Categorías
Argentina normal

El salida de Áñez de la carrera electoral expuso las contradicciones de la derecha  | Mesa y Camacho pelean por el voto antimasista en Bolivia



Las contradicciones de la derecha boliviana quedaron expuestas tras el anuncio de la presidenta de facto Jeanine Áñez de que bajaba su candidatura a la presidencia. “Si no nos unimos, vuelve Morales“, dijo Áñez en su discurso del jueves pasado. También pidió apoyar a un “candidato de la unidad” al que no le puso nombre y apellido. Las últimas encuestas muestran que Luis Arce, el candidato de Evo Morales, podría imponerse en la primera vuelta. En segundo lugar aparece el expresidente Carlos Mesa y detrás el santacruceño Luis Fernando Camacho. Para el politólogo Jorge Ritcher ninguno de los dos estaría dispuesto a abandonar la lucha electoral. “Mirando las encuestas, lo más útil para la derecha sería la renuncia de Camacho. Sin embargo el contexto post golpe le abrió la posiblidad de volver a posicionarse como líder en Santa Cruz”, sostuvo Ritcher.

La derrota de Áñez

El factor desencadenante para que Áñez retire su candidatura fueron los resultados de la encuesta realizada por la Fundación Jubileo. En ella fueron consultados más de 16 mil personas de áreas urbanas y rurales de todo el país. Los datos arrojaron que, sin contar los votos nulos, en blanco y ni a los indecisos, Arce se impone por un 40,3 por ciento, en tanto que Mesa obtiene un 26,2 por ciento. En el tercer lugar aparece Camacho con 14,4 por ciento. Para ganar en primera vuelta el candidato debe sumar más la mitad más uno de los votos, o llegar al 40 por ciento y tener una diferencia de más del 10 por ciento sobre el segundo. El escenario que arroja la encuesta para las elecciones del 18 de octubre prefiguran esta última posibilidad.

El sociólogo Juan Carlos Pinto señaló que detrás de estos sondeos hay grupos de presión que buscan forzar una alianza antimasista. “La oposición está dividida pero existe un think tank que los instruye para tomar medidas como la de Áñez. La encuesta de Jubileo ocupó ese rol. Estos sectores ya habían arreglado que el que tenía mayor intención de voto sería el que se presente, pero no lo cumplieron. Están más divididos que nunca”, sostuvo el analista boliviano. En esta línea Ritcher señala que la salida de Áñez muestra el fracaso de la fracción que se había cortado por la suya al posicionarla como candidata. “Los sectores más conservadores de Bolivia generaron el golpe del año pasado. El grupo de Áñez, al que yo llamo ´noviembrismo´, generó una ruptura en esta fracción para implementar su propio proyecto político”, señaló el politólogo. 

Las limitaciones de este sector quedaron expuestas en agosto, cuando el Tribunal Supremo Electoral (TSE) quiso prorrogar la elección sin pasar por el Congreso, como sí lo había hecho las veces anteriores. Ante esta situación los sectores del masismo, con la Central Obrera Boliviana a la cabeza, se volcaron a las calles pidiendo que se respete la fecha pautada para septiembre. “Áñez no pudo sacar a las Fuerzas Armadas ni a la policía para combatir los bloqueos. El resultado fue que el TSE y el gobierno tuvieron que promulgar una ley en la Asamblea para dejar fija la fecha del 18 de octubre. La movilización popular selló el fracaso del ‘noviembrismo´”, sostuvo Ritcher.

Mesa VS Camacho

Ante este panorama el interrogante es si Mesa o Camacho se sumarán al llamado de Áñez para impedir la victoria del masismo. Respecto a Mesa, que encabeza la lista del frente Comunidad Ciudadana, el politólogo y docente Marcelo Arequipa señaló que históricamente rehúsa hacer alianzas. “Creo que se va a mantener en esta suerte de inacción que lo llevó al segundo lugar en las elecciones del año pasado. Además se está en juego su prestigio, un elemento característico de cierta aristocracia boliviana. Mesa es señalado por su tibieza y eso le pesa. Bajarse lo haría quedar muy mal frente a su clase social más cercana”, sostuvo el docente de la Universidad Católica (UC).

Durante el golpe de octubre Camacho ocupó un lugar central que le permitió recuperar capital político en su pago. Santa Cruz tiene un peso electoral importante ya que es la ciudad más poblada de Bolivia con 2,3 millones de habitantes. Para Ritcher, Camacho no va a dejar pasar la posibilidad de cimentar ese poder en este departamento. “El año pasado no hubo un liderazgo en Santa Cruz. Ahora aparece Camacho con una cantidad de votos que le da un protagonismo fuerte y definitorio. Hay que recordar que en esta elección también se votan diputados y senadores. Si Camacho baja su candidatura va a perder esa representación en el Congreso, vital para seguir construyendo su proyecto a futuro. Sin embargo su capital político no logra trascender la zona de Santa Cruz”, sostuvo el politólogo. Desde su punto de vista, ante esta polarización, el principal afectado con la salida de la presidenta interina es Mesa. “Áñez tenía su mayor caudal de votos en Beni, de donde es oriunda, y Santa Cruz, donde Mesa tiene muy poca llegada, por lo que esos votos deberían volcarse hacia Camacho. En occidente, donde Mesa también recoge apoyo, Áñez casi no lograba hacer pie. En la medida en que se polarice la lucha de la derecha por ese segundo lugar, creo que ninguno de los dos va conseguir porcentajes mayores a 25 por ciento”, sostuvo Ritcher.

La estrategia del MAS

El mapa electoral de Bolivia muestra una fractura entre occidente, donde Arce lidera las encuestas, y oriente divido entre Mesa y Camacho. Sin embargo, el expresidente también logra ubicarse cerca del candidato del MAS en las regiones occidentales de Oruro y Tarija. Para el politólogo Arequipa la exclusión de Morales de la elección puede terminar siendo favorable a la candidatura de Arce. “El hecho de que Evo deje de estar en el foco de la atención pública y que el MAS demuestre que pude existir sin él es importante. De esta forma logran atacar la idea de que se trataba de un proyecto personalista”, indicó el docente de la UC. Además señaló que la estrategia de Arce, centrando su campaña en aspectos económicos, apunta al voto de la clase media, históricamente refractario a MAS. “A diferencia del año pasado hoy no veo que la gente esté coreando ´Bolivia dijo no´, en rechazo a Morales. La crisis que trajo la pandemia puso el factor económico en la agenda. Eso está lejos de expresar una victoria segura para el MAS. Sin embargo abre la posibilidad de que el discurso de Arce le llegue a una clase media que espera respuestas a sus problemas económicos”, sostuvo Arequipa.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El hit de los “indignados” bolivianos, al ritmo de “Áñez ya fue..”  | En medio de la campaña presidencial




| En medio de la campaña presidencial



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Luis Arce lidera los sondeos pero no evitaría el ballottage | A 35 días de los comicios presidenciales en Bolivia



A 35 días de las elecciones en Bolivia solo existen dos certezas. El futuro político del país se definirá bajo las condiciones que impusieron los golpistas y el Movimiento al Socialismo (MAS) que lidera todas las encuestas tiene asegurado su paso a una eventual segunda vuelta. Como en los comicios de octubre de 2019, resta saber si le sacará un margen indescontable a Comunidad Ciudadana (CC), la segunda fuerza. Luis Arce Catacora orilla una ventaja cercana a los 10 puntos sobre Carlos Mesa, porcentaje que necesita además del 40 % de los votos para no ir al ballottage donde los distintos partidos de derecha se aliarían en su contra. En esa eventual entente están Juntos, de la presidenta de facto Jeannine Añez, el Frente Cívico de Luis Fernando Camacho que lidera los sondeos en su bastión, Santa Cruz y otros candidatos como Chi Hyung Chun y Tuto Quiroga que por ahora no mueven demasiado el amperímetro. El otro dato clave es que Evo Morales fue proscripto la semana pasada y no podrá aspirar a una banca en el Senado. Lo reemplazará por el Departamento de Cochabamba el dirigente cocalero Leonardo Loza.

  El panorama electoral convive en Bolivia con la pandemia que atraviesa un crecimiento sostenido de los casos. Hay 125.172 contagiados y 7.250 muertos según las últimas cifras conocidas. El país lejos está de detener al coronavirus. Añez admitió errores en su política sanitaria a fines de mayo e incluso separó del cargo al entonces ministro de Salud, Marcelo Navajas, quien quedó detenido por un hecho de corrupción en la compra de respiradores. El gobierno y los sectores que acompañaron el golpe creen haberse librado del MAS con las medidas judiciales que tomaron para marcarle la cancha pero están muy lejos de conseguirlo. Algunas señales de preocupación se perciben en el oficialismo y las fuerzas destituyentes que apartaron del poder a Morales el 10 de noviembre pasado. 

El candidato a vice de Añez, Samuel Doria Medina, uno de los hombres más ricos de Bolivia y referente de Unidad Nacional (UN), dijo: “voy a gastar lo que sea necesario para que ganemos”. Según las últimas encuestas difundidas, la fórmula que integra con la presidenta viene tercera cómoda detrás de Mesa, el exmandatario que podría pasar a la segunda vuelta si el exministro de Economía de Evo no le saca una ventaja decisiva.

En el MAS también analizaron como un gesto de nerviosismo la invitación con cierto apuro a debatir que le cursó Mesa al candidato que encabeza las pesquisas electorales. El jefe de campaña de CC, Ricardo Paz, le comentó a la red Unitel: “Estamos expectantes a su respuesta, esperamos que ésta sea positiva y que Luis Arce se anime y no como hacía Evo Morales, huir del debate”. Sebastián Michel, el vocero del Movimiento al Socialismo, respondió: “que guarde un poco de paciencia que vamos a tomar una decisión a cuál de todos los debates vamos a asistir”. Uno de ellos está programado para el 4 de octubre en La Paz con los ocho candidatos presidenciales y lo convocaron la Asociación Nacional de Periodistas, la Confederación de Empresarios Privados, la Fundación Jubileo, la Universidad Mayor de San Andrés y varios medios de Comunicación.

La estrategia de Añez

Añez sabe que no le dan los números para prolongar su estadía en el gobierno y apunta a esmerilar a Mesa que le llevaría hasta ahora casi 7 puntos porcentuales. En sus últimas declaraciones señaló que consiguió frenar al partido de Evo “en dos oportunidades”, y se preguntó: “¿Carlos Mesa frenó al MAS alguna vez?”. Su estrategia se completa con el intento de poralizar con Morales – como si fuera un candidato imaginario -, quien se encuentra refugiado en la Argentina y vio caer su última chance de competir por una senaduría la semana anterior.

“Aún tenemos la lucha contra el virus, por la reactivación y el empleo, y la lucha contra el tirano, porque Evo Morales intentará volver para tumbar a este gobierno y al siguiente, pero mientras yo esté en esta presidencia quiero garantizarles algo: ese señor solo va a volver a Bolivia para dar explicaciones a la justicia”. El ataque de la presidenta se produjo durante un mensaje que dio el último sábado al cumplir diez meses de mandato.

Arce Catacora se muestra aplomado en cada aparición pública y aún cuando es presionado por la prensa complaciente con el régimen de Añez, no consiguieron correrlo de su eje. Sobre la medida judicial que le impide competir a Evo por una banca señaló que se respetará la decisión del Tribunal paceño, tal como había anticipado el líder histórico del MAS el lunes. Incluso agregó que “no hay posibilidad legal de realizar otro recurso”. La resolución se tomó después de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) lo inhabilitara a Morales y que el fallo fuera validado por la Sala Constitucional Segunda de La Paz con dos votos a favor y uno en contra.

Querella por crímenes de lesa humanidad

Donde también avanzó una causa pero contra el gobierno de facto de Añez es en Córdoba. La Cámara Federal de la provincia deberá resolver una querella por crímenes de lesa humanidad en Bolivia. Uno de los abogados que se presentó ante el tribunal de la provincia, Rafael Ortiz, aportó como pruebas para invocar la jurisdicción universal informes de Amnistía Internacional y la Defensoría del Pueblo boliviana, entre otras organizaciones. El próximo 8 de octubre, además, está convocada una audiencia ante la CIDH. El frente internacional nunca dejó de ser complicado para los golpistas. Hace unos días se conoció un informe de Human Rights Watch titulado La justicia como arma: Persecución política en Bolivia, en el que advirtió sobre los “cargos desproporcionados contra Evo Morales” y le exigió al gobierno que abandonara su campaña contra el expresidente en el exilio.

El TSE que le impidió inicialmente al líder del MAS presentarse a las elecciones lo conduce el sociólogo y escritor Salvador Romero designado por el gobierno de facto. Revelaciones de WikiLeaks en el pasado hicieron evidente su estrecho vínculo con el Departamento de Estado de EE.UU. y con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Una organización de superficie que opera a menudo como un solo bloque junto a la CIA.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El candidato presidencial Luis Arce aseguró que el MAS acata el fallo contra Evo Morales | La justicia boliviana inhabilitó el lunes la candidatura a senador del exmandatario



Luego del revés judicial a la candidatura a senador del exmandatario Evo Morales, el candidato presidencial del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce, dijo que el partido acata el fallo y que Morales seguirá siendo jefe de campaña. El Tribunal Departamental de Justicia de La Paz rechazó el lunes un recurso de amparo interpuesto por la defensa de Morales y ratificó su inhabilitación para postularse a una banca en el Senado. El exjuez de la Corte Suprema y actual miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Eugenio Raúl Zaffaroni, dijo que la inhabilitación no lo sorprende porque en Bolivia operan “grupos armados que amenazan a los jueces”. La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, y el exmandatario Carlos Mesa, ambos candidatos presidenciales, festejaron el fallo del Tribunal de La Paz. En tanto, la Unión Europea confirmó que enviará una misión para observar las elecciones del próximo 18 de octubre. Todas las encuestas perfilan a Luis Arce como ganador, aunque no le alcanzaría para imponerse en primera vuelta. Sin embargo, el exministro de Economía boliviano se mostró optimista al asegurar que hay un “voto oculto” a favor del MAS que se expresará en las urnas.

En una entrevista con la red Bolivisión, Arce afirmó que se respetará la decisión del Tribunal de La Paz, tal como había manifestado el propio Evo Morales el lunes. Agregó que “no hay posibilidad de legal de realizar otro recurso”. El economista boliviano sostuvo que solamente una asamblea de las bases del partido puede definir si el exmandatario debe dejar de ser jefe de campaña, y que por el momento eso no está dentro de los planes. “Estas decisiones se toman de forma colectiva”, advirtió Arce. A través de Twitter, Morales había señalado que el vocal que definió el fallo en el Tribunal había tomado una “decisión política ilegal e inconstitucional”. 

También se manifestó al respecto el destacado constitucionalista Eugenio Raúl Zaffaroni. “Los jueces bolivianos no están en una situación común, realmente están bajo amenazas. En Bolivia hay grupos civiles armados que amenazan a las familias”, aseguró Zaffaroni, miembro del equipo legal de Morales, en declaraciones a radio Antena Pueblo. El exjuez de la Corte Suprema de Argentina se refirió a lo “ridículo” de la situación el país sudamericano, donde además de inhabilitar a Morales “se está procesando a todos los candidatos” del MAS.

“Hay algo que Evo hizo que no tiene retorno. Evo metió a la indiada en la política, es decir, a la mayoría de la población”, expresó el juez de la CIDH. Ante el complejo panorama actual, Zaffaroni estimó que las elecciones son la única solución pacífica y, en ese sentido, que se haya puesto una fecha “es algo bueno”, porque a partir de los comicios podrá haber una negociación política para salir de la crisis social, económica y política que atraviesa el país tras el golpe de Estado del pasado 10 de noviembre.

Festejo de Añez y Mesa 

Desde la vereda opuesta, la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Añez, celebró la anulación de la candidatura a senador de Evo Morales, al afirmar que la decisión se tomó “con la ley en la mano, sin violencia y sin enfrentamientos”. Añez, que aspira a mantenerse en el poder tras los comicios del 18 de octubre, sacó pecho en su cuenta de Twitter al considerar que logró frenar al MAS “en dos oportunidades”, y que su fuerza es la única que puede “evitar que vuelvan y que Evo Morales quede impune porque respetamos la ley y amamos la democracia“.

“¿Carlos Mesa frenó al MAS alguna vez?”, tuvo tiempo para preguntarse Añez, en referencia al expresidente que también se presenta como candidato en las próximas elecciones. Mesa por su parte “saludó” la anulación de la candidatura de Morales, y agradeció que se le otorgue validez a los criterios del Tribunal Supremo Electoral, “la única instancia con la legitimidad para decidir sobre temas electorales”.

Elecciones en la recta final

El domingo comenzó formalmente la campaña electoral en Bolivia, adaptada a los tiempos del coronavirus, con actos a través de Internet y caravanas de vehículos en Santa Cruz de la Sierra. Luis Arce continúa encabezando las encuestas de intención de voto, aunque sin el margen suficiente para consagrarse en primera vuelta. El último sondeo de la consultora Ciesmori le otorga a Arce un 26,2 por ciento de respaldo seguido de Carlos Mesa con un 17,1 por ciento. Jeanine Añez apenas supera el 10 por ciento de intención de voto. “Creemos todavía que hay enormes posibilidades. Veo un voto oculto. Mucha población no quiere decir que va a votar por el MAS“, aseguró al respecto el exministro de Economía de Evo Morales.

Frente a un escenario de una feroz persecución del gobierno de facto a la dirigencia del MAS, la Unión Europea (UE) anunció que desplegará una misión reforzada para la observación de las elecciones. “La organización de elecciones legítimas y creíbles es de suma importancia para el pueblo boliviano, que está dispuesto a reafirmar su compromiso con los valores democráticos y restaurar la necesaria estabilidad del país”, manifestó en un comunicado el alto representante del bloque para la Política Exterior, Josep Borrell. Las elecciones generales estaban previstas para el pasado tres de mayo, pero el régimen boliviano las pospuso con la excusa del coronavirus, primero al seis de septiembre y, hasta el momento, al 18 de octubre.





Fuente link:

Categorías
Argentina opinion

Bolivia: La democracia en suspenso | Opinión




| Opinión



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

La Central Obrera Bolviana dio 72 horas para que las elecciones vuelvan al 6 de septiembre | Movilización y ultimátum al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia



La Central Obrera Boliviana (COB) convocó a una cabildo abierto en La Paz para debatir la postergación de las elecciones
decidida por el Tribunal Supremo Electoral (TSE)
. Del encuentro participaron organizaciones sindicales y sociales de todo el país. El cabildo resolvió dar 72 horas al TSE para que de marcha atrás con la medida y vuelva a la fecha del 6 septiembre. De no hacerlo a partir del 3 de agosto habrá una huelga indefinida en todo el país, informó el Secretario Ejecutivo de la COB Juan Carlos Huarachi. La movilización continuó hasta el centro de La Paz. Además se replicó en varias regiones del país como Cochabamba y Potosí. Desde el gobierno de facto pidieron que la justicia actúe contra el candidato a presidente por el Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, por organizar una marcha en medio de la pandemia.

“¡Elecciones ya!”

La semana pasada el TSE había prorrogado por tercera vez los comicios presidenciales y fijó como nueva fecha el 18 de octubre. En respuesta a esta medida el movimiento obrero boliviano convocó a una movilización que tuvo como destino el centro de La Paz. Las jornada comenzó en la ciudad de Senkata, un lugar de alto valor simbólico
. Allí el 19 de noviembre del año pasado el gobierno de facto llevó a cabo una feroz represión que dejó como saldo diez muertos, 65 heridos y decenas de detenidos. Al salir de Senkata la columna se movilizó hasta La Ceja. En ese lugar organizaron un cabildo abierto donde se discutió la postergación de las elecciones. El Secretario Ejecutivo de la COB manifestó su disconformidad con la medida. “Viendo las necesidades del pueblo como el problema de salud, la educación, la democracia, estabilidad laboral, la caída de la economía, estamos indignados y sorprendidos por las decisiones del TSE”, dijo el sindicalista al diario La Razón.

Luego de casi una hora de debates el Cabildo resolvió dar 72 horas al TSE para que de marcha atrás con el cambio en la fecha de las elecciones. De caso contrario indicaron que realizarán una huelga indefinida con bloqueo de caminos a partir del 3 de agosto.Que el TSE se retracte y cumpla las elecciones del 6 de septiembre. (…). Es el pedido del pueblo, es el pedido de las bases para recuperar nuestra soberanía, nuestra dignidad. Basta de falta de respeto a la democracia. ¡Hasta la victoria siempre!”, arengó el secretario ejecutivo de la COB. El mitín se cerró al grito de “elecciones ya” para seguir rumbo a La Paz.

En defensa de la democracia

Luego de dos horas de caminata las columnas llegaron al corazón de la capital boliviana. La gran mayoría de las personas llevó barbijos. El Secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia, Orlando Gutiérrez, recalcó la importancia de mantener la unidad del movimiento obrero. “Este gobierno se ha constituido en el peor error de la historia de Bolivia. Por lo tanto el pueblo merece reclamar sus derechos como lo estamos haciendo”, sostuvo el dirigente minero a el portal Periodistas por El Cambio. Además criticó la decisión unilateral del TSE de prorrogar las elecciones sin pasar por el Congreso. “Deben respetar el camino legal de pasar por la Asamblea Legislativa. Allí se tiene que promulgar una ley para modificar otra ley”, enfatizó Guitiérrez.

La Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas también dijeron presente en la marcha. La dirigente de la organización “Bartolina Sisa”, Segundina Flores, remarcó que la marcha era en defensa de la democracia. “Hoy en día el pueblo está de pie para decir basta de humillación, de corrupción, de discriminación”, sostuvo la dirigente social. En Cochabamba, la tierra de Morales, se organizó otra marcha convocada por miembros de las Seis Federaciones del Trópico. También hubo movilizaciones en Potosí, Chuquisaca, y varias zonas del país.

Por su parte, el gobierno de facto buscó criminalizar la jornada de protesta. El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, acusó al candidato presidencial del MAS y a los dirigentes sindicales por organizar la movilización en medio de la pandemia. “Luis Arce admitió que está detrás de esta movilización y, por tanto, a confesión de parte relevo de pruebas y tendrá que rendir cuentas sobre su decisión que tomó”, sostuvo el ministro. Por ese motivo pidió a la Fiscalía que actúe de oficio para procesar a los ciudadanos que planificaron el acto.

A su vez Morales denunció que durante la movilización miembros de las Fuerzas Armadas fueron trasladados a La Paz y el Trópico de Cochabamba. “Las FF.AA. no están para atacar al pueblo que defiende los recursos naturales, sino para defender la soberanía y la independencia”, escribió ex presidente en Twitter. En tanto que Arce sostuvo que el gobierno era el único culpable de la crisis sanitaria que vive el país. “La incapacidad del gobierno de facto pone en riesgo la vida de las y los bolivianos”, expresó el candidato a presidente. En tanto que su compañero de fórmula, David Choquehuanca, resaltó la organización de los sectores populares. “Solo con la unidad del pueblo boliviano recuperaremos el Estado de derecho, nuestra democracia, nuestra salud, nuestra educación, la esperanza y la estabilidad. ¡Jallalla los pueblos del mundo!”, resaltó el líder sindical aimara.



Fuente link: