Categorías
Argentina Economía

Los activos que ocultáis gozan de buena impunidad | Grandes fortunas: No están todos los que son, ni está todo lo que tienen 



De acuerdo al detalle que le suministró la Afip a la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, 253 personas declaran poseer bienes en el país por más de 3000 millones de pesos al 31 de diciembre último (unos 50 millones de dólares al tipo de cambio de esa fecha), y apenas 9298 patrimonios superiores a los 200 millones de pesos (u$s 3,3 millones). Algún detalle adicional de la información oficial indica que el promedio de activos de esos 253 dueños de grandes fortunas ronda los 15.800 millones (unos 260 millones de dólares). Mil hectáreas de un buen campo en la zona núcleo cuesta unos u$s 12 millones. Se dice que un poderoso banquero nacional tiene 50 veces esa superficie y otro fuerte empresario multirrubro lo mismo, aunque no toda en zona núcleo. Una gloria del futbol nacional tiene más de 100 mil en Santa Fe, y un poderoso inversor inmobiliario duplica a los tres anteriores juntos, con más de 400 mil hectáreas.

Algunos estarán en la lista de los 253, pero estas propiedades quizás no, si es que están inscriptas, como es muy probable, a nombre de sociedades anónimas o fondos de inversión detrás de los cuales su identidad se pierde. Así, podrían estar fuera del radar de las expectativas del Aporte Solidario y Extraordinario que está tratando la cámara de diputados. Al igual que otros, con propiedades similares o en un escalón inferior, que ni siquiera figurarán en la lista solidaria. Y no son los únicos.

El proyecto de ley de Aporte Solidario para ayudar a mitigar los efectos de la pandemia tiene, como principal insumo, el informe de la Afip sobre patrimonio de las personas físicas. El organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont estimó, en base a las declaraciones presentadas por 888 mil contribuyentes del impuesto a los bienes personales, cuántos quedarían alcanzados por el Aporte Solidario y el monto resultante de su contribución. Los alcanzados, con bienes computables por más de 200 millones de pésos al 31 de diciembre último, son 7438. A ellos se agregan otros 1860 que, si bien no presentaron declaración jurada por el año 2019, según lo declarado el año pasado contarían con un patrimonio que supera el umbral del Aporte Solidario. Resultarían en total 9298 contibuyentes.

La base imponible del Aporte Solidario es diferente a la del impuesto a los bienes personales. En este último rigen una serie de exenciones que, para el aporte solidario, no cuentan como tales. Entre ellas: inmuebles rurales; los títulos, valores y bonos emitidos por la Nación, provincias o municipios; los depósitos en pesos o en divisas en entidades del sistema a plazo fijo, en cajas de ahorro, cuentas especiales de ahorro; cuotas sociales de cooperativas, y bienes pertenecientes a miembros de misiones diplomáticas,.

Es decir incluye a los activos financieros pero, además, a los inmuebles rurales que por esas curiosidades del sistema tributario argentino, quedaron exentos del impuesto a los bienes personales. Pero como el aporte solidario sólo se cobra sobre las personas físicas y no las jurídicas (sociedades), aquí se genera una distorsión fundamental. Las grandes propiedades de tierra, las más ricas y que representan el principal punto de concentración de la riqueza agraria, están inscriptas a nombres de sociedades. El registro de titularidad de estas tierras, que durante el gobierno de Cristina Kirchner se buscó ordenar para lograr su identificación, fue practicamente desmantelado durante el macrismo. Hoy la única obligación que tiene una sociedad agropecuaria frente a las autoridades registrales locales es presentar la lista de autoridades. Si no cotiza en bolsa, la propiedad de las acciones podrá permanecer en secreto. 

Los antecedentes permiten presumir que entre las extensiones más concentradas, son absoluta mayoría las que figuran a nombre de sociedades. Sólo si su propietario, como resultado de otra intención, hiciera explícita ante el fisco la propiedad de las acciones de esa empresa, su valor quedaría alcanzado por el aporte solidario. Pero no es la generalidad. Eso explicaría que grandes propietarios de campos de 50 mil o 100 mil hectáreas, que pueden valer 500 ó 1000 millones de dólares, quizás figuren en esa lista de 253 dueños de grandes fortunas, pero no declaren estas propiedades entre sus bienes. Y muchos otros de 10 mil o 20 mil hectáreas, que valgan 100 o 200 millones de dólares, ni siquieran integren la lista. 

El mismo fenómeno se repite con propiedades en los barrios más cotizados de las grandes ciudades. Mansiones de algunos varios millones de dólares que no figuran en cabeza del jefe de la famlia que la habita, sino de alguna sociedad que integra. Ese sólo detalle ya deja ese activo fuera del alcance del aporte solidario. Además, claro está, de la arraigada costumbre de los ricos argentinos de poseer activos inmuebles y financieros en el exterior, generalmente no declarados. 

El informe de la Afip da cuenta de que el 42% del total de los bienes declarados por
los 9298 contribuyentes potencialmente alcanzados por el Aporte solidario y
extraordinario son activos y bienes “dolarizados”. La mayor parte de dichos
patrimonios, el 92% del total, son activos y bienes declarados en el exterior. Y esas proporciones, entre los bienes declarados. Con los no declarados, se sabe que hay casos en los que los activos en el exterior superan el valor de los bienes declarados en el país. Una insana costumbre de las clases más adineradas del país, tal cual se sabe desde el caso JP Morgan (año 2008) en adelante.



Fuente link:

Categorías
Argentina Economía

Según la Afip, el impuesto a las grandes fortunas afectaría a menos de 10 mil personas

https://www.tiempoar.com.ar/nota/segun-la-afip-el-impuesto-a-las-grandes-fortunas-afectaria-a-menos-de-10-mil-personas

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina normal

La AFIP prorrogó la feria fiscal, con una nueva excepción | Rige hasta el 11 de octubre



La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) prorrogó la feria fiscal hasta el 11 de octubre próximo, a través de la resolución general 4818/2020 publicada en el Boletín Oficial. La misma determinó que durante la vigencia de las medidas de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio, se mantendrá la suspensión del cómputo de los plazos vigentes para los contribuyentes en distintos procedimientos administrativos.

La medida alcanza a determinaciones de oficio, sumarios, multas, descargos, clausuras e intimaciones de pago, entre otros procedimientos.

En esta oportunidad, la normativa exceptuó por primera vez de la feria fiscal a los procedimientos que realiza la AFIP por precios de transferencia. También lo volvió a a hacer con aquellas fiscalizaciones realizadas en función de la información proporcionada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) sobre cuentas de argentinos en el exterior.

Además, la resolución de la AFIP incluyó entre los procedimientos habilitados a las fiscalizaciones electrónicas, que incluye a aquellos controles y verificaciones no presenciales que se tramitan íntegramente en línea.

La feria fiscal consiste en la extensión de todos los plazos procedimentales en materia impositiva, aduanera y de la seguridad social. La medida no suspende las acciones de la AFIP, no obstante lo cual, durante su vigencia quedan en suspenso el cómputo de los plazos que rigen para la respuesta de los contribuyentes a los requerimientos del organismo.  



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

El debate entre los economistas | Análisis de las medidas del Banco Central



Los chats de grupos de economistas estallaron de preguntas, debates y opiniones una vez anunciadas las nuevas medidas cambiarias para contener la salida de divisas y evitar la caída de reservas la noche del martes. ¿Era necesario aplicarla en este momento? ¿ Había otra alternativa? ¿ Qué actores económicos resultan más perjudicados? ¿ Esta medida impactará en los precios?  PáginaI12 habló con algunos de ellos para conocer su visión sobre la inevitabilidad de la medida, su impacto en los pequeños ahorristas, su importancia para evitar alternativas con efectos más regresivos, sus consecuencias económicas y su impacto en los precios. 

Inevitable

“La medida era inevitable en este momento, pero yo creo que es un parche y me parece que habría que pensar mejor cómo puede intervenir el Estado en la estructura productiva garantizando dólares y a la vez controlando para que no se eludan los controles ni pagos”, opina Igal Kejsefman economista, miembro del Ocepp. “Está claro que es una medida de corto plazo que intenta generar una moderación en la pérdida de divisas, que permita no llegar a una situación critica tan rápido como se avizoraba. Le da más tiempo a la economía argentina para que se estabilice y esa demanda de dólares baje por efecto de menos incertidumbre en la economía”, matiza Martin Kalos, director de EPyCA Consultores.  

El fantasma de la devaluación

Los economistas consultados coinciden en que esta medida se instrumentó para evitar la más drástica de todas, una devaluación, con su consecuente impacto en los bolsillos de quienes menos tienen. “El gobierno busca priorizar entre medidas que correspondan con sus objetivos. Esta se implementó para evitar una devaluación que afecta a los sectores más pobres, pero perjudica a quien sí tiene capacidad de ahorro y a las empresas que manejan sus flujos en dólares y tienen ahora que negociar sus deudas financieras”, asegura Kalos. Lucía Pezzarini, economista de Ecolatina e integrante de Paridad en la Macro, coincide en que las medidas alternativas eran o muy perjudiciales o bien inocuas: “Una alternativa, por ejemplo, era subir la tasa de interés para hacer más efectivas las colocaciones en pesos, pero ¿qué tan alta tiene que ser esa tasa en un contexto de tanta incertidumbre? Llega un punto en el que no hay tanta tasa que calme esa expectativa devaluatoria”. 

Brecha cambiaria

Una de los impactos inmediatos de esta medida fue el aumento de la brecha entre el dólar oficial y el paralelo: si bien con estas restricciones la cotización de un dólar se incrementa hasta los 130 pesos, la cotización del blue se encuentra en 145. “Esto genera varios problemas: por un lado, no se mitiga el efecto dólar puré. Es decir, de comprar en el oficial a 130 y vender en el paralelo a 145. En segundo lugar, los exportadores tanto de productos primarios como de manufacturas de origen agropecuario pagan retenciones, exportan a un tipo de cambio inferior a 80, pero para comprar dólares para abastecer sus insumos y demás los vuelven a comprar a por lo menos 130. Genera un desincentivo a la exportación, a retener la exportaciones o, peor aún, a eludir los controles del fisco y hacer liquidaciones en negro que significan una pérdida total para el Estado”, explica Kejsefman. “La prioridad del gobierno es asegurar que no se agoten los dólares necesarios para mantener funcionando el entramado productivo, que necesita importar insumos. Pero al mismo tiempo entra en un círculo vicioso, porque es probable que las medidas amplíen la brecha entre el tipo de cambio oficial y el paralelo, intensificando las expectativas de devaluación“, reflexiona Alejandro Gaggero, investigador del Instituto de Altos Estudios Sociales (Unsam) y del Conicet.

Bajo impacto en precios

En tanto no afecta el dólar comercial (porque las importaciones continúan pagándose al valor oficial), la medida no provoca un impacto general en los precios de la economía. “Eso no significa que no vaya a haber ningún tipo de traslado a precios. Toda medida que afecte el acceso al mercado cambiario termina teniendo en la Argentina un impacto en los precios, pese a que en todas las épocas, las administraciones que las tomaron, negaron esa posibilidad. Por un lado, en una economía con los niveles de informalidad que existen en la Argentina, no todas las operaciones se realizan por el mercado oficial. Por otro, para muchos agentes económicos, la respuesta inmediata a este tipo de medidas es “cubrirse” mediante un aumento de precios”, explica Mariana Luzzi, investigadora del Conicet y UNGS y coautora de El Dólar. Historia de una moneda argentina. (1930-2019).  Y agrega : “Parece ser el momento ideal para que el sistema financiero ofrezca alternativas de ahorro que le ganen a la inflación. La condición fundamental para que puedan ir desplazando al dólar es que sean sencillas en su operación y estables en el tiempo”. 



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Dólar: preguntas y respuestas sobre las nuevas medidas | Las claves de los anuncios del Gobierno



Las nuevas normativas del Banco Central, la AFIP y la Comisión Nacional de Valores apuntaron a cuidar las reservas internacionales para garantizar divisas para la producción.

El paquete de anuncios incluye distintos cambios para las compras con tarjeta en moneda extranjera y la compra de dólares para ahorro. También se busca reordenar el mercado de bonos y el pago de deuda externa de las empresas privadas.

Los alcances de las medidas fueron especificados por las autoridades y ahora los bancos avanzan en la implementación de la normativa. A continuación los puntos claves.

1- ¿Quiénes pagan el 35 por ciento de recargo a cuenta de ganancias y bienes personales?

La medida se aplica sobre las mismas operaciones que actualmente pagan el impuesto País. Esto implica que tanto la compra de dólares ahorro (con el cupo mensual de 200 dólares) y los gastos con tarjeta por compras en moneda extranjera estarán incluidos.

2- ¿A cuánto cotizará el dólar ahorro?

El dólar minorista cerró este martes en 79,36 pesos. Si se le suma el impuesto País la cifra se eleva a 103,7 pesos. Si además se le suma el impuesto del 35 por ciento que luego puede descontarse de ganancias o bienes personales la cotización se eleva a 130,94 pesos. Esta sería la nueva cotización cuando los banco normalicen la operatoria.

3- ¿Cómo y cuándo puede solicitarse la devolución del 35 por ciento?

Los contribuyentes deberán imputarlo en su declaración jurada anual de impuesto a las ganancias o sobre los bienes personales. En caso que quede un excedente se podrá solicitar el reintegro. Lo mismo aplica para el caso de monotributistas, trabajadores en relación de dependencia y jubilados que realizan compras en moneda extranjera y no están alcanzados por los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales. Se podrá solicitar la devolución del 35 por ciento una vez finalizado el año calendario en el cual se efectuó la percepción.

4- ¿Qué pagos con la tarjeta de débito y crédito están impactados?

La percepción a cuenta del 35 por ciento se pagará cuando la factura de la compra con la tarjeta llega en dólares. Es decir si el cliente la recibe como un consumo en dólares se paga el impuesto y la retención. Si en cambio la empresa factura la venta en pesos, es decir que el cliente recibe un comprobante de consumo en pesos, no se paga ni el impuesto ni la retención.

5 -¿Qué ocurre con plataformas como Netflix, Spotify, servicios de Google y juegos online?

En Netflix y Spotify aseguran que les envían a sus clientes en la Argentina la factura en pesos. En ese caso no deberían pagarse las recargas.

Muchas veces por problemas de procesamiento la factura termina llegando en dólares, que se pesifican en la fecha del pago. En este caso el servicio queda incluido en la nueva normativa. Los usuarios pueden reclamarlo ante las entidades emisoras de la tarjeta.

Debe tenerse en cuenta para casos como el de Netflix que el servicio –si el consumo llega facturado al usuario en dólares – no paga 30 por ciento de impuesto País sino que paga un recargo menos del 8 por ciento.

Por ese motivo para un plan familiar de Netflix que cuesta 5 dólares si se le aplica el impuesto país del 8 por ciento y el 35 por ciento del nuevo recargo el precio final para el usuario termina siendo de 566 pesos. Este mismo paquete hasta ahora costaba 427 pesos.

6- ¿Qué pasa con el cupo para ahorro si se consume con la tarjeta?

La cuenta es simple. Si por ejemplo alguien consume 10 dólares de un servicio del exterior con la tarjeta, le quedarán 190 dólares para comprar de su cupo de ahorro mensual. Hasta ahora el cupo de 200 dólares no estaba vinculado a los pagos con tarjetas.

En el caso que un individuo realice un consumo de por ejemplo 400 dólares en el mes –es decir si se supera el cupo para ahorro- no tendrá límites en sus gastos. Pero durante 2 mes no podrá acceder al dólar ahorro. Los bancos se encargarán de automatizar este sistema.

7- ¿Qué sucede con las compras con la tarjeta previas a la normativa?

La percepción del 35 por ciento a cuenta del pago de los impuestos a la Ganancias y sobre los Bienes Personales alcanza a las operaciones realizadas a partir de la publicación de la Resolución General de la AFIP en el Boletín Oficial.

8- ¿Qué pasa con los viajes al exterior y el pago de las tarjetas?

El límite de gastos con la tarjeta no se encuentra regulado por las medidas. Esto implica que los usuarios que salgan al extranjero podrán hacer los mismos consumos que antes.

La diferencia ahora es que estas compras con la tarjeta se descuentan del cupo de 200 dólares para la compra por atesoramiento.

Si una persona gasta en un viaje 1000 dólares con la tarjeta, lo que ocurrirá es que por cinco meses no podrá comprar dólar ahorro (200 dólares de cupo x 5 meses es equivalente a los 1000 dólares gastados con la tarjeta).

9- ¿Qué actividades quedan excluidas de la percepción del impuesto?

No se encuentran alcanzadas por este régimen de percepción las siguientes operaciones:

– Los gastos referidos a prestaciones de salud, compra de medicamentos, adquisición de libros en cualquier formato, utilización de plataformas educativas y software con fines educativos;

– Gastos asociados a proyectos de investigación efectuados por investigadores que se desempeñen en el ámbito del Estado nacional, provinciales y los municipios, así como las universidades e instituciones integrantes del sistema universitario argentino;

– Adquisición en el exterior de materiales de equipamiento y demás bienes destinado a la lucha contra el fuego y la protección civil de la población por parte de las entidades reconocidas en la ley 25.054 y sus modificatoria

10- ¿Qué ocurre con la compra de bonos en pesos y en dólares?

En la normativa se liberó el plazo de cinco días para comprar títulos con dólares y venderlos en pesos. Esto permite comprar por ejemplo títulos a una cotización cercana a los 50 dólares y venderlos a 6000 pesos cada uno. Es el equivalente a vender dólares a una cotización de alrededor de 120 pesos. Para la operatoria inversa sigue habiendo un parking de cinco días: es decir comprar bonos con pesos y venderlos en dólares.

En detalle los cambios fueron cuatro:

-Eliminación del plazo de permanencia para personas humanas que compran activos en dólar MEP o dólar Cable y luego lo liquidan en una modalidad distinta a la comprada.

– Eliminación del plazo de permanencia para personas jurídicas que compran activos en dólar MEP y luego lo liquidan en dólar Cable.

– Introducción de un plazo de permanencia de 15 días para vender un valor negociable con liquidación en moneda local luego de una Transferencia Receptora (transferencia de un título desde el exterior al depositario local)

– Incremento del plazo de permanencia desde 5 días actuales a 15 días para realizar una Transferencia Emisora (transferencia de un título desde el depositario local al exterior) luego de comprar un valor negociable con liquidación en moneda local.

11- ¿Cómo seguirá el pago de deudas en dólares de las empresas privadas?

El Central detalló que incorporará un período de gracia para el trámite de las renegociaciones con los acreedores y considerará la posibilidad de la cancelación de hasta el 40 por ciento de los vencimientos de capital, en línea con lo realizado por las principales empresas del sector privado.

El pago de deuda del sector privado fue uno de los principales rubros de salida de capitales de los últimos meses.

12- ¿Qué ocurre con el pre financiamiento de exportaciones?

La normativa propone reducir la participación de grandes empresas en las líneas de financiamiento que las entidades financieras ofrecen para la prefinanciación de exportaciones y aumentándola en las Pymes.

La iniciativa apunta a que aquellas grandes empresas con acceso a los mercados de crédito internacional aprovechen las nuevas condiciones generadas por la normalización de la deuda soberana, liberando margen de financiaciones para el crédito local de pequeñas y medianas empresas exportadoras.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Compra de dólares: cómo funciona el 35% de percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales | Disposiciones de la AFIP.



La AFIP estableció un nuevo mecanismo de percepción a cuenta de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales para las operaciones de compra de moneda extranjera. La medida entra en vigencia a partir del miércoles 16 de septiembre. La percepción tendrá una alícuota del 35% y alcanzará a las compras de moneda extranjera para atesoramiento así como a las compras con tarjeta de crédito y débito que sean canceladas en moneda extranjera. La medida recae sobre todas aquellas operaciones alcanzadas por el Impuesto PAIS . 

La percepción se calcula sobre el monto en moneda extranjera de la operación (sin contar el Impuesto PAIS). Cuando los anticipos realizados por un individuo superen el monto correspondiente a ingresar por Ganancias y Bienes Personales, el excedente será reintegrado

Aquellos monotributistas, trabajadores en relación de dependencia y jubilados que realizan compras en moneda extranjera pero que no están alcanzados por los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales podrán solicitar el reintegro de la percepción. 

Por ejemplo, cuando una persona adquiera a través de internet bienes en el exterior por una suma equivalente a 100 pesos, la tarjeta le realizará una percepción de 35 pesos a cuenta del pago de Ganancias y/o Bienes Personales. El pago del contribuyente también se verá alcanzado por el Impuesto PAIS que, en este caso, será de 30 pesos. Así, el monto total que figurará en la tarjeta será de 165 pesos de los cuales los 35 pesos correspondientes a la percepción podrán imputarse al pago de Ganancias o Bienes Personales y, cuando el contribuyente no esté alcanzado por estos impuestos podrá solicitar su devolución.

El Banco Central estableció que no habrá tope al consumo con tarjetas (débito y crédito) y cuando los gastos mensuales superen el cupo de 200 dólares, absorben el de los meses subsiguientes. 

Para no afectar la operatoria habitual, la deducción del límite será aplicada al inicio del mes siguiente a la realización de los consumos con tarjeta de crédito en moneda extranjera. En el caso de que los pagos con tarjeta de un mes resultaran superiores al límite disponible de 200 dólares, la deducción será trasladada a los meses subsiguientes hasta completar el monto adquirido.

La decisión, que forma parte de las distintas herramientas anunciadas por el Gobierno este martes, apunta a robustecer el frente fiscal en el marco de la caída en los niveles de actividad asociada a la pandemia del COVID-19.

Operaciones exceptuadas

La AFIP aclaró que no se encuentran alcanzadas por este régimen de percepción las siguientes operaciones: 

a) Los gastos referidos a prestaciones de salud, compra de medicamentos, adquisición de libros en cualquier formato, utilización de plataformas educativas y software con fines educativos; gastos asociados a proyectos de investigación efectuados por investigadores que se desempeñen en el ámbito del Estado nacional, provinciales y los municipios, así como las universidades e instituciones integrantes del sistema universitario argentino. 

b) Adquisición en el exterior de materiales de equipamiento y demás bienes destinado a la lucha contra el fuego y la protección civil de la población por parte de las entidades reconocidas en la ley 25.054 y sus modificatorias.

Las razones de la medida

El sistema de percepción se instala a partir del reconocimiento de la existencia de capacidad de ahorro entre un sector de los contribuyentes que, entre otras operaciones, compra dólares para atesoramiento. La decisión permite adelantar ingresos tributarios para hacer frente a las necesidades presupuestarias que plantea la emergencia sanitaria.

La Resolución General de la AFIP enfatiza que “el Estado acompañó las consecuencias económicas del aislamiento con diversas medidas de política tributaria que han supuesto una resignación de ingresos fiscales y una desaceleración en la dinámica de la recaudación en términos reales, con relación a los registros observados desde que inició la pandemia del COVID-19”. En ese sentido, la normativa destaca que “los esfuerzos fiscales deben ser compartidos por los distintos sectores económicos, fundamentalmente por aquellos que pueden acceder a la compra de divisas en moneda extranjera o realizar determinados gastos en dicha moneda, lo cual constituye un indicador de capacidad contributiva”.

Principales preguntas sobre la nueva operatoria

Ante la pregunta de “¿Qué sucede con las compras con tarjeta de crédito realizadas antes de la entrada en vigencia de la percepción que todavía no fueron canceladas?“, la AFIP aclara que “la percepción del 35% a cuenta del pago de los impuestos a la Ganancias y sobre los Bienes Personales alcanza a las operaciones realizadas a partir de la publicación de la Resolución General de la AFIP en el Boletín Oficial.

¿Cómo se reclama el reintegro a quienes no están alcanzados por Ganancias y Bienes Personales? 

Las personas humanas a quienes se le practiquen percepciones que no sean contribuyentes de los impuestos a las Ganancias o sobre los Bienes Personales podrán solicitar la devolución del gravamen percibido una vez finalizado el año calendario en el cual se efectuó la percepción.

¿Cómo se imputa la percepción al pago de los impuestos a las Ganancias y/o Bienes Personales? 

Los contribuyentes deberán hacerlo al realizar su Declaración Jurada Anual de dichos impuestos .



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

¿Cómo solicitar el reintegro del 35% de impuesto al dólar si no pago ganancias? | AFIP detalló el régimen de restitución



Desde este miércoles, la AFIP pondrá en práctica para las compras de dólar ahorro y las compras con tarjeta de crédito y débito que sean canceladas en moneda extranjera un nuevo mecanismo de percepción de 35% a cuenta de los impuestos a las Ganancias y Bienes Personales. Pero, ¿qué pasa con aquellas personas que no estén alcanzadas por ninguno de los dos impuestos en cuestión?

Para aquellos que realicen este tipo de compras con moneda extranjera y se vean obligados a pagar ese 35% pese a no ser contribuyentes del Impuesto a las Ganancias y el Impuesto a los Bienes Personales, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dispuso un mecanismo para que puedan “solicitar la devolución del gravamen percibido una vez finalizado el año calendario en el cual se efectuó la percepción”.

¿Cómo será el mecanismo de devolución?

Según se detalla en el título 2 de la Resolución General 4815/2020 de AFIP, con carácter previo a efectuar la solicitud de devolución los sujetos deberán:

a) Contar con Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT)

b) Contar con “Clave Fiscal”.

c) Informar a esta Administración Federal la Clave Bancaria Uniforme (CBU) de la cuenta bancaria.

Quienes precisen tramitar la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) o la “Clave Fiscal” deberán hacerlo sacando un turno web a través del Sistema de Gestión de Atención Institucional disponible en la página de AFIP

Luego de contar con estas tres formalidades, las personas tendrán que ingresar al micrositio que se habilitará en la web de AFIP, donde se detallarán los términos y condiciones de dicha devolución. 

“Los sujetos podrán visualizar y seleccionar las percepciones que les fueron efectuadas e informadas por los agentes de percepción”, detalló el organismo.

En el supuesto de que hubiera percepciones no informadas, el sistema permitirá incorporarlas manualmente, “a partir del mes subsiguiente a la fecha en que fueron practicadas (por ejemplo, último día del período correspondiente al extracto bancario, fecha de emisión del resumen y/o liquidación de la tarjeta, fecha del comprobante, factura y/o documento equivalente)”.

En todos los casos se deberá disponer del extracto bancario, resumen, liquidación de la tarjeta, comprobante, factura y/o documento equivalente de que se trate, en el cual conste la percepción que se está informando y, en su caso, la fecha del comprobante.

Aprobación o rechazo de la devolución

La aprobación o rechazo de la solicitud efectuada será resuelta por AFIP mediante “controles sistémicos y/o verificaciones posteriores”.

En caso de aprobación, dice el artículo N°11 de la resolución, el monto cuya devolución se disponga será transferido para su acreditación “en la cuenta bancaria cuya Clave Bancaria Uniforme (CBU) fuera informada por el responsable”.

En caso de rechazo, continúa el artículo N°12, “la dependencia de esta Administración Federal que tiene a su cargo el control de las obligaciones fiscales del solicitante procederá a notificarle la situación mediante alguno de los medios de notificación establecidos en el artículo 100 de la Ley Nº 11.683, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones”. La comunicación de rechazo contendrá, entre otros datos, el apellido y nombres del solicitante, su CUIT, su domicilio, el monto solicitado que se rechaza y los fundamentos correspondientes.

Ese rechazo, concluye la flamante norma de AFIP, podrá ser recurrido, en caso de ser necesario, por “la vía prevista en el artículo 74 del Decreto 1397/79 y sus modificatorios”.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Qué compras en dólares están exentas de la percepción del 35% | Las operaciones al margen del nuevo régimen



Tras el anuncio de las nuevas medidas que regulan la compra de dólares, este miércoles apareció publicada en el Boletín Oficial la resolución de la AFIP que precisa cómo será la operatoria de retención del 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales.

Así como detalla a quiénes comprenderá el nuevo régimen, la resolución General 4815/2020 de la agencia de recaudación establece cuáles serán las compras en dólares que estarán exentas de la percepción. Según detalla, no se retendrá el 35% en las siguientes operaciones:

a) Los gastos referidos a prestaciones de salud, compra de medicamentos, adquisición de libros en cualquier formato, utilización de plataformas educativas y software con fines educativos.

b) Los gastos asociados a proyectos de investigación efectuados por investigadores que se desempeñen en el ámbito del Estado nacional, Estados provinciales, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios, así como las universidades e instituciones integrantes del sistema universitario argentino.

c) Adquisición en el exterior de materiales de equipamiento y demás bienes destinados a la lucha contra el fuego y la protección civil de la población por parte de las entidades reconocidas en la Ley N° 25.054 y sus modificatorias.



Fuente link:

Categorías
Argentina normal

Cómo vaciar empresas, el manual de Vicentin | Una investigación revela los múltiples mecanismos que utiliza la cerealera para evadir deudas 



La Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) reclamó la nulidad de la venta del frigorífico Friar (ver nota aparte), ya que Vicentin SAIC “resulta cuanto menos controlante de las sociedades” que se presentan como dueñas de las acciones en venta: Nacadie Comercial y Vicentin Family Group, ambas radicadas en Uruguay. Vicentin SAIC se encuentra en convocatoria de acreedores, por lo tanto no puede disponer de sus activos. La Afip, como acreedora en el concurso, se presentó cuestionando la venta de Friar a la sociedad inversora BAF Capital. Este mismo mecanismo de desprendimiento de activos fue denunciado por el Banco Nación, el otro gran acreedor oficial de Vicentin, que no sólo ha reclamado una investigación sobre el posible delito que podría estar encubriendo la operacion, sino que a través de un exhaustivo informe demostró qué es lo que Vicentin ha venido desarrollando durante los últimos años: un proceso constante de vaciamiento del cual Friar sería el eslabón más reciente pero no el único que se sumó a la cadena en este año y en medio del concurso preventivo. 

Según el análisis de quienes siguen de cerca el tema, Vicentin obtuvo en los últimos nueve meses ingresos por más de 800 millones de dólares por distintas vías, ventas de activos u operaciones de exportación a través de terceros, que no fueron declarados como fondos de la empresa concursada. De ese modo, burlaron los derechos de los acreedores. Se trataría, nada menos, que de una cifra equivalente al 60% del total de la deuda en concurso (que asciende a unos 1350 millones de dólares).

El análisis elaborado por dos especialistas e investigadores en economía política y grupos empresarios, Alejandro Gaggero y Gustavo García Zanotti, brinda varias conclusiones sobre el comportamiento empresario del grupo Vicentin que fueron ocultados ya sea porque encubren “prácticas ilegales o porque implican consecuencias negativas para la economía del país”. El trabajo, encargado por el actual Directorio del Banco Nación, encabezado por Eduardo Hecker, se presenta bajo el título “El proceso de vaciamiento de Vicentin SAIC. Un análisis reciente de las transformaciones de su estructura productiva, la dinámica financiera y el intercambio comercial”. Ya se había dado a conocer un trabajo preliminar, sobre el cual informó Página/12 en el mes de julio, pero el actual es “el informe final”, de mayor extensión y alcance. 

Algunas de las conclusiones que pueden considerarse novedosas de este informa final son las siguientes:

1) El principal mecanismo de vaciamiento de Vicentin SAIC se desarrolló a través de la transformación de su estructura corporativa, desdoblando el grupo mediante la creación de firmas “holding” en Uruguay y traspasando hacia ellas la participación accionaria en empresas que antes estaban bajo control de Vicentin SAIC. 

2) A esa nueva estructura empresaria formada en Uruguay se le fueron sumando empresas que el grupo iba adquiriendo pero no declaraba en sus balances. Un ejemplo de ello fue la compra de un 30% de la sociedad Terminal Puerto Rosario (hoy está presidida por Gustavo Nardelli) a Jordi Pujol Serrusola, empresario e hijo del ex presidente de la Generalitat de Catalunya del mismo nombre (sin el segundo apellido), en el año 2012. De esta operación sólo se tuvo conocimiento por un expediente en la justicia española en una causa por lavado de dinero en el que está involucrado el empresario catalán. Vicentin nunca informó de esa compra de acciones.

3) Ese mecanismo de traspaso de la titularidad de las acciones al holding armado en el Uruguay fue utilizado ahora, a partir de que la empresa local, Vicentin SAIC, entró en cesación de pagos y luego en convocatoria de acreedores, para poder vender esas empresas sin requerir autorización del juez del concurso ni rendir cuenta ante los acreedores de los fondos obtenidos por la cesión. Esto es lo que ocurrió con la venta de participaciones en Renova SA,  cuando ya Vicentin había decidido declararse en cesación de pagos “por estrés financiero” (diciembre de 2019) y en las últimas semanas con Friar SA, frigorífico que figuraba bajo el control de las sociedades uruguayas Nacadie y VFG. Según fuentes empresarias, también se encuentra en negociaciones para su venta otra firma del grupo registrada bajo control del holding uruguayo: Buyanor, productora de artículos de higiene y cosmética. Vicentin SAIC declara poseer sólo 0,6% del paquete accionario de Buyanor, así como el 0,4% de Friar y el 10,2% de Terminal Puerto Rosario, haciendo referencia exclusivamente a las empresas hasta aquí mencionadas. 

4) Por la situación procesal en que quedó, y además por el tendal de acreedores que dejó en la actividad agropecuaria, Vicentin se vio impedida de poder operar en la exportación de su producción de harinas y aceites durante 2020. Sin embargo, el juez Fabián Lorenzini autorizó la operación de las plantas y su cesión para ser operada “por terceros”, como una suerte de alquiler. El dato curioso es que una pequeña exportadora, Díaz & Forti SA, que en los últimos cuatro años realizó ventas al exterior por un valor promedio de 16 millones de dólares anuales (19 millones en 2018, 4 millones en 2019), en siete meses de este año sumó 212 millones de dólares en ventas al exterior. 

5) Las instalaciones de Renova SA, con dos plantas procesadoras y puerto propio, pasaron a ser explotadas por Oleaginosa Moreno, empresa controlada por la suiza Glencore, socia de Vicentin en Renova y a quien la primera le habría vendido la porción accionaria de control en la misma semana que se declaró en cesación de pagos. Dichas plantas elaboran principalmente harina de soja, que es comprada por países asiáticos (China, principalmente) para elaborar alimento para cerdos. Vicentin era, hasta 2019, la primera exportadora en ese rubro. Este año ese lugar pasó a ser ocupado por Oleaginosa Moreno, que en el transcurso de este año ya había por casi 300 millones de dólares. 

Según apuntó Claudio Lozano, economista, director del Banco Nación y autor del primer informe de denuncia contra las prácticas de Vicentin en cuanto al desdoblamiento de la estructura corporativa, “la suma de los ingresos no declarados que habría obtenido Vicentin este año, a partir de que se declaró en default, debe estar encima de los 800 millones de dólares“. Arriba a esa cifra considerando que la venta de la empresa Friar a BAF Capital le habría rendido unos 200 millones de dólares; otros 122 millones obtuvo por la venta del 17% de Renova en diciembre de 2019; si a ello se le suma el valor de lo exportado por Díaz & Forti (212 millones) y Oleaginosa Moreno (260 a 300 millones), considerando que estas empresas habrían actuado sólo como “sustitutas” de las operaciones que Vicentin no podía realizar a nombre propio. Una suma a la que podría agregarse el resultado de la venta de Buyanor, que se estaría negociando en estos días o ya podría hab erse concretado, según apreciaciones empresarias. 

Todos estos recursos habrían ingresado al grupo Vicentin sin registrar ningún beneficio para la empresa en convocatoria, y a espaldas de los intereses de los acreedores. Al momento de la apertura del concurso de acreedores, la deuda de Vicentin ascendía al equivalente a una cifra entre 1300 y 1400 millones de dólares. Unos 300 millones corresponden a la deuda con rel Banco Nación por prefinanciación de exportaciones no canceladas, un monto extraordinario y por fuera de toda regla de prudencia, la cual sólo se pudo haber alcanzado por la estrecha relación política entre la conducción de Vicentin en ese momento (Alberto Padoan y Sergio Nardelli) con el entonces titular del Banco Nación Javier González Fraga y el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri.

Las actuales autoridades del Banco Nación apuntan a poder evitar un vaciamiento de Vicentin que les impida cobrar la deuda, pero el análisis de la conducta de la empresa ya llegó más lejos: el ocultamiento de una multimillonaria operación de desnacionalización de empresas, fuga de capitales y estafa masiva al sector público y al privado, justamente en el punto neurálgico del mapa agroindustrial nacional: la exportación de cereales, oleaginosas y sus derivados.



Fuente link: