Categorías
Argentina El mundo

Fuerte rechazo de líderes europeos al cierre de la cuenta de Twitter de Donald Trump | Cuestionan que la decisión haya surgido de las compañías y no de un marco regulatorio legal



La jefa de Gobierno alemana, Angela Merkel, considera “problemático” el cierre de las cuentas del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, por parte de varias redes sociales, entre ellas Twitter, dijo este lunes su portavoz.

Twitter suspendió el viernes de manera permanente la cuenta de Tump, dos días después de que cientos de sus partidarios vandalizaran el Congreso de Estados Unidos mientras certificaba la derrota del mandatario saliente en los comicios de noviembre de 2020.

Facebook y otros servicios como Snapchat o Twitch también suspendieron la cuenta del saliente presidente republicano por tiempo indeterminado.

“Es posible interferir en las libertad de expresión, pero según límites definidos por el legislador, y no por la decisión de una dirección de empresa“, dijo Steffen Seibert, vocero de Merkel, en conferencia de prensa en Berlín.

“Por ello la canciller considera problemático que las cuentas del presidente estadounidense en las redes sociales sean cerradas definitivamente”, agregó.

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, también cuestionó el hecho de que la decisión haya surgido de las compañías y no de un marco regulatorio legal como el que la Unión Europea (UE) planea crear para regular a los gigantes digitales.

“Lo que me impacta es que sea Twitter quien decidió cerrar” el perfil de Trump, declaró Le Maire a radio France Inter.

Además, advirtió que “la reglamentación de los colosos de la web no puede provenir de la misma oligarquía digital”.

De modo similar, el comisario europeo de Mercado Interno, Thierry Breton, expresó  su “perplejidad” por la decisión de prohibir el acceso de Trump a redes sociales “sin control legítimo y democrático”, y alegó que esto justifica los planes europeos de regulación.

“Que un director ejecutivo pueda desconectar el altoparlante del presidente de Estados Unidos sin ninguna otra forma de control y equilibrio de poder es más que cuestionable”, apuntó Breton en un artículo que publicó en órganos como Le Figaro y el sitio Politico.

El funcionario enfatizó que las plataformas “ya no podrán eludir la responsabilidad” por sus contenidos.

“Así como el 11 de septiembre marcó un cambio de paradigma para Estados Unidos, incluso para el mundo, habrá, en lo que respecta a las plataformas digitales en nuestra democracia, un ‘antes’ y un ‘después’ del 8 de enero de 2021”, día en que Twitter suspendió definitivamente la cuenta de Trump.

Ese paso fue adoptado después que simpatizantes del presidente invadieron el Congreso durante varias horas, en incidentes que provocaron varios muertos.

El 7 de enero, Facebook y otros servicios como Snapchat y Twitch también suspendieron el perfil del presidente estadounidense por tiempo indefinido.

En opinión de Breton, la fecha seguirá siendo “un reconocimiento, por parte de las plataformas, de su responsabilidad editorial por el contenido que transmiten, una especie de 11 de septiembre del espacio de la información”.

Sin embargo, Breton se preguntó “¿por qué no lograron bloquear antes las noticias falsas y el discurso de odio que llevaron al ataque a el miércoles pasado? ¿Puede la decisión de censurar a un presidente en ejercicio ser tomada por una empresa sin control legítimo y democrático?”

Breton presentó a mediados de diciembre el anteproyecto de ley europeo -el Reglamento sobre Servicios Digitales (DSA en inglés) y el Reglamento sobre Mercados Digitales (DMA)- para intentar poner fin a los abusos de los gigantes digitales acusados de abuso de su poder.

“Estos eventos demuestran que ya no podemos quedarnos de brazos cruzados y confiar apenas en la buena voluntad de las plataformas. Necesitamos establecer las reglas del juego y organizar el espacio de información con derechos, obligaciones y garantías claramente definidos”, señaló.



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Angela Merkel impulsa el cupo femenino en los directorios de empresas de Alemania | Se aplicaría también en los organismos del Estado



Alemania impondrá la presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas que cotizan en bolsa. El país que gobierna la canciller Angela Merkel y que tiene la economía más importante de Europa, presentó un proyecto de ley para imponer un cupo femenino.

Según el texto, que aún no ha sido aprobado por los diputados, al menos una mujer tendrá que formar parte de los consejos de administración de las empresas privadas alemanas que estén compuestos por más de tres personas. El cupo también será obligatorio en los consejos de administración de empresas en las que el Estado es accionista y en los organismos públicos.

“Podemos mostrar que Alemania se encuentra en el camino de convertirse en una sociedad moderna, promotora de futuro”, declaró a la prensa la ministra de Familia, la socialdemócrata Franziska Giffey, que presentó el texto junto con la ministra de Justicia y compañera de partido, Christine Lambrecht.

La responsable de la cartera de Justicia aseguró que el proyecto es una “señal importante para las mujeres altamente calificadas” y llamó a las empresas a “utilizar la oportunidad” ofrecida por esta cuota para aumentar la presencia femenina en los puestos de dirección, usualmente otorgados a varones.

Según un reciente estudio de la fundación germano-sueca Allbright, las mujeres solo representan el 12,8 por ciento de los miembros de los directorios de las 30 empresas que cotizan en el índice Dax de la Bolsa de Francfort.

De acuerdo a los datos recogidos por el estudio, si se toman en cuenta los 30 grupos empresariales más importantes de cada país, la presencia de mujeres en puestos de dirección alcanza el 28,6 por ciento en Estados Unidos; el 24,9 por ciento en Suecia; 24,5 por ciento en el Reino Unido y 22,2 por ciento en Francia.

El proyecto de ley -que deberá ser votado antes del final del mandato de la legislatura actual en septiembre de este año- es apoyado por Merkel. Sin embargo, la iniciativa encontró numerosas resistencias dentro de su partido, el conservador Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU), que gobierna en alianza con los socialdemócratas del SPD y también recibió críticas de distintos sectores del empresariado alemán que denuncia la intromisión estatal en sus compañías.

En Argentina, a partir de agosto del año pasado, el Gobierno resolvió que los directorios de las asociaciones y sociedades que se inscriban en la Inspección General de Justicia (IGJ) deberán tener “una composición que respete la diversidad de género” teniendo la misma cantidad de varones que mujeres. En caso de que la cantidad de miembros a cubrir fuera de número impar, el mismo deberá integrarse de forma mixta, “con un mínimo de un tercio de miembros femeninos”.



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Rusia y Alemania analizan producir juntos vacunas contra el coronavirus | Vladimir Putin y Angela Merkel acordaron avanzar en esa posibilidad



El presidente de Rusia Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel evalúan la posibilidad de producir de forma conjunta vacunas contra el coronavirus. Según informó el servicio de prensa del Kremlin, los mandatarios mantuvieron un diálogo telefónico en el que conversaron acerca de esa posibilidad, aunque no precisaron de qué vacuna se trataría: mientras Rusia desarrolló la Sputnik V, el laboratorio alemán BioNtech trabajó con la farmacéutica norteamericana Pfizer. Ambos países observan con preocupación el aumento de casos de coronavirus en el continente europeo. Rusia registró por segundo día consecutivo más de 24 mil casos. En tanto, Alemania confirmó a través de su canciller Angela Merkel que reforzará el confinamiento parcial hasta el 31 de enero.

En una conversación telefónica, Merkel y Putin hablaron de “cuestiones de cooperación en la lucha contra la pandemia de coronavirus” y “se hizo hincapié en las posibles perspectivas de producción conjunta de vacunas”, destaca un comunicado del Kremlin. “Se acordó continuar conversando sobre el tema entre los ministerios de Salud y otras estructuras especializadas de los dos países”, agregó el gobierno ruso. 

La anterior conversación entre Putin y Merkel tuvo lugar el pasado siete de diciembre y en ella se analizó la situación en Nagorno Karabaj, el conflicto en el Donbass y los contactos a nivel de las autoridades sanitarias en el marco de la pandemia.

Hasta el momento, en Rusia se vacunaron cerca de un millón de personas y se enviaron cargamentos a Argentina, Bielorrusia y Serbia. Además, países como Venezuela, México y Bolivia han encargado dosis de la Sputnik V.

Sin embargo, las autoridades rusas reconocieron que no tienen los medios para una producción a gran escala suficiente para satisfacer la demanda masiva de vacunas. Así, la Sputnik V también se producirá en India (que se comprometió a aportar 100 millones de dosis) y se firmaron acuerdos con Brasil, China y Corea del Sur.

El centro operativo para la lucha contra el coronavirus confirmó el martes 24.256 contagios y 518 fallecidos en Rusia, por lo que las cifras totales ascendieron a 3.284.384 y 59.506 respectivamente.

Por su parte, Alemania inició el sábado la campaña de vacunación con el fármaco producido por Pfizer y BioNtech. Hasta el lunes, más de 264 mil personas mayores y personal sanitario habían recibido la primera dosis de la vacuna. Aún así, los medios locales critican al gobierno por la supuesta lentitud del proceso de vacunación, incluso cuando en Alemania el ritmo es más veloz que en otros países europeos como Francia o España.

El diario Bild acusa a la administración de Merkel de haber “contado demasiado con la Unión Europea” en la estrategia de vacunación y el suministro de dosis, y de privilegiar el producto de BioNTech-Pfizer en detrimento de la vacuna fabricada por Moderna.

A pesar de que se destacó la gestión del gobierno alemán durante la primera ola de coronavirus, el diario Die Welt señala que esta nueva etapa es un “gran fracaso” y critica los “titubeos, disputas por competencias y errores estratégicos”.

Según un sondeo elaborado por la consultora local Civey, el 44 por ciento de los alemanes no estaría convencido de la estrategia de la campaña de vacunación. Además a lo largo de la pandemia Alemania, al igual que la mayoría de los países, tuvo que enfrentar la movilización de grupos en contra del uso de mascarillas, antivacunas y adeptos a teorías conspirativas.

En este contexto y frente a un marcado aumento de casos, la canciller Angela Merkel se reunió este martes con los jefes de los gobiernos regionales de los 16 estados federados (lands). Allí acordaron una prórroga de las restricciones sanitarias que rigen en Alemania desde mediados de diciembre hasta el 31 de enero. 

La mayoría de los comercios que no sean de alimentación, los bares y restaurantes, los centros culturales y de ocio, así como las escuelas permanecerán cerrados. Además las reuniones privadas sólo podrán incluir a una persona que no viva en el domicilio. “Tenemos que reducir todavía más nuestros contactos sociales para combatir” la pandemia, declaró la canciller en una rueda de prensa.

En las áreas donde se superen los 200 casos por cada 100 mil habitantes en siete días se limitará el movimiento de sus habitantes a un radio de quince kilómetros desde su domicilio. Actualmente esto afecta a unos 10 millones de personas, sobre todo en el este del país. “Las medidas se deben prolongar y en algunos puntos endurecer”, aseguró Merkel.

Además de las cifras de nuevos infectados y muertos, la canciller señaló, como razones para esta serie de decisiones, la aparición de la mutación detectada en el Reino Unido, al parecer más infecciosa, y el estado “muy, muy próximo a la situación límite” en el sistema sanitario alemán. Agregó que se ha acordado también que las personas que provengan de zonas de riesgo deberán realizarse una doble prueba: una para entrar en el país y la segunda, luego de al menos cinco días de cuarentena.

Alemania no logra reducir el número de contagios tras dos meses de restricciones. Este martes  comunicó 11.897 nuevos contagios y 944 muertes, la tercera mayor cifra registrada, con lo que acumula 1.787.410 infecciones y 35.518 fallecidos. 



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Angela Merkel llama a festejar Navidad por Skype, sin visitas personales | Los casos de coronavirus en Alemania aumentan un 60%



Angela Merkel ha instado a los alemanes a evitar visitar a sus familiares durante la Navidad y llamó a utilizar videollamadas en su lugar. Alemania está luchando contra un aumento en las infecciones y muertes por coronavirus a medida que las celebraciones de la rápida recuperación del país de la primera ola se convierten en ira por las vidas perdidas durante la segunda.
“Las mujeres y hombres, estacionados lejos de casa para garantizar nuestra seguridad, saben lo que significa tener un contacto limitado con sus seres queridos”, dijo la canciller alemana en su video podcast semanal.“Saben lo que significa poder usar Skype durante un largo período de tiempo en lugar de estar juntos”, indicó.

Alemania registró más de 31 mil nuevas infecciones y 702 muertes este sábado, dijo el Instituto Robert Koch para enfermedades infecciosas, lo que representa un aumento en los casos de casi el 60 por ciento.

Merkel ya había recurrido a mensajes de tono emotivo para tratar de frenar la escalada en los contagios en una época del año que resulta crítica para pedir distanciamiento.

“Si de aquí a Navidad tenemos muchos contactos y finalmente esta es la última Navidad que celebramos con los abuelos, habremos fallado en algo, y eso no puede suceder, señoras y señores diputados”, dijo el pasado miércoles 9 de diciembre en el Bundestag.

Alemania está realizando un confinamiento como el que tuvo sólo al inicio de la pandemia, que incluye decisiones nada menores para esta época del año tratándose del pueblo alemán, ya que hacen a algunas de sus costumbres más arraigadas como el cierre de los mercados navideños y la prohibición de la venta de fuegos artificiales y Glühwein , vino caliente especiado, en las calles.

El país entró en un duro bloqueo el 16 de diciembre, cerrando todas las tiendas no esenciales e imponiendo toques de queda en algunas áreas, y se espera que las medidas duren hasta al menos el 10 de enero.

“Lo que nos espera a muchos de nosotros durante la Navidad es normal para las personas en misiones en el extranjero”, dijo.

El 27 de diciembre se espera que Alemania comience a implementar la vacuna COVID-19 desarrollada por BioNTech y la compañía estadounidense Pfizer.

La última batalla de Merkel

Muchos la definen como la última batalla de Merkel, ya que desde el inicio la canciller se tomó muy en serio la pandemia, discutiendo con los primeros ministros de los estados federados que son responsables de sus respectivos territorios. También, obligada a dejar de lado un galardón no menor de su gobierno, el déficit cero del presupuesto alemán, que este año, dicho por Ralf Brinkhaus jefe de su grupo parlamentario, se convirtió en el “presupuesto coronavirus”.

El estado federal de Alemania podrá gastar casi medio billón de euros el año que viene y volver a contraer altas deudas en la lucha contra la crisis del coronavirus. El Bundestag aprobó el presupuesto para el próximo año con los votos de la coalición gobernante. En total, el ministro de Finanzas Olaf Scholz pretende gastar un poco menos que en el año en curso. Más de un tercio de los gastos a nivel de estado federal se financiará con nuevo endeudamiento de casi 180.000 millones de euros. Están previstos subsidios de alrededor de 39.500 millones de euros para empresas afectadas por la actual crisis.

El virus usado por ultraderechistas y antivacunas

Pero esto no es todo. El virus ha sido un excelente caldo de cultivo para los grupos de ultraderecha ocupados en captar nuevos adeptos en cada manifestación anti-cuarentena o anti-vacunas y luego de cada nuevo anuncio de la canciller (basta recordar las escaleras del edificio histórico del Reichstag en Berlín que fueron escenario de una imagen sin precedente en la historia de la República Federal de Alemania el pasado 29 de agosto con unos cientos de manifestantes, entre los que había “Reichsbürger” (Ciudadanos del Reich) a los que un primer momento, a la policía le costó dominar).

Los autores de Epidemia Ultra, un blog y podcast que informa y alerta sobre lo que entienden es “un virus que crece, el virus del odio de la derecha radical” se dedica a explicar, entre otros, como en Alemania, este partido ha conseguido reinstalar un discurso xenófobo, revisionista y hasta racista en el debate público, favorecidos por circunstancias externas como el coronavirus.

“Han sabido explotar el miedo y la decepción en muchos sectores de la población. Con ello consiguieron ubicarse como la fuerza más votada luego de los partidos mayoritarios a nivel federal. Y a la vez han puesto en peligro valores fundamentales para la democracia de ese país”, afirma Franco Delle Donne, uno de los periodistas fundadores. A lo que Andreu Jerez agrega que: “La crisis mundial generada por la pandemia ofrece, además, una oportunidad de oro para esa tradición ultraderechista ahora encabezada por movimientos como el Movimiento Identitario (IB, en sus siglas en alemán), publicaciones como la revista Compact o incluso partidos como Alternativa para Alemania (AfD, tercera fuerza del Bundestag que lidera la oposición parlamentaria): por una parte, para alimentar el discurso de la necesidad del cierre de las fronteras para, en este caso, cerrar el paso al virus, una lógica perfectamente aplicable a la inmigración; por otra, da munición a aquellos que blanden el discurso de que el cierre de la vida social y económica no es otra cosa que el intento de las élites globalistas de acabar con los pueblos de Europa, en este caso con el alemán – y con su homogeneidad y continuidad etnocultural, uno de los puntales de la narrativa de la nueva ultraderecha germana”, detalla Jerez.



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Coronavirus: Alemania “se cierra” ante el crecimiento exponencial de la pandemia  | “Estamos obligados a actuar”, afirmó la canciller Angela Merkel



Incapaz de frenar la segunda ola de covid-19, Alemania decretó un confinamiento a partir del miércoles y hasta el 10 de enero, con el cierre de comercios “no esenciales”, escuelas y jardines de infancia.

La canciller alemana, Angela Merkel, constató el domingo los “muy numerosos fallecimientos” debidos a la epidemia del covid-19, y el “crecimiento exponencial” de las infecciones. “Estamos obligados a actuar, y actuamos ahora”, aseguró.

Con este confinamiento, las empresas deberán permitir a sus empleados trabajar desde sus casas o facilitar las vacaciones durante estas próximas tres semanas y media “para aplicar en todo el país el principio de ‘nos quedamos en casa'”.

Estas medidas fueron adoptadas por Merkel tras una reunión este domingo con los 16 líderes regionales de las estados federados.

La pandemia “está fuera de control”, advirtió el dirigente de Baviera, Markus Söder, en una rueda de prensa junto a la canciller y al ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Es “una catástrofe que afecta más a nuestras vidas que cualquier otra crisis en los últimos 50 años”, agregó.

Contactos sociales limitados

En la práctica, los alemanes estarán sometidos a un confinamiento parecido al de la pasada primavera boreal, durante la primera ola de covid-19.

Se deberán limitar los contactos sociales a un máximo de cinco adultos de dos hogares distintos y tendrán que ser muy restringidos del 24 al 26 de diciembre, cuando los ciudadanos solo se podrán reunir con sus familiares más cercanos.

Además, quienes deseen celebrar la Navidad tendrán que reducir al máximo sus contactos en los siete días previos a las reuniones familiares.

Asimismo, quedará prohibida la venta de alcohol en la vía pública a partir del miércoles, después de que numerosos cafés y bares, cerrados desde principios de noviembre, habilitaran puestos callejeros para vender vino caliente, una tradición navideña muy arraigada en Alemania.

Después de seis semanas de cierre total de restaurantes, bares, teatros, cines, museos e instalaciones deportivas, Alemania ha constatado que estas restricciones son insuficientes, sobre todo de cara a las fiestas de fin de año, cuando las compras se intensifican.

“La situación sigue siendo muy grave, incluso se ha agravado desde la semana pasada”, había alertado el jueves Lothar Wieler, presidente del instituto de vigilancia sanitaria Robert Koch (RKI). Según él, la epidemia sigue progresando porque la población no ha reducido lo bastante sus contactos sociales.

El número de nuevas infecciones diarias rozó las 30.000 el viernes y el sábado, muy por encima del promedio diario de la primera ola, que Alemania controló mejor que muchos países europeos.

El domingo, las cifras disminuyeron, a 20.200 nuevas infecciones en 24 horas y 321 muertos, pero esto se debe, sobre todo, a que durante el fin de semana hay muchos casos que no se comunican.

El jefe del RKI consideró que la situación del país también se debe “al cansancio” de la población, después de casi diez meses de imposiciones inéditas.

“Debemos intensificar urgentemente [y] todavía más los esfuerzos”, había declarado el viernes el presidente alemán Frank-Walter Steinmeier, la autoridad moral del país.

Sin embargo, esta evolución no parece afectar la credibilidad de Merkel, que sigue siendo una de las personalidades políticas preferidas de los alemanes.

Medidas locales

En una encuesta publicada el jueves por la cadena ZDF, el 49% de los alemanes afirmaba estar a favor de nuevas disposiciones, a pesar de la cercanía de las vacaciones de fin de año, frente al 13% que se declaraba en contra.

Baviera es una de las regiones que no esperó a la reunión de crisis para tomar nuevas medidas: hay toques de queda en vigor desde esta semana en las localidades más afectadas.

En Sajonia, la provincia más afectada, ya se había decretado el cierre de comercios y colegios, que entrará en vigor el lunes. También habrá toques de queda.

En Baden-Württemberg, salir de casa solo está permitido por razones imperiosas, es decir para ir al trabajo, comprar comida o una cita médica.

Hasta ahora a los alemanes se les ha instado a “quedarse en casa” pero tenían libertad de movimiento y nunca se han visto sometidos a un confinamiento estricto como en España o Francia, por ejemplo.



Fuente link:

Categorías
Argentina El mundo

Angela Merkel apela a la sensibilidad social para luchar contra el coronavirus | Alemania extrema las medidas de la cuarentena frente a la segunda ola



Desde Berlín.

Mientras en la Argentina el verano hace que las medidas puedan ser más laxas, en Europa recrudece la batalla contra la covid-19, aún en países que fueron ejemplares. Así, desde que arrancó la pandemia, el mundo viene celebrando el comportamiento de las mandatarias, más humanas y empáticas. Tal fue y es el caso de la canciller alemana Angela Merkel, a la que muchos sostienen, su manejo de la pandemia, elevó su imagen, y estas últimas semanas, debido a cifras que se disparan, se la vio según el termómetro emocional alemán que sin dudas difiere del latino, aún más emocionada y usando por primera vez un lenguaje coloquial, tratando de apelar a la sensibilidad social en una época del año que resulta crítica para pedir distanciamiento.

Un pedido que terminó de reafirmar y reforzar este domingo por la mañana, reunida junto a los 16 ministros de los estados federales, anunciando en un primer borrador una cuarentena estricta desde este próximo miércoles 16 de diciembre al 10 de enero, con escuelas y jardines de infantes y comercios minoristas cerrados (sólo abrirán farmacias y supermercados) y prohibición de reunirse en Año Nuevo.

“Si de aquí a Navidad tenemos muchos contactos y finalmente esta es la última Navidad que celebramos con los abuelos, habremos fallado en algo, y eso no puede suceder, señoras y señores diputados”, decía el pasado miércoles 9 de diciembre en el Bundestag cuando la cifra oficial de muertos ascendía a 590 en un día, un lamentable récord.

Mientras que hoy sumaba: “Debemos actuar con urgencia. Hemos visto que los contagios han crecido de manera exponencial en los últimos días, y eso significa que tenemos que llorar a muchos fallecidos”, ha añadido, tras declarar “insuficientes” las actuales medidas de contención.

Con esta frase y nuevas medidas encamina a Alemania a un confinamiento como el que tuvo sólo al inicio de la pandemia (y algunas decisiones nada menores para esta época del año tratándose del pueblo alemán, ya que hacen a algunas de sus costumbres más arraigadas como el cierre de los mercados navideños y la prohibición de la venta de fuegos artificiales y Glühwein , vino caliente especiado, en las calles), respaldaba en la recomendación de las autoridades sanitarias y con una población que en general acuerda con todas las medidas pero salió de forma bastante masiva a la calle este último fin de semana a hacer sus últimas compras navideñas.

Con los nuevos datos, el balance de la pandemia en territorio germano asciende a 1.320.716 personas contagiadas y 21.787 decesos, dos después del récord de 598 fallecidos diarios del jueves al viernes, según el balance publicado este domingo por el Instituto Robert Koch (RKI), la agencia gubernamental alemana encargada del control de las enfermedades infecciosas.

“Entre el 20 de diciembre y el 10 de enero, tenemos prácticamente tres semanas de restricciones masivas, lo cual sin duda también generará una reducción de las incidencias”, explicó el alcalde de Berlín, Michael Müller, quien también es presidente de la conferencia de ministros presidentes de los Estados federados. Para los días del 24 al 26 de diciembre, se deben permitir “reuniones de 5 personas más niños de hasta 14 años de edad en el círculo familiar más cercano”. Para la víspera de Año Nuevo y el día de Año Nuevo (1 de enero), el borrador recomienda una prohibición nacional de las reuniones.

Decisiones celebradas con aplausos por la CDU, su partido, y medidas que les dejan servida en bandeja la mecha que durante todo el año vienen encendiendo en su contra los partidos de ultraderecha como Alternativa para Alemania (AfD), que encontraron en la pandemia, un blanco donde pegarle y captar nuevos adeptos. 

Muchos la definen como la última batalla de Merkel, ya que desde el inicio la canciller se tomó muy en serio la pandemia, discutiendo con los primeros ministros de los estados federados que son responsables de sus respectivos territorios. También, obligada a dejar de lado un galardón no menor de su gobierno, el déficit cero del presupuesto alemán, que este año, dicho por Ralf Brinkhaus jefe de su grupo parlamentario, se convirtió en el “presupuesto coronavirus”.

El estado federal de Alemania podrá gastar casi medio billón de euros el año que viene y volver a contraer altas deudas en la lucha contra la crisis del coronavirus. El Bundestag aprobó el presupuesto para el próximo año con los votos de la coalición gobernante. En total, el ministro de Finanzas Olaf Scholz pretende gastar un poco menos que en el año en curso. Más de un tercio de los gastos a nivel de estado federal se financiará con nuevo endeudamiento de casi 180.000 millones de euros. Están previstos subsidios de alrededor de 39.500 millones de euros para empresas afectadas por la actual crisis.

El virus usado por ultraderechistas y antivacunas

Pero esto no es todo. El virus ha sido un excelente caldo de cultivo para los grupos de ultraderecha ocupados en captar nuevos adeptos en cada manifestación anti-cuarentena o anti-vacunas y luego de cada nuevo anuncio de la canciller (basta recordar las escaleras del edificio histórico del Reichstag en Berlín que fueron escenario de una imagen sin precedente en la historia de la República Federal de Alemania el pasado 29 de agosto con unos cientos de manifestantes, entre los que había “Reichsbürger” (Ciudadanos del Reich) a los que un primer momento, a la policía le costó dominar).

Los autores de Epidemia Ultra, un blog y podcast que informa y alerta sobre lo que entienden es “un virus que crece, el virus del odio de la derecha radical” se dedica a explicar, entre otros, como en Alemania, este partido ha conseguido reinstalar un discurso xenófobo, revisionista y hasta racista en el debate público, favorecidos por circunstancias externas como el coronavirus. “Han sabido explotar el miedo y la decepción en muchos sectores de la población. Con ello consiguieron ubicarse como la fuerza más votada luego de los partidos mayoritarios a nivel federal. Y a la vez han puesto en peligro valores fundamentales para la democracia de ese país”, afirma Franco Delle Donne, uno de los periodistas fundadores. A lo que Andreu Jerez agrega que: “La crisis mundial generada por la pandemia ofrece, además, una oportunidad de oro para esa tradición ultraderechista ahora encabezada por movimientos como el Movimiento Identitario (IB, en sus siglas en alemán), publicaciones como la revista Compact o incluso partidos como Alternativa para Alemania (AfD, tercera fuerza del Bundestag que lidera la oposición parlamentaria): por una parte, para alimentar el discurso de la necesidad del cierre de las fronteras para, en este caso, cerrar el paso al virus, una lógica perfectamente aplicable a la inmigración; por otra, da munición a aquellos que blanden el discurso de que el cierre de la vida social y económica no es otra cosa que el intento de las élites globalistas de acabar con los pueblos de Europa, en este caso con el alemán – y con su homogeneidad y continuidad etnocultural, uno de los puntales de la narrativa de la nueva ultraderecha germana”, detalla Jerez.



Fuente link:

Categorías
El mundo Internacional

Alemania supera los 1,3 millones de casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/alemania-supera-los-13-millones-de-casos-de-coronavirus-desde-el-inicio-de-la-pandemia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El mundo

El duro discurso de Angela Merkel ante las muertes por coronavirus | “Las cifras están en un nivel demasiado alto”



La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió que se necesitan restricciones más estrictas para frenar el aumento de casos de coronavirus y pidió a la población de su país que reduzcan al mínimo sus actividades sociales. Alemania informó este miércoles su récord de muertes por la pandemia en un día.

“Hay demasiado contacto entre las personas..(..) Si esto significa pagar un precio diario de 590 muertos, desde mi punto de vista, no es algo aceptable”, dijo la canciller, y puso como ejemplo los puestos de venta de comida instalados en las tradicionales ferias de Navidad.

Las declaraciones de Merkel se producen luego de que el centro nacional de control de enfermedades, el Instituto Robert Koch (RKI), informara que en las últimas 24 horas murieron 590 personas a causa del coronavirus.

El RKI contabilizó 20.815 nuevas infecciones diarias, con lo que Alemania, que tiene 83 millones de habitantes, ya registra casi 1,22 millones de casos y 19.932 muertes en la pandemia.

Con este panorama, Alemania incrementa las medidas de prevención ya que los nuevos casos de virus siguen siendo altos, e incluso han aumentado a pesar de un cierre parcial de actividades que empezó el 2 de noviembre. Se espera que los cierres estrictos se exitiendan hasta después de la Navidad.

“Estamos en una fase decisiva de la lucha contra la pandemia”, dijo Merkel al parlamento este miércoles.

“Las cifras están en un nivel demasiado alto”, agregó. Según informó el portal germano de noticias Deutsche Welle, la canciller describió como “muy alarmante” el creciente número de personas que requieren cuidados intensivos y mueren por coronavirus.

Merkel ha abogado siempre por medidas sanitarias estrictas, pero en Alemania son los 16 Gobiernos estatales del país los responsables de imponer y levantar restricciones. La canciller y los gobernadores se reúnen periódicamente para coordinar las medidas que se toman.

Por ahora, los restaurantes, bares, instalaciones deportivas y de ocio están cerrados, así como los hoteles para los turistas. Las escuelas y las tiendas no esenciales permanecen abiertas.

Sin embargo, Merkel pidió a los Gobiernos estatales que consideren cerrar las escuelas antes de Navidad. “Si tenemos demasiados contactos antes de Navidad y luego es nuestra última Navidad con nuestros abuelos, entonces habremos sido negligentes”, advirtió.

Algunos gobernadores estatales ya están adoptandomedidas más estrictas. El estado oriental de Sajonia, actualmente el más afectado, cerrará las escuelas y la mayoría de las tiendas desde el lunes hasta el 10 de enero.

Su vecino del sur, Bavaria, está introduciendo medidas como un toque de queda nocturno en las áreas más afectadas y exigiendo más educación en el hogar. y controles fronterizos más estricto.

Alemania logró evitar el alto número de contagios y muertes que se observaron en otros de sus vecinos europeos y aún tiene una tasa de mortalidad general mucho más baja que países como Reino Unido, Francia y España. Aún así, las cifras actuales y el incremento de los casos despertaron las alarmas en los gobernantes.



Fuente link:

Categorías
El mundo Internacional

Merkel diijo que era “impensable” destinar tanto dinero en ayudas por la pandemia de coronavirus

https://www.tiempoar.com.ar/nota/merkel-diijo-que-era-impensable-destinar-tanto-dinero-en-ayudas-por-la-pandemia-de-coronavirus

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina El mundo

Un hombre chocó su auto contra las vallas de la Cancillería alemana | El vehículo tenía pintadas contra las “políticas de globalización”



Un hombre chocó su auto contra las vallas de seguridad de la sede de la Cancillería alemana. El vehículo tenía pintadas en los costados en contra de las “políticas de globalización” de un lado y del otro se leía “asesinos de niños y adultos mayores”.

El conductor fue detenido por la policía de Berlín y, hasta el momento, no se reportaron personas heridas.

El suceso ocurrió pocas horas antes de que la canciller Angela Merkel se reuniera con otros líderes políticos locales para decidir la extensión de las restricciones sanitarias para combatir la pandemia.

“La canciller, otros miembros del gobierno y las personas que trabajan en la Cancillería no estuvieron en peligro en ningún momento”, aseguró el vocero de Merkel, Steffen Seibert.





Fuente link: