Categorías
El mundo Internacional

China, la “fábrica del mundo”, comienza a reactivarse

China, la “fábrica del mundo”, comienza a reactivarse

(Foto: AFP)
Por Gao Xue
Jefe corresponsal de Grupo de Medios de China

1 de Marzo de 2020

En la provincia china de Guangdong hay una comunidad de colombianos que se dedican al comercio internacional. Gabriela Urrego se estableció allí hace 12 años. Viaja entre China y Colombia varias veces al año, pero debido a la epidemia de Covid-19, muchas aerolíneas han cancelado vuelos hacia y desde China, lo que le ha causado grandes inconvenientes. Ella me dijo que esperaba regresar desde Bogotá lo más pronto posible. Le pregunté: ¿no tienes miedo de ir a China ahora? “No –me dijo con un sonrisa–, porque el gobierno chino ha adoptado medidas muy estrictas para controlar la epidemia”.

En efecto, un total de 32.395 trabajadores sanitarios han sido enviados a Hubei, epicentro del brote. Fuera de Hubei, los nuevos casos diarios confirmados en China han disminuido durante 16 días consecutivos. El miércoles, 1779 personas abandonaron los hospitales tras su recuperación, cifra muy superior a las 394 nuevas infecciones confirmadas ese día.

Según un informe del Instituto McKinsey Global, China es el destino de exportación número uno para 33 países y la principal fuente de importación para 65. Como la segunda economía más grande del mundo, preocupa que la capacidad de producción de China se vea perjudicada por el Covid-19, lo que afectará a su vez a la economía mundial. Sin embargo, el impacto de la epidemia en la economía china es a corto plazo y temporal. A largo plazo, la tendencia positiva no cambiará. El país prometió lanzar políticas más proactivas de “empleo directo”, mientras brinda apoyo a las pequeñas empresas, que hacen contribuciones sustanciales al mercado laboral chino, además de tomar una serie de medidas para reducir los costos de financiamiento, impuestos y tarifas preferenciales, creando condiciones favorables para que las empresas reanuden el trabajo. Antes, los empleados deben pasar por una serie de procedimientos de inspección y desinfección. Hoy, con la excepción de Hubei, las empresas de otras 30 provincias, regiones autónomas y municipios han reanudado la producción.

El informe del Instituto McKinsey llegó a una conclusión importante: la dependencia de China de la economía mundial está disminuyendo relativamente, mientras la dependencia del mundo respecto de la economía china está en aumento comparativamente. Los hechos y las cifras también demuestran que, como el único país del mundo con todas las categorías industriales, la cadena de suministro de China tiene ventajas obvias. Como dijo el Nobel de Economía Robert Merton en una carta abierta al pueblo chino: “Somos optimistas sobre la mejora a largo plazo de la economía china. Creemos que China superará la epidemia y será más poderosa”. «

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Al filo de la democracia

Al filo de la democracia

(Foto: AFP)
Por Ricardo Romero
Politólogo UBA

1 de Marzo de 2020

El establishment político brasileño está desconcertado ante un Bolsonaro que no para de atacar de forma caprichosa y desmesurada a las instituciones republicanas y que juega al filo de la democracia brasileña, tal como alude el documental de Petra Costa que fue nominado al Oscar, dejando avanzar lo más rancio de la ultraderecha de ese país.

De modo erróneo, cierta historiografía sostiene que Adolf Hitler accedió democráticamente al gobierno, sin embargo, desde la ciencia política se puede afirmar que su construcción de poder fue bajo la constante destrucción de los consensos democráticos y la exclusión de un enemigo constituido en base al odio y la movilización social.

Y parecería cumplirse el apotegma hegeliano que sostiene que “la historia se repite dos veces”, sumado a la afirmación marxista de que “una vez es como tragedia y otra como farsa”, en la historia universal al menos, y Jair Bolsonaro se está convirtiéndose en una comedia de la experiencia nazi, que puede ser una catástrofe para la democracia brasileña.

Quizás sirva como ejemplo una experiencia. Un colega tuvo que repatriar a su hijo de Brasil, porque allí sus compañeros lo amedrentaban por extranjero y lo acusaban de tener un padre marxista, ya que es profesor en una universidad federal. Es un clima social instalado en ese país, que está construyendo ese enemigo interno schmitiano.

Y el huevo de esta serpiente lo incubó el mismo establishment brasileño, que dejó crecer una propuesta para frenar a toda costa el regreso del PT al gobierno, pensando que el sistema institucional ideado por la dictadura militar, donde la fragmentación partidaria generaba un esquema de presidencialismo de coalición, iba a encuadrar a Bolsonaro, sin embargo, este actúa por encima e incluso contra todo el régimen político.

De hecho, así como la izquierda hegemonizada por el PT propiciaba la movilización popular para lograr la conquista de derechos, ahora la derecha arengada por Bolsonaro congrega a sectores medios intolerantes y masas sociales convencidas por el discurso goebbeliano, de que la “política partidaria” es el mal de todos sus problemas, y se apresta a sumarse a una convocatoria que realizó el bolsonarismo para el 15 de marzo que se propone barrer con el Congreso y el Supremo Tribunal Federal, o sea con la división de poderes de la República.

Es más, Bolsonaro apela a la complicidad del empresariado, cuando los invita a sumarse a boicotear a la “prensa podrida” de Brasil, y a las fuerzas armadas, dándoles cada vez más protagonismo en el Gabinete, a tal punto que nominó como jefe de la Casa Civil al general del Ejército Walter Souza Braga Netto, exinterventor militar en la seguridad de Río de Janeiro (2018).

Los sectores democráticos de Brasil tienen el desafío de generar un freno al embate contra la democracia de Bolsonaro. Quizás propiciando coaliciones democráticas parlamentarias, poniendo en agenda un impeachment contra el ataque institucional, o alianzas electorales que eviten una dictadura legalizada. «

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

“Guaidó, un ladrón que en un año consiguió acumular una gran fortuna”

“Guaidó, un ladrón que en un año consiguió acumular una gran fortuna”

Un profesor universitario y exdiplomático venezolano asegura que el autoproclamando presidente interino se valió de sus contactos con Estados Unidos para acumular una fortuna personal a costa de las empresas estatales confiscadas en el exterior.
(Foto: AFP)
1 de Marzo de 2020

Un profesor universitario y exdiplomático venezolano asegura que el autoproclamando presidente interino Juan Guaidó se valió de sus contactos con Estados Unidos para acumular una fortuna personal a costa de las empresas estatales confiscadas en el exterior. Para el docente de la Universidad Nacional Experimental de los Llanos Centrales Rómulo Gallegos, Dr. Ángel Rafael Tortolero Leal, a los ojos del pueblo venezolano “Guaidó es un ladrón que apenas en un año consiguió acumular una gran fortuna con el saqueo de las empresas en el exterior”. En una entrevista con The Associated Press, Tortolero afirmó que Guaidó es un “invento” norteamericano.

Días después de que Guaidó se proclamara en acuerdo con la oposición que maneja la Asamblea Nacional de Venezuela, los Estados Unidos anunciaron que le entregaban el control de las participaciones de Venezuela del Banco de Reserva Federal de Nueva York. Más tarde, el diputado obtuvo el control de las empresas públicas venezolanas de fuera del país. Además, de acuerdo con el sitio de la Agencia de los EE UU para el Desarrollo Internacional (USAID), desde el año fiscal de 2017 EE UU destinó más de 656 millones de dólares en concepto de “asistencia humanitaria” y “desarrollo” para enfrentar la crisis venezolana. Un dinero que, a pesar de que días atrás el director de USAID Michael Green se vio forzado a aclarar que ningún fondo iba dirigido a Guaidó sino a ONG dedicadas a la asistencia, es evidente que el joven dirigente es quien tiene el control de esos fondos.

Un memorándum interno difundido por The Los Angeles Times el año pasado señala que hubo un giro cercano a 40 millones de dólares dirigidos “específicamente para pagar salarios del gobierno interino, tarifas aéreas, y cursos de gestión”.

Hasta ahora, advierte el profesor Tortolero, nadie del equipo de Guaidó presentó ningún tipo de rendición sobre el uso del dinero facilitado por la USAID y otras agencias.

“Guaidó nunca rindió nada sobre fondos recibidos, y es por eso que más de la mitad de los diputados de la oposición lo abandonaron”, explicó. “La discrepancia entre lo que dice la USAID y lo que revelan las investigaciones periodísticas nos permite ver claramente que existe una guerra multifáctica en Venezuela que afecta directa y criminalmente al pueblo venezolano y a los ciudadanos americanos del común, que ven como sus impuestos son desviados por la clase política que los gobierna”. «

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Se cumplen 150 años de la guerra que devastó el Paraguay

Se cumplen 150 años de la guerra que devastó el Paraguay

Un enfrentamiento entre los gobiernos liberales contra la nación que emprendía un proyecto de desarrollo autónomo.
Por Alberto López Girondo
@algirondo

1 de Marzo de 2020

El 1 de marzo de 1870, un cabo brasileño atravesó con una lanza al mariscal Francisco Solano López en la batalla de Cerro Corá. “¡Muero con mi Patria!”, fueron sus últimas palabras, y no se equivocaba. “¡O, diavo do López!” (Oh, el diablo de Lopez”), dicen las crónicas que gritaba el soldado brasileño mientras, aterrorizado, pateaba el cuerpo sin vida del hombre contra el que durante cinco años habían luchado en una guerra que los generales dijeron que iba a ser un paseo de tres meses, a lo sumo. Iniciada formalmente en febrero de 1865 con la declaración de guerra a Buenos Aires, la llamada por los revisionistas Guerra de la Triple Infamia terminó el 9 de marzo de 1870 con la rendición de los últimos jefes militares paraguayos, hace de esto 150 años.

En el secreto de cómo hizo ese pueblo para resistir ante los países más grandes de entonces -la República Argentina, el Imperio de Brasil y la República Oriental del Uruguay, con la ayuda del Imperio Británico– está precisamente el origen del odio que generó en las élites liberales y el motivo para destruir a una orgullosa nación. Desde José Gaspar de Francia hasta el mariscal López, Paraguay había ido creciendo en un aislamiento estratégico y en cuanto pudo, silencioso, y se estaba convirtiendo en una potencia industrial pero por sobre todas las cosas, autónoma. Violentando los preceptos básicos de que estas regiones debían ser proveedoras de materia prima y consumidores de productos elaborados.

Cerrado, con una presencia determinante del Estado, era en la segunda mitad del siglo XIX el único país verdaderamente organizado del Plata. Tenía una población bastante homogénea que compartía tradiciones estrechas de patrimonialismo y solidaridad comunal, un idioma, el guaraní, y una identidad muy definida, forjada entre la tradición de los pueblos originarios y la impronta de los jesuitas desde la ocupación europea.

El servicio militar era obligatorio y en los cuarteles se juntaban ricos y pobres, sin distinciones. Descalzos, debían servir a la Patria, “porque los pies desnudos son todos iguales”, había dicho Francia, el Karaí Guasú (Gran Jefe).

A fines de 1864, las tropas imperiales brasileñas, al mando de general José Luis Mena Barreto, se apoderaron de la ciudad uruguaya de Melo, con intenciones de arbitrar en la política oriental. Solano López, en el poder desde 1862, a la muerte de Carlos Antonio, quiso atacar el mal de raíz, cruzando a Río Grande, luego de pedir permiso al gobierno argentino. Pensó, quizás ingenuamente, que Bartolomé Mitre aceptaría el paso de tropas por Corrientes.

Pero no, el porteño era más afín a otros intereses y Paraguay se vio envuelto en su guerra final contra los dos países más poderosos de Sudamérica y ese inestable Estado tapón de la otra orilla del Río de la Plata. Así y todo, cuando periodistas ingleses publicaron un escandaloso tratado secreto de la Triple Alianza para repartirse los despojos de Paraguay, surgieron reacciones a favor de la causa paraguaya.

Ejércitos enteros desertaron para no combatir contra un pueblo hermano. Queda la histórica Proclama de los Pueblos Libres del riojano Felipe Varela: “¡Abajo los traidores a la Patria! ¡Atrás los usurpadores de las rentas y derechos de las provincias en beneficio de un pueblo vano, déspota e indolente! ¡Soldados federales! nuestro programa es la práctica estricta de la Constitución jurada, el orden común, la paz y la amistad con el Paraguay, y la unión con las demás Repúblicas Americanas”.

Se calcula que en la guerra murieron alrededor de 700 mil paraguayos, algo así como el 90% de la población. Los campos eran de la comunidad, mientras que ahora el 85% de la tierra agrícola está en manos de sólo el 2,5% de los propietarios. De la mano de los reclamos de pequeños agricultores y pobladores originarios en 2008 el exobispo Fernando Lugo fue ungido presidente de Paraguay. Fue lo más progresista que gobernó esa nación en estos 150 años. Un golpe parlamentario lo expulsó del poder en 2012. «

La batalla de las camisetas

Abraham Lincoln fue el primer presidente proveniente del Partido Republicano de EE UU, aunque hoy cueste creerlo. Si se compara su ideario de hoy con la lucha contra la esclavitud, hay un abismo. O mejor dicho, una grieta que sin dudas le costó la vida al mandatario a manos de un actor durante una representación en el Teatro Ford de Washington DC. (abril, 1865), cuando terminaba la Guerra de Secesión.

Por esos días, en el Paraguay arreciaba la Guerra de la Triple Alianza, que unos seis meses antes había despuntado sus primeros cañonazos cuando Solano López decidió intervenir en contra de lo que consideró una invasión brasileña a Uruguay, lo que hacía temer por el cierre del estuario del Plata, la vía de acceso a Asunción a través del río. 

Pero no es casual que estos dos episodios estén así encadenados. La guerra en el Norte era entre dos visiones del mundo: una de perfil capitalista burgués, la otra, de corte feudal esclavista. En el Sur se plantaba algodón, en el norte de elaboraban prendas de vestir. Al decir de Jauretche, la Guerra de las Camisetas.

Los sureños sabían que por eso peleaban, por eso no querían abandonar el esclavismo y en un momento de la contienda cortaron el insumo a las hilanderías británicas, con la idea de forzar al imperio a apoyarlos con armas y pertrechos. O para que los reconocieran como nación independiente. No contaban con que la esclavitud había pasado de moda, y que incluso las presiones para que Pedro II de Braganza la aboliera eran enormes.

De modo que si las hilanderías británicas necesitaban fuentes alternativas de algodón, para eso servían los territorios paraguayos, según habían mostrado los científicos devenidos espías que por algo habían perseguido desde José Gaspar de Francia hasta Don López. Pero antes debían hacer caer el sistema estatal, apropiarse de las tierras y hacer otro estado tapón al norte de Buenos Aires, para limitar el dominio brasileño. Otro algodón entre cristales, listo para competir con los algodones del norte. Para cuando el fin del Paraguay era un hecho (1870), Ulysses Grant, el general victorioso en la Guerra de Secesión, era el 18º presidente de EEUU. Un representante suyo, el general Banks, le dice en el Washington DC al plenipotenciario de López, Gregorio Benítes, leal a una causa sin futuro: “Nuestras simpatías están con el pueblo paraguayo.  Esa guerra es la última faz de la dominación de la Europa monárquica en el continente, debemos hacer todo para impedirlo”. Pero ya no había tiempo. Le injerencia de EE UU se haría sentir en los tiempos más cercanos, pero aún no estaba maduro ese imperio. «

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Uruguay: vuelve el neoliberalismo con privatizaciones, mano dura y mercantilización de la educación

Uruguay: vuelve el neoliberalismo con privatizaciones, mano dura y mercantilización de la educación

Tras 15 años del Frente Amplio en el gobierno, la alianza de derecha asume de la mano de Luis Lacalle Pou y un Gabinete con algún nombre objetado por corrupción y otros de pasado afín a la dictadura.
(Foto: AFP)

1 de Marzo de 2020

Después de 15 años de gobiernos progresistas caracterizados por profundos logros en materia de salud, educación y políticas sociales, una fuerte presencia del Estado en la vida económica del país y una consecuente defensa del principio de autodeterminación de los pueblos –sólo algunos de los aspectos que pronto se empezarán a extrañar–, vuelve a instalarse en Uruguay un gobierno de definido corte neoliberal. Luis Lacalle Pou, hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle de Herrera (1990-1995), está viviendo hoy su gran día en compañía del brasileño Jair Bolsonaro y una lista de otros presidentes de cuestionada estirpe democrática: Jeanine Áñez (Bolivia), Iván Duque (Colombia), Sebastián Piñera (Chile) y Lenín Moreno (Ecuador). Por supuesto Luis Almagro (OEA) y también lo acompaña Felipe VI, el monarca español, pero no está Donald Trump, que mandó decir que enviaría a alguien en su lugar.

Este nuevo gobierno, que cuenta en sus filas con demasiados nostálgicos y encubridores de los últimos dictadores (1973-1985) y muchos personajes que ya llegan embarrados por propia opción, y por ello integran miles de folios que se acumulan, y a veces se mueven, en despachos judiciales del país y del exterior, llega dispuesto a poner todo patas para arriba. No lo dijo en la campaña, pero los uruguayos se enteraron un mes después de las elecciones que todo su hacer y deshacer se sustentará en una mega ley de 457 artículos que tiene tres objetivos básicos. Primero, iniciar el proceso de privatización de las empresas públicas que Lacalle padre no pudo acometer. Segundo, criminalizar la protesta social y retrotraer la política laboral a mediados del siglo pasado, eliminando las conquistas consagradas por los gobiernos progresistas. Tercero, mercantilizar la educación, históricamente laica y gratuita.

Para llegar por tercera vez al gobierno en su historia de casi 184 años, el Partido Nacional (Blanco) de Lacalle Pou debió juntarse con los otros partidos del espectro –Colorado, Cabildo Abierto, Independiente y De la Gente– y todas sus facciones internas. Como cuando los pescadores tiran la red un día de tormenta, allí, entreverado, vino de todo. Claro que aquí, tratándose de personas, se enredaron genuflexos vergonzantes, pusilánimes de oficio, derechistas contumaces, admiradores de la dictadura y mucha gente con problemitas anexos a la corrupción. Bueno, así pescó Lacalle para ganar apenas por poco 30 mil votos y sentirse con derecho a cambiarlo todo. Para su misión cuenta con el apoyo de los medios, los mismos que fueron claves a la hora de sacar del estrado al Frente Amplio, única razón que juntó a aquellos socios de ocasión.

Entre lo que pescó cayeron desde ladronzuelos hasta promotores (hoy) de la creación de escuadrones de la muerte, “imprescindibles para limpiar el país”. Toda esa gente de mayor cuidado llegó de la mano del líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos. Para éste, ex general y senador electo, la Justicia ya pidió el desafuero bajo el cargo de “encubrir al ex coronel José Nino Gavazzo y ocultar que había confesado ante un tribunal militar el secuestro, tortura, asesinato y desaparición de personas”. Lacalle Pou no habló, y a esta altura seguramente ya no lo hará, ni sobre el convocante de asesinos voluntarios para conformar los escuadrones ni sobre la situación de Manini. En realidad, no habló sobre ninguno de sus socios del mundo del delito.

Tampoco habló -sus aliados políticos no están en condiciones de pedírselo y con sus irritantes buenos modales el Frente Amplio tampoco se lo exigió– sobre la detención de Maya Cikurel Spiller, compañera de vida del ministro de Educación y Cultura, Pablo da Silveira. La mujer fue apresada en el puerto de Colonia, en compañía de Da Silveira, prestos para viajar a Buenos Aires. Cayó cuando Interpol accionó una “alerta azul” dispuesta a pedido de Panamá. Está acusada como lavadora de cientos de millones de dólares de las coimas entregadas por la empresa brasileña Odebrecht a los gobernantes de al menos 12 países de América Latina y África. Junto con su detención saltó nuevamente el nombre de Andrés Sanguinetti (alias Betingo), hermano menor del ex presidente Julio María Sanguinetti (ver aparte).

Ambos casos son particularmente graves. Aunque no fue el candidato más votado dentro del Partido Colorado, el Sanguinetti grande (84 años) es senador electo, secretario general del Partido y, por ahora, garante de la durabilidad de la entente de todos los colores que se armó para ganarle al progresismo. La situación de Cikurell debería ser doblemente molesta para el presidente. Por un lado, Da Silveira es dentro del Gabinete la personalidad más inmaculada y aún no ha dicho por qué razón viajaba a Buenos Aires con una persona requerida internacionalmente, cuando faltaba una semana para el cambio de gobierno y él no había terminado aún de redactar su aporte a la mega ley que mercantilizará la educación. Su área.

Por otro lado Cikurell es amiga desde los tiempos estudiantiles –ambas integraban el equipo de hockey del selecto Deutsche Schule Montevideo) de Lorena Ponce de León, desde hoy la primera dama. «

La historia de Ma y Betingo

Maya Cikurell, la Ma, y Andrés Sanguinetti, el Betingo. Juran no conocerse, que nunca se vieron. Quizás sea cierto, tan cierto como que en el reparto les tocó ser empleados del mismo patrón, en los mismos ámbitos y con la misma función: pagar coimas y lavar dinero sucio. Ellos lo niegan, claro, pero los jueces de Suiza, Andorra, EE UU, Panamá, Colombia y Perú, hasta ahora, pidieron la extradición de ambos bajo el mismo cargo de actuar como instrumentos de corrupción al más alto nivel, jefes de Estado o testaferros a cuyo nombre depositaron los sobornos de la brasileña Odebrecht, parece que más de 788 millones de dólares.

Ma y Betingo tienen otras cosas en común. Fuera de los negocios, andan por el alto mundo político del pequeño Uruguay. Ella fue condiscípula de Lorena Ponce de León, Loly, su amiga, primera dama desde hoy. Es, además, la pareja de Pablo da Silveira, un abogado que esta tarde asume como ministro de Educación y Cultura. Él es el hermano menor del expresidente Julio María Sanguinetti (1985-90/1995-2000). Ambos recibieron apoyos, muy moderados o muy efusivos. Da Silveira, que estaba con Ma cuando la detuvieron, dijo: “Los hechos que se le imputan son previos a que yo la conociera, creo que es inocente, lo mejor que puedo hacer es no decir nada”. Para el mayor de los Sanguinetti, “lo que dicen de Betingo es una injusticia, él no delinque, es un muchacho sano y decente”. Lo dijo en 2017 cuando quedó preso en Andorra y aún ni soñaba que, meses después, lograría la libertad condicional.

A resistir en las plazas

Por estas horas se cierra el Carnaval 2020 uruguayo, el más largo del mundo, que suele exponer en sus murgas expresiones que reflejan el sentir de las clases más populares. Y en esta ocasión, muchas de las canciones se refirieron al cambio de gobierno: una de las intervenciones que levantó más polémica fue la de la murga Metele que son Pasteles, una integración horizontal que funciona como cooperativa, dirigida por el experimentado Gonzalo Riquero. La multitud vibró con ellos en el Teatro de Verano. El momento culminante del espectáculo The Cupcakes es el tema “Vamos a la plaza”, con la música de Calma (Pedro Capó y Farruko): “Vamos a la plaza / para dar batalla / si la cosa estalla /estaremos a la talla./ Si se pone caribe / no tendremos cintura / daremos pelea / acá nadie se asusta ni oculta”. El cuplé dura tres minutos. “Lo que pretendemos es que se tome conciencia que la gente debe hacer uso de sus derechos de manifestarse”, dice Riquero. No les resulta gratuito: el ex fiscal Zubia, del Partido Colorado acusó a la murga de “totalitarismo carnavalero”. 

Una de las murgas debutantes, Un Título Viejo, apuntó al ex general Guido Manini Rios y a su partido Cabildo Abierto. Ni el Frente Amplio zafó de los palazos: al excandidato presidencial, Daniel Martínez, le dedicaron más de una cuarteta para denostar “su ego y su ambición por encima de los principios fundacionales de su fuerza”.

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Condiciona la negociación con los acreedores y el ingreso de dólares

Condiciona la negociación con los acreedores y el ingreso de dólares

Un informe británico asegura que las pérdidas globales por el virus podrían acumular U$S 280 mil millones sólo en los primeros tres meses de 2020.
(Foto: AFP)
Por Alfonso de Villalobos
@alfondevil

1 de Marzo de 2020

A escala global, según la consultora inglesa Capital Economics, las pérdidas por el coronavirus podrían acumular U$S 280 mil millones sólo en los primeros tres meses de 2020. La cifra equivale al 70% del PBI de la Argentina. Para el FMI es prematuro fijar el daño que provocará la epidemia en la economía mundial, aunque da por hecho una fuerte desaceleración en la actividad de China que, por ser la segunda economía a escala mundial, impactará sobre todos los países. A la escalada proteccionista y las tendencias recesivas preexistentes ahora se suma el parate en el comercio mundial que conllevan las medidas preventivas en el ingreso y salida de embarcaciones del gigante asiático. Pero China, además de exportar bienes manufacturados e importar materias primas en forma masiva, es uno de los principales exportadores de insumos industriales y componentes de los que se nutren los aparatos productivos de los cinco continentes.

La Argentina exportó materias primas por U$S 7000 millones en 2019. Además de una desaceleración global, se descuenta una caída en los precios de las commodities, fuga de capitales por flight to quality (la búsqueda de activos de mayor calidad) y, en consecuencia, devaluaciones en las monedas emergentes.

El economista de OJF, Fausto Spotorno, considera que “hay dos escenarios posibles. El menos probable implica que, con una economía que tiende a desacelerarse y mercados bursátiles caros, el coronavirus gatille un ajuste de los mercados financieros”.  Para el especialista, “este escenario no favorece la reestructuración de deuda. Como en 2008, cuando los fondos subprime necesitan cash, venden sus activos basura a los fondos buitre”.

Con todo, para Spotorno, “el escenario más posible es el de una crisis breve y una recuperación. El tema es que justo en esos meses complicados la Argentina tiene que negociar la deuda. Cae en un muy mal momento. Puede que los acreedores acepten una quita, pero van a pedir cash”.

Andrés Asiain, del CESO, coincide en que la crisis “va a bajar el valor de los bonos  y dificultar un poco la reestructuración, pero se trata de una movida especulativa, No es estructural”.

Pablo Heller, economista, profesor de la UBA y asesor del FIT-PO, opina que “es un golpe muy importante a la economía mundial cuando ya asistimos a una tendencia muy aguda a una recesión. Se calcula un retroceso del PBI global del 1%. Además, acentúa la fuga de capitales de los países atrasados”. Por eso, continúa, “agrava las condiciones para una renegociación porque dificulta conseguir crédito para financiar la actividad y refuerza las condiciones leoninas que reclaman los bonistas y las garantías de repago que va a plantear el FMI”. «

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Estados Unidos: la elite demócrata se alinea contra Bernie Sanders para el Supermartes

Estados Unidos: la elite demócrata se alinea contra Bernie Sanders para el Supermartes

Dos candidatos que disputaban el espacio de la centroderecha se bajaron para darle su apoyo a Joe Biden. El triunfo del contrevertido vicepresidente de Barack Obama en Carolina del Sur inclinó la balanza. 

(Foto: AFP)

3 de Marzo de 2020

Las elites dominantes del Partido Demócrata decidieron apostar a lo seguro y en lugar de dispersar el voto, horas antes de este supermartes bajaron a dos candidatos de centroderecha para darle su apoyo al ex vicepresidente Joe Biden. El miedo a un triunfo de Bernie Sanders puede más que cualquier cálculo y contra lo que muchos analistas sostienen, que el senador por Vermont sería el único en condiciones de ganarle a Donald Trump en noviembre -por su programa socialdemócrata y en defensa del medio ambiente-, pareciera que prefieren perder antes que remover las aguas de los consensos bipartidarios de tinte neoliberal que gobiernan en el país desde hace décadas.

Este lunes, Biden confirmó el apoyo de dos precandidatos que estuvieron en carrera hasta la semana pasada: el ex alcalde Pete Buttigieg y la senadora Amy Klobuchar. El excongresista Beto O’Rourke, ya se había bajado de la postulación antes de que comenzara la ronda, a principios de año. Todos ellos optaron,  con obediencia partidaria, por darle su espaldarazo explícito a Biden y esperar mejores oportunidades para ellos en lo personal.

Con este rediseño de la oferta de la oposición a Trump, quedan en carrera el Sanders; otra aspirante con propuestas de centroizquierda, la senadora Elizabeth Warren; la congresista Tulsi Gabbard y el hipermillonario Michael Bloomberg, que inicia este martes una carrera por la que ya gastó 400 millones de dólares de su amplio bolsillo -tiene una fortuna que supera los 60 mil millones- para llegar a la Casa Blanca. 

Acá podes ver: ¿Duelo de millonarios?

Este martes de celebran primarias en 14 estados. Las elecciones, como en las nacionales, son indirectas, de manera que los votantes eligen delegados que al final del camino, en la Convención Nacional Demócrata de Milwaukee a desarrollarse a mediados de julio, suman los porotos por cada candidato.

Para ganar en una primera ronda se necesitan 1991 delegados entre un total de 3979. Como sucede con ese tipo de sistema electoral, el que gana se lleva todos los delegados del distrito. En caso de que ningún candidato supere ese el piso mínimo, se agregan 771 “superdelegados”, cuya única función es la de inclinar la balanza en caso de incertidumbre.

Mientras que los delegados “comunes” atan su voto a la promesa electoral de la primaria, los superdelegados tienen las manos libres para tomar partido. De modo que acá es donde se juega la muñeca política o la fuerza interna que tenga cada aspirante llegados a esa instancia.

En las primarias que se desarrollaron hasta ahora, Buttigieg ganó en Iowa el 3 de febrero, en controvertida elección donde se denunció la manipulación del conteo electrónico en contra de Sanders (ver acá). Había 41 delegados en juego que tras la renuncia de su candidato y el apoyo a Biden deberían pasar al exvicepresidente de Barack Obama. Pero eso aún no quedó claro.

Tras sus triunfos en New Hamshire y Nevada, el senador centroizquierdista tiene 60 delegados y Biden 54 luego del aplastante resultado en Carolina del Sur. Este martes se disputan 1357 delegados de 14 estados, el 34% a nivel nacional, que dejaría una tendencia importante de cara al futuro porque quedaría resuelto el 40% del padrón de Estados Unidos.

Las joyas más apreciadas para este supermartes son California, donde se disputan 415 delegados; Texas, con 228, y Carolina del Norte, con 110.

Biden venía de capa caída luego de haber quedado en medio de la denuncia contra Trump en el impeachment fallido.  La causa tenía relación con negociados de su hijo en Ucrania y terminó en un fiasco para los demócratas en el Senado, algo que era previsible. 

Ver antecedente acá: La semana de gloria de Trump

“La prensa y los analistas habían dado esta campaña por muerta (…) Los estados del supermartes tendrán algo que decir al respecto”, dijo ahora en Dallas, según refleja un cable de la agencia AFP.

Del lado de los republicanos, en tanto, todo muestra una calma chicha. Nadie tiene enfrente el empresario inmobiliario y su carrera para la reelección parece garantizada. Nadie intentaría cambiar de caballo en mitad del río y su carta de triunfo puertas adentro del oficialismo se dio en la votación por el juicio político. Salvo dos díscolos, todos se alinearon en el actual inquilino de la Casa Blanca.

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Encuesta en Bolivia: el candidato de Evo está 14 puntos arriba de los representantes de la derecha

Encuesta en Bolivia: el candidato de Evo está 14 puntos arriba de los representantes de la derecha

El dirigente del MAS y exministro de Morales, Luis Arce, logra el 29,2% de la intención de voto, contra 15,3% de Carlos Mesa. La presidenta autoproclamada queda tercera con el 13,7% y el golpista Camacho se desinfla.

(Foto: AFP)
4 de Marzo de 2020

A poco menos de dos meses para las elecciones bolivianas del 3 de mayo, una encuesta de intención de voto difundida por la red de noticias ATB afirma que el candidato a presidente del MAS Luis Arce logra el 29,2% de la preferencia electoral, con una diferencia de más de 14 puntos respecto a Carlos Mesa (15,3%), el expresidente que el pasado 20 de octubre fue el también el mayor rival del depuesto Evo Morales en las elecciones anuladas.

En la preferencia de los electores del país andino-amazónico figura tercera en la encuesta Jeanine Áñez, la autoproclamada mandataria que había prometido no participar de los comicios. Áñez y su alianza de derecha bautizada Juntos arañan el 13,7% de intención de voto. Luego aparece el ultracatólico Luis Fernando “Macho” Camacho del partido Creemos, con el 11,1 por ciento. La dupla que conforman el cruceño Camacho y el ex cívico potosino Marco Antonio Pumari, oscuros estrellas del golpe de Estado contra el gobierno de Morales, ha perdido fuerza en las últimas semanas.   

La encuesta ubica en el quinto puesto al pastor evangélico de origen coreano Chi Hyun Chung con el 8,6%; y a Jorge “Tuto” Quiroga, expresidente y mano derecha del fallecido dictador Hugo Banzer Suárez con el 6,7 por ciento.

El sondeo de intención de voto fue realizado por la empresa Misk’y Utaha’a, en las capitales departamentales bolivianas y en la populosa urbe de El Alto, entre el 21 y 23 de febrero pasados.

El próximo domingo 3 de mayo los bolivianos irán a las urnas para definir el futuro del país, luego de la salida forzada del primer presidente indígena Evo Morales en el pasado noviembre.

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

“A pesar de que nos dicen feminazis, no tenemos ningún muerto que cargar”

“A pesar de que nos dicen feminazis, no tenemos ningún muerto que cargar”

María Moreno, la nueva directora del Museo del Libro y de la Lengua, presentó las actividades de la institución acompañada por Juan Sasturain, Guillermo David y Laura Arnés. “Macri -dijo Moreno- hizo un museo de la devastación simbólica.”

(Foto: Telam)
5 de Marzo de 2020

Con el aire distendido que lo caracteriza y con gran sentido del humor hoy, jueves 5 de marzo, el director de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, Juan Sasturain, reunió al periodismo en la dirección de la Biblioteca para anunciar el relanzamiento del Museo del Libro y de la Lengua y presentar formalmente a nueva directora del Museo del Libro y de la Lengua,  la periodista y escritora María Moreno.

Se presentó también la primera actividad del museo que alude al 8M y que se llama La kermés del día después. Se llevará a cabo el martes 10 y será el primer acto oficial tendiente a la reactivación del Museo. Será también el primer acto oficial de la biblioteca desde que asumió la nueva gestión.

El director del área de Cultura de la Biblioteca, Guillermo David, se refirió al significado del relanzamiento del Museo. “Es una de las apuestas más fuertes de la Bibloteca –dijo- y nació por iniciativa de Horacio González que tomó la idea del Museo de la Lengua de San Pablo”. Lo caracterizó “como el espacio predilecto del debate sobre la lengua que hablamos” y lo calificó como “una rareza que no tienen otros museos del mundo”. “El hecho de que se haya cerrado sobre la gestión del macrismo también es sintomático respecto del estado del debate sobre la lengua argentina. Para nosotros es el espacio por antonomasia desde el que  construimos soberanía y lectores.”

“La palabra funcionario –dijo Moreno- tiene mala prensa. Yo creo que ser funcionario es comprometer la libertad en un proyecto colectivo.” Luego de contar que n su madre también había sido funcionaria del rubro de la alimentación y que, como tal, cuidaba la salud de la comunidad, afirmó que “está bueno dejar de regar narcisísticamente el propio jardín y entrar en un proyecto con otros.”

“Durante la gestión de macrismo –dijo- se dejó de lado el cargo de director y el Museo pasó a ser una sala más de la Biblioteca, se destruyó la exposición permanente sobre la lengua americana, lo que no es un acto menor. Macri hizo un museo de la devastación simbólica. Que se inundara la sala David Viñas es un hecho interesante, porque Viñas era un intelectual crítico que es el enemigo para el macrismo que habla en nombre del modelo filosófico de Alejandro Rozichtner.”

“La idea de la kermés es, en primer lugar, demostrar alegría, pero detrás hay un legado que no tiene que ver con la alegría, pero sí es un legado. Yo me siento muy orgullosa de estar en el espacio que tuvo en su momento, como directora, María Pía López.   Para el 26 de marzo de 2015 Maria Pía organizó una maratón contra el femicidio. Para mí eso es un legado importantísimo.”

Refiriéndose al significado de la palabra kermes una de cuyas acepciones es alegría popular desenfrenada, dijo que expresar esa alegría era hacer lo que hace el feminismo actual “que es trabajar contra las militancias tristes. En el feminismo actual se baila, se canta, se usa droga, se bebe y a pesar de que nos llaman feminazis no tenemos ningún muerto que cargar.”

“Se le va a dar mucha bolilla al lenguaje inclusivo –adelantó- aunque la palabra inclusivo me molesta porque parece que se incluye desde una autoridad que se autoelige y decide a quién se le da el pasaporte, a quién se le levanta la barrera y a quién no. Pensamos en una lengua plurinacional sin aduana ni peaje. Y esta inclusión tiene que ver con las lenguas de los pueblos originarios, de las sucesivas inmigraciones, de los jóvenes de los que se dice que hablan con términos precarios,  pero en realidad el tema es mucho más sofisticado y esto va a estar en los debates.” Aclaró que “del día después” aludía a que el paro de mujeres no se hará el 8 M, sino el 9 y también a la pastilla del día después.

A continuación presentó a la Coordinadora de Cuestiones de Género del Museo, a la que prefiere nombrar como generotrix, Laura Arnés, quien habló del propósito de poner en valor esos lenguajes que se hablan fuera de los espacios hegemónicos. Anunció que en la kermés habrá más de dos horas de poesía corridas con más de 40 poetas y  obras de artistas visuales que trabajan en forma cruzada con la fotografía y el arte plástico. Anunció también la muestra Mareadas por la marea: diario de una revolución feminista curada por Fernanda Laguna y Cecilia Palmeiro, feria de editoriales, una muestra fotográfica de Josefna Nicolini y anunció que el cierre de la kermés estará a cargo de Paula Maffía.

Moreno, por su parte, adelantó para junio, habrá una segunda gran muestra: “El título estimativo es Tinta roja: género y prensa amarilla y es la colección completa del diario Crónica. También está el proyecto de hacer una muestra sobre “la lengua cautiva, los secretos de la militancia de los setenta”.

La alegría a la que se refería Moreno fue una constante durante la presentación, del mismo modo que lo fue la presentación de su equipo de trabajo al frente de la Biblioteca unos días atrás.

Link a la nota >

Categorías
El mundo Internacional

Primarias en EEUU: Biden renació en el supermartes y se bajó Bloomberg

Primarias en EEUU: Biden renació en el supermartes y se bajó Bloomberg

El exvicepresidente ganó en la mayoría de los estados donde se disputaron las elecciones primarias de la oposición. Bernie Sanders iba primero en California pero el computo final se demorará varias semanas. Dos posturas enfrentadas para darle batalla a Trump en noviembre. 

(Foto: AFP)

4 de Marzo de 2020

...
(Foto: AFP)

“Todavía no me han enterrado”, dijo Joe Biden este domingo y lo demostró dos días más tarde, cuando en una remontada que ningún sondeo previó, ganó en la mayoría de los estados donde se disputaron las primarias del partido Demócrata. Con el resultado a la vista, y a pesar de que el cómputo final de California, el más poblado y el que mayor cantidad de delegados aporta para la Convención, es claro que quedan solo dos contendientes con aspiraciones para enfrentar a Donald Trump en noviembre, Bernie Sanders y el vicepresidente de Barack Obama. Los grandes derrotados son el mangate Michael Bloomberg -que dilapidó más de 400 millones de dólares de su exuberante fortuna en la construcción de una candidatura que los votantes no apoyaron y que ahora lo llevaron a renunciar- y la senadora Elizbeth Warren, que le disputa el arco progresista a Sanders.

Para llegar a esta instancia con un aire ganador, Biden, que representa a la elite dominante de los demócratas, consiguió que se apartaran de la carrera al ex alcalde Pete Buttigieg y la senadora Amy Klobuchar, quienes le dieron su apoyo explícito, y que le diera su espaldarazo en Texas el excongresista Beto O´Rourke.

Lo de Bloomberg es una consecuencia de una carrera errática que buscaba competir contra Trump en base a su billetera pero sin el menor carisma y luego de un debate televisado en el que mostró graves falencias de un área que debería dominar a la perfección, como es la comunicación, ya que es dueño de un emporio que lleva su apellido. El dinero que gastó en mostrarse no le sirvió de nada, aunque 400 millones para quien tiene 64 mil millones tal vez sea un vuelto.

Precisamente en Texas, que otorga 228 delegados, fue donde Biden dio el batacazo. El estado aparecía como una plaza firme para Sanders, que tiene un perfil y un programa progresista, de tendencia socialdemócrata, lo que para los estándares de la política estadounidense de las últimas décadas suena a una irreverencia.

Allí el resultado final fue de 656,568 votos para Biden y 585,036 para Sanders, (33,6% a 30%). Esos 71532 sufragios de diferencia le cambiaron la cara al exvicepresidente. Biden, que había recibido un soplo de aire fresco en Carolina del Sur, donde el sábado se impuso por un aplastante 48,8% sobre un 19,9% de su principal competidor, triunfó en el “supermartes” en Carolina del Norte, Virginia, Alabama, Oklahoma, Tennessee, Arkansas, Minnersotta, Maine y Massachusetts, además de Texas.

Sanders quedó al frente en Vermont, el estado al que representa en el Congreso desde 1991, Utah, Colorado y estaba liderando el escrutinio en California, bastión de la izquierda, que otorga 495 delegados peor tiene un intrincado sistema de votación que podría demorar el resultado definitivo hasta un mes.

Sanders, a los 78 años, es un “old man terrible” de la política estadounidense. Defiende la educación y la salud pública, sostuvo una visión favorable a liderazgos progresistas de América Latina y se opuso tradicionalmente al ingreso de su país en las guerras en el Oriente extendido. Había logrado un empate en Ohio y ganó ampliamente en New Hampshire y Nevada.

Biden, en tanto, a los 77 años, tampoco es un niño que busca llegar a la Casa Blanca, donde fue usual invitado durante los ocho años de gobierno de Obama. Envuelto en la denuncia contra Trump que derivó en el pedido de juicio político contra el primer mandatario, es un representante del status quo no solo de su partido sino de Estados Unidos.

Por eso la postura indignada de la líder demócrata Nancy Pelosi en la cámara Baja, que impulsó el impeachment, se choca de bruces con la realidad de que el hijo de Biden hizo negocios en Ucrania aprovechando el cargo de su padre.

Como sea, lo que queda claro desde este supermartes, donde se completa la votación en primarias del 40% del electorado estadounidense, es que quedan en disputa dos formas de interpelar al electorado en la crucial elección de noviembre de 2020. Una posición más disruptiva con el esquema de tinte neoliberal que inauguró Ronald Reagan en los 80 y que ninguno de los presidentes  que los sucedieron, de cualquiera de los dos partidos, osó interrumpir. Y un programa que bien se parece al tradicional modelo distribuicionista que comenzó con Franklin Roosevelt en los años 30 y se continuó por medio siglo.

Otra cosa que queda clara es que entre los cinco postulantes dentro de ese partido, ninguno tiene menos de siete décadas sobre sus espaldas. Sanders es el mayorcito, ya que cumplió los 78 en setiembre pasado. Por unos meses, Bloomberg, que los cumplió a mediados de febrero, era el segundo. Biden tiene 77 y Warren 70. Entre los más jóvenes, Buttigieg, de 38, se retiró este fin de semana. Sigue por ahora en carrera, aunque con pocas aspiraciones, Tulsi  Gabbard también de 38. Si uno se guía por los programas que tienen en carpeta, podría decirse que esta veterana de la guerra de Irak que propugna el retiro de tropas de EEUU de todos los países del mundo y que se llegó a entrevistar con el líder sirio Bashar al Assad, debería darle su apoyo a Sanders. Lo mismo quizás debería hacer Warren. Pero en política nunca se sabe.

Link a la nota >