Categorías
Sociedad

Al menos 5400 argentinos esperan regresar al país por Aerolíneas en los próximos días

Al menos 5400 argentinos esperan regresar al país por Aerolíneas en los próximos días

La línea aérea de bandera comienza con sus vuelos para repatriar a ciudadanos y ciudadanas en países con coronavirus que aún no pudieron viajar.  

16 de Marzo de 2020

Hasta este lunes, inclusive, podrán volar las diferentes compañías aéreas transportando personas a nuestro país. Desde el martes, tal como lo decidió el gobierno, sólo tendrán permiso los vuelos de Aerolíneas Argentinas, que no tendrá una tarea sencilla: de acuerdo a la información que otorgaron a Tiempo, estiman que al menos 5400 argentinos deben retornar en las próximas semanas.

Este lunes saldrá el primero de los vuelos de repatriación con destino a la ciudad estadounidense de Miami y ya se programó un vuelo extra para este jueves con el mismo destino.

“Ese número es sólo para pasajeros que ya tenían pautado volver con Aerolíneas”, aclararon. El número total puede llegar a aumentar entre un 30% y un 50% más, por lo que será vital el buen funcionamiento de los protocolos al momento de aterrizar, especialmente en Ezeiza, donde actualmente entregan declaraciones juradas, toman temperatura y personal de Salud controla el lugar para evitar contactos cercanos entre las personas. Sin embargo, varios pasajeros denunciaron que en Migraciones se mezclan los que vienen de países donde el virus es leve, con otros donde es pandemia. La novedad este fin de semana es que “será el personal de a bordo de Aerolíneas Argentinas quienes lleven adelante el primer control de detección de acuerdo a la información vertida en el formulario, elevando e informando en base a los mismos a las autoridades sanitarias para la activación de la atención posterior”, indicaron.

En cuanto a los vuelos de Aerolíneas Argentinas, este lunes y martes habrá cuatro a Madrid, tres a Roma y otros a Nueva York, con el regreso el martes, en todos los casos. Para Miami serán nueve vuelos: “En el caso de las partidas diurnas, las mismas regresan en el día. Los vuelos nocturnos lo hacen al día siguiente”, explicaron desde AA. Desde el martes, toda la operación regular a destinos de Europa y Estados Unidos estará cancelada.

“Queremos impedir el ingreso de turistas de esos países. Los argentinos que vuelvan serán revisados y estarán en cuarentena”, apuntó el ministro de Transporte, Mario Meoni.

“La compañía se encuentra trabajando intensamente en el diseño de una programación excepcional para los pasajeros en zonas de riesgo que no hayan regresado antes de la fecha mencionada, la cual será anunciada una vez que se realicen los análisis de situación correspondientes de cada uno de los destinos”, informaron en la empresa estatal. Y acotaron: “Del mismo modo, se está trabajando con el resto de las compañías aéreas para atender la situación de aquellos pasajeros que, no habiendo regresado previo a la restricción de los vuelos internacionales, puedan hacerlo de la mejor manera posible por medio de la aerolínea de bandera”. El principal problema de logística será con los países con quienes no hay vuelos directos, como China, Irán y Corea del Norte, con los que se necesitarán escalas a través de ciudades europeas.

Ante toda la emergencia, actualizaron las políticas comerciales permitiendo cambios y devoluciones sin penalidades, ni diferencias de tarifa para todos aquellos pasajeros que tengan boletos con fecha de regreso (desde Europa y Estados Unidos) hasta el 30 de junio. Y abrieron una línea de comunicación a través de whatsapp (+54 9 11  4940 4798) para atender a aquellos con reservas a las zonas afectadas. Y permanece la línea 0810-222-86527. Aquellos pasajeros que se encuentren en el exterior pueden comunicarse a los siguientes números: Italia: 06-6595-25647 y 06-482961 (sucursal) / España: 900-955-747 y 902-365-747 (sucursal)/ Francia: 0800-907-747 / Alemania: 0800-1844-747/ Suiza: 0800-561-747/ Reino Unido: 0800-0969-747 / Suecia: 020-795-747 / Resto de Europa: 1-800-333-0276 / USA: 1-800-333-0276 y 1-800-333-5855 (sucursal).

Desde Cancillería, en tanto, afirmaron que los damnificados deben contactarse con la sede consular más cercana: “Quienes no puedan regresar al país por cancelación de vuelos, no duden en llamar al consulado más cercano para asistencia, asesoramiento y contención”.

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Escuelas sin clases: el gobierno lanzó contenidos educativos a través de una plataforma online

Escuelas sin clases: el gobierno lanzó contenidos educativos a través de una plataforma online

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Dengue en la Ciudad: 70% de casos autóctonos y brotes en los barrios más vulnerables

Dengue en la Ciudad: 70% de casos autóctonos y brotes en los barrios más vulnerables

El último Boletín Epidemiológico
porteño, conocido ayer,
confirma 666 casos, sólo 187
con antecedentes de viaje. Gran
cantidad se concentra en las villas
1-11-14, 21-24 y Ciudad Oculta.

15 de Marzo de 2020

Sin el protagonismo epidemiológico del coronavirus, el dengue continúa siendo un gravísimo problema sanitario, sobre todo en la Ciudad de Buenos Aires, donde semana a semana se multiplica la cantidad de casos autóctonos y se cree que la curva de detecciones seguirá en ascenso. Como en muchas otras cuestiones, los sectores más postergados de la Ciudad, particularmente los habitantes de las villas 21-24, 1-11-14 y 15 (Ciudad Oculta), son los más perjudicados por este nuevo brote que va de la mano de las magras condiciones de infraestructura.

De acuerdo al último Boletín Epidemiológico elaborado por el Ministerio de Salud de la Ciudad, publicado ayer, el aumento de casos es exponencial. Hasta la Semana 10 ya fueron notificados 1745 casos, de los cuales 666 fueron confirmados y 216 probables. De los casos confirmados, sólo 187 tenían antecedentes de viaje, sobre todo a Paraguay. El 70% (479 casos) son autóctonos.

En sólo una semana, entonces, los casos notificados crecieron un 186% ya que antes había sido relevado un total de 936. Los confirmados casi se duplicaron: de 364 a 666.

Si bien hay casos de dengue y circulación comprobada del mosquito Aedes aegypti en todas las comunas, las situaciones más delicadas se dan en la Comuna 4, que pasó de 194 casos notificados a 299 (99 autóctonos); en la 7, que creció de 123 a 237 (121 autóctonos); y en la 8, que tenía 113 notificaciones y ahora tiene 209 (85 autóctonos).

Se sabe que el mosquito vector de la enfermedad tiene un radio de acción de menos de 80 metros entre el lugar donde nace y donde pica.

El último Boletín destaca diez clusters (brotes y agrupación de casos) en los siguientes barrios: Barracas, Coghlan, Flores, Floresta, Liniers, Monte Castro, Retiro, Velez Sarsfield, Villa del Parque, Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Urquiza.

“La Comuna 4 lleva una década con dengue, es histórico. El gobierno porteño, sea del color  político que fuera, nunca lo abordó en serio. Es más, nunca dio estadísticas precisas de lo que pasa en las villas”, explica a Tiempo Gustavo Moreno, asesor tutelar ante la Cámara de Apelaciones N° 1 del fuero Contencioso Administrativo y Tributario porteño, quien investigó con su equipo de trabajo lo que ocurre con esta enfermedad en los tres asentamientos antes mencionados.

Moreno advierte que el problema se profundiza porque la Ciudad no cumple el fallo –que tiene más de una década– que obliga a urbanizar las villas, asentamientos y núcleos habitacionales. Si bien algunos barrios fueron transformados sustancialmente de la mano de grandes negociados inmobiliarios, otros, como Zavaleta y la 21–24, siguen esperando.

La instalación de sensores de ovipostura para detectar la presencia de Aedes aegypti, como parte de un convenio entre la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA y el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana, es una buena medida. Moreno se preguntasi no es necesario un aumento o redistribución de estos dispositivos en el interior de esos barrios, para una mejor detección y control del desplazamiento del vector.

Vale decir que la última información oficial es que de los 218 sensores instalados en la Ciudad, del 19 al 25 de enero se detectó actividad de Aedes aegypti en 149 sensores, es decir que un 71% dio

positivo. Era sólo el 52% una semana atrás.

“Aparece también con un importante número de casos la Comuna 7, donde está el Hospital Piñero, que atiende a la población de la Villa 1-11- 14 (Barrio Padre Rodolfo Ricciardelli)”, subraya el informe realizado por la Asesoría Tutelar. Por otra parte, en la Comuna 8 se encuentran Ciudad Oculta, la Villa 19 y la 20, entre otras urbanizaciones que tienen infraestructuras y problemas similares: falta de servicios esenciales como el agua corriente, cloacas y un gran hacinamiento.

¿Lo peor está por venir?

En el último Boletín Epidemiológico se compara la evolución de este brote con el de 2016 (cuando hubo unos 1700 casos confirmados) y se analiza que a partir de la Semana 10 en aquella oportunidad comenzó una meseta de casos, para luego comenzar a descender la curva. Expertos

consultados por Tiempo no son ahora tan optimistas.

El especialista en epidemiología Juan Calvetti señala que “seguramente no llegamos todavía al pico más alto. Todo indica que la curva puede seguir aumentando. En la Villa 21-24, los casos se multiplican como en el año 2016”. Calvetti también trabaja en el CESAC 35 de la Zavaleta.

Alcira Ferreres, exjefa de Epidemiología del Hospital Penna, concluye que el gobierno porteño vulneró recomendaciones clave de la OMS y la OPS al negarle a la población el derecho a la

información: “Si hubieran avisado en enero que estaba empezando un posible brote, gracias a la detección precoz de los primeros casos, una gran masa de infectados se habría evitado”.

Un dato crucial es que en la Ciudad ya circulan tres de los cuatro serotipos de dengue: si una persona que lo padeció vuelve a infectarse en el transcurso de su vida con otra cepa diferente, corre serios riesgos de muerte.

Pobreza, un detonante

Tres especialistas consultados por Tiempo coinciden en señalar que la vulneración de derechos

(acceso a la vivienda, a la salud y a un medioambiente sano) en las villas porteñas es el detonante para la propagación del dengue.

“Dentro de todos los problemas que hay, el más grave es la falta de agua potable. Con baja presión durante el día, la gente acumula agua por las noches en tachos para el otro día”, señala el epidemiólogo Juan Calvetti con respecto a la situación en La Zavaleta.

El asesor tutelar Gustavo Moreno describe que en el barrio “una empresa estaba llevando adelante la obra de saneamiento de la red de agua, pero se paralizó por falta de fondos. Se rompieron las redes informales y ahora la situación es peor que antes”.

“La estrategia del Plan Integral de Prevención contra el Dengue de la Ciudad no termina de dar resultados: se propone una atención al paciente, pero el personal está desbordado, y la política de saneamiento ambiental en las villas brilla por su ausencia”, se queja Alcira Ferreres, exjefa de Epidemiología del Hospital Penna.

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Juegos cerrados y casamientos sin público: todas las medidas anunciadas por el gobierno porteño

Juegos cerrados y casamientos sin público: todas las medidas anunciadas por el gobierno porteño

El jefe de gobierno de la Ciudad informó nuevas decisiones para intentar frenar el contagio de coronavirus.

(Foto: Telam)
16 de Marzo de 2020

Horacio Rodríguez Larreta comunicó este lunes junto a su jefe de Gabinete, Flipe Miguel, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, las nuevas medidas preventivas tomadas por la Ciudad para intentar frenar el avance el coronavirus.

Escuelas

“Lo único que cambia es la presencialidad”, dijo Acuña sobre la no concurrencia a las escuelas hasta el 31 de marzo y destacó hoy la importancia de que “las familias acompañen en este período” a sus hijos e hijas, porque “no es un tiempo de vacaciones”.

“Necesitamos que las familias nos ayuden a garantizar los hábitos y las rutinas en casa. Vamos a decirles todas las semanas cómo pueden ir acompañando a sus hijos en casa”, señaló y destacó  que cuentan con aulas virtuales y contenidos digitales para continuar con la formación a distancia.

Los alumnos y alumnas que comen en la escuela, a partir del martes podrán retirar las viandas.

Plazas y parques

Cerrarán los patios de juego en parques y plazas de la Ciudad: “Entendemos que se trata de un foco importante de posible contagio”, señaló Miguel.

Licencia de conducir y VTV

La Ciudad resolvió prorrogar los vencimientos de las licencias de conducir y de la verificación técnica vehicular (VTV)

Ferias

Las ferias de productos básicos y los patios y mercados gastronómicos permanecerán abiertos, pero sólo para comprar y retirar.

Adultos mayores

“Vamos a suspender los centros de día de Jubilados, garantizándoles el acceso a sus viandas. Y en los hogares de adultos mayores y geriátricos, intensificamos el cuidado que reciben y establecimos un régimen en donde sólo pueden ser visitados por familiares directos”, explicó el jefe de gabinete porteño.

También anunció que trabajan con bancos, centros de salud y otros servicios para que ofrezcan horarios de atención exclusivos para los mayores de 60 años.

Casamientos

Van a tener la posibilidad de cambiar de fecha o casarse con la participación sólo de los testigos.

Transporte

Por ahora no hay modificaciones

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Insólito: Bolsonaro rompió la cuarentena por el coronavirus y participó de una marcha

Insólito: Bolsonaro rompió la cuarentena por el coronavirus y participó de una marcha

El presidente de Brasil se unió a manifestantes que marchaban a favor de su gobierno y en contra del Congreso y la Corte Suprema.
(Foto: Telam)
15 de Marzo de 2020

En Brasilia, y aún cursando su segunda semana de cuarentena, Jair Bolsonaro rompió las medidas sanitarias de la cuarentena por el coronavirus para unirse a una multitud de seguidores y estrechar con ellos las manos.

Sin barbijo ni guantes, Bolsonaro decidió desobedecer las recomendaciones médicas, ante la sospecha de haber contraído el Covid-19, luego que a cuatro de sus asesores más cercanos les hubiera dado positivo el análisis.

Bolsonaro salió del Palacio de la Alvorada (residencia presidencial) para pasar por la manifestación progubernamental que se llevaba a cabo contra el Congreso en la Explanada de los Ministerios, y dio un paseo por la ciudad.

Luego fue al Palacio de Planalto (sede del gobierno) para saludar a sus seguidores, estrechar sus manos e incluso tomarse selfies con los teléfonos celulares de algunas personas, informó el diario brasileño O Globo.

El viernes, después de que la primera prueba de coronavirus de Bolsonaro fuera negativa, Planalto dijo que el presidente tendría un segundo examen en siete días.

Este segundo examen está previsto en el protocolo de Operación Retorno, del Ministerio de Salud, que prevé el segundo control y un tercero, en 14 días. Durante este período, Bolsonaro debe permanecer aislado.

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Cómo iniciarán o continuarán el dictado de clases cada una de las 13 facultades de la UBA

Cómo iniciarán o continuarán el dictado de clases cada una de las 13 facultades de la UBA

La resolución Nº 344 de la Universidad de Buenos Aires recomienda suspender las clases hasta el 12 de abril, pero autoriza a cada unidad académica a tomar las medidas que considere pertinentes.

15 de Marzo de 2020

“Hay un comité de la UBA, donde participan los secretarios académicos de las facultades, que está analizando cómo empezar a implementar el cursado virtual: nosotros tenemos la experiencia de UBA XXI con miles de alumnos, pero no se pude pasar todo de un día a otro a la modalidad virtual, sino armar un plan de contingencia con mecanismos para que los chicos pueda acceder a materiales de estudio”, afirmaron los voceros de la Universidad de Buenos Aires acerca de las modificaciones obligadas que deberán implementar por el coronavirus.

En ese sentido, explicaron que “el CBC podría adaptarse más fácilmente porque tiene todas las materias generales en UBA XXI. La idea es no perder el cuatrimestre, y por eso estamos hablando readaptar el calendario académico, por ejemplo, acordando los tiempos entre el final de la cursada y las fechas de finales”, contaron.

En el caso de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, se postergó el inicio de clases hasta el 30 de marzo, mientras que “otras actividades como exámenes parciales y recuperatorios de materias de verano, finales, defensas de tesis, tareas de investigación y funcionamiento del Jardín Maternal se continuarán”.

La Facultad de Derecho, que había iniciado las clases presenciales el pasado 2 de marzo, decidió suspenderlas por una semana, hasta “el sábado 28 de marzo, inclusive”, mientras que el sector administrativo funcionará con normalidad.

Por su parte, la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo postergó el inicio de clases presenciales para el 13 de abril.

En tanto, la Facultad de Ciencias Económicas que había iniciado las clases el 12 de marzo, decidió suspenderlas así como cualquier otra “actividad presencial” en los cursos de posgrado y doctorado, hasta el 13 de abril; pero “no se alteran las funciones de los docentes, no docentes, becarios y becarias”

En la Facultad de Medicina, donde algunas cátedras habían comenzado los primeros días de marzo, el decanato dispuso que “desde el día 16 hasta el 30 de marzo, las materias de grado se dictarán de manera virtual” y sin que se vea alterado el calendario académico, incluyendo los exámenes parciales y finales.

En la Facultad de Odontología, el comienzo de “clases presenciales teóricas y clínicas” se reprogramó para el 13 de abril, mientras que “las actividades de investigación, posgrado y asistenciales continuarán desarrollándose a cargo de graduados y docentes de nuestro Hospital Odontológico” que continuará abierto.

En la Facultad de Sociales, el inicio de clases fue suspendido hasta el 13 de abril, lo mismo que “las actividades de extensión, académicas y científicas, actos y juras”, mientras que “la actividad administrativa se mantendrá sin alteraciones”.

En la Facultad de Filosofía y Letras también se pospuso el inicio del cuatrimestre hasta el 13 de abril pero se trabaja en nuevas “modalidades de uso del campus y otras alternativas virtuales para avanzar sobre los contenidos de los programas de estudio”.

La Facultad de Veterinaria reprogramó también el inicio de clases para el 13 de abril, “previéndose el desarrollo de actividades por medio de las aulas virtuales”.

Por su parte, las facultades de Farmacia y Bioquímica; de Ingeniería y de Psicología postergaron el comienzo de clases también para el 13 de abril.

La Facultad de Agronomía también suspendió las clases presenciales hasta el 13 de abril pero el decanato informó que “se asegurará el dictado de los contenidos teóricos a través de diferentes modalidades digitales” mientras que “los trabajos prácticos de campo y laboratorio o cualquier otra actividad que no pueda abordarse mediante herramientas digitales será reprogramada”.

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Cuarentena en primera persona

Cuarentena en primera persona

(Foto: AFP)

15 de Marzo de 2020

Los periodistas nunca somos la noticia sino la vía para darle voz a quienes no la tienen, y suelo tener rechazo a escribir en primera persona, pero esta vez voy a permitirme una excepción. Con barbijo, alcohol en gel al lado de la mesa y un mate deprimido por el aislamiento.

Ocho periodistas fuimos invitados por la Embajada de Estados Unidos y el Departamento de Estado a ser parte de su programa IVLP (International Visitor Leadership Program) bajo el título de “Desarrollo de medios regionales en la Era Digital”. Viajé en representación a Tiempo Argentino -único medio de Buenos Aires y cooperativo que participó- en una recorrida de dos semanas por diarios, universidades y redacciones en Washington, Cleveland, Austin y San Antonio.

Desde la enormidad de la capital de Estados Unidos, la limpieza de sus calles y la variedad de museos gratuitos, el coronavirus parecía una preocupación que sólo se encontraba en los medios masivos. No se sentía la tensión en las calles y en los aeropuertos con más tráfico del mundo apenas se veían algunos pasajeros con barbijos. La perspectiva cambió en poco tiempo.

A medida que íbamos debatiendo sobre los nuevos modelos de negocios en tiempos de crisis de las ventas de papel y de la caída de la publicidad, o mientras conocíamos experiencias de redacciones que se transformaron de papel a digital y que redefinieron sus ingresos basándose en sistemas de membresías y cercanía con sus audiencias, el alcohol en gel se iba haciendo protagonista. Mientras, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Donald Trump afirmaba que el coronavirus era menos letal que la gripe. Sus palabras recibieron críticas. Y se extendieron más allá. La revista Vanity Fair publicó un artículo crítico sobre una charla que dio Melania Trump en escuelas y en las que no hizo ninguna mención sobre el coronavirus. A Trump no le gustó la nota y en uno de sus ataques en Twitter escribió: “Sus reporteros falsos de tercer nivel, que inventan fuentes que no existen, escribieron otra pieza falsa y aburrida”. La revista no tardó en capitalizar la declaración y la transformó en el slogan para invitar a que se suscriban: “Únete hoy y lee otra pieza falsa y aburrida”. Hoy Estados Unidos está en emergencia nacional y su sistema de salud pública en crisis.

El último destino del programa era en San Antonio y en un Walmart local ya no quedaba alcohol en gel ni barbijos pese a que habían recortado la cantidad que podían comprarse por persona. Adelante mío un hombre se llevaba un chango repleto de agua mineral; otro, comida para meses. La imagen era la del miedo al desabastecimiento o la del individualismo extremo.  La última reunión en la Universidad de Texas en Austin fue el cierre del programa. La vuelta al país empezó a preocuparnos más en ese micro de regreso a San Antonio cuando nos enteramos que Alberto Fernández había dado una conferencia con nuevas medidas de prevención para contener la propagación del virus en Argentina y que Estados Unidos empezaba a estar incluido en la lista de países de riesgo por la cantidad de casos. La cuarentena iba a ser necesaria para todos.

Al otro día dejamos San Antonio rumbo a la Argentina con escala en Atlanta. El panorama ya era otro: se veían muchos barbijos, los pasajeros limpiaban con alcohol las pantallas del avión, cinturones y todo lo que pudieran, y la mayor amenaza era escuchar que alguien estornudara o tosiera. El vuelo de Delta Airlines 101 rumbo a Buenos Aires tenía que partir. Ya arriba del avión el capitán avisó que estaba esperando la confirmación de Argentina de que íbamos a poder aterrizar en Ezeiza al otro día a la mañana, ya que las medidas iban cambiando constantemente y tal vez no podíamos regresar esa noche.

Aterrizamos el jueves a la mañana con la declaración jurada firmada en mano sobre nuestro estado de salud que completamos en el avión y en el que informamos dónde estuvimos y dónde vamos a estar los próximos 14 días. Nos encontramos, luego, con un control médico que sin respetar el protocolo, juntaba y amontonaba en un estrecho pasillo a cientos de pasajeros de distintos vuelos. Lo único que había que hacer era pasar por delante de una cámara que controlaba la fiebre. Cada uno de los participantes del grupo se organizó de la mejor manera para aislarse. Hasta hoy nos mantenemos en contacto por WhatsApp para compartir esta cuarentena de manera virtual.

Son días de soledad con alcohol en gel, trapos con lavandina, barbijos y silencios largos. Algunos ya extrañamos las calles de Buenos Aires, las birrerías, los planes de fin de semana con amigos y el asado del domingo con la familia. Nuestras costumbres deberán esperar. Y mientras escribo me acuerdo de aquella nota de un periodista estadounidense que reflexionó sobre la amistad y los argentinos como homenaje a los cinco rosarinos que murieron en un atentado terrorista en Nueva York en 2017. Hay algo especial en Argentina. El talento nacional para forjar camaradería que dure toda la vida es seguramente lo mejor del país”.

Son días de pensarnos. De empezar a tomar consciencia de cuidarnos para cuidar a otros, y así a todos.

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Juan Manuel Carballeda: “El coronavirus tiene una capacidad de replicarse nunca vista hasta ahora”

Juan Manuel Carballeda: “El coronavirus tiene una capacidad de replicarse nunca vista hasta ahora”

El experto del Laboratorio de Virus Emergentes de la UNQ asegura que “es la primera vez que estamos ante un coronavirus con este poder de expansión”.

15 de Marzo de 2020

“Se está actuando con mucha cautela y atención. La ventaja que tenemos es que estamos retrasados respecto al avance de la enfermedad en otros países, y eso nos da la oportunidad de ir aprendiendo”. Quien lo asegura a Tiempo es uno de los expertos de la Argentina que más conoce y trabaja con virus: Juan Manuel Carballeda, biólogo, investigador del Conicet y del Laboratorio de Virus Emergentes de la Universidad Nacional de Quilmes. Lo que más lo sorprende del Covid-19 respecto a otros coronavirus es su capacidad de dispersión: “Es la primera vez que estamos ante un coronavirus capaz de ser pandémico. Eso es lo más raro y novedoso”.

–¿Son correctas las medidas que ha tomado el gobierno?

–Creo que son muy cautelosas y se están comunicando con un mensaje claro y uniforme. Me parece adecuado no suspender aún las clases, pero seguramente esa medida está en carpeta y podría dispararse en cualquier momento ante una circulación autóctona, que en este momento no ocurre. Los contagiados hasta ahora estuvieron en contacto con personas que viajaron. Hay que tratar de limitar espacios con aglomeración de gente, especialmente para las personas mayores, que son las más susceptibles al virus, y extremar las medidas de higiene, que está demostrado que funcionan, aún sin tener una vacuna disponible. Y no la habrá por bastante tiempo, porque es un virus que se describió por primera vez el 31 de diciembre de 2019. No se puede pensar a corto plazo en una vacuna. Pero el hecho de estar retrasados en nuestro país respecto al avance de la enfermedad nos ayuda a aprender y tener una idea de lo que se está haciendo bien y mal en otros países. Italia, por ejemplo, dejó correr los días y la situación se les desmadró: perdieron el tiempo al principio, que es el momento más crítico. Ver esos casos nos da un margen de acción. Acá les llevamos dos o tres semanas de ventaja a esos países. Y al tener nuevamente Ministerio, también estamos mucho mejor parados para poder afrontar una pandemia.

–¿Qué es lo que más te sorprendió del Covid-19?

–Siempre era esperable que emerja otro coronavirus. Había pasado en 2002 con el SARS y en 2013 con el MERS, y antes hubo otros dos. Los coronavirus son una familia de virus que infectan distintos tipos de animales, como perros y murciélagos, y a veces se dio que causaron enfermedad en humanos e hicieron este salto. No era raro que apareciera. Pero lo que más llamó la atención y llevó a la OMS a declarar la pandemia es su gran capacidad de dispersión y expansión. Es la primera vez que estamos ante un coronavirus con este potencial, capaz de ser pandémico. Eso es lo más raro y novedoso de este virus.

–¿Y por qué sucede esto?

–Aún se lo está estudiando. Posee diferencias en sus genomas, del ARN (ácido ribonucleico), que le permite alguna capacidad más alta de mutación. Los virus mutan todo el tiempo, y evidentemente este, que no sabemos de dónde viene (se presume que de murciélagos), adquirió la capacidad de infectar humanos, con un alcance de replicarse que nunca se había visto hasta ahora.

–A su vez posee síntomas parecidos a la gripe.

–El virus de la gripe es de otra familia, muy distinta, y tiene una capacidad extra de mutación. También guarda su genoma como ARN, pero además lo guarda en distintos fragmentos, como pedacitos. El virus de la gripe tiene siete pedazos distintos de genoma: eso le permite mezclarlos y por eso la gripe es más rápida que otros virus y con mayor capacidad de mutación. De hecho, es el segundo virus que causa más muertos en la humanidad después de la viruela, con millones de casos por año, y vive mutando: por eso se renuevan las vacunas. Pero hay vacunas para la gripe. Para esto no. La complicación suele ser siempre la neumonía.

–¿Y cómo observan la letalidad de este coronavirus?

–Aparentemente es de un 15% en pacientes mayores de 80 años, y luego desciende por edad. Y de 0 a 9 años, la mortalidad es cero. Igual, no confío en los números epidemiológicos que se están compartiendo. Cada país tiene su propio modo de reportar y contabilizar. Además, hay que tener en cuenta los asintomáticos. Es buenísimo que los chicos sean portadores asintomáticos o con síntomas muy leves, porque es un grupo etario muy sensible, pero al parecer eso mismo ayudó mucho a la dispersión. Siguen su vida normal, no llaman la atención de nada y en realidad están contagiando el virus. «

LAS MEDIDAS

Aislamiento. Deberán permanecer aisladas durante 14 días:
a) quienes revistan la condición de “casos sospechosos” (es decir, que presenten fiebre y uno o más síntomas respiratorios, como tos, dolor de garganta o dificultad respiratoria, y tengan historial de viaje a “zonas afectadas” o hayan estado en contacto con casos confirmados o probables);
b) quienes posean confirmación médica de haber contraído el Covid-19;
c) quienes arriben
al país habiendo transitado por
“zonas afectadas”.

Cierre de eventos. Podrá disponerse el cierre de museos, centros deportivos, salas de juegos, restaurantes, piscinas y demás lugares de acceso público; suspender espectáculos públicos y todo otro evento masivo; e imponer distancias de seguridad y otras medidas necesarias para evitar la aglomeración de personas.

Infracciones. La infracción a las medidas previstas dará lugar a las sanciones que resulten aplicables según la normativa vigente, sin perjuicio de las denuncias penales
que corresponda efectuar para determinar la eventual comisión de delitos
de acción pública.

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

Margarita Martínez: “Los derechos individuales se chocan con la salud del cuerpo social”

Margarita Martínez: “Los derechos individuales se chocan con la salud del cuerpo social”

La doctora en Ciencias Sociales e investigadora de la UBA reflexiona sobre el control social que asume el Estado para luchar contra el coronavirus. “Lo que está en juego es la capacidad de contagiar, no la libertad de hacer”, plantea.
(Foto: AFP)

15 de Marzo de 2020

“El Estado tiene que garantizar la salud del cuerpo social antes que la satisfacción del derecho individual de hacer lo que se te dé la gana. Y eso, por ahora, no parece estar generando ninguna rebelión”, plantea Margarita Martínez, doctora en Ciencias Sociales de la UBA. Sucede que, aunque cueste reconocerlo, “la cuestión de los derechos individuales se transformó en una demanda prioritaria en las últimas décadas pero no es algo que haya sido así desde un inicio”. Y en los hechos, agrega en diálogo con Tiempo, “hace bastante que decidimos ceder el control de nuestra información a los artefactos digitales”. Lo que es imposible de prever es qué pasaría si esto se extiende en el tiempo sabiendo la desconfianza que en nuestras sociedades hay en el Estado.

A fines de febrero, el reconocido filósofo italiano Giorgio Agamben publicó un artículo planteando que el coronavirus se trataba de una invención que buscaba dar poderes excepcionales al Estado para ampliar su control sobre la sociedad. La rapidez con que la enfermedad se expandió en toda Europa y el número de muertos que hasta hoy acumula probaron que el tema demandaba medidas atípicas. La eficacia con la que algunos Estados que aplican mayor regimentación social lograron morigerar los efectos sumaron elementos a un debate que recién empieza: ¿a cuántas y cuáles libertades estamos dispuestos a renunciar en pos del bien colectivo?

“Hoy estamos en un Estado de excepción con el cierre de aeropuertos, fronteras y bloqueo de fronteras. ¿Pero ‘está mal’ que los Estados salvaguarden nuestro derecho a la vida en este contexto? ¿Toda biopolítica está mal per se? Si no estuviésemos bajo el paraguas de los Estados que aplican mecanismos de control de lo viviente y que instauran estados de excepción estaríamos expuestos no a nuestro derecho a vivir sino a nuestro derecho a morir. ¿Queremos eso? Porque siempre hablamos de derechos, pero ¿derecho a qué?”, provoca Martinez.

–¿Los Estados se aprovechan de la crisis sanitaria?

–Cuando Agamben sugiere la noción del Estado de excepción en su tesis original da a entender que tiene que ver con la articulación entre los Estados y el capital. Pero estos bloqueos, cierres de fronteras, inmovilizaciones, no benefician al capital. No puede haber nada más contrario al consumo que los bloqueos poblacionales. Porque la gente no va a los shopping, a los cines, etc. Entonces, lo que me preguntaba es si estamos acusando a los Estados porque nos impiden seguir consumiendo.

–El planteo es que se impide hacer lo que uno tiene ganas libremente.

–Pero cuando hacer lo que se te canta supone el contacto o traslado del virus, lo que está en juego es tu capacidad de contagiar o infectar. Esto pone en la primera línea de discusión la cuestión de los derechos individuales. Hace décadas que estamos en una demanda permanente o focalización permanente en el tema derechos. Y no digo que está mal, pero los derechos individuales se chocan con la salud del cuerpo social. Y ahí la biopolítica o la modernidad no duda. Eso genera reacciones que tienen distintas expresiones. Por un lado, están las hipótesis paranoicas, como decir que es una invención del Estado. Por el otro, está la desobediencia, como fugarse del hospital. Nuestro Estado para eso planteó una penalización concreta para el que no respete. Porque está claro que el individuo parece decir que a mi nadie me va a decir lo que tengo que hacer. Pero el Estado le dice que no, en este momento tu cuerpo no es tuyo.

–Lo que pone en juego, en última instancia, es su legitimidad.

–Han pasado pocos días desde que se impuso esta penalización y son pocos los casos en los que se ha aplicado aún. Pero en términos estadísticos no parece estar habiendo una rebelión. Parte de la eficacia de la ley moderna consiste en que un porcentaje muy pequeño de la población moderna desacata.

–La eficacia en China o Corea del Sur también desafía el abordaje de Occidente.

–Hace tiempo en China el movimiento de las personas se venía controlando y ahora resultó en un gran laboratorio para administrar los comportamientos. Su sistema es el crédito social: cada ciudadano tiene un puntaje que sube o baja según lo que se entiende por sentido cívico. Y ese puntaje luego permite acceder a camas en hospitales o pasajes de tren, por ejemplo. Para implementarlo se instalaron cámaras con sistema de reconocimiento facial para detectar en el espacio público a los infractores. Eso suponía algo de lo que en el Occidente democrático se llama autoritarismo. Pero precisamente las pandemias lo que permiten es gerenciar rápidamente a las poblaciones. Entonces, tanto en China como Corea se conjugan dos cosas: la priorización del bien común por sobre los derechos individuales; y un control tecnológico de la población. Las poblaciones en esos países fueron más dóciles porque tienen un adiestramiento de años en este tipo de manejos. En las democracias occidentales esto es inédito y genera un impacto distinto. Pero claro que puede que haya una disposición al pánico colectivo y a asumir un cuadro general porque hace más de una década que la población entendió que el uso de sus artefactos digitales suponía dejar huellas de casi todos sus actos, consumos, intereses al usar un celular.

–Pero, ¿la prolongación de esto puede cambiar esos criterios de tolerancia?

–Si esto dura 15 días no pasa nada. Pero si se extiende un estado de inmovilización por más de un mes sí podría haber algún tipo de rebelión. Yo no puedo decir si esta es la pandemia más grande que he vivido. Pero sí es el momento en que se han tomado mayores medidas de control social. Ahí hay una excepcionalidad, pero hay que ver cuánto dura. Porque como el capital necesita seguir trabajando, sabemos que no es extensible ad infinitum. Ahí hay un callejón sin salida. Si toma más tiempo que lo que el sistema capitalista puede soportar no se qué pasaría… «

Link a la nota >

Categorías
Sociedad

De la resistencia a la existencia

De la resistencia a la existencia

Por Federico Amigo
@amigofede

15 de Marzo de 2020

Durante cuatro años, Tiempo fue la voz de la resistencia al ajuste neoliberal. Lo sufrimos en el cuerpo cuando, desde diciembre de 2015, fuimos víctimas del vaciamiento empresarial. La crisis todavía es profunda: impacta en nuestras cuentas al punto de estar cerca del rojo y en los sueldos bajos que distribuimos en función de los ingresos actuales. Subir el precio de tapa del diario de 70 a 80 pesos y el valor de las asociaciones es una decisión para garantizar nada menos que la existencia. Sin el apoyo de la comunidad de Tiempo –socias y socios; miles de lectores que nos buscan cada domingo en todos los kioscos y los visitantes diarios en la web– no estaríamos acá.

Al abandono empresarial y estatal lo enfrentamos con organización, el respaldo genuino de otros colectivos y el apoyo de una comunidad dispuesta a financiar un medio libre, sin subordinaciones corporativas ni gubernamentales. Hace casi cuatro años, el 24 de marzo de 2016, sacamos una edición especial que recibió el aporte solidario de ustedes en la calle, durante la marcha. Fue el capital inicial para construir la cooperativa. Volvimos un mes después, el 24 de abril, para sostener nuestros puestos de trabajo y defender otros. “El desempleo que oculta Macri: ya hubo 1000 despidos por día” fue la tapa del regreso en modo autogestivo.

El camino de supervivencia al macrismo fue complejo. Pero logramos atravesarlo. Pudimos mantenernos de pie frente un gobierno destructivo que planificó recortes, vaciamientos, y disminuyó derechos para otorgarlos a los poderosos. Papel Prensa es sólo un ejemplo: el duopolio integrado por Clarín y La Nación recibió concesiones del Estado para llevar el valor del papel de diario a un nivel de ahogo. Marzo arrancó con otro golpe a las cuentas de la cooperativa: un nuevo aumento de más del 4% del insumo básico para el sector gráfico.

No vamos a aflojar ahora, después de posicionar a Tiempo como un símbolo para una audiencia interesada en una lectura distinta. Sobrevivimos al ataque de una patota, al vaciamiento empresarial y al ninguneo del Estado. Aunque necesitamos de los lectores más que nunca. Son nuestros principales aliados para atravesar la crisis. Para desplegar, por ejemplo, una cobertura sin sensacionalismo sobre el Covid-19 que afecta al mundo. Por eso las notas en la web sobre la pandemia están abiertas a toda la comunidad: el acceso libre a la información rigurosa es otra forma de cuidarnos y ayudarnos. De preservarnos. Como ese aporte solidario que nos dieron en el comienzo de esta aventura cooperativa. Aún los necesitamos. Sobre todo para seguir creciendo como un medio cuyo único compromiso es con ustedes, queridas lectoras y lectores.

Link a la nota >