Categorías
Argentina Deportes

Nicolás Sánchez tras el empate con Australia: “Nos queda una sensación rara” | La autocrítica de Ledesma y Matera



Nico Sánchez volvió a ser el héroe argentino en el segundo partido de Los Pumas en el Tres Naciones de rugby. Y es que el apertura del Stade Français marcó de nuevo todos los puntos de su equipo en el valioso empate (15-15) contra Australia.

Igual que hace una semana en la victoria histórica contra Nueva Zelanda (25-15), Sánchez se adueñó del puntaje de Los Pumas. Esta vez todos de penal, después de que contra los All Blacks lograra un try y 20 puntos con el pie.

Pese al empate y su protagonismo, Nico Sánchez reconoció que su equipo debe mejorar. “Nos queda una sensación rara. A pesar de haber sacado un empate, tuvimos poca obtención pero sabemos que siempre con Australia son palo y palo. Pensábamos jugar mejor, así que tenemos que seguir mejorando para la semana que viene. Tenemos que seguir construyendo y aprendiendo de este partido”, afirmó Nico Sánchez, en declaraciones proporcionadas por la Unión Argentina de Rugby (UAR).

“El protagonista fue Australia, nos atacó y tratábamos de jugar a nuestro ritmo cuando teníamos la pelota, que casi no la teníamos. Lo más importante era quedar a tiro y que no se hiciera larga la diferencia”, añadió el héroe argentino.

Ledesma, orgulloso

Mario Ledesma, el técnico argentino, también reconoció que su equipo bajó un poco el nivel respecto a la victoria histórica de una semana antes contra Nueva Zelanda.

“Lo primero que tengo que decir es que estoy muy orgulloso de todos. De los que entraron, los que no jugaron, el staff. No fue una semana fácil después del pico emocional de la semana pasada. Lunes y martes fue difícil y hoy llegamos cansados y estuvimos imprecisos. Fue muchísimo pedirles que volvieran a hacer un esfuerzo semejante”, indicó.

“Australia lo sabía, quería capitalizar y no nos dejaban acomodarnos. Y con más suerte, no hubiese sido justo, pero casi lo ganamos. Estamos en carrera y estoy muy orgulloso de lo que hicieron los chicos hoy espiritualmente”, añadió Ledesma.

“Arrancamos el segundo tiempo con tres penales en contra, una amarilla y los chicos siguieron creyendo. Necesitábamos meter presión en el tanteador y cuando metimos los primeros tres puntos nos acercamos. Lo tenemos a Nico que camina en el agua. El laburo de todo el equipo nos mantiene en partido, así que estoy muy contento y orgulloso del equipo”, concluyó el técnico argentino.

Matera confía en su equipo

El discurso crítico también encontró eco en el capitán del equipo, Pablo Matera.

“Hoy no se ganó, pero confiamos en lo que hacemos y en lo que preparamos en la semana. El primer tiempo no estuvimos tan finos como el partido pasado. Si bien no todos los momentos son nuestros, seguimos confiando en nuestra defensa y en el que tenemos al lado. Nos atacaron todo el primer tiempo y se fueron solo con tres puntos de diferencia”, afirmó el tercera línea.

“Australia fue lo que esperábamos. Juegan mucho a la pelota y son peligrosos. Por ahí no esperábamos tantos penales en contra, pero nunca bajamos los brazos. Lo importante es jugar juntos todo el partido y que cuando aparezcan las oportunidades, tenemos jugadores peligrosos que hacen la diferencia”, explicó el capitán.

En el lado australiano, su capitán Michael Cooper lamentó no haber tenido más efectividad al final para asegurar la victoria.

“Tratamos de ganar territorio y creo que ganamos esa batalla, pero no fuimos capaces de convertir en el segundo tiempo y hubo cierta falta de disciplina por nuestro lado en la parte final del partido”, dijo el capitán de los Wallabies.

“Intentamos irnos en el marcador, pero ellos lo hicieron bien a la hora de ralentizar el ritmo del partido y poner hombres en la línea defensiva, por lo que se hacía difícil anotar. Jugamos bien con el pie, pero no sirvió para ganar”, concluyó el tercera línea australiano.



Fuente link:

Categorías
Argentina Líbero

Los Pumas transformaron un karma en un hito | Reflexiones tras la victoria épica ante los All Blacks en Sydney



Parece increíble pero fue real. En Sydney había un atardecer con sol. En Buenos Aires recién empezaba a asomarse. Los Pumas sudaban sus últimas gotas de resiliencia contra los All Blacks. Quedaban segundos del 25-15 histórico y la imagen tenía la épica del aguante a puro tackle en la que el rugby basa su esencia.

Ese apremio duró un ratito pero no se compadecía de lo que había sucedido antes. Argentina ganó el partido desde el primer minuto, hasta con cierta comodidad. Solo los fantasmas de 28 derrotas en serie y apenas un solitario empate eran capaces de transmitir un tembleque con aroma a más de lo mismo. Pero no, esta vez se dio. Mucho antes de los 70 balcones y ninguna flor de Baldomero Fernández Moreno, la flor y nata de Los Pumas floreció en Australia después de 30 partidos. El número de Santa Rosa en el lenguaje de los sueños. Ellos fueron la tormenta perfecta que se desata. Le ganaron al seleccionado más dominante en deporte alguno que se conozca. Sólo comparable al Dream Team de EE.UU en básquetbol.

La victoria en la casa del rugby australiano -que seguramente disfrutó el memorable éxito argentino por la rivalidad que tiene con Nueva Zelanda- marca un hito de Los Pumas. Aún antes de la perspectiva que puede dar el paso del tiempo. Ese que se impone para construir el mito. Porque el 14 de noviembre de 2020 será lo que fue el 2 de noviembre de 1985 hasta el partido en el Sydney Bank Stadium. El día del empate en Ferro 21-21 con todos los puntos marcados por Hugo Porta. Una huella. La línea del horizonte que cómo contaba Eduardo Galeano se va corriendo a cada paso que das. Los jugadores tuvieron que caminar muchos para llegar a ese triunfo esquivo, resbaladizo, que en un par de ocasiones se les escapó por poco y una dosis de impericia.

Esta vez Porta vio el partido cuando se levantó, sin saber el resultado. Dejó un mensaje sobre el juego, al que considera el punto de partida para un cambio en la cultura del rugby. Un no rotundo a la violencia, que hasta la UAR se involucró cuando en plena cuarentena organizó un zoom para hablar del tema. Disparado por el asesinato en Villa Gesell del joven estudiante Fernando Báez Sosa por una patota de rugbiers.

Esos cuerpos musculados pierden su razón de ser si no los domina el cerebelo, encargado de coordinar sus movimientos. Los Pumas fueron como un organismo único ante un rival que era su karma. Ordenaron los dispositivos del juego con una matriz que ya tenían, el compromiso con cada compañero, la garra, las destrezas propias que nunca alcanzaban para lograr un resultado favorable. Estos Pumas que les habían ganado a todos menos a los All Blacks se sacudieron un peso de encima. Fueron noticia top en el mundo deportivo después de no jugar partidos oficiales desde el 8 de octubre de 2019 en el Mundial de Japón contra Estados Unidos (47 a 17).

Se entrenaron en sus casas, departamentos, jardines, terrazas, garages, en un salón del hotel en Australia, pasaron por hisopados y burbujas. Nicolás Sánchez, único dueño de los 25 puntos en Sydney, corrió 21 kilómetros por día en su vivienda. “Fuimos capaces de hacer esto y mucho más”, los promocinó en primera persona la UAR en un video motivacional antes de jugar en Sydney. Esta vez se les dio. El desahogo llegó y tienen motivos para festejarlo. Ojalá sirva también para empezar a modificar una masculinidad mal entendida que afecta al ambiente del rugby y del que, el propio deporte, no es culpable.

[email protected]





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

El mensaje de los All Blacks para Los Pumas: “Felicitaciones Argentina, esta es tu noche” | Tras el histórico triunfo en Australia



Los All Blacks felicitaron a Los Pumas por la histórica victoria que lograron hoy por 25 a 15 en el “Tres Naciones” que se juega en Australia, en lo que fue el primer triunfo de los argentinos en 30 enfrentamientos.

“Esta noche es tu noche Argentina, felicitaciones”, señaló la cuenta oficial de los All Blacks en Twitter, mientras que en la página de la Selección de Nueva Zelanda titularon a la nota principal:  “Argentina hace historia en Sydney”.

Incluso en la nota en la página oficial del equipo neozelandés, destacaron “el tacleo” del equipo argentino, y señalaron que los dirigidos por Mario Ledesma “se merecían ser los ganadores”.

Fue una muestra excepcional de determinación y, después de todo lo que han pasado en un año dominado por Covid-19, fue un monumento a su preparación e intención”, resaltó la página de All Blacks sobre la producción argentina.
También resaltaron el trabajo del capitán Pablo Matera al señalar que “estableció los estándares más altos para su equipo y ayudó a Argentina a obtener una ventaja de 62-42 en rucks ganados”.

En tanto, se puntualizó que la victoria de la Argentina “abrió de par en par” el torneo que se disputa en Australia y que enfrenta a los tres equipos en dos ocasiones con cada uno.

“La defensa fue sobresaliente”

En esa misma línea, el capitán del seleccionado neozelandés, Sam Cane, reconoció hoy que “la defensa de Argentina fue sobresaliente”.

Cane, ala de 28 años y jugador de Chiefs, elogió al equipo argentino tras el triunfo en el Bankwest Stadium de Sydney: “Argentina jugó con más intensidad y más velocidad en las líneas, con una defensa sobresaliente. No pudimos poner en marcha nuestro juego“, consignó el sitio NewsHub de Nueva Zelanda .

A la hora de la autocrítica, Cane, de 1,89 metros y 103 kilogramos, admitió: “Cometimos demasiados pequeños errores y problemas de disciplina, no fuimos lo suficientemente buenos hoy, lo cual fue extremadamente decepcionante”.

Como resultante de la derrota el capitán de los All Blacks, con 58 partidos con la casaca negra, remarcó: “Aprendimos muchas cosas de este partido a la hora de jugar un test. Hay que aparecer con la actitud correcta, la intención correcta cada semana o pierdes y desafortunadamente aprendimos eso de una manera difícil”.





Fuente link: