Categorías
Argentina Sociedad

Encontraron el cuerpo del joven que se arrojó a un arroyo en Villa La Ñata | Gian Mazzuchelli era buscado desde la madrugada del sábado



Encontraron el cuerpo de Gian Mazzuchelli, el joven de 17 años que desapareció durante la madrugada del sábado después de meterse al arroyo Villanueva, en Villa La Ñata. El adolescente era intensamente buscado por personal de bomberos, Defensa Civil, el COT y la Policía de la provincia de Buenos Aires. El celular de Mazzuchelli había sido ubicado al costado del arroyo.

El cuerpo del joven fue encontrado a aproximadamente mil metros de una de las orillas del canal, enredado con una rama.

El adolescente, residente en el barrio Santa Catalina, fue visto por última vez el sábado cerca de las 3.35 de la madrugada cuando las cámaras de seguridad lo captaron paseando, saltando y bailando por las calles cercanas a los lotes 552 y 550.

El incidente fue registrado por un guardia de seguridad del country. Según declaró el padre del joven, Felipe Mazzuchelli, el chico de 17 años había permanecido la noche del viernes junto a su familia en su casa y luego se quedó a dormir dentro de su domicilio.

Según contó Victoria, la novia de Mazzuchelli, en declaraciones a TN, el joven fue observado por última vez por un guardia de seguridad del barrio privado, quien afirmó haberlo visto lanzarse al agua y dio aviso a la Policía a los pocos minutos.

“Escuchó cómo Gian se cayó al agua, lo vio, pero en vez de hacer algo, pensó que era un delincuente y nadie fue a ayudarlo, nadie fue a rescatarlo ni a hacer nada”, aseguró Victoria.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Las fotos de las mejores 6 ciudades sumergidas del mundo | Destinos únicos



De Público, especial para Página/12 

Hay destinos únicos en el mundo que no están en tierra firme. Muchos de ellos, como los barcos, las villas y las ciudades sumergidas, fueron descubiertos gracias al trabajo de los arqueólogos submarinos.

Es posible viajar y descubrir algunos de esos lugares que se encuentran bajo las aguas, en los cuales se puede practicar submarinismo y bucear, aunque hay otros que se  pueden admirar desde la orilla. 

1– Alejandría, Egipto

Sin duda, esta es la más famosa de todas las ciudades sumergidas que se pueden visitar en el mundo. Los restos arqueológicos de la mítica Alejandría pueden descubrirse a través de distintas empresas de turismo de la región que ofrecen la posibilidad de sumergirse en el Mediterráneo y descubrir así el mítico palacio de Cleopatra.

2- Baia, Italia

Otra ciudad de la antigüedad que terminó sumergida y se puede descubrir sin salir de costas europeas es Baia (Italia), en el golfo de Nápoles. Este sitio era una especie de lugar de vacaciones frecuentado por los más altos miembros de la sociedad romana. No obstante, la actividad volcánica de la zona y sucesivos terremotos provocaron que Baia terminara sepultada bajo las aguas.

El Parque Submarino Arqueológico de Baia cuenta con varios lugares de buceo a baja profundidad, entre los que destacan el ninfeo sumergido del emperador Claudio, el Portus Julius, la Villa dei Pisoni del siglo I a. C., la Villa a Protiro, Secca delle Fumose y la Villa Marítima de Marina Grande. Se puede visitar el parque con las expediciones que ofrece el Centro Sub Campi Flegrei. Es posible también reservar inmersiones para buzos experimentados o pruebas de buceo para principiantes a través de su sitio web.

3- Shicheng, China

En China, una de las ciudades sumergidas más fascinantes del mundo se encuentra bajo las aguas de un lago. Nos referimos al lago Qiando, en la provincia de Zhejiang, en el que se puede bucear para admirar la ciudad de Shicheng, que se fundó hace más de 1300 años. Aunque hay que tener en cuenta que esta inmersión es para buceadores profesionales, ya que se encuentra entre 30 y 40 metros de profundidad.

Shicheng es conocida como la Atlántida del Este y son varias las compañías y empresas de buceo que ofrecen la posibilidad de sumergirse para visitarla, debidamente acompañados por guías experimentados. Se aconseja efectuar la expedición en primavera o verano, cuando la temperatura de las aguas es más cálida.

4- Kaliazin, Rusia

Sin embargo, no siempre es necesario mojarse para vislumbrar algo de una de las ciudades sumergidas. Tal sucede con la ciudad antigua de Kaliazin (Rusia), fundada en el siglo XII, que quedó bajo las aguas tras la construcción del embalse Úglich en el año 1940. Pero sobre la superficie se alza majestuoso el campanario de la catedral de San Nicolás, que convierte el lugar en uno de los destinos favoritos en la zona para los amantes de la fotografía de paisajes.

5- Sant Romà de Sau, España

De forma similar a la catedral rusa, en España son muchos los pueblos que desaparecieron debajo de las aguas de un embalse y alguno de ellos todavía dejan contemplar los restos de su belleza. Así, en el municipio catalán de Vilanova de Sau, en la comarca de Osona, se puede contemplar la iglesia de San Romà de Sau, cuyo campanario emerge creando una imagen de auténtica fantasía. En época de sequía este templo del siglo XI y estilo románico lombardo reaparece y queda por completo al descubierto.

6- Port Royal, Jamaica

Si dejamos atrás Europa y cruzamos el océano, hay una ciudad sumergida sobre la que abundan las leyendas y en la que la historia de los piratas tiene especial protagonismo. Nos referimos a Port Royal, que fue fundada a principios del siglo XVI por los españoles en la bahía de Kingston, en la hermosa isla de Jamaica.

Pero la zona antigua del Port Royal que se puede visitar hoy en día sobre tierra firme es una pequeña parte de lo que fue. El resto está bajo las aguas, debido a un enorme terremoto en el año 1692. La ciudad sumergida puede visitarse acompañados de guías autorizados pertenecientes a Yardie Environmental Conservations. Las expediciones se ofrecen tanto para la práctica de snorkel como la de buceo.




Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

WhatsApp postergó los cambios en su política de privacidad | Marcha atrás frente a la pérdida de usuarios



Ante las críticas que generó el anuncio de la actualización de su política de condiciones y privacidad, WhatsApp anunció este viernes que retrasará los cambios para que sean analizados con tiempo y aseguró que las conversaciones y mensajes privados están protegidos. 

A través de una publicación en su blog, la empresa explicó que los cambios dispuestos generaron mucha confusión entre los usuarios y que por eso los van a atrasar. “Ha habido mucha desinformación que ha causado preocupación y queremos ayudar a todos a comprender nuestros principios y los hechos”, expresó la firma propiedad de Facebook.

Por esta razón, informó que “se postergará la fecha en que se pedirá a las personas revisar y aceptar los nuevos términos“. El 8 de febrero era la fecha que se había puesto como plazo para que los usuarios aceptaran las nuevas normas, que incluyen compartir su información con servidores de Facebook. Ahora, el cambio será revisado y fue demorado hasta el 15 de mayo. 

La polémica surgió luego de que la empresa de mensajería informara la actualización de sus términos y condiciones, y especialistas advirtieran con preocupación que se trata de un avance sobre la privacidad de los usuarios. 

Frente a estas denuncias, WhatsApp señaló que la aplicación “fue construida bajo una simple idea: lo que compartas con tus amigos y familia se queda entre ustedes. Esto significa que siempre protegeremos tus conversaciones personales con encriptación de punto a punto, así que ni WhatsApp o Facebook pueden ver estos mensajes privados. Es por eso que no mantenemos registros de mensajes ni llamadas. Tampoco podemos ver tu localización compartida ni compartimos contactos con Facebook”.

Las dudas en torno a las nuevas políticas de WhatsApp tuvieron como desencadentante un fuerte incremento de usuarios de aplicaciones de la competencia, como Signal y Telegram.



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    “No hay capitalismo sin extractivismo” | Entrevista a Horacio Machado Aráoz, autor de “Potosí, el origen. Genealogía de la minería contemporánea”



    Horacio Machado Aráoz es autor del libro “Potosí, el origen. Genealogía de la minería contemporánea” (editorial Mardulce), donde traza el vínculo del extractivismo desde la llamada “Conquista de América” hasta la actualidad, con ejemplos concretos como Minera Alumbrera (en Catamarca). “Ser proveedores de materias primas obedece a un patrón de división internacional del trabajo heredado de la época colonial. El extractivismo es un rasgo estructural del capitalismo como sistema de acumulación mundial. Para que se produzca esa acumulación es necesario que haya zonas de sacrificio, coloniales, que provean los subsidios ecológicos de ese consumo desigual del mundo”, explica. Investigador del Conicet, docente de la Universidad de Catamarca, parte de las asambleas catamarqueñas contra la megaminería y de la organización Sumaj Kawsay (“buen vivir”).

    -Partiendo del libro “Potosí, el origen”, ¿qué similitudes hay entre ese modelo iniciado en 1492 y el actual?

    -Lo que aparece intacto debajo de la diversidad de formas del extractivismo es la figura del conquistador como prototipo de los humanos y como forma de relacionar y concebir la relación con el mundo. El conquistador, desde los Pizarro, los Cortés, los Pedro de Valdivia, son varones armados, violentos, en búsqueda de enriquecimientos rápido, que miran el mundo como puro objeto de posesión y conquista, concibe la vida como una carrera infinita de riqueza y poder. En términos subjetivos la mirada de Colón sesgada por el brillo del oro es la mirada del sujeto moderno contemporáneo, de la racionalidad que piensa en la conquista de riquezas y valores abstractos como el sentido último de la existencia, esa es la matriz del extractivismo.

    -¿Y las diferencias?

    -Hay diferencias, grandes y múltiples, sobre todo en los modos de producción, el régimen de dominación y destrucción de hoy es infinitamente mayor hoy. El poder también se ha hecho más complejo, tiene una enorme capacidad de seducción, persuasión, el modo de vida imperial se impone como matriz evolutiva. La capacidad de destrucción asociada a la capacidad de seducción es lo que Aníbal Quijano llama “la lógica de la colonialidad”. El modo de vida imperial, del conquistador, aparece también como deseado por los conquistados y colonizados. Este modelo nos llevó a un umbral de deshumanización, a la naturalización de la violencia, vivir relacionándonos con la Madre Tierra desde la lógica del saqueo, con los efectos sanitarios y socioambientales que ya conocemos.

    -Pero también hay resistencias.

    -Estos cinco siglos de dominación extractivista colonial no han pasado en vano. No ha sido una dominación pasiva. Hay toda una historia de luchas, un aprender de luchas pasadas. Semillas de humanidad que nos quedan. Si queremos sostener y luchar por la supervivencia de la humanidad tenemos que acudir al banco de semillas de la historia, que son las las resistencias, la lucha de los pueblos originarios, de las mujeres, la lucha de los trabajadores, de todos los oprimidos del mundo. Hay ahí un banco de saberes, de conocimiento, que tenemos hoy disponible. Todas estas luchas, distintas expresiones contra la dominación patriarcal-colonial-capitalista, son todas necesarias pero ninguna es por sí misma. Estamos ante un gran desafío de una sinfonía de luchas populares, es la conciencia que tenemos de la integración de las luchas, del ecologismo popular.

    -¿Extractivismo y capitalismo son sinónimos?

    -No hay capitalismo sin extractivismo. Y el capitalismo implica la reafirmación de una estructura colonial de la economía mundial. Por eso es inentendible que en el Siglo XXI gobiernos que dicen que querían un cambio progresista insistieron sobre la base de un modelo ya fallido, muy conocido y debatido en América Latina, con consecuencias económicas, políticas, sociales y que consolida la dependencia. Un aprendizaje debiera ser que como países herederos de un régimen colonial no podemos aspirar a un modelo de desarrollo igual o equivalente al de los países industrializados. Debiéramos aspirar a otro modelo, basado en otra matriz de producción y de consumo.

    -Una mirada recurrente es señalar que el extractivismo es una “contradicción secundaria” o una etapa previa para lograr el posterior “desarrollo”.

    -Es una posición totalmente equivocada, que reproduce viejos errores de la izquierda ortodoxa del siglo pasado, delata una ceguera epistémica que estos sectores de izquierda tienen respecto a la naturaleza. Siguen sin entender que el capitalismo no es solo la depredación de la fuerza de trabajo, sino que produce la depredación de las fuentes de vida, la naturaleza, de las cuales el trabajo es un aspecto más. La vieja izquierda es una izquierda productivista, piensa en los términos del capitalismo respecto al desarrollo tecnológico, tiene fe ciega en la expansión de las fuerzas productivas, creen en un horizonte de crecimiento infinitivo. Esto, que podría ser perdonable para Marx o Engels, en el Siglo XIX, es incomprensible en los tiempos actuales.

    -¿Que planteo alternativo existe?

    -La teoría social crítica latinoamericana nació con cuestionamientos por las consecuencias de este modelo primario exportador. Existieron teóricos y gobiernos que propusieron un modelo distinto para la región entre las décadas del 40, 50 y 60 del siglo pasado, muchos de ellos inspirados en la llamada “escuela de la Cepal” (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), donde el economista Raúl Prebisch fue uno de los referentes. Desde hace más de medio siglo se sabe que el extractivismo no es una alternativa válida para el desarrollo. Esa matriz extractiva tiene consecuencias en materia de clase social, genera una distribución del ingreso que tiende a la polarización social, consolida a las élites y conlleva escasa redistribución. No tenemos posibilidad de desarrollarnos en esos término, y se hace inviable toda posibilidad de pensar e implementar otros caminos, que sean emancipatorios.

    -¿Cómo se sale del extractivismo?

    -No hay, creo, salidas capitalistas del extractivismo. Eso nos fuerza a pensar radicalmente las alternativas. Como el extractivismo es una dimensión intrínsica del capitalismo, salirse de él es imaginar otros horizontes civilizatorios. Hay muchas comunidades que viven en territorios que están fuera de los patrones del capitalismo, viven sobre una base de uso comunal de los conocimientos, saberes, tierras, semillas. En nuestra América tenemos muchas comunidades que viven fuera de ese patrón extractivo. Hay que comenzar a imaginar esas salidas.

    -¿Cómo serían esas opciones?

    -Hay numerosas propuestas, tanto de investigadores como de organizaciones sociales, que están proponiendo políticas para modificar la matriz productiva, alternativas construidas desde abajo que construyen otras territorialidades y son fundamentales para salir del extractivismo. Imaginemos sociedades basadas en soberanía alimentaria, soberanía energética e hídrica como pilares fundamentales para pensar la independencia económica, política y culturales. Desde hace años que las organizaciones lo vienen pensando y poniendo en práctica, como la Conaie (Confederación de Naciones Indígenas del Ecuador), la Red de Comunidades Afectadas por la Minería de México, el Movimiento Mundial contra al Represas de Mesoamérica y la misma UAC (Unión de Asambleas Ciudadanas). El futuro de la especie humana está en poder reapender, volver a sentirnos conectados con la vida, el aire, la tierra, el agua. Y desconectarnos del aparataje tecnológico y financiero que nos ha extirpado del mundo, nos ha sumergido en un mundo de pantallas y de conexiones abstractas. Hay que salir de ahí para tener alternativas, para tener otro futuro.



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    El nutrido prontuario del empresario detenido en Pinamar | Acusado por violación, lo investigan también por trata laboral y facilitación de la prostitución y tiene una condena por exhibiciones obscenas



    Claudio Alberto Tinari, el empresario oriundo de Morón detenido en Pinamar por abuso sexual de una de sus empleadas, está investigado también por “promoción y facilitación de la prostitución”, por “trata laboral” y tiene una condena previa por “exhibiciones obscenas”. Tinari fue denunciado por sus 12 empleados –chicas y chicos muy jóvenes–, a los que maltrataba y dejaba encerrados en una casa, luego de la jornada laboral de 12 horas. A las mujeres les ofrecía dinero en dólares para tener sexo con él o para participar en “fiestas clandestinas” en el balneario de Cariló.

    El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, de quien dependen las dos fiscalías que investigan en causas paralelas al empresario, confirmó que la denuncia de “abuso sexual con acceso carnal” se hizo el 6 de enero, en relación con hechos ocurridos el 22 de diciembre. La víctima dijo que no se presentó antes “por temor” al hombre que la había violado. Escoda informó que se hizo “una pericia médica en la que se constataron lesiones en la región vaginal compatibles con la violación que la joven describe”, motivo por el cual “se pidió y se hizo efectiva la detención” del imputado, quien tenía a su cargo el restaurante de un balneario de Pinamar, en el que trabajaban las 12 personas que lo denunciaron.

    Al mismo tiempo “se empezaron a reunir otros elementos sobre la posible comisión de otros delitos relacionados con la promoción y la facilitación de la prostitución”. Escoda precisó que esa investigación “se basa en las declaraciones de la misma víctima (de violación) y de otros testigos, que más allá de los malos tratos a los 12 empleados del restaurante”, revelaron otros hechos de gravedad. En un audio, que fue incorporado a la causa, Tinari los amenazaba: “Si querés a Dios tenés a Dios, si querés al Diablo, tenés al Diablo”.

    “Los empleados trabajaban desde las ocho de la mañana a las ocho de la noche y luego quedaban encerrados en una casa que el empresario había alquilado”, dijo el fiscal general. Lo que ocurría es que “cuando el empresario se iba, cerraba la puerta con llave y quedaban encerrados, lo que indica la posible comisión del delito de trata laboral”. Los y las empleadxs son “muy jóvenes, de 18 años, a los que reclutaba desde el interior del país y desde el conurbano” bonaerense, mediante avisos en los que les ofrecía trabajo.

    En el caso de las chicas, Tinari “también les ofrecía dinero para que se prostituyeran: los testimonios en la causa señalan que les decía ‘te doy plata si vas a Cariló a una fiesta clandestina’”. Escoda señaló que en la causa “está probado, al menos por el momento, cómo los trataba. Hay audios en los que se escuchan constantes insultos, pero además las chicas denunciaron que él las tocaba y les ofrecía dinero en dólares para que tengan relaciones” sexuales. Explicó que por ahora, el empresario “está detenido en la causa por violación, pero hay otra causa a cargo de una fiscalía específica, respecto de las denuncias por promoción y facilitación de la prostitución, en la que también se está analizando la posibilidad de solicitar su detención, también por esas denuncias”.

    La detención de Claudio Alberto Tinari se produjo en la causa por abuso sexual, que está a cargo de Juan Pablo Calderón, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 de Pinamar. En ese expediente se busca un IPhone que habría sido arrojado al mar por el imputado, con la intención de ocultar pruebas en su contra y la posibilidad de encontrar datos sobre posible complicidades relacionadas con la trata de personas.

    Ese sería el celular personal del empresario y no fue hallado en los tres allanamientos que se hicieron, en distintas casas, para tratar de encontrarlo. Sólo se hallaron dos computadoras y un celular Motorola, que no sería el personal. Se estima que en la causa por violación habría pruebas suficiencias como para dictarle la prisión preventiva. El empresario se negó a prestar declaración indagatoria cuando concurrió a la fiscalía.

    La causa por “promoción y facilitación de la prostitución” está a cargo del fiscal de General Madariaga Walter Mercuri, especializado en violencia de género. Se investigan las computadoras personales del empresario, en busca de información sobre los “contactos” a los que ofrecía “favores sexuales” de sus empleadas.

    Se analizan otros elementos aportados, por e-mail, por los 12 empleados a los que mantenía bajo encierro en la casa alquilada, ubicada en avenida Enrique Shaw al 3000, en Pinamar.

    Aportaron audios que confirman el maltrato cotidiano que recibían de parte de Tinari. Estos son algunos de los gritos y amenazas que recibían a diario, sobre todo luego que le comunicaron su decisión de dejar de trabajar para él:

    “No estoy contento con la decisión que tomaron. Me siento súper herido, porque les díi todo sin conocerlos y que me digan ahora que se van a Mendoza después de haber demostrado quiénes eran y todo. Igual yo tengo un plan B, un plan C, tengo tres equipos de cocina armados por si ustedes se van. No soy un boludo, soy un empresario.

    “Está re mal lo que hicieron, eso no se le hace a nadie. Todo lo que se hace mal en esta vida acordate que siempre se paga.

    “Si no me devuelven toda la ropa que yo di, el XL ese que le di a la gorda esa deformada (sic), los gorros, la ropa, que me deben y no me pagan lo que me tienen que pagar, los voy a buscar por todo Pinamar.

    “Y esto no es un amenaza, es una advertencia que no van a poder trabajar en ningún hotel (…) porque acá hay otra historia, esto no es una amenaza, esto es poder político

    “Los empleados salen de abajo de la tierra, nadie es imprescindible acá. Y si tu barman se quiere ir, que me chupe la (…) Barman salen de abajo de la tierra. Tu barman es un inútil, tengo mil.

    “Acá yo soy bueno, soy bueno, pero si soy malo soy recontra malo. Si vos
    querés a Dios, tenés a Dios. Si querés al Diablo, tenés al Diablo”, era la
    frase final, a los gritos, del empresario, que según cofirmó el fiscal Escoda,
    tenía una condena en Morón por “exhibiciones obscenas”. Escoda dijo que no
    tienen información si la condena “implicó una detención o si fue una condena en
    suspenso”, sin aplicación efectiva.



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    Quién es Dante Converti, el “neurocirujano” que recetó dióxido de cloro | Se presenta como especialista en “medicina biológica”



    Dante Converti, el médico que se presenta como neurocirujano sin ser reconocido como tal por la Sociedad Argentina de Neurocirugía, y cuyo consultorio de Ayacucho y Viamonte allanado resultó no estar habilitado oficialmente para eso, asegura que él mismo se trató “con las terapias que él mismo aplica a sus pacientes”. Es quien recetó dióxido de cloro al paciente que murió en el Sanatorio Otamendi y ya fue imputado por eso en una causa penal.

    Como profesional, les ofrece “tratamientos únicos por la combinación de distintas terapias”: el repertorio es amplio y se enrola en la “medicina biológica”, una “rama de la medicina que utiliza métodos y sustancias naturales” como “la Terapia Neural, la Ozonoterapia, la Homotoxicología (Homeopatía de Segunda Generación), la Terapia Quelante, los Implantes de Células Madre Autólogas, el Plasma Rico en Plaquetas, la Medicina Orhomolecular , los Tratamientos Alcalinizantes Parenterales, la Nutrición Biológica y los Tratamientos de Limpieza Hepática, Renal y Colónica”. Todas esas terapias, asegura, “tienen en común el respeto a los mecanismos de autocuración que poseen todos los organismos vivos”.

    El médico Converti goza de cierto reconocimiento en algunos ámbitos. El año pasado, por caso, fue docente de la “Diplomatura en medicina integrativa” que se dictó en la Universidad de Belgrano. Su materia era “Medicina orthomolecular”. El objetivo, indicaba la currícula de la UB, era “conocer los principios de la Medicina Orthomolecular”, para lo cual se habían estipulado los siguientes “contenidos: Que es la Medicina Orthomolecular. Para que se utiliza. Fundamentos y beneficios”.

    Además, los fines de semana es columnista en FM Mantra, una radio -que también transmite por internet- cuya programación incluye emisiones dedicadas a la “antroposofía”, la “elevación del ser”, mantras de distintos orígenes, métodos de meditación, “desarrollo de potencialidades”, autoconocimiento” y “freedom healing”. Al programa en el que reviste Converti, “Escuchemos juntos”, lo conduce Yamil Kike Wilion y tiene aire los sábados pasado el mediodía.

    La emisión, como su nombre lo indica, propone “saber escuchar”. La descripción, publicada en la web de la emisora, explica: “es un proceso fundamental para una comunicación eficaz. Sin embargo, las personas tenemos una dificultad importante para escuchar de verdad. No prestamos atención, aunque sí lo simulamos y esto provoca diferentes conflictos que afectan a la relación con los demás”.

    En su sitio oficial, Converti aseguró que se graduó de médico en la UBA y luego “eligió especializarse en neurocirugía concurriendo 2 años al Hospital Gandulfo de Lomas de Zamora”. Luego, “realizó la residencia completa de neurocirugía en el Hospital Militar Central. En 1982 se desempeñó como Médico de la Base Antártica Gral. Belgrano 2. A su vuelta se trasladó a la Patagonia donde por casi 20 años ejerció su profesión en instituciones públicas y privadas”.

    Su padre “fue uno de los médicos homeópatas del país”, y ese norte le sirvió para mantener “una visión holística del hombre (cuerpo, mente y espíritu)”. Se inclinó hacia las especialidades que al menos hasta hoy aplicaba luego de probarlas en carne propia, “ante problemas de salud y viendo que la medicina tradicional no le ofrecía más que simples tratamientos paliativos”.



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    Las piedras y la historia | El Mayo Francés, el Cordobazo y dos fotógrafos



    Sentado bajo el sol matutino de enero, sintiéndome por una vez disculpado por haber dejado que otro año se haya escurrido entre los dedos, recuerdo otro sol y otra paz similares, en ese caso al final de un viaje. Era mi primera excursión de mochilero en solitario, y un largo mes de vagabundeo por el sur argentino estaba llegando a su fin en un hogar al pie del Piltriquitrón, en El Bolsón. Había llegado ahí como fui y vine durante todo el viaje, siguiendo libremente las pistas que me dejaban los encuentros propiciados por estar viajando solo, y por lo tanto abierto a cada interlocutor.

    Aunque ha pasado mucho tiempo desde entonces, no necesito cerrar los ojos para recordar los detalles de esa ventana, esa cocina, ese hogar que me recibió al final de ese recorrido estival, escuchando las historias del dueño de casa, que me contaba cómo lo había construido todo con sus propias manos, madera tras madera, baño con agua fría tras baño con agua fría, fuera invierno o verano. En el medio de esas evocaciones de desayuno, mi anfitrión me contó que había sido periodista, fotógrafo más específicamente. Y que había sacado fotos, entre otros eventos, durante el Cordobazo. Terminamos esa mañana en un cuartito donde guardaba sus cachivaches –porque supongo que así eran consideradas tanto su colección de revistas como sus negativos compartiendo espacio con aparatos rotos o ruedas oxidadas–, repasando hojas amarillas e imágenes impactantes, que recordaban que la historia se hace, no viene hecha.

    La culpa de este recuerdo la tiene, cuándo no, un obituario que acabo de encontrar repasando los diarios, que me traen un nombre que yo no conocía, el de Bruno Barbey, un fotógrafo que durante más de medio siglo inmortalizó toda clase de eventos históricos para la agencia Magnum, de la que supo ser, en la segunda mitad de los 70, su vicepresidente europeo, y durante la primera mitad de los 90, presidente de asuntos internacionales. Veo impresionantes imágenes de la Guerra del Golfo del 91, por ejemplo, fotos también de la Italia de los años sesenta, aún tan neorrealista. Pero coinciden quienes lo recuerdan que sus mejores fotos, las que lo hicieron quien supo ser, fueron las que sacó en París durante mayo del 68. Fueron las fotos de un francés nacido en Marruecos y crecido en Tánger las que recorrieron el mundo mostrando aquella revuelta que, de tan realista, pidió lo imposible.

    Barbey tenía 25 años por entonces, y alguna vez recordó que, si bien había marchas en todo el mundo por aquellos años, mientras que las que había en Estados Unidos eran específicamente contra Vietnam lo que sucedió en las calles de la aquel mayo francés fue un intento de cambiar realmente la sociedad. “Me acuerdo de los estudiantes intentando explicarles sus ideas a los obreros en las puertas de las fábricas, antes de salir juntos a tirar piedras”, evocó, y contó también que con Cartier-Bresson terminaron comprando cascos para protegerse de esas piedras que iban y venían. Al comienzo pudieron sacar fotos tranquilamente, pero cuando las que terminaron en la revista Paris Match denunciaron la represión, los policías empezaron a cazarlos para sacarles las cámaras y los rollos. Y cuando los manifestantes descubrieron que las autoridades buscaban los rostros en las fotos publicadas para ir a arrestarlos, comenzaron a escaparse también de ellos. A pesar de todo, aquellas imágenes no solo recorrieron el mundo, sino que también lo inspiraron, y aún hoy resuenan en cada levantamiento urbano. Por eso es que recorrer las imágenes de Barbey en los obituarios –murió a fines de noviembre con 80 años, en su hogar al norte de Francia– me llevan a recordar las que me mostró mi anfitrión durante aquellos días en El Bolsón, confirmando sus filiaciones.

    Bruno Barbey, el Mayo Francés.

    Esa mañana de desayuno tardío de fin de recorrido, lo que me llamó la atención fue justamente una foto del Cordobazo, enmarcada en la pared. Pregunté por ella y ahí comenzaron las historias de quien descubro hoy, revolviendo unos viejos cuadernos para ponerle nombre a aquel recuerdo, se llamaba Nilo Silverstone. Ahora, tres décadas más tarde, lo busco a él en las redes, y me entero que era cordobés y también andinista, y que cubrió la revuelta para la revista Siete Días Ilustrados. “Era el mejor fotógrafo de Córdoba”, leo por ahí entre quienes lo evocan, siempre con cariño. “Fue el que hizo la foto del tipo tirando la piedra, que recorrió el mundo”, precisan, y su nombre también figura al pie del retrato más reproducido de Agustín Tosco. El trabajo de Silverstone para Siete Días se despliega generosamente en el reciente libro de Cora Garmarnik, El fotoperiodismo en Argentina. Pero hay otro dato que me impresiona: murió el mismo año en que lo hice hablar de su trabajo, de sus fotos, del Cordobazo, en que incluso nos abrimos un vino cuando el desayuno se hizo almuerzo, y brindamos cuando descubrimos que habíamos nacido en la misma fecha.

     

    Hay que brindar entonces, brindar por Barbey y sus fotos de París en el 68, por Nilo y su tipo tirando la piedra en Córdoba al año siguiente. Brindar por los comienzos del camino, y también por los finales, por las filiaciones inesperadas, las antorchas que pasan de mano, por los encuentros, las despedidas y las casualidades. Y brindar también por los días que no se escapan sino que se viven y siguen vivos, esperando su brindis y el piedrazo para hacer esa historia que siempre se hace y no viene hecha. 



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    Carolina Píparo: pedidos de renuncia por no asistir a sus víctimas | Crecen los repudios contra el accionar de la diputada macrista



    La diputada macrista Carolina Píparo quedó en el centro de los pedidos de renuncia a sus distintas funciones por haber atropellado junto a su marido a dos jóvenes y luego fugarse sin atenderlos. La Red Nacional de Familiares de Víctimas de Tránsito repudió su accionar y pidió que “dé un paso al costado” en su cargo de secretaria de Asistencia a la Víctima de la Municipalidad de La Plata. “Hizo todo lo contrario a lo que debería haber hecho”, dijo una de las referentes de la Red. Los concejales del FdeT se sumaron a ese  pedido. Y desde el Frente de Todos hubo reclamos también para que renuncie a su banca en la Legislatura provincial.  Mientras crecían las críticas al accionar de Píparo durante y después del episodio, los abogados de las víctimas pidieron la detención de su esposo, Juan Ignacio Buzali, al considerar que su libertad puede significar el entorpecimiento de la causa. De hecho, los letrados denunciaron que ya hubo encubrimiento al matrimonio Píparo-Buzali por parte del municipio platense. 

    Por su parte, en su primera declaración pública a tres días de lo sucedido, Píparo salió a victimizarse y dijo que lo ocurrido fue “un accidente”. Insistió en que antes de atropellar a los dos motociclistas, ella y su esposo fueron víctimas de un robo. Su abogado, Fernando Burlando, aseguró que la pareja actuó llevada por “una situación emocional” y admitió que “cuando se actúa bajo situaciones emocionales, se toman las peores decisiones”. Fuentes del municipio platense le dijeron a la agencia Télam que Píparo pediría una licencia en el cargo que ocupa allí.

    Ayer también, mientras crecían los cuestionamientos hacia la actitud de Píparo, la Justicia allanó el Centro de Operaciones y Monitoreo de la Municipalidad de La Plata en busca de los videos completos de las diversas secuencias ocurridas en la madrugada del 1º de enero (ver aparte). Es que los videos entregados por el municipio no hicieron más que alimentar las sospechas de un eventual encubrimiento por parte de las autoridades municipales a la pareja Píparo-Buzali. El abogado de Luis Lavalle, una de las víctimas, denunció que las filmaciones fueron adulteradas para favorecer a la diputada macrista y su marido.

    Hay además varios hechos que alimentan esas sospechas: el secretario de Seguridad platense, Darío Ganduglia, fue en busca de la pareja momentos después del hecho. Y a Buzali no se le hizo el test de alcoholemia en el momento, como indican las normas, sino recién diez horas después.

    Todo ese cúmulo de irregularides motivaron a diversos referentes de organizaciones vinculadas a la seguridad vial y las víctimas de accidentes de tránsito a repudiar los comportamientos de Píparo tanto durante la noche de los hechos como los días siguientes. 

    La Red Nacional de Familiares de Víctimas de Tránsito pidió formalmente que Carolina Píparo “dé un paso al costado” como funcionaria municipal vinculado a la asistencia a las víctimas. “Su deber era quedarse y asistir a los lesionados por el accionar imprudente de su esposo”, señalaron en un comunicado. “Ella ya reaccionó y reaccionó mal. Hizo todo lo contrario a lo que debería haber hecho. Ahora lo mejor sería que se aparte del cargo”, señaló Teresa Mellano, referente de la agrupación Estrellas Amarillas (ver aparte).

    Por su parte, el diputado bonaerense Guillermo Escudero, del Frente de Todos, señaló que la actitud de Píparo merecería su renuncia en la Legislatura provincial.  “En el mejor de los casos, según el Código Penal, estamos hablando de lesiones culposas y abandono de personas, pero los abogados de las víctimas están pidiendo que se caratule como doble homicidio en grado de tentativa”, le dijo a Página/12.

    El diputado impulsó también un pedido de informes para que el intendente de La Plata, el macrista Julio Garro, explique la actuación que tuvo en el caso su secretario de Seguridad, Darío Ganduglia. “Lo que queremos saber, es si Garro envió a a Ganduglia para que se reuniera con Píparo y su marido minutos después de lo ocurrido” con los dos motociclistas que fueron atropellados.

    Píparo, en su primera declaración pública, dijo que esperó tres días “para reponerme y poder mostrarles a mis hijos que su papá y su mamá estaban vivos y bien”. Dijo que escribía “con dolor por lo que me tocó vivir estos últimos días” por tener que “volver a ser víctima de un robo a mano armada, con 6 delincuentes rodeando tu auto”. Hizo referencia así al robo que dice haber sufrido antes de atropellar con su auto a los dos jóvenes que, según voceros judiciales, no tienen nada que ver con los ladrones a los que ella dijo que salieron a perseguir.

    “Vimos a las personas que para nosotros nos habían asaltado, pretendimos ayudar a que la policía los encuentre y que no le pase a otra persona lo que me había ocurrido a mí”. En esas circunstancias “tuvimos un accidente en el que dos personas resultaron heridas y una tuvo que recibir lamentablemente cinco puntos de sutura”.

    Agregó que “además del horror de lo que nos pasó, me tocó leer y escuchar una sarta enorme de mentiras y barbaridades que se dijeron sobre mi familia y sobre mí”. Consideró que hubo “operaciones de todo tipo: desde poner en duda el robo que sufrí a manos de 6 motochorros, desacreditando a los vecinos mismos que llamaron al 911 para ayudarme, hasta inventar, entre muchas otras cosas, que mi marido es funcionario público, drogadicto, que intentó escapar, cuando fue él quien buscaba y finalmente encuentra a la policía mientras yo todo el tiempo pedí auxilio al 911”.

    Eludió dar otros detalles, dijo, para no interferir en las dos causas abiertas, una por el robo que ella denunció y la segunda por el “accidente” en el cual fueron heridos dos jóvenes. Hizo alusión también al robo que sufrió hace diez años y a consecuencia del cual perdió luego un embarazo. Dijo que con su marido están “a disposición de la justicia, como corresponde, que en definitiva será la que dictamine sobre el robo que sufrí y el accionar de mi marido en el accidente”. Hasta el momento, las sospechas apuntan a que no hubo tal “accidente” sino un atropellamiento del que Píparo y marido se fugaron sin asistir a sus víctimas



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    Es verdad, es LEY  




    Es verdad, es LEY  



    Fuente link:

    Categorías
    Argentina Sociedad

    Los faros abandonados más lindos del mundo | Estructuras arquitectónicas que provocan fascinación



    Pocas estructuras arquitectónicas creadas por el hombre provocan tal fascinación como los faros. Altos e imponentes se erigen frente en las costas para guiar a los navegantes a puerto, formando parte de paisajes evocadores, a veces agrestes y, en otras ocasiones, idílicos.

    Incluso aquellos que ya no están en funcionamiento conservan todo el encanto. Tanto es así que los viajeros y artistas no dudan en acercarse a descubrirlos y convertirlos en protagonistas de sus fotografías, dibujos o pinturas. Entre ellos se encuentran los que te traemos hoy, algunos de los faros abandonados más bonitos del mundo cuya visión siempre nos hace soñar.

    6 – Faro de Talacre (Gran Bretaña)

    Situado en la costa norte de Gales, el faro de la playa de Talacre, también conocido como el faro de Ayr, se construyó en 1776 y estuvo en funcionamiento hasta 1840. Desde entonces, su aspecto ha sido objeto de algún que otro cambio, pero ni el abandono ni el olvido ha provocado que pierda su encanto. Muchos son los que acuden a descubrirlo, con sus 18 metros de alto y 5,4 metros de diámetro. Desde cada una de sus plantas se observan hermosas panorámicas de la costa y la playa.

    5 – Faro de Aniva (Rusia)

    Uno de los faros abandonados más bellos y espectaculares del mundo es el faro de Aniva, que se alza sobre la roca Opásnosti junto a la isla de Sakhalin, en Rusia. Se trata de un faro de propulsión nuclear que se encuentra abandonado. Los saqueos, el paso del tiempo y la inaccesibilidad de su ubicación le han otorgado ese aspecto de película que hoy en día nos ofrece.

    Fue construido en 1939 por los japoneses y, tras la Segunda Guerra Mundial, se instaló en él un Generador Termoeléctrico de Radioisótopos (RTG). A causa del 75 aniversario del fin de la guerra, unos jóvenes por iniciativa propia accedieron en el año 2020 hasta el faro de Aniva para iluminarlo y enarbolar la bandera rusa.

    4 – Ribjer Knude (Dinamarca)

    Cuando se habla de los más hermosos más faros en desuso, siempre hay alguien que termina mencionando el faro danés Rubjer Knude. Y con toda la razón. Se encuentra en la península de Jutlandia y comenzó a funcionar en el año 1900, rodeado de un sistema de dunas que terminó por apoderarse de todo el entorno. Las dunas crecieron tanto que de los 23 metros del faro, en 1968 solo eran visibles 15 metros, por lo que hasta se inhabilitaron las principales entradas. En consecuencia, dejó de estar en funcionamiento. Ahora es uno de los símbolos turísticos de la zona.

    En el año 2019 el faro de 720 toneladas de peso fue movido tierra adentro para alejarlo de la orilla del mar con la intención de protegerlo, ya que de seguir donde se encontraba se estimaba que caería en el año 2023.

    3 – Faro de Tillamook Rock (Estados Unidos)

    El faro de Tillamook Rock o de la roca de Tillamook se encuentra en el estado de Oregón, en los Estados Unidos. Se trata de otro de esos faros decimonónicos preciosos que dejó de utilizarse en 1957. La imagen que constituye es de lo más hermosa, construido sobre una roca a un par de kilómetros de la costa, y batido por las olas durante los temporales.

    La particular ubicación del faro de la roca de Tillamook y el frecuente oleaje que la azota es lo que contribuye a su espectacularidad. Resulta visible sin problemas desde la costa, aunque es aconsejable llevar unos prismáticos.

    2 – Klein Curazao (Antillas Holandesas)

    Situado en una pequeño isla del Caribe, con aguas turquesas y playas idílicas, el faro de Klein Curazao vigila la costa desde el año 1850, aunque fue reparado en varias ocasiones al haber sufrido desperfectos por tormentas y huracanes.

    El encanto de este faro que durante tanto tiempo ha estado en el olvido, tal y como refleja su estado de conservación, sigue siendo indiscutible. La isla además cuenta con otra parada turística: un barco abandonado que también provoca las delicias de los fotógrafos. Son frecuentes las excursiones en botes hasta este lugar, para pasar la jornada, conocerlo y practicar snorkel.

    1 – Whiteford (Gran Bretaña)

    Si por algo llama la atención el faro Whiteford es por su material de construcción y su particular silueta, la cual lo hace único. Con 13 metros de altura, fue levantado en 1865 y su estructura está fabricada en hierro fundido. Es la única torre de este tipo que se encuentra barrida por las olas en toda Gran Bretaña, aunque puedes llegar hasta él cuando baja la marea, ya que se ubica a menos de 2 kilómetros de la orilla del mar.

    El faro Whiteford estuvo activo hasta el año 1920, cuando un faro más moderno se levantó en las proximidades. Ahora es una visita obligada si acudes a esta zona de la península de Gower, al sur de Gales.

    De Público, especial para Página/12





    Fuente link: