Categorías
Argentina Sociedad

Profilaxis inclusiva: un proyecto porteño busca garantizar preservativos para personas con vulva | Los métodos disponibles responden a una “visión falocéntrica y centrada en la prevención del embarazo”, advierten



“El acceso a las herramientas para la salud sexual es derecho que el Estado tiene que garantizar”, afirmó a Página/12 la legisladora porteña Lucía Cámpora, autora del proyecto de Ley de “acceso y promoción de profilaxis inclusiva”, que está en evaluación en la comisión de salud de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires. 

El planteo principal es la necesidad de garantizar el acceso a métodos profilácticos -como el preservativo de campo, más conocido como campo de látex– que se adapten a los distintos tipos de prácticas sexuales. El colectivo Proyecto Preservativo para Vulvas (PPV), un grupo de activistas autoconvocadas, colaboró en la escritura del proyecto de Ley.

El problema no es sólo la falta de distribución gratuita de preservativos para personas con vulva, sino también la dificultad para conseguirlos en quioscos o farmacias del país. Por eso el proyecto y el colectivo surgen de una misma pregunta: ¿qué métodos de cuidado hay disponibles para las personas con vulva? En las farmacias, en los hospitales, y en los dispensadores gratuitos de baños públicos, bares y boliches se entregan preservativos de forma gratuita, pero todos son preservativos pensados para varones. 

“Hay una visión falocéntrica y centrada en la prevención del embarazo en los preservativos tradicionales”, señaló la legisladora. “Como no se prevé una demanda suficiente, o no se sabe la cantidad que podrían venderse, las empresas privadas no invierten en fabricar productos como el campo de látex. Pero no puede quedar en manos del sector privado esta decisión, porque se trata de garantizar un derecho”, añadió.

¿Qué dice el proyecto?

Según prevé la iniciativa, la autoridad de aplicación -el Ministerio de Salud de la Ciudad- deberá garantizar el acceso igualitario a la salud sexual, es decir, asegurar que se distribuya de forma gratuita, mediante convenios con empresas, preservativos de campo industrializados, así como se entregan los preservativos tradicionales, “proveyendo al menos una opción de otro material para aquellas personas alérgicas al látex”. Además, propone reforzar la formación sobre métodos profilácticos diversos en el marco de los programas de Educación Sexual Integral (ESI), que se capacite en el mismo sentido a los profesionales de la salud, y también “fomentar la investigación, desarrollo y producción”, en el ámbito público y privado, de métodos profilácticos que tengan en cuenta la diversidad de los cuerpos y de las prácticas sexuales.

“Es difícil pedirles a los especialistas que recomienden un producto si no se puede conseguir en ningún lado”, explicó Cámpora, y advirtió que “el feminismo viene a echar luz sobre distintos ámbitos, y la ciencia y la investigación es uno de ellos, donde la necesidad de incorporar perspectiva de género tiene que ver con poder dar respuesta a este tipo de demandas”.

No se fabrican en Argentina

Según pudieron investigar las integrantes de PPV, en el país no existe una empresa que fabrique el campo de látex de manera industrial. Una compañía española los ofrece por internet, pero el precio excede los 50 euros, que equivalen a más de cuatro mil pesos argentinos. “En Canadá se consigue el producto, pero no en farmacias sino en los sex shops”, detalló Sofía Helena, integrante y una de las fundadoras de PPV.

Por fuera del mercado, la opción artesanal más popular es fabricar el producto recortando un preservativo tradicional o un guante de látex. Un video del canal de Youtube del Ministerio de Salud de la Nación explica cómo fabricarlo a partir de un preservativo peneano, pero no menciona otras opciones para conseguirlo. “Tampoco se conoce demasiado sobre el uso del film de cocina, que se recomienda en tutoriales como material para fabricar el campo de látex, pero en realidad no sirve, no es seguro”, explicó Helena. Existe una tercera alternativa: las láminas bucales, rectángulos de látex que se utilizan en cirugías odontológicas y se venden en negocios dedicados a comercializar insumos médicos específicos.

“Nuestro horizonte es que se fabrique el producto en el país y que se distribuya -como sucede con los preservativos tradicionales- de manera gratuita”, señaló Helena, y aclaró que, sin embargo, “lo más cercano es que se importen”. Sobre esto conversaron en la reunión que tuvieron en febrero de este año con las autoridades de la Dirección nacional de salud sexual y reproductiva y de la Dirección de VIH-SIDA del Ministerio.

“El eje trasversal del proyecto es la erotización del cuidado, que sea algo atractivo. Necesitamos un preservativo que no sea restrictivo, incómodo y ajeno al cuerpo”, advirtió la activista. “Si el tema es tabú es porque hay falta de información, y porque las relaciones sexuales entre personas con vulva aún están muy invisibilizadas”, añadió.

La joven recordó que, cuando empezó a salir con chicas, nadie le supo decir si debía cuidarse y cómo hacerlo. “Cuando lo hablé con mi mamá y le dije que no había un método específico, ella sintió que yo estaba desprotegidísima. Se sorprendió porque pensaba que yo tenía esa información, pero no era así”, relató Helena.

Cuando se empezaron a agrupar, les integrantes de PPV sintieron que las historias se multiplicaban: “en los consultorios ginecológicos, cuando decís que sos lesbiana, con suerte te recomiendan el campo de látex, si te toca alguien con buena voluntad”. Pero la falta de información tiene su origen en la dificultad de acceder a un producto que sirva para cuidarse en relaciones sexuales no limitadas a la penetración. “Romper el silencio es fuerte y doloroso porque no tenemos las herramientas”, advirtió la activista.

El proyecto también incluye el fomento y el reclamo de presupuesto para investigación “sobre la diversidad de prácticas sexuales y las formas de cuidado”, y la creación de un protocolo ginecológico con hincapié en la diversidad sexual. Para ello, contempla la exigencia de “un cuadernillo que llegue tanto a hospitales como a universidades” donde se estudian estas especialidades médicas. “Todo esto tiene que ver con garantizar la salud pero también con el derecho al placer”, aclaró la legisladora.

Informe: Lorena Bermejo



Fuente link:

Categorías
El mundo Internacional

Perú: el rechazo popular a la corrupción legislativa fue la puerta que se abrió a Vizcarra

https://www.tiempoar.com.ar/nota/peru-el-rechazo-popular-a-la-corrupcion-legislativa-fue-la-puerta-que-se-abrio-a-vizcarra

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
El mundo Internacional

El referendum de la antipolítica italiana para reducir la representación legislativa

https://www.tiempoar.com.ar/nota/el-referendum-de-la-antipolitica-italiana-para-reducir-la-representacion-legislativa

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina normal

“Te vas a sorpender tanto como yo de las cosas que hace el macrismo en la Legislatura porteña” | CFK retuiteó un hilo de Lucía Cámpora que muestra las incongruencias de Juntos por el Cambio



La legisladora porteña Lucía Cámpora usó Twitter para dar cuenta de la doble vara del macrismo. Es que así como Juntos por el Cambio se queja de trabas en el funcionamiento del Congreso, la Legislatura de la Ciudad no parece tener un manejo acorde a lo que reclaman a nivel nacional. Pero lo que planteó la diputada del Frente de Todos en la red social tuvo un fuerte impulso cuando, al rato, Cristina Kirchner retuiteó el hilo. 

“Te vas a sorprender tanto como yo de las cosas que hace el macrismo en la Legislatura porteña, que responde a Horacio Rodríguez Larreta, y que nadie se entera”, escribió la vicepresidenta de la Nación. Cámpora contó que así como el macrismo pidió no debatir en el Parlamento nacional la reforma judicial por no ser un tema “prioritario”, casi al mismo tiempo la Legislatura porteña debatió proyectos que no parecen ser urgentes en relación a la pandemia, tales como:

Y remarcó la incongruencia del jefe de Gobierno:

Por si fuera poco, el debate para un tema tan importante se acotó a diez minutos en la comisión de Justicia.

“Lo mismo pasó con la Ley de Responsabilidad del Estado, sancionada la semana pasada. Pidieron preferencia y tuvimos UNA SOLA comisión para discutir el tema”, siguió la legisladora. “Por esta misma Ley, en el Congreso, en 2014, hicieron un show como el que están haciendo ahora en Diputados”, añadió.

“Ya que Rodríguez Larreta se queja de la agenda de prioridades, de los plazos para el debate, del diálogo y del consenso, fíjense cuántos proyectos de la oposición llegan siquiera a tratarse, ni les digo en el recinto, en comisiones de la Legislatura”, apuntó en otro tuit del hilo.

Lo graficó en un video:

También se apoyó en un tuit de Leandro Santoro sobre el reclamo por un reglamento “sesión por sesión”, cuando la virtualidad también es regla en la Legislatura por la pandemia. 

“Ya es hora de dejar atrás toda forma de oportunismo político. Necesitamos que todxs seamos muy, pero muy responsables.
Si el contexto no los hace darse cuenta de esto, por lo menos que lo haga el miedo al ridículo, porque este nivel de incoherencia no te lo robo”, remató Cámpora, que dejó este ejemplo final:





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El polémico proyecto que busca reglamentar el “Derecho al adiós” para  despedir a pacientes con coronavirus  | Lo presentaron legisladores porteños del bloque oficial Vamos Juntos



Bajo el título de “derecho a decir adiós”, legisladores porteños del bloque oficial Vamos Juntos presentaron un proyecto para revisar las restricciones de visita a los familiares de pacientes con coronavirus, que se encuentren internados “en situación de mal pronóstico inmediato”. La iniciativa, que ingresó en las últimas horas a la Legislatura, propone crear protocolos específicos para que un representante de la familia acuda al centro de salud a dar contención en las últimas horas

“Es necesario tener presente que los cuidados al final de
la vida implican algo más que el control de sus síntomas físicos”, sostiene el proyecto firmado por el legislador Juan Facundo Del Gaiso. Entre los argumentos de la inciativa, Del Gaiso señala que a la Covid-19 se la ha denominado “la enfermedad de la soledad” por las condiciones de aislamiento y convoca no a “eliminar las medidas protectoras sino de
establecerlas y adaptarlas para atender a las necesidades emocionales y
espirituales”. 

Para llevar adelante la iniciativa cada centro médico público y privado debería crear un protocolo específico para cumplimentar el “derecho al adiós”, pero el proyecto propone un marco general de aplicación para modificar la prohibición actual que rige en el sistema de salud para las visitas a las personas internadas con coronavirus.

El riesgo de contagio existe incluso postmorten por lo que también los velatorios están prohibidos. En ese sentido, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) publicó el mes pasado una guía de recomendaciones
, basada en buenas prácticas y recomendaciones de la Cruz Roja y la OMS, para que la gestión y el manejo de los cuerpos sea de una forma digna y segura”.

De acuerdo al “plan integral” que presentó el gobierno porteño el 17 de julio pasado, los velatorios para un máximo de diez personas se habilitarían en la fase 4, cuando actualmente se transita la fase 1. “No poder ver a sus familiares en sus últimos momentos, no poder ver el cuerpo, no participar con otros familiares de estos rituales, sin dudas genera angustia y dolor”, señaló el titular del EAAF, Luis Fondebrider, esta mañana en el reporte diario del Ministerio de Salud. 

En estos más de cuatro meses de pandemia, en la Ciudad de Buenos Aires, fallecieron 1.437 personas residentes y 372 no residentes; mientras que actualmente son 286 las personas con coronavirus internadas en terapia intensiva. 

Los puntos clave de la iniciativa

El proyecto de Del Gaiso, acompañado por otros legisladores oficialistas, precisa que para activar el protocolo del “derecho al adiós”, las autoridades médicas deberán dar una “valoración clínica que haga prever que el paciente se encuentra a final de la vida, previo a la situación de agonía y muerte.” Con ese diagnóstico, los centros médicos habilitarían la visita de un representante de la familia del paciente con una serie de requisitos. 

La iniciativa propone el siguiente protocolo a cumplir por el centro médico y el familiar que realice la visita: 

– Establecer horarios de visita especiales 

– Se establecerá un “circuito seguro” ingreso y egreso; y una vez en la habitación no podra abandonarla

– Prioridad para el representantes de la familia que no posea factores de riesgo

– No deberá presentar síntomas de Covid-19

– Deberá contar con insumos de prevención:  camisolín, repelente de fluidos, barbijo quirúrgico,protección ocular o facial,guantes, botas y cofia.

-Podrá ingresar con un “dispositivo smart” para que el paciente pueda tener contacto virtual con otras personas. 

– Podrán solicitar asistencia psicológica. 



Fuente link: