Categorías
Argentina El país

Reunión clave para el debate por la legalización del aborto en Diputados | Este jueves se definirá oficialmente el cronograma para el tratamiento del proyecto del ejecutivo



La Cámara de Diputados terminará de definir este jueves cómo será el debate por la legalización del aborto. Se reunirán los presidentes y los vices de las cuatro comisiones que trabajarán en el proyecto del gobierno. Está previsto que presenten un cronograma de trabajo con los tiempos y los expositores. “Queremos que no hayan más de tres informativas: dos con expositores y una para dictaminar”, adelantó a Página/12 una de las diputadas que tomará la decisión. La diferencia sustancial entre el tratamiento que se dio en 2018 y el que se dará en 2020 es el sólido y conjunto apoyo del Gobierno del Frente de Todos.

Hace dos años, el ex presidente Mauricio Macri decía estar “a favor de la vida” y se desligó completamente del debate público. En tanto, Alberto Fernández dijo en el campaña que estaba a favor de legalizar el aborto y lo ratificó en su último discurso ante la Asamblea Legislativa, cuando anunció que el Ejecutivo enviaría el proyecto.

Sobre la falta de apoyo que el Gobierno de Macri le dio a la legalización del aborto, el ex diputado nacional Daniel Lipovetzky (PRO), quien presidió el debate en las comisiones, dijo a Página/12: “Los proyectos que vienen del Poder Ejecutivo tienen un apoyo más importante. Cuando esto no ocurre es más complejo. Para nosotros fue una dificultad más, no tuvimos ese rol ordenador”.

En ese sentido, fuentes parlamentarias señalaron que los primeros expositores en defender el proyecto serán ministros del gabinete nacional: Ginés González García (Salud), Daniel Arroyo (Desarrollo Social) y Elizabeth Gómez Alcorta (Mujeres, Género y Diversidad). En 2018, el único funcionario de alto rango del gobierno que participó del debate fue el ex titular de la cartera Adolfo Rubinstein. Si bien tomó una postura a favor de legalización, no defendió con firmeza al proyecto, ya que no era del Gobierno si no de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. De hecho, renunció al cargo una vez que desde la Casa Rosada derogaran el protocolo que implementó para los casos de interrupciones legales de embarazos.

En 2018, varios de los diputados y senadores de Cambiemos que estaban a favor de la legalización le pedían un mayor compromiso a los funcionarios que jamás llegó. Se limitaron a dar “libertad de acción”. Pero esta vez todos los integrantes del gabinete nacional están a favor de la legalización y defenderán públicamente el proyecto que la semana pasada Alberto Fernández mandó al Congreso.

El apoyo que en 2018 no llegó de la Casa Rosada sí apareció en las calles. La marea verde se hizo sentir en el Congreso durante los cuatro meses que duró el debate en las comisiones y también el 13 de junio en el recinto, cuando se le dio media sanción al proyecto. Incluso, algunos diputados dejaron trascender que la presión que se sentía en las movilizaciones feministas aquella jornada histórica hizo cambiar la voluntad de algunos de ellos, que terminaron de definir a favor de la media sanción.

Teníamos que dar una respuesta a las miles y miles de mujeres que estaban afuera reclamando que se aprobara la ley. Un rechazo hubiera sido un golpe muy fuerte”, recordó Lipovetzky que durante el debate salió del Congreso para “ver qué pasaba y tratar de estar ahí con a gente”, ya que “adentro del recinto no se escucha mucho lo que pasa”.

Pero no se espera un escenario similar para el debate en este año. Si bien la publicación de distintas solicitadas y los reclamos en redes sociales impulsaron a que el Ejecutivo finalmente mande el proyecto, los distintos sectores a favor de la legalización entienden que no es momento de convocar a masivas marchas en apoyo, debido a la pandemia.

En este contexto, prevén que las reuniones informativas no sean más de tres, todas seguidas. Esta decisión también se tomó con la mira puesta en que antes de fin de año el aborto sea ley en Argentina y para que los sectores que se oponen “no puedan ejercer demasiada presión”. “Hay mucho antiderecho que también es antivacuna y terraplanista. Ese va a marchar en contra y va a hacer lo que sea para frenar el tratamiento”, comentó una de las diputadas que organiza el debate. El martes pasado cuando el Presidente los sectores más reaccionarios no se demoraron en mostrar su descontento y pintaron en la calle afuera del Congreso “Sin hay aborto, hay guerra”.

Otra de las similitudes son las comisiones que estarán a cargo del debate: Legislación general, Salud y Acción Social, Legislación penal y Mujeres y diversidad. Esta última en 2018 era la comisión de Familia, Niñez y Adolescencia. Sin embargo habían dos presidentes a favor (Lipovetzky y Silvia Martínez, de Familia) y dos en contra (Carmen Polledo, de Salud y Gabriela Burgos de Legislación penal). En cambio, ahora los cuatro presidentes de las comisiones están a favor de la legalización: Cecilia Moreau (Legislación general), Pablo Yedlin (Salud), Carolina Gaillard (Legislación penal) y Mónica Macha (Mujeres y diversidad).

“Fue muy importante que hayamos tenido a tres ex ministros de Salud sosteniendo que la legalización del aborto mejoraba la salud pública de las mujeres en la Argentina”, rescató Lipovetzky. “La calidad y la seriedad del debate marca la diferencia en una ley de estas características“, cerró.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Legalización del Aborto: Todo listo para que comience el debate en Diputados | El oficialismo busca que el proyecto tenga media sanción antes de fin de año



El debate por el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) toma forma en Diputados. Sergio Massa confirmó que Legislación general, Salud, Mujeres y diversidad y Legislación penal serán las cuatro comisiones que trabajarán para firmar un dictamen basado en el proyecto del Ejecutivo. Desde el oficialismo señalan que en dos semanas el tema podría ser tratado en el recinto y recibir media sanción.

A una semana de que Alberto Fernández presentara el proyecto de la Casa Rosada para legalizar el aborto, Massa se reunió de forma virtual con los presidentes de las cuatro comisiones que integrarán el plenario que deberá emitir dictamen. Prevén un debate corto pero intenso, en el que participarían entre 30 y 60 expositores. “Los pañuelos celestes quieren dilatar el tratamiento y que sea la mayor cantidad de expositores”, contó a Página/12 una de las diputadas del comando verde. En tanto, la titular de la comisión de Legislación penal, Carolina Gaillard, remarcó en diálogo con este medio: “Queremos que no sean más de 30 expositores, ya hubo un debate extenso en 2018, con más de 700 expositores. Ahora queremos algo más razonable”.

Si bien los detalles del cronograma se conocerán el próximos jueves, en el entorno del titular de Diputados adelantaron que “la primera reunión informativa será con los miembros del Ejecutivo: el ministro de Salud, Ginés González García, la secretaria de Legal y Técnica (y redactora del proyecto del oficialismo), Vilma Ibarra, y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo“, que votó a favor de la legalización del aborto en 2018, cuando era diputado.

Es fundamental que vengan los funcionarios del Ejecutivo, ya que es una definición política de nuestro Presidente mandar este proyecto como un tema de salud pública. En ese sentido, es importante que se esbocen los argumentos que tienen que ver con lo sanitario para avanzar con esta iniciativa en Diputados“, consideró Gaillard.

El debate será presidido por la vicejefa del bloque del Frente de Todos, Cecilia Moreau, a la sazón la titular de la comisión de Legislación General. Esta diputada trabaja fuertemente desde agosto, junto con otras de sus colegas a favor de la legalización, para conseguir la mayor cantidad de votos y que este año sea ley.

En la reunión de este martes acordaron dividir a los expositores en cuatro grupos: científicos, sanitaristas médicos, ético religiosos y juristas. “Sabemos que la discusión de aborto trae ciertas diferencias, que ya han quedado muy claras. Por eso, la idea es que para mantener el equilibrio y un debate serio haya la misma cantidad de expositores a favor y en contra, con un número representativo“, detalló a Página/12 la titular de la flamante comisión de Mujeres y diversidad, Mónica Macha, que participó del encuentro. En el entorno de Massa explicaron, además, que “cada representante de bloque irá comunicando las determinaciones y a la vez pidiendo opciones respecto a expositores”.

Asimismo, también resolvieron que el Plan de los Mil Días sea tratado a la par de la legalización del aborto. El proyecto tuvo giro a las comisiones de Salud, que será la cabecera, y Presupuesto y Hacienda. En el entorno de Massa apuntan a tratar de forma ambos temas en el recinto.

Por otro lado, decidieron avanzar con una resolución para “evitar adjetivaciones personales y calificaciones peyorativas” con la intención “que sea un debate serio y respetuoso”. Y con otra para que la Cámara baja denuncie los escraches y las presiones que reciban los distintos diputados, “dado que se vería afectado el fuero y la libertad de opinión de los las legisladores”, explicaron. El sábado pasado el radical Facundo Suárez Lastra fue víctima de un violento escrache en la puerta de su casa que recibió un gran repudio. “Es importante denunciar los escraches. Son actitudes absolutamente antidemocrática. Entiendo que es lo correcto para que estos debates se den en el marco del respeto”, consideró Gaillard, a la salida de la reunión con Massa.



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Antiderechos escracharon a Suárez Lastra por estar a favor de la legalización del aborto  | Un grupo “provida” se concentró en la puerta de la casa del diputado



Un grupo de militantes en contra de la legalización del aborto le realizó un escrache al diputado radical Facundo Suarez Lastra por haberse manifestado a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Una docena de personas, autodenominadas “provida”, se concentraron en la puerta de la casa del legislador porteño, en el barrio de Palermo, con bombos, carteles y banderas para presionarlo por su postura.

Durante 2 horas un grupo pequeño, que agredió a algunos vecinos, se manifestó frente a mi domicilio. El debate q llevamos adelante por la IVE en el Congreso y en la calle hasta ahora siempre ha sido pacífico y respetuoso. Repudio el escrache y la violencia”, expresó Suarez Lastra en su cuenta de Twitter. 

Ante esta situación, dirigentes de distintos partidos políticos se solidarizaron con el legislador y repudiaron el accionar de los manifestantes antiderechos. “Intimidar a un diputado en su domicilio por el sentido de su voto agravia la convivencia democrática. Es también un acto profundamente autoritario e intolerante. Toda mi solidaridad”, señaló Vilma Ibarra, secretaria Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación.

Por su parte, la diputada Graciela Ocaña expresó su “repudio al escrache y amenazas hacia Suárez Lastra” y envió un mensaje de solidaridad. En el mismo sentido, la dirigente radical Karina Banfi indicó que “la política debe ser diálogo, nunca violencia”, y la legisladora Cornelia Schmidt-L, quien está en contra de la legalización del aborto, señaló que este tipo de manifestaciones no los representa.

La Cámara de Diputados comenzará a analizar en los próximos días en comisión el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) enviado el martes por el presidente Alberto Fernández al Congreso, que sería tratado en el marco de una convocatoria del gobierno nacional a sesiones extraordinarias del Parlamento.





Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Aborto legal: Massa pidió una discusión “madura, seria y respetuosa”  | “Es un debate de políticas sanitarias”, anticipó el titular de la Cámara baja



El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, pidió que el Congreso Nacional “una discusión madura, seria y respetuosa” del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que envió el Ejecutivo al Parlamento esta semana.

“Es un debate de políticas sanitarias, no una guerra entre argentinos”, consideró Massa en una visita a Entre Ríos este viernes. Además, pidió una discusión respetuosa, ya que los argentinos “podemos pensar distinto pero eso no nos transforma en enemigos”.

Por otro lado, señaló que el presidente Alberto Fernández “mostró que tiene palabra” al enviar ese proyecto y el del “Plan de los 1000 días”, y dijo que “será tarea de diputados y senadores avanzar o no”.

“Ha habido una enorme discusión científica, ética y de todo tipo con opiniones sanitarias, morales y personales tratando de justificar y explicar sus posiciones”, recordó acerca del tratamiento de un proyecto similar al del Ejecutivo Nacional durante 2018.

Hace dos semanas, Massa había recibido en la Cámara de Diputados a representantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, ,Seguro y Gratuito y también a organizaciones en contra del aborto, nucleadas en la Mesa de Enlace Pro Vida.

De la primera de las reuniones también habían participado las diputadas Silvia Lospennato (PRO), Mónica Macha (Frente de Todos) y Jimena López (Frente de Todos); y Malena Galmarini, titular de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA).

El pasado 17 de noviembre, ingresaron a la Cámara baja los proyectos de ley de Regulación del Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y a la atención postaborto, y de Atención y Cuidado Integral de la salud durante el embarazo y primera infancia (Plan de los 1000 días).



Fuente link:

Categorías
Argentina El país

Alberto Fernández sobre el aborto: “Estamos en condiciones de que esta vez se convierta en ley” | Se definió como “el primer abanderado de este reclamo”



El presidente Alberto Fernández garantizó que el oficialismo alcanzará el número suficiente de legisladores para que el proyecto para la legalización del aborto sea sancionado como ley. Además, prometió que hará “todos los esfuerzos para que el Congreso acompañe” esa causa y aseguró que esta vez “no va a haber ningún presidente llamando a un gobernador para que vote en contra”.

“Estamos en condiciones de que esta vez se convierta en ley”, remarcó el jefe de Estado, quien se definió como “el primer abanderado de este reclamo” y reveló que planteó su posición a las autoridades de la iglesia católica durante su última visita al Vaticano.

En declaraciones a la radio Futurock, también diferenció el contexto en que fue presentada la iniciativa respecto a 2018, cuando Mauricio Macri “avaló” el debate. “Que el Presidente mande un proyecto, que reclame su tratamiento y aprobación, y que se comprometa públicamente de que el aborto es necesario, genera un escenario distinto”, comparó.

“Esta vez no es un presidente que cumplió mandando una ley para que no digan ‘no cumplió’. Sino que activamente se preocupa por el tema”, agregó y señaló que “la diferencia con otros tiempos es que más allá de la enorme lucha de las organizaciones feministas, yo me siento el primer abanderado de este reclamo”.

En este sentido, el titular del Poder Ejecutivo recalcó que el tema debiera discutirse en el Congreso tanto o más que cuando fue presentado en 2018 y aseguró que él no ejercerá presiones sobre la postura de ningún sector. “Que debatan lo que haga falta”, y esta vez “no va a haber ningún presidente llamando a un gobernador para que vote en contra”, subrayó.

“La discusión no es aborto sí / aborto no, porque los abortos ocurren. Lo que discutimos es si se tienen que hacer en condiciones de clandestinidad” poniendo en riesgo la vida de la embarazada “o en el sistema público”, con mayores garantías sanitarias, explicó.

Además dejó claro un punto: con este proyecto de ley “no estamos haciendo obligatorio al aborto, sino garantizando la vida de una mujer que enfrenta el embarazo” no deseado.

Por otra parte, Alberto Fernández se definió como una persona que profesa la religión católica pero negó que esto lo enfrente con “problemas religiosos”. “La religión tiene dogmas y todo eso es muy respetable”, pero “lo que yo tengo que resolver es un tema de la salud pública”.

En este punto reveló que en su última visita al papa Francisco, en Roma, habló del tema en el Vaticano con el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. “Le pregunté ‘¿con qué me quedo, con lo que me dice usted o con lo que dijeron San Agustín y Santo Tomás de Aquino?’ Y cambió de tema”, narró.


“Lo que decían Santo Tomás
y San Agustín era que había dos tipos de aborto: los que merecían un castigo y
los que no.
Los no punibles eran (los que se hacían) entre los 90 y 100 días de
embarazo”, que era el tiempo en que se creía que “el alma entraba al feto,
porque la madre sentía movimientos en su vientre”, expuso el Presidente y
sentenció: “Yo no tomo como un dogma a la posición sobre el aborto”.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Pañuelazo y acciones verdes para que se trate el proyecto de aborto legal

https://www.tiempoar.com.ar/nota/panuelazo-y-acciones-verdes-para-que-se-trate-el-proyecto-de-aborto-legal

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina Sociedad

El proyecto de aborto suma voluntades en el Senado | Roberto Mirabella dijo que votará a favor y Lucila Crexell no descartó acompañar la iniciativa



Algunos senadores nacionales se inclinan, de a poco, a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE). Roberto Mirabella (Santa Fe) y Lucila Crexell (Neuquén) se manifestaron partidarios de la iniciativa que el presidente Alberto Fernández envió este martes al Congreso. En 2018, Crexell fue una de las dos senadoras que se abstuvieron en la votación.

El senador santafesino Roberto Mirabella, quien reemplazó a Omar Perotti en la Cámara Alta, dijo esta mañana en diálogo con la radio Aire de Santa Fe: “Tengo una posición tomada, es una cuestión de salud pública. Estoy a favor“. Perotti, que asumió como gobernador en la provincia, se había abstenido en la votación de 2018.

Mirabella opinó que el aborto “es un tema complejo que toca valores y convicciones personales”, pero que es necesario “evitar los extremos y buscar salidas donde lo principal sea la salud pública”. Hace unos días, en diálogo con Rosario|12, el senador aseguró que no se iba a abstener al momento de tratarse el proyecto.

Por su parte, Crexell manifestó que está “a favor hasta la semana 12″. “Para mí es un punto central la cantidad de semanas para la interrupción del embarazo, pero soy una persona flexible. La pasamos muy mal en 2018, trato de tomar una decisión correcta sin adelantar cómo voy a votar“, afirmó.

En una entrevista con la radio La Red de Neuquén, la senadora sostuvo que “esta vez hay una mayor inclinación a la aprobación del aborto en el Senado”. Hace dos años, la iniciativa obtuvo 38 votos en contra, 31 a favor, dos abstenciones y una ausencia en la Cámara





Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Aborto legal: “La objeción de conciencia no podrá impedir la práctica” | La secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, aclaró los alcances del proyecto oficial



Tras el envío al Congreso del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, aclaró que la incorporación de la objeción de conciencia individual en el texto “no podrá impedir la práctica”. 

La iniciativa enviada por el presidente Alberto Fernández contempla la objeción de conciencia en el artículo 10, y determina que el o la profesional de la salud tienen derecho a ejercer la objeción de conciencia, pero deberán derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones, así como adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el acceso a la práctica.

Por otro lado, indica que el personal de salud no podrá negarse a la realización de la interrupción del embarazo en caso de que la vida o salud de la persona gestante esté en peligro y requiera atención inmediata e impostergable. Tampoco se podrá alegar objeción de conciencia para negarse a prestar atención sanitaria posaborto.

Por último, se aclara que “el incumplimiento de los requisitos para ejercer el derecho de objeción de conciencia dará lugar a las sanciones disciplinarias, administrativas, penales y civiles, según corresponda”.

“La objeción de conciencia será respetada y veremos cómo se instrumenta en caso de que sea ley, lo que no se puede hacer es impedir la práctica porque, si no, volvemos al punto inicial y queremos atender a todos los derechos”, expresó Ibarra en declaraciones a Radio La Red.

La funcionaria insistió en que el aborto “es un problema de salud pública, en la Argentina los abortos suceden y estamos en el peor de los mundos” dijo la funcionaria, quien advirtió que “acá no se está salvando ninguna vida”. 

Por otra parte, especificó que la iniciativa “propone un plazo de 14 semanas para una interrupción voluntaria del embarazo”, y señaló que la propuesta fue enmarcada en “los tratados de derechos humanos” y que se estuvo “muy atentos a las recomendaciones que hizo recientemente (la organización) Human Rights”.

Para Ibarra, “hay que tomar decisiones para que las mujeres que hayan decidido interrumpir el embarazo, puedan hacerlo de forma adecuada y también accedan a los métodos anticonceptivos. Queremos bajar el número de abortos en la Argentina y que las mujeres allí no mueran”.

“Sabemos que es posible, estamos atentos, en el 2018 se aprobó en una de las cámaras, y vamos a trabajar, a explicar que esta ley no sólo no es obligatoria, sino que en los países donde está aprobada baja el número de embarazos no deseados y de abortos, y eso es lo que queremos”.

Proyecto de los 1000 días

Junto con el proyecto de legalización del aborto, el Ejecutivo envió otro al Congreso Nacional para garantizar la salud integral de mujeres embarazadas y niños y niñas en sus primeros años de vida, conocido como el Plan de los 1000 Días.

Sobre esta última iniciativa, Ibarra explicó que “contempla brindarle a las personas elementos esenciales, vacunas, leyes, pero también una extensión de las asignaciones sociales, que se extienden de seis a nueve”, y precisó que “se trabaja mucho el tema de violencia, el derecho a la identidad”, entre otros aspectos.

“Es un proyecto muy robusto, muy interesante, que demuestra que el Estado acompaña las maternidades y los proyectos de maternidades”, concluyó Ibarra.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Aborto legal: la ley del deseo



La vida se impone sobre la muerte. Por eso, por segunda vez en dos años, en el Congreso se escuchará hablar de la interrupción voluntaria del embarazo como derecho.

Lo dice con claridad el proyecto de ley que, a fuerza de militancia, de lobby, de reclamos justos pero siempre postergados con argumentos de ninguneo (¿cuántos años escuchando que son otras las prioridades?, ¿que con el dinero destinado a salvar vidas de mujeres se podrían hacer otras cosas?, ¿que las creencias privadas de algunos deben regular las vidas de todes, propios y ajenos?), va a llegar a los recintos donde votan diputados y senadores. Lo dice también el estallido de deseos que llenó redes sociales y chats de corazones verdes, del mantra que desde hace días desparrama Vilma Ibarra: “hay que debatir, persuadir, explicar que las cosas como están hoy están muy mal. Se penaliza el aborto y los abortos suceden”.

Con la foto de las históricas como estampita, con la imagen de los pasos de baile de Nelly Minyersky, Nina Brugo, Marta Rosenberg, Dora Barrancos en la calle, nos encaminamos a cerrar un año que nadie podía imaginar el 19 de febrero, ese día luminoso tan lejano hoy, cuando el pañuelazo de la Campaña por el Derecho al Aborto sembró de alegría la zona del Congreso. Miro las fotos de una marea verde, en verano, ante un escenario con el parlamento de fondo y miles coreando lo que las chilenas de Las Tesis cantaban sobre el escenario. Parece de otra era, pero fue este mismo año, semanas antes de que por primera vez un presidente reivindicara la legalización del aborto en voz alta, en la apertura de las sesiones.

Pasaron los meses y febrero, pandemia mediante, parecía de otra era hasta esta tarde. Eso también es la vida.

Lo sabemos, porque no solo pasó en 2018: no va a ser fácil, no hay nada garantizado más que el deseo de que la democracia argentina salde una deuda que tiene hace décadas. Tenemos la fuerza para jugar y empujarlo. Somos viejas, niñas, adolescentes, adultas jóvenes, maduras. Queremos que suceda, y lo ponemos sobre la mesa en momentos en que la reacción (ultra) conservadora desparrama fake news, argumentos autoritarios y hasta violencia para tratar de contener lo incontenible. Esas voces, que hostigan a mujeres que no tienen miedo de hablar en voz alta y defender lo que piensan, ahora dicen “si hay aborto, hay guerra”, pero desde la perspectiva de derechos humanos sabemos que si hay aborto legal, lo único que hay son más derechos. A la salud, a no morir en condiciones de indignidad para honrar la hipocresía ajena, a no vivir la vida que no planeamos, a no tener que acomodar el propio deseo, el propio cuerpo, el plan de una vida, a conformar expectativas ajenas. De eso, tan luego, se trata el futuro cercano que empezamos a respirar -otra vez, qué increíble- en el mundo legislativo sobre el fin de este año capaz de desarmar todas las previsiones.

A veces, las leyes son piezas de rompecabezas. Pueden crear un espacio para nuevas realidades, pero también dar marcos de legitimidad a lo que ya existe y creció por fuera de la imaginación legislativa. Finalmente, se trata de garantizar ciudadanía y un piso en común para reconocernos como sociedad. ¿Suena a magia? Puede ser, pero es el mundo real. Corrijo: es política, militancia, dignidad, justicia. En Argentina sabemos de eso.

Por hablar del pasado reciente: lo vimos suceder hace diez años con la sanción de una ley de matrimonio que asumía, y protegía, lo que en el mundo real pasaba hacía mucho, y que sin embargo el cuerpo legal desconocía. Lo vimos dos años después con la ley de identidad de género, y ese mínimo (porque todavía falta muchísimo) de respeto hacia cómo les otres se perciben y quieren proyectar su día a día.

Luego de la sanción del matrimonio igualitario (la madrugada helada más increíble en años), la entonces presidenta puso en palabras algo sencillo y que muches, durante el debate público que animó el año 2010, habían intentado evitar porque se les representaba como el fin del mundo. Cristina Fernández de Kirchner dijo que esa noche, mientras ocurría el debate en el Senado para resolver la media sanción pendiente, se fue a dormir. Al despertar el día siguiente, tenía “los mismos derechos (que al irse a dormir) y había cientos de miles que habían conquistado los mismos derechos que yo tenía. Nadie me había sacado nada y yo no le había sacado nada a nadie”. Es inevitable espejar esas palabras en un fragmento del texto que acompañó al proyecto del Poder Ejecutivo: “si el Congreso acompaña este proyecto y se sanciona la ley propuesta, cada persona podrá seguir pensando y decidiendo conforme a sus convicciones como lo hace hoy; pero no todo seguirá igual, porque tendremos mejores condiciones para que ocurran menos abortos que los que hoy suceden, y está probado que contribuiremos a reducir infecciones, perforaciones uterinas, otros daños en la salud y las muertes evitables por abortos inseguros”.

Como si las leyes fueran piezas de rompecabezas de un mundo diferente, futuro, sí, pero no tan lejano.



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

“Los argumentos son irrebatibles” | Claudia Piñeiro, escritora  



“El anuncio fue la respuesta a una demanda constante que no sólo fue escuchada sino honrada” detalla Claudia Piñeiro a propósito del anuncio presidencial que “termina con el lema de la campaña”, señala. “Creo que el presidente, además, le dio el lugar de importancia que se merecía, al anunciarlo de esta manera. Sabía que lo estábamos esperando con ansiedad, y hace rato”, destaca la escritora, una voz reconocida en el reclamo por el derecho al aborto “legal, seguro y gratuito”, remarca.

“Sentí que nos habló saldando por fin la deuda, por la promesa que nos había hecho –explica–. Yo no tenía dudas de que lo iba a hacer, pero hacía falta su confirmación, a medida que pasaba el tiempo, y se escurría el año parlamentario”, reflexiona.

“El discurso me pareció excelente. No solo fue un anuncio, sino que explicó en detalle los argumentos” sostiene Piñeiro. “Y los argumentos esgrimidos son irrebatibles” señala. Uno de ellos tiene que ver con la salud pública, explica. Otro es “que el aborto ya existe, que no aumentará por la ley, sino que la ley lo sacará de la clandestinidad para que la mujer no corra riesgos y su aparato reproductivo tampoco”.

Piñeiro destaca también que el presidente incluso explicara cómo funciona el “aborto medicamentoso con Misoprostol”. Y sostiene: “Quien se oponga a aprobar esta ley, frente a semejantes argumentos, está apostando a su propia ideología, o a sus intereses, en lugar de apostar a la salud de las mujeres”.

“Estaba demorado, sí –detalla–, pero llegó y es lo importante. La pandemia cambió los tiempos, eso lo teníamos claro. Pero en la medida que algunas cuestiones volvían a la normalidad, que se enviaban otras leyes y que el aborto medicamentoso no complica el sistema de salud sino todo lo contrario, porque se hace en el domicilio y se reducen los ingresos hospitalarios por abortos clandestinos mal practicados, no había motivo para seguir esperando. Por eso salimos más fuerte a reclamar en estos últimos meses”.

La Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y el movimiento feminista en general, tuvo mucho que ver con que esto sea hoy una realidad, define Piñeiro. Para ella, “la sociedad ya legalizó la palabra aborto en el 2018”. Hoy se usa esta palabra en lo cotidiano, se habla en las familias, en grupos de trabajo o amigas, sin tapujos, señala. “Ese fue el gran logro en el 2018. Ahora le toca al Congreso estar a la altura de la circunstancia” advierte. Sus fundamentos no dejan dudas. Propone “tomar conciencia de la cantidad de mujeres que murieron por abortos, desde el día que dijeron no a la ley”. “El debate ya se hizo. Un debate es para buscar un lugar donde la sociedad se sienta cómoda respecto a un tema”, señala.

La escritora rememora aquel debate y confirma: “Movimos los dos extremos hasta un encuentro posible. Quienes quedaron aferrados a su ideología no creo que necesiten más debate, sino entender el reclamo social que hoy es evidente. Como sociedad acompañaremos el proceso y estaremos a mano para conversar con quien lo quiera, pero sobre todo todo para seguir reclamando que sea ley”.



Fuente link: