Categorías
Argentina normal

Polka, cada vez más grave | No pagará los sueldos de julio



“Nos unen las historias”. Por estas horas, el slogan de Polka se aleja de la ficción y se hunde en el drama más real. Mientras Adrián Suar -su creador y accionista minoritario- declaró en público que existe la posibilidad de la quiebra de la compañía, sus empleados se movilizaron ayer al mediodía hasta la puerta de Canal 13 en reclamo de sueldos adeudados, el pago de aguinaldo y por la incertidumbre que enfrentan sus fuentes laborales.

Ayer por la noche, el empresario y actor se refirió por primera vez en público a la tensa situación que atraviesa su productora. Hoy Polka está cerrada y lo que más me dolería sería quebrar, que el negocio me tape. Para decirlo de manera real, Polka siempre fue una productora modelo en la que estuvo todo bien. Esta es la primera vez que tengo estos líos”, dijo en una entrevista televisiva brindada a Ya somos grandes (TN). El responsable de la firma aclaró que la situación no fue originada por el contexto actual sino por un arrastre de varios años. “Mentiría si dijera que por la pandemia se terminó Polka. La pandemia lo que hizo fue darme la estocada final”, señaló su director artístico. En ese sentido se refirió a los cambios del sector audiovisual en los que se dejó de priorizar la ficción argentina. “¿Qué cambió para la industria? El negocio. Ya no tengo esa cantidad de horas (de aire) y sí tengo la gente”, dijo Suar. La entrevista fue concedida en simultáneo a la noticia de que la productora no se hará cargo de los sueldos del mes de julio -hasta ahora se venía pagando el 75% de los salarios-, ni el aguinaldo, a sus más de doscientos empleados de planta. Dicha cuestión, sin embargo, no fue tratada durante la entrevista que le hizo Diego Leuco en la señal de noticias del grupo Clarín.

Polka dejó de producir sus contenidos hace cuatro meses. Y tampoco hay certeza sobre cuándo se retomarán las grabaciones de la continuación del único proyecto que sigue en pie: la segunda temporada de El Tigre Verón. Primero suspendió las grabaciones de Separadas y posteriormente levantó la única tira diaria que mantenía Canal 13. Dicha situación supuso que el elenco renegociara su contrato (lo cual no fue aceptado por todo el staff). La situación se agravó a mediados del mes pasado, cuando Suar envió una carta a sus empleados en la que graficaba un horizonte incierto para la productora fundada en 1994. En esa misiva, por otro lado, también indicaba que la ficción ya no figuraba entre las prioridades de Canal 13 (vale recordar que es gerente de programación de la señal). La compañía (de la que Suar posee un 27% y Clarín un 55% del paquete accionario), según sus allegados, “va camino al cierre o a una reestructuración”.

En las últimas horas, la comisión interna de Polka también dio a conocer su posición. Junto a la viralización de un video donde cargaban contra Suar, en el día de ayer se movilizaron hasta las puertas de Artear en el barrio de Constitución. “Que el accionista mayoritario se haga presente”, fue el lema de la marcha que fue acompañada por el Sindicato Argentino de Televisión. Desde Satsaid remarcaron que el grupo Clarín pretende aportar capital solo para la desvinculación de sus trabajadores y denunciaron el vaciamiento de la productora más importante de ficción en el país. Pablo Storino, el Secretario de Cultura de la entidad, declaró en una entrevista radial que el conflicto y la irregularidad en los pagos data de marzo cuando la pandemia se instaló en toda la región. Aunque destacó que “el problema no es económico sino político. La plata está pero quieren que los trabajadores nos vayamos”, según declaró el sindicalista en FM La Patriada. El próximo capítulo de esta historia continuará el próximo lunes con una audiencia que se llevará a cabo en el Ministerio de Trabajo. 



Fuente link:

Categorías
[email protected] Argentina

El G6, la resistencia y el proyecto nacional | El análisis de Zaiat que recomendó CFK fue el debate más caliente entre lxs [email protected]



El presidente Alberto Fernández convocó a los empresarios reunidos en el G-6 para sumarlos a la construcción de una nueva normalidad económica, que deje atrás el capitalismo neoliberal hegemonizado por las finanzas globales. No es probable que quieran ser parte de esa tarea más allá del gesto de acompañarlo en el acto del Día de la Independencia. Fue una apuesta oficial fuerte dirigida al mundo empresario concentrado, que desde hace más de 40 años ha intensificado el combate contra el proyecto de desarrollo nacional que hoy aspira a desplegar el frente político que gobierna. Así comienza el artículo en el que Alfredo Zaiat
hizo un rigurso análisis que fue elogiado por la mismísima vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: “El mejor análisis que he leído en mucho tiempo. Sin subjetividades, sin anécdotas. En tiempos de pandemia, de lectura imprescindible para entender y no equivocarse”.

Los y las [email protected] de Página/12 se sumaron a la conversación y estas fueron las contribuciones más respetadas:

Divide y reinarás
“Mientras estos pulpos aplican el “divide y reinarás”, se juntan para meterle palos en la rueda al gobierno. Despidieron con el decreto de no despedir, aumentaron con la prohibición de aumentar. Desafían, instigan, complotan. Hay que empezar a privarlos de la sangre con la que se alimentan. Excelente nota que le pone palabras a nuestro pensamiento”. 
ivoSi

Administrador de amistades
“No creo que al Gobierno se le pasen por alto las diferencias entre los distintos sectores empresariales. Tampoco se nos tiene que pasar por alto a nosotros algunos aspectos simbólicos de la política. Llamar “amigo” al opositor con más probabilidades de candidatearse exitosamente en un futuro próximo ayuda a bajarle el precio entre sus propios votantes. Hacer un acto como el del 9 de Julio no lo muestra al Presidente como un ingenuo administrador de amistades. Más bien creo que lo ayuda a enfrentar la batalla por la DEUDA que se está dando con mucho esfuerzo y no sé si tenemos una verdadera dimensión de su importancia. Eso creo yo”. 
soulperez

Por una burguesía nacional
“La creación de una verdadera burguesía nacional sigue siendo, desde sus inicios, uno de los sueños húmedos de peronismo. Como bien indica Alfredo, no se la va a encontrar entre los miembros del transnacionalizado G-6 (por lo menos no entre sus primeras líneas que hoy marcan el paso del resto de sus miembros) sino entre el empresariado PYME, las cooperativas de trabajo y los movimientos sociales organizados. Espero que el auditorio que acompañó al presidente en el acto del 9 de Julio solo haya sido un gesto para la tribuna, especialmente dirigida a los acreedores inmersos en la renegociación de la deuda. Creo que el gobierno debe tener claro que con estos especímenes no se puede contar para llevar adelante un plan de desarrollo virtuoso de la economía nacional a la salida de la pandemia, y que a los interlocutores válidos hay que buscarlos en otro lado. Espero que así sea”. 
MarioRF1959

Pelea desigual
“Creo que desde lo comunicacional, más allá de errores o falencias que pueda tener el Gobierno, hay desde el inicio una desigualdad de fuerzas muy notoria, en favor de los grupos concentrados. Esto es porque, como he posteado otras veces, gracias a ese monopolio que han logrado erigir, y gracias también a su victoria al lograr derogar la Ley de Medios, estos tipos están en los hogares de casi todo el país, 24/7 todos los días del año. Desde ahí bombardean, instalan premisas falsas que a fuerza de repetir permanentemente quedan en el imaginario de muchos (“se robaron todo…”, “se robaron un pbi…”, “las bóvedas llenas de plata en el sur…”) , y que luego repiten como loros unos cuantos cegados por un odio irracional alimentado desde estas mismas usinas. Todo se conjugaba, luego, con causas judiciales cuyas sentencias iban en línea con lo anteriormente establecido como “verdad” desde estos medios. Esto mismo explicó con claridad meridiana Cristina en su alegato en Comodoro Py en diciembre último, graficando perfectamente el entramado usufructuado por Cambiemos. En vista de esto, creo que mientras no se contrarreste con cierta eficacia ese poder descomunal de fuego de los medios de comunicación hegemónicos va a ser muy difícil la batalla comunicacional. Más allá de la implementación de políticas que apunten a mejorar la calidad de vida de los más necesitados y de la población en general, más allá de lo estrictamente territorial, hay que idear formas de comunicación inteligentes para que, a pesar de embates mediáticos como el de estos días, la gente pueda discernir entre un mensaje de odio y una realidad que se beneficia con políticas concretas”. 
LANIN

La lógica del desgaste
“Certero análisis, como siempre, particularmente esclarecedor de la evolución antinacional de la idiosincrasia de los grandes empresarios. Pienso que abrirles el juego y convocarlos a refundar las relaciones económicas pospandemia es una movida táctica que ambos (Gobierno y G6) aprovechan para sí. Las relaciones se tensarán cuando la emergencia sanitaria termine y la puja distributiva se reinstale. Por eso, la apuesta de Clarín y Techint es desgastar al Gobierno a como dé lugar: para que a la hora de la disputa de intereses descarnada, el Gobierno llegue sin el indispensable respaldo político y popular que se requerirá. Velan armas, por ahora, y el temple del Gobierno se pondrá a prueba cuando llegue esa hora. La lucidez del pueblo también”. 
Felipe

Estado productivo
“El artículo es muy interesante, el planteo correcto, pero la solución que da al problema es floja. Una alianza con los sectores populares es imprescindible pero ¿cuál va a ser el rol del Estado en esa alianza? El keynesianismo de la época cristinista sirvió para estar mejor en el corto plazo pero no fue suficiente para sentar un modelo de desarrollo capitalista viable. No alcanza con sentar las bases para que el capital privado gane dinero. En este país, cada vez que gana dinero no lo reinvierte, se lo lleva. Lo que realmente hace falta es un Estado que intervenga directamente en el proceso productivo, solo o en alianza con capitales privados en proyectos de distinto tipo (tecnológicos, productivos, etc). Pero es muy difícil desarrollar un país cuando todos los servicios públicos y la energía están privatizados, cuando los bancos no hacen lo que les dice el Banco Central, cuando no hay un Estado fuerte que imponga su proyecto, si es que lo tiene. Lamentablemente no es posible una salida que no implique enfrentar a esos sectores que bien caracterizás en tu artículo. Y si AF no lo hace, voy a concordar con un opinante que dijo que AF sirvió para sacarnos de encima a Macri, pero con eso no alcanza”. 
ricardof



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

La conducción política del poder económico | La resistencia del establishment a un proyecto económico de desarrollo nacional



En el acto oficial de celebración del Día de la Independencia, el presidente Alberto Fernández estuvo acompañado en forma presencial, en la Quinta de Olivos, por los empresarios del G-6, que reúne a las titulares de las cámaras del establishment, y de un dirigente de la conducción de la CGT.

Fue una apuesta oficial fuerte dirigida al mundo empresario concentrado, que desde hace más de 40 años ha intensificado el combate contra el proyecto de desarrollo nacional que hoy aspira a desplegar el frente político que gobierna.

El mensaje de Fernández es sencillo de entender aunque no es probable que haya sido aceptado por los interlocutores elegidos. Es una renovada invitación a un sujeto social que resiste construir un sistema económico que permita alejar la reiteración de crisis dramáticas, las cuales lo tiene como protagonista estelar en cada una de ellas.

Grupos

Más allá de gestos personales de cada uno sus miembros hacia el poder político de turno, el poder económico se ha transformando en estas últimas décadas. Ir a su búsqueda con la expectativa de encontrar lo que alguna vez fue para sumarlo a un proyecto de desarrollo nacional, como si nada hubiera pasado en este tiempo, sólo entregará otra decepción.

Casi todos los integrantes del bloque de poder concentrado están cada vez más alejado del destino del mercado interno, operan en áreas monopólicas o con posiciones dominantes y están subordinados a la valorización financiera de sus excedentes, los cuales en gran parte son dolarizados y fugados.

Una de las pocas excepciones en ese bloque de poder local al que todavía le resulta relevante el consumo interno y tiene su principal base productiva en el país es el grupo Arcor de la familia Pagani.

Cuando gran parte de los patrimonios de ese núcleo de empresarios poderosos está en el exterior, ya sea en propiedades, empresas, activos bursátiles o capitales líquidos, y su principal actividad se encuentra en servicios monopólicos o producción de materias primas exportables, su propio destino queda escindido del general.

Por eso son protagonistas principales de las grandes crisis pero no las padecen en toda su dimensión; más bien se benefician porque aumentan la concentración y centralización del capital.

Es un poder económico conservador, ideologizado al extremo y contaminado de los lugares comunes de la ortodoxia económica, además de ser conducido políticamente por los grupos Techint y Clarín.

Trasnacional

El grupo Techint emprendió un proceso de trasnacionalización en las últimas décadas. Está amenazado por la expansión de corporaciones de la nueva potencia mundial (China), y para tratar de preservar privilegios y cuotas de mercado de su producción de tubos con y sin costura exige protección para su actividad y, sin pudor, promueve apertura importadora para el resto. Opera en sectores con cuasirrentas monopólicas y millonarios subsidios fiscales. Se alinea de ese modo con la estrategia económica y global de la potencia declinante, Estados Unidos.

A lo largo de varias décadas, las fabulosas ganancias obtenidas en el mercado argentino, conseguidas por medidas públicas específicas para supuestamente inducirlo a un aumento de la inversión local y a entregar productos a precios competitivos al mercado doméstico, fueron utilizadas en gran parte para financiar la expansión internacional.

Techint logró la diversificación territorial de su conglomerado: su casa matriz está en Luxemburgo para pagar menos impuestos, tiene plantas tambiérn en Japón, Estados Unidos, México, Brasil e Italia, y es socio en empresas sauditas, rusas, colombianas y canadienses.

Desde los últimos años del siglo pasado, las inversiones en Argentina han sido marginales respecto a las destinadas al crecimiento de su negocio internacional.

El modelo desarrollista le fue favorable para la evolución inicial, pero ahora ya no le resulta útil. Por eso despide trabajadores desafiando al presidente Fernández. Para Techint el salario es un costo y no un factor dinámico del mercado interno. Por eso postula un modelo económico de tipo de cambio elevado, puesto que por esa vía reduce el costo salarial al tiempo que beneficia su salida exportadora.

Posesiones

El Grupo Clarín se ha consolidado como un conglomerado de telecomunicaciones luego de conseguir desembarcar en Telecom gracias a la flexibilidad regulatoria dispuesta por el gobierno de Macri.

Desde la última dictadura militar y con cada uno de los posteriores gobiernos democráticos, con la excepción de los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner, Clarín consiguió capturar eslabones de su negocio para construir un gigante del sector de las telecomunicaciones.

Las manos vacías en esos ocho años es una de las posibles respuestas a los motivos de los persistentes embates contra CFK y su familia que diariamente lanza desde su extenso dispositivo de medios.

El grupo Clarín opera en un mercado de servicios de fuertes rasgos monopólicos y busca frenar el ingreso de la competencia, ya sea la que puede constituir el grupo mexicano liderado por el millonario mexicano Carlos Slim o la de compañías chinas (Huawei, empresa combatida por Estados Unidos).

Utiliza su amplia red de medios (diarios, radios y televisión) para expandir y defender cada una de sus posesiones, siendo Telecom la última que sumó al conglomerado y posterior fusión con Cablevisión. Resiste el congelamiento de tarifas de los servicios que prestan esas compañías, está en controversias con el Estado por pagos millonarios por la frecuencia de Nextel y pretende mantener un espectro radioeléctrico mayor al que le corresponde por regulaciones del sector.

Cuadrante

Ambos grupos ya no tienen como base de su propia expansión la necesidad de un modelo económico desarrollista.

El caso de Clarín es más evidente y el brusco giro de la línea editorial tuvo su bisagra en el conflicto con un sector del campo por las retenciones móviles en 2008.

El análisis económico de sus canales de difusión fue mudando del desarrollismo hacia un modelo aperturista, de privilegio a la producción de materias primas agropecuarias y de predominio de las finanzas.

Ese viraje conceptual explica su actual posicionamiento en el cuadrante de la derecha del espectro ideológico de medios de comunicación.

La campaña anticuarentena, el fomento de la grieta política, social y cultural utilizando a comunicadores y animadores de shows periodísticos, y el impulso de un modelo económico de exclusión es la política de superficie para fortalecer la estrategia estructural para la consolidación de los negocios del conglomerado de telecomunicaciones, pero también para los de los principales socios que están vinculados a la producción agropecuaria.

Derecha

Los grupos Techint y Clarín no son sólo la expresión de la derecha empresaria por ser antiperonista o por la obsesión patológica con CFK y la letra K. Son más que canales de esa manifestación política a través de cámaras empresarias o de una red de medios. Ambos se han convertido en la conducción política de ese espacio ideológico, fundamentalmente, porque les resulta funcional para la defensa y la aspiración de continuar expandiendo su base material.

Como se sabe desde hace bastante, los intereses materiales van moldeando la conciencia y la acción.

Podrían haber elegido otra opción ideológica conservadora, alejada del fanatismo y de la promoción de la hostilidad de clases medias y altas a quienes piensan diferente. Pero no hubieran estado en línea con el actual comportamiento de las fuerzas de derecha en el mundo, que en América latina son guiadas por el Departamento de Estado y el Comando Sur de Estados Unidos

Los ejes de acción son la exacerbación de las tensiones políticas, el odio a las fuerzas políticas populares y la intolerancia al disenso. El trumpismo es la expresión de esas conductas.

La perversidad del discurso y la acción de la derecha política y mediática es que esas características, con elevada violencia simbólica, son atribuidas a las víctimas de ese comportamiento antisocial.

La pandemia, como en varios otros campos, exhibió sin maquillaje la brutalidad del capitalismo neoliberal dominado por las finanzas globales. En el escenario argentino, los grupos Techint y Clarín, con sus respectivos satélites (en el ámbito empresario los miembros del G-6, la AEA y el Foro de Convergencia, y en el mundo mediático, La Nación y el portal Infobae), actúan como ordenadores del bloque de poder económico para preservar los privilegios que tienen en la presente fase del capitalismo global.

Disciplina

Por miedo o por convencimiento, el resto del establishment se disciplina detrás de ellos, algunos para engancharse en ese tren con sus propios negocios, otros para no ser marginados de ese grupo social, y no pocos por temor a la persecución judicial y la amenaza de la cárcel, como les pasó a varios durante el macrismo.

La guerra interempresaria con grupos económicos indicados como kirchneristas (Lázaro Báez, Cristóbal López, Gerardo Ferreyra y otros encuadernados) no tiene que ver con el cuestionamiento a la evasión fiscal, fuga de capitales, lavado de dinero, operaciones offshore y relaciones privilegiadas con el Estado, porque cada uno de los miembros del establishment (Rocca, Pérez Companc, Magnetto y el resto de la lista de “grandes empresarios” aceptados socialmente) tuvieron y tienen ese mismo comportamiento reprochable, aunque sin la observación crítica de la legión de almas bellas que construyen sentido.

Con la expectativa de que no existan impedimentos en la comprensión lectora, en el sentido de que unos y otros tiene la misma forma de hacer negocios, antes y ahora, el acoso a empresarios con la marca en la frente con la letra K que alimenta la indignación colectiva selectiva es el paño de la superficie de una disputa de fondo, siendo ésta lo relevante para comprender esa cruzada.

El conflicto al interior del poder económico se originó, por un lado, en la puja por ver quién se queda o domina el manejo de ciertos negocios en sectores de elevada rentabilidad. Por otro, refleja el mecanismo habitual del poder económico para obturar el crecimiento de nuevos conglomerados que pueden poner en cuestionamiento el espacio que ocupan en el esquema de poder.

Esa misma tensión y disputa, en otro contexto histórico y métodos diferentes, se desplegó en los primeros años de la última dictadura militar sobre algunos grupos económicos vinculados al peronismo o promotores de un proyecto con cierta autonomía de desarrollo de la industria nacional.

Grieta

La crisis económica global provocada por la pandemia abre una pequeña fisura para cuestionar con evidencias imposibles de ocultar y, fundamentalmente, para replantear el funcionamiento de la actual fase del capitalismo neoliberal hegemonizado por las finanzas globales.

El presidente Alberto Fernández propone la reconstrucción de la economía a partir de un capitalismo con otras bases. Para esa tarea está convocando a un sujeto económico que hoy es otro; no es el que imagina para construir otro capitalismo dentro de un modelo de desarrollo nacional.

La debacle económica y social por la covid-19 brinda una oportunidad excepcional para fortalecer el rol central del Estado en relación al mundo empresario y para el ordenamiento del funcionamiento de la economía.

La pospademia en la economía y, en especial, la reconstrucción de una nueva normalidad económica, porque la anterior dominada por el bloque de poder tradicional probó ser un fiasco en términos de bienestar general, requerirá ampliar la base social de la alianza con el sector privado, incluyendo a pymes, cooperativas, emprendedores, firmas recuperadas, empresas de la economía popular.

Para que los costos devastadores de la actual crisis no sean en vano, la política económica de la recuperación no puede quedar depositado en ganar la confianza de los empresarios del G-6. Puede ser que esa  invitación sirva en términos políticos, pero está probado que sus integrantes no tienen la vocación de ser un sujeto social activo en el objetivo de fortalecer un proyecto de desarrollo nacional.

[email protected]“>[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Política

Revés para Héctor Magnetto en la causa Papel Prensa: rechazaron su pedido para llegar la Corte Suprema

Duro revés para Magnetto en la causa Papel Prensa

Este articulo lo podes encontrar en ElDestapeWeb

Link al articulo original

Categorías
Argentina Política

El Gobierno analiza revertir un millonario favor de Mauricio Macri a Clarín

El Gobierno revisa un millonario favor de Macri a Clarín

Este articulo lo podes encontrar en ElDestapeWeb

Link al articulo original

Categorías
Argentina Política

Los directivos del Grupo Clarín que más dinero fugaron

Los directivos del Grupo Clarín que más dinero fugaron

Este articulo lo podes encontrar en ElDestapeWeb

Link al articulo original

Categorías
Sociedad

Mentime que me gusta

Mentime que me gusta

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina Política

En pandemia, el Grupo Clarín aumentó sus ganancias un 168%

En pandemia, el Grupo Clarín aumentó sus ganancias un 168%

Este articulo lo podes encontrar en ElDestapeWeb

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

El dato de Navarro: cómo una maniobra de un accionista de Clarín hace subir el precio del arroz

https://www.eldestapeweb.com/economia/grupo-clarin/el-dato-de-navarro-como-una-maniobra-de-un-accionista-de-clarin-hace-subir-el-precio-del-arroz–202052110590

Este articulo lo podes encontrar en ElDestapeWeb

Link al articulo original

Categorías
Argentina Política

Leopoldo Moreau propuso crear un bono para que los trabajadores participen de las ganancias de las empresas

La propuesta de Moreau para que los trabajadores ganen más

Este articulo lo podes encontrar en ElDestapeWeb

Link al articulo original