Categorías
Argentina normal

Microrrelatos de la pandemia | Martín y Ellos



Primer microrrelato

MARTÍN

De casualidad no me tomé nada para dormir. No sé cómo fue pero veo el teléfono a las cinco de la mañana y tengo ochenta llamadas perdidas de Sofi. Desbloqueo el celular y veo por todos los grupos que hubo un accidente en el aeropuerto de Esquel. Empiezo a leer la nota en modo automático: un jet que hacía vuelos sanitarios se prendió fuego en la pista de Esquel al intentar aterrizar. Me llama su hermana. Martín está ahí. No le puedo decir mucho, ella llora, grita y no entiende nada. Corto. Me tiemblan las piernas. Voy al baño y vomito. Pienso en setenta cosas por minuto y no sé bien para dónde encarar. ¿Se murió? ¿Está vivo?
Llamo a Meli, mi hija más grande, y entre llantos y ataques me dice lo único que tomé con claridad en el medio de la confusión: ”vos tenés que ir a Esquel”. Yo voy a ir a Esquel, definitivamente. Ahora, que alguien me explique cómo hago para estar ahí en una hora en el medio de una pandemia, aislamiento obligatorio y restricciones por todos lados. Hago miles de llamados. Puedo ir en un vuelo humanitario con toda la familia de él para allá. Sí, voy ya.
Me subo al avión y no escucho a nadie. Nadie sabe nada. Todos opinan. Necesito verlo. Yo sé que no está bien. Un médico y un enfermero murieron en el acto, dicen.
Miro el apoya brazo y pienso en esa vez en la que Frida te dijo: “¿Te puedo decir papá?” Estaba todo mal pero a vos se te llenaron los ojos de lágrimas. Te pido perdón, Martín. Por todo. Me hubiese gustado enamorarme de vos una y otra vez pero no pude. Cada vez que paso por el bar en el que te dije que no iba más y vos no podías con tu tristeza, dudo. Dudo de todo. Me mandaste un mensaje hará unos diez días con cierta esperanza de un sí que decía que me habías comprado diez botellas del vino que me gusta. Todo era mucho, yo era “Colores” para vos. Me diste todo el amor que tenías, de una y mil maneras posibles. ¿Qué pasó, Martín?
Llego a Esquel, nos bajamos y tomamos un remís. Todos gritan de nuevo, me preguntan y sí, es verdad, soy médica pero magia no puedo hacer y no tengo idea de qué pasó. Quiero llegar lo antes posible y mientras, desespero, siento que es eterno. Yo sé que no está bien y que no lo voy a poder salvar.
LLegamos y la terapista me dice: “Vos ya sabés cómo es esto, solo queda esperar”. Es verdad, tiene el ochenta por ciento del cuerpo quemado. Ochenta. Con criterio le amputaron una pierna por debajo de la rodilla y la otra por arriba para que su cuerpo pueda, de milagro, sanar. Es mucho.
Entro y te veo. Estás todo cubierto de gasas, casi que no tenés espacio para que te toque y bese. Te bajo la sedación a ver si me escuchás, pero no creo. “Hola, Martín, acá estoy. Soy Colores. Vos me dijiste que si te pasaba algo alguna vez, querías que yo estuviese con vos y acá estoy. Te lo prometí.”
Solo queda esperar. Me vuelvo en el único avión de vuelta a aeroparque. ¿Estoy haciendo bien? La cantidad de gente que me habla, porque sos importante, Martín, no me deja pensar. Creo que podés curarte y tomarnos los diez vinos que compraste para mí. Pero no. Te moriste, un poco después de las doce. “Este Martín, no hay que volar de noche” dijo Frida. No te cremaron como querías, quizás lo hagan en algún momento. Te sueño todos los días. Meli anda con la bicicleta que me regalaste y todas las semanas viene y me dice: “No puedo creer que se haya muerto”. Yo tampoco.

Segundo microrrelato

ELLOS

Ayer a la noche salí al balcón a fumarme un cigarrillo y trataba de escuchar qué le pasaba al vecino. No entendí muy bien pero su perro no paraba de ladrar y me molestaba sobremanera. Nunca me gustaron los animales, menos los ladridos. Miraba las plantas del balcón. Me angustié. No puedo con la jardinería tampoco. No tuve energía para regarlas, si sobreviven es de milagro. Me preguntaba quién las había puesto ahí. Siempre vuelvo acá.

Pensé instantáneamente en cuánto odiaba que él se tomara el tiempo para regar las plantas. Me molestaba que estuviera inmerso en las plantas. Solo plantas. El cuidado extremo de cada hoja y el ruido del agua correr, me irritaba. También cómo quedaba la manguera que daba al exterior que nunca tuvo un lugar muy atinado. Estaba pegada a la canilla con un pastiche horrible. No era tan terrible como los huevos revueltos a la mañana. Yo nunca hubiese cocinado nada y él lo sabía, y se encargaba. Él tomaba cerveza, yo vino. Yo leía, él miraba videos. Por momentos me olvidaba y lo amaba y lo quería tocar y envolverme en la cama y que el día pase así, tapados bajo la frazada bordó que compré cuando me mudé porque odiaba la marrón oscura que él tenía. No se podía dormir a la noche y yo me moría de sueño pero no podía dormir si él no se dormía. Cuando en el medio de la noche me levantaba a hacer pis y me daba cuenta de que estaba despierto, lo odiaba de nuevo. Me levantaba al día siguiente y me molestaba. Cuando veía el hilo dental en el baño que él no había tirado de la noche anterior, lo despreciaba. Qué tonta. No me gusté. Yo me quejaba, él sostenía. El día 91 de cuarentena, no aguanté más. Con culpa y tristeza, fui al supermercado con un barbijo y compré un pack de bolsas de consorcio, de las grandes. Llegué, las puse en la mesa del living y le dije: “¿Qué hacemos?“ “Qué vas a hacer vos, dirás“ fue la respuesta. Y ahí otra vez. Yo me quejaba, él me sostenía. “Me voy, por los dos“. Mi llanto y su enojo no nos permitían hablar. Todo era gritos, llanto, y patadas a una mesa que terminó con una pava y dos vasos rotos. ¿Era el límite? ¿Quién tenía la responsabilidad de todo esto? ¿Era yo conmigo misma y mi eterna disconformidad de estar viva o era él? Era el encuentro de los dos. Le quiero pedir perdón, pero no sé por qué. Cuando ya no nos dio más el cuerpo, la cabeza y la vida, nos fuimos a dormir. Él se fue al sillón, yo me quedé en la cama, vestida. Creo que en un momento él pudo dormirse. Yo no podía parar de mirar todas las bolsas llenas con todas mis cosas que me rodeaban. Era inminente. Me iba. Sentía que mi cuerpo no podía más de tristeza y de incertidumbre. También pensaba en la logística del día siguiente porque cruzar la General Paz no era algo simple como lo había sido toda la vida. Me levanté, molesta, triste, siendo la mitad de mí y fui al sillón. “¿Dormís?“ y él se despertó muy enojado porque ya estaba soñando y yo no podía con nada. Se levantó, fue al baño, discutimos, gritamos, lloramos, y volvió al sillón. Eran las cuatro de la mañana. Me tomé una pastilla para dormir porque despierta no podía estar. Necesitaba que el (mi) mundo se calle por unas horas. Al otro día, muy temprano, a eso de las ocho de la mañana, me desperté. Fui al sillón. Creo que ya estaba despierto y los dos todavía no sabíamos si efectivamente todo lo que había pasado la noche anterior iba a seguir vigente a la mañana. Levanté la frazada, me acosté al lado de él y nos abrazamos. Sentí alivio, había vuelto a casa. Pero ya me iba. Nos besamos y fuimos a la cama. Seguimos abrazados por muchas horas en el medio de todas las bolsas de consorcio, valijas y la mitad del placard vacío. En un momento, casi impulsivamente, me levanté, y le mandé un mensaje a mi madre. “¿Me podés ayudar? Me voy para tu casa, me separé.“ “¿Estás segura? Paso a las 4.“ “Sí.“ Crucé la General Paz y no nos volvimos a ver. 



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Qué actividades cambian en la nueva etapa de la cuarentena | Todo los detalles, según cada región del país



En el Boletín Oficial de este lunes se publicaron las nuevas medidas que regirán en todo el país en esta fase de la cuarentena, que concluirá el 16 de agosto. Según el distrito, estarán prohibidas las reuniones en espacios cerrados
, eventos con una concurrencia mayor de diez personas, las prácticas deportivas y las clases presenciales en todos los niveles y todas las modalidades
.

“Quedan prohibidos (en todo el país) los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente”, establece el Decreto de Necesidad y Urgencia 641/2020, publicado en el Boletín.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) alcanza al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Jujuy y algunos departamentos de La Pampa, Santa Cruz y Tierra del Fuego, mientras que el distanciamiento social -que tiene más flexibilizaciones- rige en el resto del país y en los distritos del interior de la provincia de Buenos Aires.

El distanciamiento social
fue dispuesto en los “aglomerados urbanos, departamentos o partidos” de provincias que cumplan las condiciones de “no estar definidos por la autoridad sanitaria nacional como aquellos que poseen ‘transmisión comunitaria’ sostenida del virus”, además de que “el tiempo de duplicación de casos confirmados no debe ser inferior a 15 días”

En esta extensión de la cuarentena se restringieron también los “eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados a una concurrencia mayor a diez personas”, en los lugares donde rige el distanciamiento. Donde está vigente el aislamiento, estos eventos ya estaban prohibidos.

La norma indica que los eventos culturales, recreativos y religiosos “deberán realizarse, preferentemente, en lugares abiertos, o bien respetando estrictamente el protocolo que incluya el distanciamiento estricto de las personas que no puede ser inferior a dos metros, y en lugares con ventilación adecuada, destinando personal específico al control del cumplimiento de estas normas”.

También quedó prohibida la “práctica de cualquier deporte donde participen más de diez personas o que no permita mantener el distanciamiento mínimo de dos metros entre los y las participantes”.

Asimismo, sigue la prohibición de las actividades en cines, teatros, clubes, centros culturales, el servicio de transporte público de pasajeros a nivel interurbano, interjurisdiccional e internacional, con las salvedades ya existentes para el personal considerado esencial.

Para las zonas alcanzadas por el ASPO, en tanto, queda prohibido también el “dictado de clases presenciales en todos los niveles y todas las modalidades”, además de “eventos públicos y privados, sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que impliquen la concurrencia de personas”, y “centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios y clubes”.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Encuesta exclusiva: ¿Cuánto apoyo tiene la cuarentena? | ¿A quién le creen los argentinos para informarse de la pandemia?



Ocho de cada diez argentinos sostienen que la cuarentena cumplió su objetivo, fue un éxito, porque evitó muertes, sirvió para preparar el sistema de salud y evitó un nivel descontrolado de contagios. Es decir que los ruidosos grupos que transitaron por el Obelisco con su discurso anticuarentena representan una pequeña minoría de los ciudadanos. En ese marco, la gestión del presidente Alberto Fernández al frente de la pelea con el coronavirus tiene la aprobación de siete de cada diez personas, muy por encima de lo que consiguió en las elecciones. Un dato que surge en las últimas semanas es que hay más temor al contagio que antes, producto de que los casos son ahora más cercanos: casi todos los ciudadanos conocen ya a alguien que dio positivo. Los mensajes de los infectólogos y los del presidente son evaluados como los más creíbles, en comparación con comentaristas de radio y televisión en los que se confía muchísimo menos.

Los datos surgen de una encuesta, especial para Página/12 realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) que lidera Roberto Bacman. En total se entrevistaron 1646 personas de todo el país, respetándose las proporciones por edad, sexo, lugar de residencia y nivel económicosocial. Las entrevistas se hicieron por teléfono.

Ruidos

En el último mes, fogoneados por el ala más dura del macrismo, se repitieron marchas y cacerolazos por distintos motivos, pero cuando se entrevistaba a los participantes, el discurso se centraba en el rechazo a la cuarentena. El propio Mauricio Macri, al llegar a su dorado ¿exilio? de Paris, dijo que allí “se respira libertad”, oponiendo lo que se hizo en Francia a lo que se hizo en la Argentina. En tierras galas hubo hasta ayer 30.268 fallecidos frente a los 3600 de nuestro país. En cualquier caso, lo que se demuestra es que su discurso no impacta en la gente y que la oposición a la cuarentena es muy minoritaria.

“Si existe un verdadero protagonista entre los resultados obtenidos en esta encuesta –señala Bacman–, sin lugar a dudas es el concluyente éxito de la cuarentena. Así lo entiende la mayor parte de los entrevistados (para ser más precisos algo más de 8 de cada 10) y tira por tierra, y de manera más que contundente, cualquier especulación al respecto. Desde el 20 de marzo que el presidente decretó por primera vez el aislamiento, esa medida fue ampliada en nueve ocasiones. Mucho tiempo, más de cuatro meses; pero los argentinos siguen firmes en el convencimiento de que es el único modo de combatirla, hasta que aparezca un medicamento o vacuna”.

Ideas

Desde el vamos, el macrismo duro a nivel local y la corriente internacional liderada por Donald Trump y Jair Bolsonaro se lanzaron a una furiosa campaña anticuarentena argumentando que el aislamiento no servía para nada y que lo fundamental era cuidar la economía. En esa estrategia fueron acompañados por los grandes medios y los grandes grupos económicos.

El discurso parece que no consiguió adeptos en la Argentina. Bacman lo explica así: “Cuando se le pregunta a los ciudadanos en qué vieron la efectividad de la cuarentena, las respuestas dejan al descubierto tres cuestiones que, en partes prácticamente iguales, representan a tres conceptos. Ante todo evitar un mayor número de muertes. Luego, el hecho de mejorar la infraestructura del sistema de salud en las regiones más críticas de nuestro país, y de este modo impedir su colapso y finalmente lograr que no se produzca un descontrolado aumento en la cantidad de contagiados. Ahí están las bases del éxito”.

Temor

Los datos de la encuesta del Ceop indican que en la sociedad va creciendo el temor al contagio: en los últimos dos meses subió del 46 por ciento que dijo tener mucho o bastante temor al contagio, a esta medición en que el porcentaje superó el 62 por ciento. En la misma medida bajaron los que tienen poco o no nada de temor. “El miedo al contagio de coronavirus es muy alto; con una tendencia al crecimiento muy marcada en relación a encuestas anteriores. Es más que evidente que existe una relación directamente proporcional entre el aumento de los casos positivos y el miedo que esto produce en nuestra sociedad. Desde una perspectiva sociodemográfica, el miedo es mayor entre los entrevistados de edades intermedias, los de nivel económico bajo, y, naturalmente, entre quienes residen en el área metropolitana de Buenos Aires”, afirma Bacman.

Desgaste

La cercanía que hoy casi cualquier ciudadano tiene con algún contagiado hace que se refuerce el respaldo a la cuarentena, pero también hay un cierto desgaste por el que la opinión mayoritaria es de apoyo a las medidas de flexibilización. El 70 por ciento está de acuerdo en avanzar, pero hay un porcentaje elevado, el 28 por ciento que se inclina por mantener una cuarentena estricta.

Este cuadro de situación fue percibido por el presidente, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta: al unísono mantuvieron los grados de apertura establecidos hasta ahora, pero no dieron pasos hacia más flexibilizaciones. Lo indicaban los números de la pandemia y el sistema de salud, pero también el estado de la opinión pública.

Gestión

Pese a los ruidos de los grupitos anticuarentena, la aprobación de la gestión del presidente Alberto Fernández sigue estando en niveles altísimos. “Desde el punto de vista estructural –explica el titular del Ceop–, la gente reconoce la decisión y actitud del presidente de establecer la cuarentena y todas las medidas iniciales, aun frente a la campaña en contra. Eso decanta en una alta aceptación de su gestión al frente de la lucha contra la pandemia, donde redondea un 70 por ciento de aprobación. Los que en mayor medida impulsan esta aprobación son los que tienen entre 16 y 24 años, los pertenecientes al nivel socioeconómico bajo y obviamente los residentes en la región más golpeada por la pandemia: el área metropolitana de Buenos Aires, compuesta por la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense”.

Parece evidente que se ponderan los niveles de consenso que logró el mandatario con los gobernadores y los resultados muy diferentes, por ejemplo, a los de Brasil, país con el que se suelen hacer casi todas las comparaciones. Hasta ayer, en la administración Bolsonaro se registraron 93.000 fallecidos y todo indica que superarán los 100.000 muertos en la semana que comienza, 33 veces más que la Argentina. El 17 de marzo, Brasil y la Argentina tenían, los dos países, un fallecido, o sea que partieron del mismo número.

En ese marco, el 70 por ciento de aprobación de Alberto Fernández indica que consigue la opinión positiva de muchos votantes de Juntos por el Cambio ya que en las elecciones la fórmula Fernández-Fernández obtuvo el 48 por ciento y ahora suma 22 puntos más. Eso significa que retiene a los adherentes del Frente de Todos y suma una parte importante de quienes votaron a Mauricio Macri.

Creer

El Ceop también preguntó sobre los niveles de credibilidad de la información sobre la covid-19. Es evidente que existe un gigantesco aumento de la valoración de la ciencia, tan golpeada por la gestión del macrismo. Incluso hubo una ofensiva centrada en insólitas afirmaciones como “es el gobierno de los infectólogos” o los asombrosos cuestionamientos al doctor Pedro Cahn. Nada de eso caló en la sociedad sino que ocurrió todo lo contrario: la información más valorada es la de los médicos-especialistas.

En segundo lugar, relativamente cerca de los científicos, aparecen los mensajes del presidente. Seguramente se aprecian las explicaciones cuidadosas, muy al estilo de sus años como profesor universitario, en cada oportunidad en que se anunció una nueva etapa de la cuarentena. “Se supo rodear de profesionales idóneos a los que escuchó y aceptó sus consejos. Eso le dio credibilidad a sus comunicaciones, ya sea en las conferencias de prensa o en las apariciones en los medios”, redondea Bacman.

Muy pero muy lejos quedaron, en materia de credibilidad, las redes sociales, los medios escritos y, en último lugar, los comentaristas de radio y televisión.

Pese al hostigamiento de los grandes medios y el macrismo contra la cuarentena y el gobierno, el ciudadano común ve razonable todo lo que se hizo, valora los resultados, y la encuesta del Ceop demuestra que los que hacen ruido expresan a unos pocos, hoy referenciados en el líder de Paris.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Coronavirus en Argentina: Las reuniones sociales, suspendidas en todo el país | Qué dice el nuevo DNU que extiende la cuarentena



La viceministra de Salud, Carla Vizzotti, adelantó que por el aumento de casos de coronavirus en las provincias que han pasado del Aislamientos Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) al Distanciamiento Preventivo y Obligatorio (DISPO) quedarán prohibidas desde este lunes y por un período de 15 días las reuniones sociales en todo el territorio nacional. La decisión se encuadra en la nueva etapa de cuarentena que, desde mañana y hasta el 16 de este mes, continuará sin cambios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La medida, será oficializada mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU) que ya firmó el presidente Alberto Fernández. 

El aumento (de casos) que se ve en las provincias que han pasado de ASPO a DISPO es importante, y es por eso que en el nuevo DNU, en esta nueva normativa y por estos 15 días, hasta el 16 de agosto, se van a suspender las reuniones sociales en todo el territorio nacional”, adelantó la viceministra.

facsimil del nuevo DNU donde se prohiben los

Un tope al brote

Esta nueva prohibición, explicó Vizzotti, está pensada “para que allí donde hay brotes se puedan controlar y para que allí donde no hay brote podamos minimizar la posibilidad de tenerlo”

En sintonía con lo que anunció el presidente el viernes pasado, cuando advirtió que quienes incurrieran en la violación del aislamiento estricto en las casas deberán enfrentar consecuencias penales por “favorecer la transmisión de una enfermedad”, Vizzotti insistió: “El riesgo aumenta en las reuniones sociales tanto en los lugares donde está autorizado hacerlas como donde no está autorizado y se realizan igual”.

Las medidas generales como lavarse las manos, usar tapabocas, ventilar los ambientes, lavar las superficies, toser o estornudar tapándose con el pliegue del codo y mantener dos metros de distancia, advirtió la viceministra, “son las más fáciles y a las vez las mas difíciles de cumplir en un contexto de cercanía”.

En ese sentido, también advirtió sobre los momentos de comida o de descanso dentro del ámbito laboral como potenciales focos de contagio porque “nos sacamos el tapabocas para comer” y los espacios donde se llevan a cabo suelen ser “ambientes cerrados”.

La ciudad de Buenos Aires y la provincia habían retornado el 18 de julio último a la fase 3 de la cuarentena, con un esquema de apertura escalonada de actividades en los dos distritos y restricciones en la circulación. Sin embargo, este viernes, Fernández anunció que la cuarentena continuaría sin flexibilizaciones hasta el 16 de agosto debido al aumento de contagios y de la tasa de mortalidad en el AMBA. En el resto del país, en tanto, han ido creciendo los casos de COVID-19, principalmente en Córdoba, Mendoza, Jujuy, Chaco y el sur de Santa Fe.

El nuevo DNU para extender la cuarentena

En el nuevo decreto el Gobierno oficializó el período de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus hasta el 16 de agosto inclusive, según corresponda en cada región del país, en lo que implica la novena extensión de la cuarentena que rige desde el 20 de marzo pasado.

A través del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 641, que se publicará en las próximas horas en el Boletín Oficial, el Poder Ejecutivo dispuso la renovación del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y el distanciamiento social, preventivo y obligatorio desde el 3 de agosto hasta el 16 del mismo mes.

El DNU se dictó con el “objeto de proteger la salud pública, lo que constituye una obligación indelegable del Estado nacional en el marco de la declaración de pandemia emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con fecha 11 de marzo de 2020, y de la emergencia pública en materia sanitaria ampliada por el Decreto N° 260/20 y su modificatorio, y en atención a la situación epidemiológica existente en las distintas regiones del país con relación al Covid-19”, dice el texto.

Mientras el ASPO alcanza al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Jujuy y algunos departamentos de La Pampa, Santa Cruz y Tierra del Fuego, el distanciamiento social, que implica mayores flexibilizaciones, rige en el resto del país y en los distritos del interior de la provincia de Buenos Aires.

El distanciamiento social fue dispuesto en los “aglomerados urbanos, departamentos o partidos” de provincias que cumplan las condiciones de “no estar definidos por la autoridad sanitaria nacional como aquellos que poseen ‘transmisión comunitaria’ sostenida del virus”, además de que “el tiempo de duplicación de casos confirmados no debe ser inferior a 15 días”.

Como parte de las restricciones dispuestas por el ese distanciamiento, el Gobierno ratificó que quedan prohibidos los “eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a 10 personas”, además de los “eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente”.

La infracción a esa última norma “deberá ser denunciada por la autoridad interviniente a fin de que la autoridad competente determine si se cometieron los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal”, añade el DNU.

También está prohibida la “práctica de cualquier deporte donde participen más de 10 personas o que no permita mantener el distanciamiento mínimo de 2 metros entre los participantes”, del mismo modo que los cines, teatros, clubes y centros culturales.

Además, el DNU ratifica la limitación del servicio público de transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional sólo para los “casos” de actividades esenciales, y se sostiene la restricción para el turismo.

Para las zonas alcanzadas por el ASPO, en tanto, queda prohibido también el “dictado de clases presenciales en todos los niveles y todas las modalidades”, además de “eventos públicos y privados, sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que impliquen la concurrencia de personas”, y “centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios y clubes”.

Las restricciones del ASPO alcanzan asimismo al servicio público de transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, con excepción de los trabajadores esenciales, y las actividades turísticas.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Coronavirus en Argentina: Las reuniones sociales, suspendidas  | La medida se oficializó a través de un DNU



La viceministra de Salud, Carla Vizzotti, adelantó hoy que por el aumento de casos de coronavirus en las provincias que han pasado del Aislamientos Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) al Distanciamiento Preventivo y Obligatorio (DISPO) quedarán prohibidas desde este lunes y por un período de 15 días las reuniones sociales en todo el territorio nacional. La decisión se encuadra en la nueva etapa de cuarentena que, desde mañana y hasta el 16 de este mes, continuará sin cambios en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

La medida, que se oficializó mediante un decreto de necesidad y urgencia (DNU) firmado por el presidente Alberto Fernández, fue anunciada por Vizzotti en el reporte matutino de este domingo. 

El aumento (de casos) que se ve en las provincias que han pasado de ASPO a DISPO es importante, y es por eso que en el DNU de mañana, en esta nueva normativa y por estos 15 días, hasta el 16 de agosto, se van a suspender las reuniones sociales en todo el territorio nacional”, adelantó la viceministra.

Un tope al brote

Esta nueva prohibición, explicó Vizzotti, está pensada “para que allí donde hay brotes se puedan controlar y para que allí donde no hay brote podamos minimizar la posibilidad de tenerlo”

En sintonía con lo que anunció el presidente el viernes pasado, cuando advirtió que quienes incurrieran en la violación del aislamiento estricto en las casas deberán enfrentar consecuencias penales por “favorecer la transmisión de una enfermedad”, Vizzotti insistió: “El riesgo aumenta en las reuniones sociales tanto en los lugares donde está autorizado hacerlas como donde no está autorizado y se realizan igual”.

Las medidas generales como lavarse las manos, usar tapabocas, ventilar los ambientes, lavar las superficies, toser o estornudar tapándose con el pliegue del codo y mantener dos metros de distancia, advirtió la viceministra, “son las más fáciles y a las vez las mas difíciles de cumplir en un contexto de cercanía”.

En ese sentido, también advirtió sobre los momentos de comida o de descanso dentro del ámbito laboral como potenciales focos de contagio porque “nos sacamos el tapabocas para comer” y los espacios donde se llevan a cabo suelen ser “ambientes cerrados”.

La ciudad de Buenos Aires y la provincia habían retornado el 18 de julio último a la fase 3 de la cuarentena, con un esquema de apertura escalonada de actividades en los dos distritos y restricciones en la circulación. Sin embargo, este viernes, Fernández anunció que la cuarentena continuaría sin flexibilizaciones hasta el 16 de agosto debido al aumento de contagios y de la tasa de mortalidad en el AMBA. En el resto del país, en tanto, han ido creciendo los casos de COVID-19, principalmente en Córdoba, Mendoza, Jujuy, Chaco y el sur de Santa Fe.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Otro peligro de la relajación: con el desconfinamiento crece el mal uso del barbijo

https://www.tiempoar.com.ar/nota/otro-peligro-de-la-relajacion-con-el-desconfinamiento-crece-el-mal-uso-del-barbijo

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina normal

Cuáles son las actividades que se iban a abrir en la nueva cuarentena pero que seguirán cerradas | La etapa 2 de desconfinamiento en la Ciudad de Buenos Aires queda en suspenso



Hace dos semanas, cuando se anunció la anterior fase de la cuarentena, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció un plan de reanudación de actividades de 6 etapas. La primera se cumplió y ahora debía ponerse en marcha la segunda. Sin embargo, ante la suba de los contagios de coronavirus y la decisión de mantener el aislamiento social tal y como está otras dos semanas el cronograma previsto por Horacio Rodríguez Larreta quedará en suspenso.

El detalle de las reaperturas postergadas

• Tareas administrativas en museos
• Bibliotecas sin presencia
• Streaming de artes escénicas
• Deportes individuales al aire libre amateur y federados en instituciones, sin áreas comunes.
• Supresión de límite a la actividad física según número de DNI
• Cortes de calles y avenidas para actividades al aire libre para niños
• Grabación de cine publicitario
• Estacionamientos privados
• Gastronomía al aire libre sin servicio.
• Profesionales que aún no habían retomado sus tareas

La conclusión de la Etapa 1

La intención de Rodríguez Larreta hasta principios de esta misma semana era avanzar con el cronograma que había armado la Ciudad. A favor de esa postura las autoridades porteñas argumentaban que en el distrito, a diferencia del Gran Buenos Aires, la curva de contagios, si bien alta, se mantenía estable.

En la reunión que mantuvo con el gobernador bonaerense Axel Kicillof en La Plata el jefe de gobierno porteño empezó a vislumbrar que mantener su plan no sería posible. En el encuentro de este jueves en la Quinta de Olivos con Alberto Fernández terminó de definirse. Los números de la situación de la pandemia del jueves fueron concluyentes: récord de 6.377 casos y 153 muertes.

La etapa 1 del desconfinamiento en la Ciudad de Buenos Aires aún no había concluido. Según lo establecido, el próximo lunes debían abrir los comercios de cercanía en avenidas de alta circulación, incluyendo los de indumentaria y calzado. Solo quedaban excluídos los ubicados en los centros de trasbordo de Liniers, Retiro y Constitución, y Avellaneda y Once. Este viernes en Olivos se habría definido que esa decisión se mantendrá.

Las avenidas donde abrirán comercios de cercanía

– Microcentro: en el sector comprendido por el polígono: entre Rivadavia, Carlos Pellegrini, Av. Santa Fe, Florida, San Martín y Av. Leandro N. Alem.

– Av. Cabildo, entre Virrey del Pino y Av. Olazábal.

– Av. Córdoba, entre Lavalleja y Thames.

– Av. Jujuy, entre Cochabamba y Av. Juan de Garay.

– Av. Santa Fe, entre Cerrito y Uriburu, y Av. Callao entre Marcelo T. de Alvear y Arenales.

– Av. Santa Fe, entre Pte. José E. Uriburu y Laprida, y Av. Pueyrredón entre Arenales y Marcelo T. de Alvear.

– Av. Santa Fe, entre Laprida y Jerónimo Salguero, y la Av. Coronel Díaz, entre Beruti y Güemes.

– Av. Raúl Scalabrini Ortiz, entre Aguirre y Camargo, y la Av. Corrientes, entre Julián Álvarez y Acevedo.

– Av. Raúl Scalabrini Ortiz, entre Av. Santa Fe y Paraguay.

– Av. Corrientes, entre Cerrito y Boulogne Sur Mer.

– Av. Acoyte, entre Av. Rivadavia y vías del FFCC Sarmiento, la Av. Rivadavia entre Av. La Plata y Del Barco Centenera, y la Av. José María Moreno, entre Av. Rivadavia y Guayaquil.

– Av Corrientes, entre Av. Federico Lacroze y Maure, y Av. Federico Lacroze, entre Av. Corrientes y Av. Forest.

– Av. Santa Fe, entre Gurruchaga y Av. Juan B. Justo. 

Industrias

Rodríguez Larreta consiguió también el visto bueno para avanzar con la apertura de industrias no esenciales ni exportadoras, pautada en la etapa 2 para los próximos días. Se va a continuar con la apertura gradual de la actividad. A partir del lunes se comenzarán a habilitar las que tienen protocolo aprobado. Se habilitarán, por ejemplo: la industria textil, la del metal, maderera.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Larreta: “El virus circula en todos los barrios de la Ciudad” | El transporte público seguirá siendo sólo para los trabajadores esenciales 



Sin anunciar cambios en la modalidad de la cuarentena, el jefe del gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, apeló a la “responsabilidad y al cuidado” de los porteños mientras continúe la pandemia. “Entre todos tenemos que compartir la responsabilidad de cuidarnos, eso se decide en cada actitud”, dijo el funcionario desde la Quinta de Olivos, junto al presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Este sábado, Larreta dará precisiones sobre cómo continuará el aislamiento social: en principio, desde el lunes se pondrá en marcha –como estaba previsto– la última fase de la etapa 1 del esquema de apertura de la cuarentena, por lo que se sumarán los comercios ubicados en avenidas de alta circulación, incluidos los de indumentaria y calzado. Y todavía no hay fechas establecidas para la etapa siguiente de apertura.

“Acordamos seguir siendo muy estrictos en los controles de movilidad”, agregó el jefe de gobierno de la Ciudad. Asimismo volvió a enfatizar en la importancia del cuidado colectivo: “No hay posibilidad que el control del Estado reemplace la decisión de la responsabilidad individual”. 

Rodríguez Larreta informó que el distrito se encuentra en “un nivel alto de casos” y que “el virus circula en todos los barrios de la Ciudad”, por lo que llamó a “ser muy cuidadosos y prudentes” porque el futuro de la cuarentena y de los contagios “depende de nuestra actitud”. En esta línea, dijo que las actividades que habilitó hace dos semanas se van a “poder mantener si nos cuidamos, y para eso se requiere del compromiso de todos, es la única manera de poder sostenerlo y de convivir con el virus”.

“Veníamos de tres semanas más o menos de un promedio de mil casos por día. Hoy, tomando las últimas dos semanas, el promedio es de 1100 casos por día. Es su nivel de casos estabilizado pero alto”, advirtió Rodríguez Larreta. Sobre la ocupación de camas de terapia intensiva, dijo que “hoy son 10 camas menos ocupadas que hace dos semanas” –porque se añadieron instalaciones– y que “en términos porcentuales es el ocupación del 59 por ciento”.

Por otro lado, subrayó que “el transporte público será de uso exclusivo para los trabajadores esenciales” y dijo que “vamos a seguir siendo muy estrictos con los controles en la circulación”. “Sabemos que esto también es un incordio para todos, pero este es un lugar de sensibilidad de contagios”, señaló.

El funcionario porteño aseguró que la Ciudad puso “mucho esfuerzo” para contener los casos de coronavirus en los barrios populares “gracias al trabajo conjunto con la Nación y con las organizaciones sociales”. “Hace más o menos dos meses tuvimos un brote muy fuerte que empezó en el barrio 31. Pusimos mucha presencia del Estado, trabajamos en equipo con el Plan Detectar, el gobierno nacional y aislamos especialmente aquellos de mayor vulnerabilidad. Hoy la tasa de contagiosidad está por debajo de uno”, dijo.

En cuanto a la vacuna, contó que siguen trabajando en el desarrollo junto con la Provincia de Buenos Aires y la Nación, y destacó que “en la Ciudad reclutamos más de 700 voluntarios que quieren colaborar”.

Otro guiño en su discurso fue hacia los científicos, una comunidad especialmente atacada durante el gobierno de Mauricio Macri. “Estamos trabajando con los nuevos test que surgieron del Conicet, hechos en el país, y que además tienen la ventaja de que el tiempo de diagnóstico es bastante más corto y más simple. Eso ayuda a darle más volumen al testeo”, dijo y, despegándose de lo que fue la gestión macrista en el área, agregó: “La verdad que es un orgullo que científicos y científicas argentinas hayan desarrollado una tecnología de punta que tanto nos ayuda en la lucha contra la pandemia”.

En cuanto a la estrategia sanitaria, Rodríguez Larreta indicó que la tasa de contagio en la Ciudad “está en 1,03. Tenemos que hacer el esfuerzo para que esté debajo de 1, recién ese día los casos van a bajar”. Con este indicador, el tiempo de duplicación de casos será de 34,1 días, según dijo. “El virus es dinámico, no tenemos un conocimiento científico y ese es el gran problema que enfrentamos”, analizó.

Los detalles de la continuidad de la cuarentena en la Ciudad serán precisados por Larreta en una conferencia de prensa que dará este sábado, a las 11, en la sede del gobierno porteño, en Parque Patricios. Se espera que se sostengan las aperturas que ya estaban pautadas. Este cronograma incluye la puesta en marcha de los comercios de cercanía situados en avenidas de alta circulación. “Venimos haciendo un esfuerzo grande que no podemos tirarlo por la borda. Como sociedad tenemos que compartir la responsabilidad de cuidarnos. La única manera de salir es juntos. Confío en los porteños, en que nos cuidemos, pero es decisión de cada uno”, reiteró.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Cristina Kirchner sobre los mensajes anticuarentena: “Axel tiene razón, se nota mucho” | La vicepresidenta apoyó al gobernador bonaerense en Twitter 



La vicepresidenta Cristina Kirchner comentó un fragmento particular del discurso del gobernador bonaerense Axel Kicillof, en el marco del anuncio de la nueva extensión de la cuarentena hasta el 16 de agosto del presidente Alberto Fernández.
 “Axel tiene razón: se nota mucho”, escribió en su cuenta de Twitter al compartir un video que rescata los dichos de Kicillof sobre los medios que cuestionan las medidas tomadas hasta el momento para frenar la propagación del coronavirus en el país. 

“Hay quienes venden que la pandemia ya pasó. De la misma manera que ayer nos enteramos de que la economía norteamericana sufrió una caída en su PBI del 33 por ciento”, arrancó diciendo el gobernador, quien luego destacó que se trata de “la caída más grande en los últimos 70 años”.

Kicillof continuó trazando un paralelismo entre cómo algunos diarios locales comunican ese acontecimiento y cómo hablan, en cambio, de las medidas que se toman en el país. “Es gracioso a veces, y podríamos decir trágico, ver cómo titulan algunos medios de comunicación. Cuando la economía cae en un país extranjero es culpa de la pandemia, cuando hay problemas económicos en la Argentina es culpa de la cuarentena. Se nota mucho”, había dicho el gobernador, al anunciar la continuidad de la “cuarentena intermitente en la provincia”. 



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Axel Kicillof y la cuarentena en el Gran Buenos Aires: “Seguimos igual que como veníamos” | El gobernador advirtió que es un momento difícil



“En el Gran Buenos Aires seguimos igual que como veníamos”, planteó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, al hablar en la Quinta de Olivos, donde el presidente Alberto Fernández anunció la extensión del aislamiento social
 hasta al 16 de agosto. Kicillof dijo que la provincia de Buenos Aires continuará “con el mismo grado de apertura cuidada” decidida con anterioridad. Se mantendrán todas las actividades esenciales, los comercios de proximidad con sus respectivos protocolos y las industrias habilitadas con transporte propio para sus trabajadores, mientras se mantendrán las restricciones para el transporte público, exclusivo para los trabajadores esenciales. En tanto, los otros 100 municipios del interior de la provincia seguirán con el distanciamiento social, en un esquema de cinco fases, donde la mayoría mantiene “una situación con muy baja circulación” del coronavirus y “con mucha apertura” de su actividad económica.

Al anunciar cómo continúa la cuarentena en el AMBA para afrontar la emergencia sanitaria, junto al presidente Alberto Fernández y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, Kicillof agradeció “el esfuerzo y la solidaridad” de los bonaerenses “en un momento de dificultades y de muchísima incertidumbre”.

Pero también se refirió a que “las noticias que llegan del mundo son desalentadoras” respecto de la pandemia. Recordó que hasta ahora hay “17 millones de infectados y estamos cerca de los 700 mil muertos en todo el planeta”, describió los rebrotes en países y ciudades en los que se consideraba que habían superado la pandemia, y las consecuencias económicas a escala mundial.  

“Hay quienes ‘venden’ que la pandemia ya pasó”, dijo Kiciloff en ese tramo de su discurso y remarcó que “de la misma manera que ayer nos enteramos que la economía norteamericana sufrió una caída de su PBI del 33 por ciento, es la caída más grande en los últimos 70 años”. Continuó: “Y es gracioso a veces, o podíamos decir trágico, ver cómo titulan algunos medios de comunicación. Cuando la economía cae en un país extranjero, es culpa de la pandemia. Cuando hay problemas económicos en Argentina, es culpa de la cuarentena. Se nota mucho. Lamentablemente no se pueden aceptar esas mentiras y esas manipulaciones. Lo que está dañando la salud y la economía internacional es pura y simplemente un virus, antes desconocido, que no tiene cura ni tiene vacuna”, dijo. Esa parte de su discurso luego fue destacada por la vicepresidenta Cristina Kirchner
.

“Quiero mostrar de nuevo cuánto sirvió lo que hicimos. Tenemos que valorar las vidas que se salvaron al día de hoy”, continuó el gobernador. Tras repasar en cifras cómo el virus desbordó los sistemas sanitarios de los países más desarrollados del mundo, volvió a valorar la temprana decisión de imponer el aislamiento social para reforzar el precario sistema de salud bonaerense heredado.

En diciembre del año pasado teníamos 883 camas de terapia intensiva de adultos en el sistema público de la provincia, hoy tenemos 1979 camas, más que duplicamos. Hoy hay 1130 internados. Ya estaríamos desbordados y lo evitamos por el esfuerzo que hicimos”, describió Kicillof con crudeza.

“Abrir camas, más de mil respiradores, ya distribuimos más de 10 millones de barbijos quirúrgicos. Todo esto era imposible si no contábamos con tiempo”, agregó para luego describir el aporte de los que lo hicieron posible: “Fue también por el trabajo que hicimos con los 135 intendentes, porque el oficialismo y la oposición pudimos trabajar unidos y fue principalmente por lo que hicieron los 17 millones de bonaerenses, el enorme sacrificio y la enorme conciencia”.

En la misma línea, agradeció al Presidente la creación del espacio conjunto para coordinar la lucha contra la pandemia y defendió el trabajo en el AMBA con el gobierno porteño. “Le agradezco a Horacio que a pesar de las diferencias que nos separan en lo partidario hemos podido avanzar con políticas y nos hemos podido dedicar a cuidar a la gente y su salud. No traten de politizar la pandemia porque estamos mostrando que ese es el camino equivocado. Estamos trabajando para que de uno y otro lado de la General Paz no se generen problemas gravísimos”, ponderó el gobernador.

Kiciloff también quiso dejar plasmado en números que la expansión de la pandemia en la Ciudad es mayor que el GBA, y que el aumento de casos en la provincia también afecta a todos lo que integran el Area Metropolitana. “El AMBA es una sola región sanitaria, por eso no hay forma de que nos dividan o nos hagan pelear, el virus cruza la General Paz cuando quiere. Donde hay mayor densidad poblacional la enfermedad crece. Por eso tenemos un tercer cordón del conurbano que tiene 1 positivo cada 200 personas, un segundo cordón con un contagiado registrado cada 130, un primer cordón con 1 cada 100 y una CABA con 1 cada 50. Si hoy tuviéramos la misma densidad de contagios que la CABA, tendríamos en el conurbano 250 mil contagios y eso tiende a igualarse y es lo que estamos tratando de evitar a toda costa”, advirtió.

“Estamos delante de la pandemia más grande y la crisis económica más grande de la historia reciente. La esperanza está en la vacuna, en los remedios, y se ha trabajado contrarreloj”, dijo y destacó el apoyo del Gobierno a la comunidad científica para buscar herramientas para enfrentar al coronavirus.

“Si los números no bajan, va a haber que ir a una cuarentena mucho más dura. Las camas se van llenando y no podemos permitir que nadie se quede sin la atención que merece como un derecho”, insistió Kiciloff. “Hoy no podemos elegir si tener o no la pandemia, lo que sí podemos elegir es si la dejamos hacer o si, como sociedad y Estado, vamos a hacer algo contra la pandemia, y así venimos haciendo en el país y en la provincia. Falta menos –concluyó el gobernador–. No bajemos los brazos ahora. Sigamos cuidándonos.”



Fuente link: