Categorías
Argentina normal

Cuáles son las actividades que se iban a abrir en la nueva cuarentena pero que seguirán cerradas | La etapa 2 de desconfinamiento en la Ciudad de Buenos Aires queda en suspenso



Hace dos semanas, cuando se anunció la anterior fase de la cuarentena, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció un plan de reanudación de actividades de 6 etapas. La primera se cumplió y ahora debía ponerse en marcha la segunda. Sin embargo, ante la suba de los contagios de coronavirus y la decisión de mantener el aislamiento social tal y como está otras dos semanas el cronograma previsto por Horacio Rodríguez Larreta quedará en suspenso.

El detalle de las reaperturas postergadas

• Tareas administrativas en museos
• Bibliotecas sin presencia
• Streaming de artes escénicas
• Deportes individuales al aire libre amateur y federados en instituciones, sin áreas comunes.
• Supresión de límite a la actividad física según número de DNI
• Cortes de calles y avenidas para actividades al aire libre para niños
• Grabación de cine publicitario
• Estacionamientos privados
• Gastronomía al aire libre sin servicio.
• Profesionales que aún no habían retomado sus tareas

La conclusión de la Etapa 1

La intención de Rodríguez Larreta hasta principios de esta misma semana era avanzar con el cronograma que había armado la Ciudad. A favor de esa postura las autoridades porteñas argumentaban que en el distrito, a diferencia del Gran Buenos Aires, la curva de contagios, si bien alta, se mantenía estable.

En la reunión que mantuvo con el gobernador bonaerense Axel Kicillof en La Plata el jefe de gobierno porteño empezó a vislumbrar que mantener su plan no sería posible. En el encuentro de este jueves en la Quinta de Olivos con Alberto Fernández terminó de definirse. Los números de la situación de la pandemia del jueves fueron concluyentes: récord de 6.377 casos y 153 muertes.

La etapa 1 del desconfinamiento en la Ciudad de Buenos Aires aún no había concluido. Según lo establecido, el próximo lunes debían abrir los comercios de cercanía en avenidas de alta circulación, incluyendo los de indumentaria y calzado. Solo quedaban excluídos los ubicados en los centros de trasbordo de Liniers, Retiro y Constitución, y Avellaneda y Once. Este viernes en Olivos se habría definido que esa decisión se mantendrá.

Las avenidas donde abrirán comercios de cercanía

– Microcentro: en el sector comprendido por el polígono: entre Rivadavia, Carlos Pellegrini, Av. Santa Fe, Florida, San Martín y Av. Leandro N. Alem.

– Av. Cabildo, entre Virrey del Pino y Av. Olazábal.

– Av. Córdoba, entre Lavalleja y Thames.

– Av. Jujuy, entre Cochabamba y Av. Juan de Garay.

– Av. Santa Fe, entre Cerrito y Uriburu, y Av. Callao entre Marcelo T. de Alvear y Arenales.

– Av. Santa Fe, entre Pte. José E. Uriburu y Laprida, y Av. Pueyrredón entre Arenales y Marcelo T. de Alvear.

– Av. Santa Fe, entre Laprida y Jerónimo Salguero, y la Av. Coronel Díaz, entre Beruti y Güemes.

– Av. Raúl Scalabrini Ortiz, entre Aguirre y Camargo, y la Av. Corrientes, entre Julián Álvarez y Acevedo.

– Av. Raúl Scalabrini Ortiz, entre Av. Santa Fe y Paraguay.

– Av. Corrientes, entre Cerrito y Boulogne Sur Mer.

– Av. Acoyte, entre Av. Rivadavia y vías del FFCC Sarmiento, la Av. Rivadavia entre Av. La Plata y Del Barco Centenera, y la Av. José María Moreno, entre Av. Rivadavia y Guayaquil.

– Av Corrientes, entre Av. Federico Lacroze y Maure, y Av. Federico Lacroze, entre Av. Corrientes y Av. Forest.

– Av. Santa Fe, entre Gurruchaga y Av. Juan B. Justo. 

Industrias

Rodríguez Larreta consiguió también el visto bueno para avanzar con la apertura de industrias no esenciales ni exportadoras, pautada en la etapa 2 para los próximos días. Se va a continuar con la apertura gradual de la actividad. A partir del lunes se comenzarán a habilitar las que tienen protocolo aprobado. Se habilitarán, por ejemplo: la industria textil, la del metal, maderera.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Larreta: “El virus circula en todos los barrios de la Ciudad” | El transporte público seguirá siendo sólo para los trabajadores esenciales 



Sin anunciar cambios en la modalidad de la cuarentena, el jefe del gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, apeló a la “responsabilidad y al cuidado” de los porteños mientras continúe la pandemia. “Entre todos tenemos que compartir la responsabilidad de cuidarnos, eso se decide en cada actitud”, dijo el funcionario desde la Quinta de Olivos, junto al presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Este sábado, Larreta dará precisiones sobre cómo continuará el aislamiento social: en principio, desde el lunes se pondrá en marcha –como estaba previsto– la última fase de la etapa 1 del esquema de apertura de la cuarentena, por lo que se sumarán los comercios ubicados en avenidas de alta circulación, incluidos los de indumentaria y calzado. Y todavía no hay fechas establecidas para la etapa siguiente de apertura.

“Acordamos seguir siendo muy estrictos en los controles de movilidad”, agregó el jefe de gobierno de la Ciudad. Asimismo volvió a enfatizar en la importancia del cuidado colectivo: “No hay posibilidad que el control del Estado reemplace la decisión de la responsabilidad individual”. 

Rodríguez Larreta informó que el distrito se encuentra en “un nivel alto de casos” y que “el virus circula en todos los barrios de la Ciudad”, por lo que llamó a “ser muy cuidadosos y prudentes” porque el futuro de la cuarentena y de los contagios “depende de nuestra actitud”. En esta línea, dijo que las actividades que habilitó hace dos semanas se van a “poder mantener si nos cuidamos, y para eso se requiere del compromiso de todos, es la única manera de poder sostenerlo y de convivir con el virus”.

“Veníamos de tres semanas más o menos de un promedio de mil casos por día. Hoy, tomando las últimas dos semanas, el promedio es de 1100 casos por día. Es su nivel de casos estabilizado pero alto”, advirtió Rodríguez Larreta. Sobre la ocupación de camas de terapia intensiva, dijo que “hoy son 10 camas menos ocupadas que hace dos semanas” –porque se añadieron instalaciones– y que “en términos porcentuales es el ocupación del 59 por ciento”.

Por otro lado, subrayó que “el transporte público será de uso exclusivo para los trabajadores esenciales” y dijo que “vamos a seguir siendo muy estrictos con los controles en la circulación”. “Sabemos que esto también es un incordio para todos, pero este es un lugar de sensibilidad de contagios”, señaló.

El funcionario porteño aseguró que la Ciudad puso “mucho esfuerzo” para contener los casos de coronavirus en los barrios populares “gracias al trabajo conjunto con la Nación y con las organizaciones sociales”. “Hace más o menos dos meses tuvimos un brote muy fuerte que empezó en el barrio 31. Pusimos mucha presencia del Estado, trabajamos en equipo con el Plan Detectar, el gobierno nacional y aislamos especialmente aquellos de mayor vulnerabilidad. Hoy la tasa de contagiosidad está por debajo de uno”, dijo.

En cuanto a la vacuna, contó que siguen trabajando en el desarrollo junto con la Provincia de Buenos Aires y la Nación, y destacó que “en la Ciudad reclutamos más de 700 voluntarios que quieren colaborar”.

Otro guiño en su discurso fue hacia los científicos, una comunidad especialmente atacada durante el gobierno de Mauricio Macri. “Estamos trabajando con los nuevos test que surgieron del Conicet, hechos en el país, y que además tienen la ventaja de que el tiempo de diagnóstico es bastante más corto y más simple. Eso ayuda a darle más volumen al testeo”, dijo y, despegándose de lo que fue la gestión macrista en el área, agregó: “La verdad que es un orgullo que científicos y científicas argentinas hayan desarrollado una tecnología de punta que tanto nos ayuda en la lucha contra la pandemia”.

En cuanto a la estrategia sanitaria, Rodríguez Larreta indicó que la tasa de contagio en la Ciudad “está en 1,03. Tenemos que hacer el esfuerzo para que esté debajo de 1, recién ese día los casos van a bajar”. Con este indicador, el tiempo de duplicación de casos será de 34,1 días, según dijo. “El virus es dinámico, no tenemos un conocimiento científico y ese es el gran problema que enfrentamos”, analizó.

Los detalles de la continuidad de la cuarentena en la Ciudad serán precisados por Larreta en una conferencia de prensa que dará este sábado, a las 11, en la sede del gobierno porteño, en Parque Patricios. Se espera que se sostengan las aperturas que ya estaban pautadas. Este cronograma incluye la puesta en marcha de los comercios de cercanía situados en avenidas de alta circulación. “Venimos haciendo un esfuerzo grande que no podemos tirarlo por la borda. Como sociedad tenemos que compartir la responsabilidad de cuidarnos. La única manera de salir es juntos. Confío en los porteños, en que nos cuidemos, pero es decisión de cada uno”, reiteró.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Abren las peluquerías en CABA: cómo es el protocolo | Con turno previo



De acuerdo al cronograma de aperturas de actividades elaborado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, este miércoles vuelven a atender las peluquerías, que habían cerrado sus puertas desde el comienzo de la cuarentena por el coronavirus.

Los clientes deben asistir con turno previo y nadie podrá permanecer dentro de los locales en espera de ser atendido.

Habrá estrictos protocolos de higiene, que incluyen mamparas divisorias entre cada dressoire y alfombras para higienizar el calzado al ingreso del local. Además, está prohibido ofrecer café o revistas a los clientes.

El protocolo incluye también a las actividades de manicuría, pedicuría y depilación.

Más actividades que vuelven en la Ciudad

Desde este miércoles también volverán a atender los psicólogos, psicopedagogos, terapistas ocupacionales, kinesiólogos que trabajan con trastornos del neurodesarrollo y para la tercera edad y fonoaudiólogos que trabajan con trastorno del espectro autista (TEA).

Como parte del esquema de apertura de actividades, el próximo lunes reabrirán los comercios de cercanía en avenidas de alta circulación, que incluyen los rubros de indumentaria y calzado con DNI según el día.

Sin embargo, aún no abrirán sus puertas los Centros de Trasbordo como Liniers, Retiro y Constitución, ni los negocios de la calle Avellaneda ni los ubicados en la zona de Once.  



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Buenos Aires y nosotros, de la década infame hasta la actualidad   | Vidas posibles 



Recuerdo incesante de “Tres esquinas”, unos versos de Enrique Cadícamo, cantados, inolvidablemente, por Ángel Vargas:

“Yo soy del barrio de tres esquinas/viejo baluarte de un arrabal/donde florecen como glicinas/las lindas pibas de delantal/donde en la noche tibia y serena/su antiguo aroma vuelca el malvón/y bajo el cielo de luna llena/sueñan las chatas del corralón./Yo soy de ese barrio/de humilde rango/yo soy el tango sentimental/…./Quemé en los ojos de una maleva/la ardiente ceba de mi pasión./…/”

La imagen es de una vida plácida, segura de sí misma, posible, en la que los valores que predominan son de una índole inmediata pero llena de vibraciones. ¿Sería eso lo que caracterizaba a una Buenos Aires que estaba enfrentando el siglo XX con armas tan simples como la calma, la mirada placentera, la armonía, el sentimiento? Yo lo viví, creo que se puede adivinar lo que sentí: una tarde me crucé en la Avenida Alberdi con “El Torito de Mataderos”, el derrotado Justo Suárez que soñaría con el puñetazo que no dio o que le dieron; también me crucé con un arreo de animales conducidos a su destino fatal, soñando, ellos, con el pastoreo que ya no verían más; repiqueteos de cascos de caballos sobre los adoquines y, desafiando a la “barra”, la bravía Alba, que podía ser la maleva del poema de Cadícamo para, luego, respirar en Villa Crespo la convivencia de las sinagogas con el corralón y las casas a la española donde, creo, mi imaginario dio un tropezón. Vida dura y deleitosa, luchar para sobrevivir y amar en potencia, reconocer.

Supongo que en parte, como ideal de vida, así sería aunque por debajo, sin que a uno lo alteraran, trepidaban, tanto en el momento de un cuadro semejante como en el de la composición del poema y en la ejecución impecable, conflictos muy duros, políticos sin duda –el radicalismo derrotado por la conspiración conservadora-, económicos –el país debatiéndose desesperadamente para soportar la crisis e intentar salir de ella-, en lo social –el empobrecimiento general y la emigración hacia las ciudades-, todo eso que, resumido, se designó, con una metáfora altamente moral, “década infame”. Y, como fondo, o marco, la ciudad recorrida y observada en esa contradicción entre vida plácida y turbulenta por Roberto Arlt, también inolvidablemente. Si antes, según nuestro tango, el reconocimiento de un “sí mismo” pasaba por la demora, en ese ahora que Arlt intentaba descifrar la inquietud por un “estar” generaba un frenesí con sus secuelas, nada de perfumes ni de lunas llenas, más bien ambiciones, locura, extravagancia, raras figuras para las que la calma era una pócima, algo que no contaba, una pintoresca antigualla.

Buenos Aires estaba cambiando: poco a poco, como ocultando la violencia de la situación, contingentes de desplazados por la pobreza creaban nuevas realidades urbanas, las villas y, al mismo tiempo, el urbanismo hacía de las suyas, ampliaciones, obelisco, nuevos estilos arquitectónicos, atronador el ruido de viejos edificios demolidos, sistemas novedosos de transporte, los colectivos (¡qué recuerdo los negociados de la llamada “Corporación del Transporte”! ¿Y el de la CHADE y la Casa Radical?) y el centro de la ciudad, la calle Florida como un tempestuoso corazón por el que pasaba todo y por el que había que pasar para sentir, quizás, que se estaba en una ciudad real, de verdad.

Imparable proceso, vinculado sin duda y en primer lugar al valor de la tierra: ¿qué podía valer un desvencijado palacete en pleno centro cuando en el solar podía levantarse un edificio de veinte pisos que multiplicaba su valor? Adiós pintoresquismo de las cercanías del puerto, sus cantinas y sus prostíbulos y sus hotelitos de mala muerte, adiós Arroyo Maldonado y sus guapos, adiós tardes tranquilas y poetas melancólicos como Adán Buenosayres, “Setenta balcones y ninguna flor” había escrito Baldomero Fernández Moreno.

Ese cambio, sólo ése, era en realidad una respuesta, al crecimiento poblacional y, por supuesto, había que pagar un tributo, la memoria, que en la balanza de la historia podía pesar poco aunque, desde luego habría que ver, qué pasa con una sociedad que pierde la memoria. En la renovada ciudad ya mucho no importaba que se extraviara la noción del barrio donde la gente se conociera y se estimara porque sí o se rechazara por fuertes razones y, en cambio, se empezara a considerar normal que, desconocidos todos para esas estructuras impenetrables, y todos inescrutables dentro de ellas, en un mundo de puertas cerradas, tuviera sentido el vivir.

Cuando adviene el peronismo y se potencia la industria y hay más obreros y la clase media prospera, se instala un implícito modelo de modernización, que probablemente ya existía porque siempre existió, que cambia aún más la fisonomía de la ciudad: los estilos que se imponen tienen el peculiar rasgo de la falta de estilo, las formas geométricas de la arquitectura soviética borran la firma de la decoración italiana, viejos edificios quedan como ahogados entre las torres que se erigen implacables, las ganas de “estar” que campeaba en el tango suscita las ganas de huir, en suma que el modo de vida deja de ser una elección para producir un proceso de subjetivación que se naturaliza y se impregna de valores forjados indirectamente en las fraguas de una mentalidad que no puede pensar sino a través de modelos que están al alcance de la mano que dibuja y diseña y construye.

Es la ciudad que estamos viendo y que replica las grandes ciudades norteamericanas: Catalinas y Puerto Madero, modestos símiles de Houston, exhiben orgullosamente esa presencia y, sinceramente, nada puede ser más ajeno y falto de espíritu: ¿se vive ahí? Nisman murió ahí: ¿es eso Buenos Aires? ¿Ser moderno es, por lo tanto, ser de encristalada frialdad? ¿Es de lamentar? ¿No será que antes habrá que comprender? Y lo que hay que comprender es que las tendencias ideológicas y mentales que recorren el mundo no sólo ofrecen modelos sino que, principalmente, determinan pensamiento en quienes no lo tienen del todo o tienen sus ojos puestos en otros y lejanos lugares. Otra cosa es aceptarlo, otra cosa es proclamarlo como si el mundo hubiera llegado para aposentarse en este bendito país y ponerlo al día. ¿Integrados al mundo?

Es claro que esto no termina. Me da la impresión de que el activismo de Rodríguez Larreta expresa no ya la inercia de un proceso que parece inevitable, porque todo cambia con el cambio en las ciudades, sino que lo propicia, es como si su programa -¡Va a estar buena Buenos Aires! proclamaba el Macri que estaba empezando- fuera que esta ciudad perdiera totalmente lo que le quedaba de carácter, parecido al que solía tener Paris y que igualmente se ha perdido, y fuera como Hamburgo o Chicago o Los Ángeles. Vana competencia que ha costado lo que no teníamos y que se ha traducido en un insoportable y sofocante aumento de la circulación de vehículos, en la nula construcción de viviendas correlativa de fachadas abrillantadas de edificios públicos, encierro de los jardines, reducción de las calzadas, balas de cañón amenazantes en las veredas y dedicación obsesiva y desequilibrada a las zonas más ricas de la ciudad.

Parafernalia de modernidad, en vehículos y sistemas informáticos, para qué enumerar esa emulación vacua del Baron de Hausmann, que remodeló París, o de Torcuato de Alvear que cambió Buenos Aires; lo que importa es el efecto que eso tiene sobre el vivir de los ciudadanos y eso, no es difícil verificarlo, es evidente en el humor y en generalizada indiferencia respecto de la historia y su presencia, en la infección del lugar común y en la cultura de peluquería y, lo peor, en el desesperado amor por el dinero y el amor-odio a quien lo tiene.

¿Compararlo con lo perdido, evocarlo, lamentarse? Para qué; sólo basta con no engañarse y, en la medida de lo posible, no dejarse envolver, es difícil recuperar una vida social legítima, lo sé, se puede intentar hacerlo en lo individual, pero también es pensable en lo político: ¿es posible pensar en términos de un carácter propio pero sin imponerlo ni romper todo lo que está? Quizás por el lado del lenguaje, qué lenguaje puede ser reparador: el lenguaje del poder macrista vació, la significación se evaporó. Empezar de nuevo y hablar de verdad. Nada más que eso y luego se verá; quizás regresen los perfumes de la noche y las lunas llenas y el amor sea lo importante, no las ganancias de los bancos ni las cuentas en Panamá.   



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires: qué actividades se reanudan este lunes | El cronograma de aperturas de esta semana



Desde hoy la Ciudad de Buenos Aires tendrá una mayor apertura en sus actividades tanto comerciales como recreativas. En esta nueva fase del aislamiento por coronavirus, los contadores y abogados pueden volver a trabajar, mientras que los menores de 16 años pueden salir a pasear todos los días de la semana.

Los menores podrán salir una hora cada día, entre las 10 y las 18 y siempre acompañados por un mayor. Al igual que los adultos, deben llevar tapabocas y mantener la distancia social.

En este marco, el Gobierno porteño volverá a abrir algunas plazas y parques para que chicos y chicas cuenten con más espacio para moverse.

También desde hoy pueden volver a trabajar los contadores de manera presencial en sus lugares habituales de trabajo.

Se estima que son unos 80 mil matriculados. En esta primera etapa sólo podrán atender una vez por semana y con los protocolos de cuidado de la salud, informó el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires

Hoy también podrán volver a trabajar los abogados en sus estudios y las galerías de arte pero con turno previo.

De acuerdo al cronograma gradual de puesta en marcha de actividades dispuesto por el Gobierno porteño en el marco de la pandemia de coronavirus, este miércoles se sumarán psicólogos, terapistas ocupacionales y actuarios, entre otras profesiones. Ese día volverán a abrir peluquerías y locales que brinden servicios de depilación, manicuría y pedicuría.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Coronavirus: Fernán Quirós advirtió sobre el aumento de la tensión del sistema de salud | Crece la preocupación por la suba de los contagios



El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, afirmó que la Ciudad de Buenos Aires “está en su momento más intenso de la actividad epidémica” y que la tasa de ocupación de camas en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en el sector público ascendió al 60 por ciento mientras que en el privado creció al 74. “Cada día que pasa tenemos más casos y eso tensa un poco más el sistema de salud”, advirtió el funcionario, quien señaló además que el incremento de contagio se da por el incumplimiento de las personas que hacen “cruces de familias en encuentros sociales”, más que por la actividad física y los comercios abiertos.

Durante la presentación el reporte diario sobre la situación de la pandemia de covid-19 en la Ciudad de Buenos, el funcionario precisó que en la Capital Federal hay 50.599 casos acumulados y 1.050 fallecidos, lo que elevó la tasa de letalidad a 2,8 por ciento. El tiempo de duplicación de casos se acortó a los 32 días y el índice de velocidad de contagios (R) es de 1.05, cerca del 1 al que pretende llegar el gobierno porteño.

El panorama en los hospitales y clínicas de la ciudad es intenso. Según informó, el censo de camas de UTI en el sector público indica que de las 450 que hay en total, 278 están ocupadas. Es decir que la tasa de ocupación es del 60 por ciento. “En hospitales del cinturón rojo de la ciudad es más alta y en las del verde es más baja”, explicó Quirós.

Asimismo, precisó que la tasa de ocupación en las 600 camas del sector privado es del 74 por ciento y evitó hablar de si este número está cerca del colapso o no. Lo que sí destacó es que “el virus se fue moviendo hacia lugares de la ciudad donde viven personas que tienen posibilidad de cobertura” de salud privada.

A pesar del panorama, Quirós aseguró que “la cantidad intensa de casos por días y la velocidad de crecimiento está relativamente contenida” y evitó dar un pronóstico sobre la posibilidad de que continúe el aumento sostenido de casos.

Reconoció que “la ciudad está en su momento más intenso de actividad epidémica”. “Es evidente que necesitamos mantener estas semanas por delante tratando de mantener el cuidado de todos”, resaltó.

En este sentido, el ministro evitó “buscar culpables” por la actual situación pero resaltó que “las investigaciones epidemiológicas indican” que el aumento de contagios se debe a que “hay cierta cantidad de gente que está cruzando familias y haciendo encuentros sociales en lugares cerrados”, lo cual “no es conveniente” porque “agrega riesgos que tenemos que evitar al máximo”.

“Todavía estamos discutiendo si (el problema está en) la actividad física nocturna o en los comercios de cercanía, que han demostrado que son actividades muy seguras, y resulta que la gente no puede sostener la idea de no ir a visitar un amigo, un vecino o un familiar”, resaltó para defender las medidas de apertura tomadas por la administración de Horacio Rodríguez Larreta.

Para el funcionario, “es evidente que la gente que está muy saturada, muy cansada” y hay muchos “que ya no la pueden cumplir por problemáticas de todo tipo”. No obstante, llamó a la “reflexión y el aporte colaborativo de todos”.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El riesgo de desborde de la educación y la salud pública porteñas | Por el impacto de la pandemia, muchas familias analizan dejar los colegios privados y las prepagas



Un informe elaborado por el Observatorio Gente en Movimiento advirtió que el 31 por ciento de las familias porteñas cuyos hijos son alumnos en colegios privados analiza cambiarlos al sistema público educativo, mientras que el 49 por ciento de las que tienen prepagas abandonaría esa cobertura sanitaria.

Las razones por las cuales se producirían estos cambios de consumo se deben a la crisis económica desatada tras la pandemia de coronavirus. Y de concretarse la totalidad o buena parte de estas tendencias, entrarían en riesgo de “desborde” los sistemas públicos de educación y atención en hospitales de la Ciudad de Buenos Aires.

Así lo advierte el informe elaborado por el organismo coordinado por la diputada nacional Gisela Marziotta, que remarcó la necesidad de que el Estado prevea los dispositivos institucionales para contener esa posible demanda de la población porteña más golpeada por la crisis.

Colegios públicos porteños: el problema de las vacantes

El relevamiento precisó que el 31 por ciento de las familias con hijos en colegios de gestión privada está considerando cambiarlos a una escuela pública. Este traspaso “implicaría una demanda adicional de 93.310 vacantes en las escuelas de gestión pública, lo cual supone 9 mil vacantes adicionales con respecto a la medición de junio”, dice el estudio.

Esto no solo agravaría la tendencia de los meses previos a las inscripciones que ocurren al inicio del sistema lectivo sino que, además, pondría al sistema en una encrucijada. “La educación de gestión estatal en la Ciudad podría verse desbordada si no se plantean políticas urgentes que atiendan a una nueva demanda de vacantes, a raíz de las consecuencias económicas que la pandemia está generando en las familias porteñas”, advirtió el texto.

La salud pública en la Ciudad

La otra alerta se enciende en el sistema de salud estatal de la Capital Federal, puesto que, según el informe, “el 49 por ciento de los porteños que tienen una cobertura de salud privada, sea obra social o prepaga, está considerando dejar su cobertura actual y pasar a ser usuario de la salud pública”.

“Este dato tiene una implicancia particular en la Ciudad, ya que es un distrito con un alto grado de privatización en el ámbito de la salud, y donde tan solo el 18,7 por ciento se atiende en establecimientos públicos”, resaltó Marziotta.

Con estos datos, la salud pública en la Ciudad “tiene en el horizonte cercano desafíos” y, “de no haber cambios, esta presión sobre el sistema de salud se traduciría en 936 mil nuevos usuarios en el sistema de salud público, esa oleada implicaría un aumento del 173 por ciento de la demanda actual”.

El estudio del Observatorio Gente en Movimiento subrayó que esos puntos, sumado a la falta de espacios verdes y los casos de delitos virtuales, llevan al dato de que uno de cada dos porteños se iría a vivir a otra ciudad para tener una mejor calidad de vida.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Coronavirus: denuncian que el sistema sanitario “no está preparado” en la ciudad | Los profesionales de la salud advierten por la ocupación de camas



“Es un tema que nos preocupa”, señaló el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en referencia a la disponibilidad de camas de terapia intensiva en los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires. Durante la conferencia de prensa tras el comienzo de la nueva etapa de la cuarentena en la Ciudad, el Jefe de Gobierno aseguró que tienen previsto incorporar “entre 45 y 50” camas al sistema hospitalario, que este martes alcanzó una ocupación del 72%. Sin embargo, la Asamblea de Residentes y Concurrentes de la Ciudad de Buenos Aires asegura que “el sistema de salud de la Ciudad no está preparado” y que “los números no se condicen con la realidad del Hospital”.

La Asamblea, que ya había realizado un primer relevamiento hace dos meses
, volvió a consultar a los trabajadores de los 20 hospitales de la Ciudad que atienden pacientes con coronavirus, esta vez para relevar la cantidad de camas disponibles en las Unidades de Terapia Intensiva (UTI). “Según pudimos saber no hay 400 sino 275. No es lo mismo la cantidad de respiradores que la de camas en UTI. Para abordar a un paciente grave no se necesita solamente un respirador, sino también monitores de control, bombas de infusión continua y el personal capacitado para la atención”, señaló a este diario Rocío Rodríguez, referente de la Asamblea, y advirtió que “los números no coinciden con las realidades de los centros de salud”. En el centro de salud donde ella trabaja, uno de los que reciben pacientes con coronavirus, hay 23 respiradores, sin embargo, cuentan con sólo 6 camas de terapia intensiva.

Por su parte, en el Hospital Ramos Mejía actualmente cuentan con “19 camas de terapia intensiva, de las cuales 16 están ocupadas”, señaló a Página/12, este martes, Claudio Gómez, enfermero del Hospital. “La normalidad a la que quieren volver los sectores de la oligarquía de la Ciudad es una normalidad en que el sistema de salud se destruye y abandona, como hizo el Gobierno porteño en los últimos cuatro años”, advirtió Gómez y agregó que “la flexibilización de la cuarentena nos va a traer problemas porque ya estamos al borde del colapso”.

Según información del Ministerio de Salud porteño, hasta este martes al mediodía se encontraban ocupadas 290 de las 400 camas de terapia intensiva destinadas a pacientes con coronavirus, es decir, un 72% de ocupación en los Hospitales del sector público, de los cuales hay cuatro –el Hospital Argerich, Fernández, Muñiz, y Santojanni- que son “de primera derivación”, por la complejidad de los pacientes. En cuanto a los centros de aislamiento, entre pacientes leves y casos sospechosos, hay 3.140 personas alojadas en 50 hoteles y en el Centro de Resguardo Costa Salguero.

“Hay una rotación constante entre los hoteles de aislamiento y el Hospital, porque ya no se espera el tiempo que se esperaba antes para dar las altas”, señaló Mayra Coatz, referente de la Asamblea y trabajadora en el Hospital Argerich. El problema del cambio de protocolo, según explicó la profesional, es que “no se tiene en cuenta la condición de aislamiento del paciente cuando se le da el alta”. En este sentido, Rodríguez afirmó que, en muchas ocasiones “los pacientes llegan tarde y se van precozmente”, y explicó que “la flexibilización de la internación hace que los pacientes empeoren porque no es lo mismo estar en un hotel de aislamiento que en una cama de Hospital donde tenés un monitoreo continuo”.

En el Hospital Argerich, parte del “anillo rojo” del sistema hospitalario de la Ciudad, hay aproximadamente 40 camas de terapia intensiva. “El problema es que se cuentan las camas de las salas de shock room y de las guardias, pero una cama con respirador no es lo mismo que un espacio en UTI”, aclaró Rodríguez.

Reclamos en el Hospital Rivadavia

Este martes, los trabajadores del Hospital Rivadavia, otro de los centros de salud que recibe pacientes con coronavirus, realizaron un acto en reclamo por las condiciones del centro de salud, la calidad de los insumos de protección personal y la falta de personal para la atención de los pacientes. Además, la comunidad del Hospital recordó a José Aguirre, el enfermero que murió hace un mes
, tras contagiarse de coronavirus. “Hace años que las salas de internación se transforman en depósitos y oficinas. Si hay menos camas tienen que contratar menos personal”, explicó Liliana Roman, instrumentadora quirúrgica del Hospital y delegada de ATE, y advirtió que “las condiciones siguen siendo las mismas y las consecuencias también”.

Esta semana las autoridades del Hospital Rivadavia inauguraron 10 camas en el pabellón Cobo, que se había cerrado en 2004 por obras de remodelación. “Recién en 2018 empezaron con algunas obras, pero todavía la mitad del edificio está abandonado”, relató Roman, y agregó que “el sector no tiene oxígeno central ni aire comprimido, dos elementos necesarios para los respiradores”. Si bien estas nuevas camas son para pacientes que egresan de las UTI, “todavía necesitan un gran apoyo médico porque el virus deja secuelas pulmonares, además de que esos pacientes siguen teniendo una alta carga viral”, señaló la especialista y explicó que “vamos a trabajar con tubos de oxígeno, que no tienen un flujo continuo y además escasean en el mercado por la alta demanda que los centros de salud están teniendo”. En cuanto a las camas de terapia intensiva -que sí cuentan con oxígeno central- el Hospital tiene 7 en total. En este sentido Roman advirtió que “en la guerra se usa de todo, pero no tendríamos que estar como en guerra porque tuvimos 3 meses para prepararnos”

Informe: Lorena Bermejo



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Fernán Quirós: “La inmunidad de rebaño es una estrategia equivocada” | El ministro de salud porteño afirmó que la Ciudad tiene una curva de contagios “madura y horizontalizada”



El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, destacó que la ciudad de Buenos Aires tiene “una curva madura y horizontalizada”, que indicaría una posible estabilidad en la cantidad de casos de Covid-19. Además, precisó que entre “el 12 y el 14 por ciento” de los porteños probablemente ya tenga anticuerpos contra la enfermedad del coronavirus. “No es tanto el esfuerzo que nos queda por delante”, auguró.

“Sabemos que estamos cerca de que entre el 12 y 14 por ciento (de la población) probablemente tenga anticuerpos por la enfermedad. Tenemos una cuerva madura que está horizontalizada y R (índice de velocidad de contagios) cercano a 1”, puntualizó el funcionario durante una conferencia de prensa esta mañana.

El presentar el porcentaje de contagios en la ciudad, el funcionario destacó que la experiencia internacional demostró que el pico de contagios en los países más afectados por la pandemia ocurrió cuando alrededor del 20 por ciento de su población contrajo el virus, como Madrid, Milán o Nueva York.

No obstante, explicó que “la mayoría de ciudades del mundo que tuvieron curva clara, han tenido un descenso y finalización (de la pandemia) cuando se dieron eventos combinados: varias semanas de transitar la enfermedad con un aprendizaje social sobre los cuidados; políticas públicas de restricción y distanciamiento; y coincidencia clara en que cuando entre 10 y el 20 por ciento de toda ciudadanía alcanza anticuerpos, suele ser el período donde la curva baja”.

Distinto es el caso en las villas y barrios más pobres de la ciudad, donde según los datos oficiales, alrededor del 40 por ciento de la población tuvo Covid-19.

En este sentido, el ministro expresó sus esperanzas de que “si mantenemos esta estabilidad, podremos tener una mirada diferente” en las próximas semanas que hablarían de una mejora sustancial de la situación.

“La curva de la ciudad está madura y no es tanto el esfuerzo que nos queda por delante” pero “esto aún no pasó”, resaltó Quirós.

Asimismo, el funcionario aclaró que “si los datos indican que si la cosa va para mal, naturalmente vamos a mostrar los datos a la ciudadanía y proponer lo que creamos más conveniente. Luego, estará entre nosotros y la ciudadanía entendernos”.

Durante la entrega del reporte de la situación sanitaria en la ciudad producto de la pandemia, Quirós precisó que de las 480 camas de terapia intensiva que tiene el sistema público, 280 están ocupadas. Mientras que en el sector privado, la tasa de ocupación “está cerca del 70 por ciento”. Agregó: “Necesitamos que la gente nos acompañe y tome conciencia del cuidado”.

Por otra parte, negó que la ciudad de Buenos Aires haya decidido avanzar hacia una fase de mayores aperturas de actividades con el objetivo de la búsqueda de la inmunización de la sociedad a partir de contagios masivos que corten la cadena de transmisibilidad del virus. “La estrategia de buscar la inmunidad de rebaño es equivocada. Esa ha sido la experiencia en el mundo”, aseveró.

“La evolución natural de la enfermedad es tan fuerte e intensa que es imposible sostener el permiso de la infección comunitaria libre. Si no, basta con ver los países que lo intentaron y ver cómo han tenido que recuperar esas decisiones e ir hacia modelos más restrictivos”, puntualizó. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Cuarentena: qué cambia desde este lunes en el AMBA | Todos los detalles de las actividades que vuelven a estar permitidas



La nueva fase de la cuarentena
que este lunes comienza en el Área Metropolitana de Buenos Aires
tendrá tendrá sus particularidades en la ciudad y la provincia. En territorio porteño, el plan gradual de seis etapas ideado por el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta entra en vigencia este lunes 20 de julio, con la reapertura de comercios barriales no esenciales, el permiso para realizar ejercicio físico en espacios públicos abiertos
en determinados horarios, y el retorno a la actividad de escribanos y personal administrativo de instituciones educativas. El cronograma que armó Axel Kicillof arranca hoy con la apertura de industrias que habían sido cerradas en la anterior etapa del aislamiento social.

Qué actividades se retoman en la Ciudad de Buenos Aires

El plan de reinicio de actividades en la ciudad de Buenos Aires fue anunciado el viernes último por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Para este lunes, hay expectativa por el inicio de la nueva fase de la cuarentena en el país.
En la Ciudad, el organigrama prevé la reapertura de los comercios de cercanía y las galerías barriales, excluyendo los locales de indumentaria y calzado.

Esos comercios atenderán clientes según su número de documento: DNI terminado en número par (0, 2, 4, 6, 8), día par; y DNI terminado en número impar (1, 3, 5, 7, 9), día impar. Además, podrán volver al trabajo los administrativos de instituciones educativas y los escribanos, mientras que también podrán efectuarse streamings de música bajo estrictos protocolos.

A partir del martes, los menores de edad estarán habilitados para salir a caminar más días, siempre acompañados por un mayor. En esta etapa del plan, para las salidas recreativas de los chicos se amplían en el horario de 10 a 18, a los martes, jueves, sábado y domingo. Las salidas no tendrán restricción por día según el DNI, pero estarán limitadas a un radio no superior a 500 metros del domicilio de residencia; con distanciamiento social y uso de tapabocas para mayores de 6 años, con una duración máxima de 60 minutos por día.

El miércoles se sumarán, a los comercios de cercanía y galerías barriales, los comercios de indumentaria y calzado con DNI según el día. En cuanto a los cultos, se contempla desde la semana la apertura para tareas administrativas, celebraciones online y rezo individual con aforo y tope. También quedan habilitados los lavaderos de autos, paseadores de perros y la industria del juguete.

Desde el sábado, vuelven las mudanzas aunque sólo los fines de semana.

Desde el lunes de la semana siguiente se habilitan las salidas recreativas con chicos todos los días de 10 a 18, una hora por día, el trabajo de los abogados y la reapertura de las galerías de arte con turno.

El miércoles 29 volverán a abrir peluquerías, depilación, manicuría y pedicuría, y llegará el turno para psicólogos, psicopedagogos, terapistas ocupacionales, kinesiólogos que trabajan con trastornos del neurodesarrollo y para la tercera edad, y fonoaudiólogos que trabajan con trastorno del espectro autista (TEA).

Desde el lunes 3 de agosto podrán trabajar con los comercios de cercanía en avenidas de alta circulación, incluyendo los rubros de indumentaria y calzado con DNI según el día.

La reapertura escalonada en la provincia de Buenos Aires

Este lunes, en tanto, en la provincia de Buenos Aires comienza lo que el gobernador Axel Kicillof definió como “cuarentena intermitente”. En ese marco reanudan sus actividades las industrias que fueron cerradas hace tres semanas. Cada empresa abrirá con protocolos sanitarios y con transporte propio para el traslado de sus trabajadores.

Este miércoles 22 abrirán los comercios barriales. Entre los locales que abren ese día están los de venta de ropa, con la particularidad de que deberán atender sin dejar ingresar a los clientes al local. 

En tanto, el lunes 27 sus actividades las peluquerías y los centros de estética.

En la provincia de Buenos Aires la salida de menores de 12 años está permitida para que acompañen a sus padres en la realización de compras en comercios de cercanía. Pueden hacer una vez por día y solo un chico por padre.

Los 35 distritos bonaerenses del AMBA en los que empieza esta  flexibilización escalonada son: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Cañuelas, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Exaltación de la Cruz, Ezeiza, Florencio Varela, General Las Heras, General Rodríguez, General San Martín, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, Lanús, La Plata, Lomas de Zamora, Luján, Marcos Paz, Malvinas Argentinas, Moreno, Merlo, Morón, Pilar, Presidente Perón, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Miguel, San Vicente, Suipacha, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.



Fuente link: