Categorías
Argentina Deportes

Las razones que llevaron a la AFA a romper el contrato con la TV | Un combo que incluye más dinero, cuestiones legales y conflictos de intereses



El fútbol argentino siempre se rigió por el sálvese quién pueda. Si se aplica el parámetro del tamaño (en ingresos, convocatoria, capacidad de lobby) Boca y River tienen más posibilidades de salvarse. Los demás clubes vienen lejos detrás, en un degradé donde Racing o Independiente pesan mucho más que Arsenal –ya sin Julio Grondona– o Defensa y Justicia. Aún divididos, casi todos -menos los dos de mayor audiencia, Estudiantes y Talleres – votaron el viernes rescindir un contrato clave para la AFA: es el que mantenían con la corporación Disney por los derechos de TV y que finalizaba en 2022. 

¿Qué llevó a la mayoría a tomar esta medida, firme pero osada, si se toma en cuenta la docilidad histórica que siempre tuvo la dirigencia con los dueños del negocio televisivo? Una es elocuente: el fútbol no cobraba lo suficiente por un contrato en pesos que se fagocitó una devaluación imparable. La otra es de orden legal: la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) rechazó la fusión entre Disney y Fox, dueños del 50 por ciento del convenio firmado en 2017 para transmitir los partidos. La otra mitad la tiene Turner, tan estadounidense como aquellas y que ahora se convertirá en la gran ganadora. Hasta ahí todo parece legítimo. Oferta y demanda; pero también deslealtad comercial –como aduce la AFA– porque no se la notificó del control casi monopólico que hubieran gozado las dos primeras cadenas cartelizadas. Tal vez los dirigentes temían la repetición de experiencias negativas del pasado.

Este conflicto de intereses dejó en evidencia cómo funciona el mercado cuando el Estado se corre o interviene, según quién gobierne. Hace tres años y en plena pandemia económica macrista, los clubes quedaron a la intemperie, sometidos cómo estaban a políticas que arrasaban derechos de personas o instituciones. El 24 de febrero de 2017, 68 de los 70 representantes en la asamblea de la AFA dieron de baja el programa Fútbol para Todos y salieron a buscar socios para venderles los derechos de TV. Desde la Casa Rosada no les habían dejado otra salida. No se pondría más un peso bajo el argumento de que “el dinero iría a la construcción de escuelas y hospitales” (sic). Tampoco –hay que decirlo– hubo gestos notorios de rebeldía. Apenas una abstención y un representante que se retiró de aquella asamblea a la hora de votar. De apuro, los clubes firmarían días después el acuerdo con Turner y Fox, ahora sometida al emporio Disney.

Sabían que firmaban un contrato cuestionable –ante la retirada de un Estado desguazado por Macri– y que con el tiempo rechazarían porque quedó desactualizado. Nicolás Russo, el presidente de Lanús, se lo explicó a Página/12: “Queremos mucho más dinero. Diría que como mínimo el doble de lo que estamos cobrando por los derechos de TV. Son valores muy bajos. Deberíamos estar triplicando lo que ganamos”. Los dirigentes siempre recelaron de sus socios, las distintas empresas que manejaron el producto desde mediados de los años ‘80 hasta hoy: Torneos y Competencias (TyC), Televisión Satelital Codificada (TSC) -la sociedad de aquella con el grupo Clarín-, Fox y Turner.

Sí desconfiaban durante el período 2009-2015 mientras estuvo vigente el Fútbol para Todos, no lo decían. Había una diferencia con los privados. El Estado no es dueño de empresas de cable. Pero el grupo Clarín que distribuye los contenidos de Fox y Turner sí lo es. El principal operador del país, Cablevisión, tenía 3,3 millones de abonados a fines de 2019, según los últimos reportes difundidos. Para la AFA ese mercado siempre fue inabordable. Nunca creyó en las cifras de hogares que pagan el servicio de cable, según les informa el grupo que controla Héctor Magnetto.

Si todo continúa como esperan Claudio Chiqui Tapia y Marcelo Tinelli -los dos principales negociadores con Turner-, los derechos de TV se prorrogarán como señala el contrato antes de que este finalice en 2022. Para ese momento habría un único beneficiario: la poderosa AT&T que compró a Time Warner con HBO y DirecTV como socios estratégicos. La opción de renovación es hasta 2027. La sociedad Disney-Fox intentó aumentar el monto a pagar ahora con un adelanto del 50 por ciento del contrato futuro pero recibió una “negativa”, le dijo Russo a este diario. El presidente de Lanús señaló al de River, Rodolfo D’Onofrio, como el gestor de esa iniciativa: “Él nos trajo una propuesta que nos adelantaba el 50% de lo que teníamos que percibir en el 2027, el último año de contrato”.

Es posible que se venga una demanda contra el fútbol. El grupo Clarín se la inició a la AFA cuando perdió en agosto de 2009 el contrato de TV que pasó a manejar la jefatura de Gabinete durante el gobierno de Cristina Kirchner. Eran tiempos del Fútbol para Todos que por ahora no volverá en su formato original, pero sí es posible que en grageas. Altos dirigentes del gobierno, conocedores de la pasión que representa el fútbol, alientan la posibilidad de que algunos partidos sean transmitidos por la Televisión Pública. Pero la mayoría serán emitidos por TNT Sports que ya está mostrando la leyenda “el canal del fútbol argentino”. Un anticipo de lo que vendrá.

El “grave incumplimiento” que señaló la AFA para romper su sociedad con Fox-Disney basándose en la falta de información sobre aquella fusión, fue la coartada necesaria para patear al tablero. El contrato obligaba a las empresas a comunicar cualquier cambio en el status societario dentro de un plazo de 30 días. Disney, la nueva propietaria de los derechos los pondría en la pantalla de ESPN – su controlada-, pero Defensa de la Competencia le dijo que no. “El poder de negociación de la entidad fusionada también estaría reforzado por el hecho de contar en su portfolio de señales con Fox Sports Premium, que cuenta con la exclusividad de la mitad de los partidos de la Superliga Argentina de Fútbol, torneo de mayor relevancia del fútbol a nivel nacional”, explicó la CNDC. En otro párrafo de su resolución agregó: “Dado que las señales Espn y Fox Sports son los competidores más cercanos en el mercado de señales deportivas, la operación de fusión elimina a un competidor relevante. Por consiguiente, la operación tendría como consecuencia el incremento sustancial de la concentración en el mercado de señales deportivas”.

Decidida la rescisión del convenio que duró tres años, los dirigentes ahora van por el nuevo acuerdo con Turner y el reparto más equitativo de las ventajas que obtengan. River y Boca no piensan lo mismo. Russo les recordó dónde está la mayoría de los veinte clubes que votaron terminar con Disney, el gigante de la industria del entretenimiento. Pero además los acusó de “cobrar dinero por afuera”. “Queremos hacer las cosas de forma transparente”, agregó el presidente de Lanús, un hombre que en el fútbol es una de las pocas voces que se escuchan de un rebaño silencioso.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Una copa en emergencia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/una-copa-en-emergencia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Deportes

Fútbol televisado: Freno a Disney por la fusión entre Fox Sports y ESPN | Rechazo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia



El fútbol televisado en cualquiera de sus variantes siempre ha sido un producto concentrado en pocas manos. Torneos y Competencias (TyC) lo controló en tiempos de Carlos Avila. Entre 2000 y 2002 la mejor tajada de los derechos se la comió el fondo texano Hicks, Muse, Tate & Furst que ponía los partidos en la pantalla de la desaparecida cadena PSN, una estafa de vida efímera. También lo manejó el grupo Clarín a través de TSC (Televisión Satelital Codificada) que les pagaba a los clubes lo que se le antojaba. El Estado se lo arrebató al oligopolio que conduce Héctor Magnetto durante el gobierno de Cristina Kirchner y se alió con la AFA. Turner y Fox se quedaron con las imágenes en la gestión de Mauricio Macri y ahora es Disney –dueña de ESPN y adquirente de la señal Fox Sports en marzo de 2019– la propietaria de este negocio que lejos está de ser un sistema de reparto.

La fusión de la principal compañía de entretenimiento del mundo con su cooptada Fox fue rechazada por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) que la declaró nula porque restringiría o distorsionaría la competencia. En Brasil, México e incluso EE.UU también le pusieron freno a la marea desatada por este trust al que ya le corren quince días para que presente una nueva propuesta en la Argentina. El ente que depende del ministerio de Desarrollo Productivo, la CNDC, sugirió que el gigante Disney-Fox tendría ahora siete de las nueve señales deportivas básicas, además de Fox Sports Premium que transmitía hasta antes de la pandemia los partidos de la Liga Profesional de Fútbol.

En la página web de la Comisión que preside Rodrigo Luchinsky, doctor en Derecho Mercantil por la UBA, se explica qué es una concentración económica: “una operación en la que dos o más empresas que han sido independientes entre sí pasan a depender de un centro unificado de decisión y dirección o celebran acuerdos que tengan por finalidad la transferencia, integración o combinación total o parcial de sus negocios o activos”.

La resolución de la CNDC que Disney todavía puede revertir en la Justicia sostiene: “Estos considerandos figuran en el Dictamen CONC 1692, Informe de Objeción acerca del Expediente N° EX-2019-16590632, del ex Ministerio de Producción y Trabajo caratulado “Conc.1692 – The Walt Disney Company y Twenty-First Century Fox, Inc S/Notificación Art. 9 De La Ley N° 27.442”.

El fútbol televisado, el principal insumo de la industria, le hubiera permitido a Disney controlar casi todos los activos importantes del espectáculo deportivo, incluídos los que estaban en manos de Fox: en la región esta última tenía los derechos de transmisión de la Copa Libertadores, la Liga de Campeones de Europa, la Bundesliga y la Fórmula 1. Esa oferta de contenidos sería aplastante para cualquier competidor.

Ahora la compañía cuestionada tiene quince días para efectuar las consideraciones que crea oportunas y ofrecer “soluciones que puedan mitigar los potenciales efectos sobre la competencia que surgen del presente informe de objeción”. También ordena la CNDC convocar a una audiencia especial para considerar las medidas que Disney y Fox sugieran con el objetivo de que se cumpla con la orden oficial en la que se define a la fusión como perjudicial “para el interés económico general”.

Una fuente del gobierno que trabaja en temas de este tipo le dijo a Página/12 que “el dictamen estaba dando vueltas desde marzo, quedó como planchado, y aunque no se iba a aprobar la fusión, tampoco se había asumido anunciarlo hasta este momento”. Finalmente la Comisión de Defensa de la Competencia sacó su resolución que rechaza la fusión de los dos gigantes de Estados Unidos en la Argentina. En ella sostiene que “el poder de negociación de la entidad fusionada también estaría reforzado por el hecho de contar en su portfolio de señales con Fox Sports Premium, que cuenta con la exclusividad de la mitad de los partidos de la Superliga Argentina de Fútbol, torneo de mayor relevancia del fútbol a nivel nacional”.

Si hubiera prosperado la simbiosis entre Fox y ESPN, el producto de semejante alianza se quedaría con la gran mayoría de las transmisiones deportivas. Un objetivo que de manera momentánea consiguió frenar la CNDC con su decisión contra los grupos concentrados.

[email protected] 



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura y Espectáculos

El ocaso de Fox Sports y el nuevo mapa del fútbol por TV | Vienen cambios profundos



La pelota no comenzó a rodar en Argentina pero la rosca no para. Mientras el inicio del fútbol de Primera División espera a la autorización del Ministerio de Salud para volver a jugar, el mercado de pases está a la orden del día. No el de los futbolistas, paralizado tanto como el fútbol, sino el de los periodistas deportivos televisivos. En las últimas semanas, los televidentes habrán notado una numerosa mudanza de periodistas y programas de Fox Sports hacia ESPN. Incluso, sorprendió el regreso de algún periodista que había quedado en el olvido. Un éxodo que no obedece a decisiones periodísticas locales, sino a la adquisición a nivel mundial de The Walt Disney Company de 20th. Century Fox. Un acuerdo que activó un entramado económico que recién comenzó pero que revolucionará el ecosistema televisivo deportivo argentino a corto plazo. A no ilusionarse: según supo Página/12, al menos durante este año no habrá fútbol local por la TV Pública, aunque la posibilidad de que se transmitan algunos partidos a partir de 2021 es concreta.

En el mercado se habla de que se está ante el “fin de una era” en las transmisiones televisivas de fútbol. Los días de gloria de Fox Sports, tanto como los de la productora Torneos, parecen estar contados. La compra de Fox por parte de Disney en 71.300 millones de dólares a comienzos de 2019 empezó a notarse en Argentina. ESPN y Fox Sports, antes competidoras, ahora forman parte del mismo conglomerado mediático, que concentra un total de seis señales deportivas, sumando a todas las que tienen cada uno de los dos canales. Nadie sabía que a Mickey le gustaba tanto el fútbol.

Claro que este nuevo gigante no se construye por cantidad de señales, sino fundamentalmente por el catálogo voluminoso de derechos de televisación de distintos espectáculos deportivos que ahora cobija la mayor empresa de entretenimiento del mundo. Solo en fútbol, por ejemplo, Disney posee bajo su tutela los derechos de transmisión para Argentina de la Champions y la Europa League, los del fútbol argentino de Primera División (junto a TNT Sports) y los de las ligas de Inglaterra, Italia, España, Francia, Alemania y la Major League Soccer. También transmite la NBA, los torneos ATP de tenis, la Fórmula 1 y los Mundiales de Rugby y Hockey, entre muchos otros. O sea: casi todo.

Si bien en Estados Unidos el Departamento de Justicia avaló la operación, en América Latina cada país deberá aprobarla en función de las particularidades de cada mercado. La discusión versará sobre si con esta nueva adquisición Disney no estaría consolidando una posición dominante o monopólica en el sector de los canales deportivos de TV Paga. En México, por ejemplo, el Instituto Federal de Telecomunicaciones le exigió a Disney vender Fox Sports México en un plazo de tiempo que se fue prorrogando por la crisis del coronavirus (aún no se desprendió). En Brasil, en tanto, el Consejo Administrativo de Defensa Económica le aprobó la compra sin que se desprenda de Fox Sports, aunque con la condición de que por tres años mantenga los eventos deportivos distribuidos en Brasil y la transmisión de los partidos de la Copa Libertadores hasta el 1° de enero de 2022, momento en que deberá vender o devolver la marca. En otros países, como Perú y Chile, Fox Sports se desmanteló totalmente y parte de sus contenidos pasaron a ESPN.

En Argentina, que por contrato desde el 1° de enero de 2022 Disney no podrá usar más la marca Fox Sports, la compra todavía está siendo analizada por Defensa de la Competencia. Una vez que pasé por allí, recaerá en el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), que deberá expedirse sobre la cuestión de fondo. Sin embargo, pese a que ninguna de las dos instancias del Estado Nacional emitieron dictamen, Disney comenzó una fusión que en sus primeros movimientos está concentrando todos sus recursos -derechos de televisación y profesionales- en ESPN. Desde hace ya algunas semanas, buena parte de periodistas y conductores de Fox Sports desembarcaron en la pantalla de ESPN. Sebastián Vignolo, Mariano Closs, Diego Latorre, Gustavo López, Diego Fucks, Daniel Arcucci y Oscar Ruggeri, entre otros, aterrizaron en el canal que ahora concentra los principales eventos deportivos en Argentina. En ese contexto, a la espera de lo que determinen los órganos de control respecto a la adquisición, esta semana reapareció en pantalla un viejo conocido: Fernando Niembro, el frustrado candidato a diputado de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires en 2015. Rosca garantizada.

El “operativo apagón” de Fox Sports ya está en marcha. Y con la decisión de Disney de reforzar ESPN, relegando a eventos y partidos de menor atractivo, otro jugador que reinó en el mercado argentino está en jaque: Torneos. La productora que durante años piso fuerte en las transmisiones deportivas, golpeada por todo el dispositivo de sobornos alrededor del “FIFA Gate”, pierde terreno con esta movida. ¿Por qué? Básicamente porque Torneos tiene a su cargo la producción de Fox Sports Latinoamérica Cono Sur, perdiendo ese activo operativo importante. Si bien la empresa fundada por Carlos Avila produce todas las señales de DirecTV Sports y la transmisión de partidos del fútbol de primera división para Fox Sports y TNT Sports, lo cierto es hay quienes creen que el ocaso está cerca.

De hecho, detrás del gigante Disney, hay una productora que cada vez ocupa más poder y que desde hace años abastece exclusivamente a ESPN. Se trata de Pegsa Group, la compañía presidida por el ex Puma Agustín Pichot, a través de la cual el canal terceriza la producción de sus contenidos. Fuentes señalaron a este diario que Pegsa será la productora principal en este nueva etapa. De hecho, la mayor parte de las figuras que pasaron a ESPN dejaron Torneos y firmaron con Disney o Pegsa. Uno de ellos es Closs, que ya está en la pantalla y desde el lunes 12 conducirá un ciclo diario al mediodía en Espn. La única excepción en este esquema es el programa 90 minutos de fútbol, que por expreso pedido de Vignolo lo sigue produciendo Torneos, por lo que mantiene el equipo de periodistas. Pero solo será hasta diciembre.

Golpeada social y judicialmente, Torneos se aferra casi exclusivamente a la posibilidad de intentar seguir produciendo las transmisiones del fútbol argentino o algunas horas de eventos deportivos menores hasta que la fusión termine de cristalizarse. “Lo podrá mantener en un principio por necesidad operativa de Disney, pero no parece tener futuro”, le dijo a este diario un histórico conocedor del medio.

Paradoja del destino, al mismo momento en que Torneos empieza a tambalear, Juan Cruz Avila -el hijo de Carlos, el fundador de la empresa que en los noventa comenzó con las transmisiones de los partidos de fútbol argentino- empieza a ganar terreno dentro de la nueva era del mercado de los canales deportivos, como uno de los hombres fuertes de ESPN. Acompañado de su amigo Alejandro Fantino, Avila se encarga fundamentalmente de producir todos los programas “show” que en estas semanas comenzaron a “reperfilar” la pantalla de ESPN, alejándose de la sobriedad cultivada durante años. Una transformación que busca “encender” la audiencia del canal, y que muchos entienden que preanuncia que cuando se reanude el fútbol argentino los partidos que ahora le corresponden a Disney también se mudarán de Fox Sports a ESPN. 

¿Fútbol argentino gratis?

La posibilidad de que el fútbol argentino pueda verse por la TV Pública es mucho más que una simple intención. Si bien en ningún momento el gobierno evalúa el regreso de Fútbol para todos, algo que está “totalmente” descartado, lo cierto es que las negociaciones para que la flamante Liga Profesional de Fútbol (LPF) pueda tener partidos televisados por fuera del Pack Premium están avanzadas. Tanto TNT Sports como Disney (a través de Fox Sports) continuarán siendo los dueños de los derechos de televisación del fútbol hasta 2022, con opción de renovar por cinco años más, pero estarían dispuestos a ceder algunos cotejos para que puedan verse en TV abierta. Según supo Página/12, la idea conversada es que desde el 2021 la TV Pública comience a transmitir algunos partidos por fecha. No serán lo más convocantes, claro, pero no es poco.

“Para este año no hay chances, pero sí es posible que eso suceda desde el año próximo”, le dijo a este diario una persona que formó parte de las charlas iniciales. En principio, el plan es que en 2021 la TV Pública transmita tres partidos de la flamante LPF por fecha. “Hasta ahora solo hay eso”, afirmó la misma fuente. Esos tres partidos podrían incrementarse paulatinamente con los años, sumando uno más en 2022 y otro para 2023. Ese esquema, sin embargo, está atado a la ampliación de la cantidad de equipos en primera división que evalúa concretar la LPF para los nuevos torneos anuales. Dependerá de cómo se organicen esos campeonatos.

La movida no solo se trata de buena voluntad de las empresas dueñas de los derechos de televisación. La llave que abrió la posibilidad cierta de que el fútbol argentino vuelva verse en vivo y en directo en forma gratuita es que la Asociación de Fútbol Argentino y la LPF se comprometieron a darle la opción de renovar los derechos de televisación por otros cinco años. El contrato original firmado en 2017 era hasta 2022, con opción a otros cinco más, que podría extender el vínculo hasta finales de 2026. Las actuales empresas poseedoras de derechos de televisación, que continuaron pagando lo que les corresponde a los clubes pese a la parálisis del fútbol, consiguieron el compromiso de que puedan tener ese bien por otro lustro más, hasta 2031.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Disney+ llega a la Argentina en noviembre | Lo confirmaron en Twitter



La guerra de las plataformas sumará a un poderoso jugador a fin de año: la plataforma Disney+ se lanzará en América latina en noviembre. El servicio de streaming de The Walt Disney Company finalmente tiene fecha de arribo a este lado del continente, exactamente a un año de su lanzamiento mundial. El gigante del entretenimiento lo anunció el martes en su reporte fiscal del tercer cuarto de 2020, en el que reveló una información que era muy esperada por los fanáticos de las producciones de Disney, Pixar, Marvel y LucasFilms, algunas de las compañías que forman parte de su catálogo.

El anuncio de la llegada a Latinoamérica de Disney+ marca el comienzo de una nueva era en el mundo del streaming. El catálogo de poco menos de 500 películas y más de 7 mil episodios de televisión, con el que se lanzó hace un año en Estados Unidos, Canadá y los Países Bajos, trae a este lado del mundo una voluminosa biblioteca de franquicias que amenaza seriamente el reinado que hasta ahora ostenta Netflix. Desde noviembre, la oferta de plataformas de streaming internacionales en la región será robusta y competitiva: Netflix, Amazon Prime Video, Hulu, Movistar Play, HBO Go, Fox Premium, Apple TV, Mubi y ahora Disney Plus. Mientras, las plataformas estatales Contar
y Cine.ar Play
seguirán dando batalla desde la gratuidad de sus contenidos y sus catálogos de producción nacional.

La confirmación del lanzamiento de Disney+ llegó desde la cuenta oficial de prensa de Twitter de la compañía en Argentina. “¡#DisneyPlus llega a Latinoamérica en noviembre!”, fue el escueto mensaje con el que se dio a conocer la noticia en @DisneyPrensaArg. El texto bien podría haber sido acompañado por el video en el que la compañía simplemente muestra sus potentes credenciales: Disney + Pixar + Marvel + Star Wars + National Geographic.

La salida a lmercado de Disney+ es el cierre de un plan estratégico de expansión que Disney inició hace más de una década, con las compras de Pixar, Marvel Entertainment, Lucas Film y Fox. El catálogo de la plataforma incluye toda la colección de las películas de Marvel Studios, asi como todos los films animados de la factoría Pixar, además de la saga completa de Star Wars y de las series completas de Marvel desde la década de 1970 hasta la actualidad. Además, también forma parte de la oferta el catálogo de las históricas películas animadas de Walt Disney Signature Collection y de Walt Disney Animation Studios. Las treinta y una temporadas de Los Simpson son otro de los atractivos de una plataforma que, como ninguna otra, ofrece contenido exclusivo que satisface los gustos audiovisuales de todos y cada uno de los miembros de la familia.

La demorada llegada a Latinoamérica de Disney+ obedece a una lanzamiento planificado por etapas, que comenzó en Estados Unidos, Canadá y los Países Bajos, y que paulatinamente se fue extendiendo a Australia, Nueva Zelanda y Puerto Rico, para llegar en marzo a buena parte de los mercados de Europa occidental. Una estrategia que no solo se debió a un plan comercial sino también a cuestiones contractuales, de franquicias propias cuyos derechos había cedido a otras plataformas.

Desde su lanzamiento, Disney+ se convirtió no solo en la plataforma exclusiva de los estudios de Walt Disney Company sino también de una ventana de exhibición casi directa. La versión cinematográfica del musical Hamilton, o las películas Black Beauty y Artemis Fowl pasaron directamente del cine a la plataforma. La serie The Mandalorian de la franquicia Star Wars, o las de Marvel The Falcon & The Winter Soldier y Wandavision son parte del contenido exclusivo del servicio de streaming que finalmente llegaría al país en noviembre próximo.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El show continúa: Vuelve la NBA en el país de los contagios | Gigantes vs. petisos, los desahuciados de LeBron y otras curiosidades del regreso



Vuelve la NBA. Tras más de cuatro meses de parate, la principal liga de básquet retomará su actividad oficial este jueves, con 22 equipos reubicados en la denominada “Burbuja de Disney
“, situada en las instalaciones de la cadena ESPN (propiedad de Disney) en el predio de Mickey y sus amigos en Orlando, Florida, y supuestamente aislada de la pandemia que ya dejó casi 50 mil muertos y más de 4 millones de infectados en Estados Unidos (al tope de la lista de países afectados por el virus).

Mucho ha pasado en el país del norte desde que la NBA suspendió su actividad oficial en marzo tras registrar el primer caso de covid-19 entre sus filas. El precio del petróleo tocó mínimos históricos; Donald Trump, que en noviembre va por su reelección, suspendió la financiación de la OMS por acusarla de complotarse con China en cuanto a la pandemia; y el Pentágono lanzó un video del avistamiento de unos ovnis
, entre otras locuras. Pero, sin dudas, si algún episodio tendrá repercusión el la reanudación de la NBA será el brutal asesinato del afroamericano Georg Floyd por la policía y sus consecuentes manifestaciones y protestas
.
La lucha contra el racismo y la violencia policial de ese país se hará presente en Orlando a través del simbólico gesto de arrodillarse durante el himno o con los nombres inscriptos de víctimas en las camisetas de los jugadores, por ejemplo.

El formato

En Orlando habrá 22 de los equipos que componen la NBA. Los ocho que quedaron afuera de la excursión (6 del este y 2 del Oeste) son los que ya no tenían chances de clasificar a playoffs al momento de la suspensión. Así las cosas, cada franquicia jugará ocho partidos entre este jueves 30 de julio y el 14 de agosto para completar la temporada regular. Como 12 de los equipos ya tienen la clasificación asegurada a los playoffs, el misterio no abundará en esta etapa, más dedicada a poner en ritmo a los jugadores. En Argentina, los partidos serán televisados por ESPN, DirecTV Sports y NBA TV.

Una de los novedades pasará por la disputa de la octava posición en cada conferencia, la última que otorga un pasaje a playoffs: si el noveno clasificado está a cuatro o menos victorias de distancia del octavo, tendrá el derecho de arrebatarle el lugar en una serie a dos partidos, teniendo que ganar ambos para quedarse con el privilegio. Una vez finalizado el trámite, se dará inicio a los playoffs, que se disputarán del 17 de agosto hasta mediados de octubre y respetarán su formato habitual, con series al mejor de siete encuentros. Claro que, esta vez, la localía no será un factor, a menos que el conjunto en cuestión se llame Orlando Magic.

El club de los desahuciados

Aunque acostumbrado a formar equipos con otras grandes estrellas, LeBron James también tiene simpatía por ir contra la corriente. El número 23 de Los Angeles Lakers (líderes en el Oeste) llevó a Hollywood a varios de los jugadores más subestimados de la liga, muchos de ellos dueños de una justificada mala fama. Las últimas adquisiciones del equipo fueron los escoltas J.R. Smith
y Dion Waiters. El primero, especialista defensivo y triplero, dejó su huella indeleble en los videos de bloopers cuando le costó una final de NBA a los Cavaliers de LeBron en 2018, al confundir el resultado del juego, pensar que su equipo estaba ganando (estaban empatando) y “hacer tiempo” para que corra el reloj mientras LeBron hacía toda gesticulación posible para “avivarlo”. El segundo, Waiters, con facilidad para anotar pero de mala relación con la disciplina, fue cortado por varios equipos a sus 28 años y tendrá su posibilidad de revancha con los Lakers.

La lista de “defectuosos” no termina allí. Con LeBron también estarán el ya veterano pivot Dwight Howard, quien tuvo que lidiar la última década con el mote de “tierno” a la hora del roce que le puso el difunto Kobe Bryant; el atlético interno Javale McGee, blanco de un sinfín de bromas por sus numerosos desaciertos en el campo de juego; y el base Alex Caruso, protagonista de incesantes memes por un “look” que no se condice con su espectacular estilo de juego. Claro que a Caruso nada de eso lo inquieta: prueba de ello es que se ausentó del casamiento de su hermana para no perderse entrenamientos con su equipo en Orlando.

¿Altura o velocidad?

La sensación en Orlando son por el momento los Denver Nuggets (3° en el Oeste). Es que los liderados por el pivot serbio Nikola Jokic
decidieron jugarse un pleno a la altura de su formación inicial mientras lidian con numerosas lesiones. Es así que el equipo comandado por Mike Malone viene saliendo con el serbio de base (2,13 metros y 114 kilos), Jeremi Grant (2,03m) y Torrey Craig (2,01m) como perimetrales, y el novato sudanés Bol Bol (2,18m) y Mason Plumlee (2,11m) de internos.

De la vereda contraria están los Houston Rockets (6° en el Oeste). Los del entrenador Mike D’Antoni apostaron durante el último tramo de la temporada a una alineación súper baja, con sólo un jugador que pasa los dos metros de altura (Robert Covington con 2,01). Tal es la apuesta de los Rockets al juego rápido de James Harden y Russell Westbrook, que se deshicieron a su pivot titular durante años, el suizo Clint Capela.

Los candidatos

Los Lakers de LeBron James por el Oeste y los Milwaukee Bucks del griego Giannis Antetokounmpo por el Este. Los favoritos están claros y el formato de juego de series a siete partidos los potencia aún más. Claro que siempre hay lugar para las sorpresas. En la conferencia del helénico, también se destacan el buen funcionamiento de los vigente campeones, Toronto Raptors, aunque ya sin la estrella de Kawhi Leonard; el aceitado sistema de los Boston Celtics del “mini Popovich” Brad Stevens y el bulldog defensivo Marcus Smart; y los algo desprolijos pero talentosos Philadelphia 76ers del camerunés Joel Embiid y el australiano Ben Simmons.

Por el Oeste, los Clippers de Leonard llegan diezmados por las partidas de vitales jugadores de rol como Patrick Beverley (pilar defensivo), Lou Williams y Montrezl Harrell (ambos candidatos al premio de Mejor Sexto Hombre), quienes debieron atender urgencias familiares y no tienen fecha de regreso a la Burbuja. En tanto, quedará por ver qué pueden conseguir los Nuggets del mágico Jokic, los Rockets del zurdo Harden, o la sensación eslovena Luka Doncic y sus Dallas Mavericks. Además, el novato estrella Zion Williamson, quien por el momento sólo pudo disputar 19 partidos y se lo vio fuera de forma, buscará clasificar a sus New Orleans Pelicans a la postemporada.

Los ausentes

Ante la amenaza de la covid-19, las autoridades de la NBA decidieron no imponer sanciones a los jugadores que no quieran viajar a Orlando, más allá de una quita salarial correspondiente a los partidos que se pierdan. Así, entre los que prefirieron no arriesgar y los que no quieren apresurar la vuelta tras alguna lesión hay varios nombres célebres como los de LaMarcus Aldridge (San Antonio, prefirió operarse de una lesión), Kevin Durant y Kyrie Irving (Brooklyn, por lesión), Gordon Hayward (Boston, jugará con el equipo hasta septiembre, mes en el que está programado el parto de su cuarto hijo), Victor Oladipo (Indiana, por lesión, acompañará al equipo pero no jugará), Sepencer Dinwiddie (Brookyln, dio positivo de Covid-19 por segunda vez y se bajó) o el croata Bojan Bogdanovic (Utah, prefirió operarse de una molestia).

En adhesión, se suman las obvias ausencias de los equipos que ya estaban eliminados de la lucha por los playoffs, donde se destacan los poderosos Golden State Warriors de Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, víctimas de una temporada plagada de lesiones y rápidamente abocada a buscar una elección alta en el próximo Draft, estipulado para mediados de octubre y donde Argentina tendrá presencia asegurada de la mano del cordobés Leandro Bolmaro.

Veteranía asegurada

El parate pandémico significó, entre muchas
otras cosas, el retiro forzado de Vince Carter a los 43 años. El escolta
considerado como uno de los mejores volcadores de la historia quedó
afuera de la definición en Orlando ya que sus Atlanta Hawks no tenían
chances de clasificar a playoffs. De todas maneras, para llenar el cupo
de veteranía, los Brooklyn Nets (7° en el Este) dieron la sorpresa al
convocar al escolta de 40 años Jamal Crawford
, quien no había conseguido
equipo durante este año y se convertirá ahora en el octavo jugador de
la historia de la liga en jugar 20 temporadas. “Al otro día me desperté
pensando: ‘¿Esto realmente sucedió o estaba soñando? ¿Los Nets me llamaron y realmente firmé contrato
con ellos?’. Por suerte todo fue real”
, declaró tras poner su rúbrica
Crawford, más conocido por su habilidad con la pelota para marear a sus
rivales y dejarlos en el piso.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Segurola: “El Barcelona rodeó a Messi de un vacío abismal y agotador”

Segurola: “El Barcelona rodeó a Messi de un vacío abismal y agotador”

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>