La autopsia reveló cómo murió Ivana Módica | Los resultados del peritaje



Ya se conocieron los resultados de la autopsia del cuerpo de Ivana Módica, la mujer de 47 años que fue hallada asesinada la madrugada del sábado último tras estar ocho días desaparecida en la localidad cordobesa de La Falda. Fuentes judiciales informaron que el peritaje del cadáver determinó que Módica fue estrangulada.

La fiscal de Instrucción de Cosquín, Jorgelina Gómez, confirmó que “la causa de la muerte fue asfixia mecánica por estrangulamiento”. La autopsia finalizó el domingo en la morgue judicial de la ciudad de Córdoba y, después, el cuerpo fue entregado a los familiares de Módica.

Por ahora continúa pendiente la indagatoria a Javier Galván, pareja de la víctima e integrante de la Fuerza Aérea -que lo expulsó luego de que se conociera el crimen-, quien se encuentra detenido en el penal de Bouwer e imputado por homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género.

El viernes, Galván admitió ante la fiscal del caso haber matado a Módica e indicó dónde había arrojado el cuerpo de la víctima. Finalmente Módica fue encontrada  en adyacencias del Camino del Cuadrado de Córdoba, detrás del Hotel Edén.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) de Córdoba confirmó que, tras la declaración indagatoria que la fiscal Gómez le tomó a Galván, se ordenó un operativo para hallar el cuerpo de Módica en un sector cercano al camino que une las Sierras Chicas con el Valle de Punilla, a la altura del kilómetro 11,5.

En declaraciones a Cadena 3, la fiscal Gómez consideró que “la investigación iba encaminada a encontrar a Ivana en base a pruebas que se habían incorporado en la causa como, por ejemplo, registros fílmicos”.

Galván fue detenido por decisión de la fiscal Gómez el lunes pasado, tres días después de iniciada la búsqueda de Ivana, debido a las “contradicciones” detectadas en su declaración testimonial y por “violar la orden de distanciamiento” que se le impuso meses atrás, luego de una denuncia que había realizado Módica en su contra por violencia de género.



Fuente link:

Hallaron el cadáver de Ivana Modica cerca del Camino del Cuadrado, en Córdoba | El exvicecomodoro Javier Galván confesó haber asesinado a su pareja



El cuerpo de Ivana Módica, la mujer de 47 años que estaba desaparecida desde el 11 de febrero, fue hallado en adyacencias del Camino del Cuadrado, en Córdoba, luego de que Javier Galván, su pareja, quien estaba detenido por incongruencias en su declaración, confesara ser el autor del femicidio e indicara el lugar en el que estaba el cadáver, informaron fuentes judiciales. Tras la confirmación del femicidio, la Asamblea Ni Una Menos Córdoba convocó a una marcha en reclamo de justicia. El 17 de este mes, en la convocatoria a la marcha a Tribunales por el femicidio de Ursula Bahillo, en Rojas, organizaciones feministas denunciaban que hubo 50 femicidios en las primeras seis semanas de 2021.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) de Córdoba confirmó que tras la declaración indagatoria que la fiscal de Instrucción de Cosquín, Jorgelina Gómez, le tomó a Galván, se ordenó un operativo para hallar el cuerpo en un sector cercano al camino que une las Sierras Chicas con el Valle de Punilla, a la altura del kilómetro 11,5.

En la noche del viernes, antes de ser trasladado al penal de Bouwer, Galván pidió declarar en la fiscalía de Cosquín, y allí admitió que había sido el femicida de Módica, tras lo cual indicó el lugar donde había dejado el cadáver.

Tras confesar haber sido el asesino, el acusado fue llevado al lugar donde se encontraba el cuerpo para indicar a los investigadores el punto exacto en el que lo había dejado, en el marco de un importante operativo en el que estuvo custodiado por personal del grupo especial de policía ETER.

El cadáver fue trasladado a la morgue judicial de la ciudad de Córdoba, donde se realizará la autopsia para determinar las causas y fecha de la muerte de la mujer, quien fue vista por última vez el pasado jueves 11 de febrero antes de tener una discusión con Galván.

La fiscal Jorgelina Gómez dijo en el programa vespertino “Cámara del Crimen”, del canal TN, que la autopsia será realizada “en los próximos días” y que también en el transcurso de la semana próxima volverá a tomarle declaración indagatoria al acusado, ya que se le “amplió la imputación” a Galván a “homicidio calificado por el vinculo y por violencia de género”.

En su cuenta oficial, la Fuerza Aérea, en la que revistaba Galván con el grado de vicecomodoro, publicó: “La Institución lamenta la pérdida de la personal civil Ivana Módica. Ante este aberrante hecho, la Fuerza se encuentra consternada expresando su más fervientemente repudio a toda violencia de género, como este atroz femicidio. Acompañamos a su familia en este doloroso momento”. Además confirmó que “ha procedido a efectuar la destitución inmediata del femicida Javier Galván, dejando en claro que este tipo de conductas jamás serán toleradas y que resultan incompatibles con los valores que sustentan el accionar de la Fuerza Aérea”.

Según su perfil en la red social Linkedin, Galván es Piloto de Ensayos en Vuelo de la Fuerza Aérea y tiene 3.090 horas de vuelo.

Operativos de búsqueda

Ocho días de búsqueda fueron los que completaron los diferentes equipos de Bomberos, Policías y Defensa Civil, en operativos ordenados por la fiscalía y que tuvieron varios sitios de rastrillajes, siguiendo distintas pistas.

En primera instancia se buscó en zonas cercanas al cerro La Banderita, el dique La Falda y el camino a Pampa de Olaen, y el viernes la búsqueda se centró en las inmediaciones del cementerio local, donde los pesquisas realizaron un registro exhaustivo, aunque sin obtener resultados. Ese sector es aledaño a la casa donde residían Módica y su pareja y que habían alquilado meses atrás.

El viernes, el abogado del detenido, Felipe Jure, había manifestado a la prensa que creía en la “inocencia” de su cliente y si bien admitió que la noche del jueves 11 de febrero pasado la pareja protagonizó una discusión, aseguró que Galván “salió a tomar aire” tras el altercado.

El letrado afirmó que los motivos principales de las discusiones que sostenían ambos desde hacía un tiempo eran principalmente por la expareja de Galván, y aseguró  tener como prueba un mensaje de audio en el que “se demostraría que Ivana ejercía violencia hacia él”.

“En realidad es al revés, hay una grabación que tenemos que él nos envió antes de que ocurra todo esto y que vamos a ofrecer al expediente. Es una grabación importante porque ahora se está tirando la línea de una violencia de él hacia ella cuando en realidad es a la inversa”, había expresado Jure.

La detención de Galván y la acusación surgieron a partir de las “contradicciones” detectadas en su declaración testimonial y por “violar la orden de distanciamiento” que se le impuso meses atrás, luego de una denuncia que había realizado Módica por violencia de género. Si bien se trataba de un delito excarcelable, los investigadores prefirieron siempre mantener a Galván detenido hasta tanto sea hallada la mujer, lo que finalmente ocurrió en la madrugada de ayer.

En su primera declaración, de unas tres horas, el todavía piloto de la Fuerza Aérea dijo que el viernes salió temprano a trabajar hacia Córdoba, mientras Ivana seguía durmiendo. Como al volver no la encontró,  le mandó un mensaje de texto que nunca tuvo respuesta.

Las cámaras de seguridad detectaron el auto del sospechoso en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique a la una de la madrugada del viernes. El hombre, por su parte, había dicho que en ese horario el auto estaba en el garage de la casa. Por eso, tras detectar las inconsistencias, se procedió a la detención de Galván y comenzaron en la zona rastrillajes con perros, drones y buzos.

En primera instancia se buscó en zonas cercanas al cerro La Banderita, el dique La Falda y el camino a Pampa de Olaen, y este viernes en las inmediaciones del cementerio local.

Según los investigadores, Módica se comunicó por última vez con su hija Nicole el jueves de la semana pasada cerca de la medianoche, cuando intercambiaron mensajes mediante el teléfono celular. Su madre y Galván, contó, habían tenido problemas de pareja y hasta hubo una denuncia por violencia de género, radicada por la mujer antes de que vivieran juntos, en octubre de 2020.

Galván realizó la denuncia policial por la desaparición de su pareja al día siguiente, el viernes 12, cuando dijo que no tener noticias de ella desde que salió a trabajar a las 6.30 de ese día.

Asimismo, el asesino confeso había manifestado a la Policía que era probable que la mujer hubiera salido a caminar por la zona del cerro La Banderita, en La Falda, por lo que a partir de esa información se montó un operativo de búsqueda con personal de Bomberos, de la Policía, de Defensa Civil y de otros organismos, tanto por vía terrestre con perros, como por vía aérea con drones y un helicóptero.

Sin embargo, con el paso de las horas y a raíz de las contradicciones en la declaración del hombre, la fiscal solicitó su detención y centró la búsqueda primero en el dique La Falda, luego en el camino a la Pampa de Olaen y en cercanías de la vivienda de la pareja.

Cuando se difundió la confesión del femicida, la Asamblea Ni Una Menos Córdoba convocó a una marcha y expresó, a través de las redes: “¡NOS ESTÁN MATANDO! ¡BASTA DE FEMICIDIOS! ¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!”.

En ese reclamo sostienen que ya se cometieron ocho femicidios en la provincia en lo que va del año: “Sólo han pasado 50 días de este 2021 y en Córdoba ya nos faltan Gabriela Lencina, Ivana Juárez, Nilda Peano, Melisa Moyano, Liliana Stefanatto, Emilse Gajes y Miriam Farias, todas víctimas de femicidio. Hoy sumamos a nuestras razones para seguir gritando, el nombre de Ivana Módica. NI UNA MENOS: el Estado y los gobiernos son responsables. Presupuesto para políticas públicas que enfrenten la violencia machista. ¡Perpetua a Galván y a todos los femicidas!”.



Fuente link:

Ampliaron la imputación al femicida de Ivana Modica | Se aguarda el resultado de la autopsia



La Justicia amplió la imputación sobre Javier Galván por el femicidio de Ivana Modica, quien fue encontrada sin vida en el kilómetro 11 y medio del Camino del Cuadrado en proximidades de La Falda. 

La Fiscalía de Instrucción de Cosquín, a cargo de Jorgelina Gómez, lo considera responsable de los delitos de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género“.

Asimismo, se procedió al traslado del imputado al penal de Bouwer, mientras se aguardan los resultados de la autopsia y de otros medios probatorios tendientes a establecer la mecánica y circunstancias que rodean al hecho que se investiga.

El cuerpo de Ivana Módica, la mujer de 47 años que estaba desaparecida desde el 11 de febrero, fue hallado esta madrugada en adyacencias del Camino del Cuadrado de Córdoba, luego de que su pareja, quien estaba detenida, confesara ser el autor del femicidio e indicara el lugar en el que estaba el cadáver.

Tras confesar haber sido el asesino, el acusado fue llevado al lugar donde se encontraba el cuerpo para indicar a los investigadores el punto exacto en el que lo había dejado, en el marco de un importante operativo en el que estuvo custodiado por personal del grupo especial de policía ETER.

El cadáver fue trasladado a la morgue judicial de la ciudad de Córdoba donde se realizará la autopsia para determinar las causas y fecha de la muerte de la mujer, quien fue vista por última vez el pasado jueves de la semana pasada antes de tener una discusión con Galván.

Ayer, el abogado del detenido, Felipe Jure, había manifestado a la prensa que creía en la “inocencia” de su cliente y si bien admitió que la noche del jueves 11 de febrero pasado la pareja protagonizó una discusión, aseguró que Galván “salió a tomar aire” tras el altercado.

La detención de Galván y la acusación surgió a partir de las “contradicciones” detectadas en su declaración testimonial y por “violar la orden de distanciamiento” que se le impuso meses atrás, luego de una denuncia que había realizado Módica por violencia de género.



Fuente link:

Encontraron el cuerpo de Ivana Módica detrás del Hotel Edén, en La Falda | Después de la confesión de su pareja.



Después de ocho días de búsqueda, este viernes a las 23 fue hallado el cuerpo de Ivana Módica, de 47 años, después que su pareja y único detenido se declarara culpable del femicidio y dijera dónde había tirado losrestos de la mujer. El hallazgo se produjo tras un rastrillaje en la zona del Camino del Cuadrado, atrás del Hotel Edén, de La Falda, provincia de Córdoba. Allí los investigadores encontraron el cadáver en el lugar donde había señalado su asesino, el vicecomodoro Javier Galván, de la Fuerza Aérea.

Este viernes, Galván iba a ser trasladado al penal de Bouwer, pero llamó a su abogado y pidió declarar. Fue llevado a la fiscalía, en los Tribunales de Cosquín, alrededor de las 21 horas, acompañado por su abogado defensor, Felipe Jure, quien lo había desligado del hecho y hasta había acusado a Ivana de ejercer violencia contra su cliente.

Ante la fiscal Jorgelina Gómez, a cargo de la investigación, Galván confesó el femicidio y dijo dónde encontrarían el cuerpo de Ivana. Un hallazgo clave para que confesara Galván fue el peritaje sobre su auto, Renault Fluence, donde los investigadores encontraron rastros de sangre en el volante y en el asiento, luego de realizar pruebas con Luminol. También, un rollo de papel film de embalar “de una longitud de entre 50 y 60 centímetros”. 

La primera declaración

En su primera declaración, de unas 3 horas,el piloto de la Fuerza Aérea dijo que el viernes salió temprano a trabajar hacia Córdoba, mientras Ivana seguía durmiendo. Como al volver no la encontró, sostuvo Galván, le mandó un mensaje de texto que nunca tuvo respuesta.

Fuentes judiciales afirmaron, sin embargo, que cámaras de seguridad detectaron el auto del sospechoso en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique a la una de la madrugada del viernes. El hombre, por su parte, había dicho que en ese horario el auto estaba en el garage de la casa. Por eso, tras detectar las inconsistencias, se procedió a la detención de Galván y comenzaron en la zona rastrillajes con perros, drones y buzos.

Según los investigadores, Módica se comunicó por última vez con su hija Nicole el jueves de la semana pasada cerca de la medianoche, cuando intercambiaron mensajes mediante el teléfono celular. Su madre y Galván, contó, habían tenido problemas de pareja y hasta hubo una denuncia por violencia de género, radicada por la mujer antes de que volvieran a vivir juntos en diciembre de 2020.

Noticia en desarrollo.



Fuente link:

Continúa la búsqueda de Ivana Módica | Podría agravarse la situación judicial de Javier Galván, su novio actualmente detenido



Mientras más de 150 policías participan en La Falda de los rastrillajes en busca de Ivana Módica, fuentes de la investigación informaron a medios cordobeses que la situación de Javier Galván, el novio de la mujer actualmente detenido por las inconsistencias en su declaración, podría agravarse tras el hallazgo de nuevas evidencias en su auto. Su abogado, en tanto, aseguró que cree en la inocencia de su defendido.

Los rastrillajes se extendieron a los alrededores del cementerio de La Falda, aunque hasta esta mañana, detallaron fuentes de la investigación, no hay resultados positivos ni nuevas pistas para dar con el paradero de Módica, de 47 años, vista por última vez a fines de la semana pasada. La zona del cementerio está próxima a la casa en la convivían Módica y el piloto militar Galván.

En tanto, la fiscal de Instrucción de Cosquín, Jorgelina Gómez, aguarda obtener más elementos probatorios para citar a indagatoria a Galván.

El abogado del detenido, Felipe Jure, aseguró que la noche del jueves 11 de febrero, tras una discusión de pareja, Galván “salió a tomar aire”. Según Jure, además, “Ivana ejercía violencia hacia él”. El abogado aseguró que la pareja tenía discusiones por el proceso de divorcio de Galván y su ex marido.

Las contradicciones del piloto

La detención de Galván y la acusación surgió a partir de “contradicciones” detectadas en su declaración testimonial y por “violar la orden de distanciamiento” que se le impuso meses atrás, luego de una denuncia que había realizado Módica por violencia de género.

Según su perfil en la red social Linkedin, Galván es Piloto de Ensayos en Vuelo de la Fuerza Aérea y tiene 3.090 horas de vuelo.

De acuerdo con los investigadores, Módica se comunicó por última vez con su hija Nicole el jueves 11, cerca de la medianoche, cuando hubo intercambio de mensajes desde su teléfono celular. 

Galván realizó la denuncia policial por la desaparición de su pareja al día siguiente, el viernes 12, cuando dijo que no tener noticias de ella desde que salió a trabajar a las 6.30 de ese día.

El ahora detenido e imputado dijo a la policía que era probable que la mujer hubiera salido a caminar por la zona del cerro La Banderita, en La Falda, por lo que a partir de esa información se montó un operativo de búsqueda en el que participaron Bomberos, Policía, y Defensa Civil, por vía terrestre y también por vía aérea.

Sin embargo, con el paso de las horas y a raíz de las contradicciones en la declaración de Galván, la fiscal solicitó su detención y centró la búsqueda primero en el dique La Falda, luego en el camino a la Pampa de Olaen y ahora en cercanías de la vivienda de la pareja.



Fuente link:

Qué se sabe de la desaparición de Ivana Módica en La Falda | Tras una semana de búsqueda



Este jueves se cumple una semana de la desaparición de Ivana Módica, la mujer de 47 años que es buscada intensamente por la policía cordobesa en La Falda. Por el momento, los rastrillajes no han dado resultados y el único detenido es Javier Galván, pareja de Módica y miembro de la Fuerza Aérea, quien además tenía una denuncia por violencia de género.

Al cabo de una semana de búsqueda, la clave son las cámaras de seguridad que revelaron la inconsistencia del relato del hombre. Fue eso lo que derivó en su detención y permitió también ajustar el lugar de rastrillaje en busca de la mujer.

Durante el miércoles, la búsqueda se concentró durante casi todo el día en un área de 75 kilómetros lineales a la vera del camino que une a La Falda con la Pampa de Olaen. La policía también realizó rastrillajes en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique después de que cámaras de seguridad detectaran que el viernes a la madrugada había pasado por ahí un auto similar al de Galván.

Los operativos policiales fueron suspendidos el miércoles al caer el sol y continuarán durante este jueves. También sufrieron demoras por las lluvias que azotaron la localidad cordobesa en los últimos días. El jefe de la Departamental Punilla, Cristian Cattaneo, pidió a la población cordobesa que aporten información que ayude en el caso, que es llevado por la fiscal Jorgelina Gómez.

Inicialmente, Módica era buscada en en cerro La Banderita, donde ella solía ir a caminar. No obstante, la policía detectó incongruencias en el testimonio de Galván, quien había dicho que el viernes salió temprano a trabajar hacia Córdoba, mientras Ivana seguía durmiendo, pero que no la encontró cuando volvió a la casa y le mandó un mensaje de texto que nunca tuvo respuesta.

Fuentes judiciales afirmaron que cámaras de seguridad detectaron el auto de Galván en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique a la una de la madrugada del viernes. El hombre, por su parte, había dicho que en ese horario el auto estaba en el garage de la casa.

Fue así que Galván quedó detenido por por “falso testimonio y desobediencia a la autoridad”. Luego se supo que el hombre había sido denunciado por Módica por violencia de género. A pesar de que la pareja se había separado, retomaron la relación a finales del año pasado y se mudaron a La Falda en diciembre.

Lo último que se supo de Módica fue que el jueves de la semana pasada a la noche estaba intercambiando mensajes de texto con su hija. le dije: ‘Mamá, te estoy por mandar unas fotos’. Pero después de eso no me contestó más, y eso ya me pareció bastante raro porque veníamos hablando y ella me estaba contestando en el momento”, contó.

“Como ya era tarde pensé que tal vez estaría haciendo otra cosa, o se habría ido a bañar o a dormir. Pero a la mañana del viernes me llamó mi abuela preocupada, porque ella le había mandado audios desde temprano pero se dio cuenta de que mi mamá ya tenía el teléfono apagado”, agregó Nicole.

Familiares y amigos de Módica reclamaron por su aparición con vida durante la marcha que se hizo el miércoles en Córdoba en contra de los femicidios, en consonancia con las movilizaciones realizadas en distintos puntos de todo el país. El domingo pasado, Nicole, la hija de Ivana, había encabezado otra movilización pidiendo por su madre que reunió a cerca de 300 personas.



Fuente link:

Qué se sabe de la desaparición de Ivana Módica | Tras una semana de búsqueda



Este jueves se cumple una semana de la desaparición de Ivana Módica, la mujer de 47 años que es buscada intensamente por la policía cordobesa en La Falda. Por el momento, los rastrillajes no han dado resultados y el único detenido es Javier Galván, pareja de Módica y miembro de la Fuerza Aérea, quien además tenía una denuncia por violencia de género.

Al cabo de una semana de búsqueda, la clave son las cámaras de seguridad que revelaron la inconsistencia del relato del hombre. Fue eso lo que derivó en su detención y permitió también ajustar el lugar de rastrillaje en busca de la mujer.

Durante el miércoles, la búsqueda se concentró durante casi todo el día en un área de 75 kilómetros lineales a la vera del camino que une a La Falda con la Pampa de Olaen. La policía también realizó rastrillajes en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique después de que cámaras de seguridad detectaran que el viernes a la madrugada había pasado por ahí un auto similar al de Galván.

Los operativos policiales fueron suspendidos el miércoles al caer el sol y continuarán durante este jueves. También sufrieron demoras por las lluvias que azotaron la localidad cordobesa en los últimos días. El jefe de la Departamental Punilla, Cristian Cattaneo, pidió a la población cordobesa que aporten información que ayude en el caso, que es llevado por la fiscal Jorgelina Gómez.

Inicialmente, Módica era buscada en en cerro La Banderita, donde ella solía ir a caminar. No obstante, la policía detectó incongruencias en el testimonio de Galván, quien había dicho que el viernes salió temprano a trabajar hacia Córdoba, mientras Ivana seguía durmiendo, pero que no la encontró cuando volvió a la casa y le mandó un mensaje de texto que nunca tuvo respuesta.

Fuentes judiciales afirmaron que cámaras de seguridad detectaron el auto de Galván en la zona del complejo Siete Cascadas y en el Dique a la una de la madrugada del viernes. El hombre, por su parte, había dicho que en ese horario el auto estaba en el garage de la casa.

Fue así que Galván quedó detenido por por “falso testimonio y desobediencia a la autoridad”. Luego se supo que el hombre había sido denunciado por Módica por violencia de género. A pesar de que la pareja se había separado, retomaron la relación a finales del año pasado y se mudaron a La Falda en diciembre.

Lo último que se supo de Módica fue que el jueves de la semana pasada a la noche estaba intercambiando mensajes de texto con su hija. le dije: ‘Mamá, te estoy por mandar unas fotos’. Pero después de eso no me contestó más, y eso ya me pareció bastante raro porque veníamos hablando y ella me estaba contestando en el momento”, contó.

“Como ya era tarde pensé que tal vez estaría haciendo otra cosa, o se habría ido a bañar o a dormir. Pero a la mañana del viernes me llamó mi abuela preocupada, porque ella le había mandado audios desde temprano pero se dio cuenta de que mi mamá ya tenía el teléfono apagado”, agregó Nicole.

Familiares y amigos de Módica reclamaron por su aparición con vida durante la marcha que se hizo el miércoles en Córdoba en contra de los femicidios, en consonancia con las movilizaciones realizadas en distintos puntos de todo el país. El domingo pasado, Nicole, la hija de Ivana, había encabezado otra movilización pidiendo por su madre que reunió a cerca de 300 personas.



Fuente link:

Más femicidios y un fuerte reclamo que no cesa | Tres mujeres fueron asesinadas este martes, y una continúa desaparecida



El caso de Ursula Bahillo conmocionó a la sociedad argentina por distintos motivos, entre ellos el hecho de que su femicida, Matías Martínez, sea un oficial de la Policía Bonaerense. A pocos días del crimen en Rojas, la conmoción se intensifica con la búsqueda, en La Falda, de Ivana Módica, quien se encuentra desaparecida desde el jueves. El principal sospechoso es su pareja, Javier Galván, piloto de la fuerza aérea de Córdoba. En Formosa, Mirna Elizabeth Palma, una docente de 44 años, fue asesinada el lunes por un policía retirado que, tras el crimen, se suicidó. Este martes hubo además un doble femicidio en Santiago del Estero.

“Uno de cada cinco femicidios en nuestro país es cometido por miembros de fuerzas de seguridad”, advirtió la semana pasada el movimiento Ni Una Menos. Tras lo ocurrido con Ursula convocó a una marcha para este miércoles a las 17 contra la justicia patriarcal y la represión policial” en las puertas de los Tribunales porteños y otros puntos del país. De acuerdo a datos del observatorio de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá), el 12 por ciento de los femicidios de este año sucedió en manos de personal de las fuerzas de seguridad.

Analía Kelly, coordinadora de MuMaLá en la provincia de Buenos Aires, se anticipa al escenario del miércoles: “Va a ser una marcha grande, contundente, con extensión federal. A días del asesinato de Ursula se conocen nuevos hechos que necesitan un abordaje pronto. Una vez más volvemos a alzar nuestras voces y no nos vamos a cansar hasta que efectivamente no haya un freno a la violencia machista“. 

La búsqueda de Ivana

La búsqueda de Ivana Módica, quien se encuentra desaparecida desde la noche del jueves en la localidad cordobesa de La Falda, se enfocó el martes por la mañana en una zona del dique de esa ciudad del Valle de Punilla y las Siete Cascadas. Participaban más de 70 efectivos. Intervenían personal policial, de Defensa Civil y bomberos, aparte de buzos tácticos. Se emplearon drones y kayacs, y perros. Una cámara de seguridad había registrado que un vehículo similar al de Galván había pasado varias veces hacia el dique entre las 22 del jueves y la 1 del viernes.

Después, la investigación se trasladó a un sector específico camino hacia Pampa de Olaen. El abogado de la familia, José Dantona, informó a este diario que ese lugar iba a ser parte del operativo porque es cercano al dique. “Pero además hubo gente del lugar que vio tierra que podía estar movida“, contó.

Galván está detenido desde el lunes por falso testimonio agravado y resistencia a la autoridad. “Técnicamente nadie descarta un accidente o la peor hipótesis de femicidio -dijo Dantona-. La familia siempre tuvo una visión de esta persona. Una opinión, el conocimiento de la relación que mantenían con Ivana. Era una persona violenta. El lunes obviamente estas posiciones, estos pensamientos se acrecentaron.”  El abogado opinó también que “se está haciendo humanamente todo lo posible en la búsqueda” de la mujer. “En cuanto a la detención uno no puede estar conforme, porque él no está imputado, acusado, sospechado de femicidio, sino por falso testimonio. Nosotros ni siquiera íbamos para ese lado. La familia tenía un concepto de él, pero no estaba esa previsión, nos sorprendió“, agregó.

Los investigadores aseguraron que se aguarda para las próximas horas la indagatoria a Galván, apresado a pedido de la fiscal de Cosquín, Jorgelina Gómez. Hubo contradicciones en la declaración testimonial. La detención y la acusación surgieron a partir de esas inconsistencias y por violación de la orden de distanciamiento que se le impuso meses atrás. En octubre de 2020, Módica lo denunció por violencia de género. Fue antes de que vivieran juntos por primera vez.

Era una persona violenta incluso antes de esta denuncia; está acreditado con testimonios de la familia y la psicóloga de Ivana, que forman parte del expediente. Era una relación donde él pedía permanentemente otra oportunidad”, detalló Dantona. Galván había denunciado a Módica previamente “por un hecho menor”. “Muchas veces se hace una denuncia para empatar a otra. A ella le hizo click la cabeza y lo denunció. El terminó llorando, diciendo que iba a cambiar, y eso redundó en una reconciliación con condiciones. Convivían, aunque dormían en cuartos separados. En esa lógica termina la situación en que estamos ahora”, relató.

Este martes por la mañana la madre de la mujer aseguró a Cadena 3 que su hija “es una persona muy fuerte” y que “si no aparece es porque está golpeada en la cabeza, porque si tuviera un golpe en el cuerpo, saldría adelante”. También dijo que jamás salía sin comunicarse y que no sabe qué puede haber ocurrido: “Son todas especulaciones”. “No es de quedarse jamás. Es fuerte de mente, espíritu y cuerpo. Lo que más nos preocupa es que no aparezca”, expresó. Según los investigadores, Ivana se comunicó por última vez por celular con su hija Nicole el jueves cerca de la medianoche.

Galván presta servicios en la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea). Según su perfil en la red Linkedin es piloto de ensayos y tiene 3.090 horas de vuelo. “No es alguien que recién empieza, es una persona de muy alto rango, tiene una alta preparación física y psicológica. Además, estaba en los comités de operativos de emergencia por el tema de la Covid”, describió Dantona. El piloto fue quien realizó la denuncia por la desaparición de su pareja, el viernes, argumentando que se había ido a trabajar a las 6.30 y que cuando regresó por la tarde ella no estaba en la casa. Dijo que la mujer había salido a caminar en la zona del cerro La Banderita. Luego, cámaras de seguridad detectaron su auto en la zona del complejo Siete Cascadas y el Dique a la 1 del viernes, cuando él había dicho que en ese horario el vehículo estaba en el garage de su vivienda. Por esto, la fiscal solicitó su detención y la búsqueda de Ivana cambió de lugar. El domingo hubo una marcha para reclamar por su aparición con vida.

El femicidio de Mirna

Mirna Elizabeth Palma. Así se llamaba la docente formoseña de 44 años asesinada por su expareja de un balazo. El era policía retirado, fue identificado como Carlos Medina (59), y tras el femicidio se suicidó.

El crimen ocurrió cerca de las 20.30 del lunes en una vivienda de la calle Juan Bautista Alberdi, en el departamento de Patiño, localidad Estanislao del Campo, a 235 kilómetros de la capital provincial. Fuentes policiales informaron que la investigación comenzó cuando vecinos llamaron al 911 luego de haber escuchado detonaciones de arma de fuego.

Al llegar al lugar, los efectivos encontraron al hombre muerto sobre la vereda de la casa con un disparo en la sien. Al costado de su cuerpo había un arma de fuego. Dentro de la vivienda estaba la víctima, ya fallecida, con un disparo en el rostro. Los investigadores determinaron, en base al relato de testigos, que el hombre mató a su expareja y después se suicidó. En principio, no confirmaron que haya habido denuncias previas por amenazas o violencia de género.

Doble femicidio en Santiago del Estero

Por otro lado, un hombre identificado como Rino Garnica asesinó a puñaladas este martes a su expareja, Silvia Rojas, y a su excuñada, Silvana Natalia, frente a los hijos de 13 y seis años de ambas. Fue en la localidad de Lote 40, en el sur de Santiago del Estero. Garnica se entregó a la policía y quedó detenido. 

De acuerdo a las primeras investigaciones a cargo de la coordinadora de fiscales, María Emilia Ganem, el hombre habría llegado al lugar en donde estaba Silvia “llevando helado para compartir con su hijo”, momento en que se desató el doble femicidio. Los efectivos policiales y los bomberos hallaron a ambas mujeres tendidas en el suelo. Fallecieron de camino al hospital. Hasta el momento se conoció que Silvia se presentó en los primeros días de este mes en la dependencia policial de Los Juríes para hacer una exposición acerca de que se retiraba de su hogar ya que tenía problemas de pareja con Garnica.

Estamos hartas. Sabíamos que ninguna de nuestras luchas finalizaba el 30 de diciembre“, dice Yanina Waldhorn, integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, en la víspera de que cientos de mujeres vuelvan a tomar las calles.

“Dolorosamente común”

“¿Y de la Policía quién nos cuida?”: esta es la leyenda que aparece en el flyer de la convocatoria de Ni Una Menos para este miércoles. En el Facebook del colectivo, se lee: “En el país entero surge la necesidad de convocarse, de denunciar. Ahora mismo, otras tiemblan de miedo porque ven replicada su historia en la historia de Ursula. Ese dolor, esa impotencia, esta rabia y este duelo se están organizando”, concluye el texto, escrito antes de la desaparición de Ivana, del femicidio de Mirna, del doble femicidio de Santiago. Es que, como se ve, la historia de Ursula “no es extraordinaria”, sino “dolorosamente común”.

“El eje está puesto en Ursula y en todes, pero fundamentalmente también en que el Estado es responsable. Buscamos resaltar la importancia del Ministerio de Seguridad, para que se ponga a trabajar sobre este tema, muchas vamos a llevar la consigna en provincia de ‘Fuera Berni’ y también ‘basta de impunidad policial y complicidad”, cuenta Kelly. “Cuando los violentos forman parte de alguno de los organismos o instituciones de poder es más difícil y controversial la cuestión, porque no solamente juega el machismo anquilosado en nuestra sociedad, sino también los intereses de poder, puntuales, en quienes ocupan hoy determinados cargos jerárquicos, en su mayoría varones.” 

Por su parte, Waldhorn resalta la necesidad de “una reforma judicial”. Y manifiesta: “En el caso de Ursula todo funcionó mal. Se ponen en juego los dispositivos de los gobiernos nacional, provincial, municipal, pero también la Justicia. Mañana se va a salir en todas las ciudades. Empezó siendo una convocatoria en CABA y otros puntos, pero hoy vimos hasta flyers de Madrid. Venimos de la conquista del aborto legal y nos sentimos fuertes. Ursula nos pidió ayuda de todas formas, intentó hacer todo y no pudo salir. Hace seis años venimos diciendo Ni Una Menos. El grito sigue intacto”.

Femicidios de uniforme

El observatorio Ahora Que Sí Nos Ven registró en 2021 -hasta el 9 de febrero- 38 femicidios, cuatro de ellos perpetrados por agresores pertenecientes a fuerzas de seguridad (dos militares, dos policías). Desde 2018 hasta la actualidad, 214 femicidas pertenecen o han pertenecido a alguna fuerza de acuerdo al monitoreo de La Casa del Encuentro. El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) posee números que abarcan el período 2010-2020. Solamente en AMBA, en una década, al menos 48 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas policías. La Correpi acuñó la expresión “femicidios de uniforme“, “la primera causa de muerte de mujeres a manos del aparato represivo estatal”. Desde 1992 hasta la fecha se registran 392 femicidios de uniforme sobre un total de 674 víctimas mujeres de la represión estatal.

Un reciente artículo de Perycia, construido mediante un pedido de Acceso a la Información Pública al Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, revela un dato escalofriante: la Bonaerense tiene 6 mil policías activos denunciados por violencia machista. En los últimos siete años, uno de cada nueve policías bonaerenses fue acusado de violencia de género. El porcentaje de sanciones expulsivas es escasa: más del 80 por ciento de los investigados por Asuntos Internos siguen actualmente en funciones.



Fuente link: