Domingo escalofriante en el MotoGP: Rossi se salvó por centímetros de una tragedia | El italiano esquivó la embestida de dos motos tras un accidente en el Gran Premio de Austria



No iba ni la mitad de la carrera cuando el MotoGP le heló la sangre a todas y todos: en la curva 3 del circuito austríaco de Styria, Austria, un tremendo accidente hizo que Johann Zarco y Franco Morbidelli salieran lanzados de sus motos y que estas, girando despedidas a toda velocidad, cruzaran la pista y pasaran a sólo unos centímetros del italiano Valentino Rossi, quien se salvó de ser embestido por lo que pareció ni más ni menos que un milagro.

Lo que pudo haber sido una tragedia comenzó con un intento de sobrepaso de Morbidelli (Yamaha YZR M 1) sobre Zarco (Ducati Desmosedici GP19), ante lo que el francés frenó y la rueda delantera de uno y la trasera del otro se tocaron y los dos salieron disparados de sus motos. Las imágenes son escalofriantes.

Pero la secuencia dramática que paralizó la vuelta ocho del trazado de Red Bull Ring en Spielberg todavía no había terminado. Quienes se quedaron aterrorizados viendo cómo Morbidelli giraba y giraba golpeándose una y otra vez contra el piso mientras Zarco se levantaba lo más rápido que podía -porque había caído al borde de la pista-, no esperaban lo que aún faltaba.

Las motos de ambos pilotos, que habían salido despedidas, atravesaron el borde de la curva y volvieron a la pista lanzadas justo en el momento en el que Rossi (Monster Energy Yamaha MotoGP) aceleraba por esa parte del trazado. Las imágenes muestran cómo se cruzan en su camino el vehículo de Morbidelli primero, a unas pocas pulgadas del italiano, y enseguida detrás el de Zarco. Rossi salió ileso.

Allí enseguida hubo bandera roja y los pilotos accidentados -conscientes ambos, lograron ponerse de pie por sus propios medios- fueron sometidos a los chequeos médicos pertinentes, que, increíblemente una vez más, aseveraron que ambos están bien.

Será el recuerdo más relevante de esta quinta fecha de la categoría, en la que resultó vencedor el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Team), con un registro de 28’20.853, escoltado por Joan Mir (Team Suzuki Ecstar) y Jack Miller (Pramac Racing).

Rossi, después del milagro, finalizó quinto. “Sí, puede ser -contestó cuando le preguntaron si había sido el mayor susto de su vida sobre ruedas-. La moto de Morbidelli me rozó e incluso la de Zarco me pasó a pocos metros”. El italiano criticó duramente a Zarco por “frenar voluntariamente” delante de Morbidelli y causar el peligroso accidente  al comienzo del Gran Premio de Austria de MotoGP.

“Está bien que un piloto sea agresivo pues nos jugamos mucho, pero así estamos perdiendo el respeto por los adversarios. Practicamos un deporte muy peligroso y hay que respetar a tus rivales. No es una novedad que Zarco haga estas cosas”, explicó el siete veces campeón de la categoría elite. El hombre del milagro en Austria pidió que la dirección de la carrera tome medidas con el piloto francés y no ahorró metáforas sobre el riesgo que implica lo que vivió: “Hay que entender que nuestras motos, con estas velocidades, son balas. Estamos superando un poco el límite”.





Fuente link:

El espectacular accidente de Marc Márquez | El piloto español se fracturó el brazo y será operado el martes



El español Marc Márquez, seis veces campeón del mundo de motociclismo, sufrió este domingo una durísima caída en el Gran Premio de España de MotoGP, que lo llevará al quirófano por la fractura expuesta de su brazo derecho. La carrera disputada en el circuito de Jerez de la Frontera marcó la primera victoria en su trayectoria del joven francés Fabio Quartararo (Yamaha) 

Quartararo, primer francés en 20 años en ganar en la máxima categoría del motociclismo tras Regis Laconi en Valencia 1999, quedó por delante del local Maverick Viñales (Yamaha) y el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), que cerró de la mejor manera un fin de semana complicado.

Sin embargo, la imagen del fin de semana será la tremenda caída de Marc Márquez, quien tras un despiste en la cuarta vuelta quedó último y empezó una remontada espectacular que lo llevó al tercer puesto.

Pero en su afán por ir en busca de la victoria, el campéon tocó el pianito a la salida de una curva, a cinco giros del final, y voló por los aires, teniendo que ser asistido por los servicios médicos, que luego confirmaron la fractura de húmero en el brazo derecho, por la que será operado este martes en Barcelona.

Quartararo, de 21 años, había logrado la pole en la clasificación del sábado, pero en la largada fue sobrepasado por Viñales y Márquez, para quedar en el tercer lugar. El campeón del mundo, antes de que se cumpla el cuarto giro de la competencia, ya estaba líder tras superar a Viñales, pero todo cambió en la curva 4, cuando Márquez se despistó, para quedar en el último puesto tras su expedición por la arena.

Allí, con Quartararo aprovechando para ponerse líder, lo más atractivo de la carrera lo puso Marc Márquez, quien empezó su remontada. Faltaban 20 vueltas y era todo un golpe de efecto para el Mundial que el múltiple campeón no pudiera subirse al podio en la primera competencias tras el receso por la pandemia de coronavirus.

Pero el de Cervera fue subiendo escalón a escalón, hasta ponerse en la cola de Viñales, en la lucha por el segundo puesto, con un ritmo descomunal, que obligaba a Quartararo a tomar riesgos, pese a su ventaja. Pero no hubo final feliz para Márquez, quien en la salida de la curva 3 se enganchó con el pianito, trabó su moto y voló para impactar con el pavimento. 

Al quirófano otra vez

Márquez venía en franca recuperación de una operación en el hombro derecho en noviembre pasado, pero este martes deberá volver a pasar por el quirófano en la ciudad de Barcelona. 

La caída fue muy dura, tanto que Márquez se quedó de rodillas en el suelo, agarrándose con sus manos, con signos de evidente dolor. El seis veces campeón del mundo tuvo que ser retirado en camilla hasta el centro médico del circuito y, tras las pruebas, los doctores confirmaron una fractura completa en el brazo derecho, en la parte del húmero.

El piloto de Honda permaneció en observación hasta ser trasladado a Barcelona, donde será operado para fijar esta fractura que pone en peligro su lucha por el Mundial. A pesar de que no se ha hablado de plazos para su recuperación, lo más seguro es que Márquez no esté en la carrera del próximo fin de semana en Jerez, y es duda para el triplete que llegará dos semanas después.

Una lesión que pone en riesgo el título proyectado, porque en una temporada tan corta será muy difícil recuperar los puntos perdidos y cumplir los plazos de recuperación necesarios con tantas carreras seguidas. “A veces las cosas no salen como uno espera pero lo más importante es levantarse y seguir adelante”, escribió el piloto en sus redes sociales. “Ahora toca pasar por el quirófano el próximo martes y fijar la fractura del húmero”, completó Márquez, que prometió regresar a las pistas lo antes posible.





Fuente link: