Categorías
Argentina Economía

El Gobierno analiza un IFE “más focalizado” | Los 10 mil pesos que paga Anses



El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, afirmó que “aún no está definido” el lanzamiento de la cuarta edición del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y adelantó que lo que el gobierno nacional está analizando una alternativa de ayuda económica “más focalizada” en los sectores que aún no fueron habilitados por las aperturas de actividades, en medio de la pandemia.

No obstante, no descartó que vuelva a activarse esa ayuda económica de 10 mil pesos que en las tres ediciones anteriores y a través de la Anses se le otorgó a poco más de 9 millones de personas, pero dejó claro que eso depende del análisis y cruce de datos de la economía en estos últimos meses. “No es un tema fiscal lo que nos impida definir el IFE 4”, puntualizó.

Según Cafiero, lo que se está evaluando es cuántos y cuáles beneficiarios del IFE retornaron a sus labores porque el rubro en el que se desempeñan fue incluido en las excepciones al aislamiento social por coronavirus. Es que “el IFE fue lanzado en un momento en que la economía se cerró y directamente no se podía trabajar”, aclaró.

Sin embargo, tras las aperturas graduales de estos meses, “fueron reabriéndose actividades productivas y comerciales en todo el país”, salvo el turismo, la gastronomía y las vinculadas al espectáculos.

“El resto de las actividades productivas están en condiciones de funcionar hace meses” y “las medidas que se tomaron para el inicio de la pandemia con todo cerrado, hoy quizás ameritan tener herramientas más focalizadas”, definió durante una entrevista por Radio Con Vos.

Los sectores donde el IFE o herramientas similares podrían volver a activarse son en la población de “jóvenes de entre 18 y 28 años y mujeres adultas jefas de hogares que han perdido el empleo”, entre otros, indicó el funcionario.

Con esos criterios, agregó, “desde el gabinete económico y social estamos tratando de animarnos a diseñar herramientas para ver si llegamos de un modo más focalizado a aquellas personas que naturalmente están necesitando” una ayuda del Estado, señaló.

No obstante, aclaró una cuestión clave: “Ojo, que quizás en poco tiempo anuncio el IFE 4 porque no llegamos a hacer los cruces necesarios e implementar las formas y terminamos haciéndolo”.

En este sentido, puntualizó que el gobierno de Alberto Fernández “va a seguir” manteniendo “herramientas muy agresivas y de mucha masividad” para ayudar a los sectores más afectados por la crisis incrementada por la pandemia. “No es un tema fiscal lo que nos impida definir el IFE 4, sino que es un tema de si podemos focalizar políticas públicas allí donde más se necesitan”, concluyó.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

La reconversión del IFE: una oportunidad para los y las jóvenes desprotegidos

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-reconversion-del-ife-una-oportunidad-para-los-y-las-jovenes-desprotegidos

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El país

FMI, Presupuesto y reactivación económica: el Gobierno se relanza  | Tareas y aliados para una nueva etapa



El encuentro de ayer en la Casa Rosada, la presentación del Presupuesto 2021, la misión de cuerpo presente y en “modo escucha” del Fondo Monetario Internacional (FMI), la convocatoria al Consejo del Salario… la simultaneidad expresa el momento y las necesidades. El Gobierno debe relanzarse, recalcular objetivos e instrumentos, concebir un esquema de gestión para los próximos meses, seguramente renovar parcialmente el Gabinete.

El presidente Alberto Fernández afronta el peor momento de la pandemia y el más difícil de su mandato. Cuando asumió parecía imposible agravar los indicadores socio económicos legados por el ex presidente Mauricio Macri y la expresión covid-19 era ajena a cualquier vocabulario. La catástrofe económica sanitaria mundial castigó también a la Argentina, acentuó su catástrofe.

Los primeros tiempos de pandemia fueron, asimismo, los mejores del presidente. Por la cuarentena temprana, por la conducción nacional (al uso nostro y dentro de lo disponible) de la política de salud. También por decisiones inteligentes como los ATP y el Ingreso Familiar de Emergencia.

La prolongación de la pandemia, su nueva expansión a las provincias que parecían haber zafado (o ir zafando) a mediados de mayo estaba fuera de cualquier radar. No la vieron venir ni el oficialismo ni la oposición, ni siquiera los gobernadores o intendentes (oficialistas u opositores) de los distritos afectados.

Fernández ignoraba, como cualquier otro mandatario del planeta, qué sucedería en este año. En mayo avizoraba un ciclo pandémico local más breve, menguante, centrado en el Área Metropolitana y un par de provincias. Los pronósticos fallaron, la crisis económica tocó fondo en abril. El repunte es lento, heterogéneo.

Más como dato que como consuelo vale la pena señalar que a principios de octubre quizás (ni más ni menos que quizás) se tenga un horizonte para los meses venideros. En el mejor de los casos, vacuna mediante, hasta fin del verano la Argentina convivirá con el virus. El regreso a fase uno, el mítico “botón rojo” solo son imaginables para lapsos breves, acuciantes. Perdieron anuencia social, “la gente” ansía trabajar, retomar la calle y el esparcimiento. Los más prudentes y solidarios (una mayoría amplia intuye este cronista) con cuidados, distanciamiento, barbijos y todo el equipamiento que aprendimos a usar o a nombrar. Pero sin vuelta atrás.

**

Ayer confluyeron representaciones amplias de los trabajadores, la CGT, las CTA, las organizaciones sociales. El universo patronal, más acotado. Una imagen de aliados estratégicos (los laburantes) y potenciales (fracción del empresariado) para imaginar un porvenir compartido. También, acaso, un mensaje de unidad nacional para los veedores del FMI.

Las mediciones públicas sobre pobreza, pérdida de puestos de trabajo, desempleo y merma de actividad corroboran que casi todos los argentinos se empobrecieron durante este año aciago. En proporciones distintas, a menudo determinadas por el punto de partida.

La normativa que protege el trabajo y el vasto sistema de protección social atenuaron caídas, en el variado conjunto de trabajadores. Los formalizados conservaron puestos en proporción muy superior a los no registrados. Decisiones directas del Gobierno ayudaron a restringir despidos.

Con un sistema previsional cuasi universal que el macrismo no tuvo tiempo para destruir, los jubilados conservan ingresos regulares. He ahí una diferencias clave respecto del 2001.

El IFE y las mediciones corroboran que los más damnificados son las mujeres y los jóvenes desempleados o changuistas. Sin entrada fija, con necesidad de trabajar, en la etapa de formar familia, con el imperativo de hacer rancho aparte, a menudo en sentido literal.

El IFE relevó la caída de sectores medios, “nuevos pobres”. En general cuentapropistas que se rebuscaban para ganarse la vida: remando a diario, sin ahorros para sobrellevar la nueva anormalidad. El ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo pinta como prioritario “sacar de la pobreza” a ese colectivo disímil. Lejos de ser una regla ética o un privilegio, se trata de una opción pragmática. Si se recupera el mercado interno, podrán parar la olla. En la economía argentina los sectores medios son grandes promotores de trabajo, tercerizan parte de sus actividades, “derraman” cuando pueden. Contratan servicios tales como plomería, jardinería, empleadas particulares, gimnasios, psicólogos, hasta paseadores de perros. Enumeración random e incompleta ésta, para nada falsa. El mercado interno, que se mueve en pesos debe ser parte de la solución, tan small cuan beautiful.

**

El Gobierno procura la recuperación de la capacidad industrial instalada, lo bien que hace. Los sectores dominantes atisban la perspectiva de restringir conquistas de los trabajadores, como siempre. El FMI suele tener en carpeta la reforma laboral (a la baja, se entiende) y la jubilatoria. Sin esas redes, los sectores populares la pasarían peor.

Las iniciativas oficiales apuntan mejor: generar trabajo social que ocupe y vaya resolviendo necesidades perentorias. Construcción de viviendas, urbanización paso a paso de los miles de barrios populares. Refacciones atendiendo a las necesidades más rotundas; baños, cocinas, una piecita más para aliviar el hacinamiento.

Los movimientos populares que cumplen un rol notable en la organización de la subsistencia y la protección de la salud, están llamados a un papel fundamental. Los puestos de trabajo en actividades mano de obra intensiva recaerán, en alta proporción, en los beneficiarios de las obras.

El trabajo social no colisiona con el registrado o con el empleo público. Configura con ellos parte del modelo de salida.

**

La ayuda social en el pico de la malaria, entendemos, debe sostenerse e incrementarse. El proyecto de presupuesto la contempla de modo desparejo. Se prevé sostener la ayuda alimentaria para once millones de personas. En cambio, no existen partidas asignadas para el IFE ni un programa análogo que lo sustituya. Las penurias, empero, perdurarán. En el diseño de la ley de leyes tal vez el afán de equilibrar las cuentas resiente la certera visión social que orientó las iniciativas oficialistas. Habrá tiempo para reformularlo, reasignar partidas, en línea con las prioridades de un gobierno nacional popular.

**

Parafraseamos al presidente Alfonsín: con el pueblo trabajador se educa, se come, se cura, se vive. Ya existen normas legales, censos, saberes acumulados. El Estado, la red principal contra la peste, tiene que ser el motor del camino hacia la ignota nueva normalidad. La laboriosidad de la gente común, el afán de educar a les hijes, de preservar su salud descollaron en la desdicha, tanto como su pacifismo.

Advertencia acaso superflua al cierre. Esta líneas simplificadoras no desconocen que las divisas son imprescindibles, que las exportaciones deben crecer. Solo coloca entre paréntesis esa temática, por razones de enfoque y de espacio.
Embarrado en discusiones superfluas o accesorias (que con frecuencia provoca) el Gobierno está condenado a gestionar, a lidiar con una realidad adversa. A privilegiar en su agenda el trabajo, la economía y la salud. 

En sociedades complejas, siempre es tiempo de todo escribió este cronista “n” veces. Reformula el dicho: en tiempo de peste, hay prioridades marcadas de las que el Estado debe ocuparse, sí o sí.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Dudas sobre el futuro del IFE, a pesar del nivel de pobreza

https://www.tiempoar.com.ar/nota/dudas-sobre-el-futuro-del-ife-a-pesar-del-nivel-de-pobreza

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

Bancos siguen reteniendo de manera ilegal el IFE de beneficiarios con deudas

https://www.tiempoar.com.ar/nota/bancos-siguen-reteniendo-de-manera-ilegal-el-ife-de-beneficiarios-con-deudas

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina normal

Evalúan reconvertir el IFE en un plan de capacitación para el empleo de jóvenes | Abarcaría a 2,5 millones de personas de entre 18 y 24 años



En dos semanas finaliza la tercera entrega del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el gobierno nacional analiza cuál será el destino que le otorgará al programa. Una de las posibilidades que evalúa el gabinete económico es reconvertirlo en un plan dirigido a promover el empleo para jóvenes de entre 18 y 24 años.

La intención de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) es que el plan continúe durante el próximo mes bajo las mismas condiciones, un desembolso de 10 mil pesos para casi 9 millones de beneficiarios, y a partir de ahí diseñar un nuevo esquema para reconvertirlo. 

En ese sentido, el fin de semana, la titular de Anses, Fernanda Raverta, brindó algunas pistas. Señaló que “a partir de los 18 y hasta los 24 años, los argentinos tienen que optar por formarse para el trabajo, con una profesión o terminando sus estudios obligatorios. Me gusta pensar que vamos a hacia una Argentina donde esa franja etaria tiene que estar cubierta”. 

Asimismo, explicó que existe “una renta universal para los menores de 18 años y para los mayores de 60 y 65 años”, pero que dentro de los 28 millones de argentinos que tienen entre 18 y 65 años “hay un porcentaje de personas a las que les va a costar más incorporarse“. “Ahí tenemos que pensar una política pública”, expresó Raverta

La población a la que hacer referencia la titular de la ANSES sería de 2,5 millones personas que cobran el IFE y tienen entre 18 y 24 años. 

En la reunión del gabinete Económico, encabezada por Santiago Cafiero la semana pasada, el IFE fue un tema central. Durante el encuentro Raverta destacó que aunque no haya finalizado el cronograma de pagos de la última entrega, el impacto del mismo se pudo ver “en los comercios de proximidad, en la economía local y en el consumo de las familias”. 

A su vez, aseguró que “la crisis económica que vivimos en estos últimos 4 años dejó a millones de argentinos afuera de la posibilidad de trabajo y salario digno. Nosotros vamos a trabajar para incorporar a todos, porque no hay una Argentina que se desarrolle sin que se desarrollen sus familias y no hay familias que se desarrollen si no hay una política de Estado que desarrolle a la Argentina”.

Por su parte, Mercedes D Alessandro, directora nacional de Economía, Igualdad y Género del Ministerio de Economía, marcó la limitación de que el IFE se extienda por tiempo indeterminado: “Por ahora persiste, aunque es un esfuerzo fiscal gigantesco porque es casi un punto el PBI”. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Cómo será el nuevo IFE que implementará el gobierno

https://www.tiempoar.com.ar/nota/como-sera-el-nuevo-ife-que-implementara-el-gobierno

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

Arrancó el cobro del IFE por CBU y cuenta bancaria: el calendario

https://www.tiempoar.com.ar/nota/arranco-el-cobro-del-ife-por-cbu-y-cuenta-bancaria-el-calendario

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

Ya se destinaron $1,4 billones para programas de asistencia económica en la pandemia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/los-programas-de-asistencia-economica-ya-costaron-14-billones

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina normal

Quiénes están excluidos del Ingreso Familiar de Emergencia | El Ministerio de Trabajo aclaró cuál es el universo de sus beneficiarios



La cartera de Trabajo, que dirige Claudio Moroni, informó los requisitos para acceder al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el bono de 10 mil pesos que se paga de manera excepcional por la pandemia de coronavirus. Lo hizo a través de un decreto.

El IFE, destinado a desocupados o trabajadores informales, de entre 18 y 65 años, monotributistas de las categorías A y B, así como también a trabajadores de servicio doméstico y beneficiarios de la Asignación Universal por Embarazo y la Asignación Universal por Hijo. 

Están excluidos del beneficio, sin embargo, los trabajadores registrados, los jubilados y quienes reciben planes sociales distintos de la AUE y la AUH.

El padrón vigente comprende a nueve millones de personas. A la espera de una definición acerca de si habrá o no un cuarto pago del IFE, Trabajo aclaró también quiénes están excluidos de sus beneficios, entre ellos las personas privadas de su libertad que, como no estaban exceptuados de manera expresa, lo habían solicitado. 

Tampoco podrán cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia los jóvenes que convivan con familiares que sí tengan ingresos. La aclaración vale ya que la Anses había detectado a más de un millón y medio de jóvenes de entre 18 y 24 años que habían declarado vivir en  hogares “unipersonales”, lo cual suponía que podían mantenerse por su cuenta.

A través del decreto publicado hoy quedó establecido que el IFE será para quienes convivan con familiares sin ingresos regulares y para jóvenes de hasta 24 años que convivan con abuelos que cobran la jubilación mínima.

El tercer grupo de excluidos es el de aquellos que registren gastos inconsistentes, dato que surgirá del entrecruzamiento de información de la Anses y la Afip, que analizará los gastos de las tarjetas de crédito y los bienes declarados ante el organismo.

En un cuarto grupo aparecen aquellos que dejaron de cobrar la AUH, ya sea porque sus hijos cumplieron 18 años o sus beneficiarios dejaron de cumplir alguno de los requisitos para acceder al beneficio, con la única excepción de quienes estén desocupados y no cobren seguro de desempleo o no compartan hogar con un trabajador registrado o un  jubilación.

Por último, también serán excluidos del IFE quienes hubieran conseguido trabajo luego de haber cobrado las cuotas previas del beneficio. Lo mismo vale para quienes hayan ingresado al régimen de jubilación. 



Fuente link: