Categorías
Argentina Cultura

El domingo de la deconstrucción

El domingo de la deconstrucción

(Foto: Télam)
Por Alejandro Wall
@alejwall

16 de Febrero de 2020

Hay un instante antes del estallido que es de silencio. Es un silencio casi imperceptible en el estadio, uno o dos segundos para tomar aire, pero se lo nota ahora en las mil filmaciones, mil videos con destino de stories de Instagram. Lo que se canta es un himno, la autobiografía del aguante y el sufrimiento, la fe de Racing; con ritmo de Los Rodríguez se escucha esto: “Si llenamos nuestra cancha y no jugamos, oh oh, defendimos del remate nuestra sede…”. Pero el grito se va en un fade out, la calma que antecede a los huracanes, justo cuando Marcelo Díaz, con paciencia araucana, hipnotiza la pelota y la teletransporta al arco. La pelota se desliza casi en slow motion entre piernas de Independiente y, sin embargo, tiene la potencia necesaria para la explosión, el pogo del gol.

Cada vez que la miramos, el camino de esa pelota se hace más estrecho, Chelo Díaz tarda cada vez más en pararla, en apuntar al hueco, su tranquilidad se convierte en nuestra angustia. Pero nunca falla, sólo que el fútbol es un generador de ilusiones, es lo que pasa en la cancha y también lo que imaginamos, un territorio dispuesto de manera permanente a las ucronías. ¿Qué hubiera pasado si Walter Montoya no insistía? ¿Y si Darío Cvitanich no aguantaba hasta tirar el centro atrás? ¿Y si Lolo Miranda no ojeaba que a su espalda llegaba una camiseta de Racing? ¿Y si Alan Franco cerraba las piernas?

Pero esas preguntas dispuestas a la fatalidad ya no son un patrimonio de Racing, ya no forman parte de su identidad. La desgracia fue ahuyentada de tal modo que una vez que Gabriel Arias y Leonardo Sigali, el arquero y el central, se fueron expulsados, lo que prevaleció entre los hinchas, más que el lamento y la bronca, fue una sensación de épica, un vamos que lo ganamos con nueve. Lo escuché en la tribuna, el sector de la puerta 25, lo que llamamos la exvisitante, durante los 40 minutos que transcurrieron entre la segunda roja y el gol de Chelo Díaz. Un manto de energía positiva, sin puteadas a los propios, sin el murmullo autodestructivo, en una actitud que hasta ese domingo no era mayoritaria. Hasta ese domingo, el domingo de la deconstrucción.

Más que hinchas en estado de nervios, que también lo éramos, parecíamos budistas abrazados al mandamiento del vaso medio lleno. Dos expulsados, el arquero suplente a cargo, el ídolo ya sin aire que se tiene que ir, el central con el hombro dislocado que vuelve con un brazo inmovilizado, enganchado su dedo gordo en la remera, todo parecía un plano secuencia de la película 1917. El contexto incluía al técnico, Sebastián Beccacece, que estaba alineado del lado de enfrente hasta hacía unos meses, y una escena que terminaría como sticker de WhatsApp: Chelo Díaz sacando un tiro libre mientras se comía una banana en medio de la cancha.

Lo que se imponía era que todo sería mejor. Un poco exagerado en ese lugar de la tierra, la cancha, donde somos más bien salvajes, pero tan necesario para la historia de un club que pasó casi cuatro décadas entre tempestades. Hace mucho tiempo que Racing es otra cosa a lo que vivimos los que tenemos 40, los que tienen 50, y a lo que padecieron los que tienen más de 60, que llegaron a ver los momentos más dulces, con el climax del Equipo de José. Sólo había que darse cuenta, dejar de ser los hinchas de la resistencia para ser los hinchas del goce, los del traigan vino, juega la Acadé. Ese es el camino de la deconstrucción. En los últimos cinco años, Racing ganó dos títulos y una copa local, se clasificó a copas internacionales como no lo hacía antes, le ganó a Independiente los partidos más trascendentes, ordenó sus cuentas, y estabilizó una vida institucional y política que tiene internas y tensiones porque nunca nada es fácil cuando hay disputa de poder.

Pero, sobre todo, Racing generó un sentido de pertenencia, su gran capital simbólico. De su predio de inferiores saca jugadores de selección, los que se van como Lautaro Martínez llevan el orgullo a la distancia, los que vuelven como Diego Milito y Lisandro López salen campeones. Si Milito fue la vuelta de campana, Lisandro fue la confirmación del todo. Son el poster de este tiempo. Jugadores –ahora uno de ellos dirigente– que aman al equipo como hinchas pero que a la vez son ídolos austeros, racionales, de los que piensan el club a largo plazo. Racing es el equilibrio entre el grito furioso de Milito en el gol contra Independiente y el dedo en la cabeza rapada de Lisandro. 

En ellos se confiaba durante los días previos al clásico en mis grupos de WhatsApp de Racing, como Santa Fe y Banda 25, y que mientras caminamos por Colón hacia el auto después del partido rebalsan de selfies y felicidad. Seguirán los días de los memes, los de ver mil veces el gol, las imágenes de la tribuna, quedarse a procrastinar con la repetición del partido de madrugada, una intensidad que sólo se tiene cuando se sale campeón. Once contra once, lo del domingo pudo ser un partido más, un clásico más que achicaba un historial favorable a Independiente, pero ganar con dos jugadores menos lo llevó a otra dimensión. Anuló las diferencias. La subjetividad del fútbol permite esas cosas. River olvidó un descenso con la final de Copa Libertadores contra Boca. La justicia histórica llega de muchas formas, a Racing le llegó después de cuatro décadas con nueve jugadores en la cancha, convertido en un coliseo romano, una heroicidad de otro tiempo. 

Las identidades no se construyen o se reconstruyen en una semana. Son procesos que avanzan lento, a veces con retrocesos, otras con aceleraciones. Hasta que llega un día en que algo lo despierta y lo clarifica. A Racing, el campeón vigente, le llegó un domingo de febrero. Una generación de hinchas de veintipico ya lo sabía, ya vivía ese Racing. También adolescentes o niños como mis hijos. El domingo de la deconstrucción no pude ir con ellos a la cancha. Todavía me duele. Pero además de mis compañeros de siempre de la tribuna, los de los viajes, los de las previas, me acompañó Natalia, una amiga antifútbol a la que si la dejás te tira abajo cada estadio del país. Nati, la gitana Dopazo, cantó canciones, se emocionó con la marcha peronista de la acadeee y la acadeeee, se cayó en el gol y se fue escribiéndole un WhatsApp a su papá:

–¿Por qué nunca me llevaste a la cancha? Hoy fui al primer partido del resto de mi vida.

Esto es Racing, decíamos siempre. Y lo decíamos con la impotencia ante la adversidad. Pero el esto es Racing se convirtió en su contracara. Si que te empaten en el último minuto era muy Racing, tan Racing, quizá desde ahora lo es ganar pese a todo. Ser felices. Eso es muy Racing.

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

“La cultura es una herramienta política”

“La cultura es una herramienta política”

Nicolás Sticotti y Leandro Vovchuk están al frente de RGCEdiciones, una editorial argentina dedicada con exclusividad a temas relacionados con la gestión cultural. La fundaron hace 10 años para llenar el vacío de contenidos referidos al tema. Su catálogo aumenta y, como editores, no dejan de plantearse nuevos desafíos.

(Foto: PEDRO PEREZ)

27 de Febrero de 2020

¿Cómo se define un gestor cultural?, ¿cuál es su campo de acción?  ¿qué relación existe entre política y cultura? Los editores Nicolás Sticotti y Leandro Vovchuk, fundadores de RGC Ediciones, responden a estas y otras preguntas y cuentan cómo, poco a poco, fue creciendo un proyecto editorial enfocado exclusivamente hacia la gestión cultural, una práctica que en la Argentina, según afirman, tiene características y desafíos particulares.

-¿Cómo comenzó RGC Ediciones?   

-Nicolás Sticotti: Empezó en 2003 con una revista en la carrera de Gestión Cultural de la Universidad de Tres de Febrero. Un grupo de estudiantes comenzó a hacer investigaciones que publicaban en esa revista e invitaban a los docentes a reflexionar sobre esa carrera que se había creado pocos años antes, en el 98. Esa revista generó varios números y luego se discontinuó. En 2009, algunos de quienes habían iniciado la revista junto conmigo, nos pusimos en marcha para rearmarla con el mismo criterio: conseguir contenidos que no circulaban en la carrera. Luego nos pareció que existía la posibilidad de desarrollar un proyecto editorial porque hay una carencia de contenidos para la carrera, tanto para los que estudiaban en ese momento como para quienes estudian ahora. En 2019 se cumplieron diez años del primer libro que editamos. Cuando se sumó Leandro al proyecto, le pusimos mucha energía y el año pasado sacamos 8 títulos.

Leandro Vovchuk: Yo me sumé en 2015. En ese momento el catálogo era de 6 libros y ahora tenemos un catálogo de 23. No quiero decir que es porque me sumé yo, sino porque, durante los últimos 4 años, los gestores culturales del sector público no tuvimos un ajetreo laboral tan intenso como antes y eso nos permitió dedicarnos a la edición. A otros la disminución del ajetreo les dio la oportunidad de reflexionar y volcarlas reflexiones en papel, cosa que es difícil cuando el día a día los apura.

...

-¿Qué funciones tiene un gestor cultural y en qué ámbitos actúa?

LV: -Una definición no académica de un amigo es que el gestor cultural termina siendo un intermediario entre la realidad y los deseos del artista. En este sentido, el gestor cultural está en la raíz de arsmanagement, pero en Argentina la situación sociopolítica hace que el campo del gestor cultural sea mucho más amplio. Quizá su función debería terminar siendo el diseño de políticas culturales que nos permitan tener un mejor desempeño en ese campo.

-¿Pensás entonces que el espacio trabajo de un gestor cultural es siempre el campo público?

LV: – No necesariamente. Como editorial, por ejemplo, nosotros implementamos una política cultural aunque no somos una editorial pública: determinamos qué editamos, qué línea bajamos. En el ámbito privado también hay una línea de pensamiento, un norte.

NS: -Es difícil dar una sola definición de gestión cultural y acotarla a un solo campo de trabajo. Desde lo privado, en el caso del teatro, por ejemplo, el productor puede ser pensado como un gestor cultural. Al mismo tiempo, un trabajador de un espacio comunitario que desarrolla una murga también es un gestor cultural. Creo que podría definirlo como alguien que trabaja desde la cultura y hace que la mayor cantidad de gente pueda participar de ella. Resumiendo, podría decir que es alguien que trabaja en la democratización cultural en la medida en que lo que hace es promover el desarrollo de la cultura. En ese plano trabaja tanto con los creadores como con el público.

...

-¿Los autores de la editorial son todos argentinos?

NS: -No, también hemos hecho traducciones de autores brasileños. Por ejemplo, tenemos un libro del exministro de Cultura de Lula, Juca Ferreira; de la filósofa brasileña MarilenaChauí; de Alexandre Santini, que fue director de Cultura Comunitaria en Brasil. Esa es una línea de trabajo que la editorial promueve porque creemos que hay políticas culturales que se han desarrollado durante el gobierno de Lula que tienen mucha potencia y creemos que nos beneficia generar un diálogo geopolítico con ese país. También tenemos un especialista español en gestión de artes escénicas desde lo público como Guillermo Heras, autores de México como Marisa de León y Silvia Peláez. Si bien la gestión cultural se ha desarrollado mucho en los últimos años, hasta hace un tiempo tenía muchos más hacedores que intelectuales y nos costaba encontrar gente que sistematizara las experiencias. Pero en los últimos años se han desarrollado muchas instancias académicas y de educación formal: terciarios, licenciaturas, diplomaturas, maestrías, posgrados, tanto en Argentina como en el resto de América Latina. Ese trabajo se están comenzando a desarrollar insumos de investigación académica. Este año, por ejemplo, publicamos dos tesis de Administración Cultural de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. Creo que cada vez va a haber más material que hacer circular.

-¿Qué diferencia existe entre un gestor cultural de un país emergente y uno de un país central?

LV: -La diferencia está en el contexto social que hace que deba ocuparse, sobre todo, de políticas socioculturales. En Latinoamérica el trabajo del gestor cultural tiene una dimensión social que no tiene en Europa o que, en todo caso, no se expresa en su bibliografía de la manera en que es necesario expresarla aquí.

NS: -Creo que la cultura tiene la posibilidad de generar insumos para construir identidades. El plan de Puntos de Cultura, que se aplicó desde el Ministerio de Cultura Gilberto Gil en Brasil logró una gran conquista que fue darle visibilidad por parte del Estado, darle un financiamiento, pero, por sobre todo, mostrar que había un valor en esas culturas comunitarias que era preciso potenciar. A mí me gusta mucho uno de los títulos que sacamos que es Valorizar lo propio precisamente por eso, porque da cuenta de la posibilidad de potenciar la cultura de cada sector. Hay gente que denosta algunas expresiones de los barrios como la cumbia, porque argumenta que no tiene un gran valor cultural. Sin embargo, es a partir de esa música que la gente se puede narrar a sí misma, se puede contar. Por eso ahí hay una herramienta de la cultura que permite construir identidad. Parte de nuestro objetivo como editores es poder proveer herramientas para entender la dinámica de la cultura como un paso para el desarrollo.

...

-¿Qué tipo de desarrollo?

-No un desarrollo meramente económico, sino un desarrollo social que vaya en contra de la lógica del neoliberalismo, que aporte a la diversidad cultural.

-¿Cómo caracterizarían a un gestor cultural del macrismo?

LV:- Yo trabajo en el Ministerio de Cultura, de modo que lo viví desde adentro. Creo que se podría caracterizar como un vaciador. Lo que se ha visto desde el interior fue un vaciamiento. Pero también es cierto que en la Argentina, ya sea durante el macrismo o durante el kirchnerismo, las principales políticas culturales no pasan por las dependencias culturales.

-¿Y por dónde pasan?

LV: -En el kirchnerismo la Ley de Medios fue una política cultural que no pasó por lo que en ese momento era la Secretaría de Cultura. Lo mismo pasa con la importación de libros y otras políticas culturales que no pasan por el Ministerio de Cultura de la Nación. Si el macrismo no fue peor dentro de ese ministerio fue por la acción de los trabajadores públicos a los que tanto denostan. Por ejemplo, si el Mercado de Industrias Culturales (MICA), pese a no ser lo mismo se sostuvo durante el macrismofue porque dentro del Ministerio había gente experimentada que sabía lo que tenía que hacer, por lo que había ciertas cosas que ya funcionaban solas. Salvo en INAMU que sostuvo ciertas cosas o el Fondo Nacional de las Artes, en líneas generales fue todo para atrás en lo que se refiere a la cultura pública.

...

-¿La legitimación de qué es un valor cultural es siempre política?

NS:-Sí, efectivamente, establecer qué es la cultura ha sido una disputa política a lo largo de los años. A partir de debates que se dieron en el seno de la UNESCO y que luego han tomado cuerpo a nivel nacional en nuestro país y en otros, se ha logrado entender que la cultura va mucho más allá de las bellas artes, que aporta a los modos de ver el mundo, de pensarlo, de expresarlo, a la construcción de identidades y de las sociedades y comunidades donde habitan las culturas. Sin embargo, aun hoy hay cierta percepción de que hay que “acercar” la cultura elitista a los sectores vulnerables. Por el contrario, creo que en lo que hay que trabajar es en la lectura, en que conozcan otras alternativas y que las puedan racionalizar dese su propia perspectiva, en que puedan desarrollar su propia identidad. Es imposible generar una imposición cultural. No se puede colonizar, no se puede llevar ballet a los barrios pobres y pedirle a la gente que se ponga un tutú para bailar, por ejemplo. Lo que sí se puede es mezclar eso y transformar el ballet con el baile de cumbia, con el folklore en una mistura que permita que esos barrios puedan desarrollar sus identidades y entender por qué el ballet tiene un lugar importante en la cultura universal. Hay que democratizar no sólo el acceso a la cultura, sino también la capacidad de crearla. En este sentido la cultura es, sin duda, una herramienta política. Y la gestión cultural es una herramienta de la política.

-Ustedes tienen una colección que se llama Tramas Urbanas. ¿A qué apunta?

NS:-A mapear cualitativamente qué está pasando en el seno de los sectores de la cultura en distintas ciudades en términos de cómo estos disputan con las autoridades municipales y provinciales en términos de reconocimiento, de financiamiento, de lógicas de producción. En los últimos 15 o 20 años ha habido un desarrollo gigantesco del sector de la cultura porque el desarrollo de herramientas tecnológicas, las formas de debate y otros factores hicieron que surjan muchos más creadores. En este plano, el Estado no siempre ha estado a la altura, es decir que no siempre a estas tramas urbanas les dio un espacio de desarrollo. En Córdoba, por ejemplo, en base a los productores del sector audiovisual se constituyó una legislación propia que potencia el espacio audiovisual de la ciudad y la provincia de Córdoba. Creo que esa colección tiene mucho valor porque lo que hace es contar qué es lo que está pasando entre la cultura y el Estado.  

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Cinco claves futboleras del fin de semana

Cinco claves futboleras del fin de semana

River y Boca ganan hasta cuando erran penales. Messi, en modo Bochini. UAI Urquiza se quedó sin invicto en el femenino. Incidentes en Nueva Chicago. Y otro episodio racista en las canchas de Europa.

(Foto: AFP)
17 de Febrero de 2020

1) River y Boca podrán fallar penales, pero igual ganarán. Ese parece ser el espíritu en el tramo final de la Superliga, que los tiene como protagonistas gracias al “efecto Bover”. Este domingo, River le ganó 1-0 a Banfield en el Monumental. Y Borré estrelló un penal en el travesaño. El equipo de Gallardo registra cinco penales errados de los ocho que tuvo en la actual Superliga. Boca goleó 4-0 a Central Córdoba en Santiago del Estero. En el medio, el Ruso Rodríguez le atajó un penal primero a Tevez y luego a Soldano. Faltan tres fechas. A River, líder con 42 puntos, le queda Estudiantes de visitante, Defensa y Justicia de local, y cierra con Atlético en Tucumán. A Boca, único escolta con 39, Godoy Cruz de local, Colón de visitante, y cierra con el Gimnasia de Maradona en la Bombonera. No se pierden pisada, sí penales.

2) Messi igualó a Bochini en cantidad de partidos con la camiseta de un mismo club: 714 en Barcelona, 714 en Independiente. Y, acaso para homenajearlo, metió una asistencia bochinesca a Griezmann en el Camp Nou. Barcelona le ganó 2-1 a Getafe y quedó a un punto de Real Madrid en la Liga de España. Cualquier semejanza con la Superliga argentina no es coincidencia. “Me alegra que seas vos quien haya alcanzado mi récord. Te felicito por el profesional que sos”, lo saludó Bochini a Messi.

3) El equipo femenino de River dio el gran golpe en el torneo. Este sábado se impuso 4-1 ante UAI Urquiza, actual bicampeón de la Primera División, y le sacó el invicto. Aunque había empezado abajo en el marcador por el gol de Larroquette, River se encendió: marcaron Martelli, Birizamberri (2) y Morcillo. El domingo, Boca goleó 6-0 al SAT y, así, le sacó seis puntos a UAI Urquiza, que tiene un partido menos. Restan cuatro fechas. Y los ocho primeros clasificarán a la Zona Campeonato.

4) En la previa del 1-1 entre Nueva Chicago y Temperley por la Primera Nacional -sí, se jugó-, hubo facazos, piñas y corridas en las tribunas del estadio República de Mataderos. Los incidentes no terminaron con un muerto, como el fin de semana pasado, cuando murió una persona por un disparo en Bahía Blanca, en el marco de Villa Mitre-Olimpo por el Federal A. Pero dos personas fueron heridas con armas blancas. Los hechos sucedieron por la disputa de poder y negocios en la barra brava, al igual que la semana pasada, cuando barras de Independiente Rivadavia de Mendoza entraron hasta el campo de juego y suspendieron el partido ante Atlanta por la Primera Nacional. Este lunes clausuraron de manera preventiva la cancha de Chicago “para preservar las pruebas”, indicó la Justicia. Una de las principales hipótesis es que las facas se encontraban adentro del estadio. Ni la Policía de la Ciudad ni los organismos de seguridad llamaron a la fiscal interviniente, Adriana Bellavigna, cuando comenzó la violencia. Se enteró casi dos horas después, por un llamado del fiscal general porteño Juan Mahiques. Bellavigna habló de “connivencia policial y dirigencial”. Hay dos detenidos y un prófugo.

5) El franco-maliense Moussa Marega se cansó del racismo en el fútbol y dejó la cancha, a pesar de los intentos de compañeros, rivales y árbitro para que no saliera. El delantero de Porto de Portugal escuchó gritos de mono y cánticos racistas en su contra después de marcar el 2-1 que le dio el triunfo a su equipo en la visita a Vitória de Guimarães, y decidió salir como acto de protesta. Antes, en el festejo del gol, le habían arrojado una butaca. Ocurre que Europa vive una ola de racismo que se traslada a los estadios de fútbol. “Quería simplemente decirle a esos idiotas que vienen al estadio a lanzar gritos racistas que se jodan. Agradezco también a los árbitros que no me hayan protegido y me hayan mostrado una tarjeta amarilla por defender mi color de piel”, escribió Marega en su cuenta de Instagram. “Espero no verlos nunca más en un terreno de juego. ¡Son una vergüenza!”.

— Fonsi Loaiza (@FonsiLoaiza) 16 de febrero de 2020

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

El año en que las escritoras argentinas fueron reconocidas en todo el mundo

El año en que las escritoras argentinas fueron reconocidas en todo el mundo

Las candidaturas de Samanta Schweblin y Gabriela Cabezón Cámara al prestigioso Booker Prize representan un broche de oro para una temporada en la que también fueron premiadas Claudia Piñeiro, Mariana Enríquez, Luisa Valenzuela y Selva Almada, entre otras autoras.

29 de Febrero de 2020
En el último tiempo diversas escritoras argentinas han recibido
importantes premios internacionales. Y los reconocimientos siguen. Esta
vez se trata de Samanta Schweblin y Gabriela Cabezón Cámara, cuyos
nombres integran el listado de 13 finalistas para recibir el
Internacional Man Booker Prize 2020, el galardón más prestigioso con el
que se distingue a los libros de ficción traducidos al inglés. El
reconocimiento le llega a la primera por su segunda novela, Kentukis,
mientras que Cabezón Cámara fue nominada por la traducción de su libro
Las aventuras de la China Iron.
La novela de Cabezón Cámara es una
suerte de reescritura del Martín Fierro en clave feminista, que exhibe
 al humor como cualidad distintiva. La misma tiene como protagonista a
la esposa adolescente del famoso gaucho y retrata su vida a partir de
que este es llevado la leva. El libro ya había generado una reacción muy
positiva en el momento de su aparición en la Argentina.
Por su
parte, en Kentukis Schweblin crea una mascota con apariencia de peluche
que en un futuro cercano está destinada a reemplazar a las mascotas
tradicionales. Se trata de una original forma de crítica a la sociedad
actual y al vínculo casi adictivo que mantiene con la tecnología. Ambas
obras fueron muy elogiadas tanto por la prensa nacional como por la
extranjera antes de ser preseleccionadas esta semana para el Booker Prize 2020.
Además de los trabajos de las dos
escritoras argentinas, la lista de candidatos incluye a otras once obras nominadas, entre las cuales sólo dos también
fueron originalmente publicadas en castellano. Se trata de las
traducciones de las novelas Mac y su contratiempo y de Temporada de
huracanes
, escritas por el español Enrique Vila-Matas y la mexicana
Fernanda Melchor. Esta lista de 13 obras, denominada “lista grande”, se
reducirá en el mes de abril. A partir de esa nueva lista corta, en junio
finalmente se dirimirá cuál es la novela ganadora.

...
(Foto: Soledad Quiroga)

La nominación al
Booker Prize no representa una experiencia desconocida para Schweblin,
ya que se trata de la tercera vez que la escritora figura entre los
finalistas del premio, siempre junto a su traductora Megan McDowell. El
año pasado ya había llegado a esta misma instancia por Pájaros en la
boca
, su segundo libro de cuentos, mientras que en 2017 lo había hecho
con su primera novela, Distancia de rescate, que recientemente fue
adaptada al cine por la directora peruana Claudia Llosa, aunque la
película todavía se encuentra en su etapa de post producción. Para
Cabezón Cámara, en cambio, se trata de su primera vez.
El premio
Booker Prize es patrocinado desde el año pasado por la fundación
Crankstart, organización de caridad sin fines de lucro que dirige
Michael Moritz, un experiodista de origen galés que es además un
reconocido filántropo, junto a su esposa, la escritora Harriet Heyman.
Se trata de un galardón anual que se otorga a un solo libro de ficción,
ya sea novela o cuento, traducido al inglés durante la temporada
anterior al año en curso. El mismo está dotado de £ 50 mil que se
reparten entre el autor y el traductor. Pero además cada uno de los
seleccionados recibe £ 1000 como retribución por haber sido nominado.
Estas
dos nominaciones al Booker Prize 2020 funcionan como broche de oro para una
temporada con muchos premios internacionales para la literatura
argentina, especialmente a la producida por escritoras. A lo largo de
2019 ocho autoras fueron reconocidas en distintas partes del mundo por
algunos de sus libros.

...
(Foto: Soledad Quiroga)

Ellas fueron Claudia Piñeiro, que recibió el
premio Blue Metropolis en Canadá por su labor literaria; María Moreno,
ganadora del premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas en Chile;
Ángela Pradelli, premiada en China por su libro La respiración violenta
del mundo
; o Luisa Valenzuela, primera escritora argentina en ganar el
Premio Internacional Carlos Fuentes a la creación literaria (México).
También fueron premiadas María Gainza, que se quedó con el Premio Sor
Juana Inés de la Cruz, con el que la Feria Internacional del Libro de
Guadalajara reconoce la excelencia del trabajo literario de las mujeres
en idioma español, por su novela La luz negra; Mariana Enriquez, primera
argentina en ganar el premio Herralde de Novela con Nuestra parte de
noche
; Selva Almada, que obtuvo el premio First Book Award, otorgado por
la Feria Internacional del Libro en Edimburgo, Escocia, por su novela
El viento que arrasa; mientras que Leila Guerriero ganó en España el Premio
Internacional Manuel Vázquez Montalbán en la categoría Periodismo
Cultural y Político.Ellas fueron Claudia Piñeiro, que recibió el
premio Blue Metropolis en Canadá por su labor literaria; María Moreno,
ganadora del premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas en Chile;
Ángela Pradelli, premiada en China por su libro La respiración violenta
del mundo
; o Luisa Valenzuela, primera escritora argentina en ganar el
Premio Internacional Carlos Fuentes a la creación literaria (México).
También fueron premiadas María Gainza, que se quedó con el Premio Sor
Juana Inés de la Cruz, con el que la Feria Internacional del Libro de
Guadalajara reconoce la excelencia del trabajo literario de las mujeres
en idioma español, por su novela La luz negra; Mariana Enriquez, primera
argentina en ganar el premio Herralde de Novela con Nuestra parte de
noche
; Selva Almada, que obtuvo el premio First Book Award, otorgado por
la Feria Internacional del Libro en Edimburgo, Escocia, por su novela
El viento que arrasa; mientras que Leila Guerriero ganó en España el Premio
Internacional Manuel Vázquez Montalbán en la categoría Periodismo
Cultural y Político.

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Un argentino detrás del escándalo de trolls en el Barcelona

Un argentino detrás del escándalo de trolls en el Barcelona

Este lunes se supo que el club catalán contrató un servicio de marketing digital que atacó en las redes a jugadores, ex jugadores y dirigentes opositores. La empresa es uruguaya y uno de los socios es el argentino Gastón Douek. 

(Foto: AFP)
18 de Febrero de 2020

Hay un argentino detrás del escándalo que se desató luego de que se conociera que el Barcelona había contratado un servicio de marketing digital que creo cuentas falsas para atacar en redes sociales a jugadores, ex jugadores y dirigentes del club catalán. Se trata de Gastón Douek, conocido como el “señor de los trolls”, socio de Carlos Ibáñez en la empresa uruguaya i3Ventures.

Douek e Ibáñez son expertos en campañas. Fueron los cerebros detrás de las convocatorias virtuales a los cacerolazos contra el gobierno de Cristina Kirchner y también de las campañas en redes a favor de Enrique Peña Nieto, en México, y Rafael Correa, en Ecuador. En una entrevista con el diario La Nación, Douek admitió manejar “decenas de miles de cuentas falsas” en Twitter que funcionan de manera automatizada.

En el caso del Barcelona las víctimas fueron nada menos que Lionel Messi y su esposa Antonella Roccuzzo, Gerard Piqué, Pep Guardiola, Xavi, Puyol y dirigentes opositores. Casi todos nombres sagrados en Cataluña, lo que sumado al contexto de crisis que vive el club en los últimos meses desató un verdadero escándalo. Este martes, el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, anunció que el club rompió su vínculo con la empresa i3Ventures, a quien desde 2017 le pagó cerca de un millón de euros desde 2017, según develó la cadena Ser en su informe.

La información de que Douek estaba detrás de la campaña de desprestigio para Messi y compañía se dio a conocer en el programa Pasaron Cosas, de Radio Con Vos.

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Luis Frontera: “La muerte de mi padre fue una catástrofe para mí”

Luis Frontera: “La muerte de mi padre fue una catástrofe para mí”

El periodista y escritor acaba de publicar Sagrada Familia, una novela dolorosa en la que hay muchos elementos autobiográficos, que es también un retrato político en primera persona de la Argentina del siglo XX.

(Foto: Edgardo Gómez)

1 de Marzo de 2020

“Mi padre, capitán del Ejército Argentino, abandonó a mi madre y a mis
hermanos para ir a luchar en la Guerra Civil Española contra el
fascismo.
Abandoné la escuela primaria y me crié en la calle cuando los chicos de la calle no existían.
Milité por la Revolución, usé un arma, disparé contra una persona y nunca me lo perdoné.
Fui perseguido por la Triple A y sufrí varias internaciones en un manicomio.
La poesía me mantuvo vivo y la literatura me salvó la vida.”

Esta
síntesis biográfica figura en una de las solapas de la novela Sagrada
Familia
(Seix Barral) de Luis Frontera. A esto habría que agregar que el
periodista y escritor que transitó por diversas redacciones, entre
ellas la de El Mundo y Panorama, y que compartió horas de trabajo con
Martínez, Bustos, Briante, Lamborghini, Rabanal y Schoo, fue concebido
en una cárcel y nació en el Hospital Militar Central en 1944.
Al
partir, su padre dejó nueve hijos que padecieron todo tipo de penurias
económicas. Regresó a la Argentina de Perón con psicosis de guerra y,
acusado de comunista, fue encarcelado por los militares. Allí, en
prisión, fue concebido Luis. Paradójicamente, fue Evita la que sacó de
la cárcel a su padre y le devolvió a la familia los derechos perdidos,
accediendo al pedido de su madre que fue a verla junto a sus hijas. “Y
gracias a ella –cuenta Frontera en la novela– en casa volvieron a comer.
Porque ella habló con su marido y el Ejército tuvo que devolverles la
pensión y los beneficios sociales que les correspondían y les habían
suspendido.”  
Su vida fue, sin duda, dolorosamente excepcional. Pero
no basta una vida excepcional para escribir una novela excepcional.
Para eso es preciso saber transformar el dolor en palabra. Y esto es lo
que logra Frontera en Sagrada Familia, hacer del dolor de la existencia
una novela. Si toda vida es el relato que nos hacemos de ella, Frontera
escribe el suyo haciendo del sufrimiento la materia misma de su
escritura.
 
–¿De qué forma están repartidos biografía y ficción en Sagrada Familia?

–Yo
anhelo que eso lo decida el lector. Eso es lo que más me gustaría. Pero
si contesto a tu pregunta, tengo que decir que muchas cosas son
ciertas, la mayoría. De hecho, en la novela hay mucha gente conocida
como Sebastián Borro, Jorge Di Pascuale, Norma Kennedy, Vicky Walsh…
También están las personas que actuaron en España y los compañeros de
trabajo. Lo que traté de hacer es contar esas cosas tiernamente y
también con toda la fuerza que puedo tener.
–¿Cómo fue remontar tu historia?

–Mi
mujer, que me vio escribir, sabe que escribía llorando. Podría leerte
un poema en el que cuento lo que vi cuando llegué al manicomio. En el
hospital la conocía a Aída Carballo, le mostré algunos poemas y ella me
regaló la prueba de artista del grabado que está en la tapa de este
libro de poemas. “Te lo regalo –me dijo– y sé que no te voy a ver nunca
más. Siempre que le regalo un trabajo mío a un escritor, no lo veo nunca
más.” Ella estaba internada en el Moyano. (Luis lee con voz temblorosa
de emoción un poema que se llama “Oratorio por Miguel Ángel”, referido
al poeta desaparecido por la dictadura Miguel Ángel Bustos).
–¿Cómo te decidiste a escribir esta novela?

–Creo
que vengo escribiéndola desde chico, pero que equivoqué el camino. Iba
todos los días a la Biblioteca Nacional de la calle México, desde las 2
de la tarde a las 10 de la noche, para estudiar la guerra de España. No
quería escribir sobre mí, sobre mi apellido, Frontera, tan en el límite,
en el hervidero, como decían los indios, donde está lo peor. Por eso
estudiaba las batallas, pero me di cuenta de que tampoco era eso lo que
yo quería. En realidad lo que quería era saber sobre lo que decía mi
mamá: “Tu papá hace la guerra en España y nosotros la pagamos acá”.
Sobre lo que decían mis hermanas. Lo que decía mi hermano que una vez le
pegó una trompada a mi papá.
–¿Por qué?

–Porque mi papá vino con
psicosis de guerra. Vio tres sábanas colgadas y se preguntó por qué
habría tres y no dos, y dedujo que a las tres iba a haber un bombardeo y
se puso a sacudirlas. Mi hermano reaccionó y se golpearon. Siempre
quise escribir este libro y también un ensayo sobre el alma de la
Argentina, lo que en la novela llamo el Otro País. Pero al ensayo no sé
si llego.
–Entre las personas ligadas al periodismo y a la
literatura que mencionás está Miguel Briante. En la novela contás un
hecho de agresión tuyo hacia él. ¿Qué pasó?

–Con Miguel éramos muy
amigos, pero durante mi crisis me aconsejaron que saliera un poco, que
fuera a trabajar. Yo estaba tomando medicación y tomé alcohol. Cuando
llegué a la redacción, empecé a pensar en mi hijita a la que no podía
ver, debido a las amenazas de la Triple A. A Miguel lo levanté en el
aire mientras le preguntaba dónde estaba mi hija. Él me decía “Calmate,
Luisito, no sé dónde está”. Un juez determinó que no podía ver a mis
hijos porque era ponerlos en peligro. Me quedé en la calle. En un
momento me golpearon en la cabeza cuando iba caminando. Fui al Centro
Gallego a hacerme atender y me dijeron que me fuera porque “con esta
gente no se puede joder, van a entrar al hospital”. En ese momento
comencé a autoagredirme, a cortarme. Fue muy duro todo aquello.

...

–¿Cómo viviste la muerte de tu padre?
–Él
no fue a España como voluntario de las brigadas internacionales, sino
como integrante regular del ejército de la Tercera República. Esto fue a
finales de 1936. En la novela muere antes que en la realidad. Murió
como en la guerra de España, rodeado de militares, de curas y de mujeres
vestidas de negro, porque a mis hermanas las vestían de negro mucho
antes de que él muriese. Él, cuando volvió, estaba internado en el
Hospital Rawson, un hospital civil, y lo sacaron de allí para llevarlo a
un hospital militar donde él no quería ir.
–Durante su viaje a
España se reunía en la cubierta con Raúl González Tuñón o Córdova
Iturburu. Incluso en el mismo barco viajaba André Malraux.

–Sí. Sé también que una vez tuvo una charla con César Vallejo. Yo encontré algunas coincidencias entre ambos.
–¿Cuáles?

–Por
ejemplo, el nombre de las abuelas de ambos era el mismo. Una abuela de
Vallejo era chola, como él. Los llamaban “El Cholo Vallejo”. Una de las
abuelas de mi papá era india ranquel. Ambos se preguntaron por qué dos
indios que fueron atropellados por España en la Conquista estaban allí
defendiéndola, defendiendo a sus propios asesinos. Creo que eso
desmiente que la cruz de América sea una espada al revés. Yo creo que el
alma de América es el alma horizontal del indio que no aspira a
conquistar nada y el alma vertical del conquistador. Se forma así una
cruz metafísica, una cruz que está más allá de lo material.
–¿Cómo era la relación que tenías con tu padre?

–Para
mi viejo fui un vago atorrante que no servía para nada. Me decía que
era un inútil. Nunca lo tuteé y él a mí, tampoco. Una vez, en la
adolescencia, me fui a Entre Ríos y me quedé en casa de unos parientes.
Cuando volví, en Año Nuevo, dijo refiriéndose a mí: “Si este señor se
queda, yo me voy”. Pero un día, cuando era adolescente, le pregunté si
podía leerle una poesía que escribí. Cuando terminé de leerla, me agarró
el brazo y me dijo: “Usted es grande”. Ahí empezó la amistad, pero de
chico, lo odiaba. Luego lo amé y su muerte fue para mí una catástrofe.
–¿Le reprochás que se haya ha ido a luchar y dejara desprotegida a su familia?

–Ahora
no. Muchas veces me pregunté si el Che Guevara pensaría en sus hijos.
Seguramente pensaba y era para ellos que quería un mundo mejor.
–¿Cómo fue que le disparaste a una persona?

–Fue
en una manifestación que trataba de impedir la candidatura de Perón.
Alguien me dio un arma. Le estaban pegando a mi primo. Yo me puse frente
al hombre que le pegaba y disparé. Nunca supe siquiera si lo herí
porque me sacaron corriendo de inmediato. Es algo que nunca pude
superar, algo de lo que vivo arrepentido.
–En la novela citás a Enrique Pichon- Rivière, ¿cómo fue la relación que tuviste con él?

–Hermosa.
Me contó dos anécdotas increíbles. Una es la de un paciente que iba
siempre a verlo y no quería entrar al consultorio. Un día puso un pie en
el consultorio y vomitó. Pichon le dijo: “Hace rato que usted me quería
traer esto”. El paciente era un torturador. La otra se refiere a un
muchacho que estaba internado en el Borda. Era colectivero, había
atropellado a un chico y había quedado muy mal. Un día, Pichon lo hizo
subir al colectivo y él se sentó al lado en una silla. Lo hizo avanzar
por el centro y le dijo en algún momento que allí estaba el chico que
había atropellado, que se fijara que la culpa había sido del chico, no
de él. Fue efectivo lo que hizo. Además, formó un equipo de fútbol con
locos del manicomio. En el fútbol al número 7, al wing derecho, le dicen
el loco. El que se puso en el lugar del loco fue Pichon. Él jugaba de
7.
–Curiosamente, Pichon-Rivière fue uno de los introductores del electroshock en Argentina. Parece algo contrario a su propuesta.

–No
lo sabía, pero lo entiendo. Cuando llevaban indios a Europa para
exponerlos y les tiraban moneditas, los científicos decían que era algo
digno de verse. Todo cambia, las cosas malas se vuelven buenas y
viceversa. Pero estoy seguro de que hoy el discurso de Pichon sería
otro.
–Supongo que no fue fácil escribir y publicar un libro que está tan atravesado por el dolor.

–Es que nada mío en sin dolor. «–¿Cómo viviste la muerte de tu padre?
–Él
no fue a España como voluntario de las brigadas internacionales, sino
como integrante regular del ejército de la Tercera República. Esto fue a
finales de 1936. En la novela muere antes que en la realidad. Murió
como en la guerra de España, rodeado de militares, de curas y de mujeres
vestidas de negro, porque a mis hermanas las vestían de negro mucho
antes de que él muriese. Él, cuando volvió, estaba internado en el
Hospital Rawson, un hospital civil, y lo sacaron de allí para llevarlo a
un hospital militar donde él no quería ir.
–Durante su viaje a
España se reunía en la cubierta con Raúl González Tuñón o Córdova
Iturburu. Incluso en el mismo barco viajaba André Malraux.

–Sí. Sé también que una vez tuvo una charla con César Vallejo. Yo encontré algunas coincidencias entre ambos.
–¿Cuáles?

–Por
ejemplo, el nombre de las abuelas de ambos era el mismo. Una abuela de
Vallejo era chola, como él. Los llamaban “El Cholo Vallejo”. Una de las
abuelas de mi papá era india ranquel. Ambos se preguntaron por qué dos
indios que fueron atropellados por España en la Conquista estaban allí
defendiéndola, defendiendo a sus propios asesinos. Creo que eso
desmiente que la cruz de América sea una espada al revés. Yo creo que el
alma de América es el alma horizontal del indio que no aspira a
conquistar nada y el alma vertical del conquistador. Se forma así una
cruz metafísica, una cruz que está más allá de lo material.
–¿Cómo era la relación que tenías con tu padre?

–Para
mi viejo fui un vago atorrante que no servía para nada. Me decía que
era un inútil. Nunca lo tuteé y él a mí, tampoco. Una vez, en la
adolescencia, me fui a Entre Ríos y me quedé en casa de unos parientes.
Cuando volví, en Año Nuevo, dijo refiriéndose a mí: “Si este señor se
queda, yo me voy”. Pero un día, cuando era adolescente, le pregunté si
podía leerle una poesía que escribí. Cuando terminé de leerla, me agarró
el brazo y me dijo: “Usted es grande”. Ahí empezó la amistad, pero de
chico, lo odiaba. Luego lo amé y su muerte fue para mí una catástrofe.
–¿Le reprochás que se haya ha ido a luchar y dejara desprotegida a su familia?

–Ahora
no. Muchas veces me pregunté si el Che Guevara pensaría en sus hijos.
Seguramente pensaba y era para ellos que quería un mundo mejor.
–¿Cómo fue que le disparaste a una persona?

–Fue
en una manifestación que trataba de impedir la candidatura de Perón.
Alguien me dio un arma. Le estaban pegando a mi primo. Yo me puse frente
al hombre que le pegaba y disparé. Nunca supe siquiera si lo herí
porque me sacaron corriendo de inmediato. Es algo que nunca pude
superar, algo de lo que vivo arrepentido.
–En la novela citás a Enrique Pichon- Rivière, ¿cómo fue la relación que tuviste con él?

–Hermosa.
Me contó dos anécdotas increíbles. Una es la de un paciente que iba
siempre a verlo y no quería entrar al consultorio. Un día puso un pie en
el consultorio y vomitó. Pichon le dijo: “Hace rato que usted me quería
traer esto”. El paciente era un torturador. La otra se refiere a un
muchacho que estaba internado en el Borda. Era colectivero, había
atropellado a un chico y había quedado muy mal. Un día, Pichon lo hizo
subir al colectivo y él se sentó al lado en una silla. Lo hizo avanzar
por el centro y le dijo en algún momento que allí estaba el chico que
había atropellado, que se fijara que la culpa había sido del chico, no
de él. Fue efectivo lo que hizo. Además, formó un equipo de fútbol con
locos del manicomio. En el fútbol al número 7, al wing derecho, le dicen
el loco. El que se puso en el lugar del loco fue Pichon. Él jugaba de
7.
–Curiosamente, Pichon-Rivière fue uno de los introductores del electroshock en Argentina. Parece algo contrario a su propuesta.

–No
lo sabía, pero lo entiendo. Cuando llevaban indios a Europa para
exponerlos y les tiraban moneditas, los científicos decían que era algo
digno de verse. Todo cambia, las cosas malas se vuelven buenas y
viceversa. Pero estoy seguro de que hoy el discurso de Pichon sería
otro.
–Supongo que no fue fácil escribir y publicar un libro que está tan atravesado por el dolor.

–Es que nada mío en sin dolor. «

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La pelea de River-Boca, la atracción de la agenda del finde largo

La pelea de River-Boca, la atracción de la agenda del finde largo

Por la Superliga, el equipo de Gallardo visita a Estudiantes mientras que los de Russo reciben a Godoy Cruz. Repasá el cronogroma. 

21 de Febrero de 2020

VIERNES

Primera Nacional – Fecha 18

20:05 Atlético Rafaela vs Def. Belgrano (TYC SPORTS)

Superliga – Fecha 21

21:10 Argentinos vs Patronato (TNT SPORTS)

NBA – Temporada regular

Denver Nuggets vs Oklahoma City Thunder (ESPN)

SÁBADO

Premier League – Fecha 27

09:15 Chelsea vs Tottenham (ESPN)

14:15 Leicester City vs Manchester City (ESPN 2)

Liga de España – Fecha 25

12:00 Barcelona vs Eibar (DIRECTV SPORTS)

Fútbol femenino – Fecha 14

17:00 Lanús vs River (TNT SPORTS)

Primera Nacional – Fecha 18

17:00 Barracas Central vs Belgrano (DIRECTV SPORTS)

19:35 All Boys vs Tigre (TYC SPORTS)

21:35 Atlanta vs Ferro (TYC SPORTS)

Superliga – Fecha 21

17:35 San Lorenzo vs Racing (FOX SPORTS PREMIUM)

19:40 Independiente vs Gimnasia LP (TNT SPORTS)

21:45 Atlético Tucumán vs Lanús (TNT SPORTS/HD)

NBA – Temporada regular

22:30 Philadelphia 76ers vs Milwaukee Bucks (ESPN 3)

DOMINGO

Premier League – Fecha 27

10:45 Manchester United vs Watford (ESPN 2)

Serie A – Fecha 25

16:30 Inter vs Sampdoria (ESPN 2)

Liga de España – Fecha 25

16:55 Atletico Madrid vs Villarreal (ESPN)

Fútbol femenino – Fecha 14

17:00 SAT vs Platense (TNT SPORTS)

Superliga – Fecha 21

17:35 Arsenal vs Vélez (FOX SPORTS PREMIUM)

19:40 Boca vs Godoy Cruz (TNT SPORTS)

21:45 Estudiantes vs River (FOX SPORTS PREMIUM)

LUNES
Superliga – Fecha 21

19:40 Defensa y Justicia vs Rosario Central (TNT SPORTS)

21:45 Talleres vs Huracán (TNT SPORTS)

21:45 Unión vs Central Córdoba (FOX SPORTS PREMIUM)

Primera Nacional – Fecha 18

17:00 Platense vs Chicago (TYC SPORTS)

19:05 Temperley vs Brown (PM) (TYC SPORTS)

21:50 San Martín (T) vs Sarmiento (J) (TYC SPORTS)21:50 San Martín (T) vs Sarmiento (J) (TYC SPORTS)

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

¡Buen día, chicos…!

¡Buen día, chicos…!

Educación sexual integral: guía básica para trabajar en la escuela y en la familia, elaborado por un equipo de Fundación Huesped, publicado por Siglo XXI editores, responde todas las preguntas, trata de sacudir los prejuicios y derribar mitos. Fragmentos del capítulo “La ESI etapa por etapa”.
1 de Marzo de 2020

Yo no sé qué le han hecho en la escuela / a la Nancy, mi nena menor. / Ella que era un capullo inocente / ayer me preguntó sin rubor: / “¿Vos sabés cómo nacen los niños?”. / Yo, que estaba arreglando el motor, / lo paré para oír palabrotas / como semen, placenta y embrión.

María E. Walsh-Chico Novarro

2 A 3 AÑOS

LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS SUELEN…

* Explorar las partes de su cuerpo, incluidos los genitales; Experimentar erecciones del pene y secreciones en la vulva;  Registrar distintas sensaciones al tocar su cuerpo; Experimentar distintos sentimientos relacionados con la construcción de su identidad. Estos sentimientos están influidos por su interacción con la familia y la sociedad. En este sentido, es importante evitar los mensajes sexistas que puedan limitar la experimentación propia de la edad.

* Demostrar gran interés por el momento del baño. Suelen querer ver y tocar la materia fecal o manipular otros materiales que la representan, como el barro, las masas de modelar, las témperas, etcétera.

LOS ADULTOS PODEMOS…

* Dejar que exploren su cuerpo si se tocan durante el cambiado. Fomentar una imagen corporal positiva con los gestos que hacemos, las miradas, la firmeza al sostenerlos, la forma de acariciarlos, etc. Darnos lugar para tener interacción corporal con él o ella: compartir abrazos, masajes, juegos corporales y rítmicos, bailes, etc. Dar ejemplos respetuosos de contacto personal al sujetarlos, vestirlos, hablarles, llamarlos, corregirlos y jugar. Respetarlos cuando manifiestan no querer saludar con un beso u otra interacción física a alguna persona, aunque sean familiares o niños.

* Enseñar pautas de cuidado: hay que aprender a diferenciar lo que lastima el propio cuerpo o el de los otros y lo que hace bien; Nombrar adecuadamente todas las partes del cuerpo y ayudar a reconocerlas en el propio cuerpo y en el de los otros. Jugar frente al espejo resulta una buena herramienta para fortalecer la idea de unidad corporal del niño o la niña y contribuye a la conformación de la identidad.

* Comenzar a identificar momentos de intimidad, como asimismo establecer lineamientos de cuidado personal.

ALGUNOS RECURSOS:

* Leer cuentos que contribuyan a conocer las partes del cuerpo. Es importante tener en cuenta que, a la hora de ofrecer materiales que muestren la desnudez, se haga a través de ilustraciones. Un buen recurso para utilizar son las láminas del Programa Nacional de ESI para nivel inicial y el material “Charlar sobre VIH en familia” de Fundación Huésped; Acercar juegos y juguetes diversos que permitan representar tareas fáciles de imitar: utensilios de cocina, volantes de autos, carritos de compras, herramientas, juegos de mate, etc.; Escuchar música, cantar y bailar canciones que incentiven el reconocimiento de las partes del cuerpo como “El monstruo de la laguna”, en Canticuénticos; “El calipso”, en Piojos y Piojitos, o “El espejo”, de Hugo Midón. 

* Durante el cambiado pedirles permiso antes de comenzar a maniobrar su cuerpo. Narrarles el procedimiento por realizar utilizando los nombres adecuados para cada parte del cuerpo.

4 A 5 AÑOS:

LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS…

* Decir que son un niño o una niña. Sin embargo, mientras juegan pueden simular que son del otro género, e incluso jugar a utilizar ropas o calzado de los adultos e imitar distintas prácticas que observan.

* Sentir mucha curiosidad por las diferencias corporales y jugar al doctor y a la casita. En estas actividades se manifiesta la sexualidad a través del juego. Simular que revisan a otro los habilita a tocar y mirar otro cuerpo.

Participar de episodios en que la sexualidad aparece de forma explícita, como mirar o tocar los genitales de otro.

* Manifestar interés por mirar cuando un bebé u otro niño es cambiado.

* Al comprobar que se sienten bien cuando tocan sus genitales, hacerlo autoestimulándose con la mano o frotándose contra algún objeto.

Expresar interés por las “palabrotas” que escuchan y empezar a hacer preguntas sobre sexualidad, como ¿de dónde vienen los bebés? ¿Por qué están adentro de la panza? ¿Cómo salen?

* Identificarse con un género que puede coincidir o no con su sexo biológico.

LOS ADULTOS PODEMOS…

* Construir espacios donde se sientan cómodos para dar y recibir cariño, con confianza, seguridad y libertad para expresar ideas y opiniones, y pedir ayuda. Una clave es asegurar la igualdad de oportunidades para niñas y niños en los juegos. También, ofrecer muñecos sexuados para ayudarlos a entender que las niñas y los niños tienen muchas partes iguales y algunas diferentes. Mostrar láminas con ilustraciones suele ser un buen recurso para abordar las características de cada cuerpo y despejar dudas..

* Ante alguna pregunta o algún episodio que requiera intervención, siempre es recomendable esforzarse por comprender lo que el niño o la niña trae desde su visión infantil y no realizar interpretaciones desde una perspectiva adulta de la sexualidad. Para esto conviene preguntar cómo se les ocurrió ese juego o pregunta, dónde escucharon o vieron algo parecido, etc. Será igualmente importante dar seguimiento a las consultas que se abran en el diálogo.

* Trabajar pautas de cuidado y autoprotección, profundizar acerca del concepto de intimidad, identificar a las personas que pueden ayudarlos en momentos de intimidad, como ir al baño, y bajo qué condiciones (que responda a una necesidad concreta, que el niño se sienta cómodo con su intervención, que sea en el marco del respeto).

* Trabajar en la prevención de abusos ejercitando la capacidad de discernir entre contactos adecuados e inadecuados. Se podrá distinguir entre aquellos secretos que es agradable mantener porque representan una sorpresa que genera alegría, de aquellos que despiertan miedo, incomodidad o angustia.

* Ofrecer distintas representaciones de familias a través de cuentos o dibujos animados y conversar al respecto.

* Buscar orientación para poder acompañar los procesos que atraviesan las niñas y los niños en relación con su identidad de género autopercibida.

ALGUNOS RECURSOS…

* Estimular juegos que permitan representar roles: cocinar, cuidar un bebé, arreglar cosas, etc. Profundizar el cuidado y los derechos sobre el propio cuerpo. Se pueden utilizar las canciones, como “Hay secretos” en Canticuénticos y “Canción del bebé que le cuenta a su mamá”, de Luis Pescetti, para hablar sobre gestación y nacimiento. En este punto es importante que los adultos de referencia puedan responder las consultas de los chicos, por ejemplo: ¿cómo llegó el bebé a la panza de la mamá? Si respondemos esas preguntas con silencio, los niños construyen su propias teorías acerca de la sexualidad y los procesos corporales.

Queremos destacar que la Ley de ESI asegura la transmisión de conocimientos pertinentes, precisos, confiables y actualizados sobre los distintos aspectos involucrados en la educación sexual integral. La revista Educación Sexual Integral para Charlar en Familia del Ministerio de Educación de la Nación o el material Charlar de VIH en familia de Fundación Huésped ofrecen ejemplos de cómo tratar este contenido. (…)

6 a 8 años

LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS…

* Continuar realizando juegos sexuales y tocándose con algunas características diferentes a la etapa anterior. Por ejemplo, suelen comprender con mayor claridad cuáles son los espacios de intimidad.

* Desarrollar amistades estrechas con pares. Comenzar a distinguir los tipos de afectos: la amistad, la atracción amorosa, el amor entre hermanos, etc. Formular preguntas más específicas y elaboradas en relación con la concepción, la gestación y el nacimiento.

* Mostrar mayor interés en los roles del estereotipo masculino y femenino, más allá de los que muestren los adultos que acompañan su crianza.

LOS ADULTOS PODEMOS…

Presentar el cuerpo humano como totalidad, con necesidades de afecto, cuidado y valoración. Hablar sobre la apariencia corporal y los cambios en el desarrollo, sobre todo en la pubertad, temática que se

vincula con la autoestima. Los niños deben reconocer que todos somos diferentes, incluidos nuestros cuerpos. Cada uno crece de forma distinta y según sus tiempos. Cada uno debe amarse y respetarse como es. Sostener y profundizar la igualdad entre mujeres y varones en juegos y actividades motrices e intelectuales. Ampliar el conocimiento sobre la diversidad del mundo, incluyendo la diversidad de familias en distintas épocas y culturas, como asimismo la diversidad sexual (…)

* Buscar orientación profesional para acompañar los diferentes procesos que atraviesan. Acompañarlos en la elección de los programas de televisión, YouTube, etc.

ALGUNOS RECURSOS…

* Hablar sobre los roles de género y fomentar el juego libre basado en el deseo y no en los roles estereotipados entre los géneros. Materiales recomendados, además de algunos de los ya mencionados: La Cenicienta que no quería comer perdices y Cuentos para antes de despertar de Nunila López Salamero y Myriam Cameros Sierra, Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes de Elena Favilli y Francesca Cavallo, el capítulo “Juguete de niño” del dibujo animado El diario de Mica, o las películas Frozen: una aventura congelada y Valiente.

9 a 12 años

LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS…

* Volverse más reservados y desear privacidad. Experimentar sentimientos de desagrado e incomodidad en relación con el propio cuerpo y repentinos cambios de  humor. Tener más curiosidad por los cuerpos masculinos y femeninos. Mirar revistas y páginas de internet eróticas. Interesarse por las citas amorosas. Dialogar con pares, preguntar si a otros les pasó o vivencian los mismos cambios que ellos y compararse. Experimentar presión para cumplir con las expectativas familiares y sociales respecto de la conducta adecuada de niñas y niños.

* Usar lenguaje sexual y explorar fantasías románticas y sexuales. Masturbarse para obtener un orgasmo profundo y parecido al de los adultos.

LOS ADULTOS PODEMOS…

* Respetar el deseo de privacidad de las y los preadolescentes. Ofrecer espacios de confianza donde abordar aspectos de la sexualidad de forma integral, haciendo hincapié en la promoción de la salud, el cuidado, el placer, los derechos, el consentimiento, etc.

* Brindar información validada sobre los cambios puberales, acompañando el inicio de la menstruación y los sueños húmedos como parte del desarrollo integral, abordando también el embarazo con sus aspectos biológicos, sociales, psicológicos y afectivos, incluidos los métodos anticonceptivos y las ITS. (…)

ALGUNOS RECURSOS…

Para continuar hablando sobre las transformaciones históricas de los roles de género se pueden utilizar “Viajando a través de los géneros”, juego de mesa para armar hecho por Crisol y el Ministerio de Cultura del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, la serie de libros Antiprincesas de la editorial Chirimbote, o el dibujo animado. La asombrosa excursión de Zamba a las mujeres de Latinoamérica, de Paka Paka. Para hablar sobre los cambios puberales y las relaciones sexuales, se puede visitar la página web <princesasmenstruantes.com>, ver videos en las secciones Embarazo y reproducción, Relaciones saludables, Pubertad y Orientación sexual del sitio <amaze.org/es>, la serie de videos Cortos que animan: “Sextees”, “Un día”, “Diario de Juan. Historia íntima del VIH”, disponibles en el Canal de YouTube de Fundación Huésped, o el libro ¿Qué es esto? 2, de editorial Uranito. Para trabajar los estereotipos de belleza, el capítulo de Los simuladores “El debilitador social”.

13 a 18 años

LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS SUELEN…

* Experimentar, besar y tocar, incluido el sexo oral y la relación sexual. Masturbarse, enamorarse, involucrarse en relaciones sexoafectivas. Experimentar y descubrir su propia orientación sexual.

LOS ADULTOS PODEMOS…

* Es común que las y los adolescentes busquen mayor independencia y pongan más distancia con los adultos de la familia. Sin embargo, es importante que sepan que cuentan con su apoyo para poder hablar y consultar cuando lo necesiten. Hacer que se sientan aceptados y queridos es importante para que los vínculos se basen en la confianza y el respeto y refuercen el ejercicio de los derechos, colaborando con la construcción de vínculos saludables, libres de violencia y abuso, previniendo tanto el maltrato como la explotación sexual y la trata.

* Es momento de abrir el debate sobre cuestiones como los cambios progresivos en el cuerpo, la autonomía y la responsabilidad, el respeto a las distintas formas de ser joven en diferentes contextos y según las experiencias de vida, así como a la diversidad sexual. Dialogar sobre los patrones hegemónicos de belleza y su relación con el consumo y pensar críticamente sobre la feminidad y la masculinidad a lo largo del tiempo.

* Repensar las concepciones sobre el amor, la pareja y el cuidado mutuo en las relaciones afectivas. El abordaje de la maternidad y la paternidad en la adolescencia desde una mirada integral y crítica, reforzando el derecho a acceder a servicios de salud sexual y reproductiva.

ALGUNOS RECURSOS…

Facilitar y fomentar el diálogo y la reflexión sobre temas de adolescencia, derechos y diversidad. Series recomendadas: cortos del canal Encuentro Mejor hablar de ciertas cosas, en los que las y los adolescentes junto con especialistas toman la palabra, opinan y comparten su punto de vista con respecto a diversos temas. Hay muchos capítulos de Los Simpson para trabajar estereotipos de género, como “La fobia de Homero”, “Las chicas solo quieren sumar” y “Lisa vs. la Stacy Malibú”. Series como Presentes del canal Encuentro, Sex education, o Merlí. También los textos de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie sobrela discriminación de género y raza, y su charla “Todos deberíamos ser feministas”. «

* Para trabajar la violencia de género, es útil la cartilla de juegos diseñada y llevada a cabo por la Campaña Nacional Contra las Violencias hacia las Mujeres, y para promover el debate sobre el aborto, la secuencia pensada por Ademys “Tiza en mano #25: Debates en torno el aborto“.

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

“Un barra no es un demonio: un demonio es un asesino”

“Un barra no es un demonio: un demonio es un asesino”

Maximiliano Levy es el presidente de Almirante Brown. Estuvo preso por su vínculo con la barra brava de Boca. Sobre el contexto de violencia en el fútbol argentino, dice: “Hay mucho de fantasía y poco de realidad”.

(Foto: Pedro Pérez)
Por Roberto Parrottino
@rparrottino

23 de Febrero de 2020

“¿Alguien leería una nota al presidente de Almirante Brown?”, pregunta Maximiliano Levy, presidente de Almirante Brown. “Decir que soy ‘el presidente barrabrava’ es un lindo título para los medios. Es como ponen en Twitter: ‘Vea la foto hot de tal’. ¿Vos entrás?”. En enero de 2019, cuando ganó las elecciones, a Levy, vinculado a la barra brava de Boca, la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide) le prohibió el ingreso a los estadios de la provincia de Buenos Aires, a pesar de que no tenía causas penales en su contra. Levy había pasado 88 días en la cárcel de Ezeiza en 2013 por “encubrimiento agravado” a Maximiliano Mazzaro, amigo de la infancia y entonces líder de La Doce, acusado de asesinar a un vecino. Ahora, antes de las fotos para la entrevista en un bar de San Justo, Levy pregunta si agarra un Tramontina. Un chiste. A los 46 años, entró en el juego de la dirigencia: además es el presidente de la B Metropolitana. Almirante Brown, campeón del torneo Clausura, ya se aseguró la final por el primer ascenso a la Primera Nacional. Y el fútbol argentino, fin de semana tras fin de semana, vive episodios de violencia.

–¿Fuiste barra de Boca?

–Jamás en mi vida me subí a un paraavalanchas. Y jamás en mi vida escondí mis amistades.


–¿Uniste a la barra de Almirante Brown, que hace 26 años se peleó y llegó a dividirse en cinco sectores?

–Ellos hoy tienen una convivencia en la tribuna y un pacto de no agresión que hay que trabajarlo para que en un momento sea verdaderamente una unión y no un pacto. Lo planteé desde un primer momento. Hoy todas las facciones tienen una remera, una bandera. Ellos representan a sus barrios. Antes, representan al club y nada más. Es una pelea que hay que dar. Porque son primero hinchas del barrio, de la plaza, de la bandera y, último, del club. Acá es importante que sean hinchas del club. Nadie tiene que ser amigo de nadie. Cuando vas a la cancha no sabés quién carajo es el que está al lado tuyo, y no por eso le das un mamporro.

...
(Foto: Gentileza Arístides González)

–¿Qué es una barra brava?

–La barra es un conjunto de gente. Es “brava” por los incidentes, porque en el tiempo se fue deformando la idea. Dentro de una barra tenés un repositor, un abogado, un municipal, un sindicalista, uno que vende falopa, uno que roba. Y conviven en ese momento por la pasión y por cómo entienden el disfrutar. Yo no entiendo por qué se suben a un paravalanchas. Nunca lo entendí y nunca lo voy a entender. Es una estupidez. Es sentirse más que otros, elevarse sobre la gente común. Suspendería un partido si alguien se sube. Pero uno conoce la cancha. La barra nació en la esquina, pero después se deformó la idea. No es un mal de un club. Si se hace un trabajo social en la cancha, se acortaría la violencia. Ni la bandera ni el bombo hacen que la gente vaya con un cuchillo a la cancha. Trasladar cosas de otro mundo al fútbol, como el territorio de la droga, temas políticos y conflictos barriales, sí.


–¿Existe la cultura barra?

–Existe el caretaje. Nadie quiere ser como Di Zeo en cámara. Pero se apaga y se sacan una foto, le piden un autógrafo. Eso hace el hincha. Hay barras malos, y barras laburantes, que van, cantan y se van a su casa. Nadie está exento de convivir con personas que hagan las cosas mal.


–¿Por qué sos presidente de Almirante?

–Sabía que no me presentaba para presidente del Club Esloveno de Ramos Mejía. Alguien tiene que tratar de cambiar la historia. No tuve miedo. Respeto mucho las situaciones. Y a la masa. Esto es como la cola del banco: cuando grita el primero, después gritan los demás. Pero necesitás ese primero que grita y le dice al cajero que se apure. Mientras más familia y chicos hay en la cancha, al violento lo inhibe, lo hace más terrenal, el ambiente lo desubica. Es lo mismo con la presencia de la policía. Cada vez que festejamos el cumpleaños del club, están las cinco facciones, no hay un policía y no se tocan un pelo. Si hay 200 policías, el clima cambia. No por la policía: se predisponen mal.


–¿Por qué Juan Manuel Lugones, titular de la Aprevide, te prohibió entrar a las canchas apenas ganaste las elecciones?

–Había unos libros cuando era chico, Elige tu propia aventura, con tres finales diferentes. Uno era mentira y dos, verdad. Lugones eligió la mentira. Después, cuando me conoció, se dio cuenta de que tendría que haber elegido la verdad. Puedo tener mil errores, pero no juzgo antes de conocer a alguien. Esto es un juego. El que se enoja, pierde.


–¿La dirigencia es un juego?

–La vida es un juego.


–¿Sos hincha de Boca?

–Mi abuelo era fanático de Boca. Y cuando vino acá desde Pilar, con mi viejo de 13 años, no conocía a Almirante Brown. No llegaba la información en esa época… El abuelo Levy dejó el gen bostero. De Boca, conozco a mil personas. Pero del barrio quedó el fanatismo por el Brown.


–¿Conocés a Angelici?

–Con Daniel tengo una relación de respeto. Lo vi en el cumpleaños de Chiqui Tapia.


–¿Qué aprendiste en la cárcel?

–A veces uno toma determinaciones basadas en los códigos, y lo hacen a uno “inmortal”. Mi amigo (Mazzaro) no era culpable. Fue difícil no decirle al juez dónde estaba, más cuando me decía: “Elegí: ¿Devoto o Ezeiza?”. Nunca había pisado una comisaría. Y por el mundo en que me crié, los códigos son inquebrantables. Después te das cuenta de que lastimás a mucha gente. En los allanamientos tuve a mi viejo esposado, a mi esposa. Eso te replantea un montón de cosas. No estaba haciendo nada malo.


–Pero ibas preso.

–Sabía que me iba a quedar el estigma de por vida. La Justicia te lleva al límite de hacer algo que no corresponde. Lo manejé con el corazón, no con la cabeza. La cárcel es 70% de fantasía, de mentiras, de El Marginal. En la cárcel sos una mosca: no tenés valor, no tenés tiempo real, no sos nada. Lo único que tenía que hacer era no tener problemas y tratar de cuidarme. En la cárcel todo es negativo. Comés diez kilos de milanesas y no engordás por los nervios, por todas esas historias tristes y oscuras. Y son todos inocentes. En ese momento, éramos todos inocentes…


–Raúl Gámez, expresidente de Vélez, fue barra y se subió a un paravalanchas.

–Hay un montón de gente que fue parte de la barra y después fue dirigente. Un barra no es un demonio: un demonio es un asesino. No hay que darles un papel principal a los que no lo tienen. El otro día, en la cancha de Chicago, había sólo dos locos tirando cuchillazos. No había 3000 y dos locos sentados. Entonces, tenemos que sacar a los que hacen lío.


–¿Cómo ven a un barrabrava?

–Ven todo lo malo, no lo bueno. En su momento dijeron que manejaba a la barra de Boca desde un helicóptero. Y me habían invitado a dar una vuelta… A la gente le gusta: si vos leés que un tipo está arriba de la cancha en un helicóptero, entrás, lo leés. Hay mucha fantasía y poca realidad.

Link a la nota >

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

El Ministerio de Cultura duplicará la inversión para bibliotecas populares

El Ministerio de Cultura duplicará la inversión para bibliotecas populares

El ministro de la cartera Tristán Bauer firmó un acuerdo con la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip) por más de 47 millones y medio de pesos destinados a la compra de material nuevo para las instituciones.

(Foto: Prensa Min Cultura Nacion)

2 de Marzo de 2020

El Ministerio de Cultura de la Nación junto con la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), la Fundación El Libro, la Cámara Argentina del Libro (CAL) y la Cámara Argentina de Publicaciones firmaron el Acta Acuerdo por la cual el Estado se compromete a invertir $47.585.900 en el Programa Libro%. Se trata de una cifra que duplica la inversión que se venía realizando y permitirá la adquisición de 130 mil libros nuevos por parte de las bibliotecas populares. La firma del acuerdo tuvo lugar en el CCK, con la presencia del ministro de cultura Tristán Bauer, la nueva directora de Conabip, María del Carmen Bianchi, y las autoridades del resto de la instituciones involucradas

La noticia resulta de alto impacto dentro del espacio de la cultura, que sin lugar a dudas fue no solo uno de los más desatendidos durante la gestión presidencial de Mauricio Macri, sino tal vez el más perjudicado, junto a otras áreas sensibles como salud y educación. Alcanza con recordar la devaluación política que la cartera sufrió durante los cuatro años en los que estuvo al frente de ella Pablo Avelluto, pasando del rango de ministerio al de secretaría. Una decisión que Alberto Fernández revirtió en su primera semana de gestión, entregándole a Bauer la responsabilidad del cargo. El explícito rechazo que recibió de sectores como el cine, el teatro y la industria editorial también habla a las claras de la disconformidad que generó el trabajo de Avelluto entre los actores de la cultura, sobre todo durante los dos años.

Hasta 2015 Conabip realizaba todos los años una compra centralizada de libros, sin embargo el programa fue desactivado durante los últimos cuatro años. Sin esa partida central, cada biblioteca compró lo que pudo en los últimos años. El Programa Libro % es una iniciativa de la Conabip que permite descentralizar la compra de libros de acuerdo a las necesidades específicas de cada biblioteca y de sus comunidades lectoras. A través de este subsidio, otorgado por el Estado Nacional, las Bibliotecas Populares podrán participar y volver a adquirir material bibliográfico en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, accediendo a un descuento del 50% en los precios de venta.

Esta inversión de más de 47 millones y medio de pesos que el Ministerio de Cultura de la Nación realiza a través de la Conabip también representa un fuerte impulso para el sector editorial, cuya producción acumuló entre 2016 y 2019 una caída del 45%, según datos provistos por el último informe de producción y coyuntura del libro argentino realizado por la CAL. Un desplome que no escapa a la profunda recesión general de la economía y que inevitablemente también se trasladó a las ventas minoristas.

Durante la firma del acuerdo Bauer se manifestó orgulloso de que su Ministerio pudiera promover este tipo de iniciativas, cuyo “objetivo principal es poner más libros a disposición de la comunidad”. “Estamos más que duplicando el monto de inversión y las posibilidades para ampliar la lectura que es lo que perseguimos y perseguiremos siempre desde este lugar: más libros y más lecturas para todos y todas”, afirmó el Ministro de Cultura. Por su parte Bianchi, titular de Conabip, agradeció al Ministro el esfuerzo que significa esta inversión y consideró que  “es de una gran generosidad poner los recursos necesarios para impulsar un proyecto que es tan importante para las Bibliotecas Populares”.

A esta iniciativa del Estado y del sector editorial hay que sumar el aporte de la Fundación El Libro en “Chequelibros” por un monto de $3000 para cada biblioteca. Y además un apoyo en infraestructura y logística para que los representantes de las bibliotecas populares de toda la Argentina hagan sus compras y participen de este evento cultura.

Link a la nota >