Categorías
Argentina Deportes

Discusiones del VAR que son por dinero | Lo que está provocando la herramienta que llegó para ayudar al fútbol




| Lo que está provocando la herramienta que llegó para ayudar al fútbol



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Rui Pinto, el Assange del fútbol que puede ser condenado a 25 años de cárcel

https://www.tiempoar.com.ar/nota/rui-pinto-el-assange-del-futbol-que-puede-ser-condenado-a-25-anos-de-carcel-1

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina normal

Infantino reparte favores y Macri agradece   | Lo que dejó sobre el tapete el Congreso virtual de la FIFA 



El suizo Gianni Infantino le sigue haciendo favores al ex presidente Mauricio Macri. Garantizó el viernes pasado en un anuncio que duró apenas 14 segundos la continuidad de Juan Bautista Mahiques, un hombre cercano a aquel en una comisión clave de la FIFA. En una medida sin precedentes ignoró el punto 9 del orden del día en el 70° Congreso de la organización que lidera y dijo “aquí no tenemos nada que tratar”. Lo que debían votar las 211 asociaciones presentes de manera virtual era “la elección o destitución de miembros de los órganos judiciales, la comisión de auditoría y conformidad y la comisión de gobernanza”. Siguió de largo hacia el punto 10 y permitió así que el fiscal general de la ciudad de Buenos Aires prosiguiera en su puesto de la Cámara de Resolución de Disputas. El gesto se suma a cuando designó al jefe de la oposición de derecha al frente de la Fundación FIFA.

Otros hombres del mismo signo político pero en la Conmebol, tampoco fueron removidos de sus cargos pese a que la AFA pidió mediante dos cartas que se los desplazara. Si bien la medida del presidente de la FIFA involucra a todas las naciones afiliadas, es sugestiva su decisión. Las asociaciones nacionales tenían plazo hasta el 18 de julio para pedir designaciones o remociones. Esa era la fecha fijada para proponer cambios en los distintos estamentos de la federación internacional. Macri no solo seguirá al lado de Infantino desde la Fundación que conduce. Su tropa continuará presente también en los poderes del fútbol, la plataforma desde la que inició su camino a la Casa Rosada en 1995 cuando accedió a la presidencia de Boca.

Infantino condujo todo el Congreso de la FIFA en Zurich desde un amplio salón junto a la secretaria general de la organización, Fatma Samoura. Los representantes de cada asociación siguieron todo el desarrollo de manera virtual. La diplomática senegalesa que llegó a su cargo tres meses después que el suizo a la presidencia, venía leyendo punto por punto el orden del día y los resultados de cada votación hasta que el suizo tomó el micrófono para anunciar que la burocracia de la federación seguiría en su sitio sin cambios. La medida no cayó bien en la AFA según le confió a Página/12 uno de sus dirigentes. El presidente Claudio Chiqui Tapia solo tiene una persona de su confianza en la FIFA, el abogado Andrés Patón Urich, ex arquero de Platense y asesor letrado de la asociación. Ocupa un cargo en el Tribunal de Apelaciones desde el Congreso 68° que se realizó en Moscú en 2018 durante el Mundial.

Tapia pagó caro varias cuestiones con su escasa influencia donde se resuelven temas clave del fútbol. Su respaldo público a Lionel Messi cuando denunció que había corrupción en la FIFA después de que la selección nacional quedara eliminada en la última Copa América en Brasil. La herencia política que dejó Daniel Angelici cuando era el verdadero poder en la AFA durante el gobierno de Macri y que se percibe en la presencia de Mahiques en la Cámara de Resolución de Disputas. Incluso su conducta ambigua en torno al presidente de la Fundación FIFA al que felicitó el año pasado cuando dijo que había sido “meritorio” que el propio Infantino le otorgara el premio Living Football por su contribución al deporte más popular del planeta. En eso se diferenció de otros dirigentes del fútbol nacional que criticaron la medida.

Después del 70° Congreso, Mahiques, fiscal general de la CABA y operador de la mesa judicial de Cambiemos, continuará como mínimo un año más en su cargo de la Cámara que interviene en los conflictos contractuales entre jugadores y clubes. Lo propuso formalmente la AFA que preside Tapia desde el 29 de marzo de 2017, pero en ese momento había otros tiempos políticos en el país. El fútbol era el patio trasero del macrismo. Cuando el jefe de la alianza Cambiemos perdió su reelección, se empezó a gestar un movimiento para desplazar a sus hombres de confianza en la FIFA y la Conmebol.

Como lo anunció Infantino hace 48 horas, esto no sucederá con Mahiques y con quienes ocupan puestos en la organización que conduce el paraguayo Alejandro Domínguez tampoco. Son el candidato perdedor en las últimas elecciones en Boca, Christian Gribaudo y el abogado Diego Pirota, vinculado al estudio de Darío Richarte, ex número 2 de la SIDE durante el gobierno de la Alianza. Con larga trayectoria como referí debe sumarse a la nómina al diputado nacional del PRO, Héctor Baldassi. Pero en su caso se entiende más que ocupe un cargo en la Comisión Arbitral de la ex Confederación Sudamericana.

El Congreso de la FIFA estaba previsto que se realizara el 5 de junio en Adis Abeba, Etiopía, aunque por el avance de la pandemia del coronavirus se postergó hasta el 18 de este mes y se hizo de manera virtual. La decisión de no tratar el punto 9° del orden del día, benefició la continuidad de Mahiques en la Cámara de Resolución de Disputas (CRD) un órgano permanente. Lo curioso es que lo hace en representación de los clubes. En la constitución de ese cuerpo hay trece especialistas por los futbolistas y otros tantos por las instituciones deportivas.

El fiscal general de la ciudad es el único argentino en la CRD que preside el inglés Geoff Thomson donde se resuelven asuntos sensibles. Reemplazó a Alejandro Marón, el ex presidente de Lanús que sí tenía una trayectoria en la gestión y en los temas jurídicos del fútbol. Por ejercer ese cargo la FIFA cubre pasajes aéreos, hotel cinco estrellas y viáticos diarios. Un fallo que firmen sus miembros puede beneficiar o perjudicar el futuro económico-financiero de un club o la situación contractual de un futbolista.

La videoconferencia en la que expuso Infantino frente a un mosaico de dirigentes cuyas imágenes llegaban desde diferentes puntos del planeta, arrojó datos económicos a la baja por el contexto de pandemia. La previsión de ingresos para la corporación futbolística bajó hasta 6.440 millones de dólares para el trienio 2019-2021. “La FIFA no está en crisis, pero el fútbol sí lo está. Por eso el dinero ha de ir adonde debe: al fútbol y para ayudar al fútbol” dijo el suizo en su prolongada intervención, siempre con Samoura a su izquierda que leía los puntos del orden del día.

La operación lavado de cara a la que se lanzó Infantino desde que fue elegido en febrero de 2016 no se detiene. Antes del 70° Congreso se reunió con Donald Trump en EE.UU (ver aparte) y probablemente por el resultado exitoso de su viaje se lo vio relajado y chistoso durante el encuentro virtual del viernes. El suizo tiene en común con Macri cierto histrionismo y desfachatez para tratar temas en apariencia serios con la frivolidad que se juntan para jugar un partido de fútbol o cuando el primero le entregó al expresidente argentino el premio Living Football el 30 de junio de 2019. Los une además una misma mirada del mundo y las causas de corrupción que los acechan en Argentina y Suiza. Por eso quizás no sorprenda cuando el calvete pasó por alto el punto 9 del orden del día en el Congreso, el único que no se trató de los trece que se habían establecido un mes antes. El expresidente argentino y su gente pueden estar tranquilos. La FIFA y la Conmebol son una apuesta estratégica para la conservación de poder.

¿La FIFA se muda de Suiza a EE.UU?

Hay algo de sobreactuación, instinto de conservación, una dosis no disimulada de cholulismo y por supuesto el afán de hacer negocios con los grandes jugadores globales en Gianni Infantino. En la semana que pasó y antes de presidir el 70° Congreso de la FIFA de manera remota, el suizo viajó a Estados Unidos, se reunió con Donald Trump, visitó el Departamento de Justicia y hasta se hizo presente en el acuerdo de paz entre Israel y dos pequeñas monarquías islámicas, los estados de Bahréin y Emiratos Árabes Unidos. Este paso por EE.UU se da en un momento en que recrudeció la versión de que la federación internacional de fútbol mudaría su sede después de 88 años desde Suiza al país que será la sede principal de la Copa Mundial de 2026.

Una fuente calificada de la AFA que trabajó muchos años en la FIFA no cree posible ese cambio. La federación está radicada en Zurich desde 1932. Las ventajas impositivas que le otorga el cantón de Zurich, sumadas al secretismo fiscal de la banca helvética hacen difícil aunque no imposible esa mudanza. Puede que sea un globo de ensayo. Pero la idea se apoya en los problemas judiciales que tiene Infantino en su propio país con una causa por supuestos casos de encubrimiento de corrupción en la organización que preside. Una salida hacia Estados Unidos presupone que buscaría inmunidad a cambio de trasladar la sede. Sus últimos encuentros con Trump podrían justificarse en que EE.UU organizará junto con México y Canadá la Copa Mundial de 2026. Aunque todo es factible.

“Esperamos que el fútbol también desempeñe ahora un papel importante para acabar con las hostilidades y fomentar la buena voluntad y el entendimiento entre los pueblos. Deseamos que siga contribuyendo al cambio positivo en todo el mundo, especialmente durante los tiempos inciertos que estamos atravesando a causa de la pandemia. Es una gran satisfacción que la FIFA esté hoy aquí presente para apoyar estos avances tan positivos” dijo Infantino presentándose casi como un estadista en medio del acuerdo entre los tres países.

Al día siguiente de asistir a la Casa Blanca para ver el acuerdo entre Israel, Bahréin y Emiratos –por el que Trump fue propuesto por un político noruego al Premio Nóbel de la Paz– , Infantino se reunió con el presidente de EE.UU. Hablaron sobre la posible creación de una sede de la FIFA durante la Copa Mundial de 2026 en alguna ciudad de Estados Unidos. El suizo además hizo una visita de cortesía al Departamento de Justicia donde se reunió con el fiscal general William Barr. También aprovechó para agradecerles en persona a las autoridades estadounidenses su declamada lucha contra la corrupción en el fútbol.

Exultante por los presuntos resultados de su visita, Infantino declaró: “no me cabe duda de que la FIFA está recuperando su credibilidad y buena reputación en las más altas instancias”. Una realidad que solo el tiempo dirá si se cumple o no. El escándalo de las coimas por la renovación de los derechos de TV todavía está muy fresco. Pasaron cinco años y cuatro meses desde mayo de 2015 y para el suizo es como si el tema hubiera quedado archivado. Entre el 12 y el 16 de octubre habrá un nuevo encuentro de la FIFA donde se le volverá a hacer otro lavado de cara. Se llama la Cumbre de Cumplimiento y tratará sobre los principios de buena gobernanza. La inaugurará Infantino junto a la ex fiscal general de los Estados Unidos, Loretta E. Lynch. La misma mujer que mandó a detener a varios dirigentes de la FIFA en 2015 por recibir sobornos. 

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Beneficios para todos desde la fundación FIFA | El ex presidente Mauricio Macri contará con aportes por mil millones de dólares



Mauricio Macri recibió dardos de todos lados cuando se apoltronó en su escritorio de la FIFA, y se sacó una foto en modo zen el martes pasado. Pero nadie reparó en un detalle. El ex presidente tiene experiencia en fundaciones, un mérito que con cierta maledicencia se le restó en estos días de agobio que vive en Suiza, después de hacer escalas en París y Saint Tropez. 

Es esa experiencia la que ahora podrá aplicar cuando revise a qué ONGs o instituciones sin fines de lucro se les sigue aportando dinero, desde la corporación de la pelota que preside Gianni Infantino. Para ello dispondrá de un presupuesto de mil millones de dólares, que no vendría mal para pagar un porcentaje de los intereses de la deuda externa que dejó en la Argentina. 

El año pasado algunas organizaciones que sostuvo la FIFA también recibieron dinero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la USAID, un ente del gobierno de Estados Unidos que nació para “disminuir la amenaza del comunismo ayudando a los países a prosperar bajo el capitalismo”. En total hubo 112 asociaciones de 63 países que cobraron de la federación con sede en Zurich, por medio de su fundación. Todas con nobles propósitos declarados y el financiamiento garantizado.

Una de ellas, Colombianitos, es presidida por la periodista Patricia Janiot, famosa ex conductora de la CNN y hoy en Univisión. Otra es el exclusivo colegio privado de Asunción, Centro para el Desarrollo de la Inteligencia (CDI). También percibió un aporte el Centro Peres por la Paz, y la Innovación de Israel. Los nombres surgen -entre otros- de un listado publicado por la propia FIFA.

La trayectoria pública de Macri da cuenta de vínculos con fundaciones desde su paso por Boca. En 1996, cuando transcurría el primer año en la presidencia del club, comenzó a darle dinero a la Fundación Social para el Bienestar de la Gente, a cuyo frente se encontraban la ex esposa del periodista deportivo Fernando Niembro, Mirta Regina Brizuela, y Mariana, la hija de aquel, en los cargos más importantes. Roberto Digón, vicepresidente en ese momento y ahora también, recordó en 2015 que la ONG recibía entre “diez mil o 20 mil dólares mensuales de aquella época”.

El ingeniero que ahora atiende desde la strasse (calle) 20, en el distrito suburbano ecológico de Fluntern, muy próximo al zoológico de Zurich, no perdió la costumbre de asistir a la fundación de la ex pareja de Niembro, cuando llegó a la Presidencia de la Nación. El 17 de abril de 2018 Brizuela recibió 150 mil pesos del gobierno nacional, a través de un convenio firmado por el ex secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj. El dinero se pagó en tres cuotas de 50 mil pesos.

Macri tiene cierta obstinación con las fundaciones. Desde la más conocida Pensar -el think tank del PRO- que se relanzó este año a Cambiar es Posible en LatinoAmérica (CEPLA), otro sello de goma con el cual el macrismo intentará reflotar a su líder hoy refugiado en Suiza, el ingeniero es capaz de convertir un propósito filantrópico en un claro objetivo político. En la fundación donde lo nombró Infantino se lo ve muy cómodo, porque recuperó protagonismo después de su derrota electoral en octubre pasado, y además puede interactuar en el ambiente que le permitió proyectarse hasta la Casa Rosada: el fútbol. Con el hasta ahora inconfesable propósito de su rentrée en la arena política.

El objetivo de la fundación que ahora maneja es “contribuir a la promoción de un cambio social positivo, y recaudar fondos para la rehabilitación y reconstrucción de infraestructuras deportivas dañadas o destruidas alrededor del mundo”. Macri decidirá a qué organizaciones les dará respaldo económico, junto a Infantino y dos mujeres que completan la conducción: son Sonia Fulford, miembro del Consejo de la FIFA, y Lydia Nsekera, quien ocupa el mismo puesto en la federación.

La periodista Janiot, célebre por sus ácidas críticas a ex presidentes de Latinoamérica como Hugo Chávez, Lula y Cristina Kirchner preside Colombianitos, una ONG de la que dijo “utilizamos el poder del fútbol para mantener a los niños en los salones de clase, con buenos rendimientos académicos, involucrados en actividades recreativas y fuera de las calles”. La organización es una de las que ya había empezado a recibir dinero de la fundación FIFA en 2018, cuando empezó a operar. 

Otro de los beneficiarios fue el Centro Peres para la Paz y la Innovación, fundado en 1996 por el ex presidente de Israel, Shimon Peres, ya fallecido. La fundación FIFA también colocó en su lista de instituciones subvencionadas a un colegio privado de Asunción, Paraguay, el Centro para el Desarrollo de la Inteligencia (CDI), que enseña a sus alumnos con una novedosa metodología pedagógica y realiza actividades futbolísticas, como invitar cada sábado a sus mejores estudiantes a jugar al fútbol con jugadores consagrados en las barriadas más pobres de la capital.

Otras ONGs como el Comité de Socios de las Américas o el Instituto Compañeros de las Américas, con sede en Brasil, la Fundación de las Américas para el Desarrollo (FUDELA) de Ecuador, o algunas de las restantes 112 que recibieron apoyos de la FIFA, también están suscriptas a programas de la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), fundada en 1961 por el ex presidente John F. Kennedy o del BID.

Uno de esos programas se llama “A Ganar” y ofrece capacitación laboral integral basada en los deportes, a miles de jóvenes en situación de riesgo en América Latina y el Caribe. Son socios en esta iniciativa compañías como PepsiCo, Microsoft, Coca Cola, Chevrolet, la fundación Nike, y la del empresario multimillonario mexicano Carlos Slim. A Ganar ha sido promocionado en videos de la FIFA y del Departamento de Estado de EEUU. Tales las conexiones políticas de estas ONGs a las que evaluará Macri, para determinar si la fundación que preside les seguirá bajando fondos como hasta ahora.

El poder que le otorga su sillón en la FIFA no puede ser subestimado aunque parezca un cargo menor, después de haber alcanzado el más alto del país. Los mil millones de dólares que manejará también explican porque aceptó ocupar el despacho de la strasse 20 en Zurich, uno de los principales centros financieros de Europa.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La pista qatarí de Macri

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-pista-qatari-de-macri

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Macri y FIFA, una pantalla perfecta

https://www.tiempoar.com.ar/nota/macri-y-fifa-una-pantalla-perfecta

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina opinion

Nadie supo bien por qué, a París Macri se fue | Opinión



Mauricio Macri profundiza el rechazo hacia su persona con dos excepciones: muchos de su misma condición social y quienes todavía lo perciben como un vector de la derecha. Para que no siga escalando ese repudio, busca la discutible legitimidad que le otorgaría el fútbol. Viaja a Asunción y su entorno difunde que lo hace como presidente de la Fundación FIFA. Vuelve a partir -esta vez a París- y repite igual cantinela. Nos toma por boludos en un contexto trágico de pandemia. No lo hace en medio de una fiesta.

Es en esta situación que entra en juego el más popular de los deportes. El ex jefe de Estado que dejó al país a merced de los buitres de adentro y de afuera, se refugia en su coartada de la FIFA. Le viene a medida. Como si su condición de titular de una organización presuntamente benéfica le otorgara fueros intangibles, cierta inmunidad que no es tal como lo prueban las múltiples causas judiciales que lo esperan en la Argentina.

Debe existir en él cierta condición amoral, licenciosa, de quien se cree soberano sin corona, no percibe lo que hace y tampoco está en condiciones de reprochárselo. O por el contrario, que actúa de manera deliberada aún sabiendo el daño que causa. Sobre estos dos ejes se apoyó la discusión de su impiadoso gobierno de cuatro años. Recuérdese la polémica sobre sus “errores no forzados” y la réplica a esa tesis de “una entrega sistematizada” de nuestros recursos, con la consecuencia lógica de millones de argentinos condenados a la miseria y al hambre.

Si Macri considera que puede mimetizarse en las banderas más nobles del deporte, en este caso el fútbol, y en este caso también el loable principio de una fundación, está desnudo como el rey del cuento de Andersen. Los valores universales asociados al juego que más se juega en el planeta no los representa la FIFA, ahora presidida por Gianni Infantino y antes por los dinosaurios Havelange y Blatter. El primero fallecido, el segundo inhabilitado para desempeñarse en el fútbol e imputado por corrupción en la Justicia suiza.

En ese ambiente sin credibilidad buscó cobijo el ex presidente. Con suerte podrá conservar el premio Living Football que le otorgó su amigo Infantino en junio de 2019. Por lo demás, la suya es una fuga hacia adelante, y si parafraseáramos al poeta Lord Byron “el mejor profeta de su futuro puede ser su pasado”.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Macri sigue de paseo en Francia, pero no es bienvenido | Convocaron una marcha para repudiar la visita del expresidente



Mauricio Macri sigue de paseo en Francia. El ex presidente fue a cenar a un lujoso restaurante de París este sábado y se espera que en las próximas horas viaje a Niza, donde debería seguir con la cuarentena estricta, que poco cumple. Por otro lado, su visita a Francia no generó demasiadas alegrías en los argentinos que residen allá: lo calificaron como “persona no grata” y convocaron a una movilización en su contra para este lunes.

Macri decidió dejar el país el jueves pasado e irse a Europa
, con la excusa de un supuesto viaje debido a su cargo en la Fundación FIFA, que ocupa desde principios de este año. Para pasar la cuarentena, el ex mandatario eligió el lujoso hotel “La Reserva”, pero tras las críticas recibidas este sábado cambió de alojamiento.

“Su ostentación contrasta con la grave situación económica que sufre el pueblo argentino, producto de las nefastas consecuencias sociales y económicas y del endeudamiento sin precedente en que dejó al país su gobierno entre 2015 y 2019”, cuestionó la Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia en un comunicado. Del mismo modo, convocaron a manifestarse en contra de la presencia de Mauricio Macri en el país europeo.

La convocatoria es para el lunes en en la explanada de los derechos humanos de Trocadero, frente a la torre Eiffel. Los argentinos en Francia explicaron que el ex mandatario “ha ignorado las consignas nacionales de confinamiento e incluso la normativa de excepción de las restricciones de ingreso a Francia”.

También advirtieron que el viaje de Macri “coincide con el pedido de pericia de su teléfono en el marco de la causa por el hostigamiento ilegal al Grupo Indalo”, y exigieron celeridad en las investigaciones que lleva adelante la Justicia como Correo Argentino, parques eólicos, peajes y espionaje ilegal. En el texto, se exige: “Basta de impunidad. Basta de corrupción y de fuga de capitales estatales. Por un poder judicial independiente”.

El senador Estaban Bullrich le quitó importancia al viaje de Macri en el medio de la pandemia e intentó justificarlo: “Es un ex funcionario y puede viajar, y así lo hizo porque tenía tareas con la Fundación FIFA”, dijo el ex ministro de Educación. Los argentinos en Francia no fueron tan suaves con el ex mandatario y le remarcaron que su viaje, junto con su familia, ignora “las consignas nacionales de confinamiento e incluso la normativa de excepción de las restricciones de ingreso a Francia”.

Luego de pasar 14 días en Francia, Macri viajaría a Zurich, Suiza, en calidad de presidente de la Fundación FIFA, para encontrarse con su amigo Gianni Infantino, quien está siendo investigado por “indicios de conducta criminal”
, en su rol de máximo dirigente del fútbol mundial. “Basta de impunidad. Basta de corrupción y de fuga de capitales estatales. Por un poder judicial independiente”, reclaman los argentinos en Francia ante todo esto.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

¿Qué fue a hacer Macri realmente a Francia y Suiza? | Entre Gianni Infantino y las causas por espionaje y corrupción



Hay una simbiosis explícita entre Mauricio Macri y Gianni Infantino, su anfitrión y amigo de la FIFA. Los dos están en la mira de la justicia de sus países. El primero por varias causas de corrupción y una de espionaje interno, de ahí con que se especule que ese sería el verdadero motivo de su partida. El segundo por “indicios de conducta criminal”
en el ejercicio de su cargo como máximo dirigente del fútbol mundial. En unos días volverán a verse como ya sucedió en Buenos Aires en noviembre de 2018, cuando el ex presidente invitó al suizo a la reunión del G20. O el 30 de junio de 2019, en que hubo una devolución de gentilezas en Zurich. Infantino lo condecoró ese día con el premio Living Football. Por esa razón no es extraño que el ex presidente viajara ayer a París en el vuelo de Air France AF 229, acompañado por su esposa Juliana Awada y su hija Antonia.

Hará una prolongada escala de dos semanas en la capital francesa – y de paso la cuarentena light que le piden en Suiza – con destino final en alguna ciudad de la Confederación Helvética. La Fundación FIFA
es la coartada que le vino a medida al jefe de Juntos por el Cambio para volver a salir de Argentina con agenda incierta
. Ya quedó demostrado cuando se trasladó a Asunción el 13 de julio pasado y se encontró con el ex jefe de Estado Horacio Cartés
y el actual mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez. Ahora se repite el motivo, pero en Europa. Como entonces, primero se argumentó una razón futbolística para el vuelo privado y sucedió otra cosa. ¿Ocurrirá de nuevo lo mismo? Con Macri todo es posible.

El expresidente argentino y el de la FIFA alcanzaron la cumbre del poder casi a la par. Después de las elecciones de octubre de 2015 –en que derrotó al candidato Daniel Scioli, hoy embajador en Brasil– Macri llegó a la Casa Rosada el 10 de diciembre. Infantino lo siguió al acceder al máximo cargo en la FIFA el 26 de febrero de 2016. Le ganó la elección al jeque de Bahrein, Salman bin Ibrahim Al Jalifa. Desde entonces, el imputado múltiple que gobernó el país entre 2015 y 2019 estableció una relación de mutua confianza con el dirigente ahora comprometido por la justicia suiza.

Es casi imposible disociar que Macri viajó a París en un vuelo comercial, que pasó por Migraciones y la Aduana casi como un duende fugaz y abordó el vuelo de Air France, de la dinámica impensada que se le viene encima por las causas de corrupción que lo desvelan. La más vieja consta en el voluminoso expediente por la deuda del Correo Argentino –lleva 19 años de vigencia– que el grupo familiar liderado por su padre Franco explotó entre 1997 y 2003 y cuyo contrato le rescindió el gobierno de Néstor Kirchner. Sus tribulaciones siguen con la denuncia por la compra de parques eólicos
donde un negociado tan rápido como una estrella fugaz le permitió embolsar ganancias exorbitantes: unos 15 millones de dólares por comprárselos a la española Isolux y revénderselos en tiempo récord a Genneia -del grupo Macro- y a la china Goldwind. En el fideicomiso o vaquita que armó el ex presidente aparecieron dos jugadores emblema de sus mejores tiempos en Boca: Guillermo Barros Schelotto y Carlos Tévez
, también afines a su proyecto de continuidad en la Casa Rosada, que no pudo superar un período.

En el listado de causas que avanzan por un camino que Macri no quiere transitar – el de quedar expuesto en los Tribunales con un final abierto – se agrega la participación de su grupo familiar en Ausol, la empresa más importante de peajes
. De ese turbio entramado se derivan un aumento del 250 por ciento en las tarifas y el bonus track de las acciones que vendió la familia del ex presidente. Pasaron de 4 pesos a 75,50 con el posterior sonido de plinc, caja. Podría agregarse la venta de MacAir -que formaba parte de SOCMA- a la línea aérea colombiana Avianca que le permitió al holding una ganancia adicional de 460 millones de pesos. La más discreta de todas que sumaban un total de 11 mil millones de pesos, como informó Página/12.

En Suiza será la primera vez que Infantino y Macri se encuentren con uno de los dos afuera del poder. El suizo fue reelegido en junio de 2019 por un período de cuatro años. Cuando había ganado las elecciones en 2016 su mandato había sido más breve, porque emergió como el candidato de la presunta transparencia en la FIFA que ahora pone en duda la justicia de su propio país. El ingeniero, ya se sabe, perdió con Alberto Fernández en las PASO de agosto y después en la primera vuelta de las presidenciales de octubre pasado. Ya en junio de 2019 el jefe de la FIFA le había tendido una mano cuando lo premió, sin saber que dos meses después comenzaría el principio del fin para su amigo argentino.

En las páginas de la FIFA, acaso como un revival de aquel momento, todavía aparece la fotografía de ambos sonrientes en la ceremonia donde Infantino justificó la entrega de la distinción Living Football sin ruborizarse: “es un honor entregárselo al primer presidente, y los demás son los demás, de la gran nación argentina, Mauricio Macri”. El ex jefe de Gabinete Marcos Peña y el operador-empresario Fernando Marín miraban embelesados desde el auditorio al suizo primero y a su jefe después, que agradeció con palabras alusivas. El día de la premiación terminó con el infaltable partido de fútbol en una cancha de la FIFA. Macri e Infantino se pusieron los cortos que ahora les sentarían más cómodos para correr esquivando denuncias.

El vuelo que ayer llevó al jefe de la oposición hasta París como paso previo a su estadía en Suiza, lo había postergado en marzo cuando empezaba a extenderse por el mundo la pandemia de la covid-19. El expresidente volvió a encontrar refugio en el fútbol, como cuando empezó su carrera de dirigente deportivo allá por diciembre de 1995 en un intento por demostrarle a su padre que podía emanciparse
con un proyecto propio. Aquella vez ganó las elecciones en Boca contra la fórmula de Antonio Alegre y Carlos Heller con un apoyo clave. El del dirigente radical Enrique Coti Nosiglia
, quien veinte años después fogoneó en la Convención de la UCR de marzo de 2015 la alianza que le dejaría el camino despejado – como en la institución de la ribera – hacia la presidencia. Ya no la de un club de fútbol y sí la de un Estado. 

Ahora a Macri le queda como consuelo el control de la organización benéfica de la FIFA. Cuando aceptó el cargo dijo: “La Fundación reconoce los desafíos extremos que enfrenta la sociedad alrededor del mundo debido al coronavirus, pero el momento de actuar es ahora”. Por eso actuó con rapidez. Se tomó un vuelo hacia París primero y Suiza después para matizar vacaciones con reuniones protocolares en la federación que preside su adulador Infantino. De paso se llevó para entretenerse los últimos dos capítulos de su libro autobiográfico, en el que a falta de uno trabajan dos de sus ex funcionarios y ghost writers: Pablo Avelluto, que supo estar a cargo de la entonces degradada Secretaría de Cultura, y Hernán Iglesias Illa, ex subsecretario de Comunicación Estratégica.

[email protected]    



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

¿Qué fue a hacer Macri realmente a Europa? | Entre Gianni Infantino y las causas por espionaje y corrupción



Hay una simbiosis explícita entre Mauricio Macri y Gianni Infantino, su anfitrión y amigo de la FIFA. Los dos están en la mira de la justicia de sus países. El primero por varias causas de corrupción y una de espionaje interno, de ahí con que se especule que ese sería el verdadero motivo de su partida. El segundo por “indicios de conducta criminal”
en el ejercicio de su cargo como máximo dirigente del fútbol mundial. En unos días volverán a verse como ya sucedió en Buenos Aires en noviembre de 2018, cuando el ex presidente invitó al suizo a la reunión del G20. O el 30 de junio de 2019, en que hubo una devolución de gentilezas en Zurich. Infantino lo condecoró ese día con el premio Living Football. Por esa razón no es extraño que el ex presidente viajara ayer a París en el vuelo de Air France AF 229, acompañado por su esposa Juliana Awada y su hija Antonia.

Hará una prolongada escala de dos semanas en la capital francesa – y de paso la cuarentena light que le piden en Suiza – con destino final en alguna ciudad de la Confederación Helvética. La Fundación FIFA
es la coartada que le vino a medida al jefe de Juntos por el Cambio para volver a salir de Argentina con agenda incierta
. Ya quedó demostrado cuando se trasladó a Asunción el 13 de julio pasado y se encontró con el ex jefe de Estado Horacio Cartés
y el actual mandatario paraguayo, Mario Abdo Benítez. Ahora se repite el motivo, pero en Europa. Como entonces, primero se argumentó una razón futbolística para el vuelo privado y sucedió otra cosa. ¿Ocurrirá de nuevo lo mismo? Con Macri todo es posible.

El expresidente argentino y el de la FIFA alcanzaron la cumbre del poder casi a la par. Después de las elecciones de octubre de 2015 –en que derrotó al candidato Daniel Scioli, hoy embajador en Brasil– Macri llegó a la Casa Rosada el 10 de diciembre. Infantino lo siguió al acceder al máximo cargo en la FIFA el 26 de febrero de 2016. Le ganó la elección al jeque de Bahrein, Salman bin Ibrahim Al Jalifa. Desde entonces, el imputado múltiple que gobernó el país entre 2015 y 2019 estableció una relación de mutua confianza con el dirigente ahora comprometido por la justicia suiza.

Es casi imposible disociar que Macri viajó a París en un vuelo comercial, que pasó por Migraciones y la Aduana casi como un duende fugaz y abordó el vuelo de Air France, de la dinámica impensada que se le viene encima por las causas de corrupción que lo desvelan. La más vieja consta en el voluminoso expediente por la deuda del Correo Argentino –lleva 19 años de vigencia– que el grupo familiar liderado por su padre Franco explotó entre 1997 y 2003 y cuyo contrato le rescindió el gobierno de Néstor Kirchner. Sus tribulaciones siguen con la denuncia por la compra de parques eólicos
donde un negociado tan rápido como una estrella fugaz le permitió embolsar ganancias exorbitantes: unos 15 millones de dólares por comprárselos a la española Isolux y revénderselos en tiempo récord a Genneia -del grupo Macro- y a la china Goldwind. En el fideicomiso o vaquita que armó el ex presidente aparecieron dos jugadores emblema de sus mejores tiempos en Boca: Guillermo Barros Schelotto y Carlos Tévez
, también afines a su proyecto de continuidad en la Casa Rosada, que no pudo superar un período.

En el listado de causas que avanzan por un camino que Macri no quiere transitar – el de quedar expuesto en los Tribunales con un final abierto – se agrega la participación de su grupo familiar en Ausol, la empresa más importante de peajes
. De ese turbio entramado se derivan un aumento del 250 por ciento en las tarifas y el bonus track de las acciones que vendió la familia del ex presidente. Pasaron de 4 pesos a 75,50 con el posterior sonido de plinc, caja. Podría agregarse la venta de MacAir -que formaba parte de SOCMA- a la línea aérea colombiana Avianca que le permitió al holding una ganancia adicional de 460 millones de pesos. La más discreta de todas que sumaban un total de 11 mil millones de pesos, como informó Página/12.

En Suiza será la primera vez que Infantino y Macri se encuentren con uno de los dos afuera del poder. El suizo fue reelegido en junio de 2019 por un período de cuatro años. Cuando había ganado las elecciones en 2016 su mandato había sido más breve, porque emergió como el candidato de la presunta transparencia en la FIFA que ahora pone en duda la justicia de su propio país. El ingeniero, ya se sabe, perdió con Alberto Fernández en las PASO de agosto y después en la primera vuelta de las presidenciales de octubre pasado. Ya en junio de 2019 el jefe de la FIFA le había tendido una mano cuando lo premió, sin saber que dos meses después comenzaría el principio del fin para su amigo argentino.

En las páginas de la FIFA, acaso como un revival de aquel momento, todavía aparece la fotografía de ambos sonrientes en la ceremonia donde Infantino justificó la entrega de la distinción Living Football sin ruborizarse: “es un honor entregárselo al primer presidente, y los demás son los demás, de la gran nación argentina, Mauricio Macri”. El ex jefe de Gabinete Marcos Peña y el operador-empresario Fernando Marín miraban embelesados desde el auditorio al suizo primero y a su jefe después, que agradeció con palabras alusivas. El día de la premiación terminó con el infaltable partido de fútbol en una cancha de la FIFA. Macri e Infantino se pusieron los cortos que ahora les sentarían más cómodos para correr esquivando denuncias.

El vuelo que ayer llevó al jefe de la oposición hasta París como paso previo a su estadía en Suiza, lo había postergado en marzo cuando empezaba a extenderse por el mundo la pandemia de la covid-19. El expresidente volvió a encontrar refugio en el fútbol, como cuando empezó su carrera de dirigente deportivo allá por diciembre de 1995 en un intento por demostrarle a su padre que podía emanciparse
con un proyecto propio. Aquella vez ganó las elecciones en Boca contra la fórmula de Antonio Alegre y Carlos Heller con un apoyo clave. El del dirigente radical Enrique Coti Nosiglia
, quien veinte años después fogoneó en la Convención de la UCR de marzo de 2015 la alianza que le dejaría el camino despejado – como en la institución de la ribera – hacia la presidencia. Ya no la de un club de fútbol y sí la de un Estado. 

Ahora a Macri le queda como consuelo el control de la organización benéfica de la FIFA. Cuando aceptó el cargo dijo: “La Fundación reconoce los desafíos extremos que enfrenta la sociedad alrededor del mundo debido al coronavirus, pero el momento de actuar es ahora”. Por eso actuó con rapidez. Se tomó un vuelo hacia París primero y Suiza después para matizar vacaciones con reuniones protocolares en la federación que preside su adulador Infantino. De paso se llevó para entretenerse los últimos dos capítulos de su libro autobiográfico, en el que a falta de uno trabajan dos de sus ex funcionarios y ghost writers: Pablo Avelluto, que supo estar a cargo de la entonces degradada Secretaría de Cultura, y Hernán Iglesias Illa, ex subsecretario de Comunicación Estratégica.

[email protected]    



Fuente link: