Categorías
Argentina normal

Las calles que atesoran la gloria de los entrenadores argentinos | Marcelo Bielsa no es el único con su apellido en una esquina



Los encantos que Marcelo Bielsa ha generado en este tiempo en la ciudad inglesa de Leeds, comandando al equipo con el que acaba de conseguir el ascenso a la Premier League, se materializaron en una calle que desde ahora llevará su nombre: la Marcelo Bielsa Way. Ante la apariencia de novedad, el DT rosarino no debiera sentirse solo: aunque no son muchos, hay otros entrenadores argentinos que han sido homenajeados con su nombre en distintas geografías urbanas, y a los que se recuerda cotidianamente, y hasta sin querer, sólo pateando las calles.

El que haya recorrido el costero Lido de Jesolo, en la provincia italiana de Venecia, se habrá encontrado con el nombre de este técnico argentino en el cartelito de una esquina. Es curioso, además, porque se encuentra enmarcado -en un divertido guiño para quienes aman el fútbol- por otros que también recuerdan a mitos de la redonda: entre las calles Nereo Rocco y Giuseppe Meazza, aparece la Via Helenio Herrera. Rocco, conocido como el padre del catenaccio italiano, y Meazza, leyenda de la azurra campeona del mundo en el ’34 y el ’38, cobijan al legendario H.H.

Apodado Il Mago, Herrera es el otro símbolo del catenaccio, el cerrojo defensivo del fútbol italiano, aunque él lo hizo suyo en el Inter, a diferencia de quien lo cruza en esa esquina veneciana, que lo ejecutó en el Milan. El argentino forma parte de las páginas doradas del Nerazzurri, al que llevó a la gloria bajo su dirección técnica en los años ’60: se consagró tres años consecutivos en el Calcio, dos veces como campeón de Europa y otras dos de la Copa Intercontinental, en históricas finales ante Independiente en 1964 y 1965.

El nombre del legendario Helenio Herrera en una calle de la provincia de Venecia, en Italia (Imagen: GoogleMaps).

Había nacido en Buenos Aires, aunque de chiquito se volvió a Europa -donde habían nacido sus padres-, pero hasta ese comienzo está atravesado por una excentricidad que fue marca en su vida. Así como le agregó un palito al cero de su fecha de nacimiento (para convertir el 1910 en 1916 y ganar seis años de juventud), Herrera es reconocido también por haberle dado más foco a la figura del entrenador en el fútbol. Incluso el lecho donde yace, en el cementerio San Michele de Venecia, permite dimensionar su importancia dentro de la historia de este deporte: su última esposa, Fiora Gandolfi, hizo escribir el año de nacimiento que él eligió en su lápida, junto a una pelota de fútbol y una Copa de Europa hechas de piedra.

Pero no sólo en el Viejo continente hay homenajes para quienes se calzan el buzo del fútbol. Dos calles de la provincia de Buenos Aires reconocen a dos técnicos del fútbol argentino, y son linderas de los estadios de esos clubes a los que tales nombres contribuyeron a hacer más grandes.

Trigilli y Cabrero, glorias en Buenos Aires 

En Caseros, la continuación de la calle Suiza inaugura el pequeño pero significativo trazado que honra la memoria de un grande de Estudiantes de Buenos Aires: Ricardo Trigilli, quien condujo al Pincha en ascensos que permitieron celebrar a las distintas generaciones de una familia de hinchas. En 1996, lo llevó a la B Nacional, tras una inolvidable goleada ante Almagro por 5-1 en el partido decisivo. Pero antes, en 1977, el Tano le dio la mano a Estudiantes para ganar el torneo de Primera B y alcanzar la máxima división del fútbol nacional, inaugurando la única temporada del club en Primera durante la era profesional.

Lo hinchas del Bicho también lo recordarán -tanto por su época de jugador como de DT- y, de cruzarse con su calle, seguro les sacará una sonrisa. A Trigilli, que murió en 2010 a los 75 años, no sólo lo unió con La Paternal el haber nacido allí: además de haberse iniciado en sus divisiones inferiores, en 1955 tuvo su gran año al coronar el título que significó el ascenso de Argentinos a Primera como goleador del equipo. Ya como entrenador, también se puso el buzo del Bicho en un momento difícil y lo sacó adelante: fue en el ’67, cuando lo agarró casi descendido y mantuvo la categoría.

La calle homenaje al gran técnico de Estudiantes de Buenos Aires (Imagen: Facebook Historia del Club Atlético Estudiantes).

Ramón Cabrero, que abandonó este mundo a sus jóvenes 69 años, es otro de los entrenadores argentinos que cualquiera puede encontrarse caminando las calles. Para ser rigurosos, habrá que decir que Cabrero en realidad nació español -en la ciudad de Santander, en Cantabria, el 11 de noviembre de 1947-, pero si no adoptó estas tierras como propias desde que llegó a Argentina a sus cuatro años, sí debió saber que sus habitantes, especialmente quienes tienen el corazón granate, lo adoptaron como uno más a él.

La calle que lleva su nombre nació el 2 de diciembre de 2018, un año después de la muerte del entrenador que llevó a Lanús a la gloria local: en 2007, con figuras como José Sand o Diego Valeri, lo condujo al primer título de Primera división de su historia. La Fortaleza, el estadio granate, se encuentra justamente en la esquina donde se cruzan el apellido de Cabrero con el de Héctor Guidi, que también ganó la calle por sus días dorados en los “Globetrotters”, que en 1956 maravillaron al fútbol argentino. El homenaje urbano a “Ramonín”, como se lo conocía en el barrio y en el club, tiene un detalle más, de esos que el destino le otorga sólo a algunos: el azar y la numeración de esa cuadra hicieron que Ramón Cabrero 2007 pasara a ser la dirección exacta de la cancha en la que ese hombre había hecho feliz a tanta gente.

Las y los amantes del fútbol sabrán que, sólo por mencionar casos de nuestro país, hay esquinas por allí homenajeando a Herminio Masantonio, a Oreste Corbatta, a Ricardo Bochini, sólo por nombrar algunos. Este año, de hecho, sólo una semana después de la muerte del Trinche Carlovich -quien falleció a causa de un violento robo mientras andaba en bicicleta- se anunció un proyecto para ponerle su nombre a una de las calles que bordean el estadio de Central Córdoba, en Rosario, del que fue su máxima gloria.

Viajando por el mundo, hay una rotonda en Nápoles que se llama Maradona, rebautizada en honor al Pibe de oro. Y una vía en Madrid que lleva el nombre de Alfredo Di Stéfano, en el barrio de Valdebebas, cerca de donde está ubicada la Ciudad Deportiva del Real Madrid, justamente el club donde La saeta rubia llegó para marcar un antes y un después. Lo cierto es que esta nota buscaba recordar a aquellas calles que, como la que ahora lleva el nombre de Bielsa en Leeds, le rinden su tributo no a los jugadores sino a los que hacen su arte desde el banquillo, mediante la magia de transmitir sus pensamientos.

El homenaje hecho cariñoso asfalto también llegó para Pablo Vico, aunque su apellido no aparece en la vía pública sino en un barrio privado. El histórico DT de Brown de Adrogué vive en su cancha y lo dirige desde hace 11 años. Con él, el Tricolor alcanzó dos ascensos a la B Nacional, también lo llevó al Reducido para llegar a Primera y venció a equipos de la máxima categoría por la Copa Argentina. La chapita con su nombre indica la calle principal de un barrio residencial de San Clemente, motivada por un empresario inmobiliario que resultó ser fiel seguidor del equipo de Adrogué.

Renato Cesarini, de Italia a la Argentina

Otro nombre, uno que romanos, romanas, santafesinos y santafesinas caminan a diario, sin percatarse tal vez de la referencia a aquel que la despuntó como jugador y como maestro en Italia y en Argentina. Es que Renato Cesarini, que nació en Italia en 1906 pero a los pocos meses llegó a nuestro país, tiene su firma en dos ciudades: en Roma tiene su Vía y en Roldán, su calle, en un trazado donde aparecen otras que homenajean a Mario Boyé, Oscar Gálvez o Juan Manuel Fangio.

Si como jugador conquistó cinco títulos con Juventus y tres con River, como entrenador basta apenas un renglón para comprender su grandeza: fue, junto a Carlos Peucelle, el armador de La Máquina, para muchos el mejor equipo de la historia del fútbol argentino. Conquistó seis títulos con los millonarios y tres, al mando de la Vecchia Signora, todos desde afuera de la línea de cal. También dirigió por un puñado de partidos a la Selección. “¿Usted se asombra? Bueno, ¡asómbrese! -le decía a Osvaldo Ardizzone, en una entrevista de la revista El Gráfico-. El jugador lo formo yo. ¡Lo construyo yo! ¡Sí, señor! ¡YO! Al jugador lo hace quien lo conduce”.

Parece que hay entrenadores argentinos que han sabido conducir tan bien los sueños de miles de hinchas que, desde donde sea que estén, siguen dando sus indicaciones y sus pasos, a despistados transeúntes, y también a algún otro que se encuentra con su nombre en alguna esquina y sonríe al recordarlo.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Manuel Lanzini: “Los jugadores de fútbol vivimos situaciones que nos hacen madurar más rápido”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/manuel-lanzini-los-jugadores-de-futbol-vivimos-situaciones-que-nos-hacen-madurar-mas-rapido

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina normal

Inauguraron la calle Marcelo Bielsa en Leeds | Homenaje al DT argentino después del ascenso a la Premier League



El homenaje que la ciudad de Leeds tenía previsto para Marcelo Bielsa tras el título y el ascenso a la Premier League se oficializó este miércoles con la inauguración de la calle que llevará su nombre, horas antes de que el equipo dispute su último partido de la temporada ante el Charlton. 

La “Marcelo Bielsa Way” conecta el camino que va desde el centro comercial Trinity Leeds al Commercial Street y, si bien fue rebautizada el pasado sábado, este miércoles se inauguró oficialmente.

El director del Trinity Leeds, David Madisson, fue el impulsor del homenaje y se mostró orgulloso de la nueva calle. “Este es un momento fantástico para la ciudad y estamos encantados de poder compartir las celebraciones del retorno del Leeds United a la Premier League”, expresó en la inauguración.

Además destacó lo que motivó a impulsar el homenaje. “La velocidad con la que el entrenador cambió la suerte del equipo y la forma en la que lo ha hecho, al estilo Bielsa, merece todos los aplausos y estamos absolutamente encantados de cambiar el nombre de esta calle”, remarcó Madisson.

En la antesala del partido de esta tarde ante el Charlton por la última jornada del Championship, Bielsa diálogo brevemente con la prensa y valoró el título logrado con el Leeds: “Esto va a ser un recuerdo hermoso para toda la vida”.

“Mi triunfo más grande está ligado al club al que yo pertenezco y donde nací (en referencia a Newell´s), pero todo lo que pasó acá fue muy lindo, inolvidable”, expresó el entrenador argentino.





Fuente link:

Categorías
Argentina opinion

El fenómeno Bielsa | Opinión



Marcelo Bielsa se hizo a sí mismo el mejor regalo de cumpleaños. Este martes 21 de julio celebrará su 65º vuelta al sol saboreando un título de campeón, que se le venía negando desde que al frente de Vélez ganó el Torneo Clausura de 1998. No se le dio la revancha en un Mundial, la Premier League, la Champions o en cualquiera de las grandes y poderosas ligas europeas. 

El logro fue mucho más modesto: al frente del Leeds United ganó el Championship (la Primera B inglesa) y logró ascender a la Premier. Una de las mejores vidrieras del fútbol del mundo, acaso la mejor. Pero por las reverberaciones que este éxito ha generado, pareciera que Bielsa hubiera conseguido una proeza futbolística. Una consagración reservada a muy pocos predestinados.

El triunfo de visitante 3-1 ante Derby County remachó una campaña demoledora del Leeds: a falta de una fecha para el cierre del torneo, le sacó ocho puntos al segundo (West Brownich Albion), nueve al tercero (Brentford) y diez al cuarto (Fulham). Fue el equipo que más oportunidades de gol ha creado a lo largo de las 43 extenuantes jornadas que lleva la competencia, el que más remató a las vallas adversarias, el de mayor posesión de la pelota, y el de menos goles en contra. Un campañón por donde se lo mire. Que Bielsa haya logrado todo esto con un equipo en el que no hay ningún gran jugador (apenas algunos buenos y nada más), y con un presupuesto para nada generoso, ratifica aquello que alguna vez dijo de él Pep Guardiola: “Su gran virtud es tomar un equipo regular, sin grandes figuras y convertirlo en ultracompetitivo”.

Se entiende la alegría desbordante de los hinchas del Leeds: descendido a la Championship en la temporada 2010/11 hacía 10 años que vegetaba de la mitad de la tabla hacia abajo en la segunda división inglesa. Una situación impropia para un equipo que en 1976 llegó a jugar ante Bayern Munich, la final de la Copa de Campeones de Europa (actual Champions). De 2013 en adelante, no había llegado más allá del 7º puesto. Dos veces se había clasificado 13º y otras dos, 15º. Y Bielsa le cambió la cabeza y el rumbo. 

El equipo estuvo a punto de ascender en la temporada pasada y desperdició las dos chances que tuvo. Primero en la serie regular, y luego en el cuadrangular final por la tercera plaza. El magnate italiano Andrea Radrizzani, socio mayoritario del Leeds, no perdió la cabeza. Ratificó a Bielsa en su cargo a pesar del fuerte golpazo. Y hoy recoge los frutos de su coherencia: el Leeds volvió a la Premier luego de 5908 días de alejamiento y tendrá 210 millones de dólares para invertir en refuerzos: esa suma es lo que cobrará en concepto de derechos de televisión por la temporada 2020/2021.

Pero cuando se recorren algunos portales periodísticos y se hace un paneo por las bulliciosas redes sociales se descubre un jolgorio aún mayor. Y se comprueba que, muy a pesar suyo, el fenómeno Bielsa es mucho más grande que el director técnico. Hay mucha gente auténticamente feliz por su regreso a los primeros planos que no lo está tanto, cuando otros grandes entrenadores de la actualidad como Guardiola, Zinedine Zidane o José Mourinho, por citar sólo a los que tienen gran prensa, ganan campeonatos y copas. 

Ni hablar en la Argentina donde Carlos Bianchi y Marcelo Gallardo, los técnicos más ganadores en las dos primeras décadas del siglo 21, nunca han generado la avalancha de masivos elogios y reconocimientos que despierta Bielsa. Tanto por sus virtudes humanas como por sus reales méritos de entrenador de elite.

Suena aventurado decir que Bielsa es el mejor técnico del mundo. No hay ningún dato que lo sustente. Mas allá de las opiniones de algunos de quienes fueron sus colaboradores y ciertos jugadores que tuvo bajo su mando. Se le reconocen su capacidad de análisis del juego y de trabajo en el campo y su gran poder de convicción, así como su talento para hacer mucho con poco. 

Tanto como su apuesta inquebrantable por el juego abierto, intenso y ofensivo (a veces apurado y atolondrado) y su repulsa hacia todo lo que signifique la trampa o la ventaja mal habida. De ahí a decir que existe algo parecido al bielsismo hay un trecho demasiado grande. “Bielsa transmite valores”, afirman sus exégetas. Es posible que sea así. También lo hacen otros entrenadores y no hay tanto bullicio a su alrededor.

“Ahora no quiero que el foco se ponga sobre mí, éste no es el momento. Es un momento para agradecerle a los jugadores, dedicarle el logro al público y agradecerle al club”, dijo Bielsa tras la victoria ante el Derby County. “El técnico de la máscara de hierro” (así lo denominó alguna vez su hermano Rafael) se codeará desde septiembre con algunos de los técnicos más cotizados del planeta. 

Su objetivo será primero afirmarse en la Premier, y luego tratar de llegar a alguna copa continental. Pero antes que nada, seguir transmitiendo valores en la Liga acaso más competitiva del mundo. Y tratar de ser cada día mejor como técnico, mientras el ruido a su alrededor crece y crece, sin que él mueva un solo dedo para que así sea.



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Bielsa volvió a gritar campeón de la mano del Leeds | Pasaron 22 años desde su último título a nivel clubes



Un día después de conseguir el ascenso, el Leeds de Marcelo Bielsa se coronó como campeón de la Segunda División inglesa nuevamente sin jugar, gracias a la derrota de Brentford FC, el único con posibilidades de disputarle el título, ante Stoke City por 1-0.

Así, el “Loco” quebró una racha de 16 años -justamente la misma cantidad de temporadas que llevaba Leeds en el ascenso de su país- sin títulos con sus equipos, tras la medalla de oro olímpica conseguida con la Selección Nacional Sub 23 en los Juegos de Atenas 2004. Además, su última conquista a nivel clubes había sido en 1998, cuando ganó el Torneo Clausura con Vélez Sarsfield.

“Que mañana (por el domingo) juegue el que tenga ganas”
, bromeó un Bielsa
alegre como pocas veces
mientras era abrazado por un sinfín de jugadores
y dirigentes en el estadio Elland Road, al que se acercó este sábado
por la mañana para comandar los entrenamientos del equipo, que
estuvieron más abocados a los festejos tras la derrota de Brentford.

A falta de dos fechas para el final, Brentford debía ganar sus dos encuentros y esperar que Leeds no sumara puntos en sus dos presentaciones restantes para soñar con el título. Pero nada de eso sucedió. Con un gol del delantero inglés Lee Gregory a los 38 minutos, Stoke City (18° sobre 24 equipos en el torneo) dio la sorpresa y se quedó con el triunfo como local, acelerando el trámite de Leeds, que juega este domingo como visitante ante Derby County (desde las 10, por ESPN y ESPN2), justamente el equipo que lo eliminó de la lucha por el ascenso la temporada pasada.


Con 87 puntos, Leeds se aseguró entonces el primer puesto,
seguido de West Bromwich Albion con 82, Brentford con 81 y Fulham con 80, todos con un partido por jugar y en busca del segundo boleto para ascender directamente a la Premier League y no caer en el Reducido al que clasifican del 3° al 6° y que otorga un tercer pasaje a la máxima categoría inglesa.


“Bielsa supo sacar el mejor rendimiento, nos contagió las ganas y la
filosofía. Fue el mejor año en números de
mi carrera”, afirmó el volante español de Leeds, Pablo Hernández,
quien
estaba en el plantel antes del arribo del entrenador rosarino y fue
uno de los pocos en afirmarse en los planes del DT, hasta llegar a ser
el segundo goleador del equipo en estas dos temporadas (20 tantos en 73
partidos, por detrás del nueve titular, el inglés Patrick Bamford, que
suma 25 en 65).

Este sábado por la mañana, Bielsa se presentó en el estadio de su equipo, Elland Road, para comandar los habituales entrenamientos y fue recibido con jolgorio por sus dirigidos y los dirigentes del club. Hubo abrazos, sonrisas y agradecimientos para el rosarino, quien se sacó un gran peso de encima tras la frustración de la última temporada, en la que tras liderar en gran parte del torneo, su equipo se cayó en las últimas fechas y no pudo ascender.

Con el campeonato conseguido con Leeds en la Championship inglesa, Bielsa sumó su cuarto título a nivel clubes (con Newell’s ganó el torneo de 1990/1991 y el Clausura 1992, y con Vélez, el Clausura 1998) y el primero en el exterior.

El “Loco” hizo buena parte de su carrera fuera de Argentina, con pasos por Atlas y América de México, Espanyol y Bilbao de España, y Olympique de Marsella y Lille de Francia. Fue con Athletic, que estuvo más cerca de coronarse, pero su equipo no pudo en ninguna de las finales que jugó (0-3 ante Atlético de Madrid en la Europa League y 0-3 con Barcelona en la Copa del Rey). Finalmente, este sábado se pudo dar el gusto de la mano de Leeds.





Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Bielsa: el título del técnico obligado a reafirmar su relación con la victoria

Bielsa: el título del técnico obligado a reafirmar su relación con la victoria

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

¿Por qué festejamos cuando gana Bielsa?

¿Por qué festejamos cuando gana Bielsa?

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Deportes

Bielsa, el Loco más cuerdo | La revancha del técnico rosarino gracias al ascenso del Leeds



No es noticia por renunciar a través de una carta que leyó un traductor ni mediante una conferencia de prensa en la que aseguró que se quedó sin energía. Tampoco por autodenunciarse por un comportamiento impropio ante un empleado. Ni siquiera por alguna de sus “locuras” que enloquecen a sus aduladores y que desquician a sus detractores. Marcelo Bielsa es noticia por un espectacular logro deportivoel ascenso a la Premier League y el posible título de la segunda división con el Leeds
-, y, valga la redundancia, eso sí que es una gran noticia. 

Hay que remontarse hasta 2004, cuando Argentina alzó la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas, para encontrar el anterior éxito deportivo de Bielsa. Y hasta 1998, con el Torneo Clausura ganado por Vélez, para hacerlo en un club. Sin embargo, la grandeza de Bielsa no se mide en números. El “Loco” es un técnico que escapa los parámetros normales de su profesión y que provoca una inmensa corriente de seguidores, sin que interesen demasiado los resultados que consiga. “Deja valores, algo más importante que un título”, reiteran sus incondicionales.

Pero a pesar de esa máxima, Bielsa necesitaba el ascenso con el Leeds para curar una herida que no cicatrizaba desde el año pasado, cuando el ascenso se le escapó de forma increíble, después de liderar durante casi todo el torneo. Y, sobre todo, tras haber superado el affaire de espiar rivales, necesitaba coronar su estadía en el Leeds con una meta cumplida: el hombre que no negocia sus convicciones ni futbolísticas se debía a sí mismo cambiar las imágenes de todos sus últimos finales de ciclo. Basta con repasar su carrera para notar que casi todas sus renuncias se saldaron con polémica, incluso hasta contradictorias para una persona que está convencida de que la palabra tiene mucho más valor que un documento firmado.

Bielsa, apasionado como el primer día, pese a que en unos días cumplirá 65 años. 

“Dirigir la Selección Argentina es el sueño de mi vida”, le dijo en 1998 al presidente del Espanyol, Daniel Sánchez Llibre, para dejar el club catalán después de entrenarlo sólo seis partidos. Tras una larga negociación, Bielsa logró liberarse del compromiso, mientras que el Espanyol pudo asegurarse la presencia de la Selección al año siguiente para los festejos de su centenario.

La “falta de energía” resultó la razón de su salida de la selección argentina en 2004, con la eliminatoria rumbo al Mundial de Alemania 2006 encarrillada. “Si las eliminatorias no eran favorables, no hubiera tomado esta decisión. Las dificultades dan energías”, aclaró en aquel momento. Las versiones no oficiales de aquel hecho indican que su renuncia partió de un enojo con la AFA por haber permitido que algunos clubes europeos no entregaran a sus jugadores para un partido, por más que se trataba de una fecha FIFA.

“La ausencia de confianza” fue el argumento que esgrimió para alejarse selección chilena en febrero de 2011, apenas días después de que asumiera Sergio Jadue como nuevo presidente de la ANFP. “Sergio Jadue actuó para que yo entendiera que no debía confiar en él. Hizo que llegara a los medios de prensa información diferente a la real. Es exactamente así”, aseguró Bielsa en una larguísima conferencia de prensa de despedida, cuando todavía tenía un contrato firmado por cuatro años más.

Sobre el dirigente en el que está basada la serie de Amazon El Presidente, que refiere a los hechos de corrupción en el fútbol sudamericano, Bielsa dijo en aquel momento que “deformó la realidad para disponer al público en contra mío. El objetivo fue desgastar mi imagen pública, engañar a través de los medios de comunicación y predisponer al público del fútbol en contra de mi persona”. Durante su estadía de tres años y medio en Chile, el DT descartó alojarse en hoteles lujosos y prefirió vivir en Juan Pinto Durán, el predio de la ANFP en Santiago de Chile. Allí llevó adelante una auténtica revolución a partir de las exigencias que impuso, entre ellas la posibilidad de brindar charlas de liderazgo cuyo elevado caché estaba destinado a costear las reformas y mejoras del campo de entrenamiento de la selección de Chile, que él mismo supervisaba.

Una exigencia similar casi le cuesta el puesto en el Athletic de Bilbao, con el que había llegado a la final de la Europa League. En una rueda de prensa convocada a título personal y sin el permiso del club, Bielsa acusó de “robo, estafa y engaño” a la empresa que estaba al frente de las obras de remodelación en Lezama, la ciudad deportiva del equipo vasco. “El trabajo no es que no se terminara, sino que se hizo mal sabiendo que se hacía mal. Cuando vi cómo estaba, me indigné”, contó el rosarino, que sorprendió al contar la manera en que concluyó el incidente: “Con una denuncia autoinculpándome por el maltrato hacia el ingeniero encargado de las obras, al que traté como un salvaje”. La dirigencia del Athletic desautorizó sus dichos y avaló a la empresa, situación que casi termina en su renuncia, algo que finalmente no sucedió. Sin embargo, la relación ya no fue la misma y Bielsa dejó el equipo al final de la campaña.

Su salida del Olympique, mediante una carta que leyó su traductor, tampoco quedó clara. El diario marsellés La Provence explicó que como la renovación del contrato se prolongó de mayo a agosto sin haberse firmado, en el medio quedaron unos 300 mil euros que Bielsa no reclamó por entender que no le correspondían, pero a cambio propuso que se invirtieran en la creación de un departamento para el reclutamiento de jóvenes talentos. El presidente del Marsella, Vincent Labrune, estuvo de acuerdo. Sin embargo, en el encuentro final para sellar lo hablado, Bielsa descubrió que aquel dinero ya no figuraba.

Su otra experiencia francesa terminó con un despido del Lille, que lo echó por una supuesta falta grave, cuando el DT viajó a Chile para visitar a su amigo y ex preparador físico Luis Bonini, que estaba atravesando una enfermedad terminal. Y en Italia, ni siquiera llegó a dirigir un partido en la Lazio, después de que el presidente Claudio Lotito no le contratara ninguno de los siete refuerzos que le había prometido antes de iniciar la pretemporada.

Aquella famosa rueda de prensa de la autodenuncia en Bilbao también dejó una frase que refleja otra faceta de la personalidad de Bielsa: su desconfianza hacia el periodismo. “Yo tengo muy mal concepto del periodismo y de los periodistas. Pero para que se queden tranquilos: tengo peor concepto de los entrenadores”, afirmó, aunque el mensaje tenía destinatarios claros, y no precisamente sus colegas.

Su relación con la prensa quedó marcada a fuego tras la primera gira con la Selección Argentina por Venezuela y Estados Unidos. A esa altura ya había decidido no brindar entrevistas personales para no favorecer a ningún medio, teniendo en cuenta que en su visión era tan importante el canal con derechos de TV que una FM local. Por eso, en esa gira programó un “off the record” de varias horas con los enviados especiales para explicar sus ideas sobre táctica, jugadores y posibles citaciones. Uno de los periodistas, quien no participó del encuentro ni sabía las condiciones impuestas, contó por una radio de Buenos Aires los detalles de la charla, lo que generó que Bielsa jamás volviera a tener un contacto de ese estilo.

Desde entonces, sus únicos vínculos públicos con los medios pasaron a ser sus conocidas y extensas conferencias de prensa, ya sea para brindar explicaciones futbolísticas como para justificar renuncias. Ahora, en la próxima del domingo, lo hará para celebrar una gran conquista, situación que a esta altura de su carrera es una gran noticia.



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

El Leeds de Bielsa logró el ascenso a la Premier League | Sin jugar, el equipo del Loco subió a primera y está a un punto del título



Sin necesidad de jugar, el Leeds de Marcelo Bielsa
consiguió este viernes el ascenso a la Premier League inglesa
y quedó a un punto de consagrarse campeón de la segunda división, después de que el West Bromwich, su escolta, perdiera 2-1 con el Huddersfield como visitante. Después de 16 años jugando en divisiones de ascenso y la frustración sufrida el año pasado bajo la conducción del entrenador rosarino, el tradicional equipo inglés consiguió volver a la máxima categoría.

Cuando sólo iban 4 minutos, Chris Willock abrió el marcador para el Huddersfield, tanto que se celebró en Elland Road. El empate para el West Bromwich llegó por intermedio de Dara O’Shea a los 42 minutos, pero no era suficiente para frustrar el festejo del conjunto de Bielsa. Y a cuatro minutos del cierre del juego, Emile Smith-Rowe selló la caída del escolta, que además podría perder el segundo puesto a manos del Brentford.

Tras haber vencido el jueves 1-0 al Barnsley, el Leeds llegó a 87 puntos y se mantiene con cinco puntos de ventaja sobre el West Bromwich, al que sólo le queda un partido y ya no lo puede alcanzar en las posiciones. En cambio, el Brentford, tercero con 81 unidades y mejor diferencia de gol, todavía podría superarlo si gana sus dos partidos y el Leeds pierde los suyos. Pero como los dos primeros del certamen se garantizan su cupo en la máxima categoría, el Leeds puede celebrar su objetivo cumplido.


Bielsa y sus jugadores podrían festejar el título el sábado, si el Brentford no derrota al Stoke City, o el domingo, cuando su equipo visite al Derby
. En ese caso, con un punto le alcanza para dar la vuelta olímpica.

En el peor escenario, si Leeds pierde ante el Derby y Brentford derrota al Stoke City, el conjunto de Bielsa tendrá una nueva oportunidad en la última jornada. El miércoles 22, el líder recibirá al Charlton y el Brentford jugará en casa ante el Barnsley.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

El Leeds de Bielsa ganó y quedó a un punto del ascenso | El equipo del Loco puede ser campeón la próxima fecha



Con su victoria en casa 1-0 sobre el Barnsley lograda este jueves, el Leeds de Marcelo Bielsa quedó a un punto de asegurarse el ascenso a la Premier League y a dos de garantizarse el título en la segunda división del fútbol inglés. Tan cerca está el objetivo que incluso podría lograrlo el viernes o el sábado sin jugar, si es que sus rivales directos no ganan sus respectivos partidos de la penúltima fecha. En caso de lograrlo, será el regreso del Leeds a la máxima categoría después de 16 años.

Un gol en contra del defensor Michael Sollbauer a los 28 minutos del primer tiempo después de un desborde de Patrick Bamford le dio la ventaja al equipo del entrenador argentino, que hasta ese momento no podía superar a su adversario, último en las posiciones y casi condenado al descenso. Más allá de las distancias en la tabla, en el campo no hubo tantas diferencias y el desarrollo resultó muy parejo.

“Fue muy difícil desde el equilibrio mental para defender y atacar, y lograr desarrollar el tipo de juego que queremos”, reconoció Bielsa, que no quiere dar por seguro el ascenso. “Hasta que no lo resolvamos matemáticamente, no es conveniente hablar del ascenso”, remarcó.

Desde que se reanudó la temporada luego del receso obligado por la pandemia de coronavirus, Leeds perdió como visitante 2-0 con Cardiff y a partir de allí, en menos de un mes, hilvanó seis partidos sin caídas, con cinco victorias y un empate. Con dos partidos más por delante, Leeds ya superó por cuatro puntos la campaña de la primera temporada de Bielsa en en el club y con la de este jueves también pasó su récord de victorias (26 contra 25).

Gracias a los tres puntos logrados en Elland Road, el Leeds llegó a 87 puntos y le sacó cinco al escolta West Bromwich y seis al tercero Brentford, cuando quedan seis unidades en juego. Con dos ascensos directos en juego, al equipo de Marcelo Bielsa le alcanza con un empate el domingo como visitante ante el Derby County para asegurarse su sitio en la Premier el año que viene, mientras que con un triunfo podría garantizarse el objetivo con la vuelta olímpica incluida. 

Pero es posible que ni siquiera necesite jugar para lograr el ascenso y el título, ya que sus dos rivales tienen previstos sus partidos de la penúltima jornada antes que el Leeds: si el West Bromwich no le gana el viernes como visitante Huddersfield o el Brentford no derrota el sábado al Stoke City, el Leeds se asegurará su ascenso. Y si sus dos perseguidores no ganan, automáticamente celebrará el título. Igual, Bielsa aclaró que no mirará ninguno de los dos encuentros. “Todo depende de nosotros y estamos pensando en como resolver nuestro partido”, expresó Bielsa

En el peor escenario, si Leeds pierde ante el Derby y West Bromwich y Brentford ganan sus partidos, el conjunto de Bielsa tendrá una nueva oportunidad en la última jornada. El miércoles 22, el líder recibirá al Charlton, el West Bromwich chocará ante el Queens Park Rangers y el Brentford jugará en casa ante el Barnsley.

La segunda división del futbol inglés entrega tres ascensos, los dos primeros directos y el tercero a través de un Liguilla en la que compiten del tercero al sexto. La temporada pasada, el Leeds lideró gran parte del certamen y su rendimiento decayó sobre el final, por lo que finalizó tercero y tuvo que disputar la Liguilla, donde el Aston Villa lo eliminó en un partido insólito, en el que el equipo de Bielsa ganaba y tenía controlado el desarrollo.

Antes del inicio del encuentro hubo un minuto de silencio por Jack Charlton, hermano del mítico Bobby y leyenda de Leeds que además fue de campeón del mundo con el seleccionado inglés en 1966, quien falleció el pasado viernes a los 85 años.





Fuente link: