Categorías
Sociedad

La importancia de visibilizar la gordofobia: qué pasa con los cuerpos en la pandemia

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-importancia-de-visibilizar-la-gordofobia-que-pasa-con-los-cuerpos-en-la-pandemia

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina Sociedad

Una bola de fuego iluminó el cielo de Galicia | El video de la caída de un bólido que causó conmoción en esa región de España



Durante la pasada madrugada, concretamente a las 01:19 horas de España, el cielo de Galicia se iluminó durante unos segundos por una bola de fuego que pudo verse desde distintos puntos de la región. El fenómeno lo produjo un bólido o meteoroide, un fragmento de un cuerpo espacial, que es de un tamaño inferior a un asteroide, que arde al entrar en la atmósfera y se desintegra, generando, en muchas ocasiones, un gran resplandor, provocando lo que se conoce como meteoro.

Según la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (SPMN), estos fenómenos suelen ser producidos por “rocas desprendidas de asteroides, cometas o, más raramente, de la Luna o Marte”. La luz generada por la bola de fuego se produjo acompañada por un gran estruendo que alertó a varias personas que fueron testigos del estallido de la roca espacial.

Este superbólido ha sido detectado por las estaciones de SPMN, que está trabajando para conocer la trayectoria del meteoroide. “Estampido sónico audible sobre varias ciudades del noroeste de España (Castilla y León y Galicia). Ahora, trabajando en la reconstrucción de su trayectoria y determinación de la órbita”, ha señalado el astrofísico y científico Josep Maria Trigo.

El resplandor fue captado en lugares como Vigo, Ourense, Santiago, Pontevedra o Chantada. El fragmento habría cruzado Galicia, la zona del Bierzo leonés y el norte de Portugal.

Usuarios de Twitter reaccionaron después de presenciar el suceso y algunos publicaron imágenes del momento en el que se produjo el bólido. Uno de ellos se atrevió a dibujar la posible trayectoria del meteoroide atendiendo a los testimonios de los perfiles que aseguraron haber visto la bola de fuego.

No obstante, existen diferencias entre los meteoroides, bólidos, meteoros y meteoritos. Los primeros son fragmentos espaciales más pequeños que los asteroides. Si este fragmento espacial entra en contacto con la atmósfera, comienza a arder hasta desintegrarse generando un bólido. Si la roca del espacio se desintegra por completo en la atmósfera y no llega a impactar en el suelo de la Tierra, el fenómeno sería entonces un meteoro. Pero si finalmente el fragmento colisiona en la superficie terrestre, ya se podría hablar de un meteorito.

De Público, especial para Página/12





Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Coronavirus en Argentina: preocupación por el aumento de casos en jóvenes de 15 a 19 años | Los contagios se “aceleraron” desde las últimas semanas de 2020



La curva de nuevos casos reportados de coronavirus que corresponde a la franja etaria de 15 a 19 años presenta desde las últimas semanas de 2020 un crecimiento “acelerado”, informó este lunes la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien enfatizó la necesidad de que se intensifiquen los cuidados en todos los menores de 20 años ya que se trata de una población “que estuvo mucho en su casa y la mayoría es susceptible” al virus.

“Cuando vemos la curva epidemiológica en menores de 20 años en Argentina tiene la misma movilidad que la curva de la población en general, con un aumento sostenido del número de casos a partir de la semana 51 de 2020”, describió Vizzotti.

Y añadió que “si se desagrega ese número de nuevos casos por edades, la franja de 15 a 19 años tiene un crecimiento muy acelerado a partir de la semana 50”.

La funcionaria informó que desde el comienzo de la pandemia se notificaron 157.052 casos de menores de 20 años de los cuales el 90,5% se recuperaron; este número constituye el 9,2% del total de casos confirmados.

Los fallecidos fueron 138 con una edad promedio de 11 años; 33 de esas muertes fueron en menores de 1 año y la letalidad promedio de toda la franja es de 0,09%.

El 80% de los decesos se dieron en niños y adolescentes que tenían comorbilidad conocidas previas de las cuales las más prevalentes fueron enfermedades neurológicas y compromiso inmunológico congénito.

En relación a los requerimientos de cuidados intensivos, sólo el 0,3% estuvo en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), un total de 394 casos.

“Se trata de una población que se cuidó mucho, que estuvo en sus casas, y por lo tanto hay una gran mayoría que es susceptible al virus. Es muy importante que se sostenga todo ese esfuerzo con los cuidados que ya conocemos: uso de tapabocas, higiene de manos, distancia de dos metros, ventilación de ambientes, etc.”, remarcó Vizzotti.

Durante el reporte, se informó que este domingo se notificaron 7.264 nuevos casos y 112 fallecidos; en tanto que 3.547 son las personas internadas en UTI con diagnostico de coronavirus.

La ocupación por todas las patologías de las camas de UTI en promedio de todo el país es del 53,8%; en tanto que 59% es la ocupación en el Área Metropolitana de Buenos Aires; 89% en Neuquén; 80% en Río Negro; 78% en La Pampa, y 73% en Santa Fe.

El total de casos desde que comenzó la pandemia es de 1.799.243 y con 45.407 el acumulado de fallecidos por coronavirus.



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Trotta asegura que no es necesaria la vacuna para abrir las aulas

https://www.tiempoar.com.ar/nota/trotta-asegura-que-no-es-necesaria-la-vacuna-para-abrir-las-aulas

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Sociedad

Turismo en pandemia: más de 6 millones viajaron por el país

https://www.tiempoar.com.ar/nota/para-el-lunes-turismo-en-pandemia-mas-de-6-millones-viajaron-por-el-pais

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina Sociedad

Coronavirus: los cinco desafíos que enfrenta la vacunación masiva | Un panorama sobre los obstáculos que afronta el mundo y Argentina en particular



En el primer mes de inmunización masiva, más de 35 millones de dosis ya fueron administradas en 49 países. Pero los desafíos continúan siendo múltiples y diversos. Un problema clave es la escasez de dosis y el acceso insuficiente para todas las naciones: uno de los casos más preocupantes es el laboratorio Pfizer, que viene ralentizando las entregas (el viernes pasado Europa expresó su alarma por eso). Nueva York y Berín nunca pudieron abrir las instituciones creadas para el proceso de vacunación porque las dosis todavía no les llegaron. Y hay que contar también el problema de tener jeringas suficientes. A eso se suman las trabas logísticas relacionadas con el almacenamiento de algunas variantes (con Pfizer/BioNTech como caso emblemático), las trabas burocráticas y de corte administrativo (capacitación de personal y registro informático), el derroche y la desconfianza que generan los grupos antivacunas, minoritarios aunque ruidosos. A continuación, un panorama y el recorrido por estos cinco puntos que resultan claves para poder comprender cómo avanza la inoculación a escala en el planeta.

Dosis que no alcanzan

Desde que se inició la carrera por las vacunas, y antes de que algunas de las variantes pudieran exhibir resultados exitosos, los gobiernos más poderosos del mundo compraron sus dosis por adelantado. Como si fuera una subasta. El problema es que los países centrales tienen mayores capacidades que los periféricos que, como ocurre tradicionalmente en otros órdenes, quedan relegados. De acuerdo al sitio OurWorld in Data, que publica gráficos y tablas confeccionadas por especialistas en estadísticas, las naciones que más ciudadanos vacunaron en relación a sus poblaciones son Israel, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Reino Unido, Estados Unidos y Dinamarca dentro de las primeras posiciones. El sitio Bloomberg asegura que más de 35 millones de dosis fueron administradas en 49 países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el 95% de las vacunas contra el coronavirus está concentrado en diez estados, por lo que el director para le región Europa de la organización, Hans Kluge, hizo un llamado a ser más solidarios: “Todos los países capaces de contribuir, dar y apoyar el acceso y el despliegue justos de las vacunas háganlo”.

Argentina ocupa un lugar de privilegio (puesto 18, o bien, un poco más relegado según la fuente de consulta). En esta línea, resulta central la actitud proactiva de los gobiernos procurando las dosis suficientes para su ciudadanía. El caso argentino es ilustrativo en este punto: en un escenario de vacunas escasas y con los retrasos que muchos de los laboratorios anuncian en sus procesos de fabricación, es vital haberse asegurado al menos unas 50 millones de dosis que irán arribando en los próximos meses.

A las 300 mil dosis que llegaron el sábado para completar a las primeras de Sputnik que ya están siendo suministradas al personal sanitario, se sumarán entonces las restantes adquiridas al Fondo Ruso de Inversión Directa para completar las 20 millones, el millón de la vacuna china realizada por la empresa estatal Sinopharm, las 22.4 millones de AstraZeneca/Oxford que llegarán en marzo y las 9 millones que serán recibidas de parte de la plataforma Covax, el fondo de acceso global que es liderado por la Organización Mundial de la Salud y cuyo aval de creación fue firmado por 172 naciones. El Gobierno, por último, no descarta destrabar las desinteligencias con Pfizer ni cerrar, en los próximos días, un acuerdo para la llegada de Moderna.

Hay que tener en cuenta que producir una vacuna no es apretar un botón. Detrás hay todo un procedimiento y etapas de evaluación que hay que respetar. Certificar que la tecnología que se busca tiene la calidad esperada, en términos de identidad, concentración y ausencia de contaminantes. El chequeo de los lotes es clave antes de su distribución. Estamos recibiendo noticias de farmacéuticas del tamaño de Pfizer que tienen demoras ante la incesante demanda”, dice Daniela Hozbor, bioquímica e investigadora principal del Conicet en el Instituto de Biotecnología y Biología Molecular de La Plata. Desde el Centro Gamaleya deslizaron una información similar al comunicar que tenían algún retraso con la producción del adenovirus 5, la droga que se utiliza para la segunda dosis. Argentina, no obstante, por el momento sigue con el mismo cronograma de recepción de las dosis que adquirió de los diferentes laboratorios.

Sin embargo, el problema de acceso no es solo doméstico. Algunas instituciones que, según se prevé, fueron creadas para acompañar el proceso de vacunación de ciudades como Nueva York o Berlín aún no abrieron sus puertas porque las dosis, hasta la fecha, no han llegado. Lo que aún significa más, en algunos casos no solo faltan las dosis, sino también otros insumos sensibles como las jeringas. En Francia se reportaron este tipo de inconvenientes que obstaculizan el despliegue normal del procedimiento. Hozbor, referente del Comité Asesor del Ministerio de Salud y de la Comisión de Seguridad de las Vacunas (ambos de la provincia de Buenos Aires), señala al respecto: “La vacunación representa un desafío tremendo porque estamos en pandemia y cada uno de los países necesita que sus poblaciones se inmunicen pronto. Sin embargo, algo debe quedar claro: la clave para hacer frente no es que solo los países más ricos tengan la vacuna sino que llegue a todos”. Y sostiene: “La Tierra es habitada por más de 7 mil millones de habitantes y el 70% debe inocularse para poder conseguir la inmunidad de rebaño y lograr protección, incluso, para aquellos que no pueden vacunarse porque tienen alguna deficiencia en su salud que se los impide”.

Problemas con el almacenamiento

Es un aspecto complejo para todas las vacunas. Cuanto más exigente se plantea ese requerimiento, más difícil se hace la distribución y la llegada de la droga a la población. Una vacuna ideal sería de dosis única, con excelentes resultados en seguridad y eficacia, de aplicación oral para evitar el uso de jeringas y que pueda prescindir de la cadena de frío. Como esa vacuna no existe, es vital ingeniárselas”, enfatiza Hozbor. Para que la sustancia activa que compone las vacunas no se eche a perder es medular un almacenamiento adecuado. Y, en esta línea, la que presenta las mayores dificultades es la opción desarrollada por Pfizer y BioNTech de amplia distribución en Estados Unidos y Europa. Los problemas de “romper la cadena de frío” fueron reportados durante el transporte de dosis en diversos países. Como la droga debe conservarse a 70 grados bajo cero, requiere de freezers muy potentes con la capacidad de poder operar a dicha temperatura. Artefactos que, dicho sea de paso, son muy caros y deben ser importados. Albert Bourla, el director ejecutivo de Pfizer, comunicó el diseño a escala de cajas con termómetros en su interior y sistemas de GPS, para monitorear el curso de la distribución y chequear que la temperatura de las dosis –durante todo el recorrido hasta llegar al lugar de destino– sea óptima.

Desde aquí, reflexiona la especialista: “Aquellas vacunas que necesitan de cadenas de frío exigentes como la de Pfizer vuelven su distribución mucho más compleja. Solo tienen la posibilidad de suministro en aquellos lugares del mundo que pueden asegurar esta condición. Lo importante es mantener la calidad de aquello que salió de la fábrica hasta que es inoculado a las personas”. “Por eso es tan central que exista una diversidad de plataformas vacunales, porque brinda la chance de que las naciones más carenciadas también puedan protegerse”, completa.

Algunas provincias argentinas adquirieron tecnologías de última generación porque, aunque no todas las vacunas requieran 70 grados bajo cero, ninguna de las variantes puede almacenarse a temperatura ambiente. Semanas atrás, la cartera sanitaria de Entre Ríos inició la distribución de freezers por toda la provincia para garantizar la cadena de frío. Si bien la Sputnik V no precisa tanto frío para conservarse, es indispensable una temperatura de 18 grados bajo cero. Las primeras unidades de refrigeración ya fueron recibidas por los hospitales San Martín de Paraná, Delicia Masvernat de Concordia y Santa Rosa de Villaguay. Neuquén compró desde conservadoras a ultrafreezers para adecuarse a los requisitos de las variantes que llegarán a Argentina. Adquirió, en esta línea, ocho freezers que operan sin problemas a menos -20ºC, ideales para la Sputnik V; y tecnologías de mayor potencia, ante la posible llegada –si el Ministerio de Salud de la Nación destraba la situación y sella el acuerdo– de la fórmula de Pfizer. Santa Fe inició el megaoperativo con el reparto de freezers de gran capacidad, claves para mantener la eficacia de la sustancia activa. En Córdoba, la firma Helacor –propietaria de la marca Grido– ofreció sus heladeras y su red de transportes. Asimismo, puso a disposición su cámara de frío, la más grande Latinoamérica (es capaz de almacenar 17 millones de kilos de helado) que opera a 28 grados bajo cero.

El obstáculo burocrático

En Argentina se creó un Comité de vacunación que incluye la participación de expertos y expertas de cuatro ministerios (Salud, Interior, Defensa y Seguridad) y, aproximadamente, 150 mil hombres y mujeres que desempeñan sus tareas en las fuerzas armadas y de seguridad, en articulación con las diferentes gobernaciones. Conforme las dosis de los diferentes laboratorios arriben al país, en el Comité se prevé el establecimiento de una Mesa de Seguimiento que será liderada por Ginés González García y seguirá el proceso paso a paso.

La inmunización a escala obliga al trazado de una ruta de acciones y operaciones precisas. Si bien constituye un factor decisivo, la situación no se soluciona con el arribo de las drogas, pues hay muchos aspectos que deben tenerse en cuenta. Un eje central, por ejemplo, es la capacitación de los vacunadores de diversas escuelas de enfermería distribuidas por el país. El proceso aún continúa y no se descarta, para ello, el aporte de médicos, farmacéuticos y especialistas retirados. Desde las autoridades sanitarias han impulsado cursos para los profesionales que pueden intervenir en esta campaña.

Otro factor que no es menor es el reporte de los vacunados y la puesta en marcha de registros informatizados para manejar grandes volúmenes de datos. “Las campañas de inmunización son todo un desafío, porque hay que lograr la protección de rebaño en el menor tiempo posible. El gobierno está trabajando desde hace tiempo para poder cubrir a los habitantes de toda la superficie en un plan de vacunación federal. De hecho, se incrementó muchísimo el personal involucrado en la inmunización masiva. No solo me refiero al vacunador o vacunadora, sino también al personal que se dedica a cargar la información en el sistema”, expresa Hozbor. Asimismo, existe un sistema de seguimiento con el propósito de relevar las reacciones adversas que, en casos excepcionales, podrían surgir. Detrás de cada acción y línea de trabajo, hay personal preparado en tiempo récord.

Pero, de nuevo, los problemas no solo son locales. Una campaña histórica requiere de esfuerzos extraordinarios. Un ejemplo concreto: en meses pasados, el gobierno francés confeccionó una guía de 45 páginas destinada a los profesionales de la salud para asesorarlos en cómo debía ser el proceso de vacunación en los hogares de ancianos. De manera complementaria, había establecido un canal para consultas previas cinco días antes de la vacunación. Pero los tiempos apremiaron, de manera que este plazo se suprimió y la guía se redujo a apenas una veintena de páginas.

Derroche

El mismo procedimiento a veces lleva a pérdidas de dosis, sobre todo, en casos en que vienen en frasquitos que contienen más de una. Sucede que, a menudo, las personas no saben que tienen un turno o faltan por cualquier eventualidad. Ahí hay dosis que se pierden y eso hay que corregirlo. También están los casos ya conocidos y vinculados a la pérdida de la cadena de frío. El incidente en Olavarría constituye un ejemplo al respecto”, detalla Hozbor.

Como las vacunas son recursos escasos, el mandato es no desperdiciar ni una sola gota. Será por eso que el antecedente de Olavarría (400 vacunas perdidas a comienzos de mes) molesta tanto. Pero el derroche no siempre se vincula con sabotajes deliberados; algunas veces tienen más relación con falta de entrenamiento y con errores propios de la práctica que deben ser subsanados de manera inmediata. A principios de mes, este diario conversó con Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria del Ministerio de Salud de CABA que mencionaba algunos contratiempos. “Lo que hay que corregir y ya detectamos es que las personas que vacunan se acostumbren a que no pueden estar las ampollas mucho tiempo afuera del freezer (no resiste más de 30 minutos)”. Y continuaba con un fenómeno a revertir: “Hubo cuatro o cinco vacunatorios que a las 17.30 aproximadamente (a las 18 culmina la jornada de inoculación) abrieron el frasco que contiene cinco dosis y advirtieron que solo tenían tres o cuatro personas para vacunar. Las dosis que no se utilizan en el momento hay que descartarlas. De aquí en más, no se abrirán los frascos sin la certeza de que haya al menos cinco personas a quienes inyectar”.

Eventos similares fueron reportados en Estados Unidos: también se abrieron frascos y debieron desecharse porque no había personas para inocular. Otro asunto a tener en cuenta es la planificación de las citas que, algunas veces y al menos al comienzo, resultó caótica. Leticia Ceriani, subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, lo describía a Página 12 días atrás: “Estamos mejorando el sistema de avisos y las agendas para que las personas que tienen un turno asignado sepan cuándo deben vacunarse. Son cosas que de un día para el otro ya se pulieron”, apuntaba la funcionaria.

Grupos antivacunas

Los movimientos antivacunas no son locales sino que conforman un fenómeno global dentro de los variados negacionismos que se descubren mes tras mes. En Austria y Francia tienen una participación muy marcada. Para sorpresa, las irracionalidades no tienen fin; de hecho, la semana pasada se viralizó la noticia de un grupo de personas que desde España postulaba sus dudas respecto de la existencia de nieve.

Los movimientos antivacunas existieron siempre y se acentuaron cuando el proceso de vacunación se hizo obligatorio para lograr el efecto rebaño. Alegaban –y aún lo hacen– que estaban siendo obligados y, por tanto, que debían resignar sus libertades. La única vía para trabajar con ellos es el diálogo y la información. No sirve negar su existencia, ni menospreciarlos, sino que debemos entablar un debate”, plantea Hozbor. Después remata: “Lo que olvidan es que la libertad de uno termina cuando afecta el derecho de otra persona. En la vacunación es clave porque su efecto benéfico es para quien la recibe, así como también para la comunidad”.

“Pienso que puede haber dudas iniciales en grupos minoritarios pero una vez que estén las dosis, se van querer inocular todos y todas”, comenta Daniel Gollan, titular de la cartera de Salud en la provincia de Buenos Aires. Las vacunas representan un hito para la medicina. De acuerdo al “Análisis del Plan de Acción Mundial para Vacunas 2011-2020” de la OMS, se estima que durante el período 2011-2020 salvaron 25 millones de vidas, o en otras palabras, cinco vidas por minuto. Según Unicef, en el presente, las vacunas salvan las vidas de 3 millones de niños y niñas al año.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Sociedad

Correo Argentino ya distribuye el nuevo lote de Sputnik V en todo el país

https://www.tiempoar.com.ar/nota/correo-argentino-ya-distribuye-el-nuevo-lote-de-sputnik-v-en-todo-el-pais

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original/a>

Categorías
Argentina Sociedad

Cómo afectó la pandemia a las prácticas religiosas | Investigación en Argentina, México y Uruguay



En el contexto de cambios significativos que se produjeron en la vida cotidiana de la personas, la pandemia no incrementó ni disminuyó significativamente las practicas espirituales/religiosas/de bienestar pero estas actividades se mudaron al espacio virtual, principalmente a WhatsApp y Zoom. Lo anterior surge de un estudio internacional realizado entre los meses de mayo y agosto 2020, y del que participaron investigadores de México, Uruguay y Argentina para conocer de qué manera la covid-19 impactó en la vida religiosa de las personas. De acuerdo a lo expresado por los investigadores “esto muestra que la vida interior de las personas tiende a ser estable: los que hacían algo lo siguieron haciendo, los que no hacían nada, no empezaron”.

Del trabajo participaron equipos de investigación de México (El Colegio de la Frontera Norte, Tijuana), Uruguay (Universidad Católica del Uruguay, Montevideo) y Argentina (Instituto de Investigaciones Psicológicas, CONICET – UNC, Córdoba). En el país el estudio fue dirigido por el doctor Hugo Rabbia (IIPsi, CONICET-UNC), con la colaboración del doctor y sacerdote jesuita Gustavo Morellos, del Boston College (Estados Unidos).

El propósito principal de la investigación fue “sondear en qué medida la pandemia ha implicado cambios o continuidades en prácticas religiosas y/o espirituales de las personas, entendidas como estrategias de afrontamiento y bienestar en contextos de aislamiento y/o distanciamiento social”. Al mismo tiempo la pesquisa indagó aspectos relacionados con la eficacia y el control percibido frente a la crisis e incertidumbre que genera la pandemia.

Según el estudio las prácticas que más se incrementaron fueron ”meditación /ejercicios de respiración” y ”yoga” (6% cada una) y ”leer, compartir noticias sobre ciencia o escepticismo científico” (4%). En las preguntas abiertas, las practicas mencionadas tienen que ver con nuevas espiritualidades, algunas más tradicionales en la cultura urbana argentina (astrología, gnosis), y otras de inspiración oriental (Tai Chi, Tao online), o cosmológicas (”orar hacia el Universo”, ”conexión psíquica con la Madre Tierra”). Otro grupo de prácticas guarda relación con reflexión y autoconocimiento (”reflexiones sobre religión”, ”auto análisis”, ”autoconocimiento interior”), otras son de índole energética (”alineación consciente para elevar frecuencia vibratoria”, ”baños de sonido”).

Durante el periodo en que se recogió la información la emergencia sociosanitaria comenzó a agravarse de manera significativa en el país, en especial en los distritos de CABA y el gran Buenos Aires, Jujuy y Chaco. Estas jurisdicciones atravesaron medidas de aislamiento social más estrictas que otras durante el último tramo de la recolección de datos. En ese mismo tiempo todas las reuniones de cultos religiosos se encontraban entre las actividades suspendidas o bien desaconsejadas, lo cual generó diversas protestas o manifestaciones en redes sociales y medios de comunicación.

Entre las personas que desarrollaron prácticas religiosas en el tiempo del estudio, la mayoría sintió que las mismas le brindaron paz interior (55%), una mejor conexión con lo sagrado (45%), y las ayudó a contrarrestar los sentimientos negativos provocados por el aislamiento y la pandemia.

Algunas de las personas consultadas mencionaron de forma espontánea que comenzaron a realizar otras actividades que ellas mismas enmarcan dentro de la idea de bienestar espiritual como: cocinar, hacer ejercicio físico, cuidar las plantas, leer más.

Otra constatación de los investigadores es que el confinamiento implicó sobre todo un aceleramiento de la mediación tecnológica de algunas prácticas religiosas y espirituales que ya se podía identificar antes de la pandemia y que estaba presente con anterioridad en muchas de estas actividades. WhatsApp (25%) y Zoom (18%) se transformaron en los espacios especialmente seleccionados por las personas consultadas para resituar sus prácticas religiosas durante el aislamiento. En menor medida estas acciones se realizaron a través de Facebook o Facebook Live, mientras que la televisión sigue siendo utilizada en el 10% de los casos.

Algo más de un 7% de las personas consultadas señaló que ya participaba de servicios religiosos comunitarios tanto de forma virtual como a través de la televisión y un 18,7% de personas que acostumbra a realizar lecturas o estudios bíblicos lo hacía de manera virtual, frente a un 27,9% que lo desarrollaba de manera presencial.

Ante la pregunta ”¿Has tenido alguna experiencia espiritual o religiosa significativa desde que se inició el período de aislamiento social?”, 474 de las 952 personas consultadas en la Argentina emitieron una respuesta positiva y la mayoría de ellas manifestaron ”mayor intensidad dentro de una tradición religiosa”, retomando, por ejemplo, prácticas religiosas descuidadas, o incorporando las mismas a su cotidianeidad, algo que no hacían con anterioridad.

Hubo también quienes refirieron ”experiencias extraordinarias”, tanto positivas como negativas, relativas con sueños (”soñé con mi madre fallecida que me decía que todo iba a ir bien”), vinculaciones con ancestros (”la mayor parte del tiempo soy atea, pero una noche sentí profundas ganas de conectarme con mi abuela que falleció; le hablé como si estuviera rezando”) y premoniciones (”limpieza energética de la casa de casualidad antes del inicio del aislamiento”).

En el caso argentino el estudio abarcó a 952 personas mayores de 17 años, el 42% de ellas identificada como católicas, 11% protestantes de diferentes denominaciones, el 39% si religión y el 8% restante de otras tradiciones religiosas y espirituales. La encuesta tuvo mayor recepción entre mujeres (64,9%) que en los varones (33,4%), un sesgo que es frecuente en estudios on line en Argentina, independientemente de la temática que se releve.

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Una colecta en homenaje a Fernando Báez | La organizaron sus padres y amigos al cumplirse un año del asesinato en Villa Gesell



A un año de su asesinato, el rostro de Fernando Báez Sosa se esparce por Parque Rivadavia. Está en remeras, en afiches y banderas, y lo acompaña siempre la misma palabra: justicia. Sus familiares y amigos se reúnen por primera vez después de casi un año de distancia por la pandemia del coronavirus. Detrás de los caballetes y las tablas que hacen de mostrador, Julieta, la exnovia de Fernando, recibe las donaciones. Junto a ella otras seis chicas reciben bolsas, clasifican productos, ordenan mercadería. Silvino Báez ayuda a cargar en el camión, que cerca de las tres de la tarde ya había hecho tres viajes al colegio Marianista, donde su hijo terminó la secundaria. El homenaje es una forma de recordar el espíritu solidario de Fernando. 

Bajo la carpa que montaron para el evento, Graciela Sosa ayuda a ordenar los productos que van llegando. Lleva puesta una remera blanca con las letras del nombre de su hijo bordadas en negro, y recibe las manos de todos los que se acercan a saludar. Algunos son conocidos, otros simplemente quieren acercarle su apoyo y reconocerle la fortaleza. Cada vez que saluda a alguien, la mujer se esparce en ambas manos unas gotitas de alcohol en gel. Después se aleja de la carpa, cansada de mantenerse en pie con tanto calor y tantas miradas encima. “Es muy difícil el día a día. Se extraña todo, compartir la mesa, escucharlo al llegar de la casa de algún amigo, pasar juntos las fiestas. Perdimos lo mejor que teníamos”, señala a Página/12 Graciela Sosa, después de tomar un poco de agua y ya sentada a la sombra de un árbol. “Nos divertíamos mucho en casa. El me decía: cuando me case quiero que me llenes la heladera con tus comidas. Le gustaba mucho la pasta, yo a veces la escondía para que comiera más sano y entonces él me hacía cosquillas hasta que le decía adonde estaba”, relata la mujer. Con la muerte de su hijo también se fue uno de sus sueños, el de ser abuela. “Pedimos Justicia como un mínimo alivio, aunque la vida de Fer que es lo que importa, eso ya no va a volver”, admitió la madre de Báez Sosa, entre lágrimas.

La semana pasada Silvino y Graciela se reunieron con el Presidente Alberto Fernández, que se comprometió a ayudarlos. “Nos dio su apoyo para que se haga justicia y todos los responsables paguen por lo que hicieron”, explicó Graciela. La fiscal que investiga el caso, Verónica Zamboni, ya elevó al juez David Mancinelli el pedido de juicio contra los ocho rugbiers de Zárate imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa bajo la caráctula de “homicidio doblemente agravado por su comisión con alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”. Los responsables están detenidos en la Alcaidía de Melchor Romero.

En una ronda que se va agrandando, se juntan amigos y amigas que vinieron a ayudar, a donar algo, a saludar. Camila y Santiago, del colegio Marianista, conversan en junto a la mesa de donaciones. Fernando tenía amigos en todas las divisiones del colegio, y también por fuera, los que le habían quedado de la primaria o de otras actividades. A veces, relata Graciela, se le interponían los festejos de cumpleaños y en un mismo día tenía tres o cuatro fiestas. Silvia, la madre de uno de los mejores amigos de Fernando, cuenta que su hijo lo conoció a los tres años, cuando iban juntos al jardín de infantes. “En general prefiere no hablar del tema porque se pone muy mal. Eran como hermanos. No habla pero de pronto hace cosas y uno se da cuenta de que está triste. Hace poco se tatuó la cara de Fer”, relata la mujer, que vino junto a su marido para ayudar con la organización de la colecta.

Durante su secundaria, Fernando solía participar de las actividades del Proyecto Servir del colegio Marianista. En el verano, hacían colectas y repartían en comedores de barrios vulnerables, o ayudaban con la construcción de las casas. La colecta de este domingo tiene dos destinos: la mitad la repartirá la ONG 18 de Diciembre, en más de cien comedores de barrios populares, y la otra mitad será para las obras de caridad del colegio al que solía asistir Báez Sosa.

Era un buen hijo, un buen compañero, y muy solidario”, recuerdan Elba y Juan, los tíos de Fernando, que llevan una remera con una imagen de su rostro. Elba relata que, por la cuarentena, acompañar a Graciela y a Silvino fue mucho más complicado. “En marzo iba a venir familia de Paraguay, pero tuvimos que suspender todo”, señaló la mujer, que reclamó por “una condena ejemplar para que paguen todos los responsables”. Detrás, una bandera que cuelga debajo de la mesa de las donaciones señala: “Justicia es perpetua”, y otra vez el rostro de Báez Sosa, la sonrisa, la mirada achinada.

Cerca de las tres de la tarde la fila para entregar productos empieza a abultarse. Cada tanto un grupo de personas lleva bolsas de consorcio hasta el camión. En las bolsas hay alimentos no perecederos, juguetes, útiles escolares y hasta un cochecito para bebé. Una familia llega y deja algunas bolsas. “Cuando mataron a Fernando estábamos por irnos a Villa Gesell de vacaciones. Es muy injusto lo que le pasó”, señala Olga. Ella y su familia son de San Martín, en Provincia de Buenos Aires, y vinieron hasta el Parque para participar de la colecta. Cuando piensa por qué el crimen contra Báez Sosa los conmovió tanto a ella y a su marido, Olga señala a su hijo adolescente y advierte que “le podría haber pasado a él, o a cualquier chico inocente”.

Como la familia de Olga, otras familias, parejas, grupos de amigos, llegan desde diferentes barrios y localidades a apoyar el evento. Silvino carga bolsas desde la carpa hasta el camión, y Graciela, ya descansada, vuelve a la mesa de donaciones para seguir ayudando. “La cantidad de flores que encuentro cada vez que voy al cementerio me emociona porque siento que mi hijo es muy querido”, relata, mientras sostiene en una mano una bolsa con un regalo que le dejaron y en la otra un sobrecito con una carta, y agrega: “si me rindo es como dejar en la nada lo que era Fernando, toda su alegría, su voluntad. Esto que hacemos hoy es una forma de recordar lo que él era”. 

Informe: Lorena Bermejo



Fuente link:

Categorías
Argentina Sociedad

Parte hacia México la sustancia activa de Oxford/AstraZeneca para envasar el primer lote de vacunas | En agosto, Alberto Fernández había anunciado el acuerdo y que las primeras dosis llegarán a Argentina en marzo



Esta semana el laboratorio local mAbxience enviará el primer lote de sustancia activa de Oxford/AstraZeneca –que equivale a 6 o 7 millones de dosis– a México para que el laboratorio Liomont culmine con el proceso productivo: empaquetado, etiquetado y distribución por toda la región. Así será el procedimiento durante los meses que vienen y será bueno acostumbrarse: Argentina mandará, de forma sucesiva, la materia prima de la vacuna para que el vecino latinoamericano complete el procedimiento. Desde mAbxience operan por adelantado y aseguran que ya van por el cuarto lote de producción. De hecho, estiman, a corto plazo, alcanzar un ritmo de envío tal que se acerque a las 30 millones de dosis mensuales.

La ecuación es sencilla: la planta local debería cubrir lo que desde México pueden envasar (1 millón de dosis diarias). En este marco, “es muy probable que nuestro país tenga una porción interesante de la producción final. De esos seis millones por lote, Argentina debería recibir, al menos, de a dos millones en cada entrega. Imaginate que recibimos 300 mil de la Sputnik y estamos contentísimos, cuando vengan las millones de AstraZeneca, la alegría se multiplicará”, señala a Página/12 una fuente que conoce de cerca la cocina productiva de la vacuna. De ser así, hacia fines de invierno e inicios de primavera, Argentina podría tener a buena parte de su población vacunada. Si bien el acuerdo inicial implicaba la producción de 150 millones de dosis, a partir de una extensión reciente en el contrato, mAbxience estaría en condiciones de producir 30 millones de dosis más, con lo que alcanzaría las 180 millones.

El 13 de agosto Alberto Fernández anunciaba la noticia. El Laboratorio AstraZeneca había firmado un acuerdo con la Fundación Slim de México para producir entre 150 y 200 millones de dosis de la vacuna para ser distribuida en toda Latinoamérica. Allí el laboratorio doméstico mAbxience de Grupo Insud (propiedad de Hugo Sigman) tendría un rol muy especial, ya que sería el encargado de fabricar la sustancia activa que, luego, viajaría hasta México a completar sus fases de empaquetado y distribución hacia los países de la región, con excepción de Brasil. En el vecino latinoamericano, las acciones correrían por cuenta de la compañía farmacéutica Liomont. Eso que el presidente formulaba como promesa, finalmente, se torna realidad en tiempo y forma. A través de este acuerdo, a partir de marzo y en los meses sucesivos Argentina podrá acceder a 22.4 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Vale destacar que la tecnología recibió la autorización de emergencia de Anmat a fines de diciembre.

El aporte de la Fundación Slim (creada por el millonario mexicano que lleva el mismo apellido) es clave porque permite el acceso a precios más razonables. A diferencia de otras opciones vacunales que cuestan entre 10 y 20 dólares, la variante de AstraZeneca, según se calcula, sale entre 3 y 4 dólares. De esta manera, democratiza las condiciones de acceso a una tecnología tan sensible como es una vacuna en medio de una pandemia. En un escenario de contagios y muertes que se recrudece en todo el globo, contar pronto con más dosis es decisivo porque cada día que el procedimiento se retrasa, son nuevas muertes que se acumulan y se podrían evitar.

La producción en el laboratorio local

MAbxience es el laboratorio responsable de la producción de la materia prima. La planta –radicada en Garín– salvo por alguna situada en Brasil o Cuba, es única en la región. Está provista de tecnologías innovadoras y de personal altamente calificado: 150 personas trabajan sin descanso para cumplir con el plan de trabajo delineado hacia mitad del año pasado. No es casual que AstraZeneca haya decidido delegar la producción en laboratorios locales; de hecho, lo hizo en aquellos países que contaban con infraestructura y trayectoria en el área de la biotecnología asociada a la salud. Lo mismo que hizo con mAbxience lo acordó con plantas productoras en Brasil, India y China. Al no contar con sedes propias, consiguió socios en distintos lugares del mundo.

¿Cómo hicieron desde mAbxience para producir el primer lote de vacunas? El desafío para la planta local era escalar los buenos resultados que los equipos de la Universidad de Oxford habían comprobado desde el laboratorio: que una vacuna con base en adenovirus y con la proteína del Sars CoV-2 podría ser segura y generar inmunidad. Como habitualmente suelen señalar los especialistas que se desempeñan en el campo de la salud “una cosa es la prueba en el laboratorio y otra muy diferente es lo que sucede cuando inicia el proceso productivo serializado”. Son dos mundos con lógicas completamente distintas.

El primer paso fue hacer crecer células de chimpancé, recibidas directamente de la Universidad de Oxford. Lo hicieron en grandes volúmenes, hasta que –conforme transcurrió el tiempo– pudieron cumplir con la primera gran meta: trasladar esa sustancia a dos biorreactores de 2 mil litros cada uno. Allí, el crecimiento se tornó mecánico al interior de aparatos que mezclan, airean, gasean y brindan la temperatura apropiada al insumo. ¿Por qué se requería de tanta cantidad de medio celular? Porque al ser parásitos, los virus requieren de células para conseguir reproducirse. El siguiente paso fue inyectarles el adenovirus modificado con la proteína S del coronavirus que comenzó a crecer adentro de ellas. Una vez que el patógeno infectó mucho a las células, como resultado, obtuvieron mucho virus. Luego agregaron sustancias capaces de “romper” las células infectadas y todo el virus que quedaba dentro de la célula fue filtrado. De esta manera, los restos celulares quedaron retenidos, mientras que obtuvieron la droga, insumo fundamental de la vacuna. En el ámbito biotecnológico se lo denomina “virus crudo”; que, en última instancia, luego fue purificado. Se lo concentró, se fraccionó, se congeló y se lo preparó para su viaje a México.

Vale destacar que la materia prima viajará custodiada porque, aunque minoritarios, no faltan los grupos antivacunas que pueden poner en peligro la llegada a destino de la droga y, en efecto, la salud pública. Una vez allí el primer lote, Liomont lo descongelará, lo diluirá (puesto que desde Argentina sale muy concentrado), lo empaquetará en viales (frascos) estériles, lo etiquetará y lo distribuirá en la región a partir de marzo. Desde el laboratorio mexicano anunciaron que, gracias a sus maquinarias y a las capacidades instaladas, están en condiciones de producir un millón de dosis diarias. En Argentina, si bien existen plantas envasadoras, no trabajan con la escala en que lo hace la mexicana. El objetivo es que la producción iniciada en noviembre se aceite y se torne automática.

Las características de la vacuna

Está basada en un adenovirus –un patógeno que suele infectar a chimpancés– y fue modificada por ingeniería genética, de manera que tiene la capacidad de expresar la proteína Spike (S) del Sars CoV-2 como vector viral inactivado. Una vez inoculada produce la proteína y el cuerpo –al no reconocerla como propia– genera las defensas que luego protegerán al individuo ante futuras infecciones. Gracias a que el adenovirus fue intervenido, además, no es capaz de replicarse en el organismo. Por ello, tiene un adecuado perfil de seguridad y no produce daños colaterales, salvo contadas excepciones.

En concreto, aunque la droga se asimila lo suficiente al coronavirus, no causa ningún peligro a las personas que, por el contrario, despliegan las defensas del cuerpo (no solo anticuerpos sino también linfocitos T), que neutralizan y luego eliminan a las células infectadas. Así es como genera una memoria inmunológica muy contundente. El esquema –como la gran mayoría de las plataformas vacunales que están en carrera y ya distribuyéndose– prevé dos dosis porque ello hace que el nivel de anticuerpos generados sea mayor. La eficacia alcanzada por la variante de AstraZeneca alcanzó alrededor del 70%, un porcentaje considerable si se tiene en cuenta que la vacuna de la gripe que los argentinos se aplican todos los años ronda el 60%. En el último tiempo, desde AstraZeneca, anunciaron la realización de ensayos clínicos complementarios con el propósito de incrementar ese porcentaje en los próximos meses.

A las 300 mil dosis de Sputnik que arribaron el sábado, se sumarán las restantes para completar las 20 millones, el millón de la vacuna china realizada por la empresa estatal Sinopharm, las 22.4 millones de AstraZeneca/Oxford que llegarán en marzo y las 9 millones que serán recibidas de parte de la plataforma Covax, el fondo de acceso global que es liderado por la Organización Mundial de la Salud y cuyo aval de creación fue firmado por 172 naciones. El Gobierno, por último, no descarta destrabar las desinteligencias con Pfizer ni cerrar, en los próximos días, un acuerdo para la llegada de Moderna.

[email protected]



Fuente link: