Categorías
Argentina normal

Siete muertos en Bogotá durante las protestas por el asesinato de Javier Ordóñez  | Escala en las calles el rechazo a los abusos policiales 



Siete personas murieron y más de 140 resultaron heridas en protestas y disturbios que estallaron este miércoles en Bogotá, Colombia, tras el fallecimiento de un hombre por repetidas descargas que le propinaron dos policías con un arma eléctrica, informaron este jueves autoridades.

Los cuerpos de los siete fallecidos fueron trasladados para hacerles la autopsia, aunque el general Jorge Luis Vargas, director de seguridad ciudadana de la Policía, señaló que por lo menos hay “tres ciudadanos muertos con arma de fuego”, según declaraciones que cita el diario El Tiempo.

En el mismo sentido, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, ofreció en la madrugada de este jueves una recompensa por “la captura de los autores del homicidio de cinco personas” en Bogotá y el vecino municipio de Soacha.

Durante las protestas también fueron destruidos 46 puestos de policía, conocidos como Centros de Atención Inmediata (CAI), y decenas de colectivos de servicio público destruidos, según la alcaldesa Claudia López.

Entre los más de 140 heridos, 93 son miembros de las fuerzas de seguridad, y se produjeron 70 detenciones por “daño a bien público y violencia a servidor público”, según el parte divulgado por la Policía.

El ministro Trujillo anunció igualmente, en un mensaje a los medios, que reforzará la seguridad con centenares de efectivos y 300 soldados de la policía militar. 

El caso de Javier Ordóñez

La agresión que desató las violentas protestas ocurrió en la madrugada de este miércoles en el noroeste de Bogotá. Se trata de una brutal detención de un hombre a manos de dos uniformados que quedó registrada en video gracias a dos testigos.

La secuencia de unos dos minutos muestra a los efectivos cuando reducen a Javier Ordóñez, un abogado de 46 años y padre de dos hijos. Ya en el suelo, le propinan al menos cinco descargas de varios segundos con un arma eléctrica.

“Ya, por favor, no más”, se escucha suplicar a Ordóñez en repetidas ocasiones. Luego de recibir las descargas, fue conducido a un puesto policial y de ahí a una clínica donde falleció.

“Expresamos el dolor por la muerte de Javier Ordóñez y nuestro reiterado sentimiento de solidaridad con sus familiares. El gobierno nacional seguirá prestando toda la colaboración que requieran las autoridades competentes para que se esclarezcan los hechos a la mayor brevedad posible”, afirmó el ministro de Defensa.

El caso evocó al del afroestadounidense George Floyd, quien en mayo murió asfixiado en Minneapolis a manos un policía blanco que desoyó sus suplicas mientras lo inmovilizaba en una detención. Tras su deceso se desataron fuertes protestas en Estados Unidos que todavía se mantienen.



Fuente link: