Categorías
Argentina Deportes

El Rugby Championship será sólo un Tres Naciones | Se bajaron los Springboks y Los Pumas debutan ante los All Blacks



El seleccionado argentino de Rugby, Los Pumas, debutará en Tres Naciones, que se llevará a cabo entre el 31 de octubre y el 5 de diciembre en Australia, jugando ante Nueve Zelanda en Sidney, el 14 de noviembre, tras la decisión de la unión sudafricana de que no participen del torneo los Springboks.

La Sanzaar, organizador del torneo integrado por las federaciones de rugby de los países participantes, anunció en la noche del jueves la deserción sudafricana y oficializó el Tres Nationess con Argentina, Nueva Zelanda y el local Australia reemplazando al Rugby Championship.

Los Pumas debutarán ante los All Blacks en el Bankwest Stadium de Sidney; y una semana después jugarán contra Australia, en McDonald Jones Stadium de Newcastle; según informó la cuenta oficial del seleccionado argentino.

Las “restricciones de viaje impuestas por el gobierno sudafricano a raíz de la pandemia de coronavirus, la preocupación por el bienestar y la seguridad de los jugadores y el efecto continuo de Covid-19 en los jugadores nacionales, tanto en el país como en sus diversos clubes en el Reino Unido y el resto de Europa, obligan a los Springboks a permanecer en Sudáfrica“, explicó la Unión sudafricana.

Protección a los Springboks

Por su parte, Jurie Roux, directivo de la Unión Sudafricana de Rugby, consideró que si el seleccionado de Sudáfrica participaba del Rugby Champioship en Australia, en un juego ante el equipo local, Argentina y Nueva Zelanda, en el marco de la pandemia del coronavirus iban a comprometer el bienestar de los jugadores del vigente campeón mundial.

“Con el tiempo agotado no nos quedó opción. Es decepcionante para nuestros seguidores y socios comerciales, pero los continuos impactos de la pandemia significan que no podemos ofrecer un equipo Springbok sin comprometer seriamente el bienestar de los jugadores“, explicó Roux, y agregó: “Sanzaar y la Unión australiana hicieron todo lo posible para que el torneo se lleve a cabo y hubiera sido injusto para ellos, sus socios y el gobierno retrasar una decisión por más tiempo“. 

Según Roux, los Springbooks que juegan en el extranjero tenían muy complicado el viaje a Australia: “Los jugadores que están en Inglaterra, Irlanda, Francia y Japón dependen de diferentes regulaciones locales y protocolos. No estaba claro cuándo podrían sumarse al equipo en Australia”.

El seleccionado argentino sufrió el inconveniente al que hace referencia Roux, ya que Joaquín Díaz Bonilla y Enrique Pieretto, quienes juegan en Inglaterra, fueron reemplazados por el entrenador Mario Ledesma al no poder viajar a Oceanía a causa de los trámites a cumplir en Reino Unido.

“Sabemos que las preocupaciones por la seguridad pública son lo primero y no hay forma de que podamos esperar que se encuentren atajos para sacarlos de los países en donde viven y llevarlos a la burbuja de los Springbok. El impacto en nuestra planificación fue profundo y nos llevó a un resultado final en el que no podíamos comprometernos para poder competir”, explicó el dirigente sudafricano.

La programación del Tres nacioners 

31 de octubre: 

Australia-Nueva Zelanda (ANZ Stadium, Sydney)

7 de noviembre:

Australia v Nueva Zelanda (Suncorp Stadium, Brisbane)

14 de noviembre:

Nueva Zelanda v Argentina (Bankwest Stadium, Sydney)

21 de noviembre:

Argentina v Australia (McDonald Jones Stadium, Newcastle)

28 de noviembre: Argentina v Nueva Zelanda (McDonald Jones Stadium, Newcastle)

5 de diciembre: Australia v Argentina (Bankwest Stadium, Sydney)



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Michael Cheika: Refuerzo de lujo para Los Pumas | El australiano ex Wallabies es el nuevo asesor externo



El entrenador australiano Michael Cheika, subcampeón con los Wallabies en el Mundial de Rugby de Inglaterra 2015, es el nuevo asesor externo del seleccionado argentino y se sumará al staff del técnico Mario Ledesma en el próximo Rugby Champiosnhip a celebrase en Australia, según se confirmó hoy.

Cheika, de 53 años y elegido el mejor entrenador del mundo en 2015, asistirá al equipo tanto en la preparación del torneo como durante los partidos del certamen a celebrase entre el 7 de noviembre y el 12 de diciembre próximos, informó en la red social Instagram LosPumasUar, la cuenta oficial del seleccionado argentino.

Ledesma ya trabajó junto a Cheika como asistente en el mundial inglés con los Wallabies que perdieron la final ante Nueva Zelanda por 34 a 17. “Con Cheika empezamos a conversar a principios del año. Le propuse la idea de volver a trabajar juntos y enseguida le interesó. Nos pusimos de acuerdo desde el primer momento. Lo noté muy entusiasmado, ya que siempre le gustó mucho el rugby argentino“, expresó Ledesma.

Cheika, que se suma a Marcelo Loffreda quien ingresó al staff con Manager Deportivo de Los Pumas, será de mucho valor para ayudar a determinar lugares de entrenamientos, horarios y hasta cuestiones climatológicas que se presentarán en la estadía de Argentina en Australia.

Los Pumas debutarán el próximo 7 de noviembre en el Championship ante Sudáfrica, actual campeón del mundo, en el Suncorp Stadium de Brisbane y luego jugarán el 14 ante Nueva Zelanda, en el Bankwest Stadium, de Sidney, y la primera rueda la culminará el 21 ante Australia, en el ANZ Stadium de Sidney.

Posteriormente, el 28 de noviembre Los Pumas volverán a jugar ante el local en el McDonald’s Jones Stadium de Newcastle, el 5 de diciembre lo harán ante Nueva Zelanda en el Banwest Stadium y el 12 Cerrarán frente a Sudáfrica en el ANZ Stadium.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Vittorio Rosti: “Dejé el rugby para sentir seguridad y poder vivir mi sexualidad tranquilo”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/vittorio-rosti-deje-el-rugby-para-sentir-seguridad-y-poder-vivir-mi-sexualidad-tranquilo

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Carlos Retegui: “Cuando laburamos juntos los argentinos podemos ser un gran equipo”

Carlos Retegui: “Cuando laburamos juntos los argentinos podemos ser un gran equipo”

El entrenador de Las Leonas tiene un solo tatuaje: la bandera argentina. Mientras espera repetir con las mujeres en Tokio el oro que ganó en Río 2016 con los hombres, resalta su nacionalismo y dice: “Por primera vez desconecté del deporte y del futuro: lo primero es la salud”.  

(Foto: AFP)
Por Federico Amigo
@amigofede

5 de Abril de 2020

Los Juegos Olímpicos serán el final para otro de sus ciclos como conductor de Las Leonas. Antes atravesará la preparación para Tokio 2020, aunque sucedan en 2021, con una planificación diagramada día a día. Quiere lograr el oro que la Selección femenina de hockey aún no tiene. Después de esa competencia intentará cambiar de territorio. Ya terminó el curso de entrenador para empezar otro desafío: dirigir a un equipo de fútbol. Es un objetivo que tiene al menos desde 2018. Pero todo eso está en pausa, como el deporte. Hoy la cabeza de Carlos Retegui está en otro asunto. “Por primera vez en mi vida desconecté la cabeza del deporte: lo primero es la salud”, dice desde San Fernando, donde pasa la cuarentena por la pandemia.

-¿Cómo es la vida sin deportes?

-Desconecté desde la planificación y del juego. No puedo pensar en nada de eso. Pero sí tengo una bici fija y mientras pedaleo veo cosas en la tele. Ya me vi las finales olímpicas de Río de Janeiro con el seleccionado masculino y de Londres con el femenino. También las peleas de Maravilla Martínez y el Chino Maidana. Me las vi todas. Estoy consumiendo eso y también videos de YouTube de cuidado de animales. Es algo que me desvela. Una vez que pase esto voy a ver cómo me vinculo con proyectos de rescate de animales de distintas organizaciones.

-En las redes se te ve concientizando la importancia de quedarse en casa. ¿Qué es el compromiso para vos?

-Empieza con uno mismo, con respetar valores que nos han inculcado en nuestras casas y en las escuelas. Es una palabra muy importante en este momento en que la pandemia golpea al mundo. La gente que nos está conduciendo nos pide nada más y nada menos que compromiso para cuidarnos y proteger al prójimo. El gobierno está dando tranquilidad con sus mensajes y Argentina está demostrando al mundo que tiene el compromiso para salir de una situación tan difícil. Esta pandemia demuestra que no hay poder político ni económico que esté fuera del alcance de este enemigo invisible.

-¿Cómo entendés a la conducción y el liderazgo?

-El líder tiene que tener paz, transmitir tranquilidad, responsabilidad y compromiso a la sociedad. En este caso, el presidente tuvo una apertura muy grande a otras vertientes políticas y se está abordando la situación de una forma plural. Está quedando demostrado que el recurso humano es de lo más fuerte que tenemos en la Argentina porque hacemos mucho con el corazón.

-Muchas veces decimos que nos falta tiempo. Ahora lo tenemos. ¿En qué lo aprovechás?

-Habitualmente me la paso viajando y muchas veces quiero estar en casa. Estoy disfrutando, es un momento de introspección y de reflexión muy grande. El mundo va a cambiar. Esta pandemia golpea a todos sin distinción: al poderoso, al más vulnerable. Los argentinos tuvimos la suerte de que golpeara en otros lugares y nos dé cierta ventaja para tomar medidas. Y estar en casa. Le estoy dedicando mucho tiempo a la lectura.

-¿Qué estás leyendo?

-De todo. Me gusta leer mucho y varios libros a la vez, mezclados. Ahora estoy con El líder que no tenía cargo, de Robin Sharma, un escritor canadiense del que estoy leyendo todo; Open, la biografía de Andre Agassi; y La voz del gran jefe, de Felipe Pigna. También estoy estudiando inglés con un tutorial y además me había comprado una guitarra, así que estoy viendo clases de guitarra por YouTube. Hoy tenemos que saber aprovechar el tiempo. Y no me quejo. Por primera vez en mi vida desconecté la cabeza del deporte: lo primero es la salud.

-¿Cómo imaginás los desafíos que se vienen?

-No me puedo conectar con el futuro. Es la primera vez que me pasa. Siempre tengo una planificación hora por hora, día por día y hoy no puedo planificar el futuro porque no sé cuánto va a durar todo esto. Estoy disfrutando del pasado. Me estimula y me pone más optimista, más arriba. Revivir lo que me pasó es algo que estimula. Ahora voy a ver Los Pumas contra Irlanda. Sirve para aprender, cultivarse. Mis viejos me inculcaron el amor por el deporte y lo llevo en la sangre.

-¿Y tu inquietud política de dónde viene?

-También se trae en la sangre. La política es amor por el prójimo y pensar en el otro. Es dar sin esperar nada a cambio. Generalmente recibís críticas. Hay gente predispuesta a ocupar ese rol y otros no. Hoy estoy muy ilusionado con el gobierno que tenemos y espero que pueda poner en marcha el país. Somos un país con una prosperidad infinita. Cuando los argentinos laburamos juntos, pensando en nosotros y no en uno mismo, podemos ser un gran equipo.

-No es usual encontrar un compromiso político en el deporte.

-Cada vez hay más deportistas defendiendo su ideología. Y está bueno que así sea, sin importar el lugar en que cada uno está. Yo estoy del lado de un proyecto nacional, popular, integral y federal. Soy de la idea de que YPF y Aerolíneas son de Argentina, que los recursos son nuestros y que necesitamos un Estado presente. 

-¿Valorás mucho el ser argentino?

-Tengo un solo tatuaje y es la bandera argentina en el brazo izquierdo, cerca del corazón. ¡Me siento orgulloso de ser argentino, viejo! Tenemos muchas cualidades. Tenemos grandes deportistas, científicos, recursos humanos, y es importante que la gente de bien prevalezca.

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Abusos disfrazados de rituales, un secreto a voces que el rugby sostiene en el tiempo

Abusos disfrazados de rituales, un secreto a voces que el rugby sostiene en el tiempo

El rito de iniciación en los planteles puede ir desde raparse la cabeza o tragarse un pez vivo hasta las imposiciones sexuales. Testimonios de casos reales que también llegan al fútbol.

(Foto: AFP)
Por Roberto Parrottino
@rparrottino

29 de Diciembre de 2019

Juveniles del Berazategui Rugby Club le muerden la cola al jugador que va a ascender de categoría. Otros cuentan los segundos. Y le dejan la marca de los dientes en los glúteos colorados. Entrenadores “llevan” a debutar sexualmente a menores con prostitutas en viajes con el equipo. Y en grupo. “Los cagan a trompadas y después les meten una manija en el ano –testimonia una persona a Cecilia Ce, psicóloga y sexóloga, que invita a denunciar–. Se la queda el debutante para la próxima iniciación y así se la van pasando”. Integrantes de la selección Sub 16 de hockey sobre patines de San Juan le pegan cinturonazos en la espalda al “nuevo”. Alaridos entre las risas. Son, apenas, un puñado de casos que salen a la luz en “videos virales” durante los últimos años. En el fútbol, los mayores rapan a los pibes que suben al plantel de Primera en plena pretemporada. Los llaman “rituales de iniciación”. “El bautismo”. La cultura del deporte, también en Argentina, sistematiza con violencia el pasaje a la adultez profesional.

Los testimonios anónimos se le apilaron a la licenciada Ce. “En mi colegio –dice un testigo–, los del último año de rugby le metieron un palo de escoba a uno más chico en el vestuario y lo filmaron. El entrenador lo vio y no hizo nada. Lo denunciaron los padres del chico”. La pareja de una víctima cuenta: “A mi novio lo llevaron a debutar a los 14 años. No sé qué pasó, pero lo condicionó de por vida a la hora de tener relaciones sexuales. Diez años después y con terapia está en proceso de superarlo”. Las historias incluyen a otros deportes colectivos, como el fútbol y el handball. Un forward de Albatros, club de rugby de La Plata, le jugueteó en la oreja y le chupó el lóbulo ante los compañeros a Juan Branz, mientras realizaba el trabajo de campo de Machos de verdad, un libro en el que trata de explicar cómo se moldean las masculinidades desde el deporte. Exfutbolista de Cambaceres y doctor en Comunicación, Branz dice que sorteó la situación con humor. Pero que el forward de Albatros encontró rápido otro “sujeto sacrificial” para demostrar que manejaba el vestuario.

“Es la bienvenida –explica el investigador Branz, que puso el ojo y el cuerpo además en Club Universitario y La Plata Rugby Club–. Son jerarquizaciones múltiples y simbólicas. Es un momento liminal, el paso del mundo juvenil al plantel superior. Las prácticas de ese sometimiento para ‘nivelar’ suelen ser violentas y ubican al otro en el silencio. El que habla es el ‘poronga’. Es que no hay mujeres para subalternizar. Y entonces ‘alguien se tiene que sacrificar’ en esos ‘juegos’ homoeróticos. Y siempre está el terror anal. Porque nadie se asume como homosexual”. Caio Varela –46 años, brasileño, desde hace siete en Argentina, consultor magister en Relaciones Internacionales– sí se asume como homesexual. Y no sólo: es presidente y jugador de Ciervos Pampas Rugby Club, primer equipo de diversidad sexual en América Latina.

“Nosotros vimos varias veces situaciones muy violentas –cuenta Caio Varela–. Uno de los rituales es pegarle en la espalda al que juega por primera vez. Otro ridículo, una idiotez: que se vista de mujer y pida plata. En general tienen esa perspectiva de generarle algo inolvidable a la persona, de dejarle marcas en el cuerpo. Una vez compartimos un vestuario en Avellaneda Athletic y un pibe trató de escaparse y se chocó la rodilla con un banco de cemento. Lo que era su iniciación quizá fue su jubilación”. Otro episodio reciente en un club: tragarse una cucharada de canela, lo que puede traer lesiones intestinales que deriven en internaciones. “El rugby se está transformado en un deporte menos violento –agrega Caio–. Hay mucha gente trabajando internamente para romper con prácticas y esa imagen estereotipada desde afuera. La sensación que tengo cuando veo esas situaciones violentas es la de ‘bancátela, macho’. Y nosotros, desde Ciervos Pampas, planteamos que el deporte es para todes”. Ciervos Pampas, que volverá en 2020 a competir en el torneo empresarial de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA), juega con medias arcoíris, como la bandera símbolo del orgullo LGBT. Y fijó como “bautismo” para el compañero que se suma al equipo un abrazo colectivo.

En Inglaterra, George Blackstock denunció en 2015 a Stoke City y al exarquero Peter Fox por “daños y perjuicios” en “ceremonias de iniciación” cuando era un juvenil de ese club de fútbol entre 1986 y 1988. Blackstock contó que Fox lo abusó: que untó un guante con crema de calor y le introdujo un dedo en el ano. También que compañeros le colocaron una tetera caliente en la cola. “Me han destruido como persona”,  dijo Blackstock, que se refugió después en el fútbol de Irlanda del Norte y confesó tener problemas psicológicos y para dormir. La demanda fue desestimada. “La cultura machista del fútbol –dijo el abogado de Blackstock– fue demasiado lejos en Stoke City”. Dos años después, la Asociación Inglesa abrió una investigación de ritos sexuales a futbolistas en las décadas de 1980 y 1990. David Beckham admitió que fue obligado a masturbarse frente a sus compañeros cuando debutó en Manchester United a los 16 años. A Paul Scholes lo metieron en un lavarropa industrial: sufrió un ataque de asma.

Entre 2012 y 2017 hubo 70 casos de abuso sexual entre compañeros de equipos en colegios de Estados Unidos, según una investigación de la agencia Associated Press. Sólo la punta de un iceberg. El patrón de los casos: integrantes mayores que sodomizan a menores. Agresores hoy, víctimas ayer. “Llamarlos ritos es algo violento –dice Tomás de Vedia, excentro de San Isidro Club (SIC) y Los Pumas, entrenador de neurociencia–. Supongo que pasaban antes, que es algo viejo que ya no existe. Lo que viví yo era tomar un poco más de alcohol, pero nada más”. Francisco Ferronato, médico y capitán de Belgrano Athletic, cuenta que cuando un jugador debuta en la Primera la “iniciación” es raparlo. “No se lo golpea ni se le falta el respeto –apunta Ferronato–. Sé que en otros clubes pasan otras cosas, como tragarse un pececito vivo. Es como un recuerdo, un signo, pero entiendo que puede afectar, y en caso de que no quiera, se respeta. Es más consensuado de lo que parece. Pero en el rugby hay de todo. La cuestión parece pasar por si es ‘macho o no macho’. En un montón de aspectos, el rugby va progresando. Y también se va deconstruyendo, como la sociedad”.

Link a la nota >