Categorías
[email protected] Argentina

Wallace y Darwin, un camino compartido hacia la evolución | Dos hombres y una misma teoría



“Nada puede detener una idea cuyo tiempo ha llegado” decía Victor Hugo. Será por eso que hay ideas científicas que aparecen de la mano de dos personas a la vez.
La Teoría de la Evolución, que explica la formación y variabilidad de las especies biológicas, fue postulada por Charles Darwin y Alfred Russel Wallace en forma independiente y casi simultánea.

Pero la fama es caprichosa y el nombre de Wallace es mucho menos conocido que el de Darwin. La teoría se popularizó como Darwinismo, aunque tal vez a Wallace no le hubiera molestado dado que él mismo escribió un libro entero titulado “Darwinismo”, para explicar las ideas de ambos. La envidia parecía ajena a su personalidad.

Darwin y su viaje por el mundo coleccionando especímenes como naturalista a bordo del “Beagle” son muy conocidos. Allí nació el germen de su teoría. Wallace también concibió su teoría en expediciones a lugares remotos como naturalista, en su caso Brasil y Malasia.

Nació en 1823, 14 años después de Darwin, en la adolescencia tuvo que dejar la escuela por problemas económicos. Se hizo socio-aprendiz de un hermano que trabajaba como agrimensor. En sus trabajos por el campo empezó a coleccionar escarabajos. Al igual que Darwin, su pasión por la naturaleza se despertó coleccionando estos insectos. Wallace leyó mucho sobre viajes de naturalistas por regiones exóticas. Conocía los diarios de Alexander von Humboldt con sus aventuras en el Orinoco, el “Viaje del Beagle” del propio Darwin y varios más.

En 1848 consiguió viajar a Brasil junto con un colega también interesado en coleccionar nuevas especies. Por cuatro años recorrió el Amazonas y el Río Negro, llegando por Brasil al mismo lugar que Humboldt, que había viajado desde Venezuela, por el Orinoco. Se financiaba recogiendo nuevas especies de animales y plantas para museos y coleccionistas varios.

Con especímenes recogidos en los dos últimos años embarcó hacia Inglaterra, pero un incendio obligó a abandonar el barco y Wallace y la tripulación pasaron diez días en alta mar en un bote abierto. Tuvieron la suerte de ser rescatados, pero se perdieron los ejemplares y solo se salvaron algunas notas de campo. Como tenía un seguro, compensó en algo la pérdida financiera y después de un tiempo en Inglaterra volvió al trópico, ahora a Malasia.

Entre 1854 y 1862 recorrió todo el archipiélago coleccionando especímenes para vender. La idea de que la lucha por la vida motoriza la selección natural fue concebida allí. Como a Darwin, le llamó la atención que animales y plantas produzcan muchos más descendientes de los que podrían sobrevivir. Hay por lo tanto una mortandad importante y sobreviven los que son más aptos para huir de predadores, buscar comida y reproducirse a su vez. Una variación que dé ventajas en la lucha tiende a pasarse a más descendientes. Este mecanismo ciego hace que las especies cambien en plazos muy largos. Ya se creía, por las observaciones y teorías de Charles Lyell, geólogo, mentor y amigo de Darwin, que la historia geológica de la tierra era de cientos de millones de años por lo menos.

Wallace había tenido correspondencia esporádica con Darwin y le envió un manuscrito desde Malasia con su teoría, con el encargo de hacérselo llegar a Lyell. Para Darwin fue una bomba, hacía años que había tenido la misma idea, pero dio mil vueltas antes de publicarla, posiblemente por miedo al revuelo que iba a provocar. Le escribió a Lyell como pedía Wallace, desesperado y dispuesto a dar total prioridad a Wallace. Pero Lyell, y otro amigo y naturalista, J.D. Hooker, habían discutido estas ideas con Darwin antes. Incluso se las había comunicado por escrito en un borrador bastante completo. Por eso, finalmente decidieron presentar tres escritos en la Linnean Society , dos de Darwin y el de Wallace inconsultamente, ya que la correspondencia tardaba meses en ir y venir de Malasia. Wallace no se molestó con esto. Al contrario, agradeció la importancia que habían concedido a su manuscrito al publicarlo. 

Wallace era hombre de múltiples intereses, a diferencia de Darwin, tenía ideas políticas muy definidas y era muy crítico del sistema económico y social.
Fue presidente de una sociedad que proponía repartir la tierra entre ciudadanos comunes para ser usada en beneficio público en un momento en que la aristocracia terrateniente era la fracción política más poderosa de Inglaterra. Evidentemente Wallace no tuvo nunca el apoyo del establishment.

Por otro lado, no era una persona rica y aunque a su vuelta a Inglaterra escribió El archipiélago Malayo, libro que tuvo gran éxito, perdió casi todo lo ganado en malas inversiones financieras. Tuvo que editar obras ajenas, dar conferencias y escribir para mantener a su familia, ya que nunca pudo acceder a un puesto en un museo o institución científica.

Siguió escribiendo sobre evolución, elaborando y defendiendo la idea. En esta lucha se describió a sí mismo como “jefe de guerrillas” y consideró a Darwin el “General en Jefe”. Los dos hombres tuvieron una relación armoniosa de por vida. Wallace admiró el libro de Darwin Sobre el origen de las Especies considerando que era un estudio mucho más completo que su breve artículo. Tuvo una amplia correspondencia con Darwin sobre los detalles de la teoría. No siempre estuvieron de acuerdo, pero se valoraban mutuamente y su discusión fue siempre amistosa.

Darwin, por su parte, movió su influencia para que finalmente Wallace tuviera una modesta pensión del gobierno. Esto le permitió una vejez tranquila y recibió muchos honores en su larga vida. En 1913, cuando murió a los 90 años, lo consideraron el último de los grandes naturalistas del siglo XIX, junto con Humboldt, Darwin o Lyell. Solo a partir del siglo XX su nombre ha ido pasando a segundo plano. Pero Alfred Russel Wallace,  multifacético aventurero en el trópico, naturalista, político, escritor y teórico de la evolución tiene su lugar en la historia de la ciencia.

Nota:
El libro sobre el Archipielago Malayo se puede encontrar (en inglés) en el Gutenberg Project, http://www.gutenberg.org/ebooks/2530″>la descarga es legal y libre
: la edición en español de Espasa Calpe es difícil de conseguir.

Javier Luzuriaga es [email protected] de Página/12 y físico jubilado del Centro Atómico Bariloche- Instituto Balseiro.



Fuente link:

Categorías
[email protected] Argentina

El G6, la resistencia y el proyecto nacional | El análisis de Zaiat que recomendó CFK fue el debate más caliente entre lxs [email protected]



El presidente Alberto Fernández convocó a los empresarios reunidos en el G-6 para sumarlos a la construcción de una nueva normalidad económica, que deje atrás el capitalismo neoliberal hegemonizado por las finanzas globales. No es probable que quieran ser parte de esa tarea más allá del gesto de acompañarlo en el acto del Día de la Independencia. Fue una apuesta oficial fuerte dirigida al mundo empresario concentrado, que desde hace más de 40 años ha intensificado el combate contra el proyecto de desarrollo nacional que hoy aspira a desplegar el frente político que gobierna. Así comienza el artículo en el que Alfredo Zaiat
hizo un rigurso análisis que fue elogiado por la mismísima vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner: “El mejor análisis que he leído en mucho tiempo. Sin subjetividades, sin anécdotas. En tiempos de pandemia, de lectura imprescindible para entender y no equivocarse”.

Los y las [email protected] de Página/12 se sumaron a la conversación y estas fueron las contribuciones más respetadas:

Divide y reinarás
“Mientras estos pulpos aplican el “divide y reinarás”, se juntan para meterle palos en la rueda al gobierno. Despidieron con el decreto de no despedir, aumentaron con la prohibición de aumentar. Desafían, instigan, complotan. Hay que empezar a privarlos de la sangre con la que se alimentan. Excelente nota que le pone palabras a nuestro pensamiento”. 
ivoSi

Administrador de amistades
“No creo que al Gobierno se le pasen por alto las diferencias entre los distintos sectores empresariales. Tampoco se nos tiene que pasar por alto a nosotros algunos aspectos simbólicos de la política. Llamar “amigo” al opositor con más probabilidades de candidatearse exitosamente en un futuro próximo ayuda a bajarle el precio entre sus propios votantes. Hacer un acto como el del 9 de Julio no lo muestra al Presidente como un ingenuo administrador de amistades. Más bien creo que lo ayuda a enfrentar la batalla por la DEUDA que se está dando con mucho esfuerzo y no sé si tenemos una verdadera dimensión de su importancia. Eso creo yo”. 
soulperez

Por una burguesía nacional
“La creación de una verdadera burguesía nacional sigue siendo, desde sus inicios, uno de los sueños húmedos de peronismo. Como bien indica Alfredo, no se la va a encontrar entre los miembros del transnacionalizado G-6 (por lo menos no entre sus primeras líneas que hoy marcan el paso del resto de sus miembros) sino entre el empresariado PYME, las cooperativas de trabajo y los movimientos sociales organizados. Espero que el auditorio que acompañó al presidente en el acto del 9 de Julio solo haya sido un gesto para la tribuna, especialmente dirigida a los acreedores inmersos en la renegociación de la deuda. Creo que el gobierno debe tener claro que con estos especímenes no se puede contar para llevar adelante un plan de desarrollo virtuoso de la economía nacional a la salida de la pandemia, y que a los interlocutores válidos hay que buscarlos en otro lado. Espero que así sea”. 
MarioRF1959

Pelea desigual
“Creo que desde lo comunicacional, más allá de errores o falencias que pueda tener el Gobierno, hay desde el inicio una desigualdad de fuerzas muy notoria, en favor de los grupos concentrados. Esto es porque, como he posteado otras veces, gracias a ese monopolio que han logrado erigir, y gracias también a su victoria al lograr derogar la Ley de Medios, estos tipos están en los hogares de casi todo el país, 24/7 todos los días del año. Desde ahí bombardean, instalan premisas falsas que a fuerza de repetir permanentemente quedan en el imaginario de muchos (“se robaron todo…”, “se robaron un pbi…”, “las bóvedas llenas de plata en el sur…”) , y que luego repiten como loros unos cuantos cegados por un odio irracional alimentado desde estas mismas usinas. Todo se conjugaba, luego, con causas judiciales cuyas sentencias iban en línea con lo anteriormente establecido como “verdad” desde estos medios. Esto mismo explicó con claridad meridiana Cristina en su alegato en Comodoro Py en diciembre último, graficando perfectamente el entramado usufructuado por Cambiemos. En vista de esto, creo que mientras no se contrarreste con cierta eficacia ese poder descomunal de fuego de los medios de comunicación hegemónicos va a ser muy difícil la batalla comunicacional. Más allá de la implementación de políticas que apunten a mejorar la calidad de vida de los más necesitados y de la población en general, más allá de lo estrictamente territorial, hay que idear formas de comunicación inteligentes para que, a pesar de embates mediáticos como el de estos días, la gente pueda discernir entre un mensaje de odio y una realidad que se beneficia con políticas concretas”. 
LANIN

La lógica del desgaste
“Certero análisis, como siempre, particularmente esclarecedor de la evolución antinacional de la idiosincrasia de los grandes empresarios. Pienso que abrirles el juego y convocarlos a refundar las relaciones económicas pospandemia es una movida táctica que ambos (Gobierno y G6) aprovechan para sí. Las relaciones se tensarán cuando la emergencia sanitaria termine y la puja distributiva se reinstale. Por eso, la apuesta de Clarín y Techint es desgastar al Gobierno a como dé lugar: para que a la hora de la disputa de intereses descarnada, el Gobierno llegue sin el indispensable respaldo político y popular que se requerirá. Velan armas, por ahora, y el temple del Gobierno se pondrá a prueba cuando llegue esa hora. La lucidez del pueblo también”. 
Felipe

Estado productivo
“El artículo es muy interesante, el planteo correcto, pero la solución que da al problema es floja. Una alianza con los sectores populares es imprescindible pero ¿cuál va a ser el rol del Estado en esa alianza? El keynesianismo de la época cristinista sirvió para estar mejor en el corto plazo pero no fue suficiente para sentar un modelo de desarrollo capitalista viable. No alcanza con sentar las bases para que el capital privado gane dinero. En este país, cada vez que gana dinero no lo reinvierte, se lo lleva. Lo que realmente hace falta es un Estado que intervenga directamente en el proceso productivo, solo o en alianza con capitales privados en proyectos de distinto tipo (tecnológicos, productivos, etc). Pero es muy difícil desarrollar un país cuando todos los servicios públicos y la energía están privatizados, cuando los bancos no hacen lo que les dice el Banco Central, cuando no hay un Estado fuerte que imponga su proyecto, si es que lo tiene. Lamentablemente no es posible una salida que no implique enfrentar a esos sectores que bien caracterizás en tu artículo. Y si AF no lo hace, voy a concordar con un opinante que dijo que AF sirvió para sacarnos de encima a Macri, pero con eso no alcanza”. 
ricardof



Fuente link:

Categorías
[email protected] Argentina

Carlos Pagni y la falacia de la inmunidad de rebaño | Coronavirus y oposición



Carlos Pagni utiliza un larguísimo editorial
para abrir su programa Odisea Argentina que se transmite por la señal de La Nación. El del lunes pasado giró en torno a varios temas de la agenda opositora, pero seguramente el que generó fuerte repercusión
fue el segmento dedicado a la pandemia. Varios expertos salieron al cruce y desarmaron sus falaces argumentos con una serie de tuits. 

[email protected] [email protected] de Página/12 debatieron al respecto y estos fueron las contribuciones más respetadas: 

“Ellos piensan que son otros los que se mueren porque han descubierto que es así. En el programa de ayer de c5N, Brotes verdes, el conductor presentó un gráfico muy interesante sobre un ítem que hasta ahora no se había presentado y que lo hizo Perú. Se trataba de cómo era la curva entre la gente que tenía educación superior ligada a ingresos superiores, y gente con educación básica relacionada con menores ingresos económicos. La primera era una línea totalmente amesetada, la segunda un curva marcadamente aumentaba hacia arriba. Es decir, que más allá de que algunas personas de altos ingresos se hayan contagiado, como los primeros que venían de viajes internacionales, o de que eventualmente ahora que el virus se disemina por todos lados y se contagian algunos famosos y políticos, en la estadística ampliada, es como marcaba el estudio hecho al respecto: la gente de menores ingresos y educación se contagia muchísimo y la gente de mayores ingresos y educación superior tiene una curva totalmente plana. Y es ahí donde está la explicación de quiénes son y por qué lo hacen, los que están en contra de la cuarentena y piden que se abran las compuertas: porque ven como una solución que, como diría Macri ‘se mueran todos los que tengan que morirse”, que por supuesto no serían ellos, más allá de que alguno también muriera. Por eso, en las marchas en las que salen todos los que los escuchan, ninguno de los que bien a cubierto en el living de sus casas los incitan a salir está al frente de esas marchas. El problema siguen siendo los mamertos que quieren ser Venezuela, ‘tocaron a un pobre’, ‘si Vicentín es un estafador es nuestro estafador’, ‘a mí tampoco me pagaron los granos que me compraron y me los adeudan pero igual vengo a defenderlos porque somos familia'”.
liliana47

“La pulsión de muerte de la derecha debería estudiarse como una enfermedad mental colectiva. Hay un punto en que la codicia les obnubila los mas básicos instintos de supervivencia (algo que tenemos en común con todos los animales). Obviamente ellos siempre piensan que serán otros los que se mueren, pero cada día vemos en las noticias los casos de gente como ellos que terminó muerta. Pero aun así no aprenden. A mi ese “instinto de muerte” me resulta incomprensible.
lacarancha

“A esta altura, se ve claramente que los periodistas estrellas del grupo Clarín/Nación (ya son casi lo mismo), quieren muertos, como los quiere el Pro y la CC, por más que digan ‘nooo, somos republicanos, queremos el bien de todos’. No quieren el bien de todos, quieren que una parte del país desaparezca de la forma que sea, sitiando una villa sin agua, matando a mansalva ‘porque son negros y chorros’, subiendo las tarifas para que se hagan impagables. Todo, todo, en beneficio de las patronales. La pandemia ha sido puesta dentro de la ecuación del “sobra gente”, al estilo malthusiano. No pueden pensar en producir más alimentos, en el país de los alimentos. No pueden pensar en la salida cuarentenal, prefieren sacrificar una generación de viejos del Pami y algún enfermo crónico, a permanecer un tiempo más con los comercios cerrados. Es muy probable que Pagni y a quienes representa tengan acceso a los mejores sanatorios, y hasta a los fármacos que te pueden salvar si tuviste la mala suerte de enfermarte. Otros no, otros se van del mundo sin despedidas, en un catre que se usó para salvarlos, pero no se pudo. Esta gente es profundamente egoísta, la derecha es profundamente egoísta. ¿Se puede transar con ellos? Me parece que ya no”. 
Aquario

Las respuestas, además de precisas y contundentes, son DEMOLEDORAS. Quiero ver qué datos científicos opone el operador Pagni ante esto (y digo operador porque poco tiene de periodista independiente, en mi opinión). Y está claro que unos cuantos incautos consumidores de ese medio van a comprar ese mensaje. Hasta que empiecen a ver casos cada vez más cercanos de infectados y el sufrimiento que eso implica. Lo que queda claro después de un tiempo de pandemia (con y sin cuarentena) es cómo se diferencian las prioridades para determinados medios y dirigentes políticos en todos los niveles y en todos los países. 
LANIN

“Los periodistas se cansan de hablar de la impunidad de los políticos. Es hora de que los políticos hablen seriamente de la impunidad de los periodistas”.
nutria

“Además de la barbaridad de la inmunidad de rebaño, no pierde oportunidad de despreciar todo lo que sea nacional. Dice: ‘llegamos tarde con los kits de hisopados’. Descalifica todo lo hecho por nuestra ciencia incluyendo el desarrollo de una vacuna. Lo peor es que representa a muchos y ese es el peligro para la democracia. Están entre nosotros.”
xxx

“Pagni está al borde de la ley en cada programa. Los delitos de intimidación pública, establecidos en el artículo 211 del código penal son su límite por infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos, según reza el artículo. Además de instalar como verdaderas, cosas (libros, editoriales etc) , situaciones y dichos fuera de contexto, inventa nuevos contextos con dichos o frases de políticos, científicos etc, y recontextualiza generando una nueva información falsa, quedando por fuera de la ética periodística”.
elychinoy



Fuente link:

Categorías
[email protected] Argentina

Diálogo abierto sobre ingreso ciudadano universal con Daniel Arroyo | Actividad libre y gratuita



La Red Interuniversitaria de Posgrados en Política Social (RIPPSO) y Página/12 te invitan a participar de este diálogo abierto sobre Ingreso Ciudadano Universal (ICU) con especialistas locales, internacionales y contando con la participación especial del ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo.

El panel estará compuesto por:

  • Dra. Sonia Fleury  – Investigadora principal en el Centro de Estudios Estratégicos (CEE) de la Fundación Oswaldo Cruz (Brasil).

  • Dra. Laura Garcés – Maestría en Política Social – UN de San Juan (San Juan).

  • Lic. Daniel Arroyo – ministro de Desarrollo Social de la Nación.

  • Lic. Alfredo Zaiat – Editor de Economía de Página 12 – Director del suplemento Cash.

El evento será coordinado por Javier Ozollo – Maestría en Política y Planificación Social – UNCuyo (Mendoza).

El miércoles 8 de julio a las 18:30 horas, podrán seguir la transmisión en vivo desde acá:



Fuente link:

Categorías
[email protected] Argentina

El aislamiento como antídoto para volver a estar juntxs | Newsletter de Ciencia y Educación



¡Hola! Espero que estén muy bien dentro de las condiciones que la realidad propone. El panorama es oscuro, por ello, más vale tenerlo en claro: el mundo vivirá con rebrotes durante un buen tiempo.
Si alguna cosa podemos aprender de la experiencia internacional
es que, a pesar de que los casos disminuyan del otro lado del Atlántico y la normalidad retorne envuelta de más flexibilizaciones y más reaperturas, el nuevo coronavirus seguirá entre nosotros hasta la bendita vacuna.

Sorpresivamente –causa sorpresa porque como siempre remarcan los especialistas los lapsos para desarrollar una vacuna son bien dilatados– la Organización Mundial de la Salud considera que a fin de este año habría una primera tanda
para ser aplicada a las personas más vulnerables
y que, a finales 2021, estarían disponibles al menos 2 mil millones de dosis para cubrir la demanda de un tercio de la población mundial. Una vacuna, claro está, podría restablecer y devolvernos parte de la vida anterior, pero para quienes confiamos en que –incluso en los momentos de calma– la sociedad se está transformando de manera constante, quizás el cambio no esté tan mal después de todo. Aferrarnos con nostalgia a un pasado con miles de cicatrices puede no ser lo más conveniente. La incertidumbre molesta pero también puede traer buenos aires. Será cuestión de reacomodarse a los tumbos.

Pero mientras tanto, dejemos a un lado el futuro porque el problema es de carne y hueso y está más presente que nunca. A nivel local, una cuarentena estricta se abre paso en el AMBA
y debemos entrenar a nuestros cuerpos y a nuestras mentes –ya fatigadas– para resistir a un esfuerzo más de confinamiento.
Localidades de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Mendoza, Chubut, Neuquén y Jujuy (además de cinco municipios bonaerenses)
también perdieron el estatus sanitario alcanzado semanas atrás y retrocedieron durante los últimos días luego de que se multiplicaran los casos. En la Ciudad y el Gran Buenos Aires, la decisión gubernamental implicará disminuir la circulación de personas a través de las jurisdicciones. En algún momento, también será necesario repensar aquellos rubros que la normativa identifica como “esenciales”, pero ello revela una discusión aparte, una batalla que no estamos dispuestos a librar. Al menos no en este espacio y en esta ocasión.

Calibrar las condiciones del confinamiento en esta zona caliente servirá para darle un respiro al sistema de salud que, aunque no está cercano a colapsarse, en poco tiempo podría estarlo si el número de contagios continúa en aumento como lo está haciendo hasta ahora. Ya lo sugerían los expertos: aunque “se está trabajando muchísimo y muy bien”
un retorno de fase sería muy productivo si el objetivo, claro está, es que se muera la menor cantidad de gente posible. Lo digo de este modo porque los economistas neoliberales continúan paseándose por los canales alentando flexibilizaciones y erosionando los mejores esfuerzos de la ciudadanía durante esta época de excepción. La falsa dicotomía
que se proponían instalar entre salud y economía desde hace tiempo quedó desacreditada, en la medida en que los gobiernos más anticuarentena de todos –como EEUU y Brasil– han detentado retrocesos considerables en sus economías.
“Si no volvemos a la fase 1, en 30 días estamos como Chile”, advierte el investigador del Conicet Rodrigo Quiroga.
Este bioinformático de la Universidad Nacional de Córdoba ha contribuido con sus gráficos desde que comenzó la pandemia y sus números han explicado desde inicios de marzo las características de la evolución de contagios de Covid-19. Hoy “estar como Chile” representa un auténtico peligro: al momento de escribir este texto el vecino trasandino tiene más de 250 mil infectados y más de 4700 muertes.

Durante la semana se produjeron dos desarrollos locales que vale la pena destacar
. Por un lado, te contamos que científicas bonaerenses avanzaron en la fabricación de un producto químico que se puede rociar en distintos objetos
con el propósito de impedir que el coronavirus se adhiera a las superficies
. Son investigadoras de la Universidad Tecnológica de La Plata las que retomaron un estudio que la misma casa de estudios había realizado tiempo atrás, adaptándolo y dándole un objetivo de cuidado sanitario. ¡Bravo por ellas!

Por otro lado, nos hicimos eco de un aporte realizado por el equipo de investigaciones de la empresa Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA). Un grupo diseñó una herramienta para rastrear material genético del SARS-CoV-2 en la red cloacal
,
lo que servirá para monitorear el comportamiento de la pandemia a partir del virus que excretan los infectados. La técnica de detección, que verifica si aumenta o disminuye la concentración del patógeno en aguas cloacales, permitirá ejercer vigilancia epidemiológica y generar alertas tempranas. El método fue puesto a punto y validado en solo dos meses y está en manos del Ministerio de Salud de la Nación y del Instituto Malbrán para su consideración.

Como última estación del recorrido por los acontecimientos más importantes en materia de Ciencia y Educación, quiero retomar la –sana– costumbre de mencionar otras noticias que fueron comunicadas por Página/12 y nos ayudan a desmarcarnos al menos un poquito de esta crisis que atravesamos. De todas, hay una que me alegró especialmente. El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, y el intendente de Pilar, Federico Achával, presentaron el proyecto de creación de la Universidad Nacional del Pilar.
La propuesta, que aún debe tratar el Congreso, es que la nueva casa de estudios funcione en la sede del Instituto Carlos Pellegrini del distrito, con una orientación productiva, dado el parque industrial instalado en el municipio.
Sería la primera casa de altos estudios fundada durante la gestión de Alberto Fernández y otorgaría continuidad al proyecto de promoción de la educación superior que Cristina Fernández había consolidado durante su segunda gestión en el Ejecutivo Nacional. Más universidades equivalen a más pensamiento crítico anclado en los territorios. Esperemos que pueda cumplirse con todo el circuito normativo y el país tenga una Universidad Nacional más de la cual enorgullecerse. Más ciencia y más educación del pueblo y para el pueblo.

Guía de lecturas recomendadas

*Presupuesto universitario: debate por el reclamo de más fondos durante la pandemia

*Guía de acceso a aplicaciones educativas para reducir la brecha digital

*Tablet gratis: para quiénes son los dispositivos que repartirá el Gobierno

*Un regreso a clases en agosto, con barbijos y en “aulas burbuja”



Fuente link:

Categorías
[email protected] Argentina

La historia de las hermanas Korvin-Krukovskaya | Rebeldía y matemáticas en la Rusia del Zar 



Anya y Sophie Korvin-Krukovskaya nacieron de mediados del siglo XIX. Su medio social, la aristocracia del Zar de Rusia, no se caracterizaba por sus estímulos intelectuales. Recordando su adolescencia Sophia escribió: “La gente vivía pacíficamente en Bilibino. Crecían, se hacían viejas… leían en los periódicos acerca de un mundo que estaba lejos del suyo y con el que nunca tendrían contacto…”

Pero las hermanas tenían ideas propias. Anya y Sophie iban poner a prueba y a sufrir los límites de la sociedad aristocrática donde nacieron, Anya por sus ideas políticas y Sophie por la absurda idea de dedicarse a las matemáticas.

Sophie Korvin-Krukovskaya tuvo que luchar toda su vida, para desarrollar su pasión y talento para la matemática. En el camino se transformó en la primera Doctora de la Universidad de Goettingen. Los resultados de su investigación fueron importantes y, por eso, es la más conocida de las hermanas. La hermana mayor, Anya, más volcada a la literatura y la política también se sentía prisionera en esa sociedad rígida y ambas se aliaron para escapar de la mediocridad y frivolidad de este ambiente.

Fueron educadas por tutores privados como era habitual en su época y clase social.  Sophia descuidó sus otras lecciones por estudiar álgebra luego de que un tío le prestara un libro sobre el tema. A pesar de que el padre se lo prohibió, ella siguió estudiando a escondidas.

Un “marido” para salir de Rusia

Las hermanas quisieron ir a la Universidad, pero eso en Rusia era imposible. Para ir al extranjero había otra dificultad: la ley prohibía que las mujeres viajaran sin el permiso de un padre o un marido. Como el padre se negaba, la solución que encontraron fue buscar un marido. Un marido “ficticio” entre los jóvenes rebeldes, autobautizados “nihilistas”, que pudieron conocer en San Petersburgo. 

Vladimir Kovalevski, que a su vez quería estudiar paleontología en Alemania, estaba dispuesto a esta charada de casamiento. Primero pensó en casarse con Anya, pero después se decidió por Sophie. Relaciones complicadas, como en una novela de Dostoievsky (Fyodor Dostoievsky en persona tiene un papel secundario en esta historia porque conoció y cortejó brevemente a Anya). 

Sophie, Vladimir y Anya viajaron juntos a la Europa Occidental. El matrimonio Kovalevsky se responsabilizaba por la conducta de la joven soltera y las apariencias quedaban salvadas. Pero pronto Anya siguió su propio camino y se fue a París. Las hermanas dejaron Rusia atrás y de espectadoras se convirtieron en participantes del fermento político e intelectual de su época.

Darwin, la Comuna de París y Marx

Los Kovalevsky estuvieron en Londres y Vladimir se contactó con Darwin, ya que había traducido algunos de sus libros al ruso. Próxima parada, Heidelberg, donde Sophie quería estudiar matemáticas y física, pero fue una decepción ya que no la dejaron entrar en la Universidad por su condición de mujer. Tras insistir logró permiso de asistir a clase siempre que el docente a cargo diera su acuerdo. 

Por su parte, Anya estaba en París cuando estalló el movimiento Revolucionario de la Comuna de París en 1871. Para ese entonces vivía en pareja con Victor Jaclard, un joven francés revolucionario, y ambos participaron activamente en la Comuna. Sophia y Vladimir viajaron a París como apoyo a los revolucionarios. Pero la Revolución fue derrotada y duramente reprimida. Anya fue presa y liberada pero Jaclard fue condenado a muerte.

El General Korvin-Krukovsky viajó a París y se entrevistó con las máximas autoridades. No pudo hacer mucho oficialmente, pero en un episodio confuso, aparentemente con el gobierno mirando hacia otro lado, Vladimir Kovalevsky se encargó de facilitar la huída de Victor Jaclard hacia Ginebra. Allí Anya y Victor se casaron burguesamente, pero no abandonaron su actividad revolucionaria. Viajaron a Londres donde se conectaron con Karl Marx y luego se radicaron un tiempo en Ginebra.

La primera mujer en obtener un Doctorado en Europa

Por su lado, Sophie se mudó a Berlin y Vladimir fue a estudiar a Jena. La movilidad de los alumnos universitarios era la norma en Alemania, pero la exclusión de las mujeres también. Esta vez Sophie no pudo ni entrar a las aulas. Al fin y al cabo, fue una ventaja porque obligó a Sophie a pedir clases particulares a Karl Weierstrass, profesor en Berlin. Weierstrass le envió un problema difícil, pensando que con eso se la sacaba de encima. Sin embargo, la respuesta de Sophie fue tan acertada que decidió tomarla como alumna. Sophie completó el curso, de varios años, que daba Weierstrass en la Universidad. 

Sophie completó tres trabajos originales en los años de estudio. Weierstrass evaluó que cualquiera de ellos podía servir como tesis de Doctorado. Lo presentaron en Goettingen, amparados en una disposición que permitía la postulación remota de aspirantes extranjeros, y así Sophie se convirtió en Frau Doktor, la primera mujer en obtener un Doctorado en Europa.

También Vladimir era ahora Herr Doktor en Paleontología y la pareja decidió volver a Rusia en 1874. Los Jaclard también volvieron por esa época. Ninguno consiguió acceso a una cátedra, la policía secreta del Zar los tenía fichados. Sobrevivieron en Rusia con trabajos variados. Sophie abandonó las matemáticas, pero se dedicó a escribir cuentos y una obra de teatro, Jaclard dio clases de francés, Anya hizo algo de periodismo y Vladymir se dedicó a los negocios con algo del capital legado por el General Korvin-Krukovsky.

Sophie y Vladymir decidieron convertir su matrimonio ficticio en algo más, vivieron juntos como pareja y tuvieron una hija. Pero el final feliz, como en tantos cuentos de Dostoievsky, no se les dio. Decidieron separase, Sophia dejó a su hijita al cuidado de una amiga y volvió a las matemáticas y a escribirse con Weierstrass. 

A través de otro antiguo alumno de Weierstrass,  Gosta Mittag-LefflerSophie consiguió finalmente una cátedra en la Universidad de Estocolmo. Vladimir quedó en Rusia, y por  una serie de malos manejos económicos que amenazaban terminar en escándalo se suicidó en 1883. 

Anya y Viktor Jaclard volvieron a París, donde siguieron activos en política revolucionaria. Anya escribía para diferentes periódicos y estaba activa en numerosas organizaciones. En 1887, debido a complicaciones derivadas de una apendicitis, Anya murió con 43 años. Aunque fue otro golpe para Sophie, siguió produciendo matemáticas y llegó a Profesora titular y obtener el Premio Bordin entregado por la Academia Francesa. Dado que se competía anónimamente, el jurado ignoraba el género de la postulante y no solo le otorgó el premio sino que el trabajo era tan bueno que aumentaron el premio en metálico de 3000 a 5000 francos.

La carrera promisoria de Sophie quedó trunca al morir por las complicaciones de una neumonía, en 1891, con 41 años. A pesar de esto, produjo resultados notables, de un nivel que hace que su nombre sea recordado en la historia de las matemáticas.

*Javier Luzuriaga es [email protected] de Página/12 y fisico jubilado del Centro Atómico Bariloche- Instituto Balseiro.



Fuente link: