Categorías
El mundo Internacional

Tensión en Grecia por el incendio en un campo de refugiados

https://www.tiempoar.com.ar/nota/tension-en-grecia-por-el-incendio-en-un-campo-de-refugiados

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina normal

Un gran incendio en Grecia arrasó con el campo de refugiados de Moria, el más grande de Europa | En el lugar vivían 12.500 personas 



El campo de refugiados más grande de Grecia y Europa, Moria, fue azotado hoy por un incendio provocado que arrasó con contenedores que hacían de vivienda y dejó sin techo a cientos de sus casi 13.000 habitantes en la isla de Lesbos. Hasta el momento no se notificó ninguna víctima fatal. 

Sin embargo, los bomberos afirman que se perdió casi la totalidad del refugio por el fuego. Si bienl ograron controlar los focos todavía no pudieron acceder a las carpas y ver cuánto daño causó el incidente.  Organizaciones humanitarias llevaban años advirtiendo de las pésimas condiciones sanitarias del campamento de Moria, donde viven más de 12.500 refugiados en una instalación para apenas 2.750. 

Según el alcalde de la pequeña población de Moria, Yiannis Mastroyiannis, el incendio se desató después de que 35 personas que habían dado positivas de coronavirus se negaran a ser trasladados a un centro de aislamiento. 

A partir de ese momento, comenzaron enfrentamientos entre los propios refugiados y algunos empezaron a provocar incendios, tanto dentro del recinto cerrado como en el olivar que rodea al campo, donde viven miles de migrantes.

El campamento fue completamente evacuado y ahora buscarán alojamiento para sus habitantes. Según los medios locales, se está analizando la posibilidad de trasladarlos a una playa cercana hasta que se encuentre una solución.

“La Jungla”

Moria, también llamado “La Jungla”, es considerado por muchas organizaciones sociales como “una vergüenza para toda Europa”. Ubicado en la Isla de Lesbos, fue abierto en 2013 en un sitio militar desafectado: primero serviría como centro administrativo de registro para algunos centenares de migrantes que solamente hacían allí una escala en su camino hacia el norte de Europa. 

Dos años más tarde, como consecuencia de la guerra en Siria, Lesbos y sus 85.000 habitantes vieron llegar un flujo de más de 450.000 solicitantes de asilo en apenas un año. Con la fronteras cerradas de la mayoría de países europeos, se estableció como un albergue hacinado para los refugiados.

Los oriundos de Moria tienen una calidad de vida miserable. Se naturalizo el suicidio, la prostitución, las violaciones, el secuestro de chicos, el narcotráfico y la violencia de todo tipo detrás de sus enormes barreras de alambre de púas. Entre enero y agosto, cinco personas fueron apuñaladas en más de 15 ataques y otras han sido quemadas dentro de sus carpas.

Diversas ONGs llevan meses advirtiendo que, debido a las pésimas condiciones sanitarias, las condiciones de hacinamiento son insostenibles. 

Lesbos, la isla de la solidaridad en 2015, donde los pescadores acudían en ayuda de los barcos a la deriva desbordados de migrantes, donde las abuelas, candidatas al premio Nobel de la Paz, daban la mamadera a los bebés migrantes, y por la cual hasta el Papa se congratulaba al ver tanta solidaridad, parece solamente un recuerdo lejano.

Exasperados al verse damnificados por los fallos de la política migratoria europea, los isleños, que se consideran arruinados y en peligro, impiden regularmente el desembarco de migrantes e inclusive hostigan a los trabajadores sociales.

Para descongestionar el campo, el gobierno conservador del primer ministro Kyriakos Mitsotakis, elegido en 2019, quiere construir otro nuevo en Lesbos. Pero los habitantes se opusieron a esta iniciativa: en febrero estallaron disturbios entre la policía e isleños.

La decisión turca, en marzo pasado, de abrir sus fronteras, provocó la llegada de nuevos migrantes. Y, con la pandemia de Covid-19, una nueva amenaza cae sobre los más vulnerables, confinados en Moria desde fines de marzo.



Fuente link: