Los Pumas juegan ante Australia en medio del escándalo | El equipo argentino cierra muy temprano su participación en el Tres Naciones



En medio del escándalo por los tuits racistas del capitán Pablo Matera y los jugadores Guido Petti y Santiago Socino, el seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, cerrará este sábado desde las 5:45 su participación en el Tres Naciones cuando se mida ante el local Australia (televisa ESPN). En caso de ganar con punto bonus, Los Pumas podrían igualar la línea de Nueva Zelanda, que suma 11 unidades y ya cerró su participación en el certamen.

Con la polémica por la situación de Matera, Petti y Socino en el foco de atención, el conjunto argentino buscará cerrar de la mejor manera un torneo que pintaba para histórico por el primer triunfo sobre los All Blacks y el empate ante los Wallabies, pero que quedó opacado primero por el no homenaje a Maradona y después por los mensajes racistas que tenían las cuentas de Twitter del capitán y dos compañeros. Para colmo, la UAR se sumó a los desatinos al sancionar a los jugadores y luego levantar la medida disciplinaria.

Sin embargo, ni Matera ni Petti ni Socino estarán en la cancha por decisión del entrenador Mario Ledesma, que los sacó del equipo “para preservarlos”, según lo expresó en la rueda de prensa previa al encuentro. “Los chicos estaban muy apenados y avergonzados con todo lo que pasó. A ninguno nos pareció bien. Pasaron una semana tremenda y lo sufrieron mucho”, remarcó Ledesma, que además reiteró las disculpas por no haber homenajeado a Maradona. 

Quiero pedir perdón porque la gente se sintió muy dolida. Me pareció poco lo que hicimos en homenaje a Maradona en comparación con lo que realizaron los All Blacks. La verdad que desde la Unión Argentina de Rugby (UAR), como institución, tendríamos que haber pensado en algo superior”, reconoció Ledesma, que dispuso nueve cambios con respecto al equipo que fue goleado por los All Blacks por 38-0 la semana pasada, además de que contará como capitán a Jerónimo De la Fuente en reemplazo de Pablo Matera.

Los seis nombres que se repetirán en el equipo que jugará ante los Wallabies en Sydney, a las 5.45 de Argentina, serán: Emiliano Boffelli (jugará de wing en vez de fullback), el centro De la Fuente la pareja de medios Felipe Ezcurra y Nicolás Sánchez, y los forwards Facundo Isa y Julian Montoya.

De esta forma, Los Pumas formarán con Santiago Carreras; Bautista Delguy, Matías Orlando, Jerónimo De la Fuente y Emiliano Boffelli; Nicolás Sánchez y Felipe Ezcurra; Rodrigo Bruni, Facundo Isa y Santiago Grondona; Marcos Kremer y Matías Alemanno; Francisco Gómez Kodela, Julián Montoya y Nehuel Tetaz Chaparo.

Los suplentes serán José Luis González, Mayco Vivas, Juan Pablo Zeiss, Lucas Paulos, Francisco Gorrissen, Gonzalo Bertranou, Domingo Miotti y Santiago Chocobares, según se informó.





Fuente link:

A sólo 48 horas de su decisión, la UAR levantó las sanciones a los Pumas | La Unión había suspendido al capitán Matera y a dos jugadores del seleccionado por repudiables mensajes



Difícilmente alguien hubiera podido imaginar que la despedida de Los Pumas del Tres Naciones en el que consiguieron su primera victoria ante los All Blacks iba a encontrar al seleccionado argentino de rugby en un contexto de crisis como la que atraviesa en estos momentos, a dos días de su última participación en el certamen que se disputa en Australia. A tal crisis aporta también la medida que se conoció este miércoles bien entrada la noche: la decisión de la Unión Argentina de Rugby (UAR) de levantar las sanciones impuestas a Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino, dando marcha atrás con lo resuelto sólo 48 horas antes.

La histórica medida de sancionar a los jugadores del seleccionado, considerada “ejemplar” por el propio ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, duró poco: en un giro sorpresivo y luego de un fuerte hermetismo, las penas fueron revocadas y tanto Matera como Petti y Socino se encuentran a disposición de Mario Ledesma para el encuentro de este sábado, según informó la UAR en su comunicado oficial.

“Los tres jugadores manifestaron su profundo arrepentimiento, reiteraron el pedido de disculpas, ratificaron que no es lo que piensan y que fue un acto imprudente propio de la inmadurez (…) El proceso disciplinario continúa y la Comisión arribará a una resolución final en los próximos días de acuerdo con los tiempos del procedimiento, en esta primera instancia considera que el sostenimiento de las medidas preventivas resultan innecesarias, por lo cual resuelve levantar la suspensión de los tres jugadores y restituir la capitanía de Pablo Matera“, informó la Unión en un pasaje del inesperado texto.

La noticia se conoció en el cierre de una jornada cargada por un fuerte hermetismo desde Australia y por una tensión en torno al accionar de la UAR, retroactivo incluso al tibio homenaje que se realizó el sábado pasado tras la muerte de Diego Maradona. En la distancia de casi 13 mil kilómetros que separan a Argentina de Australia y en las 14 horas que los alejan de lo que sucede en su propio país, el silencio dijo más que las palabras hasta que se conoció la información del giro institucional respecto de la decisión tomada hace sólo dos días, a partir de la noticia que conmovió el lunes: un fervoroso odio racial y de clase bajo la forma de tuits, escritos por Matera y dos de los que todavía eran sus compañeros del representativo.

Por más que el contexto no lo pida a gritos, y hasta más bien lo contrario, lo cierto es que en menos de dos días el representativo argentino que ha quedado en el ojo de la tormenta esta semana -primero por sus inacciones y luego por sus dichos- tendrá que volver a poner el foco en lo deportivo: desde las 5.45 de nuestro país, este sábado Los Pumas tienen programado su último partido del Tres Naciones, ante el local Australia.

El clima previo está lejos de ser el soñado por la UAR y su primer equipo para despedirse del primer certamen oficial en el que al fin pudo cosecharse la deseada victoria ante los All Blacks. La UAR optó primero por accionar individualmente contra los tres jugadores, sin el menor indicio de una lectura institucional más compleja, autocrítica y alentadora. Luego, ofreció un absoluto hermetismo sobre la preparación del equipo de cara al último partido del año. Y finalmente, 48 horas después, revocó sus propias sanciones.

El silencio en las redes sociales, el medio directo de contacto con quienes siguen a Los Pumas, era sintomático de la incomodidad con que se vivía desde Australia la recta final del Tres Naciones, un torneo que vino a quedar en el medio de una problemática estructural que el universo del rugby sigue dejando a la vista y sin resolver.

A la espera de algún parte oficial al cierre de esta edición, sí se habían expresado voces de históricas figuras de Los Pumas mostrando su disconformidad con el accionar de la UAR. Uno de ellos había sido el ex wing Horacio Agulla, quien dijo: “No se justifican los tweets de mis amigos Pablo Matera y Guido Petti, pero tampoco se puede pegar como se está haciendo por tweets que se hicieron hace 9 años, ya pidieron disculpas, la gente crece, madura y mejora. @unionargentina están haciendo la más fácil, basta de agacharse”.

La noche del miércoles volvió a sorprender, como la del lunes, con las determinaciones de la UAR, que ahora deberá explicar las motivaciones de su cambio de criterio. Y, mientras tanto, quedará también lo deportivo: este jueves también se espera que, como ha ido ocurriendo en estas últimas tres semanas, el entrenador Mario Ledesma entregue la lista de los 15 nombres que protagonizarán el encuentro ante los Wallabies este sábado, desde las 5.45, con la tácita presencia en el aire de las idas y venidas de la propia UAR con sus decisiones. Será el último partido de un Tres Naciones del que se recordará especialmente a los All Blacks: por la primera victoria de la historia, sí, pero también por un desencuentro histórico con el sentir popular, que terminó exponiendo una vez más ese universo simbólico conocido, violento y doloroso de un deporte que, como dijo Agustín Pichot, exige una profunda autocrítica “ya”.

El comunicado oficial de la UAR

“Como es de público conocimiento, la Unión Argentina de Rugby intervino de urgencia y en plena competencia para tomar medidas relacionadas con la publicación en las redes de distintas expresiones de los jugadores Pablo Nicolás Matera, Guido Petti Pagadizabal y Santiago Gabriel Socino.

De acuerdo con los procedimientos de World Rugby, que contempla el tratamiento urgente ante eventuales circunstancias durante un torneo, la Comisión de Disciplina de la Unión Argentina de Rugby citó a declarar este miércoles a los jugadores Pablo Nicolás Matera, Guido Petti Pagadizabal y Santiago Gabriel Socino, tal como lo había solicitado el Comité Ejecutivo.

La rapidez en esta intervención, el repudio de estas manifestaciones expresadas hace ocho o más años, así como la medida preventiva dispuesta por el Comité Ejecutivo de la UAR, buscan hacer un análisis profundo de los hechos para una mejor y más justa resolución. La UAR repudió terminantemente este tipo de manifestaciones y a la vez entiende que las acusaciones difamatorias que se han vertido a partir de esto dañan a todo el rugby argentino sin excepción y no representan lo que nuestro deporte es.


Durante la declaración, los tres jugadores manifestaron su profundo arrepentimiento, reiteraron el pedido de disculpas, ratificaron que no es lo que piensan y que fue un acto imprudente propio de la inmadurez. Sin embargo, se hacen plenamente cargo y responsables, por lo que se pusieron a disposición de la Comisión para que se investiguen las circunstancias y buscar enmendar el daño causado.

A la hora de expedirse preliminarmente, la Comisión de Disciplina ha considerado y valorado la actitud de los tres jugadores durante este proceso, y entiende que los mismos no han repetido acciones similares durante estos más de ocho años, y que han demostrado durante este tiempo ser personas de valores firmes e íntegros y dignos de integrar nuestro seleccionado.

El proceso disciplinario continúa y la Comisión arribará a una resolución final en los próximos días de acuerdo con los tiempos del procedimiento, en esta primera instancia considera que el sostenimiento de las medidas preventivas resultan innecesarias, por lo cual resuelve levantar la suspensión de los tres jugadores y restituir la capitanía de Pablo Matera.

La Unión Argentina de Rugby y el plantel tienen roles y responsabilidades distintas pero un mismo objetivo: hacer que el rugby siga creciendo como deporte. El camino de una reflexión profunda sobre ciertas prácticas asociadas a nuestro deporte, iniciado a principios de año con el programa Rugby 2030, no tenemos dudas de que demandará tiempo. Y requiere, tanto por parte de la dirigencia como del plantel, dar señales contundentes en el momento justo.”





Fuente link:

Los Pumas: Ledesma dejó afuera a Matera, Petti y Socino | Los  tres jugadores son los protagonistas del escándalo por los tuits racistas



Pese al levantamiento de las sanciones sobre el capitán Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Socino, el entrenador de la selección argentina de rugby, Mario Ledesma, resolvió no utilizarlos en el equipo de Los Pumas que enfrentará este sábado a las 5.45 (hora argentina) a Australia, en Sidney, en el cierre del Tres Naciones. En ese sentido, serán nueve cambios respecto del XV inicial que fue apabullado por Nueva Zelanda 38 a 0, con Jerónimo De la Fuente como capitán, en reemplazo de Matera. Nueva Zelanda es casi campeón del certamen con 11 puntos, seguido por Argentina y Australia con 6. Para que los All Blacks no ganen el torneo tendrá que producirse una goleada para Wallabies o Los Pumas de más de 90 puntos.

En conferencia de prensa, Ledesma confirmó que desde el inicio saldrán Santiago Carreras; Bautista Delguy, Matías Orlando, Jerónimo De la Fuente y Emiliano Boffelli; Nicolás Sánchez y Felipe Ezcurra; Rodrigo Bruni, Facundo Isa y Santiago Grondona; Marcos Kremer y Matías Alemanno; Francisco Gómez Kodela, Julián Montoya y Nahuel Tetaz Chaparo. Los suplentes serán José Luis González, Mayco Vivas, Juan Pablo Zeiss, Lucas Paulos, Francisco Gorrissen, Gonzalo Bertranou, Domingo Miotti y Santiago Chocobares.

Descargo de UAR

La Unión Argentina de Rugby (UAR) resolvió dejar sin efecto las sanciones que había aplicado a los jugadores de Los Pumas Matera, Petti y Socino, porque el “sostenimiento de las medidas preventivas” resultaban “innecesarias”.

A última hora del miércoles, inicio del jueves en Sidney, la Comisión de Disciplina de la UAR determinó que, si bien el proceso disciplinario continúa, Matera debía volver a ser capitán y junto a Petti y Socino, estar disponibles para el entrenador Mario Ledesma, que de todas formas no los incluyó en el equipo para el cierre del Tres Naciones. 

“El proceso disciplinario continúa y la Comisión arribará a una resolución final en los próximos días de acuerdo con los tiempos del procedimiento, en esta primera instancia considera que el sostenimiento de las medidas preventivas resultan innecesarias, por lo cual resuelve levantar la suspensión de los tres jugadores y restituir la capitanía de Pablo Matera”, señaló la UAR en un comunicado.

“Los tres jugadores manifestaron su profundo arrepentimiento, reiteraron el pedido de disculpas, ratificaron que no es lo que piensan y que fue un acto imprudente propio de la inmadurez”, justificó la Unión Argentina de Rugby al dar cuenta de manera oficial de su decisión de dar marcha atrás con las sanciones.

Además, lindicó que los jugadores sancionados preliminarmente se hicieron “plenamente cargo y responsables, por lo que se pusieron a disposición de la Comisión para que se investiguen las circunstancias y buscar enmendar el daño causado”.

“A la hora de expedirse preliminarmente, la Comisión de Disciplina ha considerado y valorado la actitud de los tres jugadores durante este proceso, y entiende que los mismos no han repetido acciones similares durante estos más de ocho años, y que han demostrado durante este tiempo ser personas de valores firmes e íntegros y dignos de integrar nuestro seleccionado”, fundamentó la UAR.

El comportamiento de los integrantes del seleccionado argentino, dirigido por Ledesma, mereció el repudio generalizado de la mayor parte del arco del deporte. Inclusive hasta figuras retiradas de la disciplina como Agustín Pichot (candidato a presidente de la World Rugby), Hugo Porta, Serafín Dengra y Eliseo Branca exigieron “fuerte autocrítica” a los componentes del plantel argentino.

Los Pumas quedaron expuestos tras el discreto homenaje que le hicieron a la memoria del astro futbolístico Diego Maradona, fallecido el pasado 25 de noviembre en Tigre, cuando enfrentaron a los All Blacks. 

El equipo neocelandés le rindió el “haka” (su tradicional ceremonia) a Maradona, mientras que el conjunto argentino solo lució una cinta negra, en señal de luto, en el brazo izquierdo.

Las críticas en las redes sociales a los jugadores argentinos por el escaso homenaje al “Diez”, recibió la justificación de los dirigentes, y dos días más tarde el plantel pidió disculpas públicas. Sin embargo, unos tuits publicados hacía más de ocho años en las redes sociales y que ahora cobraron notoriedad de Matera, Petti y Socino, con dichos disciminatorios y xenófobos, fueron repudiados por los usuarios.

Ante esto la dirigencia de la UAR decidió sancionarlos de manera “indefinida”, por lo que no iban a poder estar ante Australia e incluso sus compañeros esbozaron su disconformidad con la resolución y hasta se pensó en que no se presentarían ante los Wallabies.



Fuente link:

Nicolás Sánchez tras el empate con Australia: “Nos queda una sensación rara” | La autocrítica de Ledesma y Matera



Nico Sánchez volvió a ser el héroe argentino en el segundo partido de Los Pumas en el Tres Naciones de rugby. Y es que el apertura del Stade Français marcó de nuevo todos los puntos de su equipo en el valioso empate (15-15) contra Australia.

Igual que hace una semana en la victoria histórica contra Nueva Zelanda (25-15), Sánchez se adueñó del puntaje de Los Pumas. Esta vez todos de penal, después de que contra los All Blacks lograra un try y 20 puntos con el pie.

Pese al empate y su protagonismo, Nico Sánchez reconoció que su equipo debe mejorar. “Nos queda una sensación rara. A pesar de haber sacado un empate, tuvimos poca obtención pero sabemos que siempre con Australia son palo y palo. Pensábamos jugar mejor, así que tenemos que seguir mejorando para la semana que viene. Tenemos que seguir construyendo y aprendiendo de este partido”, afirmó Nico Sánchez, en declaraciones proporcionadas por la Unión Argentina de Rugby (UAR).

“El protagonista fue Australia, nos atacó y tratábamos de jugar a nuestro ritmo cuando teníamos la pelota, que casi no la teníamos. Lo más importante era quedar a tiro y que no se hiciera larga la diferencia”, añadió el héroe argentino.

Ledesma, orgulloso

Mario Ledesma, el técnico argentino, también reconoció que su equipo bajó un poco el nivel respecto a la victoria histórica de una semana antes contra Nueva Zelanda.

“Lo primero que tengo que decir es que estoy muy orgulloso de todos. De los que entraron, los que no jugaron, el staff. No fue una semana fácil después del pico emocional de la semana pasada. Lunes y martes fue difícil y hoy llegamos cansados y estuvimos imprecisos. Fue muchísimo pedirles que volvieran a hacer un esfuerzo semejante”, indicó.

“Australia lo sabía, quería capitalizar y no nos dejaban acomodarnos. Y con más suerte, no hubiese sido justo, pero casi lo ganamos. Estamos en carrera y estoy muy orgulloso de lo que hicieron los chicos hoy espiritualmente”, añadió Ledesma.

“Arrancamos el segundo tiempo con tres penales en contra, una amarilla y los chicos siguieron creyendo. Necesitábamos meter presión en el tanteador y cuando metimos los primeros tres puntos nos acercamos. Lo tenemos a Nico que camina en el agua. El laburo de todo el equipo nos mantiene en partido, así que estoy muy contento y orgulloso del equipo”, concluyó el técnico argentino.

Matera confía en su equipo

El discurso crítico también encontró eco en el capitán del equipo, Pablo Matera.

“Hoy no se ganó, pero confiamos en lo que hacemos y en lo que preparamos en la semana. El primer tiempo no estuvimos tan finos como el partido pasado. Si bien no todos los momentos son nuestros, seguimos confiando en nuestra defensa y en el que tenemos al lado. Nos atacaron todo el primer tiempo y se fueron solo con tres puntos de diferencia”, afirmó el tercera línea.

“Australia fue lo que esperábamos. Juegan mucho a la pelota y son peligrosos. Por ahí no esperábamos tantos penales en contra, pero nunca bajamos los brazos. Lo importante es jugar juntos todo el partido y que cuando aparezcan las oportunidades, tenemos jugadores peligrosos que hacen la diferencia”, explicó el capitán.

En el lado australiano, su capitán Michael Cooper lamentó no haber tenido más efectividad al final para asegurar la victoria.

“Tratamos de ganar territorio y creo que ganamos esa batalla, pero no fuimos capaces de convertir en el segundo tiempo y hubo cierta falta de disciplina por nuestro lado en la parte final del partido”, dijo el capitán de los Wallabies.

“Intentamos irnos en el marcador, pero ellos lo hicieron bien a la hora de ralentizar el ritmo del partido y poner hombres en la línea defensiva, por lo que se hacía difícil anotar. Jugamos bien con el pie, pero no sirvió para ganar”, concluyó el tercera línea australiano.



Fuente link:

Los Pumas transformaron un karma en un hito | Reflexiones tras la victoria épica ante los All Blacks en Sydney



Parece increíble pero fue real. En Sydney había un atardecer con sol. En Buenos Aires recién empezaba a asomarse. Los Pumas sudaban sus últimas gotas de resiliencia contra los All Blacks. Quedaban segundos del 25-15 histórico y la imagen tenía la épica del aguante a puro tackle en la que el rugby basa su esencia.

Ese apremio duró un ratito pero no se compadecía de lo que había sucedido antes. Argentina ganó el partido desde el primer minuto, hasta con cierta comodidad. Solo los fantasmas de 28 derrotas en serie y apenas un solitario empate eran capaces de transmitir un tembleque con aroma a más de lo mismo. Pero no, esta vez se dio. Mucho antes de los 70 balcones y ninguna flor de Baldomero Fernández Moreno, la flor y nata de Los Pumas floreció en Australia después de 30 partidos. El número de Santa Rosa en el lenguaje de los sueños. Ellos fueron la tormenta perfecta que se desata. Le ganaron al seleccionado más dominante en deporte alguno que se conozca. Sólo comparable al Dream Team de EE.UU en básquetbol.

La victoria en la casa del rugby australiano -que seguramente disfrutó el memorable éxito argentino por la rivalidad que tiene con Nueva Zelanda- marca un hito de Los Pumas. Aún antes de la perspectiva que puede dar el paso del tiempo. Ese que se impone para construir el mito. Porque el 14 de noviembre de 2020 será lo que fue el 2 de noviembre de 1985 hasta el partido en el Sydney Bank Stadium. El día del empate en Ferro 21-21 con todos los puntos marcados por Hugo Porta. Una huella. La línea del horizonte que cómo contaba Eduardo Galeano se va corriendo a cada paso que das. Los jugadores tuvieron que caminar muchos para llegar a ese triunfo esquivo, resbaladizo, que en un par de ocasiones se les escapó por poco y una dosis de impericia.

Esta vez Porta vio el partido cuando se levantó, sin saber el resultado. Dejó un mensaje sobre el juego, al que considera el punto de partida para un cambio en la cultura del rugby. Un no rotundo a la violencia, que hasta la UAR se involucró cuando en plena cuarentena organizó un zoom para hablar del tema. Disparado por el asesinato en Villa Gesell del joven estudiante Fernando Báez Sosa por una patota de rugbiers.

Esos cuerpos musculados pierden su razón de ser si no los domina el cerebelo, encargado de coordinar sus movimientos. Los Pumas fueron como un organismo único ante un rival que era su karma. Ordenaron los dispositivos del juego con una matriz que ya tenían, el compromiso con cada compañero, la garra, las destrezas propias que nunca alcanzaban para lograr un resultado favorable. Estos Pumas que les habían ganado a todos menos a los All Blacks se sacudieron un peso de encima. Fueron noticia top en el mundo deportivo después de no jugar partidos oficiales desde el 8 de octubre de 2019 en el Mundial de Japón contra Estados Unidos (47 a 17).

Se entrenaron en sus casas, departamentos, jardines, terrazas, garages, en un salón del hotel en Australia, pasaron por hisopados y burbujas. Nicolás Sánchez, único dueño de los 25 puntos en Sydney, corrió 21 kilómetros por día en su vivienda. “Fuimos capaces de hacer esto y mucho más”, los promocinó en primera persona la UAR en un video motivacional antes de jugar en Sydney. Esta vez se les dio. El desahogo llegó y tienen motivos para festejarlo. Ojalá sirva también para empezar a modificar una masculinidad mal entendida que afecta al ambiente del rugby y del que, el propio deporte, no es culpable.

[email protected]





Fuente link:

El mensaje de los All Blacks para Los Pumas: “Felicitaciones Argentina, esta es tu noche” | Tras el histórico triunfo en Australia



Los All Blacks felicitaron a Los Pumas por la histórica victoria que lograron hoy por 25 a 15 en el “Tres Naciones” que se juega en Australia, en lo que fue el primer triunfo de los argentinos en 30 enfrentamientos.

“Esta noche es tu noche Argentina, felicitaciones”, señaló la cuenta oficial de los All Blacks en Twitter, mientras que en la página de la Selección de Nueva Zelanda titularon a la nota principal:  “Argentina hace historia en Sydney”.

Incluso en la nota en la página oficial del equipo neozelandés, destacaron “el tacleo” del equipo argentino, y señalaron que los dirigidos por Mario Ledesma “se merecían ser los ganadores”.

Fue una muestra excepcional de determinación y, después de todo lo que han pasado en un año dominado por Covid-19, fue un monumento a su preparación e intención”, resaltó la página de All Blacks sobre la producción argentina.
También resaltaron el trabajo del capitán Pablo Matera al señalar que “estableció los estándares más altos para su equipo y ayudó a Argentina a obtener una ventaja de 62-42 en rucks ganados”.

En tanto, se puntualizó que la victoria de la Argentina “abrió de par en par” el torneo que se disputa en Australia y que enfrenta a los tres equipos en dos ocasiones con cada uno.

“La defensa fue sobresaliente”

En esa misma línea, el capitán del seleccionado neozelandés, Sam Cane, reconoció hoy que “la defensa de Argentina fue sobresaliente”.

Cane, ala de 28 años y jugador de Chiefs, elogió al equipo argentino tras el triunfo en el Bankwest Stadium de Sydney: “Argentina jugó con más intensidad y más velocidad en las líneas, con una defensa sobresaliente. No pudimos poner en marcha nuestro juego“, consignó el sitio NewsHub de Nueva Zelanda .

A la hora de la autocrítica, Cane, de 1,89 metros y 103 kilogramos, admitió: “Cometimos demasiados pequeños errores y problemas de disciplina, no fuimos lo suficientemente buenos hoy, lo cual fue extremadamente decepcionante”.

Como resultante de la derrota el capitán de los All Blacks, con 58 partidos con la casaca negra, remarcó: “Aprendimos muchas cosas de este partido a la hora de jugar un test. Hay que aparecer con la actitud correcta, la intención correcta cada semana o pierdes y desafortunadamente aprendimos eso de una manera difícil”.





Fuente link: