Categorías
Argentina El país

Coronavirus: la advertencia de Ginés González García por el “alto riesgo sanitario” | El ministro se refirió a la suba de casos en el país



El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, utilizó su cuenta de Twitter para mostrar algunos datos sobre el alarmante crecimiento de los contagios de coronavirus en todo el país. Advirtió que “la mitad de los argentinos hoy se encuentran en zonas de alto riesgo sanitario”.

González García consideró “importante tomar dimensión de la realidad sanitaria en la que nos encontramos”, y señaló: “Estamos transitando por una delgada línea dónde la prevención, el cuidado y el acatamiento de las normas sanitarias son indispensables para evitar más restricciones”.

“Hoy, en Argentina, 16 jurisdicciones presentan al menos un departamento con una situación epidemiológica de alto riesgo, con un crecimiento de casos superior al 20 por ciento en los últimos 14 días y una tasa de incidencia que supera los 150 casos x 100.000 habitantes”, indicó. Remarcó que durante el mes pasado, “el ritmo de crecimiento de casos en CABA y el resto del país es mayor que el observado en junio” del 2020. 

El funcionario precisó que el 49,7 por ciento de la población vive en departamentos con alto riesgo epidemiológico. Agregó que “la mayor incidencia a nivel local se encuentra en departamentos pertenecientes a las provincias de Buenos Aires, Neuquén y Santa Cruz”.

En lo que refiere al Área Metropolitana Buenos Aires, González García señaló que el número de casos a diciembre del 2020 “son similares a junio” de ese mismo año, aunque “en las últimas semanas, el grupo etario que va de los 20 a los 30 años pasó de representar el 20 por ciento de los casos confirmados semanales, al 27,2 por ciento, un crecimiento que no se ve en ninguno de los demás grupos”.

“Ganar tiempo para que la vacuna llegue a las personas más necesitadas es una tarea de todos. Seamos solidarios y sigamos cuidándonos para que este sea el principio del fin de la pandemia”, completó el ministro, luego de recordar que “la Argentina no es ajena al escenario internacional” de rebrotes. “Escuchamos y vemos a diario nuevos casos de confinamientos más estrictos para evitar la circulación del virus”, recordó.

Los tuits de Ginés González García





Fuente link:

Categorías
Sociedad

Los trabajadores del Instituto Malbrán recibirán un suplemento salarial

https://www.tiempoar.com.ar/nota/los-trabajadores-del-instituto-malbran-recibiran-un-suplemento-salarial

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Sociedad

Especialistas alertan por el comienzo de la segunda ola pero desde el gobierno por ahora descartan restricciones

https://www.tiempoar.com.ar/nota/especialistas-alertan-por-el-comienzo-de-la-segunda-ola-pero-desde-el-gobierno-por-ahora-descartan-restricciones

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina El país

“Sólo el 1 por ciento” de los vacunados tuvo efectos adversos | Ginés González García salió al cruce de las fake news sobre Sputnik V



El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, salió al cruce de noticias que se difundieron en las últimas horas en redes sociales y medios de comunicación, relacionadas a los efectos adversos de la vacuna Sputnik V. Según datos oficiales, solamente el 1 por ciento de los vacunados tuvo reacciones adversas y en un 99,3 por ciento de los casos fueron leves o moderadas.

A través de un hilo de Twitter, el funcionario aclaró que a días del inicio de la campaña de vacunación contra el coronavirus en la Argentina “se han registrado 32.103 dosis de vacuna Sputnik V aplicadas en personal de salud de todo el país”.

En ese sentido, González García informó que como resultado de la aplicación, hasta el momento, “únicamente se ha reportado un 1 por ciento de ESAVI (eventos supuestamente atribuidos a la vacunación e inmunización)”.

“La articulación federal es un pilar esencial de la estrategia nacional y provincial, permitiendo fortalecer los sistemas de comunicación y las acciones oportunas vinculadas a la vigilancia de estos eventos”, agregó.

De acuerdo a la información brindada por el ministro, de los 317 casos reportados, “el 99,3 por ciento se clasificó como leves o moderados, y la presencia de fiebre, cefalea o dolor muscular, como síntoma único o combinados, representó el 80 por ciento del total de los eventos reportados”.

“Recordemos además, que en caso de iniciarse estos síntomas aparecen dentro de las 6 horas de aplicada la vacuna, y desaparecen transcurridas 24-48 horas”, concluyó.

La campaña de fake news

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, también desmintió las noticias falsas que circularon en torno a la Sputnik V, al alertar sobre el inicio de “una campaña de fake news e instalación del miedo” que busca -aseguró- “desprestigiar” el plan nacional de vacunación contra la Covid-19, por lo que exhortó a utilizar “información oficial sobre los efectos adversos que reportan los síntomas habituales de cualquier vacuna”.

En relación a las 300.000 dosis de Sputnik V, el primer lote de un total de 20 millones que llegarán en el transcurso del verano, Kreplak destacó, en línea con González García, que la vacuna creada por el Centro Gamaleya “registra los efectos adversos que reportan síntomas habituales a cualquier vacuna”.

“Empezó la campaña de vacunación más importante de la historia y con ella llegó la otra campaña: la de las fake news e instalación de miedo. Estamos en un momento tan difícil como trascendental para nuestro pueblo. No permitamos que el Covid siga haciéndonos tanto daño por el desprestigio a la vacunación“, remarcó Kreplak, y agregó: “Estamos en el año del plan nacional de inmunización para ganarle al conronavirus”.

“Las campañas y los audios que circulan son operaciones orientadas a que el pueblo no sienta esperanzas”
, insistió Kreplak



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Ley IVE: “El desafío grande va a ser la aplicación” | El ministro de Salud, Ginés González García, entrevistado por Página/12 horas después de la histórica aprobación del Senado



“Esa va a ser la batalla que se viene”, anuncia el ministro de Salud, Ginés González García, en una entrevista con Página/12, y se refiere a la implementación de la flamante ley de Regulación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, sancionada en la madrugada del miércoles por el Senado, en una votación histórica. Ahora le toca al Ejecutivo la promulgación –con un veto parcial en dos artículos, compromiso asumido para sumar apoyos- y luego la reglamentación, en la que participarán varios ministerios, entre ellos el que encabeza GGG. “El desafío grande, además de estos pasos necesarios y burocráticos, va a ser la aplicación, teniendo en cuenta las dificultades que hemos visto en los últimos años con la interrupción legal de embarazo, que era parcial y ahora será ser más amplia”, advierte el funcionario y espera que la militancia feminista se involucre y sea parte de ese proceso, del mismo modo que fue pieza clave para la sanción. “Todo el movimiento que hay detrás de esta ley va a ser protagonista también en la implementación”, afirmó.

“Fue un día maravilloso para mí porque empezó la vacunación y se aprobó esta ley: el 29 de diciembre quedará como un día muy importante en mi vida”, dice y se ríe. La conversación es telefónica, desde su despacho. GGG fue el primer ministro de Salud que habló del aborto como problema de salud pública ya en 2003 , quien por entonces puso en marcha el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable, que empezó a comprar anticonceptivos para que lleguen gratuitamente a la población. En 2004 pedía que se imparta educación sexual en las escuelas para prevenir los embarazos no deseados y así los abortos practicados en la clandestinidad. El primer protocolo de atención de la ILE del Ministerio de Salud de la Nación se redactó hacia fines de 2007, en el último tramo de su gestión como ministro durante el Gobierno de Néstor Kirchner. Buscó dar certidumbre a los equipos médicos que tenían que garantizar esa práctica, en un contexto en el que profesionales antiderechos en hospitales públicos imponían obstáculos arbitrarios a niñas y adolescentes que habían sido violadas y querían interrumpir esas gestaciones forzadas. Muchas de ellas tuvieron que enfrentar idas y vueltas -con exigencias de permisos judiciales que no llegaban- y que se convertían en verdaderas torturas. Todavía se dan esas situaciones, lamentablemente. Pero en menor medida. En su segundo día como ministro de Alberto Fernández, en diciembre de 2019, GGG quiso dar un mensaje claro y actualizó el protocolo de ILE que el expresidente Mauricio Macri había rechazado.

-¿Cómo piensa la implementación de la Ley de IVE?

-Creo que la tenemos que ganar como se ha ganado esta ley. Por un lado, con la conciencia de los derechos, con información, conocimiento y acciones de militancia como hacen todos los movimientos feministas para que las mujeres tengan conciencia de sus derechos, sobre todo en aquellos lugares donde es más difícil que puedan ser ejercidos. Y después, por otro lado, trabajar mucho en el sector público y privado, pero sobre todo en el público y no solo en los hospitales sino mucho, mucho, en el sistema de atención primaria que está más cerca de la gente, que cuenta con más de 6000 centros en todo el país. Les vamos a proveer rápidamente todos los insumos y los medicamentos específicos para que la ley sea realidad, extendiéndolo en un amplio radio de aplicación.

-¿Se está comprando misoprostol, la medicación para realizar los abortos?

-Si, tenemos mucho y le estamos comprando más dosis al Fondo de Población de Naciones Unidas: va a haber una cantidad muy pero muy importante.

-¿Se va a tramitar la autorización de la mifepristona, droga que combinada con el misoprostol resulta más efectiva según la OMS para garantizar la IVE con medicamentos?

-Estamos en eso. Y estamos incentivando para que algún laboratorio público o privado la fabrique en el país.

-¿Habrá una campaña de difusión y capacitaciones a profesionales de la salud?

-Si, todas esas iniciativas las tendremos en cuenta. Esa es la intención. Vamos a tratar de que llegue a las dos partes: al lado sanitario, para que tenga todo el conocimiento y los medios, y por otro lado, a generar conciencia sobre los derechos para que sea un reclamo y una demanda que no puede dejar de ser escuchada ni atendida. A mi equipo le digo todos los días: guarda que ahora viene una etapa difícil y que tenemos que hacerla con toda energía. Con la ley sola no alcanza.

-¿En cuánto tiempo se implementará?

-Es un proceso que llevará varios pasos y que los haremos a la máxima velocidad. Este año que empieza se va a aplicar cumpliendo todos los pasos previos. Recuerde que a través de la reglamentación se pudo construir una mayoría tan fuerte como la que hubo.

-¿Le sorprendió la diferencia de votos?

-Aun los más optimistas nos vimos sorprendidos.

-¿Cómo cree que puede influir la objeción de conciencia para obstaculizar el acceso a la IVE?

-Creo que no va a ser tanto como lo que podría pensarse en el pasado. A lo mejor es mi optimismo. Al descomprimir legalmente, con una ley como hay ahora, mucha gente que usaba la objeción de conciencia por miedo, porque ha habido lugares donde se han hecho cosas muy feas vía judicial sobre los propios médicos o los actuantes (ante una ILE), seguramente no se declará objetora. Por supuesto esto será un proceso cultural: no se cambia de un día para el otro. Nosotros vamos a dar todas las garantías y todas las exigencias para que se cumpla la ley y que más allá de la objeción de conciencia, no se la use como coartada y nadie se quede sin el acceso a la práctica que tiene que tener.

-¿Habrá suficientes profesionales de la salud para garantizar la IVE en todo el país?

-No tengo ninguna duda. A veces hacen más ruido los que dicen que no, que los que dicen que sí. Hay una mayoría que dice que sí. En muchos distritos se viene garantizando el aborto dentro del marco legal, sin estridencias y con mucha efectividad.

-La senadora Silvia Elías de Pérez, referente “celeste” en el Senado, ya anunció que se presentarán a la justicia para reclamar una supuesta inconstitucionalidad. ¿Podrán frenar la ley en los tribunales?

-No creo. Me parece una cosa absurda, tan horrible imaginar que un senador acude a la Justicia cuando pierde. El Senado es uno de los cuerpos legislativos. Entonces agraviarse de esa manera, invalidando una decisión de la mayoría, es un hecho antidemocrático, devaluador de la institución a la cual pertenece. Me resulta insólito, salvo que quiera tirar una frase para su clientela: a veces algunos senadores piensan en su clientela y no en el bien común.

-¿Qué impacto tendrá la ley?

-Primero, naturalmente un impacto sanitario: vamos a tener menos dolor, menos internaciones, menos muertes maternas evitables. Con la Ley de los 1000 días se les dará protección a las mujeres que quieran continuar con un embarazo, con lo cual se eliminará que se recurra a la interrupción de un embarazo por una situación de pobreza. Es una ley de prevención, de derechos y de justicia social. Son todas ganancias.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

“Tenemos por delante un gran desafío, no va a ser fácil de aplicar”, dijo Ginés sobre el aborto

https://www.tiempoar.com.ar/nota/tenemos-por-delante-un-gran-desafio-no-va-a-ser-facil-de-aplicar-dijo-gines-sobre-el-aborto

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Sociedad

Ginés, entre la bronca con Pfizer y la esperanza por las 51 millones de dosis ya compradas

https://www.tiempoar.com.ar/nota/gines-entre-la-bronca-con-pfizer-y-la-esperanza-por-las-51-millones-de-dosis-ya-compradas

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina El país

Ginés González García: “No entendemos las exigencias de Pfizer, es como si no le tuvieran fe a su vacuna” | El ministro se refirió a las negociaciones con el laboratorio estadounidense



El ministro de Salud, Ginés González García, aseguró que el gobierno nacional tiene la “total voluntad de firmar” un acuerdo con la estadounidense Pfizer para comprar su vacuna contra el Covid-19, pero consideró que ese laboratorio pone tantos reparos que pareciera que “no le tuvieran fe a la vacuna” que elaboró.

“No entendemos por qué Pfizer tiene tantas exigencias de inmunidad y prevención, es como si no le tuvieran fe a la vacuna”, puntualizó el titular de la cartera sanitaria, al tiempo que le pidió a esa empresa “que entienda y se concrete el deseo (de la Argentina) de tener la vacuna”.

Durante una entrevista por AM 750, González García se refirió de soslayo a la controversia por la cual un sector de la oposición desató un loby a favor de la compañía estadounidense. El funcionario se excusó de dar detalles al respecto debido al acuerdo de confidencialidad entre el Gobierno y Pfizer mientras dure la negociación.

Si hay una firma con la que Argentina ha sido generosa es con Pfizer. Le ofrecimos toda la estructura para que haga acá el estudio clínico (de la vacuna), el más grande del mundo por la cantidad de voluntarios”, dijo.

Es más, añadió, “hubo condiciones contractuales que necesitaron una ley. La hicimos. Pero hay cosas de la ley que no encajan con lo que quiere la firma y la verdad es que es muy difícil para nosotros hacer otra ley; no es lo más digno que puede hacer un país”.

El ministro negó que uno de los motivos por los que aún no se firmó un acuerdo de compra haya sido el requerimiento técnico de los 80 grados bajo cero que necesita la vacuna para su conservación.

También rechazó la versión que indica que el Gobierno se retiró de las conversaciones por la postergación de entregas que el laboratorio decidió de manera unilateral. “La voluntad del Gobierno ha sido total por firmar con Pfizer y con todos los que tuvieran vacunas”, ratificó.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

El comienzo de un verano decisivo | La Sputnik, otras vacunas, sesiones históricas en Congreso



Tal vez la denominación “Sputnik V” indujo a los errores, los anacronismos y los excesos. Pudo contribuir la ignorancia o la mala fe (o su mezcla) de periodistas del Multimedios que resucitaron a la Unión Soviética, con décadas de delay. Como fuera, un revival de la Guerra fría recibe a la “vacuna rusa”. El neo-macartismo integra el menú: en las primeras páginas del diario Clarín de ayer se menciona cuatro veces a la organización Montoneros, en la que militaron los padres de la titular de la Anses, Fernanda Raverta, y el posible nuevo embajador ante la República Popular China, Sabino Vaca Narvaja.

La fascinación por el pasado hace yunta con la mirada cortita, coyunturalista. Parecen regresar tópicos del otoño, la etapa de las filminas y sus detractores. Funcionarios, dirigentes opositores, tuiteros de ambas banderías debaten qué país de la región inoculó primero, cuántas vacunas recalaron en Chile, México o la Argentina. Déficit de historicidad fustigaría Rodolfo Walsh: los datos de estos días ya entraron en el pasado, con los meses se sabrá cuánto importan. Las referencias del eterno show del minuto mediático cobrarán sentido en semanas venideras, cuando crezca la cantidad de vacunas, los operativos suplan a la foto-símbolo.

El colega Pablo Esteban escribió ayer en PáginaI12 que el desafío para cada una de las 24 jurisdicciones será, ante todo, logístico. La Nación conduce, las provincias implementan. El presidente Alberto Fernández articula y dialoga con los gobernadores.  El largo deterioro de los Estados acrecienta el reto. La vacunación será universal, gratuita.

En los primeros días de enero se sumarían 4,7 millones de vacunas Sputnik, 15 millones más en febrero, reseña Esteban. Vale la pena leerlo en medio de la gritería de ignorantes confesos, prestar atención a estos colegas informados y (quizá por eso) serenos, no predispuestos a la diatriba o al maniqueísmo. Nora Bär cumple ese rol en La Nación, diferenciándose con rigor de la línea editorial de la Platea de Doctrina.

**

Ensalada rusa con salsa agridulce: La oposición sacó tajada de las declaraciones del presidente ruso Vladimir Putin: esperar la autorización, que llegará, para vacunarse. Mediaron denuncias misceláneas: desde la mala praxis hasta la corrupción sin privarse del envenenamiento colectivo. El oficialismo acostumbra a enredarse demasiado en los duelos verbales mientras se ocupa de lo realmente importante. Garantizar la provisión de Sputnik, acelerar la relación con otros laboratorios. La estrategia del presidente Alberto Fernández consiste en acumular potenciales proveedores. De nuevo, nos remitimos a las notas de los especialistas en esta misma edición.

La angurria de las grandes potencias valida el rumbo escogido. La mirada retrospectiva ayuda: apenas ayer el presidente estadounidense Donald Trump confiscaba material sanitario destinado a otros países.

Acotamos que el establishment autóctono lleva la camiseta de Pfizer adherida a la piel por motivos de fuste: multinacional, estadounidense, pagadora de pautas publicitarias faraónicas… Se sancionó una ley imprescindible en el contexto… en cualquier otro habría sido una abdicación. Amplia inmunidad jurídica para el laboratorio que, disconforme, pide una nueva norma. También que sea el presidente Alberto Fernández quien suscriba acuerdos en vez del ministro de Salud, Ginés González García. Tal vez esta concesión sería admisible, interpreta este cronista en la contingencia inédita. La nueva ley parece un abuso de poder. El Gobierno negocia, contrarreloj y pensando en objetivos superiores.

En el fárrago, se retrasaron acuerdos y entregas con el laboratorio chino Sinopharm. En la Casa Rosada y en Cancillería responsabilizan, en parte, al embajador en ese país, Luis María Kreckler. No de modo exclusivo (“medió cierta desidia” deslizan off the record) pero preponderante en lo que era su labor primordial. Kreckler, funcionario de carrera, se defiende aunque reconoce (confesión de parte) haberse tomado una licencia… en el momento menos adecuado.

La relación entre el canciller Felipe Solá y el Presidente atraviesa un mal momento pero coincidieron en esta cuestión. Kreckler incumplió sus deberes o cuanto menos fue ineficiente para manejar una política de Estado. Se lo removerá de la embajada con presteza, acaso mañana mismo. Todo indica que lo suplirá Vaca Narvaja, quien arranca con el compromiso de conseguir en un lapso breve cuantiosas remesas de vacunas.

**

Asado y mirada prospectiva: El discurso de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en La Plata impactó en la Casa Rosada y zonas de influencia, tanto como en los quinchos. Se levantan apuestas, se azuzan internas preexistentes. Alberto Fernández combinó las fiestas con el momento: convocó al Gabinete a un asado que fungió como espaldarazo, claro que sin verbalizarlo de ese modo.

En las propias filas del elenco oficial se interpreta que el gesto no equivale a renunciar a posibles cambios en el corto plazo. Cierto es que todes han laburado con denuedo, 24×7, en circunstancias adversas e inimaginables. Pero la acción estatal, la representación democrática, la competencia electoral exigen resultados palpables, no solo dedicación y esfuerzo.

Durante el verano debería comenzar un repunte del consumo popular, llegar algún alivio para provincias o ciudades que dependen del turismo.

El regreso de pibas y pibes a la escuela tiene que ser planificado, con cuidado de la salud, articulado con las provincias y los gremios y hasta las familias si fuera posible. 

La recuperación económica, heterogénea hasta ahora, tiene que ampliarse a otros sectores de la producción.

Desplegarse la obra pública y la construcción de viviendas. Si se estima un rebote importante del PIB urge acompañarlo con medidas redistributivas. El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional es otro plato que se cocinará en el verano.

Así las cosas, la renovación selectiva del equipo oficial para apuntalar un crecimiento menos inequitativo es una necesidad acuciante, que Cristina puso en palabras y en vitrina.

**

Definiciones en el Congreso: Las dos Cámaras del Congreso tendrán sesiones decisivas el martes 29. Laburo a full, justo el día de los ñoquis. La efemérides la celebran mejor los miembros de la Corte Suprema que preparan maletas para la feria.

En el Senado se dirime la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Regla de estilo, que acatamos: hablar de final abierto, en el que existe hasta la chance de que Cristina deba desempatar. Posiblemente falten dos senadores. El ex presidente Carlos Menem por motivos de salud. El tucumano José Alperovich que prolonga una licencia por causas justificables. Debió renunciar tiempo atrás porque es imposible que regrese sin escándalo y poco serio que eternice la ausencia. Como fuera, la votación pinta pareja, los dos sectores superan los treinta votos, el resto se medirá minuto a minuto. La calle esperará con ansiedad.

Se recomienda leer, para más detalle respecto de la sesión, la nota de Agustín Alvarez Rey en esta misma edición.

La Jerarquía de la Iglesia Católica hace lobby hasta último momento. Contra las ilusiones del Presidente, el Papa Francisco, en este tema, volvió a conducirse como el cardenal Jorge Bergoglio años ha: fundamentalista queriendo imponer sus válidas convicciones religiosas a terceros, implacable, intolerante.

La nueva fórmula de actualización de las jubilaciones, trimestral y muy parecida a la que rigió en la etapa kirchnerista, también suma voluntades de a una. En la Cámara baja, el Frente de Todos necesita el apoyo de bloques minoritarios ante la cohesión de Juntos por el Cambio. Posiblemente los cordobesistas que lidera el gobernador Juan Schiaretti acompañen la iniciativa. Los “sin tierra”, cuyo referente es el mendocino José Luis Ramón, servirán para definir. En el lavagnismo la amplia avenida del medio suele angostarse y sesgarse hacia la derecha… habrá que ver.

De momento entra en pausa el proyecto de suspensión de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) para las elecciones de 2021. Juntos por el Cambio, en general, se opone a la medida aunque varios de sus gobernadores la apañan sin estridencia.

En el oficialismo difieren las posturas de los gobernadores (que impulsan la suspensión) y el kirchnerismo, la Cámpora en especial. Cuestión de intereses, que no se salda y patea para adelante la eventual movida.

**

El verano llegó: Este verano más bien arrancó sin estallar, los próximos meses serán cruciales. La esperanza de la vacuna llega cuando los contagios rebrotan y trepa el relajamiento colectivo. A los gobernantes nacionales, provinciales o municipales les cuesta controlar los desbordes, parece notarse una merma de campañas de persuasión o propaganda.

Bajaron las compras navideñas, circunstancia previsible en la coyuntura de malaria económica. Una externalidad positiva: disminuyeron las víctimas de la pirotecnia.

La campaña de vacunación debería inspirar un nuevo esfuerzo colectivo, con los trabajadores estatales como adalides. Está de moda en la aldea global cuestionar a los empleados públicos, en paralelo con el Estado; en la contingencia fueron, son y serán esenciales no solo por denominarse así. Merecen más de lo que recibieron, en sentido material y simbólico.

El fin de año, toquemos madera, llega con tristeza social acumulada pero también con gobernabilidad y rejuntes familiares. La gente común quiere brindar, conservar esperanza. La sociedad civil, preponderantemente, demostró solidaridad, resiliencia, cooperación. Los terraplanistas, los desobedientes agresivos, constituyen una minoría, con alta capacidad de daño. Pero una minoría, cabe repetirlo.

Al comienzo de la pandemia proliferaron interpretaciones optimistas, acaso condicionadas por lo sucedido en los primeros meses y por la idea de que todo sería breve. Se revalorizaría el rol del Estado, “el mercado” perdería peso relativo, la solidaridad crecería. El sufrimiento empujaría valores sociales promisorios, como la defensa del medio ambiente.

La prolongación de la peste desalienta los balances, son flojas las anticipaciones en medio de procesos impredecibles.

De cualquier manera, la sociedad civil argentina mostró fortalezas. Organizaciones populares, sindicatos, comedores solidarios, clubes y escuelas reconvertidos para ayudar, sacerdotes y fieles de iglesias de todos los credos cercanas a los más humildes. A riesgo de ser recurrente: más solidaridad y cuidado que egoísmo.

De la sociedad hablamos, en la esfera económica persisten las desigualdades, la concentración de poder, la angurria de los más ricos. Vienen ganando en la crisis y se proponen perpetuar esa ventaja, tal como hicieron en 2008-2009.

Las disputas continúan, la marca en el calendario no significa nada en el decurso de una tragedia global inacabada.

En ese marco, las identidades perduran, las ideologías conservan sentido y razón de ser. La relación del firmante de la columna con sus lectores continúa siendo un privilegio aún en esta etapa de trabajo remoto, insólito, sin coordenadas precisas.

Por eso, en la última entrega dominical de 2020 el cronista alza la copa y propone un brindis virtual con los lectores. Si se permite una ironía memoriosa: lo hacía también cuando imperaba la presencialidad… Gracias por acompañar.

La palabra “salud” redobla su sentido.

Deseos de un buen y mejor año. La mayoría de la humanidad, la mayoría de los argentinos lo merecen y necesitan. Cuídense, cuidémonos.

[email protected]     



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Santiago Cafiero: “La vacuna es la esperanza de poder salir de esta pandemia que tiene de rodillas al mundo” | Conferencia de prensa del jefe de Gabinete, el ministro de Salud y el embajador ruso luego del arribo de la Sputnik V



El tamaño del logro y el tono de los funcionarios no cuajaban. La disonancia tiene una explicación: en el Gobierno hay una enorme satisfacción por la misión cumplida de haber traído sanas y salvas las primeras dosis de la Sputnik V que convive con una preocupación por lo que creen un relajamiento en las medidas de prevención frente a la pandemia. Por eso cuando habló, Santiago Cafiero habló de ambas cosas en un tono neutro. “La vacuna es la esperanza de poder salir de esta pandemia que tiene de rodillas al mundoHabía mucho escepticismo, pero no queremos enredarnos en discusiones. Tenemos que seguir cuidándonos para acompasar los tiempos de la vacunación“, dijo el jefe de Gabinete unos minutos después del aterrizaje del avión de Aerolíneas Argentinas que trajo las primeras 300.000 dosis de la Sputnik V desde la Federación Rusa. No queremos enojar más a los enojados, angustiar más a los angustiados. Es un día de esperanza y tenemos la idea de que entre todos y todas, como dice el Presidente, vamos a salir adelante”, agregó cuando le preguntaron sobre los lobbistas del fracaso que hicieron todo lo posible para que las fotos del éxito de la operación no existieran. 

Cafiero anunció que el presidente Alberto Fernández va a mantener videoconferencias en los próximos días para ultimar los detalles del operativo de vacunación que comenzará la semana próxima. Según contaron a PáginaI12 altas fuentes de la Casa Rosada, la llegada de la vacuna rusa se vivió “con satisfacción por inicio de un proceso histórico”, pero también con preocupación por el relajamiento del cuidado personal y familiar que podría acelerar el rebrote. La famosa segunda ola. Por eso, cerca del Presidente están convencidos de que hay que insistir con los cuidados a fondo para retrasar la réplica que se espera indefectiblemente para el otoño.

Dos mujeres, dos medallas

La Sputnik V no hubiese llegado al país de no haber sido por el talento y la prepotencia de trabajo de dos mujeres: Carla Vizotti y Cecilia Nicolini. La asesora del Presidente se cargó sobre los hombros toda la burocracia y las negociaciones en la Federación Rusa, con al carácer y el conocimiento que hay que tener para que cada uno de esos pasos no naufraguen. De la viceministra de Salud no hace falta decir demasiado: no es exagerado de decir que se cargó la pandemia al hombro. Y a diario. Y la pandemia pesa mucho más que las 8 toneladas que las vacunas que fueron trasladadas desde Rusia. Es importante destacar el rol de las mujeres que fueron centrales en este proceso porque, por default, el patriarcado suele reparar en primer término en los hombres. El tiempo y la lucha, como suele suceder, las terminarán ubicando en el capítulo que merecen en el libro del año que vivimos en pandemia.

Los amigos de verdad

En el Gobierno comentaron que hubo mucha alegría por la alegría que demostró el embajador ruso en Argentina, Dmitry Feoktistov, quien dijo que la vacuna es la esperanza de liberación contra el miedo con el que hemos vivido durante un año“, y subrayó que Argentina es uno de los primeros países del mundo que la recibe fuera del país que la creó. “Tendemos una mano de ayuda a la Argentina. Un amigo en la necesidad es un amigo de verdad. Adelante Rusia, adelante Argentina”, dijo, visiblemente contento.

La conferencia completa

El ministro de Salud, Ginés González García, explicó que el proceso de vacunación empezará por el personal de la salud y luego los elegidos serán los mayores de sesenta años. Todos. Respecto de las acusaciones de presunta corrupción y la denuncia que presentó la inefable Elisa Carrió por intento de “envenenamiento”, ante la pregunta del cronista de AM750, el ministro dijo que nunca recibió tantos agravios” en su vida, pero rápidamente cambió de tema y pasó a explicar detalles del problema de firmar el contrato con el laboratorio PFizer. “Tenemos una esperanza de resolver el tema“, dijo. Y agregó: “Nosotros mantenemos la confidencialidad del contrato y queremos cumplir la ley. Según lo que pretende el laboratorio, no lo estaríamos haciendo y estamos tratando de resolverlo“.

Respecto de qué otras vacunas van a llegar después de la Sputnik V, Ginés habló de las de AstraZéneca y las de Cóvax. Mencionó  también tratativas con dos proveedores chinos y dijo que con uno de ellos ya hay una carta de intención firmada. “Estamos abiertos a comprar la vacuna para vacunar a más del del 50 por ciento de los argentinos. Además, hay un tema que estamos viendo con los otros países: hay un déficit mundial de vacunas. Creo que estamos mucho mejor que otros.”, sostuvo. También habló de la implementación de un sistema de vacunación domiciliaria para quienes no puedan moverse de sus casas.

La proeza de Aerolíneas

Un capítulo aparte merece la conmovedora tarea de todo el personal de la tantas veces vapuleada aerolínea de bandera. No sólo todo salíó como estaba previsto, sino que hicieron la tarea con orgullo. Víctor Hugo Morales entrevistó en su programa #LaMañana, que se emite por AM750, a varios tripulantes del vuelo apenas habían aterrizado.

Cuando le dijo a la azafata Mónica Faggionali que seguramente debía estar cansada, ella respondió: “Estamos contentos con poder estar contribuyendo de alguna manera, quitándole el dote de heroísmo que se quiere instaurar, pero entendiendo que es una operación muy importante en este contexto tan difícil. Estamos muy felices. Podríamos volar 100 horas más y volar mil veces por este motivo”.



Fuente link: