Categorías
Argentina normal

Mili Rivero, una historia de rapear y patear | Juega de 11 en Banfield y canta rap con su hermano mellizo



Quizás hay un lugar aunque a veces sea estrecho

en la cancha y en la vida siempre intento ir derecho

Si el fútbol y la música urbana tienen en común la pasión del barrio, Mili Rivero, número 11 de Banfield, se para con sus 20 años para rapear y patear desde su casa en Claypole, en la zona sur del Gran Buenos Aires. Le pone rima a su fútbol en las calles donde aprendió a jugar y desde donde se proyectó hacia la vida. Son las mismas calles que recorre su abuelo Juan, que con su carro y su caballo tracciona desigualdades y vende huevos para sostener a la familia. Las que camina su mamá, que fue vendedora ambulante, atendió abuelos en un geriátrico y ahora se puso un almacén en su casa para seguir criando a sus cinco hijes. Son las esquinas donde Rivero hizo del fútbol y de la música su lugar en el mundo.

“Arranqué a jugar en la plaza La Belgrano, donde está el club. Mis abuelos viven enfrente y bueno, ahí íbamos con los chicos, al potrero. Yo hago todo con Juan, mi hermano mellizo. Así que empezamos los dos a jugar y ahora también a rapear con Profeta 77, el grupo que tenemos con amigos. La canción se llama Suspiro, la escribí en la pandemia porque extrañaba tanto al fútbol que lo quería expresar”, dice ahora, desde Claypole.

El bolso en el hombro, la SUBE en la mano

recuerdos como escombro jugando en el barrio

cada entrenamiento fueron fruto del peldaño

el camino no era el mismo, pero el sueño no ha cambiado.

El video circuló en la redes sociales. Vestida con la ropa de Banfield, Mili Rivero rapea. Si su fútbol tuviera música sería, dice, la de les artistas que admira: Wos, Trueno, Replik, Nicki Nikole, Cazzu, Yoss Bones. Y la que brotó también de su barrio.

“El rap son letras combativas, callejeras, artistas que crean buenas letras. Me gusta escribir, cantar, jugar a la pelota y mezclé todo”, cuenta. El fútbol, para Rivero y las mujeres que lo practican, parece tener también un poco de todo eso. “El fútbol es una parte de mí, un sentimiento que no puedo controlar -reflexiona-. Pero hablarlo me re cuesta. Rapearlo me sale mejor”.

El vínculo entre el freestyle rapero y el freestyle futbolístico comparte una palabra que quizá representa, en la cancha y en la música, a esta nueva generación: la libertad.

-¿Cuándo jugás sentís que luchás por algo?

-Por nuestros derechos, por tener lo que nos merecemos. Falta el apoyo de la gente de arriba, que entiendan que el fútbol no tiene género, que es igualitario, como dice mi letra.

***

Unos meses atrás, Julia Dupuy, jugadora de la Selección de Futsal, también improvisó un rap para el juego que aman: “Te voy a contar la Copa América vamos a jugar; acá no hay xenofobia ni nada de eso; somos todas hermanas con distinto acento”.

Además, Alianza Lima de Perú presentó a su plantel con los versos y rimas de la rapera Gillow: “Yo vivo la pasión del fútbol desde muy chica; jugando y en la pista, y eso ami me identifica; y aunque muchos no lo puedan ver normal; soy mujer y yo amo el fútbol. Dime ¿acaso eso está mal?”.

La jamaiquina Tiffany Cameron, que jugó el Mundial 2019, también conjuga el fútbol con este estilo. Su canción favorita es “For the Love of the Game” (Por el amor al juego), que dice: I didn’t do it for the money; I didn’t do it for the fame; I didn’t do it for the glory (“No lo hice por el dinero, no lo hice por la fama, no lo hice por la gloria’).

Rivero escribe sus propias letras. MR es su nombre artístico y en la cancha la representa el 11 de su camiseta. Es un número simbólico en su propia historia. Tenía esa edad cuando jugaba torneos con La Belgrano en un equipo con varones y un árbitro le dijo que no lo podía hacer más.

Todavía recuerda aquel día: “Estaba por empezar el partido. Yo ya había hecho la entrada en calor. Me dijo: ‘No vas a poder jugar más en la Liga porque sos mujer y te estás desarrollando. Es por precaución, no queremos que los hombres te peguen’”.

Las palabras le dolieron tanto que dejó. Era la segunda pequeña gran frustración de su vida: el deporte que le gustaba era el hockey, pero la economía de la familia no daba abasto para comprar el palo ni nada por el estilo. En su casa practicaba con un palo de escoba y una pelotita de tenis. Hasta que apareció el fútbol, que era de fácil acceso. Aunque, claro, estaba el machismo.

“Nunca me dejé llevar por los comentarios. En su momento me bajaba el autestima porque te decían ‘marimacho’ o ‘andá a jugar a las muñecas’. Hoy no es tanto, pero todavía te miran con sorpresa, como si fuera algo raro”, dice.

En casa, su familia le decía que el fútbol era para varones. Pero Rivero insistió. Empezó a jugar con Las Lobas, un equipo del barrio al que considera su familia. Ahí se tuvo que curtir: entraba en la adolescencia, pero sus compañeras ya eran adultas. Ahí también cambió de puesto: dejó la defensa y pasó a jugar arriba.

Llamado el gran deporte que llega al corazón

con ese pasaje no hay vuelta ni devolución

el fútbol que expresás con sana adicción

Entrenando y aprendiendo sin dar explicación

En 2017 se probó en Racing y quedó. Fue parte del plantel que logró el ascenso a Primera. Cuenta que dejó La Academia porque quería ser abanderada en el último año del secundario: logró el objetivo. Pero no volvió al club, se quedó con Las Lobas y tiempo después probó suerte en Banfield. Ahora juega de titular, ubicada de volante por izquierda. Se siente a gusto: en el torneo que se suspendió por la pandemia, llevaba cinco goles. “Tres de zurda”, remarca.

Como Banfield graba los partidos y los sube a Youtube, hace poco se los mostró a sus abuelos: se sorprendieron y mostraron aprobación, ahora sí.

El sueño de Rivero es jugar en la Selección. Y seguir haciendo música porque, dice, “el rap, como el fútbol, es auténtico”.

Saliendo del barrio

con una Lucha continua

por un fútbol igualitario





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Día de las futbolistas: El grito de Martina Raspo | Quiere jugar en Córdoba pero no la dejan por ser mujer



Carolina Bulacio no sabía que estaba embarazada. Cuando llegó al médico porque le dolía la cabeza, el doctor la hizo acostar y le dio la noticia: iba a tener una nena. Martina Raspo llegó de sorpresa para modificar la estructura familiar de mayoría de varones. Pablo, su papá, elegía nombres de jugadores de Boca para sus hijos. El mayor se llama Pablo Sebastián, por Battaglia, el segundo Juan Román por Riquelme. Martina iba a ser Martín, por Palermo, pero tuvieron que agregarle la a. Después llegaría Clemente, el cuarto, por Rodríguez, pero la que le grita al mundo que quiere ser futbolista es ella: la zurda de 9 años que sueña con jugar en Boca y en la Selección, pero que todavía pelea para poder competir por los puntos en la Liga de San Francisco, Córdoba, donde no la dejan ficharse: el problema para los dirigentes es que es mujer.

La historia de Martina y el fútbol arranca desde la primera infancia. En su casa en San Cristóbal, Santa Fe, ya pateaba con sus hermanos. Carolina, su mamá, corrige: dice que ya en la panza tiraba unas patadas que marcarían su futuro. Pero lloraba cada vez que Sebastián y Juan Román iban al club y ella no podía. Hasta que un amigo de la familia le dijo que la iba a llevar. Así empezó a jugar en Independiente.

“Aquel día estábamos todos en ronda y teníamos que jugar al quemado con el pie -recuerda Martina-. Yo ya sabía porque jugaba en casa. Cuando me preguntan qué quiero ser cuando sea grande siempre digo lo mismo: futbolista”.

Los Raspo se mudaron a Córdoba porque Pablo, el papá, necesitaba trabajar. Hoy es empleado en una fábrica de máquinas agrícolas. Martina, entonces, se acercó al club Tiro Federal y Deportivo Morteros. Entrenaba con varones. El problema empezó cuando quiso jugar por los puntos.

“Ella preguntó y su profe le dijo que no se podía pero que si por él fuera estaba encantado. Acá hacen dos partidos. Uno que no es por los puntos y el otro que sí. Martina jugaba el primero, era la única nena que no faltaba nunca. La verdad es que cuando ella pidió eso nosotros ahí nos dimos cuenta de muchas cosas. ‘¿Por qué no?’, pensamos. Y mandamos una carta a la Liga”, cuenta Carolina.

Martina Raspo, pisa la pelota con la zurda.

La Liga Regional San Francisco nunca respondió. A medida que la historia de la discriminación se hacía viral, algunas futbolistas, hinchas, periodistas e integrantes de organizaciones futboleras feministas se sumaban al reclamo. Rocío Correa, jugadora de San Lorenzo, siempre estuvo en contacto con la familia.

Martina y su mamá viajaron a la Ciudad de Buenos Aires y fueron recibidas por las autoridades del INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo). La presión sirvió, a medias. En su regreso a Córdoba la convocaron del club para armarle la ficha, pero después no pudo jugar. Les dijeron que cuando la buscaban en la computadora, el nombre de Martina Raspo aparecía con una F que remitía a su género: para la Liga si alguien es “Femenino” no puede competir. Ahora la pandemia detuvo el torneo y con eso las posibilidades de seguir dialogando.

Desde sus 9 años, Martina cuenta que sus amigos y sus compañeros nunca la discriminaron. Dice que hubo veces que se enojó porque no la querían dejar jugar, pero que esa bronca fue con adultos. Es tímida para hablar, pero su mamá cuenta que tiene carácter fuerte. Y que nunca quiso bajar los brazos.

“Mirá que le he dicho: ‘Marti, hacé otra cosa, hacé algo más fácil, que pueda ser para vos’ -cuenta Carolina-. Pero nada. Cuando era más chiquita la llevé a danza. Lloró el primer día y no quiso ir más. Fue a patín y lo mismo, nunca más. Quería fútbol. Y bueno. Su papá la apoya mucho a ella también”.

A Carolina le sorprende la convicción de Martina. Y confiesa que ese amor por el fútbol le da temor. “La otra noche nos pusimos a mirar una película, Hombre de fe, en la que un nene se iba de la casa re chiquito para cumplir su sueño de jugar al fútbol. Estábamos las dos solas en la pieza y le dije: ‘Marti, ¿vos estás preparada por si te vas de mi lado?’ Y ella me contestó que sí, sin dudar, que si se tiene que ir, se va”, cuenta.

Mientras tanto, Martina sigue jugando. Así como cuando iba a la escuela dejaba su ropa de fútbol doblada y preparada para ir a entrenar, en cuarentena hace amistades futboleras virtuales. Zoe Puente, una jugadora de Platense de 10 años organiza colectas solidarias de botines a través de su cuenta de Instagram (@zoe13football) para niñes que no pueden comprarse. Ya le envió de regalo dos pares. Felicitas Flores, de la misma edad, le mandó una pelota porque la que Martina tenía ya estaba rota.

Además, la Coordinadora Sin Fronteras de Fútbol Feminista también juntó fondos y le donó material para que practicara en su casa estos días.

“El fútbol es para todos”, dice Martina, que ya tiene también su cuenta de Instagram (@martinaraspo). Cuenta que le gusta jugar de volante por izquierda y que algunas veces la ubican de delantera. Este 21 de agosto esta jugadorita de 9 años también celebrará el Día de las Futbolistas con ganas de seguir pateando para conquistar derechos: “Lo quiero festejar -dice-. Si tuviera que pedir un deseo pediría que todas las nenas puedan cumplir sus sueños”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

¿Por qué el 21 de agosto es el Día de la Futbolista en Argentina?

https://www.tiempoar.com.ar/nota/por-que-el-21-de-agosto-es-el-dia-de-la-futbolista-en-argentina

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina normal

Dalila Ippolito fue presentada como jugadora de Juventus | La juvenil es la primera futbolista argentina en llegar a la Vecchia Signora



Dalila Ippolito, una de las jugadoras más talentosas de la Selección Argentina, se convirtió en la primera futbolista argentina en sumarse a las filas de la Juventus, que este miércoles la anunció oficialmente como integrante de su plantel proferional que participa en la Serie A. También será la primera futbolista en sumarse a la Liga italiana. 

“Un nuevo talento enriquece la plantilla de la Juventus Femenina: Dalila Ippolito, nacida en 2002, es ahora jugadora de la Juventus. La primera argentina en la historia del club lucirá la camiseta número 5”, dice el comunicado que emitió el club italiano, en el que Ippólito muestra la nueva camiseta que utilizará a partir de la próxima temporada.

Dalila lucirá la camiseta número cinco de la Juventus. (Juventus Woman)

Integrante del plantel que compitió en el Mundial de Francia 2019 y la futbolista argentina más joven en disputar ese tipo de competencia con apenas 17 años, Ippolito debutó en la primera división argentina en River y luego pasó a la UAI Urquiza, donde disputó la última edición de la Copa Libertadores. 

“Hola gente de la Juventus, hoy acá estoy vistiendo esta camiseta que prometo defender y ganar todo lo posible con este equipo. Forza Juve”, dijo Ippolito en un video que posteó la Juve en sus redes sociales oficiales.

Ippolito había llegado hace dos semanas a Italia junto a su representante, el español Chavi Pascual. Cumplió los 14 días de cuarentena en Milán y este miércoles en Turín firmó su contrato con la Juventus

“Comienza lo mejor. Estoy feliz de poder estar en este gran club, gracias @juventus por darme la oportunidad de ser parte de este equipo. Hoy mi primer sueño se hace realidad y no me detendré hasta alcanzar cada uno de ellos”, escribió Ippolito en su cuenta de Instagram.

“Quiero agradecer a todas las personas que me ayudaron y fueron parte para dar este gran paso en mi carrera, siendo muy especial para mí. Gracias a todos por tanto amor en esta aventura que acaba de comenzar. ¡Vamos por todo, estoy lista!”, agregó.

Formada en el club Jóvenes Deportistas de Lugano, la mediocampista vivió hace un mes un conmovedor homenaje, ya que la cancha donde dio sus primeros paso fue bautizada con su nombre
. De esa forma se convirtió en la primera futbolista en Argentina que le dio su nombre al estadio de un club. “Me da una felicidad incontrolable”, aseguró Ippolito en aquel momento.

La joven de Lugano hará su primera experiencia internacional en la Juve. 





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Jugadoras que militan la igualdad | Fútbol feminista: Megan Rapione, Macarena Sánchez y Ada Hegerberg



Así como la participación política femenina se incrementó a nivel internacional –en 2015 se alcanzó un récord de 27 mujeres en cargos gubernamentales importantes en sus países–, en el plano del deporte (y más específicamente del fútbol) ocurrió algo parecido: el avance del feminismo empujó a muchísimas jugadoras a alzar la voz y a exigir la igualdad de género no sólo en las canchas sino también en las cúpulas directivas. Así fue como, a pesar de las diferencias que aún existen en cuanto a oportunidades, ingresos y profesionalismo, se lograron hitos como el cierre de la brecha salarial entre hombres y mujeres futbolistas de Noruega; la semi-profesionalización del fútbol femenino en la Argentina y una demanda histórica de la selección de los Estados Unidos contra la Federación de su país por discriminación de género institucionalizada. Mientras esperamos por la vuelta a las canchas, repasamos las historias de tres deportistas voceras y referentes de la equidad alrededor de todo el mundo.

Megan Rapinoe

Además de ser la capitana de la Selección de los Estados Unidos –campeona del Mundial de Fútbol Femenino 2019– y de haber obtenido el último Balón de Oro, Megan Rapinoe es una referente de los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBT+. Abiertamente lesbiana, fue la primera jugadora blanca en arrodillarse durante el himno nacional para denunciar la violencia racial de la policía americana; le dijo a Donald Trump que nunca iría a la Casa Blanca; y se convirtió en la cara de la lucha por la igualdad salarial entre hombres y mujeres futbolistas. 

El mes pasado, luego de que el juez federal Gary Klausner rechazara la demanda de la selección femenina por el pago igualitario, le ofreció al demócrata Joe Biden (principal opositor de Trump) ser su candidata a vicepresidenta en las próximas elecciones de este año. “No quiero ponerlo en una situación incómoda, pero creo que puedo jugar al fútbol y hacer esto al mismo tiempo. Si necesita una vicepresidenta, sólo le digo que estoy disponible para una entrevista. Podemos hablar de la logística y los detalles. Póngame en su lista”, le dijo en una conversación en vivo por Instagram. Al día de hoy, según varias encuestas, Rapinoe tiene un 42% de apoyo del electorado de Estados Unidos.

Macarena Sánchez

“Por un fútbol feminista, disidente y profesional”, publicó Maca Sánchez en Twitter tras ser desvinculada de UAI Urquiza, al mismo tiempo que le exigió a la AFA profesionalizar el fútbol femenino. Así, sin tapujos, e impulsada por la cuarta ola feminista, la actual jugadora de San Lorenzo y directora ejecutiva del Instituto Nacional de Juventud (Injuve) se puso al hombro la lucha de muchas mujeres y logró conquistar un derecho colectivo. “Fueron meses en los que no la pasé del todo bien, más allá de que el resultado de todo eso fue positivo. Sirvió para visibilizar muchísimas problemáticas que veníamos teniendo hace años las jugadoras de fútbol”, contó en su momento. 

Maca Sánchez, Jugadora de San Lorenzo y directora del Instituto Nacional de Juventud.

A pura gambeta y haciéndole frente a varias amenazas, Maca llegó a reunirse con Cristina Kirchner –una de sus mayores referentes políticas– en el Instituto Patria; fue noticia en medios internacionales como la BBC y el New York Times; y alcanzó la dirección del Injuve, cargo que le ofreció directamente el presidente Alberto Fernández. Hace diez días, en pleno debate por la vuelta del fútbol, se reunió en Casa Rosada con funcionarios del Gobierno y el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, y exigió que las mujeres volvieran a entrenar al mismo tiempo que los hombres. La medida fue aprobada, a pesar de la decisión posterior de los clubes de retomar los entrenamientos en septiembre.

Ada Hegerberg

Con apenas 24 años, Ada Hegerberg no sólo es la mejor futbolista de Europa. La goleadora del Olympique de Lyon de Francia es una de las deportistas de elite más comprometidas con la igualdad de género en todo el planeta. Ganadora del primer Balón de Oro Femenino de la historia, renunció a la selección noruega a modo de protesta por la brecha salarial y la falta de oportunidades para las mujeres, y no retrocedió ni siquiera cuando la Federación de Fútbol de su país anunció el pago equitativo con los hombres, una medida pionera en el plano internacional. 

“No todo es dinero. Se trata de la preparación, del profesionalismo, puntos muy claros que presenté directamente cuando tomé mi decisión”, declaró Ada a finales de 2018. Sin embargo, hace apenas dos meses firmó un contrato récord con Nike de 1,3 millones de euros por año: el contrato más caro de la historia para una mujer y uno de los más altos del mundo para cualquier futbolista. Esto no sólo demuestra el interés de las marcas por el presente y el futuro del fútbol femenino (puesto que el vínculo se extenderá por 10 temporadas); también abandona la idea de que a las futbolistas las perjudica su militancia política.

* Ornella Sersale. 



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Estrellas Fútbol Club: Natalie Portman, Eva Longoria y Serena Williams fundan un club | El nuevo equipo jugará en la Liga femenina de Estados Unidos



El fútbol femenino de Estados Unidos es uno de los más desarrollados del mundo, y probablemente tenga un gran empujón a partir de esta historia: gracias a la inquietud de la actriz Natalie Portman, la ciudad de Los Angeles tendrá un equipo en la Liga de Estados Unidos. Pero la estrella de El Cisne Negro no está sola en la aventura, ya que si bien es la principal fundadora, el equipo también tiene como propietarias a un nutrido grupo de estrellas de Hollywood, como Eva Longoria y America Ferrera, y deportistas de élite, como Serena Williams.

Después de un impasse de 12 años, la formación llevará de vuelta al fútbol femenino a la segunda ciudad más grande de Estados Unidos, que espera competir en esa categoría de la Liga Nacional de Fútbol (NWSL) en la temporada de 2022. “Queríamos asegurarnos de sumar socios increíbles que fueran del mundo del fútbol, líderes en el deporte, la tecnología, los negocios y el entretenimiento, porque de eso se trata realmente nuestra ciudad”, afirmó Portman a la prensa local en el momento del lanzamiento del nuevo.

Junto a Portman, Longoria y Ferrera también figuran como propietarias las actrices Jennifer Garner (Juno), Uzo Aduba (Orange is the New Black) y Jessica Chastain (Interstellar). En tanto, entre las inversoras se destacan jugadoras de fútbol profesional como Mia Hamm, Abby Wambach y Lauren Cheney Holiday, la tenista Serena Williams y su hija, así como empresarias de Netflix y otras compañías del sector del entretenimiento y la tecnología. Por el momento, el equipo lleva el nombre provisional de Angel City y cuenta con la aprobación de la liga profesional, por lo que el siguiente paso es buscar una sede.

Serena Williams es una de lasa estrellas del deporte que se smuaron al proyecto. (AFP)

“Parecía ideal llevar el fútbol (femenino) a Los Ángeles porque tenemos seguidores apasionados aquí, un fútbol juvenil tan robusto”, agregó Portman, quien comenzó a mover el proyecto después de que la selección estadounidense ganara el Mundial femenino el año pasado en Francia. Durante los festejos del título, la actriz lució la camiseta número 13 de Alex Morgan, una de las figuras del plantel. “Sería un cambio cultural increíble si podemos atraer más atención, luz y celebración sobre estas increíbles atletas”, opinó la actriz, célebre en todo el mundo por su personaje Jane Forster en la saga de Thor y Avengers.

La actual liga profesional de fútbol femenino en Estados Unidos -con las siglas NWSL- es muy joven, pues comenzó en 2012 ya que la versión anterior fue clausurada ese año. Por el momento, la nueva liga cuenta con 9 equipos de diferentes estados y la capital del país, Washington DC, a los que se sumarán pronto el recién anunciado de Los Ángeles y otro de Kentucky. 

Más allá de la cantidad de equipos, el fútbol femenino en Estados Unidos tiene un gran desarrollo en el país, con muchas jugadoras en los torneos universitarios. Y a nivel internacional es la máxima potencia, con cuatro títulos mundiales en las ocho ediciones de los certámenes organizados por la FIFA, además de un subcampeonato y tres terceros puestos. Vigente bicampeona del mundo, Estados Unidos cuenta en su plantel con Megan Rapinoe, la mejor jugadora de 2019, y Alex Morgan, otra estrella global que está volviendo a la actividad después de haber sido madre por primera vez.



Fuente link:

Categorías
Argentina Líbero

“Jugamos por amor a la camiseta” | Milagros Menéndez, la chispa de la Selección argentina



Sus compañeras le pedían perdón mientras corrían hacia el círculo central de la cancha. Unos segundos antes, Milagros Menéndez había pateado al arco de la escocesa Alexander Lee para convertir el primer gol de lo que sería una remontada histórica de la Argentina. Pero no había tiempo para festejos ni abrazos. El partido iba 3-1 a favor de las europeas y sólo restaban 16 minutos para seguir soñando con la Copa del Mundo. Ese 19 de junio, en París, Mili le dio vida a la Selección y el resultado final terminó siendo un empate. No alcanzó para dar pelea en cuartos, pero la chispa memorable del plantel marcó un antes y un después en la historia del fútbol argentino. Así también en la historia de Mili.

—Cuando terminó el Mundial de Francia rechazaste varias ofertas del exterior. ¿Esa decisión tuvo que ver con la situación que estaba atravesando el fútbol en la Argentina?

—Antes de irme había hablado con el técnico de Racing (Antonio Spinelli) y le había dicho que cuente conmigo para la próxima temporada. Después del gol ante Escocia, me llegaron varias ofertas, pero las rechacé porque mi palabra vale más. Además, acá estaba empezando la “profesionalización” del fútbol femenino y era algo que quería vivir en primera persona.

Cumpliste y hoy te vas para el Granada, ¿qué expectativas tenés?

—Sí, durante la pandemia tomé la decisión. Puse varios motivos en la balanza, y uno de ellos fue mi crecimiento deportivo y económico también. Las expectativas son muy buenas. Ya tengo muchas ganas de estar allá y adaptarme al juego para lograr el ascenso con el equipo.

¿Creés que te va a costar adaptarte?

—A toda jugadora le cuesta adaptarse a los equipos nuevos. A mí me costó pasar del fútbol de Mar del Plata al de AFA. Pero espero adaptarme lo más rápido posible. Allá el fútbol es profesional y siendo jugadora podés vivir de eso, no como acá.

Mirándolo a la distancia, ¿qué significa Racing para vos?

—Racing me volvió a enamorar del fútbol, volví a sentir amor al gritar un gol. Fue el primer club que confió en mí, el que me dio la oportunidad de ser profesional. Quiero mucho a Racing hace mucho tiempo.

—El año pasado jugaste por primera vez en el Cilindro. ¿Qué sentiste cuando entraste a la cancha?

—Haber jugado en el estadio principal fue hermoso. Es algo que toda jugadora de fútbol sueña y es lamentable que algunos lo tomen como un merecimiento. Nosotras tenemos el derecho de jugar en los estadios. Hoy pocos clubes lo están haciendo. En la cancha de River jugaron periodistas y no le abren las puertas a las jugadoras. Si el fútbol va a ser profesional, tiene que ser profesional con todas las letras.

¿En qué aspectos se sigue fallando?

—Tengo compañeras que a la mañana laburan, después entrenan y quizás después van a la facultad. El técnico nos exige porque es su trabajo, pero así no podemos estar con la cabeza cien por ciento metida en el fútbol. Por eso no tenemos el mismo nivel que las demás selecciones. La futbolista argentina juega por amor a la camiseta.

¿Qué cambios necesita nuestra selección para ser fuerte en el próximo Mundial?

—Conseguir más fechas FIFA. Si bien este año había tres fechas programadas y se cancelaron por la pandemia, hay que seguir trabajando con AFA. Falta mejorar mucho la formación de las jugadoras y la infraestructura. Pero creo que el Mundial de Francia fue un antes y un después para nosotras. A nivel local se armó un torneo hermoso.

El mes pasado se cumplió un año del gol que le hiciste a Escocia. ¿Cómo lo viviste adentro de la cancha?

—Fue increíble. Se me pasaron mil cosas por la cabeza antes de patear, y lo único que quería era que la pelota tocara la red. Es un momento que nunca voy a olvidar en mi vida porque detrás de ese gol hubo mucho trabajo. A veces la gente dice: ‘mirá qué bien, juega en la selección’, pero yo no soy una jugadora que piensa que siempre va a estar citada, o que soy indispensable para el entrenador. Trabajo mucho para estar ahí.

Hace días se confirmó la sede del Mundial 2023: Australia y Nueva Zelanda… ¿Te ves ahí?

—Ojalá. Vestir la camiseta de tu país es lo más lindo del mundo. Falta muchísimo todavía y no sabemos quiénes van a estar citadas, pero algo que quiero es que muchas de las jugadoras del Sub 20 se acoplen al plantel, porque son una camada increíble.

Hablando de las más chicas, ¿qué le dirías a las nenas que sueñan con ser futbolistas?

—Que se van a encontrar con muchas personas que les van a decir que no van a llegar a nada con el fútbol; pero que si se lo proponen, lo pueden lograr. Querer es poder. Hay que trabajar duro y se llega. Hoy ver a una nena de 7 años pasar entre los conitos y decir que quiere ser como tal jugadora, me vuelve loca. No está más la que dice que quiere ser como Messi, ahora nombran a las jugadoras de fútbol. Eso es hermoso.

Y si tuvieras en frente tuyo a la Mili del pasado, ¿qué le dirías?

—Que luché y gané.

* Ornella Sersale y Florencia Pereiro.





Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Dalila Ippolito: “La gambeta es lo que me identifica, mi característica es pisarla y asistir”

Dalila Ippolito: “La gambeta es lo que me identifica, mi característica es pisarla y asistir”

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Juan Villoro: “Es difícil que haya una gran novela sobre fútbol, porque el fútbol ya es una novela”

Juan Villoro: “Es difícil que haya una gran novela sobre fútbol, porque el fútbol ya es una novela”

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Una Academia de verdad

Una Academia de verdad

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>