Categorías
Argentina Deportes

Campazzo: cinco puntos y un lujo futbolero en pleno partido | Durante el triunfo de Denver Nuggets sobre New York Knicks



El cordobés Facundo Campazzo diseñó este domingo un regular aporte en la cómoda victoria que su equipo, Denver Nuggets (5triunfos, 5 derrotas), logró como visitante ante New York Knicks (5-5), por 114 a 89, en una nueva jornada de la NBA.

El base argentino ingresó desde el banco de los relevos y permaneció en cancha durante 14 minutos, muchos de ellos durante el segundo y último cuarto. El ex Peñarol de Mar del Plata firmó una planilla de 5 puntos (1-3 en dobles, 1-2 en triples), 2 rebotes, 2 asistencias, 2 robos, una pérdida y 2 faltas personales.

El dato más destacable de la labor de Campazzo quizá sea el diferencial de puntos que Denver consiguió con él en cancha: durante esos 14 minutos de juego, los Nuggets sacaron ventaja de 16 en el marcador.

La mayor parte de esa diferencia la consiguió la segunda unidad del equipo de Michael Malone, con Monte Morris (23 minutos, 12 puntos y 3 asistencias) y JaMychal Green (23 minutos, 10 puntos y 8 rebotes) como líderes en esa estadística, con +26 y +24.

De esta manera, el equipo dirigido por Malone sumó su segundo éxito en fila, porque en el arranque de la gira por la Costa Este había doblegado en la tarde del sábado a Philadelphia Sixers, por 115 a 103.

En el conjunto ganador, el pivote serbio Nikola Jokic se transformó en figura, con un saldo de 22 unidades, 10 rebotes y 5 pases gol. Mientras que en los Knicks se destacó el alero Julius Randle, con un balance de 29 tantos (9-11 en dobles, 2-5 en triples, 5-6 en libres), 10 rebotes y 5 asistencias en 38minutos de juego.

La próxima cita de Denver será el martes, desde las 21.30 (horario argentino), como visitante de los Brooklyn Nets de Kevin Durant y Kyrie Irving.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Cómoda victoria de Denver con Campazzo ante unos Sixers de emergencia | El argentino anotó tres puntos y dio dos asistencias en 17 minutos



Denver Nuggets se recuperó este sábado de la frustrante caída ante Dallas Mavericks con una cómoda victoria por 115-103 ante unos disminuidos Philadelphia 76ers, que utilizaron sólo siete jugadores por las bajas que sufrieron después de se conociera el caso de COVID-19 de Seth Curry. En ese contexto, Campazzo sumó 17 minutos en el campo, en los que anotó tres puntos, tomó dos rebotes y entregó dos asistencias. Así volvió a la rotación después de no haber actuado en el último partido ante Dallas.

El encuentro jugado en Philadelphia corrió serio riesgo, ya que los Sixers tenían seis jugadores afectados por el protocolo de Covid-19, después de haber sido contactos estrechos con Curry, el jugador que se enteró de que tenía coronavirus en medio de un partido. Además, el pivot Joel Embiid y el alero Ben Simmons tenían molestias, por lo que el entrenador de Doc Rivers disponía de siete jugadores para presentar en el juego. Como el reglamento obliga a las franquicias al menos presentar ocho hombres, Rivers incluyó en la planilla a Mike Scott, aunque también estaba lesionado y ni siquiera se vistió de jugar.

Con ese panorama, los Nuggets no tuvieron inconvenientes en sacar provecho de las limitaciones del rival, con una rotación larga de diez jugadores. Esa decisión del técnico Mike Malone benefició a Campazzo, que en el cierre del primer cuarto ingresó por primera vez al campo. Tras abrir el segundo parcial, el argentino volvió al parquet en el tercer cuarto, para completar casi todo el último segmento. A dos minutos del final y con el partido resuelto (113-93), el DT lo sacó definitivamente del encuentro, junto a todos los jugadores de la segunda unidad que permanecían en el campo.

En los 17 minutos que jugó, Campazzo consiguió un triple desde la esquina, conectó dos asistencias, entre ellas un lucido alley oop con el alemán Isaihia Hartenstein, y capturó dos rebotes, aunque su participación en el juego resultó bastante escasa, con poco protagonismo al momento de atacar aunque estuvo correcto en el costado defensivo. 

Lo positivo para Denver es que además de regresar a la victoria y quedar con un récord de cuatro victorias y cinco caídas, el técnico pudo rotar a sus jugadores y el domingo estarán descansados para el duelo ante New York Knicks, que se supone que será un adversario más complicado que estos disminuidos Sixers. El jugador más destacado del equipo de Colorado volvió a ser el serbio Nikola Jokic, con 15 puntos, 12 asistencias y nueve rebotes, pese a que esta vez estuvo menos de 30 minutos en el campo. En el conjunto perdedor se destacó el novato Tyrese Maxley, que anotó 39 puntos y capturó siete rebotes.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

De Ginóbili a Malone, la lluvia de elogios para la actuación de Campazzo | El base argentino brilló en la victoria de Denver Nuggets ante Minnesota



La actuación de Facundo Campazzo ante Minnesota Timberwolves, con 15 puntos, cinco triples, tres robos, dos asistencias y un tapón en 21 minutos en el campo, despertó una ola de elogios, desde sus ex compañeros en la Selección Argentina a su entrenador en Denver, Michael Malone, pasando por las estrellas de su actual equipo, Nikola Jokic y Jamal Murray. 

“¡Cuarta tripleta de Facu Campazzo! ¡Excelente! Necesitaba un partido así. ¡Lo grité fuerte!”, publicó Emanuel Ginóbili en su cuenta de Twitter cuando promediaba el último cuarto y los lanzamientos del base comenzaban a sentenciar un partido que había sido muy parejo hasta el inicio del último parcial. “¡¡Quinto!! ¡15 puntitos para el pequeño gigante!”, añadió el bahiense, que completó sus elegios con un “lindo” y una foto de su ex compañero mientras era entrevistado como la figura de la cancha.

 

Andrés Nocioni, que compartió equipo con Campazzo en la Selección y en el Real Madrid, también dejó en claro que confiaba en las condiciones del base argentino. “Había que tener paciencia. Nunca es sencilla la adaptación. Incluso todavía falta. Pero qué hermoso ver cómo Facu es capaz de hacerlo. Y esto no es nada comparado con lo que puede llegar a hacer con más confianza de los compañeros”, escribió el “Chapu”, que vaticinó un futuro incluso mejor si el ex armador de Peñarol mejora un aspecto de su juego. “Es clave que Facu sea sólido con el tiro a pie firme. Si se vuelve definitivamente efectivo en ese rubro, ya habrá dado un enorme salto para su tiempo en cancha”, explicó Nocioni.

 

Si sus ex compañeros celebraron la actuación de Campazzo, el entrenador Malone también lo festejó. “Sabíamos que Facu iba a aparecer y explotar. Jugó en el más alto nivel en los Juegos Olímpicos, Mundiales, Euroliga. Fue genial verlo, pero más impresionante que la tarea de Facu, fue lo felices que estaban sus compañeros en el vestuario por él“, remarcó el técnico, que en la rueda de prensa porterior al encuentro fue claro sobre la situación que está atravesando el argentino, jugando pocos minutos desde que llegó a la NBA.

“Esta fue la mejor versión que podemos imaginar de Campazzo. Sé que para él es frustrante no jugar, sabiendo la habilidad que tiene y de lo que es capaz. Esta fue su noche. No sólo fueron los cinco triples, sino también su defensa. Muchos no lo saben, pero es un gran defensor sobre la pelota, es una peste, se mete en los rivales, tiene manos activas, saca faltas ofensivas… Por eso amo a Facu Campazzo, porque juega en los dos costados. Hoy fue una gran noche para él y fue una parte importante para nuestra victoria”, completó Malone, que se despidió de la conferencia de prensa con un “adiós amigos” en castellano. 

 

“Hizo un gran trabajo”, lo calificó Jamal Murray, la gran figura de la victoria de Denver, con 36 puntos convertidos. “Se mostró muy activo en defensa, leyó las líneas de pase, nos salvó en transición, anotó algunos triples e hizo pases… es bueno verlo finalmente encontrar su ritmo. Le llevó un tiempo, pero es bueno ver un partido en el que entiende que debe estar en ciertos sectores y puede jugar más”, remarcó el canadiense, que dio una mirada de los se puede venir a partir de este encuentro: “No jugamos mucho juntos, así que haber podido jugar así significa mucho, especialmente para lo que viene”.

 

Para Nikola Jokic, la otra estrella del plantel de Denver, no fue sorpresivo lo ocurrido con el argentino. “Es un buen jugador. Personalmente se lo que puede hacer. En ese último cuarto tuvo mucha energía, defensivamente estaba presionando a cancha completa… se lo que puede hacer, así que no estoy sorprendido”, expresó el serbio, que lo había sufrido en los cuartos de final del Mundial de China. “Anotó muchos triples, lo encontramos y tiró con confianza. Está trabajando en su tiro cada día, no me sorprende”, completó Jokic, que volvió a brillar con su cuarto triple-doble en seis partidos, con 19 puntos, 12 rebotes y 12 asistencias.

La mejora en el tiro es uno de los factores que puede darle minutos en la cancha, mientras deba relegar la conducción del equipo a Murray y Monte Morris, los hombres en los que confía Malone. En ese sentido, el propio Campazzo reconoció que de potenciar su porcentaje en los lanzamientos lejanos. “Trabajo mucho con los asistentes. Sé que para estar acá tengo que mejorar mi tiro de tres y si estoy solo, tengo que intentarlo”, explicó el cordobés, que dejó en claro que el partido ante Minnesota le marca el camino para lo que viene. “No me quiero relajar ahora. Quiero intentar ayudar a mis compañeros y al equipo en todos los minutos que tenga, adentro de la cancha o aplaudiendo a mis compañeros cuando esté en el banco”, expresó el argentino, que el martes a las 23 tendrá una nueva oportunidad cuando los Nuggets reciban a Minnesota. 





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Campazzo la rompió para que Denver derrote a Minnesota | El argentino anotó 15 puntos, con 5-7 triples



Facundo Campazzo completó en la noche del domingo su mejor partido en la NBA, con una actuación que fue creciendo con el correr de los minutos y que terminó con el cordobés como una de las figuras de la victoria de Denver Nuggets por 124-109 sobre Minnesota Timberwolves. El base de la Selección Argentina terminó el juego con 15 puntos, con 5-7 triples, y tres robos, en los más de 21 minutos que le dio en el campo el entrenador Michael Malone.

Después de cinco partidos con pocos minutos en el campo y un protagonismo escaso, Campazzo pudo romper esa racha con una partido que lo tuvo en un rol muy importante. En el primer ingreso se ganó la estadía en la cancha con dos robos y una falta en ataque provocada, además de anotar el primero de sus cinco triples.

Pero todavía faltaba lo mejor. A falta de 3 minutos para el final del tercer cuarto, el ex jugador de Peñarol volvió al rectángulo con el partido empatado 75-75. Y entonces se fue convirtiendo en una de las llaves de la victoria para los Nuggets. Primero con su agresividad en defensa, que le sirvió para conseguir un nuevo robo, y luego con su puntería externa, con otros cuatro lanzamientos de tres puntos que abrieron espacios para que los visitantes tomaran veinte puntos de diferencia. Y así, a diferencia de los duelos anteriores, el argentino salió un minuto antes del cierre, junto Jamal Murray y Nikola Jokic, para que los últimos segundos los jueguen los habituales suplentes.

Tan grande fue el impacto de Campazzo en el partido que la nota a la figura del encuentro fue a él. “Bienvenido a la NBA”, le dijo el presentador, lo que provocó una gran sonrisa del cordobés. “Fue una sensación increíble. Jugamos un partido increíble y el esfuerzo del equipo fue grandioso. Estoy muy feliz con la victoria”, destacó el argentino en la nota tras el juego. Fuimos agresivos en defensa y sacamos ventajas en ataque de cada buena defensa que hicimos”, indicó Campazzo sobre el magnífico último cuarto de Denver, que perdía por uno al final del tercero y se llevó el parcial 41-25.

“Esta fue la mejor versión de Campazzo que podemos imaginar. Fue su noche”, lo elogió el entrenador Malone, mientras que Jokic evitó expresar asombro por la actuación de su compañero: “Facundo es un gran jugador. No me sorprendió lo que hizo hoy”. La planilla del argentino se completó con 15 puntos, tres robos, dos asistencias, un rebote y una tapa en 21:28 minutos en el campo.

Con la victoria como visitante, los Nuggets mejoraron su marca a dos victorias y cuatro derrotas. El próximo encuentro de Denver será el martes a las 23, de nuevo ante los Timberwolves.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Facundo Campazzo debutó con Denver Nuggets en la NBA y convirtió un triple | Es el decimotercer argentino que accede a la mayor liga del básquet mundial



El base cordobés Facundo Campazzo debutó anoche oficialmente en la NBA con Denver Nuggets, que cayó como local ante Sacramento Kings por 124 a 122. Se convirtió así en el decimotercer jugador argentino en acceder a la mejor liga de básquet del mundo.

“Facu”, como lo llamó el relator del partido televisado por el sitio de la NBA, ingresó por primera vez oficialmente en la liga norteamericana a los 7 minutos y 56 segundos del primer cuarto en reemplazo de Gary Harris, vistiendo la camiseta azul con el número 7 en blanco y su apellido escrito en amarillo. Era el momento histórico del debut del decimotercer argentino de la historia en este nivel.

Hasta el final de ese primer cuarto Campazzo solamente cometió una falta en su registro estadístico, que por lo demás permaneció en cero. Siguió en cancha hasta el final de ese segmento y arrancó el segundo, pero fue reemplazado por el propio Harris apenas a los 53 segundos, y ya no volvería a ver acción hasta el final de la manga siguiente, en un partido sin público en las graderías por la pandemia de coronavirus,

Campazzo pisó por primera vez el piso flotante del Ball Arena de Denver para este enfrentamiento entre dos equipos de la Conferencia Oeste cuando el suyo ganaba por 24 a 17, pero cuando volvió, ya estaba abajo en el marcador.

Por eso el entrenador Michael Malone lo mandó de vuelta a la cancha para que con su energía oficiara como un revulsivo para unos Nuggets que venían cayéndose en picada.

Y a pesar de que no llegó a estar ni cuatro minutos más en cancha (en total jugó en todo el partido 8 minutos y 8 segundos), cumplió, acertando el único triple que lanzó y que le significaron sus primeros tres puntos en la NBA. En la cancha se reencontró con su excompañero del Real Madrid, el serbio Nikola Jokic, goleador del juego, con 29 tantos.

Campazzo tuvo 12 antecesores argentinos en la NBA: “Manu” Ginóbili, más el único sobreviviente que le queda hoy a la Generación Dorada, Luis Scola, el también cordobés Fabricio Oberto, Andrés Nocioni, Carlos Delfino, Walter Herrmann, Rubén Wolkowyski, Juan Ignacio Sánchez, Pablo Prigioni, Patricio Garino, Nicolás Laprovíttola y Nicolás Brussino.



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Campazzo, listo para su debut oficial en la NBA con Denver Nuggets | El cordobés se convertirá en el 13er jugador argentino en jugar en la NBA



El base cordobés Facundo Campazzo buscará es miércoles a la noche sumar minutos en el debut oficial de Denver Nuggets en la temporada 2020/21 de la NBA, cuando reciba a Sacramanto Kings, y se convertirá así en el 13er jugador argentino en jugar oficialmente en la máxima liga del básquetbol mundial. El encuentro se desarrollará en el Ball Arean de Denver desde las 23 (hora de la Argentina) siendo uno de los 13 a desarrollarse en la jornada de la NBA.

El base, quien llegó a la NBA desde Real Madrid, en caso de tener acción, como se presume, se sumará a la lista de argentinos que actuaron en la NBA junto a Emanuel Ginóbili, Luis Scola, Fabricio Oberto, Andrés Nocioni, Carlos Delfino, Walter Herrmann, Rubén Wolkowyski, Juan Ignacio Sánchez, Pablo Prigioni, Patricio Garino, Nicolás Laprovíttola y Nicolás Brussino.

Este martes comenzó la liga con la derrota del vigente campeón Los Angeles Lakers ante Los Angeles Clippers, por 116 a 109 con una notable tarea de Paul George en el vencedor, quien culminó con 33 puntos.

Con el nuevo entrenador Ty Lue y con algunas piezas nuevas como Serge Ibaka y Nicolas Batum, pero con Kawhi Leonard y George liderando una vez más, Clippers quiere su revancha en esta temporada y la inició en gran forma.

El partido fue emocionante con Clippers dominando el primer cuarto y los Lakers recuperándose en el segundo capítulo. Todo iba camino a un final reñido pero se inspiró George, quien acaba de firmar una extensión de contrato que le pagará 226 millones durante las próximas cinco temporadas, y fue imparable para el campeón.

George hizo 33 puntos en 36 minutos con 8-10 en dobles, 5-8 en triples y 2-2 en libres, sumando seis rebotes y tres asistencias, seguido por Leonard con 26 (9-18, 1-8 y 5-5) e Ibaka con 15.

En Lakers LeBron James fue el máximo goleador con 22 tantos (4-9, 3-8 y 5-7) y siete rebotes, Anthony Davis completó 18 (8-13, 2-2 en libres y 2 triples marrados) y Montezl Harrel culminó con 17 y 10 rebotes.

En el otro cotejo celebrado anoche Brooklyn Nets venció 125 a 99 a Golden State Warriors, en el debut del entrenador Steve Nash, en un cotejo jugado en el Barclays Center.

En los Nets el goleador fue Kirye Irving con 26 (6-9, 4-7 y 2-2), seguido por Kevin Durant con 22 (6-14, 1-2 y 7-7) , en tanto que Stephen Curry sobresalió en los Warriors con 20 (5-11, 2-10 y 4-4).

Completarán la jornada de hoy: Cleveland Cavaliers-Charlotte Hornets; Indiana Pacers-New York Knicks, Orlando Magic-Miami Heat, Philadelphia Sixers- Washington Wizards; Boston Celtics-Milwaukee Bucks (con el argentino pablo Prigioni como asistente técnico).

Toronto Raptors-New Orleans Pelicans; Chicago Bulls-Atlanta Hawks; Houston Rockets-Oklahoma City Thunder; Memphis Grizzlies-San Antonio Spurs; Minnesota Timberwolves-Detroit Pistons; Portland Trail Blazers-Utah Jazz y Phoenix Suns-Dallas Mavericks.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La Campazzomanía largó incluso antes que la temporada de la NBA

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-campazzomania-largo-incluso-antes-que-la-temporada-de-la-nba

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Deportes

Facundo Campazzo, un Spiderman en el envase de Peter Parker | La transformación de un pibe común y corriente en un superhéroe de la NBA



Un puñado de entrenamientos y tres de amistosos de pretemporada le alcanzaron a Facundo Campazzo para encandilar a los Denver Nuggets, desde su entrenador, Michael Malone, a las principales estrellas del equipo, el canadiense Jamal Murray y el serbio Nikola Jokic, que no escatimaron palabras de elogio para el nuevo integrante del plantel. Y ni hablar del CM de las redes sociales del equipo, que no para de subir contenido del base argentino que amenaza con provocar una revolución en la Mile High City, la ciudad que lleva ese apodo por estar justo a una milla (1609 metros) sobre el nivel del mar. 

Pero ese amor a primera vista en el estado de Colorado, que llevó a que la máxima figura de la franquicia lo apodara Spiderman por la precisión de sus asistencias a una mano, como si se trataran de las telarañas que arroja el superhéroe, tiene una historia muy particular detrás, mucho más ligada a un Peter Parker con tonada cordobesa que al fantástico personaje de Marvel. Tal vez por eso su figura, la de un pibe común y corriente en un mundo de gigantes, haya despertado tanta expectativa y admiración en un público que lo siente propio, como si un familiar, un amigo o un compañero vaya a ser el que se codeará todas las noches con las inalcanzables estrellas de la NBA.

La historia de Campazzo es la de un chico normal que llegó al básquet casi de casualidad, cuando María Elena, su madre, lo llevó con menos de cinco años al club Municipalidad de Córdoba “para que hiciera un deporte, cualquiera, para que gastara energías” porque era hiperactivo. Que se enamoró del juego porque podía estar con sus amigos, que serían los elegidos para toda la vida. Y que años después lo escogió por sobre el fútbol cuando recibió un ultimátum de Mary para que se decidiera por una única actividad, desoyendo el consejo de su hermano Marcelo, que le dijo que se olvidara de la naranja y siguiera con la número 5, luego de que el entrenador del club donde ambos jugaban dijera que era el mejor de la categoría 91. 

Mary, Facundo y Marcelo, cuando había que buscar un deporte para gastar energía.

“Ama jugar al básquet, le da lo mismo que sea una canchita en una plaza a la NBA”, sintetiza Osvaldo Echevarría, el entrenador de las divisiones formativas de Peñarol que recomendó su reclutamiento cuando sólo tenía 15 años, después de verlo en un cuadrangular que disputaban chicos U-18 en Mar del Plata, pese a que Facundo entró en Unión Eléctrica de Córdoba con el partido definido por 20 puntos. El diagnóstico es el mismo que le dio Roberto Dall’Amore, su primer entrenador de mini y el que le inculcó su amor al básquet, según el propio Campazzo, al periodista cordobés Gabriel Rosenbaun. “Emociona verlo convertido en un hombre, con los mismos valores que le enseñamos”, coincidieron ambos formadores, orgullosos de ese alumno aplicado que despegó como nadie lo hubiese podido predecir.

“Era un distinto, pero jamás nos imaginamos, ni él ni yo, que podía convertirse en esto”, asegura Echevarría a Página/12 sobre ese ojo clínico que le permitió descubrir a ese diamante en bruto, aunque aclara que lo que más lo deslumbró fue la actitud con la que ingresó y con la que se hizo cargo de un equipo con chicos que le llevaban dos o tres años, además de sus movimientos sin balón. “Con pelota, todos la pican y todos la tiran, un poco mejor o un poco peor. Pero sin pelota veía algo especial en ese chico”. Así llegó una primera prueba y un regreso a Córdoba con la promesa de un nuevo llamado. “Lo llevamos a la Terminal con mi mujer y, desde el micro me hacía con los deditos el gesto del teléfono y me decía ‘pero llamame, eh, llamame’. Tenía muchísimo temor, pero quería ir para adelante”, recuerda Echevarría.

En un clásico Peñarol-Quilmes en Liga Junior.

Irse tras ese sueño llamado Peñarol significaba dejar la casa en Alta Córdoba y alejarse de su mamá, que le dio la libertad de perseguir su futuro. “Era muy chico, pero si no lo dejaba, me iba a quedar toda la vida pensando en que hubiese pasado”, le cuenta Mary, su madre, a este diario. También separarse de Marcelo, compinche y confidente, tanto que el primer tatuaje que se hizo son sus iniciales y el número 99, que en la quiniela simboliza los hermanos. Siete años más grande, Marcelo ya trabajaba en un supermercado y, con su primer sueldo, le había comprado uno de los regalos más preciados por aquellos años: una camiseta original de Chacarita, el club del que es hincha por herencia paterna. El otro había sido una Play Station que le había traído su madrina, que vive en Miami y que ahora lo acompañó en sus primeros días en Estados Unidos, cuando lo ayudó a instalarse en Denver. 

Festejando los 11 años, con una camiseta de Miami Heat. De chiquito no era de Denver…

“Al principio, como éramos más grandes, con mis amigos le ganábamos siempre y se calentaba un montón”, rememora Marcelo, que ya en aquellos juegos de chicos veía el espíritu competitivo que hoy distingue a su hermano. “Cuando le agarró la mano y empezó a practicar, no le ganaba nadie. Era tremendo”, añade y recuerda el trágico fin de aquella consola. “Mientras nosotros jugábamos, él agarraba la pelota de básquet y la tiraba contra el techo, una y otra vez. Hasta que un día, de tanto pegarle al mismo lugar, se desprendió un pedazo, cayó encima de la Play y la hizo bolsa”.

Campazzo con su familia, en épocas en las que había que decidir probar suerte en Mar del Plata.

Los primeros tiempos en Mar del Plata, a punto de cumplir 16 y alejado de su familia, le forjaron el carácter, más allá de que Mary viajaba seguido para mitigar la distancia. “Pedía permiso en el trabajo y me iba los jueves la noche, viajaba 17 horas, estaba con él el viernes y el sábado y el domingo a las tres de la tarde me volvía para llegar el lunes a trabajar de nuevo”, relata la madre del ídolo, que era capaz de llevarse 10 materias por año “por vago” y, a la vez, rendirlas todas en diciembre.

El problema es que aquellas visitas no alcanzaban para enjuagar las lágrimas. Por eso, para facilitar la adaptación, el propio Echevarría lo sacó del hotel donde se alojaba y lo llevó a su casa, para que sintiera el calor familiar ausente. Fue entonces cuando Natalia, la hija menor del entrenador, se plantó: “Vos te vas todo el día al club y mamá se va a trabajar”, le dijo a su padre. “Yo no tengo drama en cocinar, pero él tiene que lavar los platos”. Y así fue. “Lo tenías que ver con el delantal puesto y lavando los platos”, recuerda Echevarría, sobre una anécdota recurrente en las charlas vía zoom que aún mantienen con Facundo, que además es padrino del programa de radio “La Siesta Inolvidable”, que conduce Martín Echevarría, otro de los hijos de Osvaldo, en LU9.

Stella Maris Galli es otra pieza clave en aquella adaptación a 1.100 kilómetros de su casa. Como existe en cada institución de barrio del país, “Stellita” era una todoterreno en Peñarol a la hora de colaborar en la vida social del club, además de ser su histórica planillera en los partidos de Liga Nacional. Y por aquellos años se transformó en una sustituta de lujo de Mary, sobre todo en el verano, cuando el hotel en el que se alojaba requería su habitación para los turistas y Campazzo terminaba en su casa. Con el amor de una madre, Stella tenía que esperar que el demonio que ya fastidiaba a todos los bases de la LNB con su asfixiante defensa se durmiera con la luz prendida porque le tenía miedo a la oscuridad. Por eso le dedicó unas emotivas palabras en su cuenta de Twitter cuando supo de su fallecimiento el año pasado: “No te ibas de la habitación hasta que me duerma porque me daba miedo. Tu amor es algo que voy a guardar toda mi vida”.

“Yo veía que Peñarol era una familia, en la que todos lo cuidaban y lo cobijaban para que no extrañara tanto y me quedaba tranquila”, recuerda Mary, sobre aquellos años difíciles y de sacrificio. Marcelo aporta la otra cara menos conocida del desarraigo. “En ese momento medíamos lo mismo y compartíamos los tres o cuatro jeans lindos o las remeras que teníamos para salir. Pero cuando él se fue, le dije que se llevara todo, que lo iba a necesitar más”, cuenta el hermano mayor, pero no da lugar ni un segundo para la nostalgia. “¿Fue una buena inversión, no? Después ligué algunas cositas mejores”, dispara mientras larga la carcajada.     

Con sus compañeros de Muni, el club cordobés donde comenzó su sueño.

Si la nueva familia de su club lo cuidaba, la real lo bancaba a la distancia. Tanto que Alcides Moyano, el suegro de Marcelo, llamaba todas las semanas al diario La Voz del Interior para que le hicieran notas a “un pibe cordobés que la rompe en Mar del Plata”, con diálogos desopilantes: 

-¿Cómo se llama?

-Facundo Campazzo. Tiene 17 años y va a hacer historia.

-Perdón, no lo conozco. ¿Cuántos partidos jugó hasta ahora?

-Ninguno, todavía no debutó. Pero es un fuera de serie.

Gustavo Farías, uno de los periodistas que recibía aquellos llamados, reconoció que Alcides, ya fallecido, tuvo mucha más visión que él. Incluso, en el cuadrangular final de la Copa Argentina 2008 de Bahía Blanca descubrió que el familiar de Moyano figuraba en el plantel que había llevado Peñarol y por fin lo entrevistó. Sin embargo, entre la timidez de Facundo y su nula participación en el equipo, el diálogo nunca vio la luz, hasta que el propio Farías lo desempolvó después de la final del Mundial de China con el relato de la anécdota. “Se me ‘escapó la tortuga’. Aunque hoy, 11 años más tarde, cumplo en publicar la nota pedida. Gracias, don Alcides”, cerró Farías su entrevista tardía, cuando el mundo del básquet se desvivía por hablar con una de las figuras del torneo.

Para Los Martines, la audición partidaria de Peñarol desde hace una década y media, la ecuación era inversa: la joven promesa, que vivía a un par de cuadras de la radio, se transformó en un invitado habitué, que aprovechaba las visitas para usar la computadora del estudio a manera de cyber. Incluso, era capaz de llegar más de una hora antes del horario pautado para navegar por la red. Y hasta la cuenta de Twitter que ya superó los 333.000 seguidores la creó antes de una nota entrevista con Los Martines. Además, era otra vía de comunicación: sin streamings y pocos partidos televisados, Mary era una oyente frecuente, que dejaba sus saludos en cada transmisión, mientras Facundo devolvía las gentilezas en cada nota pre o post partido: “Y dejame mandarle un saludo a mi mamá y a mi hermano que me siguen desde Córdoba”.

Aquella Copa Argentina de Bahía Blanca con el plantel mayor coincidió con el cuadrangular de cuartos de final de la Liga Junior, donde se cruzaban los dos mejores equipos de provincia de Buenos Aires (en este caso Peñarol y Bahiense del Norte) con los dos de Capital (Obras y Banco Provincia). Sin Campazzo, el equipo dirigido por Echevarría cayó con Obras, en lo que sería el único partido perdido en el torneo. Santiago Belza, asistente de ese equipo e hijo de Miguel Belza, el tutor de Facu en aquellos tiempos, recuerda que en el vestuario perdedor le dijo a su mentor: “¿Cómo puede ser que hayamos perdido sólo porque faltaba Facu? ¿Quién es? ¿Magic Johnson?”. A lo que Echevarría sólo respondió con un meneo de cabeza, como dando a entender que no lo era, pero casi… “Fue el reconocimiento de su influencia en el equipo, nada menos que del entrenador más exigente que jamás conocí”, remarca Belza. “Marcaba esa diferencia. Si no estaba, faltaba algo clave. Después pasamos igual esa instancia y luego ya con Facu en las otras etapas no perdimos más”, completa Belza sobre aquel primer título argentino para Campazzo, en la Liga Junior 2008. 

Mientras esperaba para una entrevista pautada con Sergio Hernández, recién llegado de Beijing 2008, este cronista mantuvo el primer contacto con Campazzo, que en esa mañana del domingo 28 bajó en musculosa y ojotas al lobby del hotel, a conectarse a internet para ver que había pasado con sus compañeros: a pesar de estar en el plantel de Liga Nacional, contó que estaba molesto porque se había perdido un partido clave en su categoría, una muestra cabal del compromiso que tenía con “su equipo”.

Si hoy se ven hasta las bandejas de práctica o la llegada a la cancha, algunos pocos privilegiados disfrutaron de aquel primer Campazzo, que también era capaz de sorprender con su juego, como un triple desde su campo en el viejo gimnasio Américo Gutiérrez que circula por internet gracias al oportunismo del camarógrafo Rubén Ferretti. Sin teléfonos inteligentes para grabar las imágenes ni las redes sociales para difundirlas, la primera impresión de Campazzo con el equipo de Liga de Peñarol quedó grabada en las retinas de Juan Martín Alliani, el comentarista de Los Martines. “Éramos cuatro o cinco mirando, y lo hicieron entrar para los suplentes. En el primer avance, Tato Rodríguez (ídolo y emblema del club) llevaba la pelota y se la robó de las manos como nos acostumbró ahora. Y con la palma de la mano le colgó la pelota a Byron Johnson para un alley oop que dejó temblando el aro. Fue impresionante”, contó Alliani sobre aquella primera imagen del ahora jugador de Denver.

Como ahora muestra el CM de Denver en las redes, aquel base atrevido era capaz de hacer interesantes los entrenamientos. “Era 2009, se jugaba el cuadrangular final de la Copa Argentina en Trelew”, recuerda Bernardo Rolón, en ese entonces periodista del Diario El Atlántico y hoy jefe de prensa de Peñarol. “En el entrenamiento previo al debut, este pibe entra con 18 años por (Raymundo) Legaria, la rompe toda, y los suplentes le ganan a los titulares. Veo el video ese que subieron los Nuggets de las jugadas defensivas de la práctica y me acuerdo de ese día”, remarca Rolón sobre aquellas primeras imágenes en las que iba creciendo bajo el ala de Sergio Hernández como entrenador y de Leo Gutiérrez y Martín Leiva como compañeros referentes. 

En su trato con los medios también mostró esa humildad que todos destacan. Siempre disponible, se prestó a diferentes propuestas, algunas desopilantes como el microprograma “A la Cama con Facu”, donde reporteaba a sus propios compañeros de Selección, o cuando le quitó el micrófono a José Montesano para pasar de entrevistado a entrevistador, porque el periodista cumplía dos años de haber vuelto a trabajar después de superar un cáncer. O para gestionar un desafío al fútbol con sus compañeros de Peñarol contra los integrantes del programa “Hay Equipo”. O incluso para protagonizar una publicidad de “los churros Churrete, con mucho dulce de leche”, junto a su compañero Nicolás Lauría y el legendario ex jugador de la Selección Esteban De la Fuente para un comercio de Concordia.

Julieta Espósito, jefa de prensa del club Obras Sanitarias y comentarista de la Liga de España en el canal DeporTV, puede dar fe de ese espíritu bromista del ahora jugador de los Nuggets. En el Super 8 2011, dos periodistas armaron una gastada para su colega, con la complicidad de Campazzo, que accedió a una falsa entrevista en la que pronunció frases del estilo “A Obras es imposible ganarle”, “Con Obras jugamos por el segundo puesto” o “A Obras ya le podrían dar la Copa sin jugar”. En ese momento, el conjunto que dirigía Julio Lamas y que tenía a Juan “Pipa” Gutiérrez como máxima estrella, marchaba cómodo en la cima de la Liga Nacional y era favorito para el cruce que en unas horas iba a disputar ante Peñarol por la semifinal del torneo. 

A la noche, el 7 bravo fue la figura de la cancha y su equipo venció por dos puntos. Espósito, que había sido filmada incrédula mientras miraba la parodia de nota, sumó bronca por partida doble, ya que, además de la derrota, se enteró de la “mufada” de la que había sido víctima. Pero faltaba una yapa. Cuando subió al micro de prensa para volver al hotel, en el fondo estaba Campazzo con otros periodistas. “Le dije de todo y, para disculparse de lo que había hecho, me prometió los pantalones de juego”, rememeró Espósito. “¡Pero nunca los vi!”, completó.

Cargada a los periodistas Pablo Viola y Carlos Altamirano, en plena transmisión.

Si hay coincidencia en que su personalidad no cambió nada pese a la fama y las mayores responsabilidades, su juego y su físico se adaptaron a cada peldaño que le tocó subir. “Siempre fue así. Vos le explicabas un ejercicio y en la primera pasada ya lo hacía”, recuerda Echevarría, que tampoco se olvida de las horas de entrenamiento que hubo detrás de la intensidad defensiva que tanto elogió el entrenador Malone. “El otro día me mandaron un compilado de jugadas en las hace un giro invertido para defender el pick and roll y se lo reenvié. ‘Todo tuyo’, me respondió, porque era un movimiento que se pasaba horas practicando“, destacó el entrenador, que siempre le inculcó que sus minutos en la cancha se los ganaría en defensa. Los mismo cabe para las asistencias mágicas que tanto deslumbraron al canadiense Murray. “En el gimnasio tenemos una red para practicar pases y se pasaba el día ahí: con derecha, con izquierda, de mitad de cancha… Todo lo que le vemos hacer ahora lo practicó miles de veces”, completa Echevarría. 

Así, con talento de fábrica, dedicación al trabajo, atención a los consejos de técnicos y compañeros más experimentados, cambios de hábito en la alimentación y en los cuidados físicos y mucha paciencia, Campazzo fue rompiendo todos los techos y las barreras que le auguraban los especialistas, primero en la Liga Nacional, luego en la Selección, más tarde en España y ahora en la NBA, donde recién debutará oficialmente el miércoles ante Sacramento Kings, pero donde ya lo bautizaron como Spiderman.   

“¿Cómo carajo ensamblás un superhéroe que le tiene miedo a la oscuridad? ¿Cómo le pedís a Marvel que aparezca un muñequito de un deportista al que Manu Ginóbili le dice que nunca había visto un pibe de selección con panza?”, se preguntó Rosenbaun en un artículo en el que ahondó en las razones por las que la llegada del ex base del Real Madrid a la NBA generó tanta expectativa. La respuesta parece sencilla: poniéndole una camiseta número 7 con el apellido Campazzo a un muñeco de Peter Parker y contando su increíble historia de superación.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

El nuevo apodo de Facundo Campazzo según sus compañeros | Al cordobés le bastó sólo un partido para ganarse el mote de superhéroe



“El nuevo apodo de Facu es Hombre Araña. ¡El hombre está en todos lados”. Sólo tuvo que jugar un partido, y de pretemporada, el cordobés Campazzo para ganarse los elogios de sus propios compañeros, entre ellos el base canadiense Jamal Murray, una de las dos grandes figuras del equipo, quien “bautizó” con un nuevo sobrenombre al argentino en su cuenta de Twitter.

Campazzo concretó anoche su estreno en la NBA vistiendo la camiseta de los Denver Nuggets en la derrota amistosa ante los Golden State Warriors, por 107-105, en la ciudad de San Francisco. El ex Peñarol de Mar del Plata jugó 24 minutos, con una planilla de 8 puntos, 3 asistencias, 3 pérdidas, un robo y un rebote.

El base no defraudó en su debut e hizo gala de su característico estilo de juego, espectacular en ataque y pasional en defensa, yendo al piso en busca de pelotas perdidas o poniendo el cuerpo para recibir el impacto de algún gigante rival y sacar la falta ofensiva. En consecuencia, Murray no pudo contener su sorpresa y le puso nuevo sobrenombre al cordobés. En el precalentamiento, ambos se mostraron compinches luego de una volcada del argentino.

“Fue increíble, un sueño hecho realidad. Había esperado esto durante toda mi vida”, sostuvo Campazzo en la conferencia de prensa luego del encuentro. “Lo disfruté, pero tenemos mucho trabajo por hacer. Al principio me sentía un poco nervioso porque era mi primer partido, algo muy grande e importante en lo personal”, admitió.

“Pero por suerte en todo momento me sentí apoyado por mis compañeros y el cuerpo técnico que me dieron confianza y tranquilidad para jugar. Es que hay muy buena química y una gran unión en este equipo y lo queremos demostrar en cada partido que juguemos”, completó.

Sin ocultar su alegría, Campazzo resaltó que lo realizado en este juego es lo suyo: “Es que me gusta darlo todo al ciento por ciento, poniendo pasión y el corazón en cada partido”.

“Pero con 29 años ahora tengo más experiencia y eso es bueno para llegar a una nueva liga y a un nuevo equipo, al que me tengo que adaptar lo antes posible”, concluyó.

El que continuó con los elogios que ya había vertido sobre él en la semana fue el entrenador Michael Malone, quien respecto de esa entrega a la que hacía alusión el cordobés, destacó que “está en su naturaleza, en su ADN”.

“Si alguien lo vio jugar en la Selección Argentina o Real Madrid, lo sabría. El sabe ya que no va a jugar una cantidad importante de minutos en cada partido, así que lo va a dar todo en la cancha, porque jugar duro es una habilidad y eso es algo que él desarrolla muy bien“, resaltó.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Campazzo se mostró esperanzado en adaptarse rápido a la NBA | “Lo único que me falta es trabajar al máximo”, aseguró el argentino



Facundo Campazzo está cumpliendo el sueño de sumarse a una franquicia de la NBA y, cada día, da un pasito de cara al debut en la Liga Norteamericana, que está previsto para el miercóles 23 de diciembre ante Sacramento Kings. Este lunes brindó su primera rueda de prensa como jugador NBA y se mostró esperanzado con adaptarse rápido a la nueva compentencia. 

“Lo único que me falta es trabajar al máximo, aunque al principio hay muchas cosas nuevas, intentaré poner todo mi esfuerzo en el campo para que mi adaptación sea lo más rápida posible”, declaró el base cordobés en rueda de prensa, tras completar el entrenamiento con sus nuevos compañeros.

En ese sentido, el ex jugador del Real Madrid se mostró muy contento con la recepción que tuvo de parte del plantel, encabezado por el canadiense Jamal Murray y el serbio Nikola Jokic, las dos estrellas del equipo, y el resto del staff de los Nuggets. “Lo más importante para mí es que tanto los directivos, como el entrenador Michael Malone, mis nuevos compañeros y los aficionados me recibieron con un gran cariño y eso me hace sentirme muy feliz en Denver”, continuó el jugador del seleccionado argentino, que recibió muchos elogios por parte de Malone en su primer contacto con la prensa. “Soy consciente de que estamos ya muy cerca del inicio de la temporada, pero el apoyo que recibo del entrenador lo valoro mucho”, dijo respecto del técnico del equipo.

El entrenador Malone, de 49 años, pidió que no se prejuzguen las condiciones de Campazzo, al quien parte de la prensa de Denver cuestionó por su estatura y por considerar que no podrá defender a los mejores perimetrales de la NBA. “No veo cómo no puedes enamorarte de un joven como Facu. Es pequeño de estatura, pero no puedes juzgarlo por eso, tienes que juzgarlo por su corazón, que es muy grande. Hace jugadas en las que la mayoría de la gente ni siquiera piensa o ve”, expresó Malone. “Tiene una gran dureza, creo que es un muy, muy buen jugador defensivo, un jugador defensivo que rompe el juego de ataque del rival”, añadió sobre Campazzo.

El subcampeón del mundo con el seleccionado argentino en el Mundial de China 2019, por último, comentó que en su nuevo equipo le piden que intente poner en práctica el juego que lo destacó en su paso por el Real Madrid. “No tengo ninguna duda de que vieron muchos videos míos antes de ficharme y lo que me piden es que intente hacer mi juego, pero ahora para mi nuevo equipo, y ese es el mensaje que me dio el entrenador”, concluyó.

Campazzo debutó profesionalmente en 2008 en Peñarol de Mar del Plata, donde obtuvo cuatro títulos de la Liga Nacional, y luego continuó su carrera en Real Madrid en la temporada 2014-2015, donde ganó la Euroliga y la Liga ACB. Luego fue cedido al UCAM Murcia durante dos temporadas, para regresar al Real Madrid en 2017, donde ganó otras dos Ligas de España y otra Euroliga, entre otros trofeos. Desde 2012 es una pieza indiscutible de la Selección Argentina, con la que disputó dos Juegos Olímpicos y dos Mundiales, entre ellos el de China 2019, donde comandó al equipo hacia el segundo puesto.



Fuente link: