García Linera: “Estamos en la segunda oleada progresista” | El exvicepresidente de Bolivia habló sobre los desafíos actuales de la democracia



El ex vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, habló sobre la situación actual de los progresismos en América Latina y se refirió a la situación actual del país. Linera habla desde la casa que dejó y a la que finalmente pudo volver el pasado noviembre. “La sensación de abrir la puerta, el ruido de la casa después de un año, fue emotivo”, contó García Linera en diálogo con el program La Pizarra de la AM750.

Para García Linera el triunfo de Luis Arce con más del 55 por ciento de los votos confirma que las conquistas y los avances del progresismo se dan por oleadas. “Es una verificación palpable contra los que decían que se había acabado el ciclo del progresismo. No es un ciclo. Son oleadas que van y vienen y esta es la segunda oleada”, afirmó. “Si la primera oleada estuvo enmarcada en un progresismo más radical y con fuertes liderazgos carismáticos, la segunda va a estar marcada por un progresismo moderado y sin la presencia de liderazgos carismáticos”.

Como contra posición al progresismo moderado, el exvicepresidente también habló sobre la caída de la centro derecha que dio paso y reforzó una nueva extrema derecha. “Lo vimos en Brasil, se creía que era un fenómeno aislado pero es mundial, lo vimos con Trump y lo vamos a seguir viendo en Europa. La centro derecha que apostaba a no ser radical y a criticar a los populistas de izquierda pero que también se distanciaba de la derecha violenta se hunde y comienza a adquirir fuerza la centro derecha con un discurso muy claro: si la democracia es un estorbo pues fuera la democracia”, explicó Linera.

“Tienen una mirada instrumental de la democracia, si por medio de la democracia llegan al gobierno bien y si pueden llegar al gobierno sin democracia lo van a hacer y lo han mostrado, incluso EEUU lo ha mostrado” respondió el exvicepresidente ante la consulta por la posibilidad de un nuevo golpe de Estado en Bolivia. “Por eso cada vez que me reúno con jóvenes les pregunto, ‘qué harían si hay nuevamente un golpe de Estado’, es una pregunta organizadora, te obliga a la organización, formación política y a buscar maneras de articular. Es importante que la nueva oleada progresista la piense para salir de la mera agrupación electoral” , puntualizó Álvaro García Linera.



Fuente link:

Esta Bolivia tiene memoria y revisa su pasado reciente

https://www.tiempoar.com.ar/nota/esta-bolivia-tiene-memoria-y-revisa-su-pasado-reciente

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Tras estar internado una semana, dieron el alta por coronavirus a Evo Morales

https://www.tiempoar.com.ar/nota/tras-estar-internado-una-semana-dieron-el-alta-por-coronavirus-a-evo-morales

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

El último vuelo del cóndor: murió el líder indígena Felipe Quispe

https://www.tiempoar.com.ar/nota/el-ultimo-vuelo-del-condor-murio-el-lider-indigena-felipe-quispe

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Murió Felipe Quispe, histórico dirigente indígena boliviano | Tenía 78 años y padecía coronavirus



El dirigente indígena boliviano Felipe Quispe falleció a los 78 años mientras padecía coronavirus. “Su lucha y liderazgo han sido un importante aporte para la liberación de los pueblos” y, tras su muerte, el país “pierde a un dirigente consecuente”, lamentó el ex presidente Evo Morales

Quispe, también reconocido como “Malku”, nació en Achacachi, fue miembro del Movimiento Indígena Túpac Katari, dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb) y docente en la Universidad Pública de El Alto (UPEA). También fue dirigente de un equipo de fútbol en los que transmitió los fundamentos que siempre defendió.

Si bien su círculo cercano afirmó que no murió producto de la pandemia sino por un “paro cardíaco”, esa falla coronaria fue sufrida mientras el dirigente estaba contagiado de Covid-19.

Luego de versiones y desmentidas, quien confirmó la noticia fue el ex presidente Evo Morales: “Con profundo dolor he recibido la noticia del fallecimiento del hermano Felipe Quispe, “El Mallku”. Su lucha y liderazgo han sido un importante aporte para la liberación de los pueblos indígenas. Bolivia pierde a un dirigente consecuente. ¡Felipe inmortal por su lucha indianista!”, escribió en Twitter.

El presidente Luis Arce también expresó su “profundo pesar” por el fallecimiento de Quispe y aseguró que “continuaremos su lucha por la liberación y dignidad de los pueblos”.

Quispe y la política boliviana

La vida política de Felipe Quispe tiene muchas etapas, la última como candidato a gobernador de La Paz. Una de las primeras fue a fines de la década de 1970, cuando se postuló como diputado por el departamento de La Paz.

En los años posteriores fundó los “Ayllus” o comunidades rojas en el Altiplano para luego conformar el ejército guerrillero Tupac Katari. Ya en la década de 1990 y estando en prisión, se tituló como historiador y volvió a postular sin fortuna al Legislativo nacional.

Hacia finales de esos años y durante el siglo siguiente, asumió como máximo dirigente de los campesinos y lideró masivas protestas contra los presidentes Hugo Banzer (1997-2001), Jorge “Tuto” Quiroga (2001-2002) y Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003).

En los comicios de 2002 y 2005 se presentó como candidato a presidente por el Movimiento Indígena Pachakuti (MIP), con el que consiguió ingresar al Legislativo nacional. También fue dirigente y fundó el equipo Deportivo Pachakuti, integrado por jóvenes del Altiplano boliviano, con el que soñó con llegar a la primera división del país.

Luego de confirmada su muerte, dirigentes de distintos sectores destacaron el rol que Quispe ocupó en la vida política de ese país. Lo hicieron hasta aquellos a quienes él combatió, como Carlos Mesa, el líder derechista que apoyó activamente el golpe de Estado contra Evo Morales. “Fue una figura importantísima de nuestra historia reciente, emblema de la lucha por la inclusión, la igualdad y el reconocimiento pleno de los derechos de los indígenas de Bolivia. Que descanse en paz”, dijo.

“Tuto” Quiroga destacó a Quispe como
“el líder aimara más relevante de las últimas décadas” que
“defendía sus ideas con intransigente firmeza, dialogaba y cumplía
compromisos 





Fuente link:

Con la salida de Eva Copa, el MAS sufre su primera fractura seria tras el regreso al poder en Bolivia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/con-la-salida-de-eva-copa-el-mas-sufre-su-primera-fractura-seria-tras-el-regreso-al-poder-en-bolivia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Con escasa renovación y algunas sorpresas, Bolivia se encamina a las elecciones de 2021  | El 7 de marzo se elegirán gobernadores y alcaldes 



Luego de atravesar una de las etapas más oscuras de su historia, Bolivia se encamina a sus segundos comicios consecutivos en pocos meses. Entre la falta de renovación generacional y algunas rupturas llamativas, partidos políticos y agrupaciones registraron a sus candidatos para las elecciones regionales que se celebrarán el próximo siete de marzo. 

Las luchas internas por las candidaturas del Movimiento al Socialismo (MAS) fueron una constante en las últimas semanas. La expresidenta del Senado, Eva Copa, rompió con el oficialismo para ir por la alcaldía de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz y bastión de Evo Morales. Pese a algunos cortocircuitos, el MAS se mantiene como la única organización política con representación en todos los municipios del país. Las candidaturas más resonantes del partido son las de la exsenadora Adriana Salvatierra y el exgerente de la empresa estatal Mi Teleférico, César Dockweiler, que irán por las alcaldías de Santa Cruz y La Paz respectivamente.

Por su parte, la oposición llega nuevamente fragmentada a los comicios y apenas logró algunas alianzas locales con el fin de arrebatarle algo de territorio al oficialismo. Uno de los casos más llamativos es el de la expresidenta de facto, Jeanine Áñez, quien será candidata a gobernadora por el departamento amazónico de Beni, su tierra natal.ez-renuncio-al-partido-democratas-cans”> Áñez se alejó sorpresivamente del partido Demócratas, que había apoyado con firmeza su gobierno transitorio. Otros postulantes opositores que se destacan son el exrector de la Universidad de La Paz, Waldo Albarracín, y el líder cruceño Luis Fernando Camacho. Ambos fueron protagonistas del golpe contra Morales.

Analistas consultados por Página/12 coinciden en la falta de recambio expresada en las candidaturas. “Sin duda estas elecciones no van a ser el ámbito de la renovación que se está esperando en los frentes políticos”, aseguró el director del Centro de Estudios Geopolíticos de Bolivia, Gabriel Villalba. Vale destacar, sin embargo, la “democratización” de los espacios de debate. “Se ha ampliado mucho más la confrontación en la izquierda boliviana, aún con sus múltiples contradicciones”, advirtió Villalba

El analista Marcelo Arequipa consideró que las organizaciones antimasistas concentran por el momento su actividad en las ciudades más importantes del país. “El MAS es el único partido que tiene estructura nacional, el resto de las organizaciones políticas no necesariamente no tienen estructura, sino que no tienen intención de expandirse territorialmente, están recluidas a aquellos espacios donde creen que son más fuertes”, remarcó.

El partido gobernante le confió su liderazgo a Evo Morales, quien tras regresar a Bolivia tuvo en la designación de candidatos su primer gran reto. El proceso no estuvo exento de incidentes como aquel acto en la localidad de Lauka Ñ que se vio interrumpido por una silla que voló por el aire. El MAS y Morales se inclinaron por nominar a Zacarías Maquera a la alcaldía de El Alto, lo que provocó el alejamiento de Eva Copa, histórica dirigente masista que terminó cerrando filas con la agrupación Jallalla La Paz. Para Villalba, Copa se podría haber construido como una figura “para pugnar por la presidencia o vicepresidencia de acá a cinco años, pero mató su chance histórica y eso le cobrará factura a futuro”.

Si la derecha se halla relativamente unida en Santa Cruz, no pasa lo mismo en el resto del país donde múltiples candidaturas opositoras compiten entre sí. En La Paz, por ejemplo, 17 frentes se enfrentan para convertirse en la mejor opción frente al MAS. “No se puede decir mucho sobre el abanico de partidos antimasistas que participan y que en definitiva tienen todos dueños de partido o cúpulas que eligen e invitan a sus candidatos, pues en su mayoría carecen de militancia”, sostuvo el sociólogo Juan Carlos Pinto en diálogo con este diario.

La expresidenta transitoria Jeanine Áñez fue inscripta como candidata a gobernadora por el departamento de Beni. Previamente Áñez había hecho pública su renuncia a Demócratas con fuertes críticas a los dirigentes locales. La exsenadora se sumó a la alianza Ahora, impulsada por Unidad Nacional, agrupación liderada por el empresario Samuel Doria Medina. Cabe recordar que Beni fue uno de los más castigados por la pandemia de coronavirus durante su gestión interina.

No fue esa la única fractura dentro de Demócratas, uno de los principales espacios de la oposición boliviana. El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, rompió una lanza por el líder cívico Luis Fernando Camacho, quien buscará sucederlo en el cargo. En tanto la agrupación Comunidad Ciudadana, liderada por el expresidente Carlos Mesa, optó por rearticular a la derecha en el departamento de Pando de la mano de la exsenadora de Unidad Demócrata, Carmen Eva Gonzales. En abril de 2019 Gonzales había pedido la intervención de Estados Unidos para tumbar al gobierno del entonces presidente Evo Morales.

El próximo siete de marzo más de siete millones de bolivianos irán a las urnas para elegir a nueve gobernadores, 339 alcaldes y sus respectivos asambleístas departamentales y concejales. Con buenas perspectivas y más allá de algunas disputas internas, el MAS buscará afianzar su liderazgo a nivel nacional.





Fuente link:

Bolivia, ante el desafío de avanzar en la industrialización del gas y del litio | Entrevista a Franklin Molina, ministro de Energía e Hidrocarburos



Al asumir la presidencia de Bolivia Luis Arce tomó la decisión estratégica de unificar los ministerios de Energía e Hidrocarburos. Al frente de esta nueva cartera, vital para el desarrollo del país, designó al economista Franklin Molina. La primera misión que el ministro recibió de Arce fue volver a poner en marcha la exploración de pozos, frenadas por el gobierno de facto. “Fue
un año perdido y nos restó
. Pero ahora estamos haciendo todo lo posible para
recuperarnos”, dijo el economista cruceño. A menos de dos meses de su llegada al cargo pudo dar una primera gran noticia: la empresa estatal de hidrocarburos, junto a un consorcio privado, encontró hace algunos días un “megacampo” de gas en el departamento de Chuquisaca. 

Molina sostiene que nada de esto hubiera sido posible sin las políticas tomadas por el expresidente Evo Morales. “La nacionalización de los hidrocarburos marcó el hito más importante en la historia del pueblo boliviano”, dijo el funcionario. Ahora le toca el desafío de dar un paso más y continuar el proceso de industrialización de materias primas, con el gas y el litio a la cabeza.

Un regalo de la Pachamama

Arce calificó como “megacampo” el territorio donde se hallaron las nuevas reservas de gas natural. “Nuestra Pachamama nos está haciendo a nosotros, los bolivianos, un lindo regalo: el descubrimiento de un exitoso megacampo”, dijo el mandatario. En concreto se trata de un pozo donde se halló 1 TCF (un billón de pies cúbicos) que representa el 10 por ciento de las actuales reservas gasíferas bolivianas. El pozo, denominado Boicobo Sur X-1, es parte del proyecto exploratorio que llevan a cabo la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) junto el consorcio que conforman Repsol, Shell y Pan American Energy. “A finales de 2021 este pozo ya va entrar en producción y, por lo tanto, va a ser un importante aporte para toda la política de hidrocarburos que se tiene en nuestro país”, dijo el presidente.

Para el titular de Energía e Hidrocarburos el hallazgo representa un primer impulso a la gestión de Arce. El presidente asumió hace menos de dos meses en medio de una gran crisis económica. “Estas nuevas reservas nos van a garantizar el abastecimiento al mercado interno y, en segundo lugar, poder cumplir con los contratos de gas hacia la Argentina y Brasil”, señaló Molina. Durante el gobierno de facto el país vivió momentos de escasez en la provisión de energía y combustible. En plena pandemia se vieron largas colas en las puertas de las empresas distribuidoras de gas. “El gobierno de facto había detenido la exploración de pozos. Fue un año perdido y nos restó. Pero ahora estamos haciendo todo lo posible para recuperarnos”, dijo el economista cruceño.

El procesamiento de estos recursos naturales se transformó en uno de los pilares del modelo boliviano iniciado en 2006 por Morales. Sumar valor agregado para fortalecer las exportaciones es una de las tareas en la que el ministro tendrá que poner su mayor esfuerzo. “En términos de gas exportamos el 80 por ciento de nuestra producción. Si hablamos de energía eléctrica también somos un exportador neto. Nuestra demanda interna es de alrededor de 1600 megas y nuestra potencia instalada estaría llegando arriba de los 3200 megas. Tenemos posibilidad de inyectar ese excedente”, sostuvo el funcionario. El 80 por ciento de las exportaciones que hizo el país en 2019 corresponde a productos con bajo valor agregado, según informó el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). Los minerales representaron el 48 por ciento de los exportado (oro, zinc y plata, a la cabeza). El gas y otros hidrocarburos llegaron al 32 por ciento.

De la nacionalización a la industrialización

Esos datos por momentos se usan para criticar la gestión del Movimiento al Socialismo (MAS) al frente del Ejecutivo. Sin embargo olvidan que recién a partir del 2006, con el decreto 28.701 sancionado por Morales, el 82 por ciento de la producción petrolera pasó a manos del Estado. Un año antes, producto de movilizaciones sociales intensas, se había modificado la ley de hidrocarburos que elevó al 50 por ciento las regalías de ese sector hacia el Estado. A partir de ese momento comienza una etapa de nacionalización de empresas mineras, energéticas, petroleras y de telecomunicaciones. En 2008 el país da el primer salto de calidad hacia la industrialización de sus materias primas. Ese año YPFB se configura como corporación y se crea la Empresa Boliviana de Industrialización de los Hidrocarburos (EBIH).

La explotación del litio ocupa otro capítulo en la historia de Bolivia. Se estima que el país tiene la mayor reserva de litio en salmueras del mundo, ubicada en el salar de Uyuni. Junto con Chile y Argentina configura un gran reservorio de este bien denominado el “triángulo del litio”. El gobierno de Morales decretó en 2008 la explotación estatal de este bien. A su vez en 2009, con la sanción de la nueva Constitución del Estado Plurinacional, declaró los recursos naturales “de carácter estratégico e interés público”. Esta fue la antesala para la creación ese mismo año de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE). Molina contó que en ese entonces se había establecido un plan de tres fases. “El objetivo era la industrialización y comercialización de litio. En 2017 se crea por ley Yacimiento de Litio Boliviano (YLB), que reemplazó a GNRE, y tiene como responsabilidad realizar todas las actividades de la cadena productiva. En ese marco es que se desarrollaron plantas para la producción de baterías”, informó el funcionario.

Litio: ese blanco objeto del deseo

El litio se convirtió en un bien apreciado en todo el mundo. Su uso para la confección de baterías lo transformó en “el oro blanco”. De hecho Morales había dicho que el golpe de Estado en su contra era un “golpe contra el litio”. El expresidente ubicó los intereses de Estados Unidos por la explotación de esta materia prima como la causa de su salida del gobierno. Bolivia había alcanzado dos acuerdos con capitales privados para el tratamiento del litio. Uno con la empresa alemana ACY Systems y otro con el consorcio chino TBEA-Baocheng. “Producto del golpe de Estado estos proyectos fueron paralizados. La idea es reencaminarlos porque creemos que es importante tener el know-how de este tipo de empresas que conoce el mercado y tienen la tecnología. Será en el marco de una asociación público-privada, como establece la ley”, señaló el ministro.

La firma en 2018 del acuerdo con ACY Systems para explotar el salar de Uyuni había provocado una dura reacción de las autoridades de Potosí. Hubo jornadas de protestas y marchas que luego se encauzaron con el movimiento golpista. El Comité Cívico de esa ciudad exigía mayores regalías. Molina señala la necesidad de reestablecer los diálogos con las autoridades locales. “Vamos a evaluar todo lo que se ha hecho. Estamos encaminando una estrategia que sea sostenible socialmente, ambientalmente y también políticamente”, dijo el ministro. Además, recalcó que se trata de una industria difícil y que demandará años. “En estos momentos estamos produciendo baterías para el mercado interno. En el año 2019 el Estado firmó un acuerdo con la empresa de nacional Quantum, que fabrica autos eléctricos, a la cual YLB le provee baterías”, señaló el funcionario.

En el marco de una visión geopolítica sobre estos recursos naturales, Molina sostiene que la integración regional es vital. “Bolivia tiene un espíritu integracionista. Lo ha demostrado con la interconexión de gasoductos con Argentina y Brasil, que llevan más de dos o tres décadas en esta lógica. Con Argentina creemos que avanzaremos de una manera cercana por la visión geopolítica que comparten el presidente Luis y Alberto”, dijo el economista. Además postuló a la Unidad de Naciones Suramericanas (UNASUR) como plataforma para avanzar en este sentido. “Sin duda este proceso había avanzado sustancialmente hasta hace algunos años donde distintas fuerzas, inclusive exógenas, han ido afectando este interés integracionista. Creo que es momento de ir retomando esa agenda”, indicó Molina.

@juanmanuelboc



Fuente link:

Impuesto permanente a las grandes fortunas | El gobierno de Bolivia promulgó la ley votada por el Congreso



“Para la redistribución de la riqueza en Bolivia promulgamos la Ley de Impuesto a las Grandes Fortunas, que se aplicará a quienes poseen un patrimonio superior a 30 millones de bolivianos. El impuesto alcanzará apenas a 152 personas. El beneficio llegará a miles de familias bolivianas”. De esta manera comunicaba Luis Arce, presidente de Bolivia, la promulgación de la norma que había votado una semana antes el Congreso. El impuesto será anual y permanente para residentes en Bolivia, incluso extranjeros, con bienes, depósitos y valores que tengan en el país y en el exterior superiores a los 4,3 millones de dólares al 31 de diciembre del 2020. 

La norma fija un tributo variable con alícuotas inferiores a las aplicadas en el aporte por única vez que deberán realizar los millonarios en Argentina (de entre 2 y 3,5 por ciento dependiendo el patrimonio). El Estado boliviano cobrará 1,4 por ciento para personas con riquezas de entre 30 y 40 millones de bolivianos (de 4,3 a 5,7 millones de dólares), 1,9 por ciento a aquellos que posean un patrimonio de entre 40 y 50 millones (de 5,7 millones a 7,2 millones de dólares) y 2,4 por ciento  para fortunas mayores.  Apunta a constituir un sistema de impuestos progresivo en el que “los que tienen más tributan más y los que tienen menos tributan menos”, explicó Arce. 

Uno de los puntos que el Ejecutivo tomó de los futuros millonarios tributados fue respetar que el mismo sea de carácter confidencial. El Ministerio de Economía de Bolivia calculó que se recaudarán alrededor de 110 millones de bolivianos, más de 14,5 millones de dólares.

Durante la misma jornada, Arce promulgó también la Ley del Presupuesto General del Estado 2021, que proyecta un crecimiento de la economía de 4,8 por ciento, y el Régimen de Reintegro en Efectivo del IVA, una ley que dispone la devolución del 5 por ciento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a todos los contribuyentes que perciban un salario menor a los 1.293 dólares mensuales. Durante el acto en el que comunicó las firmas, señaló que las tres leyes tienen el objetivo de “consolidar nuestro modelo económico, social, comunitario y productivo, por una parte; y contribuir al desmontaje del modelo neoliberal que se intentó durante once meses en nuestro país”. 

El proyecto impulsado por el flamante presidente forma parte de una de sus promesas electorales más inmediatas: entregar una ayuda estatal a más de un tercio de la población (el Bono contra el Hambre), implantar un impuesto a las grandes fortunas y comenzar la investigación y sanción de los supuestos delitos represivos del gobierno interino de Jeanine Áñez.

De esta manera, Bolivia se convierte en el segundo país de América latina (después de Argentina) en sancionar este aporte. Dentro de las propuestas extraordinarias que están en discusión se destacan las de Brasil, Perú, Chile y Ecuador. En Brasil hay cuatro proyectos presentados en el Senado; uno de la oposición plantea tributar con una alícuota de 2,5 por ciento a patrimonios por encima de los 50 millones de reales. En Perú un partido con presencia en el Congreso propuso que las personas físicas y jurídicas que facturen más de un millón de soles por año paguen un impuesto solidario de 1 por ciento y que ascienda hasta 3 por ciento cuando se superen los 50 millones de solas. En Chile la diputada Camila Vallejo presentará en el Congreso una propuesta realizada por el Partido Comunista. Consistirá en un impuesto a la riqueza dirigido al 1 por ciento más rico del país, con una tasa anual del 2 por ciento, que se cobrará hasta que la distribución de la riqueza sea, medida por el Gini, del 0,25, dado que estiman que el 1 por ciento de la población concentra el 30 por ciento de la riqueza. En Ecuador el sector alineado a Rafael Correa empuja la iniciativa, aunque en este país la única persona que tiene atribución legislativa para definir en cuestiones tributarias es el presidente, en este caso Lenín Moreno.

Del otro lado del Atlántico también hay multiplicidad de proyectos en distintos países y al menos tres que cobran un tributo. Alemania cobra el “impuesto solidario” que tributa una sobretasa de 5,5 por ciento a los mayores patrimonios; España el impuesto a las grandes fortunas y Francia  un “impuesto excepcional” con alícuotas entre 3 y 4 por ciento a patrimonios de más de 250.000 euros.





Fuente link:

Jeanine Áñez renunció al partido Demócratas cansada de los “viejos politiqueros” | La expresidenta de facto de Bolivia sería candidata a gobernadora de Beni por una nueva alianza



La expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, renunció al partido Demócratas denunciando que las prácticas de “viejos politiqueros” truncaron el desarrollo de Beni, departamento del que es oriunda. Con un claro tono proselitista en un video publicado en sus redes sociales, Áñez aseguró que “es hora de buscar un rumbo nuevo y de cambio, pero no un cambio cualquiera sino un cambio serio y con certidumbre”. Medios locales informaron que la exsenadora iría en busca de la gobernación de Beni en la elecciones subnacionales del próximo siete de marzo de 2021, a través de la alianza conformada por Unidad Nacional (UN) y Hagámoslo por Beni.

Áñez lamentó que el departamento de Beni haya sido administrado durante décadas por políticos que no buscaban el desarrollo de la región sino construir sus “propias fortunas”. “Es necesario un cambio para no seguir el juego de los viejos politiqueros pasándose el poder”, insistió la exsenadora y aseguró que durante su mandato no recibió el respaldo de sus jefes de partido. 

La renuncia de Áñez a Demócratas se suma a la presentada por el expresidente del Senado y exministro de Economía, Óscar Ortiz, y el exsecretario de la gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña. Ambos denunciaron que su líder y actual gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, había asumido decisiones de caudillo y se sumaron a molestias por un posible respaldo a Luis Fernando Camacho como candidato a gobernador cruceño.

En paralelo, distintos medios bolivianos deslizaron la versión de que Áñez sería candidata a la gobernación de Beni por la alianza Ahora, conformada por Unidad Nacional (UN) y la agrupación Hagámoslo por Beni, según anunció este lunes el dirigente Jorge Ribera. “La cercanía que hubo fue en la campaña de Juntos, siempre hubo una posibilidad. Nosotros levantamos unas encuestas y ella sale bien posicionada en Beni“, agregó el representante regional de UN entrevistado por radio Fides.

“Jeanine se decidió a ser candidata hace unos 15 o 20 días, no es que se decidió a último momento”, aseguró Ribera aunque aún resta la confirmación de la propia expresidenta de facto. La expresidenta sería inscripta en las próximas horas en el Tribunal Departamental Electoral de Beni. Las elecciones subnacionales en las que los bolivianos elegirán alcaldes y gobernadores están fijadas para el próximo domingo siete de marzo.



Fuente link: