Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Tras cinco meses de espera, vuelve la NBA en Disney

https://www.tiempoar.com.ar/nota/tras-cinco-meses-de-espera-vuelve-la-nba-en-disney

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina normal

El show continúa: Vuelve la NBA en el país de los contagios | Gigantes vs. petisos, los desahuciados de LeBron y otras curiosidades del regreso



Vuelve la NBA. Tras más de cuatro meses de parate, la principal liga de básquet retomará su actividad oficial este jueves, con 22 equipos reubicados en la denominada “Burbuja de Disney
“, situada en las instalaciones de la cadena ESPN (propiedad de Disney) en el predio de Mickey y sus amigos en Orlando, Florida, y supuestamente aislada de la pandemia que ya dejó casi 50 mil muertos y más de 4 millones de infectados en Estados Unidos (al tope de la lista de países afectados por el virus).

Mucho ha pasado en el país del norte desde que la NBA suspendió su actividad oficial en marzo tras registrar el primer caso de covid-19 entre sus filas. El precio del petróleo tocó mínimos históricos; Donald Trump, que en noviembre va por su reelección, suspendió la financiación de la OMS por acusarla de complotarse con China en cuanto a la pandemia; y el Pentágono lanzó un video del avistamiento de unos ovnis
, entre otras locuras. Pero, sin dudas, si algún episodio tendrá repercusión el la reanudación de la NBA será el brutal asesinato del afroamericano Georg Floyd por la policía y sus consecuentes manifestaciones y protestas
.
La lucha contra el racismo y la violencia policial de ese país se hará presente en Orlando a través del simbólico gesto de arrodillarse durante el himno o con los nombres inscriptos de víctimas en las camisetas de los jugadores, por ejemplo.

El formato

En Orlando habrá 22 de los equipos que componen la NBA. Los ocho que quedaron afuera de la excursión (6 del este y 2 del Oeste) son los que ya no tenían chances de clasificar a playoffs al momento de la suspensión. Así las cosas, cada franquicia jugará ocho partidos entre este jueves 30 de julio y el 14 de agosto para completar la temporada regular. Como 12 de los equipos ya tienen la clasificación asegurada a los playoffs, el misterio no abundará en esta etapa, más dedicada a poner en ritmo a los jugadores. En Argentina, los partidos serán televisados por ESPN, DirecTV Sports y NBA TV.

Una de los novedades pasará por la disputa de la octava posición en cada conferencia, la última que otorga un pasaje a playoffs: si el noveno clasificado está a cuatro o menos victorias de distancia del octavo, tendrá el derecho de arrebatarle el lugar en una serie a dos partidos, teniendo que ganar ambos para quedarse con el privilegio. Una vez finalizado el trámite, se dará inicio a los playoffs, que se disputarán del 17 de agosto hasta mediados de octubre y respetarán su formato habitual, con series al mejor de siete encuentros. Claro que, esta vez, la localía no será un factor, a menos que el conjunto en cuestión se llame Orlando Magic.

El club de los desahuciados

Aunque acostumbrado a formar equipos con otras grandes estrellas, LeBron James también tiene simpatía por ir contra la corriente. El número 23 de Los Angeles Lakers (líderes en el Oeste) llevó a Hollywood a varios de los jugadores más subestimados de la liga, muchos de ellos dueños de una justificada mala fama. Las últimas adquisiciones del equipo fueron los escoltas J.R. Smith
y Dion Waiters. El primero, especialista defensivo y triplero, dejó su huella indeleble en los videos de bloopers cuando le costó una final de NBA a los Cavaliers de LeBron en 2018, al confundir el resultado del juego, pensar que su equipo estaba ganando (estaban empatando) y “hacer tiempo” para que corra el reloj mientras LeBron hacía toda gesticulación posible para “avivarlo”. El segundo, Waiters, con facilidad para anotar pero de mala relación con la disciplina, fue cortado por varios equipos a sus 28 años y tendrá su posibilidad de revancha con los Lakers.

La lista de “defectuosos” no termina allí. Con LeBron también estarán el ya veterano pivot Dwight Howard, quien tuvo que lidiar la última década con el mote de “tierno” a la hora del roce que le puso el difunto Kobe Bryant; el atlético interno Javale McGee, blanco de un sinfín de bromas por sus numerosos desaciertos en el campo de juego; y el base Alex Caruso, protagonista de incesantes memes por un “look” que no se condice con su espectacular estilo de juego. Claro que a Caruso nada de eso lo inquieta: prueba de ello es que se ausentó del casamiento de su hermana para no perderse entrenamientos con su equipo en Orlando.

¿Altura o velocidad?

La sensación en Orlando son por el momento los Denver Nuggets (3° en el Oeste). Es que los liderados por el pivot serbio Nikola Jokic
decidieron jugarse un pleno a la altura de su formación inicial mientras lidian con numerosas lesiones. Es así que el equipo comandado por Mike Malone viene saliendo con el serbio de base (2,13 metros y 114 kilos), Jeremi Grant (2,03m) y Torrey Craig (2,01m) como perimetrales, y el novato sudanés Bol Bol (2,18m) y Mason Plumlee (2,11m) de internos.

De la vereda contraria están los Houston Rockets (6° en el Oeste). Los del entrenador Mike D’Antoni apostaron durante el último tramo de la temporada a una alineación súper baja, con sólo un jugador que pasa los dos metros de altura (Robert Covington con 2,01). Tal es la apuesta de los Rockets al juego rápido de James Harden y Russell Westbrook, que se deshicieron a su pivot titular durante años, el suizo Clint Capela.

Los candidatos

Los Lakers de LeBron James por el Oeste y los Milwaukee Bucks del griego Giannis Antetokounmpo por el Este. Los favoritos están claros y el formato de juego de series a siete partidos los potencia aún más. Claro que siempre hay lugar para las sorpresas. En la conferencia del helénico, también se destacan el buen funcionamiento de los vigente campeones, Toronto Raptors, aunque ya sin la estrella de Kawhi Leonard; el aceitado sistema de los Boston Celtics del “mini Popovich” Brad Stevens y el bulldog defensivo Marcus Smart; y los algo desprolijos pero talentosos Philadelphia 76ers del camerunés Joel Embiid y el australiano Ben Simmons.

Por el Oeste, los Clippers de Leonard llegan diezmados por las partidas de vitales jugadores de rol como Patrick Beverley (pilar defensivo), Lou Williams y Montrezl Harrell (ambos candidatos al premio de Mejor Sexto Hombre), quienes debieron atender urgencias familiares y no tienen fecha de regreso a la Burbuja. En tanto, quedará por ver qué pueden conseguir los Nuggets del mágico Jokic, los Rockets del zurdo Harden, o la sensación eslovena Luka Doncic y sus Dallas Mavericks. Además, el novato estrella Zion Williamson, quien por el momento sólo pudo disputar 19 partidos y se lo vio fuera de forma, buscará clasificar a sus New Orleans Pelicans a la postemporada.

Los ausentes

Ante la amenaza de la covid-19, las autoridades de la NBA decidieron no imponer sanciones a los jugadores que no quieran viajar a Orlando, más allá de una quita salarial correspondiente a los partidos que se pierdan. Así, entre los que prefirieron no arriesgar y los que no quieren apresurar la vuelta tras alguna lesión hay varios nombres célebres como los de LaMarcus Aldridge (San Antonio, prefirió operarse de una lesión), Kevin Durant y Kyrie Irving (Brooklyn, por lesión), Gordon Hayward (Boston, jugará con el equipo hasta septiembre, mes en el que está programado el parto de su cuarto hijo), Victor Oladipo (Indiana, por lesión, acompañará al equipo pero no jugará), Sepencer Dinwiddie (Brookyln, dio positivo de Covid-19 por segunda vez y se bajó) o el croata Bojan Bogdanovic (Utah, prefirió operarse de una molestia).

En adhesión, se suman las obvias ausencias de los equipos que ya estaban eliminados de la lucha por los playoffs, donde se destacan los poderosos Golden State Warriors de Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, víctimas de una temporada plagada de lesiones y rápidamente abocada a buscar una elección alta en el próximo Draft, estipulado para mediados de octubre y donde Argentina tendrá presencia asegurada de la mano del cordobés Leandro Bolmaro.

Veteranía asegurada

El parate pandémico significó, entre muchas
otras cosas, el retiro forzado de Vince Carter a los 43 años. El escolta
considerado como uno de los mejores volcadores de la historia quedó
afuera de la definición en Orlando ya que sus Atlanta Hawks no tenían
chances de clasificar a playoffs. De todas maneras, para llenar el cupo
de veteranía, los Brooklyn Nets (7° en el Este) dieron la sorpresa al
convocar al escolta de 40 años Jamal Crawford
, quien no había conseguido
equipo durante este año y se convertirá ahora en el octavo jugador de
la historia de la liga en jugar 20 temporadas. “Al otro día me desperté
pensando: ‘¿Esto realmente sucedió o estaba soñando? ¿Los Nets me llamaron y realmente firmé contrato
con ellos?’. Por suerte todo fue real”
, declaró tras poner su rúbrica
Crawford, más conocido por su habilidad con la pelota para marear a sus
rivales y dejarlos en el piso.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Callate y jugá

Callate y jugá

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

El Liverpool se suma al coro de voces en el deporte contra el racismo

El Liverpool se suma al coro de voces en el deporte contra el racismo

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
El mundo Internacional

Indignación por el asesinato de un afrodescendiente a manos de la policía en EEUU

Indignación por el asesinato de un afrodescendiente a manos de la policía en EEUU

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Las dos caras de LeBron James, entre participar y callarse

Las dos caras de LeBron James, entre participar y callarse

La estrella de la NBA se llegó a enfrentar hasta con Trump para denunciar racismo, pero su ímpetu se chocó con los conflictos en China.

(Foto: AFP)
Por Ignacio Sbaraglia
@isbaraglia

5 de Enero de 2020

Agosto de 2018. “Callate y jugá”, le dijo una periodista a LeBron James después de que el jugador de Los Angeles Lakers de la NBA criticara el racismo de Donald Trump. Lejos de amilanarse, esa frase se volvió una marca para abrir aún más la boca.

Los tuits del hombre rico blanco que duerme en la Casa Blanca no le preocupan en su espíritu a James. Menos los dichos de la periodista Laura Ingraham. Por eso convirtió ese gancho en un documental de tres capítulos en el que distintos deportistas -principalmente basquetbolistas afrodescendientes- relatan sus historias de compromiso social para cambiar el clima cultural de distintas épocas. De eso sabe LeBron, quien lideró desde su posición de privilegio distintos reclamos por amedrentamientos racistas durante los últimos años. “Aprovechemos este momento como un llamado a la acción a todos los atletas para que nos eduquemos, exploremos estos asuntos, expresemos nuestra opinión, usemos nuestra influencia y renunciemos a toda violencia y, lo más importante, volvamos a nuestras comunidades, invirtamos nuestro tiempo y nuestros recursos para ayudar a reconstruirlos, a fortalecerlos, a cambiarlos. Tenemos que hacerlo mejor”, dijo al recibir un premio en 2016.

Octubre de 2019. “No voy a hablar más”, dijo el propio James cuando franquicias, directivos y jugadores de la NBA se vieron envueltos en el conflicto China-Hong Kong. “Estamos concentrados en ganar un anillo y no puedo perjudicar a mis compañeros hablando de algo que no nos beneficia. No somos políticos y este es un asunto de enormes ramificaciones políticas. Somos líderes y a veces podemos dar un paso al frente. Pero si sientes que de algo no tienes que hablar, no deberías hacerlo. Esta es una situación delicada para la NBA, los jugadores, los ejecutivos y los propietarios”, agregó.

Daryl Morey, gerente general de Houston Rockets, había pedido, vía Twitter, el apoyo a Hong-Kong. “No quiero entrar en una disputa con Daryl Morey, pero creo que no estaba lo suficientemente informado sobre la situación, pero igualmente habló. Muchas personas pudieron haberse sentido perjudicadas, no sólo financieramente sino también física, emocional y espiritualmente. Así que hay que tener cuidado con lo que tuiteamos, lo que decimos y lo que hacemos”, respondió James antes de convertirse en blanco de críticas de todos lados hasta que, paradójicamente, decidió callarse. En el medio, la NBA -o parte de la NBA- sufrió en lo económico y en lo cultural en el país asiático de 3300 millones de habitantes-consumidores. “Tenemos libertad de expresión, pero también puede derivar en muchas cosas negativas”, llegó a decir, en una frase que puede ser interpretada como autocensura en la misma persona que unos años antes había pedido que los deportistas expresen sus opiniones, que tomen cartas en los asuntos. ¿Cayó en la trampa de sentir que de todo tenía que decir algo? ¿O, como canta Andrés Calamaro, “lo aplastó ver al gigante”?

Link a la nota >