Categorías
Argentina NO

Facundo Galli & Niño Etc, cirujanos de la nueva canción de autor | Su disco conjunto La mirada prestada comprime años de diseccionar y de escribir canciones



La belleza es de todos y de nadie. Ésa es la premisa que sustenta La mirada prestada (2020), el disco a dúo que los cantautores Niño Etc. y Facundo Galli grabaron en una cabaña de San Carlos de Bariloche, en medio de un paraíso natural. Un proyecto que los desafió a entregarse a una idea colectiva, y salir del terreno conocido y solitario. “Lo que comunicamos es más importante que nosotros”, sintetiza en clave yupanquiana Mariano Nápoli, el nombre detrás de Niño Etc.

“El concepto es del fotógrafo Diego Ortíz Mugica y nosotros lo reinterpretamos”, cuenta Mariano sobre el título del disco. “Es un manifiesto sobre qué es la belleza en general, y qué es la belleza en el hecho artístico. El artista no es alguien iluminado que ve cosas que los demás no, sino que hay una mirada prestada dando vueltas, que puede entender el lugar que ocupa la belleza en la vida y que se va pasando: de repente vos también podés ver con esa mirada, es accesible a todos.”

En agosto pasado, en pleno aislamiento social, la dupla presentó el disco y el documental que retrata el proceso de grabación a través de un streaming. Y este sábado en Villa Ortúzar, protocolos mediante, tendrán la oportunidad de estrenarlo con público presente. “La mirada prestada nos encuentra con varios años ya tocando y probando cosas. Los dos nos dimos cuenta de que nos hacemos fuertes en la canción. Cada uno cedió e hizo un trabajo de entendimiento hacia el otro”, explica Facundo.

Además, acaban de lanzar el video de Pasacalles, una canción popular escrita por Mariano que habla sobre el valor de las palabras. “El pasacalles es algo muy sintético, que juega con un factor sorpresa y tiene que ver con animarse a decir algo para que los demás lo vean“, dice Mariano. Y entiende que hay un paralelismo entre el pasacalles y el formato canción: “Alguien poniendo en palabras algo de manera sintética”.

Los aceites esenciales de la canción

La idea central del disco, justamente, es ir hacia la esencia de la canción. Dos guitarras y dos voces. Y la canción por delante. “Abandonar lo solista”, resalta Facundo. “Estamos acostumbrados a hacer lo que queremos en nuestros discos solistas. Y a que el disfrute esté ligado al principio y al final del trabajo. Pero en este caso nos salimos del lugar de quién es el compositor, y estuvo buenísimo para trabajar cuestiones de egos, de caprichos. Abrazás la obra completa como algo diferente a lo que venís haciendo, y aprendés del otro y crecés“, señala el músico nacido en Mar del Plata.

El repertorio del disco, que contó con la co-produción del ingeniero de sonido Nicolás Pestarino, está repartido entre canciones de ambos. Algunas habían sido grabadas en sus trabajos solistas, como la popera Dale, de Galli, o la inspiradora Ahora, del porteño Nápoli; todas arregladas de nuevo para el disco, con un tono más despojado, cálido y acústico. “También estuvo la noción de abandonar la obra propia y pensar un proyecto único: apropiarse o sentirse parte de la obra del otro. Fue un acuerdo tácito y espontáneo”, dicen.

También hay canciones nuevas, como Fogonera, escrita por Facundo, que habla sobre la búsqueda eterna de la canción y el arte de conmover. “No había un disco mejor para grabarla. Calzó justo”, dice el compositor. “Nosotros estamos enamorados de la canción. Por fuera de nuestros discos, hablamos todo el tiempo de canciones y autores. Escuchamos un tema y lo analizamos como un estudiante de anatomía disecciona un cuerpo”, lanza Mariano.

Es un género que nos apasiona, que nos interesa estudiar y aportar. El concepto del disco también tiene que ver con sacarle el halo divino al artista como creador. La canción tiene la capacidad de interpelar y plantear interrogantes“, redondea Mariano sobre el trabajo de este dúo que toma como referencias a Sui Generis y Pedro y Pablo, pero también al folk estadounidense de Simon & Garfunkel.

La calma, el silencio y la belleza de Bariloche fueron el marco ideal, dicen, para encontrar el tono y el carisma del disco. El paisaje se filtró en las canciones. “Le agregó un poco de épica ir a grabarlo al sur y montar un estudio de cero en una cabaña. Estaban todas las condiciones dadas para poner el peso en la interpretación, las canciones se prestaban a eso. Fue casi un retiro espiritual”, coinciden.

Luego de varios discos y un largo camino como solistas, ¿cuánto piensan en la repercusión de este proyecto?

Facundo: Tenemos la premisa que lo “exitoso” o lo que llega hoy es lo sincero. Sabemos que si no es sincero no va a llegar. Así como este disco nos encuentra en un momento de poner todas las fichas en la canción, también ya probamos muchas cosas. Somos cantautores y tenemos que hacernos fuertes desde la guitarra y la voz. Y eso es lo que nos toca, es nuestra chance. Quizás la canción acústica no esté de moda, pero hoy por hoy es todo tan amplio que no se sabe. Entonces, coincidimos en dar lo mejor y que eso haga su camino.

Mariano: Lo único que estaba calculado o pactado es que se entienda lo que decimos. Tratamos de que se entiendan las ideas. Lo cortés no quita lo valiente. Hay algo poderoso en la síntesis y en la claridad para transmitir en las canciones. De hecho, los colegas que admiramos tienen eso: son transparentes y precisos a la hora de comunicar.

* Facu Galli y Niño Etc. tocarán este sábado 16 a las 19 al aire libre en el Teatro TAI, Charlone 1752, Villa Ortúzar. Capacidad limitada, con reserva previa.



Fuente link: