Categorías
Argentina normal

¿Big Data o Pecho Fríos? La increíble historia del Brentford | El equipo creado por algoritmos perdió todos los partidos clave y no ascendió



Más allá de la campaña del Leeds de Marcelo Bielsa, la segunda división inglesa tuvo otro equipo sensación que se quedó en las puertas del ascenso a la Premier League, después de terminar tercero en el torneo y perder la final de la Liguilla por la última plaza por 2-1 ante el Fulham en tiempo suplementario: el Brentford, equipo creado a partir de algoritmos, estadísticas y minuciosos estudios de mercado. Bajo esos parámetros consiguió ser el equipo más goleador del torneo y tuvo la misma diferencia de tantos que el Leeds, pese a haber sumado 12 puntos menos.

Lo llamativo, o tal vez no tanto, es que las estadísticas no marcarán lo que fue la debacle del Brentford: perdió los tres partidos más importantes de la temporada, que de haber ganado al menos uno, le hubiese permitido subir a la máxima categoría. Después de vencer los siete encuentros tras la reanudación de la pandemia, en la penúltima fecha podía superar al West Bromwich para quedar segundo en puestos de ascenso, pero perdió 1-0 ante el Stoke City (15°). En la última jornada, si le ganaba Barnsley subía, pero cayó 1-0 de local. El martes, en Wembley, dilapidó la última oportunidad ante el Fulham. Y lo más paradójico es que el gol que lo privó definitivamente del ascenso llegó de una manera que ninguna Big Data hubiese predicho jamás: un tiro libre directo al arco desde más de cuarenta metros y más cerca del lateral que del centro del campo.

Con el partido empatado 0-0 y en la última jugada del primer tiempo suplementario, el Fulham tenía un tiro libre a favor desde un costado que no aparentaba mayor peligro. Sin embargo, Joe Bryan amagó enviar un centro y pateó fuerte al primer palo, para sorprender al descolocado arquero David Raya. Allí empezó a esfumarse la última ilusión, justo por responsabilidad de uno de los productos más exitosos del modelo.

Raya, apellido sugestivo si se mira el gol, es un arquero español de 24 años que no atajó en primera división en su país y que de muy joven arribó al fútbol inglés, para jugar en las divisiones inferiores del Blackburn Rovers. Tras llegar al primer equipo, fue titular en la temporada 2018/2019, aunque perdió el puesto en los últimos cuatro partidos y quedó relegado al banco de suplentes. Su perfil encabaja perfecto para el algoritmo de compra y venta de futbolistas del Brentford: jugador joven, con relativa experiencia, con cotización momentáneamente en baja y con una muy posible revalorización.

Comprado en 1,5 millones de euros en el mercado pasado, sus buenas actuaciones en Brentford lo potenciaron y hoy su ficha está estimada en cuatro millones, de acuerdo a la web Transfermarket. Un éxito absoluto del Big Data creado por Matthew Benham, el multimillonario dueño del club que logró su fortuna tras descifrar como funcionaba el negocio de las apuestas deportivas y crear su propia empresa. 

El boom del modelo de Benham tiene similitudes a la estrategia mostrada en Moneyball, la película protagonizada por Brad Pitt basada en la historia de Billy Beane, el gerente general del equipo Oakland Athletics de las Grandes Ligas de Béisbol que se basaba en las estadísticas avanzadas para contratar jugadores. El propio Benham dice odiar la comparación porque asegura que su método es más complejo, ya que los datos están leídos en función de proyectar el futuro y no mirar el pasado. Y, es justo decirlo, su incidencia en la evolución del equipo es innegable. Pasó de la cuarta división a pelear el ascenso a primera en menos de diez años. El modelo Brentford está replicado en Dinamarca, donde Benham compró al humilde Midtjylland FC, con el que ganó tres de las última seis Superligas locales (2015, 2018 y 2020).

En la práctica, también hay resultados innegables. La temporada pasada, el equipo tenía un marcado déficit aéreo. El método Benham sugirió la contratación de Ethan Pinnock, descarte del Barnsley, y del sueco Pontus Jensson, aquel defensor clave en el primer año de Bielsa en el Leeds, pero marcado después de intentar evitar un gol del Aston Villa cuando el técnico había ordenado dejarse empatar tras haber convertido con un rival lesionado. Con Pinnock y Jansson, Brentford fue el tercer equipo de mejores números en centros aéreos, con casi el 53 por ciento de los duelos ganados.

Al Brentford no le alcanzó con los algoritmos para lograr el ascenso. (Brentford)

“Realizamos una tabla con todos los equipos del continente y vemos los clubes que están por encima del Brentford. De ahí, vemos los jugadores que podemos contratar de los equipos que están por encima”, explicó a Bleached Report Rasmus Ankersen, uno de los directores del Brentford, sobre la política de fichajes. Así pudo conformar la BMW, la temible delantera que conforman el argelino Saïd Benrahma, el francés Brian Mbeumo y el inglés Ollie Watkins, que se combinaron en la campaña recién terminada para 59 goles y 21 asistencias. 

Benrahma, de 24 años, llegó en 2018 proveniente del Niza a cambio de 1,7 millones de euros. Tras la actual campaña con 17 goles y diez asistencias, su cotización asciende a 10,5 millones. Mbeumo, que esta semana cumplirá 21 años y es el fichaje más caro de la historia del club, arribó para desde el Troyes en 6,5 millones y su precio actual se estima en 8,5 millones, tras lograr 16 goles y ocho asistencias. Y Watkins, de 24 años, fue comprado en 2017 al Exeter en 2 millones y, después de sus 26 goles y tres asistencias en la temporada, su pase vale 12 millones. 

No importará demasiado lo deportivo si alguna de las figuras es tentada por un club más grande: será vendido. Así pasó con el Neal Maupay, el francés de madre argentina que era la estrella del equipo hasta la temporada pasada y que fue cedido al Brighton en 22 millones de euros, tras haber sido comprado en dos millones al Saint Etienne dos años antes. Son los conceptos que dispone su estructura, con tres planos diferentes. Para el corto plazo están los directores técnicos que trabajan en el día a día, en el mediano plazo -compra  y venta de jugadores- la responsabilidad es de los directores de fútbol, mientras que Benham lidera la dirección general, abocada al largo plazo.

En el modelo hay nula injerencia de las divisiones formativas, ya que para el Brentford es mucho más económico comprar jóvenes talentos que formarlos. De hecho, la Academia de formación fue anulada en 2016, después de que el Manchester City y el Manchester United les soplaran por un puñado de libras a Ian Poveda y Josh Bohui, respectivamente, dos de los mejores juveniles de su cantera. 

El otro concepto innovador tiene que ver con el juego en sí, el denominado “expected goals”. Básicamente, el concepto busca optimizar la cantidad remates necesarios para meter un gol. Por eso, en el campo de entrenamiento solían pintar zonas desde no se debía patear al arco, porque la probabilidad de anotar un gol eran bajas. Seguramente, para la Big Data, el tiro libre de Joe Bryan al arco desde ese sector del campo era totalmente inútil, porque el porcentaje de éxito era nulo. Pero hasta ahora, en el fútbol todavía cuenta el factor sorpresa. Por eso, el Fulham celebra su ascenso. Y el Brentford, lo sufre.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

River no jugará en el Monumental hasta el 2021 | El club de Núñez cambiará su campo de juego por un sistema híbrido 



River aprovechará el contexto de la pandemia para hacer cambios en el estadio Monumental: renovará todo el campo de juego para colocar un sistema híbrido, y como hará modificaciones estructurales, eliminará la pista de atletismo y no volverá a usar su cancha hasta el 2021, explicaron este martes desde la institución de Núñez.

Como los partidos que se disputen en por torneo local se supone que no tendrán público, River planea jugarlos en su campo de entrenamiento en Ezeiza, mientras que los cotejos por la Copa Libertadores podría hacerlo en algún otro estadio, incluso del interior del país.

Mediante un comunicado oficial, el club “millonario” explicó que se trata de un sistema que utilizan Barcelona, Real Madrid y Manchester United y que hará que el césped sea “sostenible durante todo el año evitando los problemas que generan las transiciones de especies”.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Paulo Dybala, MVP del fútbol italiano | Papu Gómez se llevó la distinción al mejor mediocampista



El cordobés Paulo Dybala fue elegido este martes como el mejor jugador del fútbol italiano en la 2019/2020 para sorpresa de muchos y por encima de, por ejemplo, su compañero en Juventus Cristiano Ronaldo, quien se hizo con la distinción el año pasado y esta temporada se quedó afuera de los premiados.

El ex Instituto fue elegido de acuerdo a los datos
estadísticos tanto en la Serie A (obtenida por Juventus), como en la Copa Italia ( en la que la Vecchia Signora perdió la final ante Napoli), y la Supercopa (donde los de Turín cayeron ante Lazio). Entre las tres competencias, Dybala sumó 38 partidos, 14 goles y 12 asistencias.

En tanto, el ex Arsenal y San Lorenzo Alejandro “Papu” Gómez fue inlcuido en el equipo ideal como mejor mediocampista. Figura y capitán de un Atalanta histórico, que terminó tercero en la Serie A y todavía esta en carrera por los cuartos de final de la Champions League (deberá enfrentar a PSG de Francia), Gómez acumuló 37 encuentros, siete tantos y 16 pases de gol.


“Fue un año anómalo, con un final comprimido, pero estos jugadores lograron demostrar su talento en todos los partidos jugados, iluminando nuestras competiciones con excelentes actuaciones”
, comentó Luigi De Siervo, CEO de la Serie A.

Los otros premiados por la Liga Italiana fueron el polaco Wojciech Szczęsny como mejor arquero (Juventus), el holandés Stefan De Vrij como defensor (Inter) y Ciro Immobile como delantero (Lazio), mientras que el premio al mejor jugador joven fue para el sueco Dejan Kulusevski (mediocampista de Parma).

La distinción de mejor jugador del fútbol italiano ya había quedado en poder de jugadores argentinos en otras ocasiones: en 2010 fue para Diego Milito (Inter); en 2016, para Carlos Tevez (Juventus); y en 2018, para Mauro Icardi (Inter).





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Bióloga, militante y feminista: sueña con ir a Tokio en tenis de mesa | La historia de Camila Argüelles, atravesada por el deporte, la política y la ciencia



Camila Argüelles representa a la Argentina en tenis de mesa, aunque nació en Francia. Es hija de exiliados, doctora en biología celular, feminista y militante por los derechos de la mujer. Sueña con ir a los Juegos Olímpicos de Tokio y con el desarrollo del colectivo que fundó: Deportistas Argentinas, a favor del aborto legal y por la igualdad de género en el deporte.

“Deportistas Argentinas surge en 2019 de la necesidad de nuclear deportistas a favor del aborto legal, de estar juntas y poder hablar de las cosas que nos pasan. Tomamos el ejemplo de las Actrices Argentinas, que hicieron una movida muy fuerte por el aborto y por los acosos en el mundo del arte. Somos muchas las mujeres deportistas que tenemos una opinión respecto del aborto y la política en general y no nos estamos mostrando“, cuenta Argüelles a la agencia Télam desde París.

“Hay que cambiar un poco la idea del deportista con imagen pura, que sólo piensa en entrenar para ganar y no opina de nada”, propone Camila, quien forma parte de la iniciativa junto a Constanza Garrone (tenis de mesa adaptado), Candela Cazzapa (taekwondo), Emma Kiernan (tenis), Valeria González (breaking), Mariángeles Cossar y Balbanera Ulla (ambas de vóley).

Argüelles, de 30 años y ganadora de la medalla de bronce en el Panamericano de Asunción 2019 (en doble mixto con Horacio Cifuentes), quiso organizar un “pañuelazo” en los Juegos de Lima pero no se dio. “Yo vivo en Francia, donde el aborto es legal desde 1975, y es un poco complicado conocer a otras deportistas, no es que estoy siempre en el Cenard. Además el tenis de mesa es un deporte individual, chico. A veces con algunas compañeras de equipo coincidimos cuando se tratan temas de desigualdad de género pero no en el aborto. De todas formas, tratamos de hacer cosas”, explica la jugadora.

Camila tiene previsto buscar su plaza en Tokio en el Prelímpico en Rosario, en abril de 2021. (Télam)

La movida del pañuelazo verde en Lima fue su segundo intento frustrado. En junio de 2019, Camila y un amigo que había ido a cubrir el Mundial de fútbol femenino a Francia hicieron una protesta en la previa al partido del seleccionado argentino contra Escocia en el estadio parisino Parque de los Príncipes. “Llevé una bandera gigante del aborto legal. Con algunos argentinos estuvimos gritando en la puerta, pero nos sacaron los pañuelos y la bandera. Se ve que la AFA había bajado línea para que no dejaran pasar a gente con pañuelo verde“, recuerda sobre aquella actividad.

El primer pañuelazo de Deportistas no fue en los Panamericanos pero sí a la vuelta de Lima, en agosto de 2019, con la participación de atletas de diversas disciplinas en la puerta del Cenard. Además de pedir por el aborto legal, libre y gratuito, se manifestaron en contra de la venta del Cenard y su traslado al predio de Villa Soldati, algo que pretendía el gobierno de Mauricio Macri.

“No se militó demasiado contra la venta del Cenard. Muchos tal vez tenían miedo de hablar en contra y que les sacaran la beca, con la ola de despidos y persecución política que había con el macrismo. El deportista promedio no es un sujeto politizado, pero el miedo no te lleva a ningún lado. Están cambiando las mentalidades”, opina Argüelles, que creció con ideales de la Revolución Cubana y el ejemplo de “Fidel y el Che”, y va a todas las movilizaciones por los derechos humanos y las causas argentinas y latinoamericanas en París.

El último video que Deportistas Argentinas subió a las redes sociales fue uno contra la violencia de género en los hogares durante la cuarentena. “La violencia y los abusos en el deporte todavía son tabú. Queremos que las atletas encuentren un lugar de contención en este grupo. Falta organizarnos pero tratamos de nuclear gente de distintos deportes, sobre todo de los individuales donde se hace más difícil conectar”.

En deportes de equipo, con el reclamo del fútbol femenino a la cabeza, parece más sencillo pedir por la igualdad de derechos aunque, como admite Argüelles, “falta muchísimo”. “El tema de género está sobre la mesa, cada vez se dejan pasar menos cosas, tenemos la Ley Micaela, los cursos de género de la Secretaría de Deportes”.

Camila se recibió de doctora en biología celular y desarrollo en 2017, en la Universidad París Diderot, pero se dedica full time al tenis de mesa, además de trabajar online en la Subsecretaría de Deportes de la Provincia de Buenos Aires, en el comité asesor en ciencias del deporte.

“No sé si cambió tanto la situación del deporte, porque vivimos una pandemia, y no se puede hacer balance de esta gestión. El hecho de que no se venda el Cenard es una seguridad muy grande. Al Enard le habían sacado la independencia económica. Tener una beca es un plus enorme que nos da la chance de dedicarnos de lleno al deporte, algo que nos falta a los deportistas amateurs. En Francia el deporte es público. Da un acceso que no se compara con el deporte privado“, compara Argüelles.

Todos los días se entrena con el objetivo de prepararse para el clasificatorio olímpico, que se iba a jugar en Rosario en abril de este año, pero se pospuso para la misma fecha en 2021 por el coronavirus. “El nivel está muy parejo y va a ser durísimo el Preolímpico. Puede pasar cualquier cosa pero es un plus jugar en casa, a mí me genera una presión positiva”, dice Camila, que tienen chances en individual pero también en el doble mixto con Cifuentes, el tricampeón argentino.

“Me gusta más jugar doble, lo disfruto mucho. A veces es más fácil resolver los partidos desde lo táctico y me da más confianza. Pero sería hermoso entrar a Tokio con el cupo que sea. Llegar a un Juego Olímpico es lo más grande que le puede pasar a un deportista”, resalta Argüelles.

Una vida marcada por el exilio

Camila Argüelles es hija de Laura Franchi y Carlos Argüelles, exiliados de la última dictadura cívico-miliar en la Argentina. Sus hermanas mayores, María Laura y Silvina, hijas de Laura y Mario Stirnemann (asesinado por la Triple A), fundaron H.I.J.O.S. París.

La mamá de Camila estuvo presa hasta 1981, incluso una de sus hermanas nació en cautiverio. En 1983, ya exiliada en París, conoció a Carlos, un expiloto de Fórmula 3 que llegaba desde Inglaterra después de que el Estado británico le sacara todo por haberse expresado en contra de la Guerra de Malvinas.

Su padre tenía incluso sponsors como para llegar a la Fórmula 1, pero después de dejar en claro su postura política le congelaron las cuentas bancarias y el sueño de la máxima categoría en el automovilismo se terminó.

La nueva deportista de la familia llegó en 1990 en Fontenay Sous Bois, un pueblo ubicado a no más de 9 kilómetros de París. “Siempre me sentí argentina aunque nací y viví toda la vida en Francia. Hablamos de nuestra historia y eso, creo, me convirtió en un ser politizado”, afirma Camila, que representa al país desde 2013.

“Cuando se la llevaron a mi mamá, estaba casada con Mario Stirnemann. A él lo mató la Triple A antes del golpe. A fines de 1994, se pudieron recuperar los restos porque estaba en el Cementerio de Temperley. Mis hermanas mayores fundaron H.I.J.O.S. acá en París y siempre vamos en familia a las movilizaciones“, relata Argüelles, que tiene como último posteo en sus redes sociales -con la Torre Eiffel de fondo- un homenaje al aniversario del asalto al cuartel Moncada, el 26 de julio de 1953, puntapié de la Revolución Cubana.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Quiere salvarse sea como sea | El Espanyol de Barcelona busca alternativas para evitar el descenso



Dado el enmarañamiento cada vez más intrincado entre fútbol y negocios, perder la categoría se ha convertido desde hace tiempo en algo que excede el mero honor. Por eso, a pesar de haber consumado su descenso en el campo de juego hace ya varias semanas, nadie podrá culpar al Espanyol de Barcelona por jugarse una última carta en los escritorios ante las autoridades del fútbol de ese país.

Es así que el equipo donde militan los argentinos Matías Vargas (ex Vélez), Jonathan Calleri (ex All Boys y Boca) y Facundo Ferreyra (ex Banfield y Vélez) reclamó este lunes a LaLiga de España “la eliminación de los descensos”, tal como ocurrió con el resto de las competencias organizadas por la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El Espanyol finalizó la temporada en la última posición, con 25 puntos, a lejanas 12 unidades de la salvación, pero en su escrito advirtió que la situación especial que se dio debido a la pandemia impidió que LaLiga “se haya desarrollado en igualdad de condiciones para todos los participantes”.

“El pasado abril, en plena pandemia, todos los clubes decidimos tratar de reanudar la competición para salvar, al menos, gran parte de los ingresos de televisión y evitar así una situación económica extrema, que hubiera provocado la quiebra del sector y la pérdida de muchos puestos de trabajo”, inicia el club en su comunicado.

“Pero las situaciones acontecidas son irremediablemente injustas en lo que se refiere al aspecto deportivo, ya que en este final de liga no se ha competido en las mismas condiciones de igualdad que antes de la suspensión. El impacto económico de la covid-19 se va a extender a la temporada 20/21 y si a ello se le suma el efecto económico que implica un descenso, el castigo acumulado es devastador e injusto para los afectados“, agrega el texto.

El conjunto catalán argumenta, por ejemplo, que la ausencia de público en los estadios fue “un gran perjuicio para todos los clubes” y que equipos como Valencia o el mismo Espanyol compitieron “pese a haber confirmado que en los planteles, durante marzo y abril, ha habido un buen número de jugadores infectados”.

“El RCD Espanyol entiende que, ante una situación provocada por una pandemia mundial, con la incertidumbre que sigue existiendo, puede llegar a ser comprensible que se premie directamente una serie de situaciones (campeones, clasificaciones a copas o ascensos) pero resulta del todo inasumible que se castigue o penalice doblemente a los más damnificados“, sentencia el club. Aunque algo tardío el pedido, razón no le falta.





Fuente link:

Categorías
Argentina opinion

El turbocapitalismo del fútbol de cartón | Opinión



La nuestra es una sociedad remendada con las costuras del odio. En medio de la peste se han instalado los días de la ira, y se discute mal con estos barbijos “bolivarianos”. Es increíble la cantidad de humanidad que se va detrás de la tragedia y del rencor. Hay un nosotros sagrado, amenazado, un nosotros que es un cuerpo colectivo que asedian, con furia, sin tregua, en esa insólita dureza de corazón, de rencor turbio, de negación del otro como ser humano. El evangelio de Mateo contiene un paso conocido que dice: “A todo el que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene”. El paso forma parte de la “Parábola de los Talentos”, y basta con evocar un libro importante, El Capitalismo Utópico, de Pierre Rosanvallon, para advertir que antes de su éxito, el neoliberalismo también fue una utopía.

El fútbol argentino hace tiempo que no vive de utopías. Dibuja sueños distópicos desde el “turbocapitalismo” del vaciamiento humano que es la televisión. Las plataformas televisivas americanas ya empiezan a ladrar alrededor del balón. Sabemos que cuando pase la guadaña regresará la vida robada, y el fútbol televisado iluminará las canchas vacías llenas de cartones con caras de un pasado que no termina de pasar. Paciencia: sabemos que si hay un sitio donde uno puede ser feliz, incluso sin un libro en la mano, es en un estadio de fútbol. La vida que no podemos vivir podemos soñarla. Soñar es otra manera de vivir, más libre, más bella, más auténtica. Soñemos. Cuando el fútbol regrese a los estadios coloquemos cartones de consenso, de tolerancia, de armonía: coloquemos cartones de hinchas de Racing entremezclados con hinchas de Independiente, de Boca con River, de Central con Newell´s: figuras de respeto, de vida, de paz. 

Empecemos por algo, empecemos por los cartones; por ese sueño imaginario de convivencia, de cordialidad, de civismo. Nos lo debemos. Empecemos por los cartones para saldar esa deuda infinita de la ética de la razón con nuestros menores, con nuestro padres, con nosotros mismos. Instalemos en los estadios la pedagogía sutil de los estoicos: el pensar por uno mismo, el pensar libremente. Educación para la ciudadanía como metáfora de una realidad perdida. En los espacios “barrabravas”, en la tribuna de los violentos, de los intolerantes, de los fanáticos, coloquemos cartones con el rostro de Bolsonaro, de Baby Etchecopar, de Trump, de Paul Singer, de Cambridge Analytic, de Matteo Salvini; cartones de Fox News, de Patricia Bullrich, de Dick Cheney, de Marie Le Pen, del húngaro Órban: rostros que fueron amamantados con el odio y destetados con la violencia. 

En la tribuna del “gallinero”, en el abismo de las espaldas del mundo, arrinconados, olvidados, en los asientos donde la televisión no llega y se hace la tonta -más todavía- coloquemos cartones de Snowden, de Ramona, de niños de Gaza jugando entre los escombros de siempre; cartones de la familia Maldonado, del barco de Open Arms, de Chelsea Manning, de Greta Thunberg; cartones de las Villas, de los obreros textiles de Bangladesh, cartones de Floyd, cartones de los desheredados del mundo, de los olvidados de cartón piedra; cartones del sonido ronco de los invisibles. 

En la tribuna de la Derecha, la del “turbocapitalismo”, coloquemos cartones de Macri e Infantino merendándose la Fundación FIFA; cartones de Cristine Lagarde, de Kristalina Georgieva, de Angela Merkel, de Faceboox, de Joseph Blatter, de Amazon; cartones de ExxonMobil, de la prensa “gaucha” dominante, de Warren Buffet, de la Bolsa de Chicago, del The Wall Street Journal; protegidos por los patrocinadores de siempre desde las vallas publicitarias del hambre: “Créditos sin condiciones en su entidad amiga: Fondo Monetario Internacional”; “Misiles 2×1 en su súper de confianza: El Pentágono”; “Ofertón, si tiene hambre llámenos: Banco Mundial, sucursal Davos-Suiza”. La suya es una libertad solo individual. La libertad de actuar como quieras, de decir lo que quieras, cuando quieras, a quien quieras. Eso no es libertad, eso es el twitter de Baby Etchecopar.

(*) Ex jugador de Vélez, y campeón Mundial Tokio 1979.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Hamilton gana hasta en tres ruedas | El inglés venció en Silverstone pese a pinchar una goma en la última vuelta



El británico Lewis Hamilton logró este domingo una nueva victoria en la Fórmula 1, pero esta vez el triunfo estuvo cargado de épica y fortuna, ya que lo consiguió con una rueda pinchada y gracias a una decisión equivocada el equipo Red Bull, que mandó a Max Verstappen a los boxes a buscar el punto extra por lograr el giro más rápido en carrera.

El Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone, la cuarta prueba de la temporada, iba a pasar a la historia como un paseo más de Hamilton, que hasta tres vueltas del final ganaba con comodidad por delante de su compañero de equipo en Mercedes, el finlandés Valtteri Bottas, y el Red Bull de Verstappen. Sin sobresaltos lograba su séptima victoria en su casa, para marcar un nuevo récord en la categoría. 

Sin embargo, el intenso calor inglés provocó una degradación de los neumáticos mayor de lo previsto, por lo que Bottas pinchó una rueda a tres giros del cierre, situación que lo llevó a los pits y lo alejó de los puestos puntuables. En paralelo, en teoría sin posibilidades de subir o bajar posiciones, Red Bull mandó a Verstappen a los boxes para intentar lograr el giro más rápido, con la intención de sumar un punto adicional, tal como lo especifica el nuevo reglamento.

Lo que no esperaba el equipo energético es que los dos Mercedes sufrieran el mismo inconveniente, ya que en la vuelta final Hamiltón pinchó el neumático delantero derecho y llegó como pudo a la meta, casi en tres ruedas. Pese al esfuerzo final de Verstappen, no le alcanzó para superar al inglés, que se quedó con la vistoria con menos de seis segundos de ventaja. Es probable que si la línea final hubiese estado 500 metros más adelante, la victoria hubiese sido para el holandés.

“En la recta, la rueda se desinfló y en ese momento se me fue el corazón a la boca… Sólo estaba rezando para que girara. Estaba realmente helado al final. Bono me iba dando información (sobre Max). Definitivamente, nunca había experimentado algo así en la última vuelta”, reconoció Hamilton apenas se bajó del auto.

El podio lo completó el monegasco Charles Leclerc con su Ferrari, y así salvó otro fin de semana opaco para la casa de Maranello, que tuvo a Sebastian Vettel en el décimo puesto. Los que aprovecharon al máximo el desparramo del final fueron los Renault de Daniel Ricciardo y Esteban Ocon, que se ubicaron cuarto y sexto, respectivamente, gracias a los retrasos de Bottas y el español Carlos Sainz, que también pinchó un neumático de su McLaren en el giro final. En cambio, su compañero Lando Norris volvió a mostrar sus condiciones al terminar quinto y ya se encuentra cuarto en las posiciones del Mundial con 36 puntos.

Con cuatro carreras disputadas, Hamilton domina el torneo tras ganar las tres últimas competencias de forma consecutiva con 88 puntos, 30 más que su compañero Bottas. Tercero quedó Verstappen, con 52 unidades, mientras que la mejor Ferrari es la de Leclerc, quinto con 33. 

La Fórmula 1 volverá a presentarse la semana que viene otra vez en Silverstone, donde se llevará a cabo el Gran Premio 70 aniversario. 





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Las calles que atesoran la gloria de los entrenadores argentinos | Marcelo Bielsa no es el único con su apellido en una esquina



Los encantos que Marcelo Bielsa ha generado en este tiempo en la ciudad inglesa de Leeds, comandando al equipo con el que acaba de conseguir el ascenso a la Premier League, se materializaron en una calle que desde ahora llevará su nombre: la Marcelo Bielsa Way. Ante la apariencia de novedad, el DT rosarino no debiera sentirse solo: aunque no son muchos, hay otros entrenadores argentinos que han sido homenajeados con su nombre en distintas geografías urbanas, y a los que se recuerda cotidianamente, y hasta sin querer, sólo pateando las calles.

El que haya recorrido el costero Lido de Jesolo, en la provincia italiana de Venecia, se habrá encontrado con el nombre de este técnico argentino en el cartelito de una esquina. Es curioso, además, porque se encuentra enmarcado -en un divertido guiño para quienes aman el fútbol- por otros que también recuerdan a mitos de la redonda: entre las calles Nereo Rocco y Giuseppe Meazza, aparece la Via Helenio Herrera. Rocco, conocido como el padre del catenaccio italiano, y Meazza, leyenda de la azurra campeona del mundo en el ’34 y el ’38, cobijan al legendario H.H.

Apodado Il Mago, Herrera es el otro símbolo del catenaccio, el cerrojo defensivo del fútbol italiano, aunque él lo hizo suyo en el Inter, a diferencia de quien lo cruza en esa esquina veneciana, que lo ejecutó en el Milan. El argentino forma parte de las páginas doradas del Nerazzurri, al que llevó a la gloria bajo su dirección técnica en los años ’60: se consagró tres años consecutivos en el Calcio, dos veces como campeón de Europa y otras dos de la Copa Intercontinental, en históricas finales ante Independiente en 1964 y 1965.

El nombre del legendario Helenio Herrera en una calle de la provincia de Venecia, en Italia (Imagen: GoogleMaps).

Había nacido en Buenos Aires, aunque de chiquito se volvió a Europa -donde habían nacido sus padres-, pero hasta ese comienzo está atravesado por una excentricidad que fue marca en su vida. Así como le agregó un palito al cero de su fecha de nacimiento (para convertir el 1910 en 1916 y ganar seis años de juventud), Herrera es reconocido también por haberle dado más foco a la figura del entrenador en el fútbol. Incluso el lecho donde yace, en el cementerio San Michele de Venecia, permite dimensionar su importancia dentro de la historia de este deporte: su última esposa, Fiora Gandolfi, hizo escribir el año de nacimiento que él eligió en su lápida, junto a una pelota de fútbol y una Copa de Europa hechas de piedra.

Pero no sólo en el Viejo continente hay homenajes para quienes se calzan el buzo del fútbol. Dos calles de la provincia de Buenos Aires reconocen a dos técnicos del fútbol argentino, y son linderas de los estadios de esos clubes a los que tales nombres contribuyeron a hacer más grandes.

Trigilli y Cabrero, glorias en Buenos Aires 

En Caseros, la continuación de la calle Suiza inaugura el pequeño pero significativo trazado que honra la memoria de un grande de Estudiantes de Buenos Aires: Ricardo Trigilli, quien condujo al Pincha en ascensos que permitieron celebrar a las distintas generaciones de una familia de hinchas. En 1996, lo llevó a la B Nacional, tras una inolvidable goleada ante Almagro por 5-1 en el partido decisivo. Pero antes, en 1977, el Tano le dio la mano a Estudiantes para ganar el torneo de Primera B y alcanzar la máxima división del fútbol nacional, inaugurando la única temporada del club en Primera durante la era profesional.

Lo hinchas del Bicho también lo recordarán -tanto por su época de jugador como de DT- y, de cruzarse con su calle, seguro les sacará una sonrisa. A Trigilli, que murió en 2010 a los 75 años, no sólo lo unió con La Paternal el haber nacido allí: además de haberse iniciado en sus divisiones inferiores, en 1955 tuvo su gran año al coronar el título que significó el ascenso de Argentinos a Primera como goleador del equipo. Ya como entrenador, también se puso el buzo del Bicho en un momento difícil y lo sacó adelante: fue en el ’67, cuando lo agarró casi descendido y mantuvo la categoría.

La calle homenaje al gran técnico de Estudiantes de Buenos Aires (Imagen: Facebook Historia del Club Atlético Estudiantes).

Ramón Cabrero, que abandonó este mundo a sus jóvenes 69 años, es otro de los entrenadores argentinos que cualquiera puede encontrarse caminando las calles. Para ser rigurosos, habrá que decir que Cabrero en realidad nació español -en la ciudad de Santander, en Cantabria, el 11 de noviembre de 1947-, pero si no adoptó estas tierras como propias desde que llegó a Argentina a sus cuatro años, sí debió saber que sus habitantes, especialmente quienes tienen el corazón granate, lo adoptaron como uno más a él.

La calle que lleva su nombre nació el 2 de diciembre de 2018, un año después de la muerte del entrenador que llevó a Lanús a la gloria local: en 2007, con figuras como José Sand o Diego Valeri, lo condujo al primer título de Primera división de su historia. La Fortaleza, el estadio granate, se encuentra justamente en la esquina donde se cruzan el apellido de Cabrero con el de Héctor Guidi, que también ganó la calle por sus días dorados en los “Globetrotters”, que en 1956 maravillaron al fútbol argentino. El homenaje urbano a “Ramonín”, como se lo conocía en el barrio y en el club, tiene un detalle más, de esos que el destino le otorga sólo a algunos: el azar y la numeración de esa cuadra hicieron que Ramón Cabrero 2007 pasara a ser la dirección exacta de la cancha en la que ese hombre había hecho feliz a tanta gente.

Las y los amantes del fútbol sabrán que, sólo por mencionar casos de nuestro país, hay esquinas por allí homenajeando a Herminio Masantonio, a Oreste Corbatta, a Ricardo Bochini, sólo por nombrar algunos. Este año, de hecho, sólo una semana después de la muerte del Trinche Carlovich -quien falleció a causa de un violento robo mientras andaba en bicicleta- se anunció un proyecto para ponerle su nombre a una de las calles que bordean el estadio de Central Córdoba, en Rosario, del que fue su máxima gloria.

Viajando por el mundo, hay una rotonda en Nápoles que se llama Maradona, rebautizada en honor al Pibe de oro. Y una vía en Madrid que lleva el nombre de Alfredo Di Stéfano, en el barrio de Valdebebas, cerca de donde está ubicada la Ciudad Deportiva del Real Madrid, justamente el club donde La saeta rubia llegó para marcar un antes y un después. Lo cierto es que esta nota buscaba recordar a aquellas calles que, como la que ahora lleva el nombre de Bielsa en Leeds, le rinden su tributo no a los jugadores sino a los que hacen su arte desde el banquillo, mediante la magia de transmitir sus pensamientos.

El homenaje hecho cariñoso asfalto también llegó para Pablo Vico, aunque su apellido no aparece en la vía pública sino en un barrio privado. El histórico DT de Brown de Adrogué vive en su cancha y lo dirige desde hace 11 años. Con él, el Tricolor alcanzó dos ascensos a la B Nacional, también lo llevó al Reducido para llegar a Primera y venció a equipos de la máxima categoría por la Copa Argentina. La chapita con su nombre indica la calle principal de un barrio residencial de San Clemente, motivada por un empresario inmobiliario que resultó ser fiel seguidor del equipo de Adrogué.

Renato Cesarini, de Italia a la Argentina

Otro nombre, uno que romanos, romanas, santafesinos y santafesinas caminan a diario, sin percatarse tal vez de la referencia a aquel que la despuntó como jugador y como maestro en Italia y en Argentina. Es que Renato Cesarini, que nació en Italia en 1906 pero a los pocos meses llegó a nuestro país, tiene su firma en dos ciudades: en Roma tiene su Vía y en Roldán, su calle, en un trazado donde aparecen otras que homenajean a Mario Boyé, Oscar Gálvez o Juan Manuel Fangio.

Si como jugador conquistó cinco títulos con Juventus y tres con River, como entrenador basta apenas un renglón para comprender su grandeza: fue, junto a Carlos Peucelle, el armador de La Máquina, para muchos el mejor equipo de la historia del fútbol argentino. Conquistó seis títulos con los millonarios y tres, al mando de la Vecchia Signora, todos desde afuera de la línea de cal. También dirigió por un puñado de partidos a la Selección. “¿Usted se asombra? Bueno, ¡asómbrese! -le decía a Osvaldo Ardizzone, en una entrevista de la revista El Gráfico-. El jugador lo formo yo. ¡Lo construyo yo! ¡Sí, señor! ¡YO! Al jugador lo hace quien lo conduce”.

Parece que hay entrenadores argentinos que han sabido conducir tan bien los sueños de miles de hinchas que, desde donde sea que estén, siguen dando sus indicaciones y sus pasos, a despistados transeúntes, y también a algún otro que se encuentra con su nombre en alguna esquina y sonríe al recordarlo.



Fuente link:

Categorías
Argentina opinion

Nadie supo bien por qué, a París Macri se fue | Opinión



Mauricio Macri profundiza el rechazo hacia su persona con dos excepciones: muchos de su misma condición social y quienes todavía lo perciben como un vector de la derecha. Para que no siga escalando ese repudio, busca la discutible legitimidad que le otorgaría el fútbol. Viaja a Asunción y su entorno difunde que lo hace como presidente de la Fundación FIFA. Vuelve a partir -esta vez a París- y repite igual cantinela. Nos toma por boludos en un contexto trágico de pandemia. No lo hace en medio de una fiesta.

Es en esta situación que entra en juego el más popular de los deportes. El ex jefe de Estado que dejó al país a merced de los buitres de adentro y de afuera, se refugia en su coartada de la FIFA. Le viene a medida. Como si su condición de titular de una organización presuntamente benéfica le otorgara fueros intangibles, cierta inmunidad que no es tal como lo prueban las múltiples causas judiciales que lo esperan en la Argentina.

Debe existir en él cierta condición amoral, licenciosa, de quien se cree soberano sin corona, no percibe lo que hace y tampoco está en condiciones de reprochárselo. O por el contrario, que actúa de manera deliberada aún sabiendo el daño que causa. Sobre estos dos ejes se apoyó la discusión de su impiadoso gobierno de cuatro años. Recuérdese la polémica sobre sus “errores no forzados” y la réplica a esa tesis de “una entrega sistematizada” de nuestros recursos, con la consecuencia lógica de millones de argentinos condenados a la miseria y al hambre.

Si Macri considera que puede mimetizarse en las banderas más nobles del deporte, en este caso el fútbol, y en este caso también el loable principio de una fundación, está desnudo como el rey del cuento de Andersen. Los valores universales asociados al juego que más se juega en el planeta no los representa la FIFA, ahora presidida por Gianni Infantino y antes por los dinosaurios Havelange y Blatter. El primero fallecido, el segundo inhabilitado para desempeñarse en el fútbol e imputado por corrupción en la Justicia suiza.

En ese ambiente sin credibilidad buscó cobijo el ex presidente. Con suerte podrá conservar el premio Living Football que le otorgó su amigo Infantino en junio de 2019. Por lo demás, la suya es una fuga hacia adelante, y si parafraseáramos al poeta Lord Byron “el mejor profeta de su futuro puede ser su pasado”.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Vicente del Bosque: “Messi es el mejor jugador de esta época” | El DT campeón del mundo con España en 2010



De Lionel Messi a Donald Trump. El español Vicente del Bosque, parte de la historia grande del fútbol de su país y del Real Madrid, no dejó tema sin tocar este sábado, yendo desde el crack rosarino, a quien consideró como “el mejor jugador de esta época”, hasta el presidente estadounidense, al que tildó como uno de sus “no favoritos”.

En diálogo con el programa La Pizarra, de AM750, el DT campeón del mundo con España en Sudáfrica 2010 sostuvo que “hay que olvidarse de esa idea de que el europeo es muy organizado y que el jugador sudamericano es talentoso pero desorganizado”. “Yo creo que ahora tenemos un fútbol global y que todos los jugadores del mundo son capaces de jugar hoy en cualquier parte”, expresó.

“Argentina ha demostrado desde los tiempos de Alfredo Di Stéfano, y lo que yo he vivido con jugadores como Oscar ‘Pinino’ Más, al que lo aprecio mucho, contar con jugadores de un rendimiento seguro. Fernando Redondo, (Santiago) Solari, (Esteban) Cambiasso, Juan Pablo Sorín… Han sido todos jugadores que yo los clasifico como los alemanes de América“, continuó del Bosque, haciendo uso del estereotipo germano de futbolista ordenado.

En tanto, consultado sobre el exitoso presente de varios entrenadores albicelestes por el mundo, del Bosque consideró: “De entrenadores como (Marcelo) Bielsa y (Diego) Simeone lo que más destaco es la competitividad y la mentalidad que le imprimen a sus equipos. Han hecho muchas cosas bien y han demostrado su valía en circunstancias difíciles”.

Mientras que sobre la posibilidad de dialogar con Carlos Bilardo o César Menotti, optó por no preferir: “Hablaría con Menotti y con Bilardo, porque seguro que de los dos tengo mucho que aprender”.

Sudáfrica y el factor “suerte”

Sobre el Mundial obtenido en el 2010, del Bosque consideró que sería “pedante” decir que España fue la mejor Selección. “Es verdad que nosotros éramos un equipo muy competitivo, con jugadores de enorme calidad, con un sistema de juego reconocido. Pero también es verdad que nosotros ganamos porque tuvimos algo de suerte, porque eso hay que ponerlo encima de la mesa, y no se trata de quitarle ningún mérito a nuestros jugadores pero sí que tuvimos también una pizca necesaria de suerte”, dijo el ex entrenador.

“Tuvimos partidos muy difíciles y no ganamos todos con claridad, hubo mucha incertidumbre en todos los partidos, pero eso es el fútbol actual y no es fácil que en torneos tan cortos se muestre uno muy superior a los demás”, setenció.

En aquel certamen, la España de Andrés Iniesta, Xavi Hernándes, Sergio Ramos e Iker Casillas, entre otros, debutó con derrota ante Suiza (0-1) para dar luego rienda suelta a su potencial, pero siempre de manera ajustada: 2-0 a Honduras y 2-1 a Chile (de Marcelo Bielsa como DT) por fase de grupos; 1-0 a Portugal en octavos de final; 1-0 a Paraguay (con Gerardo Martino en el banco) en cuartos; 1-0 a Alemania en semifinales; y 1-0 a Holanda en el partido decisivo.

La pandemia

Ante la situación del coronavirus en España, del Bosque sostuvo que la sociedad española en su conjunto actuó con mucha responsabilidad, siempre “con buen ánimo” y con la esperanza de que todo pase.

“Creo que ha sido una situación que hemos vivido con una gran incertidumbre y que nadie estaba en posesión de la verdad. La crisis sanitaria se ha ido gestionando a base de errores y aciertos, pero nadie sabía la absoluta verdad de lo que había que hacer, nadie”, puntualizó.

Fútbol y política

“Para mí no es un tema tabú, puede ser tabú de cara al público, pero yo en mi vida familiar y con mis amigos claro que hablamos de política -opina del Bosque-. Es posible que no se entienda con naturalidad que un jugador opine sobre política, pero al fin y al cabo el jugador es una persona más de la sociedad, con opinión propia, con decisión propia, con el voto propio y nada más; pero sí es verdad que no sabemos escuchar bien y la gente confunde mucho las cosas. Yo por lo menos no pretendo llevar siempre la razón, que es muy típico de los políticos, pero yo no me opongo a la política”.

En tanto, el ex mediocampista también se refirió a la situación que vivió su padre durante la Guerra Civil española: “Mi padre estuvo tres años en la cárcel en plena Guerra Civil, fue una
experiencia dura. El siempre me decía ‘por favor no te metas en
política’.
Era un hombre íntegro y le tocó lo que le tocó con apenas dieciocho años, así que no se hablaba nada de política en la familia, y si se lo hacía, se practicaba mucha prudencia para que nadie supiese las ideas de los demás, fue el tiempo que nos tocó vivir”.



Fuente link: