Categorías
Argentina Economía

Presupuesto 2021: claves para volver a crecer | El proyecto de gastos y recursos del Estado nacional para el año próximo



El proyecto de Presupuesto 2021 contempla un crecimiento de la economía del 5 por ciento, lo que permitiría revertir parcialmente la caída esperada para este año, del 12 por ciento. También estipula que habrá un déficit fiscal del 4,5 por ciento, una inflación del 29 por ciento y una reducción de la carga de las partidas dirigidas al pago de la deuda pública, gracias al impacto positivo de la reestructuración de la deuda. Hay aumento del gasto público en obra pública e infraestructura.

El proyecto prevé que el consumo privado mejore en un 5,5 por ciento el año que viene, luego de la merma del 13,6 de 2020, mientras que el consumo público lo haría en un 5,5 (frente a la caída de 2,1 por ciento proyectada para este año). En tanto, la inversión repuntaría en un 18,1 por ciento, para recuperar en parte la caída del 25,6 de este año. Se espera que las exportaciones mejoren en un 10,2 por ciento y las importaciones lo hagan en un 16,3 por ciento, lo cual arrojaría un superávit comercial de 15.087 millones de dólares.

Prioridades

Entre los gastos del Estado nacional, el 65 por ciento se destinará al pago de jubilaciones y asignaciones sociales, programas alimentarios y de economía social. Los gastos de capital duplicarán su peso en el Presupuesto y pasarán a explicar un 2,2 por ciento del total, con especial presencia de las obras de saneamiento y cloacas.

Las partidas vinculadas al apoyo a la industria aumentarán un 117 por ciento en relación al Presupuesto 2019, gracias a las mejoras en gasto en capital, programas de crédito a pymes para inversiones, desarrollo de proveedores y parques industriales.

Las partidas que maneja el titular de la cartera de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, se elevarán en un 85 por ciento con respecto al año anterior. “Más del 50 por ciento de la obra pública estará orientada a la generación de mano de obra intensiva”, detalló el ex intendente de San Martín. 

En el caso de Desarrollo Social, la asignación de partidas subirá un 200 por ciento (sin contar la ampliación presupuestaria de este año), con un presupuesto total de 252 mil millones de pesos. Se dividirá en partes iguales entre asistencia alimentaria y planes de empleo. Para asistencia alimentaria habrá 115 mil millones de pesos. En tanto, el programa de empleo Potenciar Trabajo pasará de 57 mil millones de pesos a 113 mil millones, con la expectativa de crear 300 mil puestos de trabajo en el sector informal. Al presupuesto de Desarrollo Social también se le sumarán otros 6600 millones, debido al traspaso de la secretaría de integración sociourbana, que salió de la órbita del Ministerio de Desarrollo Territorial. Buscarán urbanizar 400 barrios por año, de los 4400 asentamientos que hay en el país, donde viven 4 millones de personas.

Agregados y cambios

El proyecto oficial sufrió una serie de agregados. El primero es la creación de un área aduanera especial para la provincia de Misiones, que gozará de exención impositiva. El segundo es el restablecimiento del artículo 77, que había sido enviado inicialmente por el Poder Ejecutivo, que luego fue eliminado, y que finalmente estará en el número 131. El artículo plantea que las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral se regirán por normas y principios del derecho privado, “sin perjuicio del control que corresponde al Congreso, a Auditoría General de la Nación y a la sindicatura de la Nación”.

El tercer agregado es el artículo 87, que establece un régimen especial de créditos para las distribuidoras de energía eléctrica que tuvieran deudas “razonables” con Cammesa o con el mercado eléctrico mayorista.

Entre los cambios, se destaca el agregado de 7 mil millones de pesos en subsidios para el transporte por fuera del área metropolitana, por lo que en el interior la partida ascenderá a 20 mil millones de pesos. Otro de los cambios fue el aumento del impuesto a las apuestas o juegos de azar, efectuados a través de cualquier plataforma digital. El tributo será del 5 por ciento sobre el valor bruto de cada apuesta. También se incorporó el Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento (Fonpec), con 230 millones de pesos. Además, se crea el Fondo Fiduciario para el Desarrollo de MiPyMES Tecnológicas (PyME-Tech).

El proyecto prevé también aumentar la cantidad de dinero destinado al Fondo Nacional del Manejo del Fuego, en el marco de los incendios en varios distritos del país. Para ese fin, se establece una contribución obligatoria del 3 por mil de las primas de seguros, excepto las de vida, a cargo de las aseguradoras.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Economía consiguió crédito y ganó oxígeno | Exitosa colocación del bono atado al dólar y nueva baja de la divisa



Los dólares financieros empezaron a retroceder esta semana. El dólar paralelo marcó una baja de 9 pesos en la rueda y terminó en 181 pesos. El lunes había disminuido otros 5. En el contado con liquidación también se registró la segunda jornada de baja. La cotización cerró en 162,97 pesos y marcó una merma de casi 3 pesos.

En el Ministerio de Economía avanzan con un conjunto de medidas diseñadas para contener y reducir la brecha cambiaria. Entre las iniciativas en esta dirección se licitaron bonos en pesos ajustados por tipo de cambio por un valor equivalente a 1660 millones de dólares.

De esta manera el Palacio de Hacienda recibió nuevo financiamiento por 129.084 millones de pesos. La colocación superó con margen el objetivo inicial de recaudar unos 80.000 millones de pesos. El vencimiento de estos títulos será en abril de 2022.

Desde el Ministerio de Economía también anunciaron la colocación de otros bonos en pesos ajustados por inflación y tasa badlar. El resultado fue que en la jornada en total se terminaron “adjudicando un total equivalente de 254.671 millones de pesos”, según un comunicado de la cartera a cargo de Guzmán. 

La cifra es más del doble respecto de los vencimientos que se registraron esta semana por 108.700 millones correspondientes a pagos de amortización e intereses de distintos instrumentos de mercado.

El objetivo de la emisión de bonos ajustados por tipo de cambio fue ofrecerle al mercado un instrumento de inversión alternativa, que ajuste en función del dólar mayorista, para bajar las presiones de dolarización en el mercado cambiario no oficial. En las últimas semanas hubo una disparada del contado con liquidación que ubicó la brecha en niveles cercanos al 130 por ciento. Ahora se encuentra en 110.

Emisiones en octubre

Desde el Palacio de Hacienda detallaron que en octubre “la Secretaría de Finanzas obtuvo fondos por 420.583 millones de pesos que permiten finalizar el mes con un financiamiento neto positivo aproximado de250.000 millones”. Esto representa un ratio de refinanciamiento de vencimientos (rollover) del 246 por ciento, el mayor del año.

Los bonos en moneda extranjera anotaron un importante incremento de precios. Se destacaron las subas del Bonar 2029, que es el título de vencimiento en más corto plazo que tiene la Argentina. Este martes aumentó un 6 por ciento. 

Los títulos venían de semanas con un fuerte retroceso de precios, lo cual llevó el riesgo país a 1549 puntos.

En el mercado especulan con distintos tipos de intervenciones de organismos públicos para empezar a calmar las expectativas. Desde recompra de bonos en dólares aprovechando que las paridades son bajas hasta venta de títulos en pesos con el objetivo de reducir la brecha.

En la modalidad de operaciones en pesos hubo bonos como el Bonar 2030 que llegaron a bajar este martes un 3,1 por ciento, lo que ayuda a reducir tensiones en el dólar financiero. Se destacó también la diminución en pesos del Bonar 2035 (-2,8 por ciento).

Las reservas internacionales siguen siendo una de las preocupaciones del mercado. Este martes volvieron a caer hasta los 40.140 millones de dólares. Se trata de una disminución de 120 millones de dólares en la jornada. Entre los operadores del mercado estimaron que hubo intervenciones por más de 60 millones de dólares. 

A pesar de la caída de la brecha cambiaria de las últimas jornadas, los exportadores continúan con incentivos a retacear la liquidación de la cosecha, en tanto que los importadores buscan adelantar lo máximo posible las compras de bienes en el exterior como mecanismos de dolarización al oficial.

Bolsa porteña

En la bolsa volvieron a registrarse fuertes retrocesos este martes. El índice Merval computó una merma de 5,6 por ciento y hubo acciones que perdieron más del 8 por ciento. Sobresalieron las bajas de bancos y compañías dedicadas al negocio de la energía.

Parte de los retrocesos se explican por la disminución de los dólares paralelos. En los precios en pesos de las acciones se encuentra implícita la cotización financiera del tipo de cambio.

En la bosla de Estados Unidos las empresas argentinas también marcaron una baja relevante, al disminuir hasta 8 por ciento. Una de las caías importantes fue la de la petrolera YPF, con una disminución del 7,9 por ciento. En el año pierde 71 por ciento. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

La gran apuesta de Guzmán para contener la demanda de dólares

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-gran-apuesta-de-guzman-para-contener-la-demanda-de-dolares

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El país

Hoja de ruta de Alberto contra la ofensiva devaluadora: las medidas que analiza | La mirada presidencial sobre los especuladores. 



El refranero económico autóctono predica que a veces los arbolitos (o el dólar blue) no dejan ver el bosque. Pero en determinadas coyunturas son el bosque, el problema inminente que jaquea a los planes oficiales y puede perjudicar a millones de argentinos.

Tenemos instrumentos para dar la pelea financiera pero estamos en desventaja para dar la pelea mediática”, dice el presidente Alberto Fernández a quien pueda oírlo. Está convencido de que el Estado podrá resistir una colosal corrida cambiaria promovida por jugadores diversos, todos poderosos. El diario Clarín juega a fondo en sentido contrario. Su edición del viernes opera a favor de la devaluación y la vaticina. Asegura que Fernández le dio quince días al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que arreglara la situación. Un ultimátum, reseñan. La única duda para el multimedio es quién devaluará: si Guzmán, su sucesor o “el mercado”.

Fernández replica con bronca desde Olivos que son todas mentiras, que “Martín” está firme, que cambiarlo sería un despropósito. El mandatario y el ministro concuerdan: no habrá devaluación. Están decididos, lo bien que hacen. La coalición que empuja en sentido inverso aduce que “los mercados” actúan frente a la incertidumbre política. Los gurúes charlatanes de quincho niegan el componente especulativo, atribuyen afán constructivo a “los mercados”. Alegan que es necesario consensuar un plan económico, reducir el gasto social. Y saber quién gobierna “si Alberto o Cristina”. La novedad de la etapa es el bullshit referido a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner a quien cuestionan si habla, si calla, si tuitea o si respira. Las movidas devaluatorias son, por el contrario, un clásico que incluye un programa económico: pérdida del valor adquisitivo del salario, inflación, transferencia regresiva de ingresos, gasto público en picada. Un golpe tremendo al contrato social prometido en campaña e insinuado en los primeros meses de gestión.

El Gobierno adoptó tácticas intermitentes, comandadas de modo sucesivo por el titular del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, y por Guzmán. Esta columna política no entra en tecnicismos que se confían a colegas especializados. Pesce apeló a lo que los economistas graduados en Harvard llaman “el palo”, pero sin conseguir disciplinar a los especuladores o inversores. Guzmán sustituyó al hombre y al sesgo. “Más zanahoria”, dirían los doctorados en Yale, incentivos o facilidades para que salgan los dólares y se descomprima la demanda. También creación de propuestas de inversión rentables en pesos, algunas linkeables con el precio del dólar. El efecto se palpará en los próximos días. La brecha cambiaria récord es nociva, el Gobierno pulsea con fuerza. Confía en ir bajando las cotizaciones no oficiales del dólar, llegar a un acuerdo temprano con el Fondo Monetario Internacional (FMI), activar el swap con China.

**

Las lógicas de la City: Las condiciones objetivas, machacan desde Hacienda o la Casa Rosada, mejoran: nada justifica la cotización alternativa del dólar. La economía real repunta, de modo constante aunque heterogéneo. Crece la recaudación impositiva, mes a mes. Sube el precio de la soja. Hay superávit comercial. Tras el canje con privados, no se está pagando deuda externa. La cotización oficial del billete verde acompaña al aumento de precios al consumidor.

Los datos no calman las tensiones cotidianas en la City, la demanda de divisas que convalida cualquier precio. Hay motivos financieros evidentes, también designios políticos.

Las cotizaciones no oficiales del dólar se fueron a la estratósfera. Va a la cabeza el apodado “dólar blue” al que antes se llamaba “paralelo” o hasta “negro” y que siempre fue ilegal.

La operatoria Contado con Liquidación (CCL, alias “contado con liqui”) mueve 30 millones de dólares diarios, calcula Guzmán. Muy por debajo del oficial pero con capacidad de propagación. Se trata de acuerdos lícitos entre privados en los que no interviene ni eroga divisas el BCRA. Pero las cotizaciones del dólar en los dos mercados (el opaco y el CCL) influyen en expectativas y comportamientos. El billete verde trepa vertiginosamente, nadie quiere desprenderse.

Los exportadores retienen las comodities en los silobolsas que funcionan como sustituto del arcaico colchón.

Los importadores adelantan compras imaginando que el blue traccionará al oficial. O, jugando dentro de los plazos legales, sacan anticipos de financiaciones para importar, los retienen.

Por doquier, en cualquier nivel, se stockea en gran escala, los negocios están atiborrados de mercaderías. Paolo Rocca, dueño y CEO de Techint, le comentó a Fernández que Siderca vendió en semanas recientes su récord histórico de chapa para mercado interno. Los corralones de materiales se nutren pensando en que hacen una diferencia y que ya vendrá la demanda. Fue durante un almuerzo en Olivos.

El CCL consiste en venta de bonos emitidos en pesos por otros cotizados en dólares, así se sale al exterior. De ahí que se hable de dólar fuga y que, tiempo atrás, se nombrara “pedal” al CCL. Los grandes Fondos de Inversión extranjeros se atiborraron de Lelic, Lebac y otros bonos emitidos durante el gobierno macrista para favorecerlo. Hoy en día se sienten acorralados en este suelo y con su moneda: desean volar hacia afuera, forrados con verdes. Perjudicar al Gobierno funciona como frutilla del postre, o como postre vaya usted a discernir.

**

Los plazos también corren: Cuando se cerró el canje con los acreedores privados, el Gobierno pensaba tomarse un tiempo para negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Sin vencimientos grandes con el organismo en el corto plazo, emergía un veranito sin pagos en divisas. El tsunami financiero cambió el clima y alteró el cronograma deseado. “Tenemos que cerrar el frente fiscal y el monetario antes de fin de año”, calibra el Presidente. Un acuerdo temprano con el FMI sosegaría ánimos, aspira, emitiría una señal.

La idea original, que pervive, es llegar a un Acuerdo de Facilidades extendidas por diez años, sin pagos hasta 2024. Pulsear firme por las condicionalidades. La titular del FMI, Kristalina Georgieva, difundió severas declaraciones sobre Argentina. Fueron leídas en los medios dominantes como una advertencia o un sosegate. El Presidente las interpretó de modo diferente, según confió a sus allegados.

La dupla Fernández -Guzmán, desde su llegada se mostró refractaria a recibir el pago pendiente que el FMI tenía pactado con el gobierno de Mauricio Macri. Pero la necesidad tiene cara de hereje, tal vez cambien de criterio. Hasta el cierre de esta nota, el Presidente insistía en que no lo desea. Pero ocurre que los meses venideros parecen eternidades. Los exportadores liquidan divisas masivamente en marzo, larguísimo plazo. El mes en que el oficialismo anhela tener la vacuna contra la covid-19, antes de que se produzca la segunda ola de contagios. Para amortiguarla, a diferencia de lo que sucede ahora en Europa.

Activar el swap con China forma parte de la hoja de ruta de AF.

Los fondos servirían exclusivamente para comercio con ese país dejando resto en las arcas fiscales para otras necesidades.

**

Velocidades diferentes: El Presupuesto se discutirá durante la semana en Diputados. El oficialismo calcula contar con mayoría ajustada tras negociar mejoras con legisladores de distintas provincias. Dicho toma y daca es habitual, se repite año tras año, forma parte de canjes democráticos, negociaciones por intereses. Sobran ignorantes en política que los descalifican aunque son legales y se desarrollan a la luz del día. Suena factible que los haya hasta último momento, en plena sesión.

El presupuesto 2021 es contenido, limita mucho el gasto social, no prevé fondos para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). El académico y periodista Miguel Magnasco escribió, atinadamente, al respecto: “Que el árbol de la ortodoxia no tape el bosque social”.

En el Gabinete, con el Presidente a la cabeza, se confía en un rebote rápido del PBI tras la segura caída de alrededor del 12 por ciento este año. Esa cifra es casi inexorable, las proyecciones expresan voluntad y lectura del escenario.

En el equipo económico conviven pensamientos distintos, con un tronco común. Sus integrantes cuentan que se debaten orgánicamente, con espíritu de equipo y sin estridencias. La excepción, claro, son las discusiones entre Guzmán y Pesce.

En materia de gastos, concuerdan los más heterodoxos y los más cuidadosos: es imposible mantener el nivel de emisión monetaria de 2020. “El crecimiento tiene que suplir en parte el rol del sector público”, podría ser la consigna.

En todo caso, el Presupuesto avanzará rumbo al Senado, más hospitalario para el oficialismo.

Cuesta compartir (y hasta entender) por qué sigue sin tratarse en la Cámara baja el “impuesto a las grandes fortunas”. Portavoces del Frente de Todos aseguran que será llevado al recinto en noviembre. Parece imprescindible en la coyuntura. El proyecto cierra por varios lados: si se aprobara podría significar el ingreso de fondos frescos en plena malaria. Se trata de una medida redistributiva, sensata para afrontar la crisis. Fácil de explicar y divulgar. Una gabela para apenas 10 mil multimillonarios, por una sola vez.

Tras el maltrato al Presidente y a Guzmán en el Coloquio de IDEA, tras la concesión de un blanqueo a los empresarios que “sinceren” fondos para aplicar a construcción, tras la zanahoria para los inversores de la City… sumaría un gesto progresivo con potencial recaudatorio.

**

Oxígeno, otras agendas: El pasado fin de semana arrimó buenas nuevas y oxígeno al Gobierno. La marcha del 17 de octubre demostró un impactante nivel de apoyo en todo el país y en surtidos estratos sociales.

La impresionante victoria del MAS en Bolivia comprueba vigencia del movimiento que lidera el ex presidente Evo Morales. Surge, revalidado como el ave Fénix, un gobierno afín en un país limítrofe rompiendo el cerco geopolítico. Se probó que la militancia existe, que la movilización da resultados, que la acción directa, combinada con la participación electoral funciona como herramienta virtuosa de los sectores populares.

La política internacional de AF, cuestionada por chavista desde afuera y por concesiva según algunos compañeros, contribuyó desde el vamos. Garantizó la vida y la libertad de Evo, concediéndole asilo luego. Argentina no cedió en ese terreno, demostró coherencia y coraje aún antes de la jura de Alberto Fernández.

La acción colectiva, el nuevo mapa regional, construyeron un inolvidable finde, alivios y alegría para el Gobierno. La consulta popular de hoy en Chile parece transitar el mismo rumbo.

El cercano envío del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) activa una agenda alternativa, de reconocimiento de derechos, honra una bandera de campaña (ver nota aparte).

De cualquier modo, en tiempos de pandemia el orden de prioridades coloca muy por arriba a las gestiones en salud y en economía… mucho más que en tiempos “normales”.

En ese contexto resistir a la ofensiva devaluadora es crucial.

Volvemos al principio, el poder de los adversarios es tremendo, impresionante el apoyo mediático que reciben o que les hace de vanguardia. Como escribió ayer en este diario David Cufré, “la devaluación no es una opción. Solo hay que evitar que ocurra”.

Alberto Fernández conoce los costos de una derrota en esta brega. Confía en capear la tormenta. Los próximos días, semanas como mucho, serán decisivos.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Cómo usa el mercado el dólar para presionar por una devaluación

https://www.tiempoar.com.ar/nota/como-usa-el-mercado-el-dolar-para-presionar-por-una-devaluacion

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El país

Equipo económico: con diferencias pero en buen clima | El gabinete en medio de las turbulencias



“Sé que la gente no lo cree, pero en el gabinete se trabaja con muy buen clima. Obviamente que tenemos diferencias, pero una vez que nos ponemos de acuerdo tiramos todos para el mismo lado”, definía uno de los integrantes del equipo económico el clima interno en medio de las turbulencias por el dólar. Ahora sí, claramente, es el ministro Martín Guzmán quien está a la cabeza de las políticas y los voceros del Banco Central se llamaron a silencio, a la espera de que la situación encuentre su cauce. Así las cosas, la visión mayoritaria era que, por ahora, no se producirá el tan meneado cambio de gabinete. Más que un enroque de nombres, hay quienes piden que con el oxígeno conseguido con el acto del 17 de octubre haya un relanzamiento del Gobierno con planes y objetivos concretos para encarar el año electoral.

El clima interno es bueno porque -sostienen- del presidente Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para abajo, en esta gestión predomina la gente amable y que no trabaja en la intriga de llevar y traer para complicar a alguien. Hubo diferencias de criterios entre Guzmán y el titular del Central, Miguel Pesce, que el Presidente zanjó. Los resultados no fueron los esperados y ahora la preeminencia la tiene el ministro de Economía, que desmienten que esté trabajando con plazos perentorios. “Son cosas que escriben en los diarios para presionar, pero no es el estilo del Presidente andar poniendo plazos”, sostenían en el equipo económico. 

Hay un frente sólido en torno a la idea de no devaluar ni ceder a la receta que buscan imponer desde los mercados. Insisten que no hay razones objetivas para ello, más alla de las presiones de los sectores exportadores y del comportamiento contagioso que se genera en estas ocasiones. Con su tono tranquilo y didáctico, Guzmán comenzó a aparecer en los medios en busca de echar un manto de calma a la situación, algo que varios reclamaban. El Presidente y Guzmán mantuvieron esta semana un almuerzo en Olivos con el titular de Techint, Paolo Rocca, con el objetivo de reestablecer puentes con el sector del empresariado que aparece más distanciado de la gestión. También hubo otro encuentro con Marcos Bulgheroni, el CEO de la energética Pan American Energy.

En cambio, lo que se suspendió fue la llamada mesa de los martes que reunía al Presidente y Cafiero con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el jefe de bloque de diputados, Máximo Kirchner, los ministros más políticos como Gabriel Katopodis y Wado de Pedro y algunos intendentes. Allí repasaban la agenda y evaluaban algunas medidas. “Está claro que Alberto prefiere mantenerse en el esquema radial, hablando con cada uno de manera personal”, analizaba un funcionario respecto a esa resolución.  

La vicepresidenta Cristina Kirchner, y el kirchnerismo en general, parecen mirar con alguna distancia las medidas que se vienen tomando en materia económica, lo mismo que las idas y vueltas respecto a algunas decisiones. Incluso, con diferencias respecto al proyecto de presupuesto al que ven demasiado preocupado en mantener los equilibrios, en un año en el que serán necesarios expandir los recursos para apuntalar una rápida reactivación. También sobre cuestiones de comunicación. Algunos ministros, se quejan, no defienden sus proyectos ni se conoce bien qué hicieron hasta ahora.

Respecto a estas críticas, un ministro reconocía diferencias entre quienes vienen de la política –como es su caso– y quienes no. “Me parece que les cuesta tener un registro completo de la situación, es como que se ocupan únicamente de lo que tiene que ver con su agenda del día”, comentaba sobre sus colegas. Ahora Guzmán salió a dar pelea pero la idea que queda en un sector del Gobierno es que la intervención se percibe demasiado light para sostener la pulseada en un momento tan complicado y con intereses tan pesados en pugna. “Esto de dar una conferencia de prensa, anunciar una medida y quedarse sentado esperando que dé resultado, da la sensación que no está funcionando”, comentaba un funcionario.

Más allá de estos diferentes puntos de vista, había una coincidencia en cuanto a que el Presidente no estaría evaluando ahora mismo un cambio de gabinete. “Está demasiado anunciado, aparecería como cediendo”, comentaba un ministro. Pero, en cambio, había quienes veían con más urgencia un reordenamiento de tareas en el elenco oficial y que se marque un objetivo claro. Si se quiere, un relato. “El kirchnerismo y, a su manera, el macrismo, lo elaboraron. Nosotros más o menos lo teníamos, pero nos agarró la pandemia. Ahora se desgastó, haría falta reinventar alguna cosa para ponernos a trabajar todos en esa línea”, comentaba un integrante del gabinete. 

El acto del 17 de octubre pasado, el resultado electoral en Bolivia y los eventos por el aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner, marcaban, eran elementos que al Gobierno le sirven para ganar sustento político y movilizar a dirigentes y militantes. “Obviamente es fundamental enderezar la economía, pero también tenemos que empezar a trabajar en otras ideas que sirvan para reunificarnos y lanzarnos de nuevo. Hay que pensar que pronto vamos a estar en campaña”, alertaba el funcionario. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Empresarios bancan a Guzmán pero piden un acuerdo con el Fondo

https://www.tiempoar.com.ar/nota/empresarios-bancan-a-guzman-pero-piden-un-acuerdo-con-el-fondo

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

Devaluación: Martín Guzmán da las tres razones para asegurar que esta vez queda descartada | Pará, pará, pará



La tapa de los diarios, los noticieros, los columnistas más renombrados y también los más ignotos, todo el aparato mediático opositor se mueve en una única dirección: impulsar la corrida cambiaria y la consiguiente devaluación. Para su sorpresa, el ministro Martín Guzmán no pierde la calma y repite una y otra vez que no pasará.

“¿Y por qué esta vez debería creerte que no habrá devaluación?”, le preguntó este viernes Alejandro Fantino, convencido de que cuando los economistas mediáticos anuncian la debacle no hay forma de evitarla.

Guzmán elige entonces su versión más didáctica: “¿Cuándo devalúan los países? Cuando se quedan sin dólares. ¿Y cuándo se quedan sin dólares? 1) Cuando tienen que pagar de golpe mucha deuda externa, 2) cuando importan más que lo que exportan y 3) cuando no hay forma de controlar que los pesos vayan al dólar. Eso hoy no nos pasa.”

Vayamos por partes

1)Cuando tienen que pagar de golpe mucha deuda externa.

“La deuda la reestructuramos –explica el Ministro–. El año que viene los pagos son prácticamente cero, no necesitamos dólares para pagar.”

2) Cuando importan más que lo que exportan.

“Hoy tenemos un superavit comercial robusto, unos 12 mil millones de dólares”, responde ante la incredulidad de Fantino que solo atina a preguntar qué es el superávit.

3) Cuando no hay forma de controlar que los pesos vayan al dólar.

“Por lo que pasó en los últimos años, el gobierno que nos precedió adoptó controles de capital. No puede ir cualquiera a comprar dólares. Eso quiere decir que tenés más control de las reservas, por lo que podemos manejarlas, y las reservas que tenemos nos alcanzan”, desarrolla Guzmán hasta que Fantino lo interrumpe: “Pará, pará, pará… ¿vos estás tranquilo con las reservas que hay?” “Sí, claro –responde el ministro–. Con la situación de superávit comercial, sin tener que hacer frente a pagos de la deuda externa y con controles de capitales”.

Por las dudas, enseguida aclaró que la hoja de ruta indica que los controles se sacarán. ¿Cuándo? “Cuando tengamos más reservas, cuando hayamos logrado acumular más dólares”, concluye.

El problema del Contado con liqui

“Hay millones de argentinos que no saben lo que es el contado con liqui, y está bien, porque es algo muy sofisticado, pero se pone todo el día en el centro de la escena y eso empieza a generar esta ansiedad”, responde Guzmán ante el requerimiento de Fantino.

Enseguida vuelve a dar clase para explicar el verdadero alcance del problema planteado por el alza en su cotización. “El contado con liqui es un mercado para transacciones financieras y en el año 2016 empezó a haber mucha entrada de dólares, no para la economía real, no para invertir en una fábrica que genere empleo. Entraba para obtener un retorno de corto plazo. ¿Qué estaba pasando? Las lebacs entonces daban mucho interés. Entonces traían los dólares, los invertían en lebacs, cobraban los intereses, compraban más dólares y los sacaban del país. La famosa bicicleta financiera. En 2018 decidieron no prestarnos más y en 2019 se instrumentaron los controles de capitales y no se pudieron ir. Desde entonces, han ido saliendo, goteando, por este mercado que se llama contado con liquidación. No es un mercado para la economía real. Son unos 30 millones por día, para la macroeconomía eso no es relevante, no implica ninguna pérdida de reservas. Si le damos mucha bolilla es por lo que genera en las expectativas de la gente y de las empresas que ven esa brecha ancha y piensan que puede haber problemas en el dólar oficial”, tranquiliza el ministro.

¿Cuál es el dólar relevante?

Para responder a esa pregunta Guzmán empieza por desmontar el argumento más común de los adoradores del “dólar blue”: es el que fija los aumentos de precios. Sin ir más lejos, Fantino confiesa que él se guía por esa pantalla para saber cómo anda la economía.

Los precios se vienen moviendo no con el dólar blue, no con el dólar ccl, se vienen moviendo con el dólar oficial”, le señala el ministro. Miremos los datos, en los últimos 10 meses la inflación está yendo de la mano con el tipo de cambio oficial”, cerró.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Guzmán reiteró que “no va a haber devaluación” | Definiciones del ministro de Economía



El ministro de Economía, Martín Guzmán, descartó la posibilidad de una devaluación del peso y sostuvo que “esa expectativa no se condice con la situación que atraviesa el frente externo”. Dejó claro que “las riendas (de la economía) las tiene el presidente” Alberto Fernández y llamó a todos los sectores a tener “responsabilidad” en los mensajes que se dan, porque “la grieta tiene un costo económico”.

“Más allá de la situación compleja, tenemos instrumentos para manejar la política cambiaria, que da referencia de precios”, dijo y puntualizó que la clave es que “lo (que ocurra en el mercado) financiero no contagie” la economía real, puntualizó el funcionario. 

Guzmán confirmó también que el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de reforma tributaria, aunque no especificó la fecha, y anunció además que en breve se lanzará un “programa fiscal plurianual” de tres años acordado con el Fondo Monetario (FMI), que se planificará una reducción del déficit fiscal y que será tratado en el Parlamento.

“No va a haber una devaluación”

Durante una entrevista por Radio con Vos, el titular del Palacio de Hacienda reconoció que hay oscilaciones en la brecha cambiaria pero puntualizó que ello “no se condice” con la situación en la que se encuentra la economía real.

“Tenemos una brecha cambiaria muy elevada pero también superávit comercial, no hay pagos de deuda externa y, a pesar de lo que se dice, hay 41 mil millones de dólares de reservas”, por lo tan to, “la expectativa de devaluación no se condice con la situación que enfrentamos en el frente externo”, explicó.

El mismo sentido aseguró que en ese contexto y a pesar de la brecha cambiaria, el Gobierno “tiene los instrumentos para continuar la política cambiaria”.

“Tenemos los instrumentos para continuar la política cambiaria que llevamos adelante y no tener que hacer una devaluación” y “vamos a continuar con ritmo de apreciación del peso frente al dólar, reduciendo la inflación”, recalcó el funcionario.

Asimismo, el ministro cuestionó a quienes generan rumores sobre expectativas de devaluación y dejó claro que “el tipo de cambio paralelo no es el que corresponde” para definir el rumbo de la economía. “El Presidente marca la línea y nos abocamos a estabilizar la economía. Hora a hora se trabaja para estabilizar la economía y ponerla en el sendero de la producción”, afirmó.

No obstante, reconoció que la economía atraviesa problemas producto del impacto global de la pandemia de coronavirus y sostuvo que hay “desequilibrios para ir resolviendo”.

“La grieta tiene un costo económico”

La Argentina tiene “una coalición gobernante aunada en un objetivo concreto que es conducir una situación sin precedentes que es la pandemia, con un presidente que tiene las riendas”, dijo y llamó a la reflexión de todos los sectores, porque “la grieta tiene un costo económico”.

“Una sociedad fracturada es una sociedad a la que le cuesta tener una estabilidad en la economía”, dijo y aseguró que desde el gobierno nacional “no generamos ningún negocio con la grieta”. Remarcó que “si hay algo que el Presidente no quiere es que haya una grieta, porque la grieta cuesta”, y pidió “responsabilidad” a “la oposición, los empresarios y los medios”.

“Hay plan económico”

Martín Guzmán también salió al cruce de los sectores que dicen que el gobierno no tiene un plan económico. “Sí que hay plan. Todo se planea, todo se programa”. Lo que ocurre, explicó, es que “lo que en Argentina se llama ‘plan’ suelen definiciones de régimen cambiario, y eso no son planes”, criticó.

“Tenemos un gabinete económico trabajando de forma muy coordinada” y que persigue “el objetivo de estabilizar la economía Argentina”. Reconoció también que “cuando alguna medida no funciona, se revierte” porque “no nos vamos a agarrar dogmáticamente” de una medida”. “Estamos mucho más fuerte de lo que se dice en el frente externo, hay expectativas de devaluación que no vamos a validar”, completó.

Reforma tributaria y reducción del déficit

Durante la entrevista, el ministro reconoció que “el sistema impositivo argentino es regresivo” y apuntó que por ese motivo el equipo económico está trabajando en “una ley para darle simplicidad al sistema”.

Luego anunció que en las próximas semanas se anunciará un “posible financiamiento de la deuda pública”. “Además, vamos a anunciar un programa fiscal plurianual” de reducción del déficit y para el cual “estamos trabajando de manera muy seria y constructiva” don el FMI. Esta iniciativa será “enviada al Congreso de la Nación, porque es una política de Estado”.

“Grupo de bonistas minoritario”

Guzmán le dedicó un párrafo al pequeño grupo de bonistas que emitió un comunicado que fue amplificado por los medios más críticos al gobierno. Recordó que “un grupo más grande emitió otro comunicado despegándose” de ese grupo minoritario que “quedó herido” después del acuerdo alcanzado con más del 90 por ciento de loa acreedores.

También les envió un mensaje: “Las políticas económicas de la Argentina la definimos nosotros. Queremos empujar la recuperación económica al mismo tiempo que se ponen la cuentas en orden”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

A pesar de las presiones, Guzmán aseguró: “No va a haber devaluación”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/a-pesar-de-las-presiones-guzman-aseguro-no-va-a-haber-devaluacion

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original