Categorías
Argentina normal

¿Big Data o Pecho Fríos? La increíble historia del Brentford | El equipo creado por algoritmos perdió todos los partidos clave y no ascendió



Más allá de la campaña del Leeds de Marcelo Bielsa, la segunda división inglesa tuvo otro equipo sensación que se quedó en las puertas del ascenso a la Premier League, después de terminar tercero en el torneo y perder la final de la Liguilla por la última plaza por 2-1 ante el Fulham en tiempo suplementario: el Brentford, equipo creado a partir de algoritmos, estadísticas y minuciosos estudios de mercado. Bajo esos parámetros consiguió ser el equipo más goleador del torneo y tuvo la misma diferencia de tantos que el Leeds, pese a haber sumado 12 puntos menos.

Lo llamativo, o tal vez no tanto, es que las estadísticas no marcarán lo que fue la debacle del Brentford: perdió los tres partidos más importantes de la temporada, que de haber ganado al menos uno, le hubiese permitido subir a la máxima categoría. Después de vencer los siete encuentros tras la reanudación de la pandemia, en la penúltima fecha podía superar al West Bromwich para quedar segundo en puestos de ascenso, pero perdió 1-0 ante el Stoke City (15°). En la última jornada, si le ganaba Barnsley subía, pero cayó 1-0 de local. El martes, en Wembley, dilapidó la última oportunidad ante el Fulham. Y lo más paradójico es que el gol que lo privó definitivamente del ascenso llegó de una manera que ninguna Big Data hubiese predicho jamás: un tiro libre directo al arco desde más de cuarenta metros y más cerca del lateral que del centro del campo.

Con el partido empatado 0-0 y en la última jugada del primer tiempo suplementario, el Fulham tenía un tiro libre a favor desde un costado que no aparentaba mayor peligro. Sin embargo, Joe Bryan amagó enviar un centro y pateó fuerte al primer palo, para sorprender al descolocado arquero David Raya. Allí empezó a esfumarse la última ilusión, justo por responsabilidad de uno de los productos más exitosos del modelo.

Raya, apellido sugestivo si se mira el gol, es un arquero español de 24 años que no atajó en primera división en su país y que de muy joven arribó al fútbol inglés, para jugar en las divisiones inferiores del Blackburn Rovers. Tras llegar al primer equipo, fue titular en la temporada 2018/2019, aunque perdió el puesto en los últimos cuatro partidos y quedó relegado al banco de suplentes. Su perfil encabaja perfecto para el algoritmo de compra y venta de futbolistas del Brentford: jugador joven, con relativa experiencia, con cotización momentáneamente en baja y con una muy posible revalorización.

Comprado en 1,5 millones de euros en el mercado pasado, sus buenas actuaciones en Brentford lo potenciaron y hoy su ficha está estimada en cuatro millones, de acuerdo a la web Transfermarket. Un éxito absoluto del Big Data creado por Matthew Benham, el multimillonario dueño del club que logró su fortuna tras descifrar como funcionaba el negocio de las apuestas deportivas y crear su propia empresa. 

El boom del modelo de Benham tiene similitudes a la estrategia mostrada en Moneyball, la película protagonizada por Brad Pitt basada en la historia de Billy Beane, el gerente general del equipo Oakland Athletics de las Grandes Ligas de Béisbol que se basaba en las estadísticas avanzadas para contratar jugadores. El propio Benham dice odiar la comparación porque asegura que su método es más complejo, ya que los datos están leídos en función de proyectar el futuro y no mirar el pasado. Y, es justo decirlo, su incidencia en la evolución del equipo es innegable. Pasó de la cuarta división a pelear el ascenso a primera en menos de diez años. El modelo Brentford está replicado en Dinamarca, donde Benham compró al humilde Midtjylland FC, con el que ganó tres de las última seis Superligas locales (2015, 2018 y 2020).

En la práctica, también hay resultados innegables. La temporada pasada, el equipo tenía un marcado déficit aéreo. El método Benham sugirió la contratación de Ethan Pinnock, descarte del Barnsley, y del sueco Pontus Jensson, aquel defensor clave en el primer año de Bielsa en el Leeds, pero marcado después de intentar evitar un gol del Aston Villa cuando el técnico había ordenado dejarse empatar tras haber convertido con un rival lesionado. Con Pinnock y Jansson, Brentford fue el tercer equipo de mejores números en centros aéreos, con casi el 53 por ciento de los duelos ganados.

Al Brentford no le alcanzó con los algoritmos para lograr el ascenso. (Brentford)

“Realizamos una tabla con todos los equipos del continente y vemos los clubes que están por encima del Brentford. De ahí, vemos los jugadores que podemos contratar de los equipos que están por encima”, explicó a Bleached Report Rasmus Ankersen, uno de los directores del Brentford, sobre la política de fichajes. Así pudo conformar la BMW, la temible delantera que conforman el argelino Saïd Benrahma, el francés Brian Mbeumo y el inglés Ollie Watkins, que se combinaron en la campaña recién terminada para 59 goles y 21 asistencias. 

Benrahma, de 24 años, llegó en 2018 proveniente del Niza a cambio de 1,7 millones de euros. Tras la actual campaña con 17 goles y diez asistencias, su cotización asciende a 10,5 millones. Mbeumo, que esta semana cumplirá 21 años y es el fichaje más caro de la historia del club, arribó para desde el Troyes en 6,5 millones y su precio actual se estima en 8,5 millones, tras lograr 16 goles y ocho asistencias. Y Watkins, de 24 años, fue comprado en 2017 al Exeter en 2 millones y, después de sus 26 goles y tres asistencias en la temporada, su pase vale 12 millones. 

No importará demasiado lo deportivo si alguna de las figuras es tentada por un club más grande: será vendido. Así pasó con el Neal Maupay, el francés de madre argentina que era la estrella del equipo hasta la temporada pasada y que fue cedido al Brighton en 22 millones de euros, tras haber sido comprado en dos millones al Saint Etienne dos años antes. Son los conceptos que dispone su estructura, con tres planos diferentes. Para el corto plazo están los directores técnicos que trabajan en el día a día, en el mediano plazo -compra  y venta de jugadores- la responsabilidad es de los directores de fútbol, mientras que Benham lidera la dirección general, abocada al largo plazo.

En el modelo hay nula injerencia de las divisiones formativas, ya que para el Brentford es mucho más económico comprar jóvenes talentos que formarlos. De hecho, la Academia de formación fue anulada en 2016, después de que el Manchester City y el Manchester United les soplaran por un puñado de libras a Ian Poveda y Josh Bohui, respectivamente, dos de los mejores juveniles de su cantera. 

El otro concepto innovador tiene que ver con el juego en sí, el denominado “expected goals”. Básicamente, el concepto busca optimizar la cantidad remates necesarios para meter un gol. Por eso, en el campo de entrenamiento solían pintar zonas desde no se debía patear al arco, porque la probabilidad de anotar un gol eran bajas. Seguramente, para la Big Data, el tiro libre de Joe Bryan al arco desde ese sector del campo era totalmente inútil, porque el porcentaje de éxito era nulo. Pero hasta ahora, en el fútbol todavía cuenta el factor sorpresa. Por eso, el Fulham celebra su ascenso. Y el Brentford, lo sufre.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Jamie Vardy, un verdadero obrero del gol | El máximo artillero de la Premier trabajó en una fábrica y usó un brazalete electrónico



Ni el Kun Agüero con el Manchester City, ni el egipcio Mohamed Salah con el Liverpool, ni el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang con el Arsenal ni la estrella de la selección inglesa, Harry Kane, con el Tottenham. Tampoco un jugador del Manchester United o el Chelsea, los otros grandes del fútbol inglés. El máximo goleador de la Premier League resultó Jamie Vardy, el delantero del Leicester que fue obrero de una fábrica, que tuvo que llevar un brazalete electrónico para que la policía pudiera monitorear que estaba en su casa en el horario acordado y que de chico fue rechazado en el club de su ciudad, Sheffield, por ser muy pequeño para ser centrodelantero.

Por más que no pudo anotar goles el domingo en la derrota 2-0 ante el United, los 23 tantos que Vardy tenía acumulados le alcanzaron para consagrarse como máximo artillero de la Premier, por delante de Aubameyang y de Danny Ings, del Southampton. Su aporte goleador le valió al Leicester un puesto en la Europa League, que podría haber sido en la Champions si el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) no le perdonaba al Manchester City la sanción de no poder competir en Europa por haber violado el fair play financiero. 

A los 33 años y por más que se mantiene en su pequeño club desde 2012, cuando militaba en la segunda división, Vardy se convirtió en un goleador de renombre, por su capacidad para resolver frente al área rival. Pese a que mide 1,78 metros es un buen cabeceador, es implacable para definir con ambas piernas, patea penales y, como buen delantero de oficio, es oportunista para aprovechar los rebotes cerca del arco. Con ese combo, ya superó los 100 goles en la Premier pese a no jugar en un equipo grande.

Sin embargo, este presente de estrella dista bastante de su realidad hace una década, cuando militaba en la séptima división, en un equipo amateur, y debía combinar el fútbol con su puesto de obrero en una fábrica de férulas plásticas. A los 16 años, el Sheffield, club del que era hincha, lo excluyó de su plantel porque era demasiado pequeño. Sin mejores oportunidades, Vardy fue fichado por el Stocksbridge Park Steels, de la séptima división, donde mostraba su talento, su carácter irascible y sus problemas con el alcoholismo: el paquete completo traía goles y expulsiones, que le valieron cierta fama de pendenciero. “Siempre era el primero en llegar al entrenamiento y el último en irse”, desmintió el presidente del Stocksbridge, Allen Bethel, que lo consideraba “la alegría de la fiesta”, por su buen humor.

Sin embargo, una pelea en un club nocturno lo llevó ante los tribunales, donde fue encontrado culpable y su incipiente carrera comenzó a peligrar. Condenado a portar un brazalete electrónico que probara su paradero a toda hora durante seis meses, Vardy debía estar en su casa después de las 18:30, horario que muchas veces lo obligaba a jugar sólo los primeros tiempos o, incluso, perderse algún partido. Por eso, el Sheffield United, el otro club de su ciudad natal, desistió de apostar por el joven goleador.

Su siguiente club resultó el Halifax Town, equipo con el que alternaba los torneos de sexta y séptima división a nivel regional, aunque siempre rompiendo redes. De allí saltó al Fleetwood Town, con el que llegó a la quinta división, la más baja a nivel nacional, y allí captó la atención de las autoridades del Leicester, que lo vieron en un partido de Copa inglesa que jugó ante el Blackpool. Un millón de libras (1,2 millones de dólares) por un jugador semiprofesional de 25 años con antecedentes conflictivos no parecía ser una gran inversión, pero los “Foxes” apostaron por Vardy. Y con los años, aquella se debe haber convertido en una de las transferencias más redituables en la historia del fútbol. 

Si bien le costó hacer pie en la primera temporada con el Leicester, Vardy fue tomándole el gusto al profesionalismo, comenzó a cambiar sus hábitos alimenticios y dejó atrás sus problemas de alcoholismo. En su segunda campaña consiguió 16 goles y aportó para el regreso del equipo a la Premier League, en 2014. Ya en la máxima división, su explosión se dio en la campaña 2015/2016, cuando sus 24 tantos sirvieron para que el equipo conducido por el italiano Claudio Ranieri sorprendiera al mundo y se consagrara campeón por delante de sus gigantes rivales. En aquel torneo logró un récord de 11 partidos seguidos anotando goles, dejando atrás una legendaria marca del holandés Ruud van Nistelrooy, aunque un penal fallado en la penúltima jornada le impidió igualar Harry Kane como máximo artillero del certamen. Este domingo tuvo su revancha.

Más allá de las ofertas que le llegaron -el Arsenal llegó a ofrecer 20 millones de libras por su pase-, Vardy le juró fidelidad al club que le dio aquella oportunidad hace casi una década y que le permitió llegar a la selección inglesa, donde anotó siete goles en 26 partidos. Con contrato hasta 2022, cuando tenga 35 años, Vardy se dio el gusto de ser el segundo delantero inglés en liderar la tabla de goleadores de la Premier en las últimas dos décadas. Nada mal para un auténtico obrero del gol.





Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Manuel Lanzini: “Los jugadores de fútbol vivimos situaciones que nos hacen madurar más rápido”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/manuel-lanzini-los-jugadores-de-futbol-vivimos-situaciones-que-nos-hacen-madurar-mas-rapido

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Atalanta: la belleza entre el dolor

https://www.tiempoar.com.ar/nota/atalanta-la-belleza-entre-el-dolor

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Deportes

Guardiola sobre Bielsa: “Será increible tenerlo en la Premier” | El técnico del Manchester City celebró el ascenso del Leeds



El español Josep “Pep” Guardiola, entrenador del Manchester City, consideró este lunes que será “increíble” tener a su colega argentino Marcelo Bielsa en la próxima temporada de la Premier League, luego del ascenso que obtuvo al frente del Leeds United

“Bielsa es muy especial. Creo que será increíble tenerlo en la Premier League la próxima temporada”, dijo Guardiola en la conferencia de prensa previa al partido que su equipo disputará el martes ante Watford por una nueva jornada de la Liga inglesa.

“Marcelo es uno de los entrenadores más influyentes. El conocimiento no depende de los trofeos que ganas. Los jugadores juzgan al entrenador por su conocimiento“, agregó “Pep”, que días atrás también había saludado a Bielsa por el ascenso.

“Felicidades al Leeds, no solo a Marcelo Bielsa. El Leeds es un club histórico. Después de 16 años han vuelto. Será bonito ir y jugar en su estadio. Hicieron un trabajo excepcional, no era fácil. Casi lo consiguen la temporada pasada y eso muestra lo regulares que son”, completó Guardiola.

Luego de la eliminación del sábado ante Arsenal en la semifinal de la Copa FA tras perder con Arsenal (2-0), Manchester City, con el argentino Nicolás Otamendi, visitará el martes desde las 14 a Watford, el equipo de Roberto Maximiliano Pereyra e Ignacio Pussetto, que hace dos días se quedó sin entrenador tras el despido de Nigel Pearson.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Bielsa: el título del técnico obligado a reafirmar su relación con la victoria

Bielsa: el título del técnico obligado a reafirmar su relación con la victoria

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Esto no es fútbol

Esto no es fútbol

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Segurola: “El Barcelona rodeó a Messi de un vacío abismal y agotador”

Segurola: “El Barcelona rodeó a Messi de un vacío abismal y agotador”

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La respuesta al fútbol-negocio: fundan nuevos clubes ante el boom de inversiones privadas en Inglaterra

La respuesta al fútbol-negocio: fundan nuevos clubes ante el boom de inversiones privadas en Inglaterra

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La pandemia racista: el virus que sí se ve a través del deporte

La pandemia racista: el virus que sí se ve a través del deporte

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>