Categorías
Argentina Sociedad

Facundo Castro: la Cámara Federal bahiense aceptó escuchar a la querella y la fiscalía  | Hizo lugar al recurso de queja presentado ya que la jueza rechazó la apelación



La Cámara Federal de Bahía Blanca aceptó un recurso de queja presentado por los fiscales especiales Andrés Heim y Horacio Azzolín, quienes habían intentado apelar la decisión de la jueza María Gabriela Marrón de denegar medidas de pruebas solicitadas por el Ministerio Público Fiscal y las querellas que apuntan a profundizar la investigación de la responsabilidad de la Policía Bonaerense en el caso de Facundo Castro, pero la jueza negó ese recurso. Ahora en una audiencia ante esa Cámara las partes fundamentarán la necesidad de las medidas en cuestión, una de las cuales pedía el allanamiento del destacamento policial de Teniente Origone en busca de más rastros, porque allí fue encontrado el amuleto de Facundo. Y otra solicitud apuntaba al secuestro de medio centenar de teléfonos de efectivos de alto rango de la Bonaerense, en busca de establecer las responsabilidades más allá de los cuatro uniformados ya identificados, porque los fiscales detectaron que fueron eliminados los mensajes entre ellos y sus superiores.

Luego de los resultados de la autopsia de Facundo Castro, desaparecido el 1 de abril y cuyos restos óseos fueron encontrados el 25 de agosto en un cangrejal del Villarino Viejo, la fiscalía emitió un dictamen donde ratificó la calificación del caso como desaparición forzada de persona seguida de muerte, y pidió a la jueza federal María Gabriela Marrón una serie de medidas de prueba para profundizar esa hipótesis que tiene como sospechosos a los policías bonaerenses que detuvieron al joven sobre la ruta 3 al menos en dos oportunidades, mientras él pretendía llegar a dedo a Bahía Blanca. A esa solicitud se sumaron las querellas de la familia y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), pero tuvieron que acudir ante la Cámara Federal de Bahía Blanca “en queja” porque la magistrada rechazó dos veces “por inadmisible” el planteo para que se realicen tales medidas. Es decir, la jueza no concedía las medidas y tampoco la posibilidad de apelar esa decisión.

La jueza Marrón podría seguir sin atender el requerimiento de fiscales y querellas realizado el 1 de octubre respecto a la producción de medidas de prueba que éstos consideran “cruciales para la investigación” –tales como el secuestro de unos 50 teléfonos celulares de policías bonaerenses de Villarino y Bahía Blanca, y el allanamiento con peritos de parte y tecnología específica de las comisarías de Origone y Cerri–, y entonces el tribunal de alzada definirá la cuestión de fondo. A mediados del mes pasado, la magistrada rechazó los pedidos referidos a la Policía Bonaerense, e hizo lugar a otras medidas parciales. Los acusadores públicos y los abogados de Cristina Castro y de la CPM apelaron, la jueza denegó el planteo lo que los obligó a recurrir “en queja” ante la Cámara. Finalmente este miércoles los camaristas Pablo Candisano Mera y Pablo Larriera resolvieron que esas apelaciones deben ser escuchadas.

Estos jueces de Cámara, según la resolución a la que accedió Página|12, sentenciaron que la negativa de Marrón a atender las apelaciones “impacta sobre el ejercicio de la acción penal que los representantes del Ministerio Público intentan promover para enderezar y profundizar la pesquisa (…) en torno a la reconstrucción del suceso que desencadenó en la desaparición seguida de muerte de Facundo Castro”. Los jueces dieron razón a Heim y Azzolin cuando afirmaron que “al rechazar las apelaciones, la magistrada obvió desarrollar un análisis formal e individual por cada parte impugnante”. Y también acordaron en que la jueza “podrá compartir o no los pedidos que formulen las partes, pero que en modo alguno puede definir e indicar qué hipótesis y qué elementos de la misma deben seguir y considerar los acusadores”. 

Los fiscales habían expresado que “la imposibilidad de producir la prueba solicitada obstaculiza la orientación de la investigación en consonancia con la hipótesis de trabajo delineada, en torno a la desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro”, a lo cual la Cámara les acaba de decir que les asiste la razón. Los camaristas manifestaron que “sin que esto implique un pronunciamiento sobre el fondo del planteo, la resolución impugnada es, por lo tanto, recurrible”. En diálogo con Página|12, la abogada de la CPM Margarita Jarque expresó que “si bien la Cámara no dijo que la jueza está obligada a proveer las medidas que pedimos sí le marcó muy fuertemente la cancha porque los dos jueces dicen que se trata de medidas que en caso de no tomarse podrían interrumpir la continuidad de la investigación, no le hablan sólo de una cuestión técnica, le hablan del sentido y la progresividad que tiene que tener la causa”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Caso Facundo Castro: queja ante la Cámara por el rechazo de la jueza a tomar medidas de prueba | Las querellas y la fiscalía elevaron un recurso por la negativa de la jueza Marrón a secuestrar teléfonos y allanar comisarías de Villarino



La fiscalía y las querellas de la familia y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) acudieron ante la Cámara Federal de Bahía Blanca “en queja” porque la jueza federal Gabriela Marrón volvió a rechazar “por inadmisible” el planteo para que se realicen medidas de prueba en la causa, y cuestionó duramente a los fiscales para que sean “proactivos” y que se “ajusten a la ley”. 

En el escrito al que accedió Página/12, y que lleva a firma de los abogados de Cristina Castro, Adolfo Pérez Esquivel, Margarita Jarque, Carla Ocampo Pilla y Roberto Cipriano García, la CPM aseguró que la magistrada hizo un “impertinente y falaz razonamiento”. Eso, señala el texto, “se verifica un intento de clausura de toda medida probatoria que no refiera estrictamente a la muerte”, y por la defensa “corporativa que (la jueza) hizo de los miembros de la policía sospechados” en la causa. 

Cristina Castro, madre de Facundo, cuestionó a Marrón al señalar que “lo único que quiere es encubrir a los policías”. Castro consideró “nefasto” el fallo mediante el cual la magistrada rechazó casi todas las medidas de prueba solicitadas por los fiscales Andrés Heim y Horacio Azzolin que intervienen en el caso. Una de esas medidas pedía el allanamiento del destacamento policial de Teniente Origone en busca de rastros, y otra que apuntaba al secuestro de unos 50 teléfonos de efectivos de la bonaerense, en busca de establecer las responsabilidades más allá de los cuatro uniformados ya identificados. 

“El rechazo de la jueza surge de una
interpretación sesgada de las constancias de la causa, por lo cual coarta el proceso
investigativo que se encuentra en cabeza de los fiscales y produce un gravamen
irreparable”, dijo la CPM. 

“Denegar las medidas nos impide avanzar sobre la realidad de lo que sucedió el 30 de abril y
a posteriori con Facundo. No hay hoy una teoría acabada de lo sucedido, por lo que no
es posible descartar la hipótesis más robustecida hasta el momento: la hipótesis policial;
menos aún mediante conclusiones que parten de premisas falsas”, indicaron los querellantes. 

Se refirieron así a la “valoración que realizó la jueza respecto de la utilidad y
pertinencia de las medidas solicitadas que parten de un
análisis soslayado y parcial, que torna arbitraria a la resolución: sólo se han tomado en
consideración aquellas constancias que se condecían con la interpretación que la Jueza
tiene de la causa, no haciendo referencia – para aceptar o descartar – todas aquellas
constancias que contrarían a las primeras: las sospechas fundadas que
pesan sobre el personal policial”
.

¿Por qué apelaron?

La CPM advirtió que “si no se concretan las medidas se volverán irreproducibles por el paso del tiempo”, como el allanamiento a la comisaría de Origone para revisar partes no exploradas y aplicar técnicas aún no utilizadas. “La resolución que se ha intentado impugnar lejos está
de argumentar acabadamente la inutilidad o impertinencia de las medidas propuestas, ya
que la Jueza ha desconocido gran parte de la prueba objetiva que sustenta el pedido”, dijeron Jarque, Ocampo Pilla, García, Pérez Esquivel y Luciano Peretto. Para la CPM, esas pruebas serían varias

* Las
vinculaciones entre los agentes policiales.

* La inexistencia de error en el sistema de geolocalización de un móvil policial
de Bahía Blanca ubicado cerca del hallazgo del cuerpo de Facundo
sin motivación alguna.

* El fracaso en el intento de descalificar la capacidad técnica del perito de
parte que se desarticuló frente a los antecedentes respecto de la capacidad de hallar rastros biológicos en circunstancias similares a las de esta causa que poseen los canes
intervinientes. “Se identifica a una persona que había estado 5 meses
desaparecida a partir de la búsqueda de ‘olores testigos humanos'”.

* Los resultados aportados por el Cuerpo Médico de la
Corte que vinculan genéticamente a Facundo con el móvil policial
perteneciente al
Puesto de Vigilancia de Teniente Origone, por un cabello hallado allí.

* “La comprobada vinculación que existe en el caso entre los agentes policiales de
Villarino, Bahía Blanca y sus respectivas cúpulas, aunque no escapa a estas partes que
la enunciación de los titulares de los celulares requeridos en
secuestro expuestos en la resolución de la señora jueza
puso en grave peligro la obtención de la información”. 

Justicia internacional

“El objeto de la presente causa es la desaparición forzada de Facundo José
Astudillo Castro ahora agravada por muerte; cuyas circunstancias de tiempo, modo, lugar y eventual autoría no
han quedado despejadas al momento de requerir la prueba vital para proseguir la
investigación que la Magistrada actuante ha denegado”, señaló la CPM. 

Por eso la entidad recordó que hay expedientes abiertos en los organismos internacionales, ONU y CIDH, ante los cuales el Estado argentino está comprometido. Para la querella de la CPM, Marrón “ha desconocido en su totalidad este marco en un resolutorio
infundado e irrazonable, negador de las evidencias probatorias e indicios vehementes
(como los hallados en sendos patrulleros, los legajos policiales, las declaraciones de
autos, la letra estricta del relevante informe de autopsia, la conclusión infundada y ‘como al pasar’ sobre la declaración de los testigos de identidad reservada
concluyendo sin argumentos válidos que dicha circunstancia no ocurrió donde los mismo señalaron en sus varios y contestes testimonios han declarado sino donde ella
cree que debió suceder, debe alertar a los Señores
Jueces de la Alzada sobre el obstinado interés en negar la prueba que se requiere a ‘cualquier costo'”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Facundo Castro: la Comisión Provincial por la Memoria advirtió que la jueza Marrón busca cerrar la causa | Fiscalía y querellas apelaron el rechazo al secuestro de teléfonos de policías y allanamientos a comisarías de Villarino



Con la firma del premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, y las demás autoridades de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), fue apelada anoche la última resolución en la causa por Facundo Castro. “Para investigar a las fuerzas policiales es necesario apropiarse genuina y
fuertemente de una dimensión de los Derechos Humanos, dado que la violencia criminal que
caracteriza a las policías traduce una masiva violación de los derechos básicos
elementales, del derecho a la vida y la integridad física por cuyo resguardo
nuestro país enfrenta responsabilidad internacional”, dijo el organismo en el texto presentado ante los camaristas federales de Bahía Blanca, y al que accedió Página12

“La decisión (apelada) se funda en una arbitraria y antojadiza interpretación de la prueba y expresa claramente una temprana valoración que sólo puede arrojar un resultado: el cierre de la causa sin conocer la verdad de lo que ocurrió con Facundo”, dijo la CPM sobre la reciente resolución de la jueza federal de Bahía Blanca Gabriela Marrón que rechazó una gran cantidad de medidas de pruebas que solicitaron los fiscales y las querellas de la causa Facundo Astudillo Castro. 

Página12 informó el lunes que los fiscales especiales Andrés Heim y Horacio Azzolin habían elaborado una extensa solicitud de medidas de pruebas, en el marco de elementos consolidados como el hallazgo de rastros de ADN compatibles con el perfil genético del joven de Pedro Luro, entre ellas el secuestro de 50 teléfonos de oficiales superiores de la Policía Bonaerense y el allanamiento de sedes policiales de Villarino. Heim y Azzolin también apelaron ante la Cámara, donde argumentaron que “un Juez no puede hacer una defensa corporativa respecto a los integrantes de la institución policial destinatarios de la medida de coerción que fuera rechazada”. Y los abogados de Cristina Castro se sumaron con su firma al escrito presentado por la CPM.

“Ante la gravedad institucional de este hecho, el Estado tiene la obligación de realizar una investigación profunda, expeditiva y eficaz; sin embargo, la actitud de la jueza Marrón es diametralmente opuesta, y de seguir este camino sólo será garantía de impunidad”, dijo el organismo de derechos humanos provincial, que es querella institucional en esa causa en su carácter de Mecanismo Local de Prevención de la Tortura. Esta magistrada se había expresado en duros términos en su resolución de rechazo de las medidas. A su criterio, Facundo nunca pasó por las comisarías de Mayor Buratovich, Teniente Origone o ninguna otra; y consideró que los policías no pueden ser “chivos expiatorios”, que no pueden ser “perseguidos por su condición de policías” porque eso “reeditaría una persecución de clase inaceptable en la evolución democrática de nuestro país”.

La familia de Facundo y los abogados de Cristina Castro, junto a la querella de la CPM y a los fiscales Heim y Azzolín entienden que “con las pruebas que existen en la causa Facundo Astudillo Castro la hipótesis más robusta sigue siendo la desaparición forzada seguida de muerte”. Sobre la base de ese material probatorio, los fiscales pidieron el secuestro de los teléfonos celulares de los policías superiores de los agentes vinculados a la investigación y el allanamiento de destacamentos policiales donde se encontraron objetos pertenecientes a Facundo Astudillo Castro, además de un rastro humano compatible con el perfil genético del joven. 

“A pesar de la enorme pertinencia de este pedido, fundado en pruebas ya existentes en el expediente, la jueza Marrón rechazó una gran parte de las diligencias solicitadas por los fiscales y las querellas”, dijo la CPM al informar que “la decisión fue apelada ante la Cámara Federal”. Y advirtió que “la actitud de la jueza pone en peligro el curso de la causa y es casi una declaración de sentencia que será garantía de impunidad”. La abogada Margarita Jarque, que interviene en el expediente, dijo que “cuando se investiga delitos de gravedad institucional, como la desaparición forzada de personas, las recomendaciones internacionales y las reglas y principios procesales de la normativa nacional obligan a las y los funcionarios judiciales a adoptar medidas que promuevan una investigación profunda, expeditiva, eficaz y respetuosa de las víctimas; todo lo contrario a lo que está haciendo la jueza Marrón”. Por su parte, la familia evalúa la recusación de la magistrada e incluso una denuncia penal.

La CPM fundamentó su crítica al decir que “denegar las peticiones probatorias de los fiscales tiende a establecer una peligrosa brecha entre la verdad material y la verdad judicial”. Y agregó que “en la arbitrariedad de sus decisiones llega a cuestionar la palabra de Cristina, la mamá de Facundo, víctima y querella en la causa”. Y “se pronuncia para desacreditar al perito adiestrador canino Marcos Herrero, y de esta manera busca restar valor a dos pruebas claves de la causa: el amuleto hallado en el puesto de vigilancia de Teniente Origone y un pedazo de turmalina encontrado en un patrullero de la Policía Local de Bahía Blanca, el mismo que el 8 de mayo, sin razón alguna y alejado decenas de kilómetros de su radio de circulación, estuvo en la zona donde posteriormente fueron hallados los restos de Facundo”.  



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Que parezca un accidente | La muerte de Facundo Castro



Los primeros comentarios sobre la historia de Facundo, para qué negarlo, fueron “qué pibe … salió sin permiso, a dedo, con tal de ver a la novia”. Pasaron los días, el pibe no aparecía y las piezas empezaban a encajar en los patrones de lo sucedido con otras víctimas de la Policía Bonaerense, y en el modus operandi de esa fuerza en historias locales parecidas, por caso el femicidio de Katherine Moscoso, enterrada viva en un médano de Monte Hermoso. Fue así que un organismo de plural conformación como la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) decidió acompañar a la familia querellante. Las cifras de víctimas de violencia policial crecieron tras el inicio del aislamiento social preventivo obligatorio, de lo cual dio cuenta Página12. Éste es el contexto de lo que le pasó a Kufa, como llamaban sus amigos al joven de 22 años que vivía en Pedro Luro. El ex cuñado de Facundo, –que denunció haber sido apretado por la policía para que se autoinculpara y por ese hecho hay una causa penal–, afirma que durante la cuarentena “había una cacería” en esa zona de la provincia de Buenos Aires.

Facundo y sus compañeros de Semillero Cultural y Jóvenes y Memoria (un programa de la CPM) fueron hostigados por la policía local durante años. Luego de buscarlo en todos los lugares y con todas las personas que frecuentaba, su madre Cristina Castro Alaniz acudió a la comisaría de Pedro Luro, donde no le tomaron la denuncia. “Está de putas en Origone”, dijeron un día. “Déjese de joder, su pendejo ya tiene 22, está en Bahía con la novia”, contestaron otro día. Finalmente el 5 de junio se abrió una causa en el fuero provincial, basada solo en testimonios de policías y cuestionada por sus dilaciones.

Los Castro afirman que ahí comenzó el encubrimiento policial y judicial. El fiscal federal Santiago Ulpiano Martínez –quien como juez sostuvo la impunidad para Vicente Massot en la causa por delitos de lesa humanidad en Bahía Blanca– quiso sacarle a Cristina sus abogados. Partes del ocultamiento son pruebas de la causa federal: la desactivación del sistema de mensajería y el borrado de mensajes entre los policías y sus jefes, los informes de lectoras de patentes denunciados como apócrifos y las amenazas del subcomisario Pablo Reguillón a uno de los abogados, entre otros. Si las policías de Bahía Blanca hubieran sido colaborativas, ¿por qué Cristina pediría a la ministra Frederic que “mande gente de su confianza”?

Tras la difusión de los resultados de la autopsia a los restos óseos de Facundo, los fiscales de la causa Santiago Ulpiano Martínez, Andrés Heim y Horacio Azzolin emitieron un comunicado oficial en el que ratificaron el rumbo inicial. “En el marco de la hipótesis que constituye el objeto procesal de la causa, es decir, la posible desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro, se acordó continuar y profundizar la pesquisa”, dijeron. Días antes de la autopsia, Página12 consultó a una alta fuente de la causa sobre la hipótesis del “accidente”. La respuesta fue que aún no fue descartada pero no es la principal, la desaparición forzada es la primordial.

Las mismas voces que mencionan la posible muerte accidental de Facundo son las que insistieron al principio con que había sido víctima del entorno de la ex novia, incluso que estaba con vida, como el intendente de Villarino que mencionó una supuesta trama “narco”. Son las mismas que siguen hablando de suicidio. “Facundo tenía un proyecto de vida, militaba por los derechos humanos, Estela de Carlotto era su referente”, dijo la perito de la familia Virginia Creimer. La fuente consultada afirmó que el suicidio “nunca fue una hipótesis”, sin embargo esa posibilidad se sigue escuchando en televisión.

En la junta de peritos en la ex Esma, hubo mayoritaria insistencia en que el cuerpo de Facundo “no tiene lesiones de golpes de terceros”. Para la familia significa que, entonces, “tampoco tiene lesiones de golpes por un accidente, sino ¿cómo accidentarse sin lastimarse”. Una vez más escuchamos “se ahogó solo” como equivalente a “se cierra la causa”. La familia de Facundo sostiene que lo mataron, pero lejos está de pretender el cierre de la investigación. Por el contrario, afirma que nuevos indicios están madurando sobre la base de la certera identificación de uno de los sospechosos. Así, el resultado de la autopsia no clausura la causa, es un punto de inflexión.

Debatir si la testigo tal le dio galletitas a la persona que levantó en la ruta pero no le preguntó su nombre, –cuyos dichos aún siendo veraces fueron aportados por la propia fuerza sospechada–, distrae la atención y naturaliza que aparezcan huesos en un cangrejal inhóspito, de Facundo y de dos NN, una zapatilla idéntica a la que calzaba en su última foto junto al patrullero del oficial Sosa, al lado de su esqueleto sin manos, junto a huellas de una 4×4. “Un mes más tarde apareció la ropa que Facundo vestía el 30 de abril cuando desapareció, sus teléfonos, mojados pero no destruidos, y nadie hizo un escándalo, van a seguir plantando el DNI, la otra zapatilla y hasta sus manos”, dijo un experimentado colega. Si nos podemos acostumbrar a ésto, estamos arruinados.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Facundo Castro: la fiscalía continuará trabajando sobre la “posible desaparición forzada” | Lo anunció tras el encuentro con la familia y luego de los resultados de la autopsia



“En el marco de la hipótesis de trabajo que constituye el objeto procesal de la causa, es decir, la posible desaparición forzada seguida de muerte de Facundo Astudillo Castro, se acordó continuar y profundizar la pesquisa”. Esto resolvieron los fiscales Santiago Ulpiano Martínez, Andrés Heim y Horacio Azzolin, tal como comunicaron en el sitio Fiscales.gob, en el cual también informaron que “contextualizarán los resultados de la autopsia sobre los restos de Facundo Astudillo Castro, que fueron dados a conocer este jueves e indican que la muerte se produjo por asfixia por sumersión –ahogamiento–, con los demás elementos incorporados a la causa e informes de diferentes organismos cuya producción se encuentra en curso”. El anuncio surgió luego del encuentro con la mamá de Facundo, Cristina Castro Alaniz, y los abogados de la querella, en el que analizaron e intercambiaron opiniones y puntos de vista respecto de los resultados al que arribó el equipo interdisciplinario que llevó a cabo la autopsia sobre los restos de Facundo.

La fiscalía manifestó cautela y expresó que los resultados del informe serán valorados en conjunto con los demás elementos de la investigación sobre los que se están trabajando y otros que están pendientes, en especial los relativos al análisis de los teléfonos celulares secuestrados, del posicionamiento de los móviles policiales y de estudios oceanográficos que se van a realizar en la zona. Algunos de esos elementos fueron revelados por Página/12, tales como las conversaciones entre los policías, y este jueves surgió en la conferencia de prensa que dio la madre de Facundo con sus abogados y su perito que a partir de que el análisis de los teléfonos de los uniformados pasó a manos de la DATIP (Dirección de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal) que depende de la Procuración se obtuvieron muchos más datos de validez para la causa. 

En el primer comunicado de la fiscalía, emitido luego del hallazgo del esqueleto sin brazos que perteneció a Facundo, los fiscales marcaron que las decisiones que tomarían en la investigación “giran en torno a la desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro seguida de muerte, con las connotaciones y particularidades que este tipo de causas conllevan y el trágico desenlace que, finalmente, se acreditó”. En la definición internacional de “desaparición forzada”, esas “particularidades” aluden a un crimen pluriofensivo que, se presume, fue cometido por órganos dependientes de un estado.

En las próximas semanas comenzarán a aparecer los resultados del ADN en los efectos personales de Facundo que aparecieron en la mochila, los cabellos encontrados en los móviles policiales, nuevas testimoniales y procedimientos, y los resultados de los peritajes de los teléfonos de Facundo sumado a la profundización del análisis de las comunicaciones entre los policías. Fuentes de la causa explicaron a Página/12 que la hipótesis del accidente ya estaba muy debilitada aun antes de los resultados de la autopsia, aclararon que no fue descartada del todo pero afirmaron que la principal sigue siendo la desaparición forzada seguida de muerte. Por su parte, la querella particular dijo a este diario que no descartan la posibilidad de pedir una nueva autopsia, o de impugnar la que se realizó, luego de estudiar dos teras de documentación.

Los representantes del Ministerio Público Fiscal participaron el jueves del acto en el que se notificó el informe integrado de los estudios periciales realizados al cuerpo hallado en la zona conocida como Villarino Viejo y escucharon a las y los peritos intervinientes. La autopsia había sido realizada el 25 de agosto por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), el Cuerpo Médico Forense (CMF), el Conicet, las universidades de Quilmes (Unqui) y del Centro (Unicen) y la perito de parte Virginia Creimer. 

La causa judicial cobró una nueva dinámica con la llegada de Azzolin y Heim –titulares de la Unidad Especializada en Ciberdelincuencia (Ufeci) y subrogante de la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones de Bahía Blanca, y de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), respectivamente– quienes fueron designados a fines de agosto para intervenir en forma conjunta o alternada con Martínez. Una de sus primeras resoluciones fue poner a disposición el expediente judicial de manera digital para las partes, teniendo en cuenta las quejas de la familia por el trato dispensado con anterioridad por Martínez, a quien recusaron dos veces.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Cristina Castro: “El caso no se cerró” | La madre de Facundo dijo que el informe pericial no cambia su postura: “Lo mató la Policía Bonaerense”.



“Para los que dicen que acá se cerró el caso, les digo que no. Esto recién empieza. Facundo no se suicidó, Facundo no tuvo un accidente; a Facundo lo mató la policía bonaerense”, dijo Cristina Castro, su mamá, durante la conferencia de prensa organizada por Amnistía Internacional, luego de que se conociera el informe de la autopsia que la perito de parte firmó en disidencia. Tanto la madre del joven, como sus abogados, Leandro Aparicio y Luciano Peretto, y la representante de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, insistieron en que “se trató de una desaparición forzada seguida de muerte”, y que hay pruebas que “se van a dar a conocer que van a confirmar y robustecer”, esta hipótesis.

La conferencia la abrió la perito Virginia Créimer, quien en primer lugar cuestionó la junta de peritos forenses que se realizó durante la mañana del jueves en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la ex Esma, en la que se entregó el informe final a la jueza del caso, María Gabriela Marrón. Sostuvo que se trató de un “falso ateneo de perites” ya que la norma establece que “las reuniones tienen que ser secretas y para la discusión de los distintos temas para llegar a una conclusión, en la que puede o no haber consenso”.

Sin embargo, denunció que cuando se presentó, “ya había un informe realizado, conformado, con sus consideraciones y conclusiones que claramente había sido acordado entre las otras partes, impidiendo que la querella ejerciera su derecho a una discusión sobre los conceptos tanto científicos como no científicos que se virtieron en el informe”. A pesar de esto, señaló que el informe llegó a la conclusión que la querella ya habían anticipado hace 40 días: que “Facundo murió de forma violenta por asfixia”.

Más tarde, durante la ronda de preguntas, sostuvo que la hipótesis es que Facundo murió “por un politraumatismo que puede o no haber incluido un submarino húmedo, o politraumatismo y descarte” del cuerpo en el cangrejal como “hace la (policía) rosarina que revienta a golpes a los pibes y los tira al Paraná”.

Los abogado dijeron que hay “muchas cosas” que no pueden decir todavía por cuestiones procesales, pero que claramente apuntan a “que fue la Bonaerense la que desapareció a Facundo”. Peretto dijo que “lejos de lo que cierto sector de la administración de poder quiere, tiene que quedar como conclusión que Facundo encontró la muerte de forma violenta”. Y remarcó que “la hipótesis del suicidio es inviable, nadie hace 120 kilómetros a dedo para suicidarse en un cangrejal. Y no existe indicio de que haya tenido un accidente. Todo debe ser analizado conforme el enorme universo probatorio que obra en la causa que lo vincula a la policía bonaerense”.

En tanto, la madre del joven apuntó contra el intendente de Villarino, el gobernador de la provincia de Buenos Aires y el presidente de la Nación como responsables políticos de la desaparición forzada. “Le guste a quien les guste y le moleste a quien le moleste. La policía es una institución, pero pertenece tanto al Municipio como a la Provincia y Nación”, señaló.

Tras sostener que hacía tiempo que no tenía contacto ni con el presidente ni con el gobernador, en su última intervención por Zoom dijo: “Acabo de cortar al presidente de la Nación una llamada para seguir en la conferencia”, y agregó que “el mensaje (a quienes la escuchaban) es que mientras se nos negó un habeas corpus porque estábamos siendo hostigados” por la policía bonaerense, “a ellos los están cuidando, cuando sabemos que son los violentos”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Facundo Castro: el informe final sostiene que murió en forma violenta pero no puede determinar si fue asesinado | El informe fue enviado por la jueza del caso a los medios



La junta de catorce peritos y peritas forenses que intervinieron en la autopsia de Facundo Astudillo Castro, que había comenzado poco después de las 9, culminó alrededor de las 12 en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en la ex Esma sin que haya un criterio unificado entre los expertos sobre las conclusiones del análisis del cuerpo del joven, que desapareció el 30 de abril cuando dejó su casa de Pedro Luro, fue detenido por la policía por circular sin permiso en medio del ASPO, y cuyo esqueleto fue encontrado el 15 de agosto en un cangrejal de Villarino Viejo. Los resultados “permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Facundo José Astudillo Castro seprodujo por asfixia por sumersión (ahogamiento). La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de la muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica)”. El avanzado estado de esqueletización del cadáver impide determinar si fue accidente, homicidio o suicidio, dice el informe final.

Los resultados de la autopsia deberían indicar la data, el lugar y la causa de la muerte, sin embargo la perito de la familia Castro dijo que “el informe pericial no explicó qué hicieron con él”. La perito de la familia, Virginia Creimer, sostiene que lo mataron y por ese motivo firmó en disidencia. El informe concluye que “Del estudio forense no surgen elementos que permitan suponer que los restos humanos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo durante el intervalo postmortem consignado”.

Además de los expertos y expertas que se reunieron a puertas cerradas –cinco forenses del EAAF (perito oficial), cinco del Cuerpo Médico Forense (CMF) de la Corte Suprema de Justicia, una perito del Conicet y tres de la Universidad Nacional del Sur, y Virginia Creimer, perito de las querellas y referente de la Consultora Pericial de Ciencias Forenses– acudió a la ex Esma la jueza federal María Gabriela Marrón a cargo de la causa, la abogada querellante por la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) Margarita Jarque, y el fiscal especial Horacio Azzolín, designado junto al fiscal de la Procuvin Andrés Heim para formar equipo con el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, recusado por la familia en dos oportunidades.

La querella particular había señalado que en los veinte cuerpos de la causa hay “fallas de origen”, lo que dificulta aún más el hallazgo de la verdad. 

“A Facundo lo mataron, por eso firmé en disidencia. Fue una muerte violenta por asfixia por sumersión, por la presencia de las diatomeas en los espacios analizados, la data de muerte serían 28 días según los tafónomos, pero el entomólogo dijo 40 días y estoy más cerca de él”, dijo a Página12 la perito de la familia Virginia Creimer.

 Por este motivo, a las 18 Cristina Castro, sus abogados Leandro Aparicio y Luciano Peretto, junto a Margarita Jarque de la Comisión Provincial por la Memoria como querella institucional, darán una conferencia de prensa organizada por Amnesty Argentina. “Tuvimos un problema importante porque a la odontóloga le bajaron una línea violenta que se desdijo sobre el “diente rosa” cuando ya había dicho que fue un fenómeno vital, es decir que lo golpearon en vida”, explicó la perito a este diario. “Ese es uno de los puntos que quisieron voltear, el pink teeth, que es un fenómeno vital que a veces se da post morten y otras en vida, por eso la miré a los ojos a la odontóloga y le dije ‘vos me enseñaste en el caso de Franco Casco que la tinción de los dientes es un fenómeno vital y ahora decís que es post mortal’, y aterrada me dijo ‘puede ser peri mortem’, le respondí que ‘eso puede ser antes, durante o después de la muerte, no es lo escribiste’, y de nuevo saltaron todos les demás perites para que se desdijera. Si el fenómeno aplicaba para Casco que ese signo fuera vital aplica también para Facundo, en ese momento la codearon sacó unas hojitas y leyó que la bibliografía dice que en más de 200 casos puede ser post mortem”, explicó Creimer. 

La médica forense precisó que otra de las razones de su firma en disidencia fue porque el informe oficial menciona que no hubo intervención de terceros en la muerte de Facundo. “Mi planteo fue que tampoco se puede afirmar lo contrario, en ese momento me acusaron de bajar línea y me pidieron que justifique con bibliografía, a lo cual respondí que voy a escribir mi posición como perito de la familia y lo demás se debatirá en un juicio oral”, relató. Cabe destacar que la disidencia no consta en el informe que difundió el juzgado a los medios, sí en la versión completa integrada del EAAF.

La firma en disidencia es lo que va a permitir a las querellas seguir discutiendo en la causa y evitar que las conclusiones de la autopsia sean equiparadas al cierre de la misma, como ocurrió en el caso de Santiago Maldonado



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

La autopsia de Facundo Astudillo Castro: qué dice el informe | El estudio de los peritos que difundió la jueza María Gabriela Marrón



La Jueza federal de Bahía Blanca, María Gabriela Marrón, recibió el informe integrado de los estudios de la autopsia realizada el 25 de agosto a Facundo Astudillo Castro que le presentó el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Según el texto difundido por la propia magistrada -firmado en disidencia por Virginia Creimer, perito de la familia-, los principales resultados son que:

• Los restos analizados, hallados el día 15 de agosto de 2020 en la zona del canal denominado “Cola de Ballena”, en las inmediaciones del área conocida como “Villarino Viejo”, provincia de Buenos Aires, pertenecen a Facundo José Astudillo Castro de acuerdo al proceso de identificación que combinó el análisis antropológico forense, médico forense, odontológico forense y genético forense.

• Los resultados del estudio biológico llevado a cabo en médula ósea determinaron la presencia de un número significativamente alto de restos de diatomeas (algas microscópicas), coincidentes con las de las muestras ambientales de agua y sedimentos tomadas en el lugar del hallazgo.

• Dichos resultados permiten aseverar, con el rigor científico necesario, que la muerte de Facundo José Astudillo Castro se produjo por asfixia por sumersión (ahogamiento). La sumersión (mecanismo asfíctico) es la causa de muerte por obstrucción de la vía aérea por el ingreso de líquidos durante el proceso de respiración bajo el agua, generando el ahogamiento (asfixia mecánica).

• El fenómeno “Pink Teeth” (diente rosado o coloración rosada por transparencia del esmalte) observado en las piezas dentales anteriores del maxilar inferior, debe ser considerado orientador pero inespecífico para establecer causa de muerte.

• Respecto al signo del diente rosado con relación a la causa de la muerte, descrito por la odontología forense en casi 200 años de investigación, los distintos autores han concluido que su presencia en forma aislada debe ser considerado orientador pero inespecífico para establecer causa de muerte, ya que puede hallarse en patologías infecciosas (fiebre tifoidea), en alteraciones de la hemoglobina (porfirias congénitas), en alteraciones químicas con cambios bruscos de presión (accidentes aéreos), como fenómeno postmortem en cuerpos hallados en ambientes fríos y húmedos, o en muertes violentas por asfixias mecánicas o químicas (ahogamiento, estrangulación, intoxicación por monóxido de carbono). Sin embargo, asociado a la presencia de diatomeas en médula ósea, complementa la condición de una asfixia por sumersión.

• El hecho de que la identificación de los géneros y especies de diatomeas halladas en la médula sean coincidentes con las recuperadas en muestras de agua y de sedimentos recogidos en el lugar del hallazgo de los restos es altamente indicativo de que se trata del medio en el cual se produjo la muerte.

Se trató de una muerte violenta, por no ser natural. El avanzado estado de esqueletización del cadáver limitó las posibilidades de conocer el modo de la muerte, no pudiendo la ciencia forense determinar con rigor científico si se trató de uno u otro modo de muerte violenta: suicida, homicida o accidental.

• Los restos óseos estudiados no presentaban lesiones vitales, de origen traumático, ni otras antemortem (previas a la muerte).

• En las diferentes piezas óseas observadas, y mediante el estudio de imágenes radiográficas, no se evidenciaron estructuras de densidad metálica, similares a elementos que puedan corresponderse con aquellos que producen injurias o lesiones (como por ejemplo proyectiles de arma de fuego, segmentos de arma blanca, entre otros).

• No se observaron cambios de coloración, u otros signos, en los huesos bajo estudio compatibles con el uso de sustancias ácidas, alcalinas o por exposición a una fuente emisora de calor.

No se observaron signos de participación de terceras personas sobre los restos estudiados.

• Todas las lesiones y pérdida de algunas piezas dentales que presentaban los restos estudiados son postmortem (posteriores a la muerte), producto de depredadores y exposición medioambiental.

• El tipo, intensidad y tamaño de las modificaciones identificadas en los diferentes restos óseos analizados indican la acción de carnívoros de la familia de los cánidos de pequeño tamaño. De acuerdo a la fauna presente en el área, el zorro pampeano o gris constituye el principal agente que afectó al cuerpo.

• El patrón de ausencia de algunas partes del cuerpo de pequeño tamaño y de destrucción parcial de algunas partes de los elementos presentes es el esperado para la acción del zorro pampeano.

• La desarticulación y desplazamiento de ambos miembros superiores (uno de ellos hallado a 73,9 metros del cuerpo) y del miembro inferior derecho fue producida por este mismo cánido.

• Las marcas y fracturas producidas por carnívoros se produjeron con posterioridad a la muerte siendo, en consecuencia, no vitales. Presentan un patrón compatible con un acceso inicial a un cuerpo con presencia de órganos y tejidos blandos.

• Los hallazgos relacionados con la preservación y dispersión de los restos humanos son consistentes con procesos tafonómicos provocados por agentes medioambientales y bióticos (fauna) de la zona donde fueron encontrados.

• El cuerpo hallado en este ambiente habría estado sujeto -además de a la acción de animales carnívoros- a la fluctuación de agua por las mareas, la presencia de invertebrados (cangrejos) y aves, entre otros. Esta dinámica posiblemente generó el movimiento del cuerpo y la pérdida de las prendas de vestir.

•El intervalo postmortem estimado, es decir el tiempo mínimo transcurrido entre la muerte y el hallazgo, sería no menor a 30 días determinados por tafonomía (acción del ambiente) y entomología (micro fauna asociada a los restos); siendo el tiempo máximo estimado del período transcurrido desde la muerte mayor, pero no pudiendo determinarse científicamente.

Del estudio forense no surgen elementos que permitan suponer que los restos humanos hayan estado en otro ambiente distinto al del hallazgo durante el intervalo postmortem consignado. Todo lo descrito se encuentra fundamentado en los hallazgos, análisis y estudios complementarios realizados en los restos óseos de quien en vida fuera Facundo José Astudillo Castro por los peritos que participaron de la autopsia y firmaron el Informe integrado recibido por el juzgado: Dr. Luis Fondebrider (Antropólogo Forense, Director ejecutivo del EAAF), Lic. Analía Simonetto (Antropóloga Forense, Coordinadora del Laboratorio de Antropología Forense del EAAF), Dra. Mercedes Salado Puerto (Bióloga y Antropóloga Forense, Coordinadora de Identificación del EAAF), Dr. Luis Alberto Bosio (Médico Forense del EAAF); los peritos del Cuerpo Médico Forense (CMF) Dr. Roberto Cohen (Médico Forense, CMF), Dr. Alejandro Rullan Corna (Médico Forense, CMF), Dra. Marta Maldonado (Odontóloga Forense, CMF), Dr. Jorge Pereyra (Radiólogo Forense, CMF), Lic. Mariana Selva (Antropóloga Forense, CMF); y los especialistas propuestos por el EAAF, Dra. Nora Irene Maidana (Laboratorio de Diatomeas Continentales del CONICET), Dr. Néstor Centeno (Entomología Forense de la Universidad de Quilmes), los especialistas en tafonomía, Dra. María Amelia Gutiérrez (Ciencias Naturales de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires, UNICEN), Dra. María Clara Álvarez (Arqueóloga, UNICEN) y el Dr. Cristian Ariel Kaufmann (Ciencias Naturales, UNICEN); y la perito de parte Dra. Virginia Creimer, consultora en Medicina Legal.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Facundo Castro: presentan el informe final de la autopsia   | Comenzó la junta de peritos



Los peritos que intervinieron en la autopsia de Facundo Astudillo Castro están reunidos y al término de su encuentro presentarán el “informe integrado” con los resultados de la misma. El comienzo de la reunión fue confirmado a Página|12 por tres fuentes de la causa, quienes agregaron que la junta o ateneo se realiza en la sede del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) de Núñez. Por la tarde, la familia y sus abogados darán una conferencia de prensa.

El examen anatómico del cadáver del joven que estuvo desaparecido desde el 30 de abril –cuando salió de su casa y al menos dos veces fue detenido por policías por circular sin permiso en medio del ASPO– se había realizado el 25 de agosto en presencia de la jueza federal de Bahía Blanca Gabriela Marrón y la madre de Facundo, Cristina Castro. Por la tarde, la familia dará una conferencia de prensa.

Hasta la sede del EAAF en la ex Esma llegó la magistrada, así como también la querella de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM). Al finalizar el encuentro que podría durar varias horas el juzgado de Marrón emitiría un comunicado con las conclusiones.

Por tratarse de un caso de desaparición forzada de persona y de una muerte en custodia a manos de una fuerza policial es fundamental que se apliquen las reglas establecidas por el protocolo de Minnesota, entre ellas, el análisis forense contextualizado con los datos que surgen de la investigación judicial. Los peritos de las diferentes especialidades convocados presentarán sus informes y al EAAF como perito oficial le cabría el rol de integrarlos. En principio, una de las fuentes expresó que la reunión no funcionaría como un debate sino que se integrará el resultado de cada especialista a un informe conjunto.

Sin embargo, no es esa la mirada de la querella particular. “Un ateneo médico legal o forense es la reunión establecida por las justicias nacionales y provinciales, a través de sus códigos de procedimiento, para que todes les perites que intervinieron se junten a discutir en un marco científico cuáles son los hallazgos y las conclusiones a las que se puede llegar”, explicó a Página12 la perito de la familia, la médica y criminalista Virginia Creimer. “Lamentablemente el ejercicio que hace en nuestro país la ciencia forense estatal se circunscribe sólo a las cuestiones de laboratorio sin tener en cuenta lo actuado en la causa, es como si en los ateneos médicos en los hospitales fuéramos sin haber estudiado la historia clínica del paciente”, graficó.

“Se considera buena práctica mantenerse aislades de la instrucción de una causa penal, pero el protocolo de Minnesota establece claramente que la autopsia debe ser contextualizada, y eso no se puede hacer si no se conoce la evaluación criminalística del lugar del hecho, el relato de los hechos, las condiciones de la denuncia, los pasos intermedios de la investigación por parte de los operadores del Poder Judicial, incluso si son fuerzas de seguridad”, sostuvo la médica.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Facundo Castro: la policía de Buratovich tenía orden judicial de no enviar más actas por violar la cuarentena | Con ese dato la familia del joven confirma la irregularidad de la detención



Mientras las partes aguardan las conclusiones de la autopsia de Facundo Astudillo Castro que se conocerán el jueves 1, la causa sigue activa y con nuevas pruebas presentadas por la querella particular que apunta a la hipótesis de la desaparición forzada del joven, que el 30 de abril salió de su casa en Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca, fue detenido al menos dos veces por policías bonaerenses y nunca llegó a su destino. En el listado de personas a quienes la policía labró infracción por circular sin permiso en el aislamiento social obligatorio y preventivo contra el Coronavirus, entre el 2 de abril y el 3 de mayo no aparece el nombre de Facundo. Página|12 pudo saber que las autoridades de la comisaría de Mayor Buratovich nunca enviaron a la justicia el acta correspondiente a la detención de Kufa, como le decían, y esto fue posible porque ante el recrudecimiento de la pandemia la justicia de Bahía Blanca se vio desbordada de expedientes derivados de la violación al artículo 250 del Código Penal –que penaliza a quien propague una epidemia– y ordenó a la policía que “no manden más papeles hasta que termine la cuarentena”, tal como consta en el expediente.

Hubo un episodio de violencia policial en Bahía Blanca que podría haber provocó tal actitud, según el relato de un testigo aportado a la causa que mantuvo un diálogo con uno de los responsables de las comisarías de Villarino. El lunes 13 de abril a la madrugada Luciano González y su pareja sacaron a su perro para que hiciera sus necesidades, y fueron golpeados por policías, quienes los mantuvieron detenidos sin dejarlos hacer una llamada y sin atención médica. 

“Cuando se pudrió … viste el
quilombo que hubo en Bahía Blanca del vago que sacó a pasear al perro y lo
masacraron a palo los vigis (sic), dos días después nos
citan a la departamental los 40 oficiales jefe de toda la jurisdicción de Bahía
Blanca … muchachos acta modelo, es ésta ya se las mando, completa con los
datos, se notifica abajo el tipo, copia de la imputación y nos vemos, que siga
caminando”, contó el subcomisario Pablo Reguillón a un vecino sobre las directivas que tenían durante el período investigado en la causa por Facundo. Se trata del policía que fue denunciado por amenazas por el abogado Luciano Peretto.

De ese diálogo –cuya desgrabación fue presentada como prueba y que fue ratificado en declaración testimonial por su interlocutor– surge que el subcomisario conservó todas las actuaciones de esos días en la dependencia policial, y que él mismo se comunicó con el secretario de la fiscalía federal de Bahía Blanca, porque cuando acudió la familia de Facundo a hacer la denuncia el acta no estaba en manos de la justicia. “Yo tengo actuaciones de este pibe por el 205 que ahora está denunciado por averiguación de paradero”, le dijo el subcomisario al secretario de la fiscalía. Luego envió los documentos pero “el vigi fue y no se las recibieron”, de modo que terminó haciéndoselas llegar por WhatsApp. “Vino la familia, ya había empezado con esto de la desaparición forzosa, y los papeles no los tengo. Le mande el sumario para que tenga de qué hablar el tipo porque sino estaba asustado que no sabía un carajo, no sabía ni la hora que habíamos hecho el procedimiento, esa es la realidad. Porque en un punto nos dijeron Hey no nos llamen mas por estas infracciones”. 

De hecho, cuando Cristina Castro y sus abogados acudieron ante la fiscalía federal de Santiago Ulpiano Martínez, el fiscal no tenía el acta sobre la detención de Facundo en la ruta 3, a las 10 del 30 de abril. Recién apareció allí el 26 de junio, cerca de las 14.15, tal como relata Reguillón. Tampoco estaba en ese expediente la foto de Facundo frente al patrullero del oficial Mario Sosa, difundida por La Brújula el mismo día que la causa salió del fuero provincial. En ese expediente sí estaba la imagen del joven de espaldas a la cámara, con las manos entrelazadas por delante, la misma que apareció recuperada de los mensajes borrados del teléfono de la oficial Jana Curuhinca.

“No más papeles”

En otro tramo de la larga conversación, el policía Reguillón, ex jefe de la comisaría de Mayor Buratovich, había dicho que “las directivas del juzgado federal fueron no manden más papeles hasta que no termine la cuarentena porque primero pidieron los papeles y cuando nos quisimos acordar acá nomas en el Partido de Villarino teníamos 1500 causas”. El subcomisario explicó al vecino que “las directivas nuestras al principio eran: Te agarraban cometiendo la infracción, trasladaba a la dependencia, se hacían las actuaciones, informe médico, juego de fichas, constatación de domicilio con un familiar que diga si realmente vive donde dice que vive”. Pero eso cambió a partir de la repercusión mediática que tuvo la agresión policial a González y su pareja. “En ese contexto la gente nos cuestiona
… Eh pero si estaba rompiéndola la cuarentena ¿por qué no lo llevaron a la casa? Vos te imaginas que tenga que hacer de remise de cada tipo que esta rompiendo la cuarentena, arrancamos mal”, se quejó Reguillón.

La querella particular de la familia Castro había dicho al presentar este testimonio, que sus dichos “aclaran las causas del irregular procedimiento de los policías Sosa y Jana Curruhinca, que, hasta el momento, no han sido imputados ni siquiera por esto”. 

Del listado de las 47 personas que fueron infraccionadas por la comisaría que dirigía Reguillón, aportado al expediente al que tuvo acceso Página|12, hay un alto porcentaje de origen boliviano, y también personas que no son oriundas de la localidad, en la mayoría jornaleros, y se advierte un cambio en la metodología desde el 20 de Abril. Además, los informes están incompletos, en algunos casos faltan los informes médicos. Y también se observa disparidad de criterios respecto de un Juzgado al otro, de los dos federales de Bahía Blanca. Salvo un joven con marihuana y dos con una camioneta, no hay nycs (nacidos y criados). En la imagen queda en evidencia que no hay acta oficial judicial el 30 de abril, cuando Sosa y Curuhinca detuvieron a Castro quien iba a dedo y sin permiso de circulación hacia la casa de su ex novia, en Bahía Blanca.



Fuente link: