Categorías
El mundo Internacional

No se detiene la represión estatal en Colombia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/no-se-detiene-la-represion-estatal-en-colombia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El mundo

Un militar colombiano asesinó a una mujer trans en un control automovilístico | “El Ejército me acaba de matar a Juliana”, lamentó su pareja después del crimen



Juliana Giraldo fue asesinada por un soldado colombiano mientras conducía su auto hacia un control en una autopista de Miranda, Cauca. El militar disparó contra su vehículo, la bala ingresó por su cabeza y la mujer de 35 años murió al instante. Con ella viajaban su marido y otras dos personas, que no resultaron heridas. El Ejército ya admitió el crimen, que avivó la ira en las calles contra los innumerables excesos de las fuerzas de seguridad en ese país.

“El Ejército me acaba de matar a Juliana. Ayúdenme, por favor, ¡ayúdenme!”, se escucha gritar al hombre que filma con su celular a la mujer inerte en el asiento de copiloto mientras unos cinco soldados rodean la escena. El episodio quedó grabado en un video que se viralizó, al igual que el asesinato de Javier Ordoñez, motor de las manifestaciones de los últimos días.

En un comunicado, la Tercera División del Ejército alegó que la mujer murió “a causa de un disparo por parte de un integrante” de esa fuerza durante “labores de control”. Informaron también que el uniformado que abrió fuego quedó “a disposición” de las autoridades que investigan “el lamentable acontecimiento”.

“Juliana Giraldo Díaz no murió, a Juliana la mataron. La asesinaron a sangre fría y en estado de indefensión”, replicó rápdiamente la Red Comunitaria Trans, una organización defensora de derechos humanos que exigió justicia por su asesinato. Las redes sociales se hicieron eco también del reclamo y algunos usuarios resaltaron que este es el travesticidio número 28 en lo que va del año en el país, con el agravante de que en este caso el victimario fue un agente de las fuerzas.

Por la noche también se replicaron marchas en Miranda, donde los manifestantes alzaron en alto carteles para repudiar la violencia contra el colectivo LGBT. “Las vidas trans también importan” y “nos están matando” fueron algunas de las consignas que se levantaron.

Seguí leyendo en Latinoamérica Piensa





Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Mineros descubrieron por accidente restos de un mastodonte en Colombia | Buscaban oro y se encontraron con huesos de 10.000 años de antigüedad



Mineros que buscaban oro en Colombia descubrieron por accidente restos fósiles de un mastodonte que vivió hace al menos 10.000 años. Se trata de un esqueleto completo, que quedó adherido a la roca y que “sería el de mayor magnitud” hallado hasta ahora en el país, de acuerdo a la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder).

Los restos fueron hallados hace varios días por obreros artesanales que exploraban un socavón a 20 metros de profundidad, en el Cañón del Cauca, en el municipio de Quinchía. Pero ahora se confirmó que se trataba del mamífero. No descartan encontrar más fósiles en la zona, dado que los mastodontes se movían en manada. 

Los mineros alcanzaron a sacar de 10 a 12 huesos del animal, incluyendo un colmillo de 1,10 metros de largo, antes de que autoridades locales suspendieran la excavación por el interés científico del hallazgo. “Hubo como un desprendimiento de la tierra, pero poquito, y ahí cayó el primer hueso”, relató Fernando Tabariquino, integrante del ente estatal ambiental de ese país. 

Se trata de un proboscidio, primo hermano de los elefantes actuales, extinto hace unos 10.000 años en esta zona del norte de Sudamérica. “¡Nos encontramos algo extraordinario y fuera de la imaginación!”, exclamó Julio César Gómez, director del Carder. 

Aunque existen descubrimientos similares anteriores en la costa Atlántico y el centro del país, se trata del primero de este tipo en el oeste de Colombia. “Nos va a permitir determinar muchos aspectos del clima, de la mega fauna que tuvimos en esta zona” y también entender una parte de porqué “desaparecieron estas especies”, agregó Gómez



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El curioso “mensaje didáctico” del alcalde de Cartagena acerca de los tapabocas | Una historia de pantalones, orines y meados



Este lunes, en un video que se hizo viral, el alcalde de Cartagena, William Dau Chamat, explicó la importancia de utilizar tapabocas como medida de protección frente al coronavirus con una extraña comparación.

“Haga de cuenta que yo estoy desnudo y viene otro tipo y me mea encima. Yo termino todo mojado de orín. Pero si yo me pongo un pantalón, estoy semiprotegido, me alcanzo a mojar, pero no estoy así empapado”, dijo el abogado colombiano, quien agregó “si la otra persona también se pone un pantalón, yo estoy protegido y él es el que se lleva el meado”. “Por eso es que hay que usar tapabocas todo el tiempo”, completó.

Adelantándose a las críticas que podrían llegar, al comienzo del video Dau Chamat aclara: “Yo sé que siempre hay gente que critica lo que hago y sé que esto me lo van a criticar porque van a decir que es vulgar el mensaje“.

Aún así, decidió seguir adelante con la peculiar comparación “porque es algo que yo pienso que todos lo pueden entender, es un mensaje didáctico de porqué se debe usar tapabocas para prevenir el covid”, explicó. 

Las críticas, como sospechó el mandatario, no tardaron en llegar. “Sr Dau, considero una falta de respeto que le tenga que explicar a los Cartageneros cómo deben seguir protegiéndose, usando ese tipo de analogías. No hay que ser vulgar para generar cultura ciudadana”, expresó Ramón Zabaleta, un usuario de Facebook.

“Esa comparación no fue lo más claro ni lo más apropiado. Decir las cosas como son, yo me protejo y tú me proteges. Ese el uso responsable del tapabocas”, opinó Nelssy Machacón, también en las redes sociales. 

En la vereda opuesta, algunos usuarios aplaudieron la iniciativa: “Usted es quien puede y debe hablar con el pueblo con palabras sabias. Gracias por ser nuestro alcande. Valió la pena votar por usted, creo y seguiré creyendo en usted”, dijo Liliana Gómez en la misma red.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Recrudece la protesta contra la violencia policial en Colombia | En lo que va del año murieron 230 personas en 56 masacres en todo el país



Desde Medellín.Cuando bajaba de un bus, en medio de las fuertes protestas que desató el asesinato de Javier Ordóñez a manos de policías en Bogotá, Jennifer recibió un disparó. Murió. Gabriel, Julián y en total 13 personas también. El dolor y la rabia son incontenibles: la masacre número 56 del año en Colombia indignó aún más a los jóvenes y ciudadanos que exigen al Estado protección a sus vidas en vez de ser acribillados mientras reclaman sus derechos. En medio del confinamiento, el pueblo colombiano venía condenando virtualmente el asesinato de 230 personasen lo que va del año, según Indepaz. La indignación por el homicidio de Ordóñez que quedó registrado en video mientras suplicaba “por favor” llevó la gente a las calles. El doloroso 2020 ha incluido, además del horrible record del regreso de las masacres, el desplazamiento forzado masivo de comunidades rurales, la amenaza constante por parte de paramilitares, y el creciente asesinato de líderes sociales y defensores humanos, y de los ex guerrilleros de Farc.

Además, las organizaciones campesinas, indígenas y afros han vivido el exterminio con más fuerza durante la cuarentena, y el hostigamiento no solo de grupos al margen de la ley que se disputan sus territorios tras la salida de la ex guerrilla y del Estado mismo de l zona ha venido en aumento. Los operativos armados por la erradicación de la coca se llevan por delante a quienes se empeñan a defender el programa de sustitución voluntaria acordado en La Habana, que les llevó a erradicar las matas, pero no al pago prometido por parte de gobierno. Varios campesinos han sido asesinados en diversos puntos recónditos de la geografía colombiana. Al cierre de esta edición, la Organización Zonal Indígena del Putumayo dio a conocer que en medio de confrontaciones entre Policía y campesinos que se oponen a la erradicación un indígena menor de edad fue herido con un arma de fuego.

Para Jose Quiroga, activista de Medellín conocido como Aquinoticias, “hay un malestar general en la sociedad colombiana que viene creciendo y que se ha manifestado en los últimos diez años con movilizaciones en los sectores indígenas y campesinos. En el sector urbano, los últimos tres años se ha tenido una fuerte movilización; luego vino el Paro Nacional del año pasado que se vio interrumpido por la pandemia; y ahora la gente volvió a las calles tras el asesinato de Ordónez”.

Para Jose, quien también es abogado e influencer, lo que se expresa hoy en las calles de Colombia es la respuesta a la exclusión social y política, el malestar que tiene el pueblo por las pruebas de la relación entre el narcotráfico y el equipo del actual gobierno de Iván Duque y, en los últimos días y marchas consecutivas, el dolor por la violencia policial que le arrebata la vida a los más jóvenes y el rechazo generlizado al abuso de la Fuerza Pública que, el año pasado, terminó con la vida de Dylan Cruz alcanzado por armas de la policía en la capital, y que está levantando todo tipo de denuncias: abuso sexual, obstrucción a la labor informativa, detenciones irreguales, y hasta detenciones en centros clandestinos como se evidenció en videos donde, además, se prueba cómo los agentes de policía se intercambian armas con hombres de civil, disparan en equipo, y además apuntan directamente al cuerpo de los manifestantes y los golpean en estado de indefensión.

Los hombres y mujeres que perdieron la vida por los disparos indiscriminados de los agentes eran todos jóvenes y algunos, como Jennifer, ni participaban de la protesta. También es este el caso de Angie, que recibió una bala y fue encontrada herida y agonizando por su familia. Por eso y por el exceso de la fuerza que la alcaldesa de la capital, Claudia López, no ha podido detener alegando insubordinación en la Policía, los movimientos estudiantiles, organizaciones y ciudadanos sin filiación alguna están manifestándose a diario. Los videos muestra cómo, además, los policías atacaron casas en barrios periféricos, amenazaban a los vecinos en los balcones, y dispararon contra conjuntos residenciales. Además, atacan a transeúntes desprevenidos y les propinan golpizas. Desde la noche del 9 de septiembre cuando iniciaron las movilizaciones y disturbios, ongs como Temblores y Campaña Defender la LIbertad reportan casi un centenar de heridos. La mayoría son civiles, y un porcentaje mínimo son agentes. En algunos casos, como lo asegura el padre Alejandro Angulo del Centro de Investigación y Educación Popular CINEP, en Colombia las protestas suelen ser infiltradas por agitadores profesionales. En las redes sociales, muchos afirman que quienes destruyen el comercio podrían ser policías o vándalos pagados por policías para generar caos y deslegitimar la protesta. Por su lado, el gobierno y el empresariado acusan a guerrillas urbana de los desórdenes.

Según Angulo, el uso de armas de fuego es inaceptable en las protestas. La fuerza policial se hizo para cuidar.  “El poder político y la fuerza deberían ser neutrales, servir a toda la población en vez de estar del lado de los ricos,” señala. El investigador contribuye con el Banco de Datos de DD.HH .y Violencia Política.  En su Revista Noche y Niebla ha dado conocer que los mayores violadores de derechos humanos en Colombia en 2019 fueron los paramilitares y la policía. Según el informe del banco ciado en la revista, en 2019 se presentaron 411 hechos de violación a los dd.hh. por parte de policías en todo el país, mientras los de “paras” fueron 461.

Son ya siete días continuos de protestas no solo en las plazas y avenidas, sino también en la virtualidad, donde crece el llamado a la renuncia del Ministro de Defensa de Iván Duque, Carlos Holmes, y a la reforma estructural al cuerpo policial.  “La ciudadanía está exigiendo una reestructuración profunda de la Policía. Que pase del Ministerio de Defensa al Ministerio del Interior. Que la doctrina cambie, que supere la doctrina del enemigo interno, que se desmonte el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y que se judicialice a los policías y políticos responsables,” explica el activista José Quiroga a Página/12.  Afirma que es inadmisible que la sociedad se preocupe más por las paredes dañadas que por los cuerpos de sus conciudadanos abatidos por quienes deberían cuidarles. En los puestos de policía que fueron incendiados y dañados durante las protestas, grupos culturales y vecinos instauraron bibliotecas y llevan a cabo veladas musicales donde invitan a educar la rebeldía y cesar la violencia. Todos están de acuerdo en que hoy día en Colombia la Policía no nos cuida. ¡Nos están matando¡ gritan también los muros de las capitales graffiteados en formatos gigantezcos durante el fin de semana pasado.



Fuente link:

Categorías
El mundo Internacional

Claudia López Hernández: “Una auténtica masacre”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/una-autentica-masacre

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
El mundo Internacional

Las matanzas en Colombia llevan el sello de Álvaro Uribe

https://www.tiempoar.com.ar/nota/las-matanzas-en-colombia-llevan-el-sello-de-alvaro-uribe

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La burbuja del fútbol

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-burbuja-del-futbol

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina normal

Diez muertos en Bogotá durante las protestas por el asesinato de Javier Ordóñez  | Escala en las calles el rechazo a los abusos policiales 



En medio de un fuerte clima de tensión, la cifra de muertos durante las protestas contra el abuso policial en Colombia ascendió a diez. Las movilizaciones empezaron el miércoles por la noche pero se extendieron a lo largo del jueves en repudio a la muerte de Javier Ordóñez, abogado de 46 años que recibió repetidas descargas de la pistola taser de un policía. La alcaldesa bogotana, Claudia López, detalló que las siete personas que perdieron la vida en la ciudad son jóvenes de entre 17 y 27 años que recibieron disparos de arma de fuego. Hubo otras tres víctimas fatales en Soacha, una populosa localidad situada al sur de la capital colombiana. Las protestas dejaron además un saldo de al menos 200 heridos. Durante las manifestaciones también fueron destruidos alrededor de 50 puestos de policía, conocidos como Centros de Atención Inmediata (CAI), y decenas de colectivos del servicio público. 

El presidente de Colombia, Iván Duque, dio una tibia respuesta a la violencia en las calles: dijo que no tendrá “tolerancia ante los abusos”, aunque manifestó la necesidad de separar las “responsabilidades puntuales” del comportamiento de toda la institución policial. El malestar por los abusos policiales se viene acumulando hace mucho tiempo en la sociedad colombiana. Pero la muerte del abogado Javier Ordóñez fue la gota que rebalsó el vaso. La CIDH condenó “enfáticamente los casos de brutalidad y abuso policial” en Colombia y llamó a investigar y sancionar a los culpables. “Es plenamente justificada la indignación ciudadana por la violencia desenfrenada de la policía”, aseguró el senador del Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda, en diálogo con Página/12.

Durante la tarde del jueves se registraron incidentes en el barrio Verbenal, situado al norte de Bogotá, donde varios manifestantes llegaron hasta el CAI de la policía tras la muerte de un joven que recibió cuatro disparos en las protestas del miércoles. Algunos de los movilizados usaron llantas, conos y hasta basura para atacar las instalaciones de la policía y prender fuego. Los uniformados que se encontraban en el interior no resultaron heridos. Mientras tanto, en otro sector del norte de la ciudad, en el barrio El Rincón, en la localidad de Suba, manifestantes atacaron otro CAI. En el barrio Villa Luz, donde Javier Ordóñez perdió la vida, el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) recuperó la calle luego de que varios manifestantes bloquearan el paso con palos y escombros.

“De nuevo se reitera el mismo patrón: el abuso de autoridad y el control excesivo al derecho a la protesta que culmina con el asesinato de diez personas en Bogotá y Soacha, en protestas que intentaban expresar la indignación por los hechos que fueron conocidos a través de las redes sociales de un evidente acto de tortura”, aseguró a este diario Luis Alfonso Castillo, vocero del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE).

Los muertos de las protestas contra la violencia policial son en su amplia mayoría jóvenes. Julieth Ramírez Mesa no participaba de ninguna manifestación pero recibió un disparo al quedar atrapada en medio de los desmanes en La Gaitana, barrio del noroeste de Bogotá. Su padre, Harold Ramírez, recordó que Julieth, que en 15 días cumpliría 19 años, le pidió permiso para ir a casa de una amiga y él se lo dio porque no sabía nada de las protestas que estallaron el miércoles en la capital colombiana. Ramírez detalló: “En un callejón la niña se desplomó, me dice la amiguita, y se nos murió”. Por su parte, la pareja del joven Jaider Alexander Fonseca, de 17, otra de las víctimas mortales, culpó a la policía de “dejar un niño de siete meses sin padre”. 

“Tenemos una policía que pareciera entrenada no solamente para violentar ciudadanos a partir del uso excesivo de la fuerza, sino también para encubrir esas acciones como lo vimos el miércoles en videos de policías que se intercambiaban armas con personal de civil, o que encubrían su identificación volteándose las chaquetas. Sienten que están fuera del control del Estado”, manifestó Franklin Castañeda, presidente del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos y miembro de “Defender la libertad”.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se puso al frente de las críticas contra el violento accionar policial. “Al uso indiscriminado de armas de fuego no se le puede considerar abuso policial. Eso es un atentado directo a ciudadanos inermes, a civiles, jóvenes en su inmensa mayoría”, afirmó. “Uno no tiene 58 heridos en una noche por trifulcas, sino por el uso indiscriminado de armas de fuego por parte de miembros de la Policía Nacional”, agregó López, que aunque no declaró toque de queda en Bogotá, le pidió a los ciudadanos estar en casa antes de las siete de la noche.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se sumó al repudio y condenó “enfáticamente los casos de brutalidad y abuso policial” en Colombia. A través de su cuenta de Twitter, la CIDH apuntó que en el contexto de las protestas por lo ocurrido con el abogado de 46 años, hubo muertos y heridos y “todos estos hechos deben ser esclarecidos, investigados y sancionados”. “La CIDH recuerda al Estado su deber de garantizar el derecho a la vida, integridad y libertad de manifestación”, indicó el organismo en otro tuit.

Necesidad de reforma 

La pérdida de confianza de la ciudadanía en la fuerza policial crece día a día, y la muerte del abogado Javier Ordóñez volvió a poner sobre la mesa la necesidad de reformar a la institución. “La policía está perdiendo buena parte del respeto de la sociedad. Hay un clima de cansancio que nos lleva a la situación que estamos observando”, dijo Castañeda. En Colombia, a diferencia de otros países, la policía nacional no depende del ministerio de Seguridad o del Interior sino del de Defensa, y a pesar de ser un cuerpo civil armado, tomó parte como un ejército regular en la lucha contra los grupos guerrilleros y las bandas dedicadas al narcotráfico.

Del lado del gobierno, la respuesta a lo que sucedió en las calles fue cuanto menos confusa. El presidente Iván Duque aseguró que “no puede haber tolerancia cuando se abuse del uniforme”. Sin embargo, rechazó que se “estigmatice y se les llame asesinos” a los uniformados por “responsabilidades puntuales” de algunos de ellos. “Este hecho se circunscribe dentro de un marco general de violencia y violación a los derechos humanos que se está presentando en Colombia en los últimos meses a los cuales el gobierno ha respondido con un lenguaje belicista”, manifestó al respecto Castillo.

La violencia de esta semana llevó a diferentes sectores a plantear una reforma de la policía. “Por supuesto mi llamado es a que cese toda forma de violencia pero también a que haya una reforma estructural y esencial de la policía”, sostuvo en ese sentido Iván Cepeda. “La policía no puede seguir violando los derechos humanos de la población, y requiere convertirse en un organismo que respete en toda circunstancia los derechos de la ciudadanía”, agregó el senador colombiano. Castillo fue aún más crítico al asegurar que “Colombia hoy está transitando por cuenta de las acciones del gobierno a una agudización del conflicto y a la instalación de un régimen proclive al fascismo”.





Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Siete muertos en Bogotá durante las protestas por el asesinato de Javier Ordóñez  | Escala en las calles el rechazo a los abusos policiales 



Siete personas murieron y más de 140 resultaron heridas en protestas y disturbios que estallaron este miércoles en Bogotá, Colombia, tras el fallecimiento de un hombre por repetidas descargas que le propinaron dos policías con un arma eléctrica, informaron este jueves autoridades.

Los cuerpos de los siete fallecidos fueron trasladados para hacerles la autopsia, aunque el general Jorge Luis Vargas, director de seguridad ciudadana de la Policía, señaló que por lo menos hay “tres ciudadanos muertos con arma de fuego”, según declaraciones que cita el diario El Tiempo.

En el mismo sentido, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ofreció en la madrugada de este jueves una recompensa por “la captura de los autores del homicidio de cinco personas” en Bogotá y el vecino municipio de Soacha.

Durante las protestas también fueron destruidos 46 puestos de policía, conocidos como Centros de Atención Inmediata (CAI), y decenas de colectivos de servicio público destruidos, según la alcaldesa Claudia López.

Entre los más de 140 heridos, 93 son miembros de las fuerzas de seguridad, y se produjeron 70 detenciones por “daño a bien público y violencia a servidor público”, según el parte divulgado por la Policía.

El ministro Trujillo anunció igualmente, en un mensaje a los medios, que reforzará la seguridad con centenares de efectivos y 300 soldados de la policía militar. 

El caso de Javier Ordóñez

La agresión que desató las violentas protestas ocurrió en la madrugada de este miércoles en el noroeste de Bogotá. Se trata de una brutal detención de un hombre a manos de dos uniformados que quedó registrada en video gracias a dos testigos.

La secuencia de unos dos minutos muestra a los efectivos cuando reducen a Javier Ordóñez, un abogado de 46 años y padre de dos hijos. Ya en el suelo, le propinan al menos cinco descargas de varios segundos con un arma eléctrica.

“Ya, por favor, no más”, se escucha suplicar a Ordóñez en repetidas ocasiones. Luego de recibir las descargas, fue conducido a un puesto policial y de ahí a una clínica donde falleció.

“Expresamos el dolor por la muerte de Javier Ordóñez y nuestro reiterado sentimiento de solidaridad con sus familiares. El gobierno nacional seguirá prestando toda la colaboración que requieran las autoridades competentes para que se esclarezcan los hechos a la mayor brevedad posible”, afirmó el ministro de Defensa.

El caso evocó al del afroestadounidense George Floyd, quien en mayo murió asfixiado en Minneapolis a manos un policía blanco que desoyó sus suplicas mientras lo inmovilizaba en una detención. Tras su deceso se desataron fuertes protestas en Estados Unidos que todavía se mantienen.



Fuente link: