado, medidas de seguridad que le otorgan más poder a las fuerzas represivas, y la criminalización de la protesta social. Una de las pocas medidas que despertó la aprobación de todos los sectores presentes durante la sesión fue la creación del Ministerio de Ambiente.

“Acabamos de terminar de votar en Cámara de Diputados el Proyecto de Ley de Urgente Consideración. El reconocimiento a los siete partidos políticos que intercambiaron posiciones en el marco de la tolerancia y el respeto”, destacó en redes sociales Martín Lema, presidente de la Cámara de Representantes, al término de la votación. Después de una extensa jornada que comenzó el sábado por la mañana y culminó a las seis de la mañana del domingo, los diputados aprobaron el articulado de esta ley que ahora volverá al Senado, ya que se incluyeron cambios en el proyecto original.

La aprobación de este paquete de leyes es de vital importancia para el presidente Lacalle Pou y sus aliados políticos. La diputada colorada María Eugenia Roselló lo graficó durante la sesión asegurando que “es el buque insignia del gobierno de coalición”. El diputado del Partido Nacional, Alejo Umpiérrez, aseguró por su parte que “la gente votó por este cambio”, y que se trata de “una ley justa y popular que es hoja de ruta para el nuevo gobierno y que nos consolida como coalición demostrando la viabilidad política de la misma”.

El colorado Ope Pasquet resaltó en la misma sintonía que el proyecto buscará “empezar a cumplir con lo comprometido con la ciudadanía” y que “un 99 por ciento del contenido ya estaba en el Compromiso para el País” firmado entre los partidos de la coalición de gobierno. “Para seguir como estábamos la gente debió votar al Frente Amplio. Acá estamos para cambiar las cosas. Y lo que procura esta ley es dotar de herramientas al gobierno para cumplir los objetivos”, afirmó el diputado oficialista.

Por el lado de la oposición, el diputado frenteamplista Gustavo Olmos aseguró que el proyecto “tiene cosas muy perjudiciales contenidas en pocos artículos”, como por ejemplo, “la perforación del derecho a huelga” o la legítima defensa. “Este proyecto tiene mucho volumen, mucha masa, eleva la temperatura social y genera alta presión social. Va de lo público a lo privado, de la libertad al control y en economía va de la transparencia hacia la opacidad”, agregó Olmos. Desde el aliado Movimiento de Participación Popular (MPP), el sector al que pertenece el expresidente José Mujica (2010-2015), el diputado Eduardo Maldonado aseguró que la ley “desde el capítulo 1 recorta las libertades sindicales y criminaliza la protesta”.

Por empezar, una de las mayores críticas al proyecto es la urgente consideración, ya que esta definición hace que la ley enviada por el Poder Ejecutivo deba estudiarse y votarse en un plazo acotado y no permita tanto tiempo de análisis. También se cuestionó el oportunismo, dado que se tramitó en plena emergencia sanitaria, declarada el 13 de marzo por los primeros casos de covid-19 en el país.

Desde este martes, la Cámara Alta tendrá 15 días para analizar los cambios propuestos y aprobarlos. En caso de que esto no ocurra y el proyecto nuevamente sufra modificaciones, volverá a ser analizado por la Asamblea General. 

Desde que se dio a conocer la LUC el pasado 23 de abril, varios de sus artículos recibieron duras críticas por parte del Frente Amplio y organizaciones sociales y sindicales como el Plenario Intersindical de Trabajadores – Convención Nacional de Trabajadores (PIT-CNT). Estos espacios rechazaron desde un principio la flexibilización de la legítima defensa policial, los ataques al derecho a huelga o el intento de avanzar sobre la privatización de sectores esenciales como la educación. 

El artículo 388, uno de los más polémicos, garantiza “el ejercicio pacífico del derecho de huelga, el derecho de los no huelguistas a acceder y trabajar en los respectivos establecimientos y el derecho de las empresas a entrar a las instalaciones libremente”. La LUC también intenta poner fin a las ocupaciones de empresas, ante el insistente reclamo de las principales cámaras empresariales uruguayas. Otro de sus artículos declara “ilegítimos” a los piquetes que “impidan la libre circulación”.

También se proponen cambios en el Instituto de Colonización, modificando criterios de exigencias a “colonos que reciben tierras estatales”, modificaciones que también son rechazadas por el frenteamplismo. Otro punto sensible que se aprobó en la madrugada del domingo refiere a que la agresión física a policías sea considerada un agravante de delito. “Acá parece que generamos el riesgo de que unos derechos valen más que otros, o se resguardan más que otros, o las libertades no son todas iguales”, aseguró Lucia Etcheverry del MPP durante una sesión caliente que promete nuevos capítulos.





Fuente link:

Categorías
El mundo Internacional

Una rara eclosión anticipada en la Cancillería del Uruguay

Una rara eclosión anticipada en la Cancillería del Uruguay

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El mundo

Pepe Mujica fue lapidario con la medida de Lacalle Pou para “atraer” argentinos | “No me gusta un carajo, para nada”



El ex mandatario de Uruguay José Pepe Mujica criticó al gobierno conservador de su país al reconocer que no le “gusta un carajo” la decisión del presidente Luis Lacalle Pou de facilitar que extranjeros con alto poder adquisitivo puedan tener una residencia fiscal en ese país para evadir impuestos en su lugar de origen.

Mujica consideró que esa medida “pone en peligro” la relación de Uruguay con Argentina e implicaría una marcha atrás en el esfuerzo de la la república oriental por dejar de ser “un paraíso fiscal”.

“Entramos en una dialéctica que ya hemos vivido en este país y que no me gusta un carajo, para nada. La relación con Argentina es el primer capítulo de la política exterior del Uruguay”, remarcó el ex mandatario durante una entrevista por radio Metro.

“Argentina tiene una larga experiencia en sacar dólares hacia el exterior” 

La medida cuestionada es la que el presidente Luis Lacalle Pou hizo entrar en vigencia ayer y que posibilita que argentinos y cualquier extranjero con alto poder adquisitivo puedan comprar una vivienda allí y establecer un domicilio fiscal.

Para Mujica, ese tipo de medidas se corresponden con un momento en el que “Uruguay tenía un sistema financiero bastante opaco que funcionaba como un eslabón intermediario a intereses financieros argentinos que se dedicaban a sacar (fugar) plata”, y que el Frente Amplio trató de desandar durante sus años de gobierno.

“Argentina tiene una larga experiencia en sacar dólares hacia el exterior” y “eso ha sido utilizado por intereses especulativos que utilizaron las condiciones del Uruguay para que huyera capital”, reconoció.

Por este motivo, la nueva medida tomada por Lacalle Pou corresponde con “una actitud que seguramente no resulta simpática para los intereses argentinos”. “Puede parecer una buena solución de corto plazo para algunos, pero para mí pone en peligro algo muy trascendente que es la estabilidad de una relación muy importante para Uruguay”.

El ex mandatario uruguayo negó haber hablado de este tema con el presidente argentino, Alberto Fernández, y reconoció los problemas que esto podría acarrear: “Las malas relaciones con la Argentina en la época de (Juan Domingo) Perón determinaron que en cinco o seis años Perón nos cerrara la canilla y que al Uruguay no viniera ni el loro”, comentó.

El coronavirus en Uruguay

Durante la entrevista, el dirigente evaluó los efectos del coronavirus en su país. Sostuvo que uno de los motivos por los cuales Uruguay tiene pocos casos es porque “es un país de poca población” y con “una fuerte presencia de los servicios públicos” que durante los sucesivos gobiernos del Frente Amplio “no fueron abandonados sino mejorados”.

No obstante, reparó en que “el enemigo está agazapado, sobre todo en la frontera como esperando la oportunidad de hacer una travesura”, y señaló que el peligro está en el límite con Brasil, el país más afectado por la pandemia en Latinoamérica. “Hemos tenido presencia de contagios en Rivera y Treinta y Tres. No es casual, son departamentos fronterizos muy ligados a la vida de Brasil”, apuntó.



Fuente link: