Categorías
Argentina Deportes

Copa Libertadores: 17 de septiembre, el regreso de los argentinos | Fixture oficial para Boca, Defensa, Racing, River y Tigre



La Conmebol confirmó este lunes que los cinco equipos argentinos que participan de la actual edición de la Copa Libertadores retomarán la competencia el próximo 17 de septiembre, dos días después de la reanudación oficial tras el receso obligado por la pandemia de coronavirus.

Así se desprende del calendario anunciado para la reanudación de las fechas 3 y 4 de la fase de Grupos de la Libertadores, con Boca, Defensa y Justicia, Racing, River y Tigre, que milita en la Primera Nacional. En un inicio, la Conmebol había fijado el 15 de septiembre como el día de vuelta para todos los equipos, pero tras un reclamo de los clubes argentinos por la incierta situación del deporte en el país mientras avanza el coronavirus, el plazo se desplazó dos días.

El primero en hacer rodar la pelota en el certamen continental será Racing (6 puntos), que recibirá a Nacional de Uruguay (6) desde las 17 por el Grupo F.

A las 19, habrá otros dos partidos: San Pablo de Brasil (3) será local de River (3) en el Grupo D, y Defensa y Justicia (0) hará lo propio con Delfín de Ecuador (1) por el Grupo G.

La jornada finalizará desde las 12 con los duelos entre Libertad de Paraguay (6), con el entrenador Ramón Díaz en el banco de suplentes, que será local ante Boca (4) por el Grupo H; y Guaraní (3) recibiendo al Tigre de Néstor “Pipo” Gorosito (0) en Paraguay, en el Grupo B.

En tanto, la Conmebol fijó también el fixture para la fecha 4 del certamen, que se disputará del 22 al 24 de septiembre. El 22, Tigre recibirá a Bolívar de Bolivia desde las 19.15, y a las 21.30 River viajará a Perú para medirse con Binacional. El 23, Defensa y Justicia será local de Olimpia de Paraguay desde las 19.15 mientras que Racing, a las 21.30, sera visitante en Perú frente a Alianza Lima. Por último, el 24, Boca viajará a Medellín para enfrentar a Independiente desde las 21.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Guardiola sobre Bielsa: “Será increible tenerlo en la Premier” | El técnico del Manchester City celebró el ascenso del Leeds



El español Josep “Pep” Guardiola, entrenador del Manchester City, consideró este lunes que será “increíble” tener a su colega argentino Marcelo Bielsa en la próxima temporada de la Premier League, luego del ascenso que obtuvo al frente del Leeds United

“Bielsa es muy especial. Creo que será increíble tenerlo en la Premier League la próxima temporada”, dijo Guardiola en la conferencia de prensa previa al partido que su equipo disputará el martes ante Watford por una nueva jornada de la Liga inglesa.

“Marcelo es uno de los entrenadores más influyentes. El conocimiento no depende de los trofeos que ganas. Los jugadores juzgan al entrenador por su conocimiento“, agregó “Pep”, que días atrás también había saludado a Bielsa por el ascenso.

“Felicidades al Leeds, no solo a Marcelo Bielsa. El Leeds es un club histórico. Después de 16 años han vuelto. Será bonito ir y jugar en su estadio. Hicieron un trabajo excepcional, no era fácil. Casi lo consiguen la temporada pasada y eso muestra lo regulares que son”, completó Guardiola.

Luego de la eliminación del sábado ante Arsenal en la semifinal de la Copa FA tras perder con Arsenal (2-0), Manchester City, con el argentino Nicolás Otamendi, visitará el martes desde las 14 a Watford, el equipo de Roberto Maximiliano Pereyra e Ignacio Pussetto, que hace dos días se quedó sin entrenador tras el despido de Nigel Pearson.



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Doblete de Messi y a las puertas del “Pichichi” | El argentino le lleva cuatro goles a Benzema, que juega más tarde



Salvo que ocurra un hecho extraordinario, Lionel Messi se consagrará como máximo goleador de la Liga de España por séptima vez en su carrera y marcará un nuevo récord, después del doblete que anotó ante el Alavés en la goleada 5-0 con la que el Barcelona cerró su participación en el certamen. Con 25 tantos, el astro argentino lidera la tabla de anotadores con cuatro de ventaja sobre el francés Karim Benzema, que más tarde jugará su última carta para alcanzarlo cuando el campeón Real Madrid visite al Leganés. Para superarlo, el galo debe anotar cinco goles.

Messi consiguió un nuevo doblete en su carrera, al marcar el segundo gol de su equipo a los 34 minutos con una excelente definición en el área después de recibir de Riqui Puig y amagarle al arquero Roberto. Y selló la victoria con un toque de zurda desde el punto del penal a los 75. Incluso, pudo lograr un hat-trick, pero con el partido empatado sin goles estrelló un remate desde el borde del área en el palo. Ansu Fati, Luis Suárez y Semedo marcaron los restantes goles del subcampeón español.

Más allá de haber anotado 25 goles en 33 partidos, el balance para Messi en la temporada termina siendo negativo, ya que el equipo de Quique Setién dejó pasar una buena oportunidad para repetir el título de Liga. Hasta la suspensión por la pandemia, el Barcelona era líder con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid, que cambió la historia con diez triunfos seguidos desde que se reanudó la competición.

A la espera de lo que suceda con Benzema, Messi ya se prueba el traje de Pichichi, trofeo que logró en seis ocasiones en el fútbol español. Con esa cifra, todavía, comparte el récord con Telmo Zarra, la leyenda de Athletic Bilbao. Si el francés no mete cinco goles ante el Leganés, el astro argentino se quedará con la marca en soledad, un premio consuelo en una campaña que le dejó un sabor amargo.

El astro rosarino de 33 años consiguió su media docena de trofeos en diez temporadas: 34 goles en la 2009/10, 50 en la 2011/12, con récord absoluto en la historia, 46 en la 2012/13, 37 en la 2016/17, 34 en la 2017/18 y 36 en la 2018/2019.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

El espectacular accidente de Marc Márquez | El piloto español se fracturó el brazo y será operado el martes



El español Marc Márquez, seis veces campeón del mundo de motociclismo, sufrió este domingo una durísima caída en el Gran Premio de España de MotoGP, que lo llevará al quirófano por la fractura expuesta de su brazo derecho. La carrera disputada en el circuito de Jerez de la Frontera marcó la primera victoria en su trayectoria del joven francés Fabio Quartararo (Yamaha) 

Quartararo, primer francés en 20 años en ganar en la máxima categoría del motociclismo tras Regis Laconi en Valencia 1999, quedó por delante del local Maverick Viñales (Yamaha) y el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), que cerró de la mejor manera un fin de semana complicado.

Sin embargo, la imagen del fin de semana será la tremenda caída de Marc Márquez, quien tras un despiste en la cuarta vuelta quedó último y empezó una remontada espectacular que lo llevó al tercer puesto.

Pero en su afán por ir en busca de la victoria, el campéon tocó el pianito a la salida de una curva, a cinco giros del final, y voló por los aires, teniendo que ser asistido por los servicios médicos, que luego confirmaron la fractura de húmero en el brazo derecho, por la que será operado este martes en Barcelona.

Quartararo, de 21 años, había logrado la pole en la clasificación del sábado, pero en la largada fue sobrepasado por Viñales y Márquez, para quedar en el tercer lugar. El campeón del mundo, antes de que se cumpla el cuarto giro de la competencia, ya estaba líder tras superar a Viñales, pero todo cambió en la curva 4, cuando Márquez se despistó, para quedar en el último puesto tras su expedición por la arena.

Allí, con Quartararo aprovechando para ponerse líder, lo más atractivo de la carrera lo puso Marc Márquez, quien empezó su remontada. Faltaban 20 vueltas y era todo un golpe de efecto para el Mundial que el múltiple campeón no pudiera subirse al podio en la primera competencias tras el receso por la pandemia de coronavirus.

Pero el de Cervera fue subiendo escalón a escalón, hasta ponerse en la cola de Viñales, en la lucha por el segundo puesto, con un ritmo descomunal, que obligaba a Quartararo a tomar riesgos, pese a su ventaja. Pero no hubo final feliz para Márquez, quien en la salida de la curva 3 se enganchó con el pianito, trabó su moto y voló para impactar con el pavimento. 

Al quirófano otra vez

Márquez venía en franca recuperación de una operación en el hombro derecho en noviembre pasado, pero este martes deberá volver a pasar por el quirófano en la ciudad de Barcelona. 

La caída fue muy dura, tanto que Márquez se quedó de rodillas en el suelo, agarrándose con sus manos, con signos de evidente dolor. El seis veces campeón del mundo tuvo que ser retirado en camilla hasta el centro médico del circuito y, tras las pruebas, los doctores confirmaron una fractura completa en el brazo derecho, en la parte del húmero.

El piloto de Honda permaneció en observación hasta ser trasladado a Barcelona, donde será operado para fijar esta fractura que pone en peligro su lucha por el Mundial. A pesar de que no se ha hablado de plazos para su recuperación, lo más seguro es que Márquez no esté en la carrera del próximo fin de semana en Jerez, y es duda para el triplete que llegará dos semanas después.

Una lesión que pone en riesgo el título proyectado, porque en una temporada tan corta será muy difícil recuperar los puntos perdidos y cumplir los plazos de recuperación necesarios con tantas carreras seguidas. “A veces las cosas no salen como uno espera pero lo más importante es levantarse y seguir adelante”, escribió el piloto en sus redes sociales. “Ahora toca pasar por el quirófano el próximo martes y fijar la fractura del húmero”, completó Márquez, que prometió regresar a las pistas lo antes posible.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

La política y los Juegos Olímpicos | Opinión



A través de La Carta Olímpica, los humanistas impulsores de los Juegos Olímpicos modernos intentaron establecer la idea de que los Juegos debían servir para inspirar a la humanidad en su lucha por superar las diferencias políticas, económicas, de género, raciales y religiosas. Más allá de esas buenas intenciones, lo cierto es que a lo largo de la historia hubo varios acontecimientos que echaron tierra sobre ese idealismo romántico que buscaba poner al deporte al “servicio del desarrollo armónico de los hombres”. En 1936, los nazis utilizaron los Juegos de Berlín para propagar la idea de la superioridad de la raza aria; en 1968, en México, el Black Power aprovechó para visibilizar su lucha contra el racismo en Estados Unidos cuando los ganadores de los 200 metros, los estadounidense Tommie Smith y John Carlos, levantaron sus puños durante la ceremonia de premiación. Apenas cuatro años después, en los Juegos de Munich, el grupo comando palestino Septiembre Negro, secuestró a la delegación de deportistas israelíes para negociar la liberación de 230 palestinos presos en Israel. El desenlace fue trágico: once deportistas israelíes y un policía alemán muertos. Alemania y el COI demoraron 45 años la reconciliación con las familias de las víctimas, que nunca aceptaron la decisión del movimiento olímpico de que no se hubieran supendido los juegos. La política continuó metiendo sus narices en los Juegos, como quedó demostrado en el boicot de Estados Unidos contra los Juegos de Moscú de 1980, en el contexto de la Guerra Fría, y la consecuente respuesta de los rusos, quienes cuatro años más tarde promovieron otro boicot, aunque de menor envergadura, contra los Juegos de Los Angeles.

Se cumplen este domingo 40 años del inicio de los Juegos Olímpicos de Moscú, de los que la Argentina no participó junto a otros medio centenar de países que se sumaron a la iniciativa de Estados Unidos, que buscaba de esta manera condenar la invasión militar de la Unión Soviética sobre el territorio de Afganistán, ocurrida en diciembre de 1979 y cuyo objetivo fue derrocar al presidente afgano Hafizullah Amin, quien en su propio juego político había decidido cambiar de equipo y jugar para la Casa Blanca, que gobernaba el demócrata Jimmy Carter. En ese contexto de la Guerra Fría, EE.UU. lanzó una brutal campaña contra Moscú 80 y contra las autoridades del COI, que no veían factible un cambio repentino de sede y que argumentaban que los juegos podían acaso servir para bajar las tensiones existentes. “Ir a los Juegos Olímpicos de Moscú sería como poner un sello de aprobación a la política exterior de la URSS”, expresó Carter. Caídos los plazos impuestos por EE.UU. para que Rusia abandonara Afganistán, el 24 de abril de 1980 el Comité Olímpico Estadounidense (USOC) anunció su no participación en los Juegos. y prohibió a los deportistas estadounidenses participar de la cita olímpica. Los intentos del COI por destrabar el conflicto fracasaron. “O retiran las tropas… o retiro a los atletas”, volvió a insistir Carter en mayo, cuando en un último intento el COI lo sentó frente a jefe de estado soviético Leonid Breznhev.

La página de El Gráfico apoyando el boicot de los EE.UU.

Entre las presiones de Estados Unidos y las presiones de la Unión Soviética, comenzó a abrirse para algunos países la posibilidad de quedar alineados políticamente y obtener, a cambio del apoyo en esta cruzada, algún beneficio propio. Ese fue el caso de la Argentina, gobernada por la Dictadura Militar, que tras la visita a Washington del entonces ministro de economía José Alfredo Martínez de Hoz se sumó a Canadá, Alemania Occidental, Japón, Noruega, Israel, Chile y Turquía, entre los 50 países que (de un total de 66 ausentes, algunos de estos por sus propias razones, como fue el caso de China) apoyaron el plan de Carter.

El entonces presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), el coronel Antonio Rodríguez no había apoyado desde el inicio el boicot. “No podemos frustrar el esfuerzo de nuestros jóvenes atletas. Los intereses políticos no pueden prevalecer sobre los deportivos. La Argentina participará en los Juegos”, llegó a decir. Sin embargo, el hombre que se mantuvo como titular del COA hasta 2005 terminó acatando la decisión del gobierno de Jorge Rafael Videla. Los diarios de la época dan cuenta de que la visita de Martínez de Hoz a los Estados Unidos, donde se reunió con distintos funcionarios de alto rango y cercanía con Carter para hablar de cuestiones económicas y de política internacional, que también incluyó el tema Malvinas.

Cuando Martínez de Hoz regresó a la Argentina, la decisión no participar en los Juegos Olímpicos de Moscú era un hecho. La decisión no se impuso como orden, sino como “sugerencia”, de la que los medios de comunicación se hicieron rápidamente eco. Entre ellos, la revista El Gráfico, que ni siquiera consignó en su tapa el inicio de los Juegos de Moscú y, en una página interna, en una editorial sin firma, explicó así su ferviente apoyo al gobierno militar: “La decisión evaluada y meditada con profundidad obedece a intereses superiores que nos ponen del lado al que pertenecemos, del lado del mundo libre, Occidental y cristiano (…) Ir sería presentarnos a compartir una fiesta que pretende organizar un país que ha vulnerado los verdaderos principios de paz y confraternidad. Significa darle la espalda a esa falsedad y responder a nuestra autentica forma de vida”. En contrapartida, la revista Goles Match decidió cubrir los juegos de Moscú con un enviado a Rusia, Roberto Fernández, el único periodista argentino acreditado para esos Juegos y testigo presencial de un acontecimiento histórico por el que -salvando las distancias, y como hicieron los alemanes por Munich-, la Argentina al menos debería disculparse con los rusos y con toda una generación de deportistas nacionales que hubieran podido brillar en Moscú. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Moscú 1980, los Juegos de la Guerra Fría | A 40 años del boicot de los Estados Unidos a los Juegos Olímpicos organizados por un país comunista



Sábado 19 de julio de 1980. Salimos de Francfort con el tiempo justo para dejar el equipaje en el Hotel Rossiya y partir a escape hacia el Estadio Lenin, el mismo día de la inauguración de los históricos Juegos. Históricos porque por primera vez en casi 90 años iban a realizarse en un país comunista, al otro lado del mundo que conocíamos, en el sentido que fuere. Compartimos el vuelo de tres horas con periodistas de los países europeos que no adhirieron al boicot llamado por los Estados Unidos: franceses, británicos, belgas, holandeses, españoles….

Al caer la tarde arribamos al aeropuerto Sheremetyevo-2, estrenado a propósito de la ocasión. Ágil control migratorio: pasan todos menos el que viene del fondo de Sudamérica, culpa de un defecto en la visa extendida por la embajada de la URSS en Buenos Aires. Una demora más, agregada a la exasperante lentitud para preacreditarme con que hasta último momento el Comité Olímpico Argentino procuró disuadirme de concurrir. De allí que llegara a destino con las horas contadas, enviado por la revista Goles Match. Tiempos de dictadura militar, más un coronel presidiendo el COA. Curioso: otro coronel, soviético en este caso, intenta tranquilizarme en un castellano perfecto. Dice “estamos solucionándolo”; promete sacarme de allí y llevarme directamente al estadio, en cuanto se complete el trámite. Matiza la espera con un comentario que sorprende. “Ayer llegó otro argentino, juez de boxeo, creo. Primero lo confundí con un chileno, por el acento: entendí la razón, me dijo que era mendocino. ¿Chile y Mendoza están cerca, verdad?” La inteligencia.

Al cabo arreglan el ingreso y encuentro mi valija en el centro de un hall gigante y desierto. Cortesía: el aparato de seguridad la retiró e hizo que me esperara allí. Nadie la tocó. Los pasajeros que aguardan viajar hacia diferentes destinos están concentrados en un rincón frente al único televisor existente. Ven flashes informativos sobre un golpe militar en Bolivia. Cambio inmediato del tema: comienza la ceremonia en el Estadio Lenin, el mismo, ya con otro nombre, en el que vi, casi cuatro décadas después, la apertura del Campeonato Mundial de Fútbol 2018. Luzhniki se llama ahora, aunque el padre de la Unión Soviética tiene todavía su estatua en la entrada. Los rusos nunca rompen del todo aquello que dejan atrás. A saber, echaron abajo la monarquía, en 1917, aunque tanto en la etapa socialista como ahora en el capitalismo, se ufanaron / se ufanan de las conquistas territoriales logradas siglos antes. El Imperio sigue presente.

La credencial del único periodista argentino que cubrió los Juegos de Moscú 80.

La glasnost, Gorbachov, la perestroika, Yeltsin, echaron a tierra el estado comunista, pero todavía se forman colas de seis cuadras para contemplar el cuerpo embalsamado de Vladimir Ilich, cerca de cumplir un siglo. Horas de espera para un pasaje que dura, a lo sumo, 90 segundos.

Atardecer a todo color

El coronel con oído suficientemente fino para percibir la tonada mendocina, cumple. Parto en condición de único transportado en un microómnibus que se adentra en Moscú en busca del centro de la ciudad, distante 31 kilómetros. Corremos por una avenida anchísima bordeada de parques, enormes espacios verdes salpicados de monumentales monobloques de cerca de cien metros de ancho, esos edificios que horrorizan a urbanistas occidentales y que todavía se siguen construyendo. Son prácticos, funcionales, y lo que funciona no es jubilado.

A pesar de la carrera, alcanzo a ver a un tipo joven en bicicleta con barba y el pelo hasta los hombros y una guitarra terciada a la espalda, versión comunista de los hippies de este lado. Recuerdo entonces el encargo de la hija de una amiga, educada en una escuela católica del sur del Gran Buenos Aires: “Fijate si es cierto que en Rusia solo existen los colores negro y gris oscuro”. La ilustro con que la bandera soviética es roja, pero no consigo convencerla. La madre de la niñita, igual que el COA, insiste con “¿Estás seguro de que querés ir?” Me despidió como si nunca más fuéramos a vernos. Iba hacia el infierno. Todos comunistas.

El logo de los Juegos de Moscú 1980.

Desembocamos en otra avenida muy ancha y allá se divisa el Estadio, reluciente, con luz artificial. El chofer ayuda en la misión de gestionar la acreditación definitiva. Ingreso con la valija igual que si fuera un lanzador de martillo que carga con sus elementos. Tarde. La llama olímpica arde por encima de las tribunas: 100 mil personas presentes; el presidente Leonid Brezhnev, entre ellas. Cierran el desfile las/los atletas locales; a la cabeza, un grupo de chicas sostiene trabajosamente un inmenso escudo con la hoz y el martillo. Aplausos a raudales, emoción. Los rusos parecen duros pero llorisquean con facilidad: pueblo nacionalista, si los hay.

Entre un acto y otro, la ceremonia dura cinco horas y media. Habla Brezhnev, habla el presidente del Comité Olímpico Internacional, Michael Morris Killanin, lord británico, tercera generación de aristócratas en su familia. Hablan todos los que están en el palco oficial. O eso me parece. Cercana la medianoche caigo, destruido, al Hotel Rossiya, célebre entonces porque allí se realizaba cada año el Festival Internacional de Cine, el que, en su momento, entregó la mayor distinción a Ana María Picchio. Me reciben con fiesta: “¡Por fin un argentino!”, dicen. Efectivamente, era el único enviado desde aquí, entre los más de cinco mil periodistas de medios gráficos alojados.

¿Por qué el único? Porque la Argentina había acatado el boicot dispuesto por los Estados Unidos a raíz de la intervención armada de la Unión Soviética en Afganistán. Faltaba que Washington dijera “¡Qué horror!, eso solamente podemos hacerlo nosotros”.

El boicot norteamericano logra sus propósitos a medias: se pliegan sesenta y seis naciones; ochenta y una, no. Un absurdo de último momento altera el escrutinio: Liberia desfila pero decide enseguida no participar. Liberia es ese pequeño país africano nacido en el siglo XIX que ocupa unos 100 mil kilómetros cuadrados vecinos a Sierra Leona; ahí fueron depositados los esclavos liberados en Estados Unidos. Una manera infructuosa de terminar con los negros que se creían iguales a los blancos.

En uno y otro lado de la grieta abierta por Washington hay nombres llamativos: en la nómina de los que aceptan competir figuran –además de británicos, belgas, españoles, franceses y holandeses- deportistas de Italia, Irlanda, México, Brasil, Perú, Nueva Zelanda, Suiza y Australia, entre otros. Más los previsibles, por cuestiones políticas de la época: Cuba, Nicaragua, Vietnam y todo el bloque comunista, excepto Albania y China.

España fue porque buscaba colocar al sucesor de Killanin, el empresario catalán Juan Antonio Samaranch, a la sazón embajador en Moscú. Y logró el propósito. El marqués de Samaranch –íntimo de los borbones reinantes- era un pillo. De estirpe falangista, se unió sin embargo al bando republicano durante la guerra civil. Colaboró un tiempo –unos minutos, digamos- en los cuerpos de sanidad y cuando vio el resquicio salió del país para reingresar en el lado opuesto, el que le correspondía. Así era más sencillo –menos peligroso- que cruzar las líneas.

Piña va, piña viene

Al margen de aquellas turbulencias, hubo competencias, claro que sí. Se establecieron 36 nuevos récords del mundo y 74 olímpicos. Algunas figuras consagradas en Montreal 76 ratificaron sus liderazgos: la gimnasta rumana Nadia Comaneci y el boxeador cubano Teófilo Stevenson, firme este en su postura de no pasarse al profesionalismo pese a las tentadoras ofertas que le llegaban. Incluso esquivó propuestas de combatir con Muhammad Alí, a cambio de todo el oro del mundo. Él también quedó en la historia: ganó medallas de oro en Munich 72, Montreal 76 y Moscú 80.

Steve Ovett (279) Sebastian Coe (254) Jürgen Straub (RDA, 338).

Las consagraciones incluyen al básquet masculino yugoslavo, conducido por Ranko Zeravica, creador antes de un gran equipo del Club Obras Sanitarias de la Nación, de Buenos Aires, y al fútbol checoslovaco. Más los casos individuales de la saltarina italiana Sara Simeoni, presente en la inauguración de la pista sintética del Cenard tiempo después; el notable ciclista soviético de gran fondo Sergei Soukhoroutchenkov (un alivio, allá le decían Soukho) y el nadador local de fondo Vladimir Salnikov (400 y 1500 metros libre), además del corredor etíope Miruts Yifter, ganador en 5 mil y 10 mil metros, destronando al no menos notable finlandés Lasse Viren. Sin olvidar los duelos entre los británicos Steve Ovett y Sebastian Coe, triunfantes, respectivamente, en 800 y 1500 metros llanos.

Como resultaba obvio deducir, cuatro años después, habría revancha, no solo en lo deportivo. Los Juegos del ’84 serían en Los Ángeles, igual que en 1932. Sólo habían repetido antes París (1900, 1924) y Londres (1908, 1948). El caso es que la Unión Soviética quiso devolver el golpe y llamó al boicot, con menor adhesión, a la postre. Posteriormente vino Seúl 88 y el cambio de configuración del negocio olímpico, con la admisión de los profesionales, en Barcelona 1992.

Algo así como el fin de la historia, si siguiéramos el razonamiento de Francis Fukuyama. (¿Las ideologías han muerto? No) En ese clima de convulsión, de rupturas, ocurrió Moscú 1980, del que ahora se cumplen cuatro décadas.



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Fútbol por TV a la medida de Bolsonaro   | Por qué el militar favoreció a Flamengo con una medida que en la Argentina no prosperaría



Los derechos televisivos del fútbol brasileño quedaron en cuarentena después de la intromisión del presidente Jair Bolsonaro en ese mercado. Su pelea de fondo con la cadena Globo favorece que cada club decida por su cuenta cómo vende sus partidos por TV. Ganan así los más grandes como Flamengo, cuyo máximo dirigente Rodolfo Landim –hombre muy cercano al gobierno– podría sumarse al Ministerio de Economía aunque por ahora solo revista como asesor en las áreas de petróleo y gas. Las instituciones que juegan el torneo de Primera –el Brasileirao– están divididas. La mayoría quiere negociar individualmente con las distintas empresas y una minoría, como la que representan San Pablo y Gremio de Porto Alegre, se ve venir un reparto inequitativo de la torta. Si la Medida Provisional 984 que firmó el militar ultraderechista es aprobada en el Congreso cada uno hará lo que le plazca. Es la tentación en la que caerían los más grandes, como ya amagaron en la Argentina pasada Boca, River y alguno más. Los clubes de nuestro país se mantienen unidos hasta ahora, aunque quién podría descartar un cambio si cunde el ejemplo del poderoso vecino.

Mientras Bolsonaro baja cada día más en las encuestas, Flamengo sigue bien arriba y el presidente se vale del club en beneficio propio. El fútbol carioca volvió el 18 de junio con el partido entre el Fla y Bangú. Finalmente el club con más hinchas de Brasil salió campeón del torneo estadual y no solo eso. Rompió con el grupo Globo y se puso a la vanguardia de otras instituciones que están de acuerdo en negociar los contratos de TV por su cuenta.

El fútbol de Río de Janeiro fue el primero en volver porque hizo lobby con Bolsonaro durante un almuerzo con nulo distanciamiento social. Los presidentes de Flamengo Landim y de Vasco da Gama, Alexandre Campello, compartieron una larga mesa en mayo donde comieron con el jefe de Estado para pedirle la apertura en el estado que el gobernador Wilson Witzel les negaba. A los postres el militar se calzó la camiseta del campeón de América y Flavio, su hijo mayor, la del Vasco. Posaron con los directivos futbolísticos por el presunto rédito de una foto.

El fútbol paulista regresará el miércoles 22 en medio de los contagios que no se detienen y ya superaron los 2 millones. A Bolsonaro poco le importa. Le seduce más sacar algún tipo de ventaja gracias al fútbol. La semana pasada cuando Flamengo se consagraba campeón después de ganarle a Fluminense la segunda final del estadual, el presidente contagiado de coronavirus se mostró con la camiseta rojinegra. Hizo monigotadas frente al televisor, festejó el título y vio la transmisión en el canal de youtube que tiene el club de Gabigol, quien no jugó por estar suspendido.

Bolsonaro disfrutó que Globo se quedara sin televisar el partido en el mítico Maracaná. La venganza es un plato que se sirve frío, aunque él se lo comió con la pantalla caliente. Flamengo subió de manera sensible la cantidad de televidentes y también de suscriptores a su señal de youtube. El club lidera el grupo de aquellos que se amparan en el MP 984. Su aplicación quedará firme cuando el Congreso se pronuncie sobre las 91 enmiendas que tiene el proyecto original. Lo acompañan en esta pelea contra Globo, Turner y otras cadenas, Corinthians, Inter de Porto Alegre, Palmeiras, Santos, Bahía y Ceará, entre otros. Se pusieron de acuerdo y firmaron un manifiesto donde señalaron que con la nueva norma que firmó el presidente se acabarán los llamados “apagones”. Se refieren a los partidos que quedan sin transmitirse cuando los derechos de TV de un club están vendidos a una cadena que no es la misma que tiene el rival de turno. Más de la mitad de los encuentros no pueden verse en Brasil por esa razón.

Hay instituciones deportivas que son cautivas de Globo y otras de Turner cuyos contratos siguen todavía vigentes hasta 2024. Pero hay más señales de TV. Una de ellas, SBT (Sistema Brasileño de Televisión) tan sensacionalista como volcada al espectáculo es del presentador y empresario Silvio Santos. Transmitió las finales de Flamengo y Fluminense cuando no es de las que televisaban fútbol con habitualidad. Pero esta cadena –que es la segunda en audiencia de Brasil detrás de Globo– tiene una alianza mediática con el gobierno.

Su dueño es un oficialista impenitente. Estuvo siempre con todos los gobiernos, incluida la extensa dictadura (1964-1985) “Mi concesión de televisión pertenece al gobierno federal y nunca me opondría a ninguna decisión de mi ‘jefe’ que es dueño de mi concesión”, dijo una vez. Su actitud se explica por una contraprestación económica: según la Secretaría Especial de Comunicación (Secom) que maneja la pauta oficial, SBT recibió publicidad del gobierno en 2019 por 24,7 millones de reales. Solo por detrás de la cadena religiosa Récord del pastor Edir Macedo, otro aliado de Bolsonaro. Ahora además televisa los principales partidos.

En la Argentina los clubes se ven impedidos de transmitir sus encuentros por un canal de youtube. El presidente del club Lanús, Nicolás Russo, le dijo a este periodista que nunca podrían copiar lo que hizo Flamengo porque el dueto Fox-Turner tiene el usufructo absoluto de todos los derechos (ver aparte). Aunque en el fútbol argentino hay distintas escalas de ingresos para los equipos de la Liga Profesional, se han manejado de manera homogénea y sin que nadie sacara los pies del plato. La posición de nuestras instituciones es parecida a la de Fluminense, Botafogo, San Pablo y Gremio que están en minoría en Brasi. El presidente del club de Porto Alegre, Romildo Bolzán dijo que quiere “una distribución equitativa” y se opone a que la principal porción de lo que entra por derechos de TV quede en manos de los más grandes y poderosos (Flamengo y Corinthians sobre todo).

El problema es que Bolsonaro se metió en el medio, buscó los aliados en el fútbol que perdió al enfrentarse con la omnipresente cadena Globo –la misma que con sus denuncias esmeriló el poder de los ex presidentes del PT, Lula y Dilma Rousseff– y en eso llegó la pandemia. Lo del militar es populismo de derecha y de manual. Se pone la camiseta de Flamengo –del que se confiesa hincha– pero se la saca para vestirse con la de Palmeiras de su amigo Felipe Melo, se coloca la de varios equipos como Botafogo, Vasco da Gama y Fluminense, aunque la que mejor le queda es la de un camaleón futbolero.

La voz de Nicolás Russo

El presidente de Lanús niega cualquier posibilidad de que en la Argentina se copie lo que está sucediendo en Brasil. Nicolás Russo le dice a Página/12 que “es imposible porque acá las negociaciones son en conjunto y ni siquiera hay una discusión planteada. No se toca ese tema. Boca y River lo único que hicieron en su momento fue pelear por un mayor porcentaje de la torta de los derechos de televisión para ellos. Acá no hay ninguna posibilidad de que se negocie por separado, se hace entre todos juntos a través de la Liga Profesional y la AFA”.

A la pregunta de sí esa discusión global se estableció para frenar cualquier intento individual de los clubes más grandes, el dirigente respondió: “No, porque no hay ninguna posibilidad de hacerlo como en Brasil. En la Argentina eso no existe, ponelo así como te lo digo”.  

[email protected]



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Bielsa volvió a gritar campeón de la mano del Leeds | Pasaron 22 años desde su último título a nivel clubes



Un día después de conseguir el ascenso, el Leeds de Marcelo Bielsa se coronó como campeón de la Segunda División inglesa nuevamente sin jugar, gracias a la derrota de Brentford FC, el único con posibilidades de disputarle el título, ante Stoke City por 1-0.

Así, el “Loco” quebró una racha de 16 años -justamente la misma cantidad de temporadas que llevaba Leeds en el ascenso de su país- sin títulos con sus equipos, tras la medalla de oro olímpica conseguida con la Selección Nacional Sub 23 en los Juegos de Atenas 2004. Además, su última conquista a nivel clubes había sido en 1998, cuando ganó el Torneo Clausura con Vélez Sarsfield.

“Que mañana (por el domingo) juegue el que tenga ganas”
, bromeó un Bielsa
alegre como pocas veces
mientras era abrazado por un sinfín de jugadores
y dirigentes en el estadio Elland Road, al que se acercó este sábado
por la mañana para comandar los entrenamientos del equipo, que
estuvieron más abocados a los festejos tras la derrota de Brentford.

A falta de dos fechas para el final, Brentford debía ganar sus dos encuentros y esperar que Leeds no sumara puntos en sus dos presentaciones restantes para soñar con el título. Pero nada de eso sucedió. Con un gol del delantero inglés Lee Gregory a los 38 minutos, Stoke City (18° sobre 24 equipos en el torneo) dio la sorpresa y se quedó con el triunfo como local, acelerando el trámite de Leeds, que juega este domingo como visitante ante Derby County (desde las 10, por ESPN y ESPN2), justamente el equipo que lo eliminó de la lucha por el ascenso la temporada pasada.


Con 87 puntos, Leeds se aseguró entonces el primer puesto,
seguido de West Bromwich Albion con 82, Brentford con 81 y Fulham con 80, todos con un partido por jugar y en busca del segundo boleto para ascender directamente a la Premier League y no caer en el Reducido al que clasifican del 3° al 6° y que otorga un tercer pasaje a la máxima categoría inglesa.


“Bielsa supo sacar el mejor rendimiento, nos contagió las ganas y la
filosofía. Fue el mejor año en números de
mi carrera”, afirmó el volante español de Leeds, Pablo Hernández,
quien
estaba en el plantel antes del arribo del entrenador rosarino y fue
uno de los pocos en afirmarse en los planes del DT, hasta llegar a ser
el segundo goleador del equipo en estas dos temporadas (20 tantos en 73
partidos, por detrás del nueve titular, el inglés Patrick Bamford, que
suma 25 en 65).

Este sábado por la mañana, Bielsa se presentó en el estadio de su equipo, Elland Road, para comandar los habituales entrenamientos y fue recibido con jolgorio por sus dirigidos y los dirigentes del club. Hubo abrazos, sonrisas y agradecimientos para el rosarino, quien se sacó un gran peso de encima tras la frustración de la última temporada, en la que tras liderar en gran parte del torneo, su equipo se cayó en las últimas fechas y no pudo ascender.

Con el campeonato conseguido con Leeds en la Championship inglesa, Bielsa sumó su cuarto título a nivel clubes (con Newell’s ganó el torneo de 1990/1991 y el Clausura 1992, y con Vélez, el Clausura 1998) y el primero en el exterior.

El “Loco” hizo buena parte de su carrera fuera de Argentina, con pasos por Atlas y América de México, Espanyol y Bilbao de España, y Olympique de Marsella y Lille de Francia. Fue con Athletic, que estuvo más cerca de coronarse, pero su equipo no pudo en ninguna de las finales que jugó (0-3 ante Atlético de Madrid en la Europa League y 0-3 con Barcelona en la Copa del Rey). Finalmente, este sábado se pudo dar el gusto de la mano de Leeds.





Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

El actor de Games of Thrones le agradeció a Bielsa por el ascenso | Emotivo video de Nikolaj Coster-Waldau publicado por la BBC



Nikolaj Coster-Waldau, el actor danés que personificó a Jamie Lannister en la serie Games of Thrones y reconocido hincha fanático del Leeds, le agradeció este viernes a Marcelo Bielsa por el ascenso de su equipo con un espectacular video publicado por la BBC. 

En el corto, Coster-Waldau simula llamar por teléfono a Bielsa y le cuenta, con una mezcla de ironía y emoción, todo lo que vivió en los 16 años en los que el Leeds estuvo en las Ligas de ascenso, sin poder regresar a la Premier League. El actor cierra el video con un agradecimiento, un grito de desahogo y un emotivo “te amamos”, además de marcar las virtudes que reconoce en el técnico: “Formaste, enseñaste, entrenaste y preparaste al mejor equipo de la Liga”. Además, hace un repaso de cómo la mano del entrenador argentino mejoró a las principales figuras del equipo.

“¡Hola Marcelo! Soy tu fanático danés, Nikolaj. Estoy seguro de que debes estar ocupado ahora revisando las formaciones de la Premier League de los últimos 5000 días. ¡Pero tómate un descanso Marcelo! ¡Hiciste historia con Leeds! Esta noche eres inmortal. Tu nombre. Tu estilo. Tu obra”, comienza diciendo Lannister.

“Marcelo, pasó tanto tiempo… Pasó una infancia desde la última vez que Leeds tuvo el honor de estar en la Premier. Ese día que descendimos, mi hija tenía solo tres años en ese entonces. Mírala ahora, puede manejar, puede votar, incluso puede ir a trabajar”, dice el artista, mientras las imágenes se funden entre el pasado y el presente.

“Todos somos mucho más viejos ahora. Se siente un mundo diferente. Pero esta noche nos hiciste sentir tan jóvenes. Dieciséis dolorosos años. Un hombre era solo un nene cuando derramó esas lágrimas de descenso. Marcelo, le mostraste a Cooper, Klich y KP (Kalvin Phillips) cuándo y cómo pasar (la pelota). Convertirste a (Stuart) Dallas en Superman. Sabías que Pat (Bamford) anotaría por fin. Le diste a Pablo (Hernández) la eterna juventud. Sabés que liberaste a Luke Ayling. Formaste, enseñaste, entrenaste y preparaste al mejor equipo de la Liga. Marcelo, quiero que escuches este mensaje. Te amamos. Más de lo que sabrás jamás. Marchando juntos“, concluyó el actor danés de 49 años, que ya había declarado su amor por Bielsa, incluso en una entrevista el año pasado, cuando lo mencionó como el elegido para quedarse con el trono en la famosa serie.

 “Todos piensan que el elegido para quedarse con el trono es Jon Snow, pero en realidad hay que prestarle mucha atención a un tipo llamado Bielsa, quien mágicamente llega y transforma el mundo en algo grandioso”, dijo Coster-Waldau durante una entrevista con Jimmy Kimmel en la cadena estadounidense ABC, cuando promocionaba la última temporada de la serie. 

Ante la sorpresa del público y del conductor, que no entendían demasiado lo que estaba diciendo, el actor continuó: “Cuando todo está perdido, él irá al norte y lo transformará mágicamente en un paraíso. Y todos dicen ‘In Bielsa we trust’ (En Bielsa confiamos)”, el hashtag del club inglés en su cuenta de Twitter. Entonces, antes de aclarar que era el DT de su equipo, hizo un peculiar pedido a la audiencia: “¿Pueden todos gritar ‘En Bielsa confiamos’?”. Aquella vez, el ascenso no pudo ser coronado, pero un año después, el Leeds, Bielsa y Coster-Waldau tuvieron su merecida revancha. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Deportes

Hamilton llegó a su pole número 90 y largará primero en Hungría | Tercera fecha de la Fórmula 1



Lewis Hamilton consiguió hoy la pole position en el Gran Premio de Hungría que se correrá mañana. El británico, a bordo de su Mercedes, logró la 90ª pole de su trayectoria, la séptima en Hungría, y amplía la brecha respecto de Michael Schumacher y Ayrton Senna, que lo siguen con 68 y 65 poles, respectivamente. Logró la vuelta más rápida en el circuito de Hungaroring con un tiempo de 1:13.447.

“¡Mi pole position número 90! ¡Y la séptima en Hungría! Esas vueltas de clasificación se sintieron muy bien. Estoy enfocado como nunca para mañana. Todavía se siente raro no tener público alentando pero espero que todos se mantengan seguros. Les mando vibras positivas”, escribió hoy el piloto de Mercedes en su cuenta de Twitter.

El fines Valtteri Bottas, compañero de escudería de Hamilton y ganador de la primera fecha de la temporada 2020 de F1 en Austria, saldrá segundo en la parrilla del GP húngaro ya que registró 1:13.554 en la clasificación. Tercero largará el canadiense Lance Stroll (Racing Force Point India), que hizo 1:14.337.

Lo seguirán en la salida el mexicano Sergio Pérez (Racing Force Point India), el alemán Sebastian Vettel (Ferrari), el monegasco Charles Leclerc (Ferrari), el holandés Max Verstappen (Red Bull), el británico Lando Norris (McLaren), el español Carlos Sainz (McLaren) y el francés Pierre Gasly (Alpha Tauri), en los diez primeros lugares.

El Gran Premio de Hungría, tercera competencia del Campeonato Mundial de Fórmula 1 (acotado este año por la pandemia de coronavirus), se correrá mañana a partir de las 10.10, hora de la Argentina. 

Ayer se anunciaron dos resultados positivos en los tests de coronavirus realizados recientemente entre equipos y trabajadores de la categoría, aunque ambas personas, cuyas identidades no fueron reveladas, ya están aisladas y la situación está controlada.

Según detalló en un comunicado emitido con la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), la F1 realizó 4997 pruebas entre los días 10 y 16 de julio a pilotos, equipos y personal de la competición, de las que dos han arrojado un resultado positivo.

“Estos individuos no estuvieron presentes en Austria -donde se disputaron las dos primeras carreras-. Ambos han sido retirados de las operaciones y aislados. Se completó el rastreo de contactos cercanos y se ha realizado el aislamiento”, explicaron los responsables de la F1 en un comunicado.





Fuente link: