Categorías
Argentina Economía

Con la mira en la vacuna y el FMI, la apuesta es a que el rebote arranque en abril

https://www.tiempoar.com.ar/nota/con-la-mira-en-la-vacuna-y-el-fmi-la-apuesta-es-a-que-el-rebote-arranque-en-abril

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

Otro guiño del FMI: “Queremos trabajar juntos con Argentina”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/otro-guino-del-fmi-queremos-trabajar-juntos-con-argentina

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

La nueva etapa económica del gobierno de Alberto Fernández | El aumento del ingreso de los sectores populares es clave para impulsar una sostenida recuperación



En el terreno de la economía se pueden identificar tres etapas en el primer año del gobierno de Alberto Fernández.

1. La inicial va del 10 de diciembre de 2019 hasta el discurso del 1° de marzo inaugurando el año legislativo. En ese período, las medidas fueron un espejo inverso a las aplicadas también en los primeros días del gobierno de Mauricio Macri. En esas pocas semanas, la administración Fernández congeló las tarifas, subió las retenciones, reafirmó el control de capitales y del mercado cambiario, mejoró el ingreso con un bono en la amplia base de las jubilaciones mínimas y en el universo de titulares de AUH con el criterio “primero los últimos”, propuso un Plan contra el Hambre y lanzó la tarjeta Alimentar, repuso el beneficio de medicamentos gratuitos en el PAMI y una rebaja general de medicamentos, bajó fuerte las tasas de interés, instauró la doble indemnización por 180 días por despidos sin causa, relanzó el programa Precios Cuidados y avanzó con un bono para los trabajadores formales.

2. La más breve se inició el 1° de marzo y culminó en forma abrupta a los pocos días con el shock de la pandemia. En ese discurso inaugural en el Congreso, Fernández presentó los lineamientos económicos generales que incluían arreglar la pesada herencia del endeudamiento macrista, bajar la tasa de inflación y rechazar las propuestas de ajuste económico. Anunció la presentación del proyecto para crear un Consejo Económico y Social para el Desarrollo Argentino para discutir políticas de Estado. Propuso además otro proyecto de ley para el desarrollo del sector hidrocarburífero y minero.

3. La etapa que todavía se está transitando está dominada por los impactos fulminantes de la pandemia. Con las funciones básicas del Estado desarticuladas por la gestión macrista, el Gobierno igual pudo diseñar rápido una amplia red de emergencia para la contención sanitaria, laboral, social y productiva. Pudo haber sido mejor, más intensa y más profunda. Pero las fuertes restricciones financieras y fiscales fueron un potente limitante, además de la debilidad heredada de la organización estatal. En esos meses críticos, Fernández puede mostrar el éxito de la reestructuración de la deuda con acreedores privados pese a la campaña interna en contra de financistas y sectores del establishment. Además de evaluar la magnitud de los recursos involucrados para amortiguar los costos ineludibles de la crisis, ya que sin esos fondos las tasas de desempleo, pobreza e indigencia hubiesen sido todavía más dramáticas, hacer el ejercicio teórico de qué hubiera sucedido en el país con el macrismo al frente de la gestión de la pandemia facilita el análisis de las fortalezas y debilidades del gobierno de Fernández en estos meses fatales.

Otra etapa

Con el horizonte inmediato de la vacuna, una nueva etapa comenzará a desplegarse. Las primeras señales ya se vislumbran. Será una etapa que necesariamente tendrá que abordar las mismas tareas de reconstrucción previstas luego del desastre que dejó la alianza macrismo-radicalismo, pero que serán más desafiantes por los costos inmensos de la pandemia.

Esta cuarta etapa exige una política económica de recuperación de la actividad para generar las bases para un crecimiento sostenido. El Presupuesto 2021 estima un avance del Producto Interno Bruto de 5,5 por ciento. Esa variación positiva puede ser mayor.

Conseguir un fuerte aumento del Producto puede obtenerse como efecto rebote, si no aparecen medidas de freno de mano, luego del derrumbe acumulado 2018-2020. Pero para consolidar ese crecimiento se requiere una mejora persistente del ingreso de los trabajadores (formales e informales), jubilados y de titulares de derechos sociales, como la AUH.

El otro aspecto relevante de esa misión de reconstrucción es recomponer el entramado productivo y social.

Poder económico

La cuarta etapa económica del gobierno de Fernández exigirá la profundización de políticas redistributivas. A esta altura, con la experiencia traumática del tercer ciclo neoliberal que se extendió cuatro años, está demostrado que las recomendaciones de economistas ortodoxos sólo derivan en penurias para las mayorías. Y que las propuestas económicas del establishment sólo conducen a crisis de proporciones.

Al respecto, el Foro de Convergencia Empresarial, entidad que reúne a cámaras y corporaciones del poder económico, insiste con su prédica opositora. Ahora difundió un comunicado que más que mostrar el rechazo patológico a cualquier expresión de CFK, deja al desnudo a los jueces de la Corte Suprema de Justicia.

Con el objetivo de salir al cruce de los argumentos de Cristina Fernández de Kirchner sobre el comportamiento desestabilizador de la actual Corte Suprema, el Foro termina confirmando implícitamente el contenido de la carta que escribió la vicepresidenta.

Con el exagerado título “La Corte Suprema de Justicia y sus autoridades, pilar de la República”, el Foro expuso a esos cuestionados jueces como fieles representantes de los intereses del poder económico.

El comunicado dice que “la vigencia de la República se garantiza cuando se asegura la división de poderes, la libertad de prensa, y un Poder Judicial independiente. En efecto, el Poder Judicial es un pilar fundamental del Régimen Republicano y cumple un rol central como garante de los derechos establecidos en nuestra Constitución Nacional”.

Para agregar que “el respeto a la ley y a la dignidad de la justicia y en particular a la de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y sus autoridades es la base de la convivencia civilizada y un requisito indispensable para asegurar la institucionalidad que haga posible que Argentina retome el camino del desarrollo, de modo de generar empleos, ingresos y reducir la pobreza”.

Esta defensa de los jueces de la Corte revela que éstos son piezas fundamentales de la preservación de los privilegios de los poderosos y un jugador político clave para perseguir y poner a la defensiva a los políticos que el poder económico rechaza.

Salario real

Además de las tensiones con los poderes fácticos, uno de los grandes desafíos del próximo año del Gobierno será la recuperación del ingreso de los sectores populares para consolidar la recuperación económica.

Ese objetivo pondrá bajó tensión la relación con el poder económico.

El más reciente informe de Cifra-CTA ofrece un ilustrativo cuadro de situación al analizar la evolución del poder adquisitivo del salario registrado. Apunta que la reducción en 2020 se suma a las caídas de los años previos, durante el gobierno de Macri.

En ese recorrido precisa que el deterioro salarial fue particularmente intenso desde el segundo cuatrimestre de 2018, para cerrar en diciembre de 2019 casi 15 por ciento por debajo del nivel de 2015.

En realidad, mientras que el poder adquisitivo del salario registrado del sector privado se mantuvo relativamente estable entre 2012 y 2015, el descenso se inicia desde el primer año del gobierno de Macri, en 2016.

En 2020 comenzó un proceso de recuperación con el decreto 14, de inicios de enero, que dispuso un “incremento solidario” uniforme para todos los trabajadores de 3000 pesos para ese mes y 4000 pesos para cada uno de los dos meses siguientes.

El reporte advierte que el escenario previsto para el año se vio rápidamente modificado con el coronavirus. Los salarios registrados reales del sector privado llegaron a su mínimo nivel en mayo, habiendo perdido 10,0 por ciento respecto a febrero, no solo por la falta de actualización del salario nominal en varios sectores en un contexto inflacionario sino también por las suspensiones con reducción salarial.

En septiembre, los salarios en promedio se ubicaron prácticamente al mismo nivel que en septiembre del año previo y 15,8 por ciento por debajo del promedio de 2015 según el Ministerio de Trabajo, y 18,4 por ciento inferior de acuerdo con el Indec.

O sea, este comportamiento del salario confirma la definición política del oficialismo: “la pandemia del macrismo ha sido más devastadora en el salario real que la pandemia del coronavirus“.

Paritarias

El informe de Cifra-CTA señala además que la trayectoria del salario del sector público viene siendo más desfavorable que la del sector privado, y esta situación se acentuó en 2020. En diciembre de 2019 el poder adquisitivo de ese salario promedio era 22,4 por ciento inferior al de 2015, y en septiembre de 2020 perdió casi 25 por ciento de su poder de compra respecto a ese mismo año.

A la vez, el reporte detalla qué sucedió con las paritarias. Indica que los ciclos habituales de negociación de cada gremio se vieron afectados por la pandemia y su impacto en la economía. Afirma que se observa una demora extraordinaria en los cierres de las paritarias y, en consecuencia, una caída del salario real.

Precisa que en buena parte de las negociaciones se establecieron acuerdos de corto plazo, y en muchos casos con sumas no remunerativas transitorias para mejorar especialmente la situación de los sueldos más bajos. Es el caso, por ejemplo, de los empleados de Comercio, Sanidad y Textiles.

Informa que los aumentos paritarios comenzaron a generalizarse recién a partir de julio-agosto, con incrementos parciales y acuerdos de revisión entre diciembre y el primer trimestre de 2021. Menciona que los aumentos anuales en general se ubican por debajo de la inflación y que existen también acuerdos vencidos donde aún no se ha podido cerrar una negociación.

Para el Ministerio de Trabajo, en octubre de este año el 84 por ciento de los trabajadores encuadrados en convenios había tenido aumentos salariales por paritarias. El informe Cifra-CTA señala, en cambio, que el 70 por ciento de esos aumentos fue parcial, es decir, no cubrió el año completo y el 43 por ciento fue no sólo parcial sino sólo con aumentos de suma fija.

Desigualdad

Este año de pandemia acentuó la desigualdad. Para conseguir legitimidad política en la cuarta etapa económica y en un año electoral la administración Fernández tendrá que intervenir en la inevitable puja distributiva. No será tarea sencilla teniendo en cuenta el reciente antecedente de resistencia de los ricos al aporte extraordinario de las grandes fortunas.

Un artículo reciente del FMI de Tahsin Saadi Sedik y Rui Xu ofrece un aviso a los gobiernos. En “Cómo las pandemias conducen a la desesperación económica y al malestar social”, esos dos economistas analizaron la dinámica entre las grandes pandemias pasadas, el crecimiento económico, la desigualdad y el malestar social.

Estudiaron el efecto de otras pandemias en 133 países durante 2001-2018: SARS en 2003, H1N1 en 2009, MERS en 2012, ébola en 2014 y zika en 2016. Apuntaron que el malestar social aumentó constantemente después de cada una de esas crisis. Para sostener esa afirmación indicaron que el puntaje de desórdenes civiles de la International Country Risk Guide, que es una medida de alta frecuencia del malestar social en los países, aumentó significativamente un año después de la pandemia.

Para señalar que “nuestros resultados sugieren que sin medidas de política de protección para los más vulnerables, la pandemia de la covid-19 probablemente aumentará la desigualdad, desencadenará disturbios sociales y reducirá la producción futura en los próximos años”.

Aconsejan que los responsables de la formulación de políticas deben prestar especial atención a la prevención de los efectos de las cicatrices en la calidad de vida de los menos favorecidos de la sociedad. “Un aumento de la desigualdad se asocia con más malestar cuando las transferencias redistributivas son bajas, lo que sugiere que las medidas de seguridad social ayudan a reducir las tensiones sociales“, concluyen los economistas del Fondo.

El ministro Martín Guzmán tiene la oportunidad de entregar este artículo de técnicos del FMI para aflojar a directores del FMI de potencias que están reclamando un ajuste para cerrar un nuevo acuerdo con el gobierno de Alberto Fernández.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Acercamientos y tensiones en la relación del gobierno con el lobby industrial

https://www.tiempoar.com.ar/nota/acercamientos-y-tensiones-en-la-relacion-del-gobierno-con-el-lobby-industrial

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Economía

Martín Guzmán adelanta cómo viene la economía 2021 | Entrevista exclusiva. Crecimiento, Dólar, CFK-AF, poder económico, FMI, tarifas, salarios e inflación 



Con la pandemia dejada atrás, la economía 2021 crecerá por lo menos 5,5 por ciento. El salario subirá en términos reales. La inflación bajará del nivel de este año hasta el 30 por ciento. No habrá una brusca devaluación con un tipo de cambio oficial que acompañará la evolución general de los precios. Las reservas del Banco Central subirán. Habrá un nuevo esquema de tarifas. Uno de los principales motores de la recuperación será la obra pública y la construcción de viviendas, que impulsará el aumento del empleo formal e informal. En diálogo exclusivo con Página/12, el ministro de Economía, Martín Guzmán, adelantó qué pasará con las principales variables el año próximo, cómo marchan las negociaciones con el FMI, cómo es la relación con el poder económico y qué piensa del Aporte Solidario y Extraordinario.

¿Cómo será la economía 2021?

– Asumiendo que la pandemia está controlada con la vacuna, existe un horizonte claro de recuperación. Habrá una economía mucho más pujante respecto a la de los últimos años. La política económica tiene como principal premisa la recuperación económica, que generará más trabajo con aumentos del salario real.

La crítica que recibe por derecha y por izquierda es que está aplicando un ajuste económico

– Es una crítica absolutamente infundada. Primero, no hay forma de crecer y de estabilizar la economía con un ajuste económico. Eso nunca funcionó. La evidencia es abrumadora. Siempre que hay una recesión un ajuste económico genera más recesión. Eso es lo que ha realizado el gobierno anterior. Nosotros hacemos un Presupuesto orientado a la recuperación.

¿Por qué?

– Si excluimos partidas del momento más duro del aislamiento social, lo que se observa es una expansión del gasto público en términos reales. Se aumenta el gasto de obra pública y viviendas fuertemente, se duplica, en relación a 2019. Se incrementa la inversión en Educación y Salud Pública. El rubro en el cual hay un ajuste es en el gasto destinado al pago de intereses de la deuda a partir de la reestructuración de la deuda.

Cuando se menciona que hay ajuste es porque se baja el déficit fiscal del 7 al 4 por ciento, se disminuye la emisión monetaria, las jubilaciones siguen siendo bajas y los salarios no le ganan a la inflación. ¿Por qué ese esquema no es un ajuste?

– El salario y las jubilaciones superarán a la inflación en 2021. Y la reducción del déficit fiscal es por múltiples factores. Se da por la recuperación de los ingresos por una economía que crece. Al mismo tiempo, hay partidas en que el Estado gastó en un contexto de aislamiento social que dejan de estar presentes por la mejora de la economía. Si se excluyen esas partidas hay un aumento del gasto en términos reales, focalizado en áreas que dan más impulso a la economía en forma inmediata y que van generando condiciones para el crecimiento.

¿Qué pasará con el empleo?

– Esperamos una recuperación. El Estado tendrá un rol central en esa recuperación. El motor principal será la obra pública y la construcción de viviendas, actividades que tienen un multiplicador directo e indirecto sobre la generación de empleo formal e informal.

¿Cómo bajará la pobreza?

– Que sólo con crecimiento económico se bajará la pobreza es un eslogan. Y no está bien. Hay que hacer mucho más. Nada asegura que el crecimiento sea compartido si no hay una acción fuerte del Estado. Tiene que haber una definición de reglas de juego para que el crecimiento sea compartido. La distribución de los frutos del crecimiento tiene que ser equitativa. Tiene que haber políticas sociales de inclusión activas para la generación de puestos de trabajo. Y para la formalización de esos puestos de trabajo.

¿Cuál es el camino estructural para disminuir los niveles de exclusión social?

– La pobreza se ataca cambiando la estructura productiva y con políticas concretas de inclusión social. La educación tiene un rol central, pero sabiendo que un sector de la población no tuvo las oportunidades de adquirir los niveles de educación necesarios para insertarse en el sistema productivo global. Fortaleciendo además políticas de Estado para atacar la pobreza, como la AUH.

La economía no caerá 12 por ciento; ahora las estimaciones son un descenso del 10 o 9 por ciento. Cuando una economía cae tanto también sube con intensidad. ¿Por qué en 2021 la recuperación que calculan es de sólo 5,5%? ¿Es pesimismo, es conservador o es para sorprender?

– Somos prudentes. Sigue habiendo incertidumbres porque la pandemia sigue estando. Por eso la prudencia. Ese 5,5 por ciento es la plataforma de partida. Un escenario de base.

¿Se puede crecer más?

– Puede ser, pero lo sensato es partir de ese supuesto.

¿Cómo será el descongelamiento de las tarifas?

 

– Primero, cambiaremos el esquema del gobierno anterior. No era razonable. No eran tarifas razonables para los hogares y para las empresas. No les permitía operar con competitividad ni generar incentivos para la inversión. Habrá un nuevo esquema tarifario que buscará equilibrios, que respetará el monto de subsidios determinado por el Presupuesto y que será el mismo equivalente en relación al PIB de este año.

 

El verde

¿El dólar está atrasado?

– No. El nivel del tipo de cambio oficial está bien.

¿Qué les dice a aquellos que aseguran que está atrasado?

– Tenemos fundamentos para decir que no está atrasado. Tenemos un superávit comercial robusto éste y el próximo año. No tenemos pagos de deuda a privados. Y estamos negociando con el Fondo para no tener que hacerles pagos. Tenemos controles de capitales que para el manejo del tipo de cambio oficial son efectivos. Las condiciones no se condicen con la posibilidad de un salto cambiario.

¿Entonces quiénes piden la devaluación?

– Cada vez hay menos que la piden. Hubo ruidos cuando subió la brecha cambiaria. Pero prácticamente esas voces se van callando. No la piden los organismos multilaterales. Tampoco la pide la Unión Industrial Argentina.

¿Por qué hay brecha cambiaria?

– Tiene que ver con factores financieros. Es consecuencia de la especulación financiera que se dio entre 2016 y 2019. Período en el cual ingresaron capitales especulativos para conseguir ganancias de muy corto plazo, inicialmente con las Lebac, a una tasa de interés por encima de la devaluación prevista. Y quedaron atrapados. Esos fondos se quieren ir. No tienen interés en la economía real argentina. Quieren salir de los pesos presionando sobre el dólar a través del contado con liquidación. Es un tema que llevará tiempo resolverlo pero se solucionará.

CFK-AF

Empresarios y financistas dicen que la brecha es un tema financiero pero también por la incertidumbre política generada por la relación entre CFK y Alberto Fernández.

– Es muy fácil inventar historias de ese tipo. Son historias que no son ciertas. Yo veo cada día lo que pasa en ese mercado, y la conclusión es que tiene que ver con la resaca de la bicicleta financiera que facilitó el gobierno de  Juntos por el Cambio.

En las reuniones que mantiene con empresarios y banqueros le preguntan acerca de cómo es la relación entre Cristina y Alberto.

– Más que preguntas hacen planteos sobre la situación política. Y hoy lo que existe es un frente político que le aporta al país la posibilidad de generar una síntesis equilibrada acerca de una visión de desarrollo necesario para la Argentina.

¿Cómo analiza la relación CFK-AF?

– Lo que veo en términos globales, a todo el Frente de Todos incluyendo a Sergio Massa, es que se da un espacio de reflexión que resulta en una síntesis equilibrada y efectiva para resolver los problemas que tiene el país. Así fue con la reestructuración de la deuda.

FMI

¿Para qué sirve un acuerdo con el FMI? ¿No se puede renegociar los pagos sin auditorías cada tres meses? Un acuerdo reduce los márgenes de autonomía de la política económica.

– Tenemos que negociar con el FMI porque el gobierno anterior pidió 57 mil millones de dólares, de los cuales fueron desembolsados 45 mil millones. La única razón por la cual el FMI está metido en la Argentina es porque el gobierno de Juntos por el Cambio acudió a ellos, en lugar de atacar los problemas fundamentales que tenía la economía. Quiso disimularlos metiendo al Fondo, y todos los problemas que había se profundizaron.

¿Y qué van a hacer con el Fondo?

– Actuar con responsabilidad. Resolver un problema concreto que dejó el gobierno anterior. Lo primero es tener un programa propio que ataque las deficiencias de la economía en el contexto de la construcción del consenso sobre los pilares de un crecimiento sostenido con estabilidad. Que este el Fondo es una circunstancia. No es algo que el Gobierno quiera. Es una circunstancia impuesta por el gobierno anterior.

El FMI es el principal acreedor de la Argentina. El acuerdo es a 10 años, lo que implica auditorías cada tres meses. Usted plantea que el programa será propio, pero el Fondo tiene una misma receta para todos los países que no ha cambiado.

– Tenemos un problema concreto y lo vamos a resolver. Esto pasa por la circunstancia de lo que dejó el gobierno anterior. No es bueno que el Fondo esté en Argentina. Que eso quede claro. Pero alguien lo trajo. Y nosotros vamos a resolver el problema.

Van a pedir la reforma laboral y la previsional y un mayor ajuste fiscal.

– El Fondo podrá pedir lo que quiera, pero hoy no gobierna Juntos por el Cambio, gobierna el Frente de Todos. Y nosotros vamos a defender los intereses del pueblo argentino. ¿Cuál es la opción? Hacer un default a la deuda del Fondo. Tendría un costo inmenso. Sería hacer un default a los países, que son los socios del organismo. Pasaríamos a ser un país paria.

 

Dólares

Las reservas siguen bajando a menor intensidad, pero bajan. ¿No le preocupa esa tendencia? ¿Cuándo piensa que empezarán a subir?

– Nos ocupa el tema. Y tomamos medidas para atacar ese problema. Con las reservas hay dos conjuntos de factores: 1. Estacionales, por la estructura productiva de la economía argentina hay meses del año con más y otros con menos liquidación de divisas por exportaciones. 2. Coyunturales, por la pandemia tuvimos políticas crediticias de fuerte baja de la tasa de interés y con tasas de corto plazo muy bajas, eso debilitó el frente de las reservas. Los exportadores, en lugar de vender sus productos para tener pesos, tomaban créditos, entonces dilataban la liquidación de divisas; mientras que importadores, con una tasa de interés por debajo de la tasa de devaluación, adelantaron compras y presionaban sobre las reservas. Eso ya se corrigió. El Banco Central armonizó las tasas de interés. Ya no estamos en esa situación. La dinámica está cambiando.

¿Son suficientes las reservas?

– Tenemos reservas. Tenemos superávit comercial. El año próximo también lo vamos a tener. No tenemos pagos de deuda a los privados. Enfrentamos un escenario que nos permitirá mantener la actual política cambiaria.

¿En el 2021 van a crecer las reservas?

– Sí. El objetivo es aumentar las reservas. Cuando difunda el programa plurianual estará esa cifra.

Inflación

En este año el dólar oficial estuvo controlado, las tarifas congeladas, los salarios contenidos y hubo una recesión histórica. ¿Por qué la inflación será de casi 35 por ciento?

– Hubo una reducción fuerte de la inflación. Una baja de poco más de 20 puntos porcentuales respecto al año anterior. Además hubo una política de tipo de cambio que está en línea con la inflación. Y en la economía argentina la variable clave para la determinación de los precios es el tipo de cambio, en un contexto en el cual todavía hay un uso fuerte del financiamiento del Banco Central al Tesoro Nacional. Por eso hay que ir manejando el tipo de cambio de una manera que no provoque desequilibrios. A medida que aumenta la cantidad de pesos, parte de esos pesos van al dólar y pueden provocar una demanda excesiva que afecte las reservas.

¿Está conforme con la evolución de los precios en este año?

– La tasa de inflación era la que esperábamos. Hubo una reducción fuerte pero sabiendo que la inflación no baja a un dígito de un año a otro. Se necesita un marco general de la macroeconomía ayudado por una coordinación de precios e ingresos. Es muy importante tener una estrategia antiinflacionaria integral.

¿Por qué en el 2021 la inflación será menor si esas variables claves se empezarán a mover al alza (tarifas, salarios, dólar)?

– Porque habrá crecimiento económico. Y eso es bueno porque parte de las necesidades de financiamiento del Tesoro para cubrir el déficit fiscal no será tan inflacionaria. Lo que se necesita es un equilibrio entre las variables. Con las tarifas vamos a cambiar el esquema del gobierno de Juntos por el Cambio que era inflacionario; el nuestro no lo será. El tipo de cambio se moverá al ritmo de los precios, en un contexto que esperamos que siga bajando la inflación. Y el salario real se recuperará porque es uno de los motores del crecimiento económico, que es la demanda. En un contexto de crecimiento económico es lógico que el poder adquisitivo del salario suba. Si se observan todas las variables clave hay una proyección de control y reducción de la inflación.

En el 2020 estuvieron contenidas esas variables e igual la inflación fue elevada. Pregunto de otro modo: ¿cuáles consideran que son las principales fuentes de tensión inflacionaria?

– El tipo de cambio es la principal. Y después las tarifas. Por eso es tan importante definir un esquema consistente sobre cómo se determinarán.

¿Y el salario?

– El salario en sí no genera inflación. El salario en Argentina es una institución y tenemos que preservarla. Y buscar que el poder adquisitivo crezca por encima de la inflación para potenciar la recuperación.

Precios

¿Cuál es la estrategia antiinflacionaria?

– La forma que nosotros pensamos la política antiinflacionario es integral. Por un lado está la política macroeconómica, que incluye la política monetaria, cambiaria y fiscal. Por otro lado, la política de precios e ingresos, en un esquema donde hay inflación y pujas distributivas que si no se coordinan provocan un desancle de las variables nominales.

¿Cómo plantea esa estrategia?

– Desde el punto de vista macroeconómico hemos planteado un Presupuesto que incluye una porción de financiamiento del Banco Central al Tesoro y una política cambiaria que busca que el tipo de cambio al 31 de diciembre de 2021 termine en términos reales al mismo nivel que en diciembre de 2019. Así en dos años los precios y el tipo de cambio van a ir de la mano. En términos fiscales, habrá una menor asistencia del Banco Central al Tesoro. Junto a esta base estará la política de tarifas que modificará el esquema para que sea consistente con el objetivo de 29/30 por ciento de inflación proyectado en el Presupuesto 2021.

¿Seguirán los controles de precios?

– Habrá una política de coordinación de precios e ingresos. Es central para reducir la inflación en una economía como la argentina. Es un elemento central la coordinación de los precios. No es la política antiinflacionario per se, pero si es importante. La mesa de coordinación será central en nuestra estrategia.

Las empresas buscarán recomponer sus tasas de ganancias.

– Tiene que haber un aumento del poder adquisitivo del salario. Por lo tanto los márgenes de ganancias de las empresas tienen que respetar esa premisa porque el aumento del salario real es fundamental para potenciar la recuperación económica. Y todos se benefician con el crecimiento. El Estado tendrá un rol central en la coordinación para alcanzar la inflación proyectada.

La clave entonces es que el sector privado acepte esa coordinación. En estas semanas, los empresarios de insumos de la construcción no mostraron esa vocación. Hubo un poco más de demanda y aumentaron los precios. Es la histórica puja distributiva.

– La estabilización de precios es una tarea colectiva. La coordinación estará en manos del Estado. El sector privado estará en esa mesa de coordinación. 

Grandes fortunas

Se ha publicado en varios medios que no está muy convencido del Aporte Solidario y Extraordinario de las grandes fortunas.

– Estamos totalmente a favor. Es una medida extraordinaria para un momento extraordinario. ¿Cuántas veces estuvimos en una pandemia? ¿Cuántas veces la economía mundial tuvo semejante golpe? Con caída abrupta de la demanda y alteración de la forma de organización del sistema productivo. Esto no tiene precedente en el capitalismo moderno. Tuvimos que hacer un esfuerzo inmenso para asistir a los trabajadores, a las empresas y a los sectores vulnerables. Y lo tuvimos que hacer en una economía que había perdido el crédito. El crédito externo se rifó en dos años. Así como se plantea que hay un límite para financiar con emisión monetaria, también hay que entender que para cumplir con eso se necesitan ingresos fiscales. Y el Aporte entrega ingresos fiscales necesarios para afrontar problemas de la economía.

La UIA y la AEA lo resisten con el argumento de que es un ataque a la inversión privada.

– Quienes plantean eso están diciendo que es una carga tributaria permanente. Y eso no es así. Es un aporte extraordinario que tiene que ver con la pandemia y, por lo tanto, no tiene que afectar los incentivos a invertir.

¿No habrá un segundo Aporte Extraordinario?

– La pandemia está ocurriendo este año y el Aporte es de este año para cobrar en el próximo.

Poder económico

¿Por qué piensa que el mundo de grandes empresas manifiesta tanta resistencia al gobierno?

– Mucho de lo que piden que haga el Gobierno es lo que hacía el anterior, y eso fracasó. 

¿Cuál es su objetivo con AEA? Es una entidad del poder económico que no muestra voluntad de cooperar; más bien se opone a cualquiera cosa que ustedes proponen. ¿Por qué piensa que ese acercamiento dará resultado?

– Hay un diálogo franco, que vale la pena. El diálogo impulsa la reflexión. Y en la reflexión hay aprendizaje social. Y aspiramos que Argentina sea una sociedad que cada día aprenda más. Y que además haya construcción de un ambiente de paz. Y por eso el diálogo vale. Desde el gobierno nacional se impulsa esos diálogos. Son diálogos que se dan con franqueza.

¿Cómo es el tono de esos intercambios?

– Si se plantea algo que ya no funcionó, se les dice que no funcionó. Es claro que hay diferencias de visiones pero también hay valor en el trabajar respetando las diferencias, articulando entre el sector privado y el sector público. Hay una experiencia reciente que está funcionando muy bien en ese sentido, que es el Plan Gas. Pero siempre con el gobierno nacional conduciendo, que fue elegido por el pueblo argentino para conducir este proceso económico.

Usted propone un escenario de paz, pero del otro lado la conducción política del poder económico (Techint y Clarín) se opone a todo. No expresa ninguna reflexión sobre lo que pasó y se dedica a tirar misiles.

 

– Trabajamos con responsabilidad para generar esa paz. Existen ejemplos concretos al respecto. Mencionaste una empresa que es parte del Plan Gas. Siempre vamos a apostar por el diálogo.

Economistas del establishment

En estos casi doce meses de ministro, implementó medidas y lideró negociaciones complejas, como la que tuvo con acreedores privados. En cada una de esas gestiones ha recibido críticas muy duras de economistas como Carlos Melconian, Miguel Ángel Broda, Juan Carlos de Pablo y Domingo Cavallo, que lo han menospreciado hasta con tono ofensivo. ¿Qué le generaban esos comentarios?

– Cada quien trabaja en función de los intereses que tiene. Nosotros, bajo el liderazgo de Alberto Fernández, trabajamos para defender los intereses del pueblo argentino.

Pero cuando lo definían como “pasante” que “vino a hacer un paper de la economía argentina”, o que no sabía “cómo negociar con los acreedores” porque es un “académico que no entiende cómo funciona el mercado”, el espacio de la crítica se convirtió en un ataque personal. ¿Qué sentía?

– Trabajamos con la tranquilidad de saber lo que buscamos y de saber cómo buscarlo.

Qué medida anunciaría hoy si pudiese hacerlo con un mayor margen de autonomía de la política económica.

– No hay nada que no hagamos y debiéramos estar haciendo.

[email protected]

 



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Guzmán sobre la misión del FMI: “Avanzamos en lineamientos del programa que reemplazará al fallido” | El ministro de Economía dio más detalles sobre las discusiones que mantuvo con el Fondo



El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró este sábado que el Gobierno avanzó con la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en “los lineamientos del programa que reemplazará el fallido programa anterior”, ejecutado entre la gestión de Mauricio Macri y la francesa Christine Lagarde.

“La premisa es crecer para apuntalar la estabilización económica”, remaracó el funcionario nacional, al tiempo que señaló que “con la misión del FMI avanzamos en los lineamientos del programa que reemplazará el fallido programa anterior”.

“Deberá estar trazado por nosotros, desde la acción colectiva y el entendimiento de lo que necesitamos”, agregó el titular de la cartera económica en su cuenta de Twitter.

Este viernes, el ministro participó de una reunión virtual con los ministros de Finanzas de los países del Grupo de los 20 (G20), donde solicitó apoyo a las renegociaciones que la Argentina mantiene con el FMI por considerar necesario llegar a un acuerdo con ese organismo para “resolver” la “crisis macro y de deuda” y establecer un programa sostenible.

“El siguiente paso para resolver nuestra crisis macro y de deuda es el programa con el FMI, que reemplazará al acuerdo stand by que Argentina y el organismo firmaron en 2018. Ahora también los necesitaremos, y les pido su apoyo en este proceso”, había resaltado.

En cuanto al nuevo programa que se negocia con el organismo multilateral, explicó que “las políticas macroeconómicas tendrán que dar cuenta de la realidad que atraviesa el país. Tenemos que definir de manera muy cuidadosa las formas con las que decidimos resolver todos los desequilibrios, porque es urgente abordar los desequilibrios sociales”.

En tanto, la misión para obtener información sobre la marcha de la economía concluyó este viernes y se estima que el nuevo acuerdo se firmará recién en 2021, para reprogramar pagos por el préstamo de 44.000 millones de dólares.

Tras la finalización de la visita, el FMI aseguró que hay “avances” ante la intención de la Argentina de solicitar un nuevo programa de apoyo, pero advirtió que “se requerirá un conjunto de políticas cuidadosamente calibradas para fomentar la estabilidad”.

En ese escenario, el director ante el FMI por la Argentina y el Cono Sur, Sergio Chodos, subrayó que “es importante entender que esto es un proceso” y estimó que no se llegará a un acuerdo con el organismo multilateral durante este año.

“No lo veo y tampoco lo veo como una necesidad ni de ellos ni nosotros. El trabajo se tiene que hacer bien, no rápido. Y para hacerlo bien, se tiene que tener la cantidad de elementos técnicos y discusiones”, planteó en declaraciones radiales.





Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Martín Guzmán sobre el stand by que el FMI le dio a Macri: “Fue un préstamo político” | El ministro pidió respaldo del G-20



El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó de una reunión virtual de ministros de Finanzas del G-20 y jugó dos fichas fuertes: le pidió a los países líderes respaldo político para avalar la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario (FMI) vía un programa sostenible; y a la vez contó detalles de las charlas con la misión del organismo. El dato más jugoso, una coincidencia de “todas las partes” sobre lo negativo y arbitrario del préstamos stand by que tomó la gestión de Cambiemos. 

En la jornada titulada “La Economía global y el camino a seguir”, el ministro reclamó el “apoyo de los países miembros a la negociación que la Argentina está llevando a cabo junto al FMI para establecer un programa sostenible“, informó el Palacio de Hacienda en un comunicado. Durante el encuentro, previo a la Cumbre de Líderes que se desarrollará este fin de semana bajo la presidencia de Arabia Saudita, el ministro agradeció “a todos los países del G20 por haber apoyado el proceso de reestructuración de la deuda argentina”.

En esa línea, Guzmán destacó que “el siguiente paso para resolver nuestra crisis macro y de deuda es el programa con el FMI, que reemplazará al acuerdo stand by que Argentina y el organismo firmaron en 2018”. Agregó además que “ahora también los necesitaremos, y les pido su apoyo en este proceso”, y resaltó las “negociaciones y el trabajo constructivo con el FMI”. Fue en ese contexto que deslizó críticas coincidentes entre el Fondo y el Gobierno Nacional sobre el crédito a Cambiemos. “Para todas las partes ha habido mucha frustración y enojo con el programa anterior”, sentenció. 

Según el ministro, “muchos de nosotros lo vimos como un préstamo político y afortunadamente todas las partes han estado mostrando un liderazgo muy positivo. Tanto Kristalina Georgieva como el presidente Fernández han ayudado a calmar la situación”, añadió.

Algunas pistas

La posición de Guzmán ante el G-20 dejó ver además algunos detalles de lo que se charló con la misión del organismo, que ya está en viaje a Washington. En cuanto al nuevo programa que se negocia con el organismo multilateral, explicó que “las políticas macroeconómicas tendrán que dar cuenta de la realidad que atraviesa el país. Tenemos que definir de manera muy cuidadosa las formas con las que decidimos resolver todos los desequilibrios, porque es urgente abordar los desequilibrios sociales”.

En relación con los procesos de reestructuración de deuda soberana, el ministro remarcó que “las cláusulas de acción colectiva modernas ayudaron, pero hay espacio para mejorar los marcos formales internacionales, y el equilibrio de poder entre los deudores soberanos en apuros y los acreedores”. “El acuerdo del G20 sobre la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda (DSSI) es un hito importante y la Argentina apoya el marco común para ese tratamiento en la DSSI”, puntualizó.

Al respecto, sostuvo que “la Argentina seguirá trabajando dentro de los límites de las reglas de la arquitectura financiera internacional junto a todos los países del G20 para construir una economía mundial más resiliente e inclusiva”. “Permítanme agradecer a la Presidencia saudí por el liderazgo positivo durante este año. Le damos también la bienvenida a la nueva presidencia italiana, y les deseamos todo el éxito con los grandes desafíos por delante”, concluyó Guzmán.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Por qué los senadores del Frente de Todos enviaron la carta al FMI | “Ellos saben dónde fue ese dinero”, advierten



El bloque de senadores del Frente de Todos envió una carta a los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la que pidieron al organismo que “se abstenga de condicionar la política económica” del Gobierno. Además, los senadores solicitaron que se explique bajo qué consideraciones decidieron otorgarle al gobierno de Mauricio Macri un préstamo de 44 mil millones de dólares y por qué no hicieron los controles pertinentes para evitar que la mayoría de ese dinero sea destinado a la fuga de capitales. En diálogo con Página/12, los senadores Oscar Parrilli, Anabel Fernández Sagasti y Mariano Recalde opinaron al respecto y explicaron el por qué de la carta.

En la misiva, los senadores expresaron que “si este acuerdo stand by hubiera resultado exitoso, hoy no estaríamos ante la necesidad de tener que acordar un nuevo programa. Es entonces necesario entender qué es lo que falló al momento de gestionarse los fondos que tan irresponsablemente ese organismo le prestó a la Argentina”. En ese sentido, afirmaron que es necesario saber “cuáles fueron los cálculos que hicieron pensar a los técnicos, funcionarios y directivos del FMI, que nuestro país podría obtener excedentes externos suficientes como para afrontar los vencimientos que se previeron en ese entonces, cuando en realidad resultaba claro desde el inicio que los mismos serían de pago imposible, como así lo manifestaron oportunamente analistas locales e internacionales”.

Los senadores consideraron que resulta fundamental entender dicha cuestión porque “de ella se deriva la responsabilidad de cada parte en lo actuado hasta el presente”. Parrilli dijo a Página/12 que enviaron la carta porque “es importante que las autoridades del FMI conozcan cuál es el pensamiento mayoritario del Senado”. En ese sentido, agregó que “el Poder Ejecutivo preparó un proyecto de ley que propone que el acuerdo con el Fondo sea aprobado por ley y por eso es importante que vayan sabiendo cuál es nuestro pensamiento, y que después no se sorprendan con lo que planteemos“. El senador destacó que “más allá de una respuesta puntual”, lo que esperan desde el FdT es “un cambio de actitud, de reconocimiento de los errores y de las responsabilidades que ellos también tienen”.

En la carta destacaron que el FMI, al realizar el préstamo al gobierno de Macri, incumplió con su estatuto, ya que en su artículo 6 afirma que “ningún país podrá utilizar los recursos del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital“, y que “el organismo puede pedir a los países que adopten medidas de control para evitar que los recursos del Fondo se destinen a tal fin”. “Ellos incumplieron sus estatutos y el gobierno anterior tampoco respetó las leyes. En los dos casos incumplieron las normas. La autocrítica no tiene que ser solo un ‘me equivoqué’, sino que se tiene que reflejar en medidas concretas desde el punto de vista económico“, aseguró Parrilli. 

Con respecto a la fuga de capitales, el senador indicó que “queremos saber por qué lo permitieron. Ellos saben dónde fue ese dinero, y si no lo saben sería bueno que averigüen, porque en Argentina esa plata no está“. “El FMI está en contacto con todos los países del mundo, incluso con los que tienen paraísos fiscales, y tienen herramientas que nosotros no tenemos para poder investigar. Podrían ayudarnos a saber dónde está la plata”, subrayó. “La carta tiene la intención de reflexionar cómo las políticas de fuga financiera nos terminan conduciendo al lugar donde estamos hoy“, agregó Fernández Sagasti al respecto.

Recalde destacó que lo que se juega en esta negociación “es el futuro de los argentinos, porque hablamos de una deuda enorme que recibió este gobierno. Lo que queremos y necesitamos es que se renegocie de la mejor manera posible para poder salir adelante sin tener que, como sucedió en otras épocas, aceptar condiciones perjudiciales para los argentinos y argentinas”. Con el objetivo de que no vuelvan a ocurrir situaciones de toma de deuda irresponsable, según Recalde, “hay que cumplir con la Constitución y con las leyes que, justamente, tienen previsiones para que eso no suceda. Lo que ocurrió con el préstamo es que no se respetaron los mecanismos que establece la Constitución: no se discutió en el Congreso, no se refirieron los informes o dictámenes del Banco Central como establece la Ley de Administración Financiera, y no se respetó la Carta Orgánica del propio FMI”, enumeró el senador. “Lo que hizo el macrismo fue un despilfarro y una irresponsabilidad enorme que tenía cómo objetivo el beneficio de unos vivos”, concluyó.

Los senadores pidieron al organismo que aclare si el dinero prestado tuvo como fin conseguir la reelección de Macri: “sería necesario que el Fondo confirme o desmienta estas apreciaciones, puesto que estaríamos ante un antecedente gravísimo de influencia e injerencia del FMI para que un determinado sector político obtuviese el triunfo en las elecciones”, consignaron en la carta.

La misiva también se detuvo en la “larga y fracasada” historia de los acuerdos entre Argentina y el FMI, y subraya que el organismo no debe interferir en las decisiones de política económica. “Siempre fue muy alto el deterioro social asociado a la aplicación de los programas del FMI a lo largo de la historia Argentina, con aumento de la pobreza, la indigencia y el desempleo”, indicaron. Para Fernández Sagasti, “el pago de los compromisos adquiridos por el Estado no debe darse a costa del sacrificio de los y las argentinas. Es por ello que, ante estas negociaciones, consideramos importante que también se tenga en cuenta el momento particular que está viviendo no sólo Argentina, sino también el resto del mundo por la pandemia”. 

“Lo primero que tendrían que hacer en una pandemia es, mínimamente, reducir los intereses que son altísimos”, afirmó Parrilli. Sobre este punto los senadores propusieron “reconsiderar los intereses; período de espera para comenzar los pagos anuales a partir de 2025″, y postularon “un plazo de amortización en varias décadas, de modo tal que las erogaciones anuales no tornen insustentable la refinanciación”.

Informe: Melisa Molina.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Carta de los senadores del Frente de Todos para Kristalina Georgieva | Duro documento de 31 puntos en el que se cuestiona el préstamo al gobierno de Mauricio Macri



El bloque de senadores del Frente de Todos le envió este domingo una carta al Fondo Monetario Internacional, en la que plantean que “se abstengan de condicionar la política económica” del Gobierno e instan a que se explique bajó qué consideraciones decidieron otorgarle al gobierno de Mauricio Macri un préstamo de 44 mil millones de dólares.

“Es necesario entender qué falló al momento de gestionarse los fondos que tan irresponsablemente ese organismo le prestó a la Argentina”, sostiene la misiva enviada a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

En una carta que contiene 31 puntos, los senadores oficialistas también sostuvieron que el organismo rompió su estatuto al otorgarle dólares al macrismo para “hacer frente a una salida considerable de capitales”.

También pidieron conocer cuáles fueron las medidas de control que tomó el FMI para auditar que el dinero otorgado al gobierno anterior no se convierta en fuga de capitales.
En el mismo sentido, llamaron al organismo a que desmienta los trascendidos periodísticos respecto a que el FMI prestó el dinero para que Mauricio Macri obtenga su reelección.

“Sería necesario que el Fondo confirme o desmienta estas apreciaciones, puesto que estaríamos ante un antecedente gravísimo de influencia e injerencia del FMI para que un determinado sector político obtuviese el triunfo en las elecciones”, consignaron.
La carta también habla de la “larga y fracasada” historia de los acuerdos entre la Argentina y el FMI y sostiene que el organismo no debe interferir en las decisiones de política económica del país.

“Siempre fue muy alto el deterioro social asociado a la aplicación de los programas del FMI a lo largo de la historia Argentina, con aumento de la pobreza, la indigencia y el desempleo”, subrayaron.

“Es necesario entender qué falló al momento de gestionarse los fondos que tan irresponsablemente ese organismo le prestó a la Argentina”, sostiene la misiva.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Un miembro de la misión del FMI se contagió de coronavirus | Martín Guzmán y Sergio Massa están aislados y serán hisopados



El director del departamento de comunicación y vocero principal del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, informó hoy que “un integrante de la misión” que se encuentra en Buenos Aires “dio positivo al testeo de coronavirus”, aunque será sometido a una nueva prueba “para confirmar la validez del resultado”.

“De acuerdo con los protocolos de salud y seguridad acordados con las autoridades argentinas, todos los miembros del equipo del Fondo Monetario Internacional que se encuentran actualmente en Argentina se sometieron ayer a una prueba del Covid-19. Los resultados indicaron que un integrante del equipo dio positivo al Covid-19”, indicó Rice.

El equipo del FMI se reunió con diversos representantes del gobierno argentino. Hasta el momento, se confirmó que el ministro de Economía, Martín Guzmán, con el presidente de la Cámara de diputados, Sergio Massa y  Sergio Chodos, el encargado argentino de las relaciones con el FMI, se encuentan aislados por haber mantenido contacto con los integrantes del Fondo, y se realizarán el hisopado. Se espera que los resultados estén durante la tarde.

El Ministerio de Economia y el Banco Central emitieron un comunicado en el que señalaron que “todos los que tuvieron reuniones con el equipo del FMI están aislados y serán hisopados de acuerdo a los protocolos establecidos. Ninguno presenta, ni presentó síntomas”.

Por su parte, Rice señaló que “el miembro del equipo tomará una nueva prueba hoy para confirmar la validez del resultado positivo inicial de la prueba”.

El ejecutivo destacó que “al conocer los resultados, el equipo informó de inmediato a las autoridades argentinas y ha iniciado el protocolo de aislamiento”.

Además, puntualizó que “el equipo del FMI, en coordinación con las autoridades, también inició protocolos de rastreo de contactos para informar a todas las personas con las que se reunió durante la semana pasada”.

“El miembro del equipo se encuentra actualmente asintomático y se siente bien. El equipo continuará su trabajo y mantendrá sus reuniones previstas para la semana que viene de forma virtual”, señaló Rice.

Noticia en desarrollo.



Fuente link: