Categorías
Argentina Economía

Aumentos de Internet, TV cable y telefonía fija: cuánto costarán desde marzo | El Gobierno autorizó la suba



El Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) autorizó nuevos aumentos en las tarifas de los servicios de telefonía fija, internet y TV paga, que serán de entre el 5 y el 7,5 por ciento y comenzarán a regir a partir de marzo. La medida fue oficializada a través de la resolución 204/2021 publicada este martes en el Boletín Oficial.

La misma estableció que las licenciatarias de servicios de telefonía fija podrán incrementar el valor de sus precios minoristas en marzo, y tomando como referencia sus precios vigentes y autorizados en hasta un 5 por ciento.

Internet

Además, determinó que las licenciatarias de servicios de valor agregado de acceso a internet podrán incrementar el valor de sus precios minoristas tomando como referencia sus precios vigentes y autorizados hasta un 7 por ciento, cuando los planes residenciales ofrecen hasta 50 megabits por segundo (Mbps) de velocidad de bajada, y se trata de prestadores con menos de 100.000 accesos.

En tanto que en el caso de prestadores con 100.000 accesos o más, para los planes residenciales que ofrecen hasta 50 Mbps de velocidad de bajada, podrán aumentar hasta un 5 por ciento; y para los que ofrecen más de 50 Mbps, lo podrán hacer hasta un 7,5 por ciento; la misma proporción que se podrá aplicar en todos los casos para los planes corporativos.

TV por cable

Asimismo, la resolución fijó que las licenciatarias de servicios de radiodifusión por suscripción mediante vínculo físico o radioeléctrico, conocidos como de TV por cable, podrán incrementar el valor de sus precios minoristas para abonos de TV residenciales en cualquiera de sus modalidades (pospaga o prepaga) y tecnologías (analógica, digital, HD, entre otras).

En este segmento, para los planes ofrecidos por prestadores con menos de 100.000 accesos, se podrá incrementar hasta un 7 por ciento; para aquellos con 100.000 accesos o más, 5 por ciento; y para los paquetes de servicios digitales de señales a demanda y otros adicionales premium, 7,5 por ciento.

TV satelital

Por último, se estableció que las licenciatarias de servicios de radiodifusión por suscripción mediante vínculo satelital, DTH o TV satelital podrán incrementar el valor de sus precios minoristas para abonos de TV residenciales en cualquiera de sus modalidades y tecnologías hasta un 5 por cientos para planes con menos de 200 canales; hasta 7,5 por ciento cuando sean con 200 canales o más y la misma proporción para paquetes de servicios digitales de señales a demanda y otros adicionales premium.

Prestación Básica Universal de Internet

Mediante otra resolución (205/2021), el Enacom autorizó subas del 14 por ciento en los valores de la Prestación Básica Univeral (PBU) de los servicios de internet para hogares.

La Prestación Básica Universal y Obligatoria para el Servicio de Valor Agregado de Acceso a Internet (PBU-I) será en el caso de prestadores con más de 50.000 accesos de un mínimo de 10 megabits por segundo (Mbps) y un valor de $ 800 para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA); y de 5 Mbps y $ 800 para el resto del país.

En el caso de los prestadores que posean entre 2.000 y 50.000 accesos, la PBU-I será de 5 Mbps por $ 800; o el beneficiario podrá optar por acceder al plan de menor velocidad ofrecido por la compañía con un descuento del 30 por ciento.

Para prestadores con menos de 2.000 accesos, la prestación será de 2 Mbps por $ 685. Estos nuevos valores significan incrementos de 14,28 y 14,16 por ceinto, respectivamente.

El Enacom remarcó que facilitará “el acceso a Aportes No Reembolsables (ANR) para cambio tecnológico con la finalidad de que el operador cuente con la infraestructura necesaria para brindar los 5 Mbps”. Además, generará “una instancia de diálogo con aquellos operadores con menos de 2.000 accesos que no puedan ofrecer los 2 Mbps, buscando soluciones puntuales a los casos concretos”.

La PBU se lanzó en diciembre último y tiene el carácter de “obligatoria”, con lo cual las empresas deben otorgar estos planes especiales a los beneficiarios contemplados en la norma. Entre los beneficiarios figuran jubilados y pensionados con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos; trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia con remuneración inferior o igual a dos SMVM, los beneficiarios de las asignaciones universales por Hijo y por Embarazo.

También comprende a quienes perciben pensiones no contributivas con remuneración inferior o igual a dos salarios mínimos, a inscriptos en el monotributo social, así como a trabajadores y trabajadoras monotributistas cuyo ingreso anual mensualizado no supere dos SMVM y seguro de desempleo.

Además, los beneficiarios del Régimen Especial de Seguridad Social para Empleados de Casas Particulares, usuarios y usuarias que perciban una beca del Programa Progresar, personas desocupadas o en la economía informal, y de programas sociales, en todos los casos incluidos sus hijos de entre 16 y 18 años. La norma incluye asimismo a los clubes de barrio y de pueblo registrados, asociaciones de bomberos voluntarios registrados, entidades de bien público sin fines de lucro y organizaciones comunitarias sin fines de lucro con reconocimiento municipal.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Cuáles son los aumentos que se vienen en la Ciudad de Buenos Aires | Taxis, VTV, parquímetros y subte



Esta semana en la Ciudad de Buenos Aires se realizarán las audiencias en donde se definirán los aumentos de varias tarifas porteñas: taxis, VTV y parquímetros, subas que en algunos casos podrían llegar al cien por ciento. Según se anticipó, los aumentos se ubicarán muy por encima de la inflación relevada por el INDEC, que fue del 36,1 por ciento en el 2020.

Taxis

En el caso de los taxis -uno de los servicios que más subió en la última década-, se espera que el alza sea del 44 por ciento en dos tramos: febrero y abril.

De este modo, en febrero, la ficha diurna pasará de 5,95 pesos a 7,14, y la bajada de bandera costará 71,40. La ficha nocturna saltará a 8,57 pesos.

En abril, los pasajeros deberán abonar una ficha diurna que se elevará de 7,14 a 8,57 pesos, y la bajada de bandera a 85,70, mientras la tarifa nocturna será de 10,28 pesos.

“El último aumento en el valor de la ficha de taxis fue en febrero de 2020, desde entonces el GNC aumentó 32 por ciento, y representa el 41 por ciento del costo de los taxistas”, había explicado la Ciudad al anunciar la puesta en marcha del alza.

VTV

El ajuste en la Verificación Técnica Vehicular (VTV), por su parte, se ubicará en un 45 por ciento por lo que el precio para autos saltará de 1.838 pesos a 2.665.

Para las motos, el salto será de 691 pesos a 1.002, de acuerdo con lo estipulado.

Según se informó, el incremento generalizado corresponde a las adecuaciones que “posibilitan el funcionamiento de los servicios, su mantenimiento y la operación bajo estándares de seguridad”.

Parquímetros

También tendrán una actualización los parquímetros, que pasarán de 15 a 30 pesos, en un escenario en el que el Gobierno porteño argumentó que se encuentra desfasado respecto de otras ciudades, donde ya supera los 33 pesos.

Subte

En la última semana de febrero se realizará la audiencia pública para aumentar el precio del pasaje en subte, que será de un 43 por ciento en dos etapas, a aplicar en marzo y abril o mayo.

Así, cada viaje en subterráneo pasará de 21 a unos 30 pesos, al tiempo que el Premetro subirá de 7,50 a 10,70.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

En CABA, ser clase media es un lujo | El presupuesto familiar, con auto y educación privada, es de $120.000



La combinación de ser porteñas y de clase media es un lujo que cada vez menos familias pueden alcanzar. En tanto la gestión de Horacio Rodriguez Larreta insiste con los aumentos en autopistas, transporte público, ABL y gastos con tarjeta de crédito; una familia de clase media necesitó más de 120 mil pesos para sostener su costo de vida en diciembre, casi 10 por ciento más que en noviembre y 29 por ciento más desde enero.

El dato surge del relevamiento del costo de vida que realizó el Centro de Educación Servicios y Asesoramiento al Consumidor (CESyAC), que afirmó que un hogar en el que viven dos adultos y dos hijos en edad escolar debió gastar 4 mil pesos diarios para mantener un nivel de vida con gastos de “clase media”: alquiler de vivienda, mantener un auto, contar con medicina prepaga, y cuotas mensuales de un club y colegio privado. 

Del total de los 120.334 pesos, el 44 por ciento (40.738 pesos) se destina al pago de alquiler, expensas y ABL. Los servicios de luz, agua, gas, cable y teléfono fijo costaron 12.748 pesos y las cuotas de la prepaga del grupo familiar, de un club y de la escuela se calcularon en 26.606 pesos. Finalmente pagar gastos por transporte, combustibles y seguro de un auto de una antigüedad de diez años significó en diciembre unos 12.900 pesos estimó la consultora, que todos los meses realiza el mismo relevamiento.

Los incrementos más marcados en diciembre con respecto a noviembre los experimentaron la medicina prepaga, con 10 por ciento, combustibles con 5,4 por ciento y carnes con 4,9 por ciento. Luego medicamentos, con 4,6 por ciento y productos de limpieza con 3,4 por ciento. El estudio recordó que el alza del costo de vida en la Ciudad subió fuerte a pesar de que las tarifas de luz, gas y agua se mantuvieron congelados, al igual que el transporte de pasajeros y trenes.

Verano porteño

El peso del pago de los servicios básicos en la canasta fue muy alto incluso previo a la aplicación de los aumentos que planea la gestión porteña. En diciembre, el 77 por ciento de los $120 mil pagaron alquiler, impuestos y transporte, mientras que un 23 por ciento fue para productos de consumo masivo, como alimentos y bebidas. 

Con los aumentos en marcha y los ya anunciados: ya rige la suba del 55 por ciento en peajes, 45 por ciento de la VTV a partir de febrero, 82,5 por ciento en las infracciones de tránsito, 43 por ciento del subte, 20 por ciento en taxis, 100 en estacionamiento medido, subas de ABL y un nuevo impuesto para el pago con tarjeta de crédito; se avisora que la necesidad de $120 mil para mantener un hogar de clase media será apenas un buen recuerdo en los próximos meses. 

La considerable cifra que dio como resultado el informe coincide con la disminución de hogares y personas de clase media que releva la Dirección General de Estadística y Censos del Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Ciudad: mientras que al finalizar 2019 el 48,2 por ciento de las personas y el 51,8 por ciento de los hogares de la Ciudad eran considerados de clase media; el último dato publicado, que corresponde al tercer trimestre de 2020, los sectores medios asociados a la “clase media” representaron el 45,8 por ciento de la población y el 49 por ciento de los hogares de la Ciudad de Buenos Aires en el período (unos 642.000 hogares y 1.405.000 personas). 

Arturo Jauretche decía sobre la clase media que cuando está bien vota mal, y cuando está mal vota bien. Y un relevamiento realizado por Proyección Consultores en la Ciudad informó que el 76 por ciento de los entrevistados está en desacuerdo con los aumentos de tarifas relacionadas con el transporte impulsado por Rodríguez Larreta. Habrá que esperar si en este verano de un año electoral esta encuesta o la frase de Jauretche haga algún ruido en los despachos de los funcionarios porteños.  



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

El Gobierno extendió el congelamiento de las tarifas de la luz y el gas  | No habrá aumentos hasta marzo



El Gobierno oficializó este jueves el inicio de la renegociación de la Revisión Tarifaria Integral (RTI) vigente de los servicios de energía eléctrica y gas natural. En el marco de esa decisión dispuso prorrogar por 90 días las actuales tarifas, lo que implica que hasta entonces se mantendrán congeladas y no habrá aumentos.

Lo hizo a través del decreto 1020/2020 publicado esta mañana en el Boletín Oficial, que estableció que “el plazo de la renegociación no podrá exceder los dos años, debiendo suspenderse hasta entonces, los acuerdos correspondientes a las respectivas RTI vigentes con los alcances que en cada caso determinen los entes reguladores”.

Asimismo definió que “el proceso de renegociación culminará con la suscripción de un acta acuerdo definitiva sobre la RTI, la cual abrirá un nuevo período tarifario según los marcos regulatorios”.

“Prorrógase el plazo de mantenimiento de las tarifas de energía eléctrica y gas natural establecido en el artículo 5° de la Ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública, prorrogado por el Decreto N° 543/20 desde su vencimiento y por un plazo adicional de NOVENTA (90) días corridos o hasta tanto entren en vigencia los nuevos cuadros tarifarios transitorios resultantes del Régimen Tarifario de Transición para los servicios públicos de transporte y distribución de gas natural y energía eléctrica que estén bajo jurisdicción federal, lo que ocurra primero, con los alcances que en cada caso corresponda”, establece el artículo 11 del decreto.

La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva fue aprobada a fines de 2019 y  declaró la emergencia pública tarifaria y energética. En ese marco, el Congreso le delegó, entre otras cosas, al Poder Ejecutivo facultades para “reglar la reestructuración tarifaria del sistema energético con criterios de equidad distributiva y sustentabilidad productiva y reordenar el funcionamiento de los entes reguladores del sistema para asegurar una gestión eficiente de los mismos”.

El decreto publicado ahora en el Boletín Oficial se encuadra en ese marco y también encomendó a los entes nacionales reguladores del Gas (Enargas) y de la Electricidad (ENRE), “la realización del proceso de renegociación de las respectivas revisiones tarifarias, pudiendo ampliarse el alcance de la renegociación conforme a las particularidades de cada sector regulado”.

Además señaló que “dentro del proceso de renegociación podrán preverse adecuaciones transitorias de tarifas o su segmentación, según corresponda, propendiendo a la continuidad y normal prestación de los servicios públicos involucrados”.

También puntualizó que “el Enargas y el ENRE quedan facultados para dictar los actos administrativos que correspondan y resulten necesarios, disponiendo de plenas facultades para establecer las normas complementarias de la presente”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

El Gobierno prepara una “tarifa de transición” en luz y gas | El secretario de Energía dijo que se buscará “evitar un impacto altísimo en los bolsillos”



El secretario de Energía, Darío Martínez, afirmó que entre marzo y abril podría aplicarse una suba gradual en las tarifas de servicios públicos  y que será a cuenta de lo que se decida en el debate por una la nueva Revisión Tarifaria Integral (RTI).

Queremos ir a una ‘tarifa de transición’ para evitar un impacto altísimo en los bolsillos de la gente, como contemplaba la RTI de la gestión anterior, y que el usuario no tenga que comprar menos bienes y servicios para pagar la energía”, explicó el funcionario.

Martínez confirmó que se trabaja con los entes reguladores para la convocatoria de las audiencias públicas que deben realizarse en cada sector, de forma previa a cualquier modificación tarifaria. La decisión se tomará teniendo en cuenta “cómo está el poder adquisitivo de la gente”, aclaró.

En este marco, la idea de aplicar una suba en el primer trimestre del año próximo tendrá un carácter transicional hasta que se defina el porcentaje definitivo. Por eso Martínez habló de “tarifas de transición”, que se aplicarán “desde marzo o abril, como ya anticipó el Gobierno nacional, hasta la nueva RTI, que va a llevar un plazo de por lo menos un año”.

Durante un encuentro virtual organizado por la publicación especializada EconoJournal, el secretario explicó que los subsidios del Estado “se mantendrán en un nivel de 1,7 por ciento del producto interno bruto (PIB)”, pero con “un uso más eficiente, para que un sector vulnerable sea atendido, mientras aquellos cuyo impacto no es grande pueden acercarse a ir pagando el costo de la energía”.

El secretario cuestionó que durante algunos años “se estuvo más pendiente en buscar la tarifa que en planes de inversión, con lo cual tenemos que actuar rápidamente”.

Al respecto, confió en un aumento de la producción de gas en 2021, tras precisar que el 2 de diciembre está prevista la apertura de sobres de la subasta del Plan Gas Ar, lanzada ayer, y el 15 de ese mes se producirá la adjudicación.

“Se trata de un plan de estímulo con herramientas para planificar a mediano y largo plazo, frenar el declino productivo y generar un ahorro fiscal y en divisas importantes”, resaltó.

Se añadirán, precisó, “30 mil millones de metros cúbicos de gas producidos en cuatro años por trabajadores argentinos en suelo argetino, con un valor agregado creciente de pymes y gobiernos provinciales que aportan la calificación y los recursos naturales”.

Según Martínez, también en petróleo “hay una gran oportunidad, ya que se recuperó mínimamente el precio del barril y el esquema de retenciones a la baja permite que las inversiones transformen pesos en dólares”.

En cuanto a la generación eléctrica, “no estamos mal, y tampoco en transporte, pero sería muy bueno mejorar, sobre todo para incluir a las renovables al Sistema Interconectado”.

En este sentido, destacó que “estamos avanzando en un convenio con la provincia de Buenos Aires para transferencia de determinadas obras específicas” y por otra parte, en las próximas semanas se mantendrán mesas de trabajo con las distribuidoras de electricidad “para analizar sus números y la morosidad que ha generado la pandemia”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

“Si hay descongelamiento, los aumentos lo pagarán sólo los que realmente puedan” | El secretario de Energía anticipó los criterios del futuro esquema de subsidios a las tarifas de electricidad y gas



Todavía no hay una decisión tomada acerca de si se mantendrá el congelamiento de tarifas eléctricas y de gas más allá del 31 de diciembre, pero el actual secretario de Energía tiene el esquema de cómo se aplicarían los aumentos y no lo oculta. “Independientemente de salir del congelamiento o no, creemos que podemos hacer mucho más eficiente el esquema de subsidios”. Ese esquema prevé que habrá un 15% de usuarios que deberán pagar la tarifa de acuerdo al costo de la energía, y recibirán el mayor aumento. Un 45% “que pagará una tarifa que no implique dejar de consumir otros bienes y servicios”, con un aumento moderado, y “luego hay un porcentaje alto de la sociedad argentina, alrededor del 40%, que no puede hacer frente a un aumento, con lo cual tampoco tiene sentido ir a cobrarle una tarifa que no te puede pagar”.

Darío Martinez llegó a la secretaría de Energía tras la renuncia de Sergio Lanziani y en el momento del traspaso de esa área a la órbita de Economía. A Martín Guzmán lo conoció en diciembre cuando trataron en diciembre la redacción de la ley de solidaridad y emergencia, y Martínez como diputado había sido designado cricunstancialmente al frente de la comisión de Presupuesto y Hacienda. Divide su tiempo entre la Ciudad de Buenos Aires y la capital de Neuquén, donde por decisión de Alberto Fernández se estableció un  asiento permanente de la Secretaría. “Fue un gran acierto darle un lugar a la Secretaría en las provincias productoras, denota la visión federal del Presidente al proponer trasladar la toma de decisiones adonde impactan de lleno”.

El 31 de diciembre vence el plazo del congelamiento de emergencia de tarifas. ¿Habrá aumentos en enero?

El Estado tuvo la facultad de congelar tarifas por ley de solidaridad, en una situación gravísima en lo económico y social, con la producción y el poder adquisitivo de la gente que se habían caído a pedazos. En esa situación, se decidió darle la potestad al Ejecutivo para que congele tarifas hasta diciembre. Y la verdad que salir de ese proceso de congelamiento va a depender de como esté la Argentina en ese momento, y como estén los argentinos en cuanto a la capacidad de hacer frente a tarifas descongeladas. 

Ahora, independientemente de salir del congelamiento o no, nosotros creemos que podemos hacer mucho más eficiente el esquema de subsidios. ¿Cómo? Primero, porque tenemos herramientas en el gobierno nacional, que se generaron en las respuestas que se dieron ante la pandemia, como el IFE que permitió en poco tiempo individualizar al que peor estaba, eso nos va a servir también a nosotros para subsidiar al que realmente lo necesita. Y también nos va a permitir detectar al que no lo necesita y que puede ir a pagar una tarifa más cercana al costo de la energía. 

Si se sale del congelamiento, si se tomara esa decisión, iremos a un esquema donde habrá un porcentaje que pague el costo de la tarifa, que será el 15 al 17% de los usuarios; habrá un 45% que pagará una tarifa que no implique dejar de consumir otros bienes y servicios. Eso qué quiere decir: yo destino siempre más o menos el mismo porcentaje de lo que gano a pagar la energía pero no dejo de comprar ropa, calzado, o a lo que yo quiera destinar. La idea es no hacer perder poder adquisitivo a la gente, y tampoco crear recesión en otros sectores porque tengas que sacar de ahí para pagar la energía.

Y luego hay un porcentaje alto de la sociedad argentina, alrededor del 40%, que no puede hacer frente. Con lo cual tampoco tiene sentido ir a cobrarle una tarifa que no te la puede pagar.

Me parece que con ese esquema vamos a lograr como mínimo mantener constante en porcentaje del PBI el esquema de subsidios. Y no tener que aumentar los subsidios.

Además de las tarifas, preocupa mucho la gestión de las distribuidoras. ¿En qué se está trabajando en ese tema?

En electricidad, en particular, durante algunos años se les dio aumentos a las distribuidoras y no hicieron las inversiones. Hoy tenemos un esquema de cortes, sobre el que ya de hecho estamos tomando decisiones, para poner 4100 millones de pesos en una deuda que hay con las distribuidoras, pero a cambio de que hagan obras bien definidas, puntualmente señaladas. No podrán darle otro uso al dinero, con lo cual vamos a intentar empezar a bajar el problema de los cortes.

Este va a ser un proceso de tres años por lo menos. No se resuelve con estos 4100 millones. Pensamos que también tiene que estar presente esta necesidad en el presupuesto 2021 y en el de 2022. 

El Plan Gas abre la promoción a todas las cuencas. ¿Vaca Muerta dejó de ser la vedette excluyente de la política gasífera?

Para nosotros es fundamental entender el impacto y el desarrollo en todas las regiones , por eso fijamos topes por cuenca. Y es prioritario mantener la actividad en todos lados. Además, le incorporamos un capítulo que tiene que ver con el valor agregado nacional creciente. En los planes de inversión les vamos a pedir y a controlar, y sancionar, a aquellas productoras que no presenten el plan incluyendo el valor afgregado nacional creciente. 

¿Cómo funcionará, en la práctica?

En términos porcentuales, cada vez tienen que ir haciendo un poco más de inversiones en pesos, en desmedro de lo que es en dólares. Por supuesto que es gradual, pero queremos recuperar los puntos que se perdieron y en ir un poco más allá.

Para controlarlo, vamos a armar un equipo que va a ser federal y participativo, junto a los gobiernos provinciales, al Ministerio de Desarrollo Productivo y al de Ciencia y Técnica. Las emporesas van a tener que volver a planes y programas de formación y fortalecimiento de pymes. Era una buena herramienta mientras funcionó, después se la dejó de lado.

Queremos fortalecer la actividad en todas las cuencias, y las pymes son un motor dinamizador de las economías locales. Sin lugar a dudas.

Lo que vamos a hacer con el plan Gas es frenar la declinación que estamos teniendo producto de la falta de inversión. Más que nada, por la desconfianza que se generó en la industria por decisiones contradictorias. Y en gas, el retiro de inversiones hizo que rápidamente se generara una declinación que buscamos frenar con este plan de estímulo. 

¿Por que el gobierno de Macri, que le cedió el Ministerio de Energía a las corporaciones petroleras, terminó generando desconfianza en el sector?

Nosotros somos parte de un gobierno que tiene una visión integral y sistémica sobre la energía, no sectorial. Esto ya marca una diferencia con el ministro de Energía de ese gobierno, que no sólo tenía una mirada muy sectorial, sino además enfocada en un segmento del sector, las productoras petroleras. Nuestro objetivo es entendernos con los intereses del pueblo, no con los intereses de ningún sector.

Esto no significa que te tenes que matar, o tener una guerra con las productoras. Simplemente entendemos que son dinamizadoras, que son parte del proceso pero los intereses que defendemos nosotros son los del pueblo. Y no necesariamente tienen que estar enfrentados. 

Pero lo que pasó durante esa gestión es que eran nada mas los intereses sectoriales de determinadas industrias. Entonces, las decisiones obedecían a esa estrategia. Y aun asi, generaron desconfianza, porque cuando empezaron a tomar decisiones coyunturales, quizás por especulación electoral o lo que fuera, lo que motivó es que fueran contradictorias en si mismo, con medidas de”hoy dolarizo y mañana congelo”.

Para alguien que tiene que invertir, en política energética siempre es a mediano y largo plazo, esa contradicción aleja. Esa confinza es la que queremos reconstruir. Fijate que en un mundo de pandemia, el Presidente da una señal de certeza, de mediano y largo plazo, de previsibilidad. Que en el mediano plazo termina siendo un ahorro fiscal, ahorro de divisas mediante sustitución de importaciones, que son objetivos que también persigue el Plan Gas. 



Fuente link: