Categorías
AM 750 Argentina

Daniel Gollan: “Cuando el resto de las jurisdicciones cambie el sistema se va a ver un salto en las mediciones” | La nueva estrategia bonaerense para la gestión de información de Covid-19



El ministro de Salud bonarense, Daniel Gollan, explicó los motivos de la nueva estrategia del gobierno bonaerense para la gestión de la información sobre coronavirus, a partir de la cual se agregaron 3523 fallecidos en la provincia. “Cambiamos el sistema de conteo de casos fatales porque había retraso en la información”, dijo en declaraciones a AM750.

“Más que un cambio en la modalidad, lo que se hizo fue poner en tiempo real los datos porque el sistema de carga es muy engorroso. Hay un retraso entre que el médico pone el diagnóstico y un administrativo junta la información y la carga. Las clínicas y sanatorios, el sector privado, no están acostumbrados a cargar datos. Había muchos que ni siquiera estaban registrados al comienzo de la pandemia”, detalló Gollan.

El ministro aclaró que esto no significa que se ocultaron datos en la provincia sino que había demoras a la hora de notificar los fallecimientos. “Lo mismo sucede en la Ciudad. Pero esto no es responsabilidad del ministro de la Ciudad ni del ministro de la provincia. Esto es responsabilidad de los efectores de salud. No se ocultan los datos. Llegan retrasados. Cuando el resto de las provincias o jurisdicciones cambie el sistema de registro, se va a ver un salto en las mediciones“, anticipó al programa Toma y Daca.

El gobierno bonaerense decidió unificar las bases de datos en las que se registran las personas con coronavirus fallecidas en los 135 distritos de la provincia. Gollan precisó que la metodología de trabajo que se aplica desde hoy “consiste en cruzar las tres fuentes de información y llegar a los datos más precisos obtenidos de todas las bases de información existentes. Es un sistema sólido y muy bueno. Lo afrontamos para que todo el mundo sepa día por día el número de fallecidos y así poder evaluar la evolución de esta pandemia”, precisó.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Provincia corrigió el método de registro y son más de 3500 las muertes que no habían sido contadas

https://www.tiempoar.com.ar/nota/provincia-corrigio-los-registros-y-hay-3500-muertes-por-covid-que-habian-sido-contadas

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Sociedad

Provincia analizará cambios en la cuarentena si continúa la baja de casos 3 semanas más

https://www.tiempoar.com.ar/nota/provincia-analizara-cambios-en-la-cuarentena-si-continua-la-baja-de-casos-3-semanas-mas

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina normal

Crecen los contagios de coronavirus en el interior bonaerense | Preocupa la “desobediencia” de intendentes opositores



La provincia de Buenos Aires sigue siendo uno de los lugares críticos en el mapa de contagios por covid en el país. Más allá de los reportes y proyecciones, distintos intendentes de la oposición –de Tandil, La Plata, Olavarría– desoyeron recientemente, de distintos modos, las disposiciones del ejecutivo provincial, con consecuencias que ya se materializaron en aumentos de casos. “Los intendentes saben los riesgos que corren desoyendo las recomendaciones, nosotros siempre apostamos al diálogo y a la razón”, indicaron en diálogo con Página/12 fuentes de la gobernación, descartando cualquier posibilidad de sanción al respecto. Según explicaron este lunes el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud de la provincia, Daniel Gollan, el aumento de casos en los municipios del interior de la provincia alcanzó un 17 por ciento del total. La preocupación ya no es solo en el AMBA, cada vez hay menos municipios en la provincia dentro de la fase cinco. Solo 18 localidades se encuentran en esa instancia, mientras que 73 transitan la fase cuatro, y 44 la tres. Este domingo culmina el esquema de aislamiento obligatorio establecido para la provincia y las autoridades deberán decidir cómo continúa la cuarentena.

“Fomentar una situación anárquica, en la que cada uno hace lo que se le antoja, en medio de una pandemia tiene una única consecuencia: mayor cantidad de contagios y mayor cantidad de muertes”, subrayó Bianco.

En los próximos días habrá reuniones entre funcionarios provinciales, expertos e intendentes para analizar cómo continúa la situación en el AMBA. “Estamos en un amesetamiento alto, pero por suerte está aplanado. Tanto el uso de camas, como de tiempo de duplicación”, afirmaron. “Puede ser que haya algunas nuevas aperturas, pero con un compromiso importante de parte de los intendentes de hacerlo cumplir”, arriesgaron. Con respecto al diálogo con la Ciudad de Buenos Aires, tras el decreto de Nación que establece la redistribución de la coparticipación, esta vez en beneficio de la provincia, desde el gobierno bonaerense aseguraron que “no afectará en nada, el trabajo coordinado en materia sanitaria continuará del mismo modo”.

“Fomentar una situación anárquica, en la que cada uno hace lo que se le antoja, en medio de una pandemia tiene una única consecuencia: mayor cantidad de contagios y mayor cantidad de muertes”, subrayó Bianco con respecto a los municipios que se negaron a respetar las disposiciones provinciales. Gollan, además, explicó que en el primer cordón del conurbano los casos de covid-19 son 1.650 cada 100 mil habitantes; en el segundo cordón llegan a 2.186; en el tercero ascienden a 2.491 y en la Ciudad de Buenos Aires, a 3.553. En cuanto al nivel de ocupación de camas de terapia intensiva, el ministro de Salud dijo que de las 6.258 con las que se cuenta en toda la provincia, el 52,6 por ciento se encuentran ocupadas, mientras que al considerar en particular el AMBA, las camas ocupadas son 3.041, con un 66,3 por ciento de ocupación.

Semáforo rojo

“El sistema de fases no es algo que se nos ocurrió a nosotros sino que lo trabajamos en conjunto, incluso algunos de los puntos del sistema de fase fueron propuestos por los intendentes de la oposición”, recordó el jefe de Gabinete y expresó “preocupación por los intendentes que no están cumpliendo con las normas”.

Bahía Blanca, otra de las ciudades gobernadas por la oposición, según los médicos está al borde del colapso. 

En Tandil, el intendente radical Miguel Angel Lunghi, la semana pasada decidió de forma unilateral abandonar el sistema de fases provinciales y crear su propio sustema de “semáforo”. El resultado fue que el municipio duplicó los casos en la última semana, llegabdo a 227 casos el domingo. “Le pedimos nuevamente al intendente que cumpla con las normas. En la anarquía no gana nadie, pierden los tandilenses“, subrayó Bianco y agregó que “habrá que ver si decide respetar la normativa provincial y nacional. Nosotros vamos a seguir cuidando a los y las tandilenses”. 

En respuesta a Bianco, Lunghi remarcó que la medida “no fue para enfrentarse con provincia” y agregó que está “abierto al diálogo”. El intendente sostuvo que “indudablemente cayó muy mal la posición que tomamos en Tandil”, y, para justificar su accionar, comparó la situación del municipio con la de Olavarría, ya que esta fue ubicada por el gobierno provincial en fase cuatro. Según Lunghi “Olavarría está igual que Tandil” que retrocedió a la etapa tres. “Tenemos realidades parecidas, pero estamos en distintas fases”, sacó cálculos.

Otro municipio conflictivo es la capital provincial conducida por Julio Garro (JpC). En La Plata –fase tres– decidieron abrir un autocine. Bianco aclaró que esa actividad está prohibida en esta fase y explicó que para permitirlo, deberían contar con un permiso bonaerense y nacional que no tienen. El jefe comunal compartió en sus redes sociales un gráfico que muestra que La Plata está anteúltima en comparación con los demás distritos del AMBA, en relación a los contagios cada 100 mil habitantes. En línea con lo que vienen sosteniendo varios representantes de la oposición, agregó que “es fundamental la responsabilidad individual para poder convivir con este virus hasta que llegue la vacuna”. El Ministerio de Salud bonaerense confirmó este lunes 81 nuevos contagios; en total suman 12.053 los casos confirmados.

Bahía Blanca, otra de las ciudades gobernadas por la oposición, según los médicos está al borde del colapso. El director del hospital Penna, Gabriel Peluffo, indicó que este lunes tuvieron que aislar a 55 trabajadores por contactos con gente contagiada fuera del hospital. “Los casos son crecientes y el número de camas disponibles baja día a día”, alertó. En contraposición, el intendente Héctor Gay había asegurado que “no se puede hablar de un colapso en el sistema hospitalario” y que “la palabra ‘colapso’ está lejos de la realidad”.

El intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, que en mayo se alejó de JpC, tiene una postura diferente a las de sus pares. “Creemos que no debería haber más flexibilización. Con la fase cuatro estamos bien. Tenemos muchos casos, más de 600 y tenemos un total de 16 camas. En el interior de la provincia hay pocas camas”, indicó en diálogo con Página/12. “En las últimas semanas el 50 por ciento de las muestras dan positivo”, aseguró. Y opinó que “pedir más flexibilización es una locura porque en los municipios es exponencial el aumento de casos”. 

Las localidades con más aperturas

Según el nuevo reporte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires cada vez hay menos municipios en fase cinco –la de mayor flexibilidad–. Tan solo 18 siguen en esa etapa, mientras que 66 están en la fase cuatro, y 44 en la tres. Las localidades en la etapa más avanzada, en la que se permiten reuniones de un máximo de 10 personas al aire libre, realizar entrenamiento y competencias de automovilismo son: Adolfo Alsina, Adolfo González Cháves, Coronel Dorrego, Coronel Suárez, Daireaux, Florentino Ameghino, General Guido, General Lamadrid, General Pinto y General Villegas. También figuran en la lista Lincoln, Monte Hermoso, Puán, Rauch, Saavedra, Tapalqué, Tordillo, y Tres Lomas.

En fase cuatro están los municipios que en las últimas dos semanas tuvieron más de diez nuevos casos cada cien mil habitantes. Algunos son: Azul, Bahía Blanca, Balcarce, Bolívar, Chascomús, Chivilcoy, Junín, Necochea, Olavarría, Carmen de Patagones, Pehuajó, Pergamino, Pilar, Pinamar, San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, San Pedro, Trenque Lauquen, Tres Arroyos, Villa Gesell y Zárate. Mientras que en fase tres se encuentran: Bragado, Tandil, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Ensenada, Esteban Echeverría, Ezeiza, Hurlingham, Ituzaingó, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Luján, Moreno, Pilar, Quilmes, San Isidro, San Miguel, Tres de Febrero y Vicente López, entre otros.

Informe: Melisa Molina.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Crecen los contagios en el interior bonaerense | Preocupa la “desobediencia” de intendentes opositores



La provincia de Buenos Aires sigue siendo uno de los lugares críticos en el mapa de contagios por covid en el país. Más allá de los reportes y proyecciones, distintos intendentes de la oposición –de Tandil, La Plata, Olavarría– desoyeron recientemente, de distintos modos, las disposiciones del ejecutivo provincial, con consecuencias que ya se materializaron en aumentos de casos. “Los intendentes saben los riesgos que corren desoyendo las recomendaciones, nosotros siempre apostamos al diálogo y a la razón”, indicaron en diálogo con Página/12 fuentes de la gobernación, descartando cualquier posibilidad de sanción al respecto. Según explicaron este lunes el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y el ministro de Salud de la provincia, Daniel Gollan, el aumento de casos en los municipios del interior de la provincia alcanzó un 17 por ciento del total. La preocupación ya no es solo en el AMBA, cada vez hay menos municipios en la provincia dentro de la fase cinco. Solo 18 localidades se encuentran en esa instancia, mientras que 73 transitan la fase cuatro, y 44 la tres. Este domingo culmina el esquema de aislamiento obligatorio establecido para la provincia y las autoridades deberán decidir cómo continúa la cuarentena.

En los próximos días habrá reuniones entre funcionarios provinciales, expertos e intendentes para analizar cómo continúa la situación en el AMBA. “Estamos en un amesetamiento alto, pero por suerte está aplanado. Tanto el uso de camas, como de tiempo de duplicación”, afirmaron. “Puede ser que haya algunas nuevas aperturas, pero con un compromiso importante de parte de los intendentes de hacerlo cumplir”, arriesgaron. Con respecto al diálogo con la Ciudad de Buenos Aires, tras el decreto de Nación que establece la redistribución de la coparticipación, esta vez en beneficio de la provincia, desde el gobierno bonaerense aseguraron que “no afectará en nada, el trabajo coordinado en materia sanitaria continuará del mismo modo”.

“Fomentar una situación anárquica, en la que cada uno hace lo que se le antoja, en medio de una pandemia tiene una única consecuencia: mayor cantidad de contagios y mayor cantidad de muertes”, subrayó Bianco con respecto a los municipios que se negaron a respetar las disposiciones provinciales. Gollan, además, explicó que en el primer cordón del conurbano los casos de covid-19 son 1.650 cada 100 mil habitantes; en el segundo cordón llegan a 2.186; en el tercero ascienden a 2.491 y en la Ciudad de Buenos Aires, a 3.553. En cuanto al nivel de ocupación de camas de terapia intensiva, el ministro de Salud dijo que de las 6.258 con las que se cuenta en toda la provincia, el 52,6 por ciento se encuentran ocupadas, mientras que al considerar en particular el AMBA, las camas ocupadas son 3.041, con un 66,3 por ciento de ocupación.

Desobedientes

“El sistema de fases no es algo que se nos ocurrió a nosotros sino que lo trabajamos en conjunto, incluso algunos de los puntos del sistema de fase fueron propuestos por los intendentes de la oposición”, recordó el jefe de Gabinete y expresó “preocupación por los intendentes que no están cumpliendo con las normas”.

En Tandil, el intendente radical Miguel Angel Lunghi, la semana pasada decidió de forma unilateral abandonar el sistema de fases provinciales y crear su propio sustema de “semáforo”. El resultado fue que el municipio duplicó los casos en la última semana, llegabdo a 227 casos el domingo. “Le pedimos nuevamente al intendente que cumpla con las normas. En la anarquía no gana nadie, pierden los tandilenses“, subrayó Bianco y agregó que “habrá que ver si decide respetar la normativa provincial y nacional. Nosotros vamos a seguir cuidando a los y las tandilenses”. 

En respuesta a Bianco, Lunghi remarcó que la medida “no fue para enfrentarse con provincia” y agregó que está “abierto al diálogo”. El intendente sostuvo que “indudablemente cayó muy mal la posición que tomamos en Tandil”, y, para justificar su accionar, comparó la situación del municipio con la de Olavarría, ya que esta fue ubicada por el gobierno provincial en fase cuatro. Según Lunghi “Olavarría está igual que Tandil” que retrocedió a la etapa tres. “Tenemos realidades parecidas, pero estamos en distintas fases”, sacó cálculos.

Otro municipio conflictivo es la capital provincial conducida por Julio Garro (JpC). En La Plata –fase tres– decidieron abrir un autocine. Bianco aclaró que esa actividad está prohibida en esta fase y explicó que para permitirlo, deberían contar con un permiso bonaerense y nacional que no tienen. El jefe comunal compartió en sus redes sociales un gráfico que muestra que La Plata está anteúltima en comparación con los demás distritos del AMBA, en relación a los contagios cada 100 mil habitantes. En línea con lo que vienen sosteniendo varios representantes de la oposición, agregó que “es fundamental la responsabilidad individual para poder convivir con este virus hasta que llegue la vacuna”. El Ministerio de Salud bonaerense confirmó este lunes 81 nuevos contagios; en total suman 12.053 los casos confirmados.

Bahía Blanca, otra de las ciudades gobernadas por la oposición, según los médicos está al borde del colapso. El director del hospital Penna, Gabriel Peluffo, indicó que este lunes tuvieron que aislar a 55 trabajadores por contactos con gente contagiada fuera del hospital. “Los casos son crecientes y el número de camas disponibles baja día a día”, alertó. En contraposición, el intendente Héctor Gay había asegurado que “no se puede hablar de un colapso en el sistema hospitalario” y que “la palabra ‘colapso’ está lejos de la realidad”.

El intendente de San Pedro, Cecilio Salazar, que en mayo se alejó de JpC, tiene una postura diferente a las de sus pares. “Creemos que no debería haber más flexibilización. Con la fase cuatro estamos bien. Tenemos muchos casos, más de 600 y tenemos un total de 16 camas. En el interior de la provincia hay pocas camas”, indicó en diálogo con Página/12. “En las últimas semanas el 50 por ciento de las muestras dan positivo”, aseguró. Y opinó que “pedir más flexibilización es una locura porque en los municipios es exponencial el aumento de casos”. 

Las localidades con más aperturas

Según el nuevo reporte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires cada vez hay menos municipios en fase cinco –la de mayor flexibilidad–. Tan solo 18 siguen en esa etapa, mientras que 66 están en la fase cuatro, y 44 en la tres. Las localidades en la etapa más avanzada, en la que se permiten reuniones de un máximo de 10 personas al aire libre, realizar entrenamiento y competencias de automovilismo son: Adolfo Alsina, Adolfo González Cháves, Coronel Dorrego, Coronel Suárez, Daireaux, Florentino Ameghino, General Guido, General Lamadrid, General Pinto y General Villegas. También figuran en la lista Lincoln, Monte Hermoso, Puán, Rauch, Saavedra, Tapalqué, Tordillo, y Tres Lomas.

En fase cuatro están los municipios que en las últimas dos semanas tuvieron más de diez nuevos casos cada cien mil habitantes. Algunos son: Azul, Bahía Blanca, Balcarce, Bolívar, Chascomús, Chivilcoy, Junín, Necochea, Olavarría, Carmen de Patagones, Pehuajó, Pergamino, Pilar, Pinamar, San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, San Pedro, Trenque Lauquen, Tres Arroyos, Villa Gesell y Zárate. Mientras que en fase tres se encuentran: Bragado, Tandil, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Ensenada, Esteban Echeverría, Ezeiza, Hurlingham, Ituzaingó, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Luján, Moreno, Pilar, Quilmes, San Isidro, San Miguel, Tres de Febrero y Vicente López, entre otros.

Informe: Melisa Molina.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Gollan pidió extremar las precauciones para evitar contagios y “cuidar a los trabajadores de salud”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/gollan-pidio-extremar-las-precauciones-para-evitar-contagios-y-cuidar-a-los-trabajadores-de-salud

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina normal

Daniel Gollan, sobre la reapertura de bares: “Cuando uno juega al límite y a la ruleta rusa el riesgo es muy grande” | Definiciones del ministro de Salud bonaerense



“Hay algunos funcionarios que hoy son muy sensibles al reclamo de algunos sectores de los cuales por ahí reciben un caudal de votos importante. Están mezclando una especulación de tipo electoral con una necesidad sanitaria“. Ese fue la reflexión del ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Daniel Gollan, cuando le consultaron por la aglomeración de personas que se vio este fin de semana en los bares de la Ciudad de Buenos Aires, duramente cuestionada por los gremios que nuclean a profesionales de la salud

Las cifras de contagio y de muertos de las últimas semanas, para el ministro, son bastante claras:  “Hasta que no haya dos o tres semanas de descenso sostenido e importante de los casos uno no puede plantearse que se deben habilitar actividades que impliquen más circulación“, opinó Gollan.

“El AMBA es una única unidad económica sanitaria y epidemiológica. La General Paz no divide nada. Todo lo que se haga en la CABA, repercute en la provincia”, indicó el funcionario. “Puede ser que en algún momento en CABA empiece a bajar (el número de contagios), pero cuidado con el efecto tsunami porque el agua se va pero luego vuelve el efecto”, advirtió. 

“La mesa de diálogo y de trabajo conjunto con la Ciudad existe, nos juntamos, tiramos los números. Pero la Ciudad define sus políticas de acuerdo a cómo ve la evolución de la línea de la enfermedad de acuerdo a lo que pasa exclusivamente en la Ciudad“, observó el médico sanitarista. “Nosotros tenemos una visión diferente. AMBA es una única unidad sanitaria y epidemiológica y cuando tomamos una decisión tenemos que pensar en el vecino“, señaló.

Reaperturas

Sobre las reaperturas que han ido creciendo en la Ciudad de Buenos Aires, Gollán consideró que “el funcionario y el dirigente político tiene que pensar en lo mejor para el bien común, que es la salud y evitar que se muera la mayor cantidad de gente”, agregó, luego de volver a recordar el desgaste que vive el personal de salud de todo el país.

Además, “teniendo un horizonte de curación concreto” con la vacuna, insistió, “lo que hagamos en estos 4 o 5 meses implica que se va a morir más o menos gente. Nosotros pretendemos que sea la menor cantidad posible”.

“No creo que el Gobierno de la Ciudad esté calculando que le va a colapsar el sistema. Ellos a nivel público tienen todavía un hándicap de 100/150 camas en la ciudad. A nivel privado, en cambio, está muy tensionado. El sistema privado en la ciudad hace tiempo está jugando al límite”, advirtió el ministro de salud bonaerense.

“Cuando uno juega al límite y a la ruleta rusa el riesgo es muy grande”, agregó sobre las aperturas. “Epidemiológicamente está todo para no hacerlo. Uno puede jugar a la prueba y error, pero el problema implica que tal vez la cosa se me desmadra y retroceder es problemático“.

“A nosotros nos parece que hacer eso es aumentar la circulación, y eso aumenta la cantidad de casos en un momento donde la curva no decrece”, opinó. “Si hablo exclusivamente de lo epidemiológico, si lográramos hacer hoy un cierre muy fuerte de dos semanas, le daríamos un golpe muy fuerte al virus porque cortaríamos las cadenas de contagios que hoy están en marcha“, agregó.

La epidemiología, aclaró, “no es lo único que se pone en la mesa para barajar las medidas”. “Hay otras necesidades, pero decimos que prioricemos lo que sea absolutamente necesario, y hay cosas que no son absolutamente necesarias. Nos gustaría que la gente se quedara en la casa”, insistió.

El virus

Para Gollan, “era obvio” que “una enfermedad que en un mes y medio salió de un lugar remoto de China y se instaló en todo el mundo” iba a llegar a la Argentina. Cuando a principio de año advirtió la posible llegada del virus al país, recordó, “nos dijeron de todo Y se va constatando que todo lo que dijimos era así, no porque seamos unos genios sanitarios, sino porque era sentido común”.

“Desde un principio dijimos que era una cuestión del AMBA con epicentro en la Ciudad de Buenos Aires, no porque la ciudad tenga la culpa de nada, sino porque el virus entró masivamente de población que vino de afuera y que vivía o trabajaba en CABA. También dijimos que luego iba a filtrar al resto del país”, repasó.

El virus, explicó el funcionario bonaerense, tiene una enorme contagiosidad “y lo que se puede hacer es poner barreras para retrasar su contagiosidad, para que los casos no sucedan todos juntos y no saturen el sistema”.

“Sería deseable que hubiera un poco menos de movilidad acorde a lo que sería una fase 3 más estricta, y eso no está sucediendo”, opinó. 

En una entrevista radial con FM Millenium el ministro indicó que “todos los días, hablo con los trabajadores de la salud y es un esfuerzo descomunal el que están haciendo. No nos van a alcanzar los días para agradecer lo que está haciendo el personal de salud”, lamentó, tras aclarar que “en la provincia de Buenos Aires no le está faltando nada a nadie (en los hospitales)”, sino que el problema es que “los médicos están exhaustos” y cada día aumenta más el número de contagiados a atender.

Sin embargo, “hay gente que parece que no se da cuenta”. “Hay un sector de la sociedad que ni siquiera es mayoritario, que sale por los medios burlándose de la cuarentena y burlándose de los trabajadores de la salud que están dejando todo su esfuerzo. Cuando dicen ‘nos dejaron solos’ yo creo que se están refiriendo a ellos”, aseguró Gollan, al recordar, como ejemplo, a los “energúmenos que estaban haciendo sky en Chapelco”.

Esas actitudes, para el funcionario, no corresponden a la mayoría. “En términos generales, aseguró el sanitarista, “la gente se está cuidando, sino no se explica que no hubiera explosión de casos en las 1400 villas. Hay casos que se van dando en forma progresiva pero no explosiva”.

En ese camino, una de las principales herramientas fue la concientización. “Uno aspira a que no sea la cuestión represiva la herramienta con la cual se puedan corregir las inconductas. Se apela a la conciencia social, y por eso digo que hay muchos lugares donde a través de la participación del Estado y de las organizaciones sociales, de la Iglesia, se ha seguido trabajando en una acción permanente de concientización y esos resultados se ven. Sino fuera así la evolución de los casos en el AMBA sería explosiva”, explicó.

“Dr Muerte”

“Cuando hemos salido a contar la realidad de lo que iba a pasar se nos acusaba de que metíamos miedo, de que no era buena esta metodología, que había que generar esperanza”, recordó Gollan.

Sin embargo, señaló, “cuando yo digo lo mismo que Quirós, lo de Quirós está bien y yo soy el Dr Muerte. La Ciudad tiene un sistema de protección mediática muy fuerte“, denunció sobre la cobertura que algunos medios de comunicación vienen haciendo desde comienzos de la pandemia.

“Hay determinados medios de comunicación que están jugando a otra cosa que no tiene que ver con resguardar la salud de la población, sino que obedecen a otros intereses y tienen mucho poder de fuego”, sostuvo el funcionario. 

Los casos en el país

“Tenemos en estos momentos una cantidad de casos importantes que no dejó de crecer nunca, fue falso que dejó de crecer. Tendió a amesetarse, pero luego volvió a acelerarse”, explicó.

Esa aceleración, aclaró, “no es muy empinada” en el AMBA. “Lo que apareció nuevo es que en el resto del país en ciudades que estaban vírgenes o con muy poquitos casos, empiezan a filtrarse cada vez más personas contagiadas y empiezan a aparecer brotes, que a veces se pueden apagar pero que se establecen como circulación comunitaria”, indicó.

Cuarentena

“Mientras haya un sector de la sociedad a la cual se le está vedado hacer alguna actividad, por ejemplo ir a la escuela, viajar en subte, etc., mientras haya una medida de restricción formal, hay un tipo de cuarentena, que puede ser más profunda o menos profunda”, opinó sobre la definición de cuarentena tan cuestionada desde distintos sectores.

El presidente Alberto Fernández, explicó Gollan, “dice que no le hablen de cuarentena porque hay un montón de gente que no está cumpliendo las restricciones formales que están establecidas en esta etapa de fase 3. Hay un montón de gente por la calle que sale a hacer cosas que no son imprescindibles”.

“Todos queremos tomar una cerveza. Ahora, ¿es tan imprescindible?”, cuestionó en referencia a las reaperturas de los bares en la Ciudad de Buenos Aires. “Si estuviéramos en guerra, y esto es una guerra contra un virus porque es una pandemia mundial, si están sonando las sirenas de los aviones no vamos a tomar cerveza. Es un esfuerzo que se pide por única vez cada 100 años”.

En las inconductas, señaló el funcionario, “uno no se juega una cuestión personal, hay una responsabilidad social por lo cual sería doblemente reprochable: no te cuidas vos, pero tampoco cuidas a los otros”.

“Tampoco estas personas dicen: yo me arriesgo, pero si me enfermo no me atiendan, no voy a pedir ninguna cama, me quedo en mi casa y me embromo. Van corriendo a la internación”, señaló el ministro.

Vuelta a clases

Acerca de la reaperturas de escuelas, Gollan explicó que “si las condiciones sanitarias son las que son actualmente y las que uno prevé para el próximo mes y medio en provincia de Buenos Aires, va a ser muy difícil pensar en la apertura de las escuelas”.

“Ojalá pasara algo casi milagroso, pero no veo que haya condiciones para volver a abrir el ciclo educativo. Esto pasa cada 100 años, si este año hay que dar una solución extraordinaria al tema educativo, será una situación extraordinaria mundial que pasa cada 100 años”, completó.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Ciudad y Provincia confirman desaceleración de contagios en el AMBA

https://www.tiempoar.com.ar/nota/ciudad-y-provincia-confirman-desaceleracion-de-contagios-en-el-amba

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina normal

Coronavirus: se desacelera el crecimiento de casos en el primer y segundo cordón del conurbano | Lo confirmó Daniel Gollan, ministro de Salud bonaerense



“Empieza a haber un descenso marcado de la velocidad de crecimientos de casos”, destacó el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, al referirse a la situación del primer y segundo cordón del Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires, zona que representa más del 80% de los casos registrados en el país. Además, Gollan indicó que también se registra una reducción en los tiempos de internación para los casos que llegan a terapia intensiva. 

Gollan dio la “buena noticia” durante la conferencia semanal sobre situación epidemiológica bonaerense en la que sostuvo que “en la Ciudad hay cierto amesetamiento con niveles altos de contagio” e hizo extensiva la situación a los dos primeros cordones del Conurbano. 

“Con los niveles de movilidad que tenemos, sin eventos masivos ni clases hoy estamos logrando comenzar a amesetar la curva con mucho esfuerzo”, marcó el ministro de Salud provincial durante la conferencia de prensa junto al Jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y al viceministro de Salud, Nicolás Kreplak.

La mancha de aceite

En días en los que se registran nuevos records de contagios, pero en términos porcentuales las cifras son más alarmantes en el resto del país, Gollan reiteró su metáfora respecto de que el virus se va expandiendo como una mancha de aceite para volver a poner el foco en el AMBA: “la Ciudad registra unos 2.657 casos cada 100 mil habitantes; el primer cordón del Gran Buenos Aires 1.601; el segundo cordón,1.407 y 933 el tercero”. 

“Esta enfermedad no se queda quieta, sino que filtra hacia el resto de la provincia”, insistió Gollan y manifestó que desde la administración bonaerense se trabaja para “ir frenando la velocidad con que se disemina esa mancha de aceite” en pos de evitar que se sature el sistema de salud mientras se espera “una respuesta terapéutica”.

Mortalidad y ocupación de terapia intensiva

Respecto de la tasa de mortalidad cada millón de habitantes, el ministro de Salud volvió a describir la situación a nivel AMBA y señaló que en CABA la tasa es de 636, en el primer cordón de 348, en el segundo cordón de 262 y en el tercero de 161.

Por otra parte, subrayó que de las 6.012 camas de terapia intensiva existentes en todo el territorio bonaerense, el 50,33% están ocupadas y que de las 2.993 camas UTI del AMBA, está en uso el 62,85%. “Hay una disminución de los tiempos de internación en terapia intensiva”, subrayó Gollan 

En ese sentido, el ministro celebró el aumento en la cantidad de donantes de plasma, que ya llegó a 718 con 1.810 pacientes transfundidos, y aseguró: “Ello es salvar vidas y mejorar la gestión de la cama de terapia porque cada paciente que recibe plasma, evoluciona de forma positiva y no entra a terapia o sale antes de terapia”.

En cuanto a las medidas de prevención que se vienen desplegando, Gollan destacó que los centros de telemedicina realizan 109.550 llamadas de control por día a pacientes y personas aisladas y que se sumaron tres nuevos laboratorios de diagnóstico en los que se realizan “9.100 testeos por día”. 

También valoró que “bajaron los contagios entre el personal de salud” y precisó que, del total de casos en la provincia, “el 13,65% del total de los contagios” corresponde a barrios populares.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Daniel Gollan sobre la nueva cuarentena: “La apertura será, pero con mucha cautela” | El ministro de Salud bonaerense describe las expectativas del “retorno escalonado”



“Todos los movimientos los haremos con mucho cuidado, de manera que a los siete u ocho días transcurridos (después del 17 de julio) nos sentaremos a analizar en qué situación estamos y, si todo va bien, soltaremos más actividades. La Ciudad seguirá el mismo criterio, la apertura será con mucha cautela. Tenemos que pensar en el cansancio de la gente y en que la enorme cantidad del pueblo argentino se ha portado muy bien”, señala Daniel Gollan, médico sanitarista y ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires. En este diálogo con Página|12, traza un diagnóstico sobre los últimos días de la cuarentena en el territorio bonaerense, refiere a las estrategias sanitarias diferenciales a las que recurre su cartera para frenar la pandemia y se ilusiona con los tratamientos y las vacunas que se probarán en Argentina durante los próximos días.

-¿Cuál es el diagnóstico que realiza el gobierno bonaerense respecto de los últimos días de la cuarentena?

-Recién ahora estamos pudiendo analizar el impacto de las medidas que se tomaron hace dos semanas. Como siempre referimos existe un desfasaje de aproximadamente 14 días porque es el tiempo de incubación de la enfermedad. Los números comienzan a reflejar lo que buscamos: existe una disminución considerable en la movilización de la gente y, en efecto, una menor velocidad de propagación del virus y las infecciones que causa. Se produjo una desaceleración importante del crecimiento de la curva.

-Pero los casos se mantienen…

-No es que tengamos menos casos sino que hay un enlentecimiento de la curva. También ha bajado la tasa de utilización de camas de terapia intensiva. Respecto de la experiencia en otros países, advertíamos al inicio que entre un 3 y un 5% de los infectados requerían de estos cuidados; en cambio, en el presente, estamos viendo que esa cifra es menor. Ello implica un rediseño de la estrategia. Al ritmo actual de crecimiento, se retardaría el colapso, escenario que queremos evitar desde que todo comenzó en marzo. Este es un punto positivo, al igual que estamos observando un descenso muy fuerte de la tasa de letalidad (cantidad de muertos en relación a los casos confirmados) que hoy se estacionó en 1.66%.

-¿Eso es mucho o es poco?

-Y Corea puede servir como parámetro. Fue uno de los países mejor catalogados durante la pandemia y tuvo 2.13%, así que realmente estamos mejor. Es un indicador indirecto pero importante que nos muestra que, aunque (como sucedió en todo el mundo) no se esté testeando a buena parte de la gente que tiene el virus, no nos estamos perdiendo muchos casos sin confirmar. Los que fallecen, desafortunadamente, constituyen un número irrefutable; por ello, si la tasa de letalidad subiese indicaría que nos estamos perdiendo muchos casos y no está ocurriendo. Lo que aún significa más: si pudiéramos acceder a la cantidad real de personas que se infectaron, la tasa de letalidad sería mucho más baja. En España, por técnica PCR, confirmaron solo 250 mil positivos y en un estudio reciente sobre 60 mil personas les dio que el 5.2% de la población se había enfermado. Ello representa dos millones y medio de ciudadanos españoles. Esto quiere decir que detectaron un caso por cada diez que en verdad ocurrían. Dichos números coinciden con un trabajo reciente realizado en Villa 31: en él se concluye que el 53% de los vecinos ha desarrollado anticuerpos, mientras que a la Ciudad le daba un 5% de infectados tras confirmación de PCR.

-¿Por qué tantos casos positivos quedaron sin confirmar? ¿Faltó testeo?

-Es que no se puede testear a todo el universo. Es imposible de hallar al asintomático que no concurre a ningún lado y que no tiene ningún nexo. Como nunca experimentó síntomas jamás recurrió al sistema de salud para hacerse un hisopado. Algunos, incluso, tuvieron síntomas tan banales que al día siguiente se les pasaron y decidieron pasarlo por alto.

-¿Qué estrategias sanitarias diferenciales aplica la provincia?

-Hemos aumentado el testeo general a través de técnica PCR: en los últimos 15 días pasamos de 2500 a 5500. Tenemos el objetivo de agregar 2 mil más en las próximas dos semanas y así llegar a las 7 mil personas que serán testeadas bajo esa modalidad. Estamos a la espera de otros test desarrollados por Institutos del Conicet y las universidades del conurbano que ya se están aplicando y cuya producción está levantando vuelo. Me refiero a Neokit (desarrollado por el Instituto Milstein) y Ela Chemstrip (Universidad Nacional de Quilmes y Universidad Nacional de San Martín). Son muy buenos porque no requieren del uso de tecnología tan compleja como los termocicladores (que utiliza la PCR) ni aparatología tan compleja. Además del testeo es fundamental reforzar otra pata de la estrategia, el rastreo de casos. En Buenos Aires, será territorial y telefónico, de manera de poder separar al enfermo de sus entornos. Por cada individuo que se aísla, se evita la infección de entre cinco y veinte personas. Como no es posible la supresión del patógeno (en un conglomerado de 16 millones de habitantes) apuntamos a la mitigación.

-¿Por qué no es posible la supresión?

-Porque la provincia no es una ciudad pequeña del interior que tiene todos sus accesos controlados y muchísima capacidad de acción ante un brote espontáneo. En Buenos Aires, se torna mucho más difícil la identificación de la cadena de contagios. Además del rastreo activo y del testeo debemos continuar ampliando la disponibilidad de camas. El otro indicador interesante que por estos días estamos obteniendo es que ha disminuido la tasa de gente que necesita de cuidados intensivos, al tiempo que –con este ritmo de crecimiento y el agregado de camas– tenemos espalda para que el sistema aguante más tiempo sin estallar.

-¿Por qué menos gente ingresa a terapia intensiva?

-Nadie lo sabe. De la misma manera, tampoco fue explicado con claridad por qué en las grandes ciudades del mundo, con un 10 o 15% de la población inmunizada, disminuye de manera drástica la cantidad de contagios. Lo que vemos es que, después de ese número, no se producen segundas explosiones sino cantidades bajas o moderadas de nuevos infectados.

-Pero en el mundo se ven rebrotes. Muchos países europeos los experimentaron…

-Sí, pero siempre ocurren sobre otras ciudades. Desde que Nueva York tuvo su gran pico, ahora solo presenta 700 casos diarios, con lo cual, el sistema lo soluciona perfectamente. Su problema fue que, como no tuvieron una cuarentena precoz al comienzo, en un mes y medio se les eclosionó todo. Nosotros, en cambio, ese porcentaje lo estamos alcanzando en cuatro meses; cuando hablábamos de aplanar la curva para que la situación no estalle se trataba un poco de esto. Y lo que estamos viendo no es otra cosa que el fruto del trabajo colectivo y del enorme esfuerzo que ha realizado la ciudadanía.

-Resulta llamativo esto que plantea porque la inmunidad de rebaño se logra, en teoría, con un 60 o 70%.

-Es lo que se ha visto en otras regiones del planeta y que muy de a poco comenzamos a advertir en el país. Es cierto, todavía no fue explicado por la ciencia, me refiero a cómo es que las curvas comienzan a declinarse tan lejos de la inmunidad de rebaño. Pero si ello sucediera en el AMBA, quiero decirte que no estaríamos tan lejos de esos porcentajes (10-15% de contagios). Algo similar ocurrió con nuestros barrios populares. Por otro lado, también podría ser que aquellos conglomerados que tuvieron su pico y ahora se mantienen estables vuelvan a experimentar una nueva explosión en algunos meses. No lo sabemos. Hay muchísimos factores que estamos tratando de entender sobre la marcha y a los cuáles no le encontramos una explicación muy precisa, pero lo cierto es que unos países aprendemos de otros. Y ese aprendizaje se produce de una manera vertiginosa.

-Decía que algo similar ocurrió con los barrios populares, ¿por qué?

-Porque se producen grandes eclosiones de casos y contagios pero luego la virulencia comienza a apagarse y no se ven segundas eclosiones. En Villa 31 tiene inmunidad la mitad de sus habitantes, pero en otros el patógeno solo alcanzó a un 20% y las infecciones no volvieron a dispararse.

-¿Es consciente de que se trata de una muy buena noticia?

-Sí, pero todavía no podemos explicar por qué y, por ello, debemos tener cautela. En el mundo se generan algunas hipótesis: están los epidemiólogos que dicen que en los conglomerados no aumentan los casos nuevamente porque la población tiene miedo y, pese a que se levantaron las restricciones, está guardada en sus casas; otra muy común se centra en los “dispersores”, aquellas personas que andan por todos lados y ya se inmunizaron. En ningún país serio que se recuperó parcialmente de la pandemia, sus habitantes salen a contagiarse masivamente en canchas de fútbol o eventos masivos. Existen protocolos que tienen que ver con la nueva normalidad y que funcionan como barreras efectivas. En Israel, el segundo pico se dio exactamente dos semanas después de abrir las escuelas y las universidades. Es un aspecto que debemos tener en cuenta porque, de seguro, durante un buen tiempo estas instituciones no podrán regresar en el AMBA.

[email protected]



Fuente link: