Categorías
Argentina normal

El fútbol argentino define su vuelta en una interna caliente | La dirigencia mantiene diferencias sobre el retorno de la actividad



La cuarentena en Argentina se extendió hasta el 11 de octubre próximo, por la pandemia de coronavirus, y al mismo tiempo el fútbol local continúa postergado sin confirmación sobre su reanudación.

La actividad cumplirá para esos días casi siete meses sin desarrollo, y la incertidumbre va en aumento, debido a que en el resto de Sudamérica la acción es casi total. De los tres países que permanecen sin fútbol, Venezuela confirmó su retorno para el 14 de octubre, y Bolivia para noviembre.

Conmebol tampoco dio opción y la Copa Libertadores se retomó la semana anterior. La Asociación Argentina (AFA), mientras tanto, se divide entre los que pretenden que vuelva el juego, y los que son más precavidos y esperan que la situación esté controlada, y las autoridades sanitarias se encarguen de tomar la resolución final.

Líbero consultó a dos miembros del cuerpo directivo de la máxima entidad, y el contrapunto entre ellos fue muy claro. “Hay presiones de algunos clubes como Estudiantes de La Plata, Talleres de Córdoba, que quieren empezar. Otros como Argentinos y Lanús, que han tenido ahora varios contagios, tienen una actitud más prudente”, explicó una de las fuentes.

En el sentido opuesto, otro dirigente resaltó: “La decisión de AFA es acompañar lo que diga el Gobierno Nacional. Si las cosas mejoran se puede arrancar en octubre, pero todavía no está decidido, hay que esperar y tener paciencia”.

La complicación que tienen los planteles es que no han podido organizar encuentros amistosos. Los cinco que están participando de la Copa Libertadores, inclusive, arribaron a ese certamen sin la posibilidad de realizar un partido de preparación. El duelo que tenían programado, en ese aspecto, Estudiantes y Huracán para al sábado anterior fue cancelado.

Imagen: Prensa Estudiantes.

Los directivos consideran que en el transcurso de esta semana puedan estar autorizados esa clase de partidos, y el fin de semana próximo algunos puedan jugar de manera amistosa. En el caso de que ello no ocurra, los interrogantes crecerán.

“Creo que no va a pasar de mediados de octubre. Estamos a menos de un mes de comenzar, el segundo o tercer domingo de octubre se tiene que reanudar la actividad. A partir de que se juega el partido de la Selección, que era lo que demoraba todo, porque suponíamos que no iban a entregar a los jugadores de Europa, no van a quedar más cuestionamientos. Aunque haya razones, va a tener que arrancar al otro domingo casi seguro”, agregó la fuente que vislumbra un panorama más claro.

Y fue más allá: “Creo que estamos en un momento crítico de virus, pero no en la zona de Capital y Gran Buenos Aires. En esa parte vienen bajando los contagios. Por eso, luego de los partidos de las eliminatorias, va a ser difícil que por la presión que hay, sobre todo de la televisión, esto se siga demorando”.

El formato del nuevo torneo ya está definido: habrá seis zonas de cuatro equipos. En primer lugar estarán los de mayor convocatoria -falta resolver un cabeza de serie entre Huracán y Vélez-; en segundo orden los del interior y capital; terceros serán los llamados del “interior-interior”; y los cuartos serán los de menor convocatoria. A partir de que se confirmó la doble fecha FIFA, no finalizará antes de enero.

Los grupos estarán conformados de dos enfrentamientos ante cada rival (uno de local y otro de visitante). A las seis jornadas se le sumaría una fecha de clásicos. Los primeros dos clubes de cada zona, se clasificarán a una segunda instancia que luchará por el título y la clasificación a la Copa Libertadores, mientras que los dos restantes se reubicarán para buscar el pase a la Copa Sudamericana.

Los equipos se volverán a dividir en dos grupos de seis en cada una de las competencias, y solo se enfrentarán una vez contra cada rival. La localía se definirá según los resultados de la primera etapa: aquellos con mejor ubicación jugarán tres encuentros en su estadio y dos como visitante. Los ganadores de las zonas que pelean por el título chocarán en una final, que además otorgará el pasaje a la Copa Libertadores. 

Los otros dos líderes también jugarán entre sí, pero para luego definir la clasificación a la Copa Sudamericana, con un encuentro ante el perdedor del partido por el título. 

Los que no están de acuerdo para que se desarrollen los clásicos son ocho clubes: Boca, River, Central, Newell’s, Gimnasia, Estudiantes, Huracán y San Lorenzo.

El dirigente que marca prudencia dijo que la televisión, al contrario de su colega, no ejerce ningún tipo de presión para que vuelva el fútbol: “La televisión no presiona para nada. Yo considero que los clubes necesitamos empezar, pero tampoco ejercimos presión de nuestro lado”.

Con respecto a las categorías de ascenso añadió: “El ascenso también tiene que arrancar, y como no tienen las mismas posibilidades que nosotros (Primera) se va dilatando todo. Ellos no tienen nada decidido, y cada categoría determinará de qué forma terminan los campeonatos”.

La disputa por la reanudación del juego también mantiene las diferencias en el seno de la AFA, y si comienza finalmente la actividad durará entre dos y tres meses. El año próximo se tendrá que determinar finalmente de qué manera se desarrolla el certamen 2021, debido a que el de este año será por única vez.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El fútbol argentino se postergaría hasta mediados de octubre | La Liga Profesional ajusta sus pretensiones



Con más de diez mil casos diarios de covid-19 confirmados en la última semana, el fútbol puede esperar. Al menos esa parece ser la tendencia que se viene manejando entre la AFA y la Liga Profesional para postergar el reinicio de la actividad, que estaba estipulado para el 25 de septiembre de este mes y se demoraría hasta mediados de octubre, siempre de acuerdo con la evolución de la pandemia de coronavirus.

“Estamos pendientes de una charla que debe mantener el presidente de AFA, Claudio Tapia, con el ministro de Salud, Ginés González García”, anunció este lunes el presidente de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina en diálogo con Radio Colonia, donde agregó que la vuelta del “fútbol televisado podría servir para que la gente se quede más en su casa y se entretenga”. La reunión se llevaría a cabo este martes.

Claro que la decisión de poner una fecha para el comienzo de la primera Liga Profesional siempre corre detrás de lo que opinen, decidan y avalen las autoridades sanitarias nacionales, por lo que el aumento de contagiados de covid-19 en todo el país hace que las fechas estimativas se vayan corriendo conforme pasa el tiempo.

Mientras tanto, a contramano y obligados por la decisión de la Conmebol de reanudar la Copa Libertadores, cinco equipos argentinos retomarán la competencia el 17 de septiembre; algunos de ellos, como Boca, con una gran cantidad de contagiados en su plantel. De restablecerse ciertas restricciones a nivel nacional para contener el avance de la pandemia, surgirían complicaciones para entrar y salir del país a los equipos que deben disputar el certamen. De ser así, los dirigentes quedarán en aprietos ante la Conmebol, cuyas autoridades se han mostrado muy reacias a ceder ante las necesidades del fútbol argentino.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El retorno del fútbol en tiempo de descuento | El dilema entre la salud, el dinero y los derechos de televisión



El fútbol en cuarentena podría estar peor: sin jugarse como hasta ahora pero además, sin plata. Si las empresas que tienen los derechos de TV decidieran no pagar –porque les resulta imposible mostrar los partidos que compraron hasta 2023– habría un punto de inflexión. Se explica en la frase que dijo el presidente de un club de Primera: “Veremos quién pone la guita cuando no cobren los jugadores”. 

Por ahora eso no pasó, pero hubo un amague. Disney –una de las dos corporaciones que maneja el producto televisado– se retrasó en la cuota del mes pasado. “Las compañías están presionando para que vuelvan los partidos y si no sucede dejarán de poner el dinero”, explica el consultor Horacio Gennari, que trabaja para TNT. De sus palabras se desprende la exigencia empresaria. Porque la impaciencia domina el mercado, los sponsors están a la espera, la Conmebol apuró el regreso de la Copa Libertadores para calmar a los auspiciantes y la AFA casi no tiene margen de maniobra. Pero en este campo de alta tensión el único que decide si vuelven los futbolistas a entrenarse, y después si se reanudan los campeonatos, es el gobierno de Alberto Fernández. 

Ese retorno a las prácticas será el 10 de agosto para los equipos que están disputando el torneo más importante de Sudámerica: Boca, River, Racing, Defensa y Justicia y Tigre. Una semana después volverían los demás. La vuelta de la competencia local se anunciará el martes en un postergado encuentro entre el presidente de la AFA, Claudio Tapia, y el ministro de Salud, Ginés González García.

En paralelo con semejante desbarajuste pasan cosas. Las condiciones en que regresarían los planteles a las prácticas serán financiadas por la AFA y la Conmebol. La movida se calcula que cuesta unos dos millones de dólares. De esa suma la primera abonará 1,4 millones y la confederación que preside el paraguayo Alejandro Domínguez 600 mil. Los jugadores que dispongan de su auto particular irán en él a los entrenamientos. Los que no –la mayoría juega en el Ascenso– serán llevados por la AFA con transporte propio. Los dirigentes que se esfuerzan por tener los protocolos de la actividad a mano, comentan que se entrenará en grupos de a seis jugadores, con distanciamiento, con todos cambiados desde la casa, sin que nadie se bañe en el club y con la ropa lavada posteriormente en sus casas. Pero ni aún así consiguieron convencer hasta hoy a los funcionarios. La circulación comunitaria del virus en aumento provocó la indefinición de la vuelta.

Uno de los más duros es el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak. Había dicho en una entrevista radial: “Si analizamos la situación en el contexto, con países con dos millones de casos como Brasil, abrir intercambios internacionales para un deporte que si bien a todos nos encanta, se puede pasar al año que viene y no va a pasar nada”. Hace bien en mencionar el caso del gigante vecino. Los dirigentes tomaron nota de sus palabras con preocupación. River visita al San Pablo el 17 de septiembre en la ciudad que hasta hoy es el epicentro principal de la pandemia en Brasil. Los riesgos son altos. Como también lo son en Perú, Chile, Ecuador, Bolivia, Colombia y en menor medida Venezuela, Uruguay y Paraguay.

Es paradójico. Los clubes del país cuyo presidente llamó “gripezinha” al coronavirus y alentó a no usar el barbijo y juntarse en las calles, corren con ventaja en la Copa porque ya volvieron a disputar los torneos estaduales en junio –el de Río de Janeiro se retomó el 18 con Flamengo-Bangú – y el más importante de todos, el Brasileirao, está previsto que se juegue desde el fin de semana próximo. La diferencia de preparación con los equipos argentinos será considerable. Lo mismo si se compara a nuestros representantes con los de Paraguay, Perú y Chile. En el caso de este último, el torneo local se reanudará el fin de semana del 14, 15 y 16 de agosto.

Roberto Digón, vicepresidente de Boca, le recuerda a Líbero: “Dejamos de jugar el 11 de marzo, hace casi cinco meses y en la Copa volveríamos a hacerlo el 17 de septiembre, seis meses después. Lo haríamos sin entrenamientos”. El equipo de Miguel Angel Russo tiene que visitar a Libertad en Asunción. Pese a la pandemia, la posibilidad de que no se pague el contrato de TV por la parálisis del fútbol y el declive en los ingresos, el dirigente destaca el apoyo de los socios y abonados a plateas y palcos de la institución: “Solo el 15 al 20 por ciento no pagaron la cuota porque no pudieron. Los abonados a palcos y plateas saben que no hay fútbol hace seis meses y siguieron cumpliendo”.

Boca, que como River tiene un presupuesto donde el ingreso por derechos de TV representa un porcentaje mínimo – rondaría el 5 por ciento – podría recaudar una suma adicional si prospera una gestión que hizo otro de sus vicepresidentes, Mario Pergolini. Se trata de lo que aportaría un canal de TV propio que introduciría la marca xeneize en China. Digón resalta que pese a esa potencial buena noticia, entre los dirigentes “hubo un cambio de humor en los últimos quince días” porque no se autorizó el regreso a los entrenamientos cómo se preveía para este lunes. También sostiene que “la parte jugosa del contrato de TV se termina en 2021. Queremos renegociar pero es difícil si el fútbol no vuelve”. En este tema coincide con lo que dice Nicolás Russo, el presidente de Lanús: “Nosotros no estamos de acuerdo con lo que se está pagando pero no es el momento para discutirlo ahora. Más cuando se paró el fútbol”.

Se refiere al contrato más importante por los derechos televisivos de la Liga Profesional. Pero hay otro, el que la AFA negocia por las imágenes del fútbol local que se venden al exterior y que venció el 30 de junio. Torneos y Competencias asociada a Argentina Sports Rights Management LLC (ASRM), cuyos accionistas son la plataforma Fanatiz.com y 1190 Sports, el agente de la Asociación Chilena de Fútbol Profesional (ANFP), ofrecieron 13 millones de dólares por cada año de un contrato de cuatro. La propuesta económica se presentará por escrito esta semana y en base a ella se llamará a una compulsa de precios para mejorarla.

Entre los directivos de los clubes sobrevuela la idea de que “si el fútbol no regresa es porque se trata de una medida política. Si vuelve la gente va a decir que es joda. Hay muchos que no saben que el fútbol es una gran industria. Esa es la verdad”, argumentan. Sin cuestiones inmediatas que resolver porque los índices de contagiosidad se mantienen altos y nadie se atreve a sacar los pies del plato, la Liga Profesional canceló la reunión que tenía prevista para el viernes pasado hasta nuevo aviso. “Al no tener la oferta de los derechos internacionales firmada y no haber fecha para programar, de qué ibamos a hablar”, se preguntó el presidente de Lanús.

El fútbol no es uno solo a nivel continental por la manera diferente en que avanzó la pandemia en los distintos países. No hay semejanzas entre la realidad de Brasil, Perú y Chile con las de Uruguay, Paraguay y la Argentina, donde la Covid-19 dejó a su paso niveles de contagios y muertes muy desparejos. “La Copa no se va a jugar en la fecha prevista. La Conmebol anunció que arrancaba el 15 para que no se le caigan los sponsors. ¿Vos creés que van a dejar afuera a River y Boca? Es sentido común”, dice el mismo dirigente que se preguntaba al comienzo de esta nota quién pondría la plata cuando no cobren los futbolistas. Gonzalo Belloso, el secretario general de la Conmebol, anunció en las últimas horas que la Libertadores se reanuda en la fecha prevista y no hay posibilidad de postergación.

El sentido común en ambas orillas del Río de La Plata sí parece que es uniforme. El vicepresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Gastón Tealdi, anticipó que “va a ser necesario” postergar la reanudación de la Copa Libertadores. Puso como argumento las diferentes realidades “epidemiológicas” de los países. Cómo entender entonces que podrían jugarse partidos en Brasil que tiene siete clubes –la máxima cantidad- en la principal competencia sudamericana y es el segundo del mundo en infectados. La suma está muy cerca de los 2,7 millones de contagiados. Perú y Chile se ubican séptimo y octavo entre las diez naciones con más casos del planeta. En Sudámerica, que es el epicentro de la pandemia, la Libertadores debería mirarse y no tocarse. Pero la Conmebol tiene que continuar con el show.

Reunión clave entre Ginés y Tapia

El encuentro clave será el martes a las 17 entre Ginés González García y Claudio Chiqui Tapia. Lo confirmó el jefe de Gabinete del Ministerio de Salud, Lisandro Bonelli. Fue optimista, aunque bajo una condición: “Si se aplana la curva de contagios seguramente volveremos rápido a los entrenamientos”. Habló así en el programa El Ascenso x 3 del Club Octubre 94.7 donde puntualizó que “todos tenemos ganas de que el fútbol vuelva, pero debemos seguir siendo responsables. La prioridad es la salud”.

Después amplió el motivo por el cuál la definición del regreso se vino dilatando: “Hay que ser muy prudentes y cautos. Ya sabemos que este virus tiene una gran velocidad y una capacidad de contagio. Toda decisión va a ser incierta. Si somos responsables en términos individuales, seguramente vamos a volver antes a disfrutar del fútbol”.

El funcionario también dijo que la cartera de Salud convalidó los protocolos que presentó la Comisión Médica de la AFA que conduce Donato Villani para que los planteles regresen a los entrenamientos. “Los protocolos ya fueron aprobados el jueves pasado por el Ministerio. Vimos que están bastante acordes a lo que se necesita para evitar los riesgos de contagio” señaló Bonelli. La reunión entre el ministro y Tapia encaminará la salida del parate que causó la pandemia y que afectó a unos 1.700 jugadores cuyos contratos vencieron el 30 de junio. De esa cantidad, la mayoría fueron futbolistas del ascenso: unos 1.300 quedaron libres. O sea, sin trabajo.  

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Las historias que esconden los nombres de los estadios del fútbol argentino

Las historias que esconden los nombres de los estadios del fútbol argentino

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La pospandemia asoma con un fútbol argentino repleto de juveniles

La pospandemia asoma con un fútbol argentino repleto de juveniles

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

De Europa a la Argentina, cómo garantizar los sueldos en la burbuja del fútbol

De Europa a la Argentina, cómo garantizar los sueldos en la burbuja del fútbol

Messi, Bielsa y otras estrellas cedieron parte de sus salarios para que los (otros) empleados puedan cobrar. Los casos en el país y la brecha con los que menos dinero ganan.

(Foto: AFP)
Por Roberto Parrottino
@rparrottino

3 de Abril de 2020

Lionel Messi, capitán de Barcelona, anuncia que el plantel se baja el 70% de los salarios para que los (otros) empleados del club cobren la totalidad. El diario deportivo francés L’Equipe lo grafica en tapa como el Che Guevara. En Inglaterra, Marcelo Bielsa y los futbolistas de Leeds United ponen a disposición los sueldos para que primero cobren los 272 trabajadores del club. Son gestos ante la crisis del coronavirus. Pero, en otra línea, son medidas económicas que toma la industria del fútbol. Y que ya se aplican en Argentina. Juan Sebastián Verón, presidente de Estudiantes de La Plata, adelantó que la reducción salarial será “escalonada” y “solidaria”. “Les informamos a los jugadores que vamos a revisar caso por caso, no va a ser igual para todos -dijo-. Tenemos que tratar de llevarlo lo mejor posible, pero todos tienen que hacer un esfuerzo”. En Lanús, que tiene cerca de 700 empleados, el presidente Nicolás Russo colocará un tope salarial en los contratos más altos: 300 mil pesos. “Esto es día a día -dijo-. Una cosa es que volvamos a jugar en mayo y otra cosa que el parate se extienda hasta junio. Todo dependerá de cuándo se pueda volver a jugar al fútbol y que la televisión siga pagando”.

En Argentina, según Futbolistas Argentinos Agremiados, hay 4000 contratos profesionales a jugadores en todas las categorías, entre el masculino y el femenino. De esos, 960 son de futbolistas de Primera División. “Todo tiene que ser consensuado. Los jugadores lo van a entender, no viven en una burbuja. Siempre que se les ha pedido un esfuerzo a los jugadores, han sido comprensivos. Es un tema que está arriba de la mesa”, había dicho Víctor Blanco, presidente de Racing. Y el viernes Racing fue el primero en oficializar el acuerdo “reservado” entre club y futbolistas. Lo concreto es que otros clubes tratarán de aguantar. Y que, de momento, la negociación en relación a los sueldos será particular, cada club con el plantel de futbolistas, sin la intermediación de Agremiados. Desde la AFA y la flamante Liga Profesional, cuyo presidente es Marcelo Tinelli, negocian con TNT (Turner) y Fox (Disney), dueños de los derechos de televisación, el cumplimiento del contrato, ya que es el principal ingreso de la mayoría de los clubes. Pero también mantienen charlas con el gobierno por el decreto 1212 (exenciones impositivas a los clubes) y los Programas de Recuperación Productiva (REPRO). Claudio Tapia, presidente de la AFA, es el interlocutor de Sergio Marchi, secretario de Agremiados.

En ese sentido, Diego Maradona, DT de Gimnasia La Plata, le propuso a Marchi crear un fondo común entre los futbolistas de Primera como ayuda para los del Ascenso mientras se extienda el parate por la pandemia. “Cualquier jugador -había dicho Carlos Tevez- puede vivir seis meses o un año sin cobrar o con el sueldo mínimo”. El capitán de Boca se había olvidado de los de abajo. Muchos futbolistas le respondieron a través de las redes sociales. “Que le avisen que en el Ascenso hay jugadores que viven el día a día con los sueldos -expuso Luis Salmerón, delantero de Los Andes-. Y muchos tenemos la misma inquietud que cualquier trabajador, que si no cobra, se le complica vivir”. Otros, como Emiliano Méndez, de Arsenal, hasta le recordaron a Tevez sus negocios en parques eólicos con Mauricio Macri.

Sucede que hay una franja de futbolistas, aquí y en Europa, con otros cálculos. Y que el fútbol, durante los últimos años, alcanzó límites de ficción en cuanto a lo económico. A los 21 años, por ejemplo, Kylian Mbappé gana cuatro veces más que cuando Messi tenía esa edad, en 2008. “Lo que está sucediendo nos cambiará profundamente -analizó Carlo Ancelotti, entrenador de Everton en la Premier League inglesa, la liga más poderosa del mundo que también recorta salarios-. La economía pronto cambiará a todo nivel. Los derechos de televisión tendrán un valor más bajo, los jugadores y técnicos ganarán menos. Las personas tendrán menos dinero y podrán gastar menos en entradas. Preparémonos”.

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>