Categorías
Argentina Cultura y Espectáculos

Queen y Maradona en Vélez, 40 años después | La histórica visita y una postal inesperada



La imagen hoy no sorprendería a nadie, y de hecho con el correr del tiempo se convirtió en un ejemplo recurrente del tribunerismo aplicado a los bises de un concierto de rock internacional. En el centro del escenario de Vélez Sarsfield, Freddie Mercury con una camiseta de la Selección Argentina: un gesto que mereció la sorprendida reacción de Fernando Bravo en su transmisión radial, hablando de una situación “inesperada”. El rock y el fútbol se miraban entonces con mucha desconfianza. Pero además el cantante introdujo a “un amigo de todos ustedes, y nuestro también” y apareció en escena Diego Armando Maradona, estrella de Argentinos, campeón del mundo juvenil en 1979, flamante incorporación de Boca Juniors que venía de convertir dos goles en su debut frente a Talleres, un 4-1 en la Bombonera, el 22 de febrero de 1981.

El Diego tenía puesta una remera azul. La Union Jack que había lucido en camarines, posando para una de sus fotos más célebres, se la devolvió a Brian May. Tampoco la pavada.

Nunca la cancha de Vélez lució tan llena como el 8 de marzo de 1981. Era la última noche de una serie de cinco conciertos, tres de ellos en una ciudad que aún se llamaba Capital Federal. El presidente de facto era el dictador Jorge Rafael Videla, que moriría en una cárcel común 32 años después, condenado por delitos de lesa humanidad. Ya se sabía que en pocos días más asumiría la presidencia Roberto Eduardo Viola, que también fue condenado por delitos similares, pero fue indultado por Carlos Saúl Menem y murió libre. A esa Argentina llegaron Mercury, May, Roger Taylor y John Deacon. ¿Y quiénes eran Mercury, May, Roger Taylor y John Deacon?

Reina en la cumbre

A comienzos de 1981, Queen estaba en la cumbre de su carrera. La apreciación puede ser apreciada y corroborada por la vía coyuntural y la histórica, la que contempla todo lo que vino después. En siete años, de 1971 a 1978, el cuarteto formado en Londres había ascendido de los boliches de mala muerte y la estafa de su primer manager a las giras mundiales, con salas llenas en Europa, Estados Unidos y Japón. Queen, el disco debut de 1973, había sido castigado por la prensa como un mal remedo del glam de Marc Bolan e incluso David Bowie, cruzado con el sonido hard de Led Zeppelin. El barroquismo de Queen II (1974) tampoco fue bien recibido. A Sheer Heart Attack (del mismo año) no le fue mucho mejor en el juicio mediático, pero lo cierto es que a esa altura la banda ya tenía el hit “Killer Queen” y arrastraba cada vez más público. May se lucía con su guitarra Red Special fatto in casa. Taylor y Deacon eran una pared monolítica. La performance de Mercury imantaba a quien prestara atención.

Y en 1975 habían grabado A Night at the Opera, con un delirio llamado “Bohemian Rhapsody” que rompió las reglas de lo que se creía seguro en la industria musical. Y al año siguiente otro monumento operístico rock como “Somebody to Love” para A Day at the Races. En 1977, cuando el mundo escuchó el irresistible combo de “We Will Rock You / We Are The Champions”, Queen se convirtió en una banda de estadios. A la altura de 1978, cuando en la Argentina convivían la dictadura asesina y el fervor por el Mundial, “Bycicle race” propiciaba la aparición de señoritas ligeras de ropa en la gira mundial que presentó Jazz, retratada por todo lo alto en Queen Live Killers.

Y entonces, cuando parecía que el rechazo generalizado a las pomposidades de los ’70 iba a llevárselos puestos, los músicos dieron un golpe maestro. La precuela -aunque entonces nadie hablaba de precuelas- fue un single lanzado en octubre de 1979, apenas tres meses después del disco doble en vivo. “Crazy Little Thing Called Love” podía parecer una chanza privada, una apuesta a ver cuán parecidos a Elvis Presley podían sonar. Pero era el primer paso de un asunto mucho más serio. “Save Me” fue la típica balada poderosa que toma por asalto los rankings. “Play the Game” dio más indicaciones de que el sonido de la banda estaba pasando de fase. Y en agosto de 1980, con The Game ya en la calle, Queen soltó la bomba atómica. El single con una sencilla pero demoledora línea de bajo compuesta por John Deacon, El Socio del Silencio. Un bajo y un bombo que hacían temblar los parlantes.

“Quiero agradecer a Freddie y a los Queen por hacernos tan felices. Y ahora, Otro Muerde el Polvo”, anunció El Diez, y Vélez se vino abajo.

La canción fantasma

Ahora bien: ¿Cuán “mundiales” eran las giras mundiales de Queen? El consagratorio tour ’78 pasó por muchos lados, pero en el radar del espectáculo internacional, en el continente americano debajo de la línea del ecuador había un gran agujero negro. El cono más sureño era terra incognita. El management de Queen tendría datos de sus ventas por aquí -al cabo, su discográfica era la en ese momento poderosísima EMI– y si ameritaba el esfuerzo podía imaginar una clase de popularidad similar a la de otras partes del mundo. Pero Buenos Aires o Argentina eran apenas una mención exótica en alguna película. Santana había tocado en la cancha de San Lorenzo en 1973. Un Joe Cocker algo estropeado por el alcohol había llegado en 1977. Los apenas conocidos The Police acababan de dar algunos shows. Los números internacionales de rock eran una rareza.

El que vio el mercado fue un empresario llamado Alfredo Capalbo, que gracias a su asociación con artistas exitosos como Joan Manuel Serrat, Julio Iglesias y Demis Roussos (y aceitados contactos con quienes ocupaban la Casa Rosada) tenía una espalda aguantadora para la aventura de traer a Queen. La omnipresencia de las canciones de The Game, los clips a repetición en Música Prohibida para Mayores, el apoyo de una figura de influencia entre los jóvenes como Juan Alberto Badía, convirtieron a la quimera de traer una banda inglesa de primera línea al culo del mundo en una apuesta segura.

Dos shows en Vélez, un viaje a Rosario, otro a Mar del Plata -donde varios testimonios presenciales dan cuenta de la policía montada dentro del estadio mundialista- y el show final otra vez en Liniers: a cada día que pasaba, la fiebre por Queen en Argentina aumentaba. Ese fue el único nexo real entre los improbables vínculos que podían intentar dibujarse entre una banda inglesa de rock ya legendaria y un milico argentino. Varios relatos señalan que el hijo de Roberto Viola le señaló la conveniencia de reunirse con los responsables de esa fiebre; Viola ya estaba retirado como teniente general pero se probaba el efímero traje de Presidente, y por eso recibió a tres de los cuatro músicos en su propia casa. Después de todo, en las internas de la Junta golpista él revistaba entre los blandos, los aperturistas, y el suceso de Queen en las tapas de todos los medios le daba la derecha.

Taylor no fue al encuentro. En los años siguientes se especuló con una supuesta postura política, pero en realidad el baterista estaba paseando por Buenos Aires. Para Queen era importante tocar y para ello se prestaban a las relaciones públicas que fueran necesarias: estaban dispuestos a tocar también en Chile el 24 de marzo, pero Augusto Pinochet no era de los dictadores blandos como para permitir que esos rockeros perturbaran el orden impuesto con mano férrea, e hizo suspender el show.

Por eso mismo es probable que el cuarteto no haya percibido nunca la fenomenal paradoja expresada en los shows argentinos. En 1977, la edición local de News of the World apareció cercenada por la dictadura, que no quiso saber nada con una canción que hablaba explícitamente del sexo oral y así propició la aparición de un objeto preciado por los coleccionistas, el Noticias del Mundo argento cuyo lado B arranca directamente por “Sleeping on the Sidewalk”. En los cinco shows, Queen tocó “Get Down, Make Love”. No es que supieran de esa censura, ni fue una solapada forma de protesta: la canción formaba parte del setlist desde hacía años.

Queen tocando una canción fantasma. El Diego con una camiseta inglesa 13 meses antes de Malvinas y cinco años antes de La Mano de Dios. Pasaron cuatro décadas, parece un universo paralelo.

The Champions

Unos cuantos de los que estuvieron esa última noche en Vélez no se molestaron en pasar por boleterías. No importaba. Era un negoción igual. El Queen original no volvió a pisar el país -podría haber existido un reencuentro en 1985, pero llegó solo hasta el Rock in Rio-, y eso agregó más centímetros de leyenda. Pero lo indiscutible es que esa versión de la banda se paseaba con un bien justificado orgullo de campeón. No vinieron con cuatro tachos y un sonido amarrete, dieron un espectáculo soberbio y sonaron como lo que eran, una banda en estado de gracia.

En mayo de 1982, Queen lanzó una catástrofe en forma de disco llamada Hot Space. Por la misma época, Maradona vivió su propia catástrofe en el Mundial de España. Cuatro años después, los mismos personajes que compartieron el escenario de Vélez tendrían su revancha: el Diego en México, Queen con su exitoso Magic Tour -el último de su carrera- y el fresco recuerdo de su arrasadora presentación en Live Aid. Pero aunque levantó mucho la puntería con The Works y A Kind of Magic, y tuvo dignas despedidas como The Miracle e Innuendo, la banda nunca recuperó el esplendor de aquella era. Para la Argentina fue un hito inolvidable, sobre todo porque tuvieron que pasar aún más años para que las visitas internacionales fueran moneda corriente. Y los rockeros con camisetas argentinas también.

La primicia que no fue

“Vuelve
Queen”:
La noticia generó altas expectativas entre los aún excitados fans de
Queen, cuando la revista Pelo tituló semejante posibilidad en marzo de 1982,
con el rostro de Mercury ilustrando la novedad. “Vuelven los campeones”, fue el
título de la nota que ocupó seis páginas en la edición 159 del
histórico medio rockero. La noticia estaba legitimada en los dichos de Alfredo
Capalbo, que aseguraba que volvía a traer a la banda en enero de 1983. 

“Espero que en enero
del año próximo, cuando Queen vuelva a la argentina como ya está arreglado,
tengamos el mismo éxito. Van a presentar un show totalmente
nuevo que incluye otro escenario, y otras luces”, aseguró Capalbo, haciendo futurología sobre algo que nunca sucedería. O al
menos no en los tiempos estipulados, ni por su iniciativa, dado que Queen
recién volvería al país en 2008, sin Mercury –fallecido en 1991- ni Deacon (que se retiró en el acto) y dieciséis
años después de la visita solista de May en 1992. El lugar del recital sería el
mismo Vélez, pero la voz correría por cuenta de Paul Rodgers. La cantidad de
gente, en tanto, no llegó a la de antaño y la emoción estuvo más atravesada
por la nostalgia que por ese sucedáneo de la que reventó Buenos Aires, Mar del Plata y Rosario. “Nadie puede
reemplazar a Freddie, y justamente nos llamamos Queen + Paul Rodgers para que
la gente entienda que es una sociedad”, dijo el doble de riesgo aquella
vez.

En 2015 hubo un nuevo encuentro, y la gran diferencia estuvo precisamente en el micrófono: con Taylor y May aplomados y haciendo un balanceado uso de la veteranía y la potencia, Adam Lambert rompió los prejuicios de su procedencia del reality American Idol. La sabia decisión de evitar ser un émulo de Mercury y la innegable capacidad vocal del joven cantante sirvieron para redondear un concierto  que produjo más disfrute que melancolía.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Cuestión de Estado: el fútbol volvió a la pantalla pública en tiempos de nuevas transmisiones

https://www.tiempoar.com.ar/nota/cuestion-de-estado-el-futbol-volvio-a-la-pantalla-publica-en-tiempos-de-nuevas-transmisiones

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

El caso ParesTV: cuando las audiencias futboleras pelean por sus derechos

https://www.tiempoar.com.ar/nota/el-caso-parestv-cuando-las-audiencias-futboleras-pelean-por-sus-derechos

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura y Espectáculos

Estas son las series y las películas que Netflix estrenará en marzo | La N roja apuesta fuerte para mantener su liderazgo



Series

Tony (10 de marzo)

Tras el bombazo que significó Lupin, Netflix apuesta por otra producción de origen francés. Sigue a un director que, cámara en mano, se infiltra en un barrio pesado. Su objetivo es retratar a un narco con sueños de rapero. Se destaca por su formato de falso found footage.

The One (12 de marzo)

¿Y si se pudiera dar con la media naranja gracias a estudios genéticos? Tal es la premisa de esta serie de ocho episodios basada en Eres tú, la novela distópica de John Marrs. Con algo de Black Mirror y otro poco de West World discurre este drama scifi acerca de amores perfectos que se vuelven pesadilla.

Sky Rojo (19 de marzo)

“Pulp latino” como resultado de una sumatoria singular. La casa de papel + Vis a Vis + Los ángeles de Charlie + Lali Espósito + trata de personas + narrativa de fuga. Así es la nueva serie que lleva el sello de Alex Pina y Esther Martínez Lobato. Tres prostitutas -una cubana, una argentina y una española- emprenden su escape por la carretera con dos proxenetas pisándoles los talones. La temática áspera se mixtura con una puesta en escena de neón y rouge. La jugada más fuerte del mes de Netflix consta de 8 episodios de media hora.

¿Quién mató a Sara? (24 de marzo)

Un hombre pasó 18 años en la cárcel por un crimen que no cometió. Busca venganza contra la familia que lo culpó de la muerte de su hermana. Trampolín remanido que cuenta con el aliciente de ser una producción mexicana de alto rango.

Los Irregulares (26 marzo)

El relato se apoya en la Londres victoriana y el universo de Arthur Conan Doyle desde un ángulo fantástico. El título refiere a un grupo de personajes de Baker Street que lidian contra males sobrenaturales junto a Sherlock Holmes y el Doctor Watson.

Largometrajes

Karate Kid I, II y III (1° de marzo)

La N roja pretende sacarle el máximo provecho a Cobra Kai, la serie que relee la saga ochentosa de piña patada piña. Desde comienzo de mes podrá verse la trilogía fílmica basada en Daniel LaRusso y el Señor Miyagi. Y con algo de Johnny Lawrence.

Moxie (3 de marzo)

¿Chicas pesadas del 2021? Chicas, colegio secundario y la presencia de Amy Poehler (como directora y en elenco) remite a aquel clásico concebido por Tina Fey. Pero en este caso la lupa no se posa sobre las populares y divinas sino en una chica que siempre intentó pasar inadvertida. Pero Vivian (Hadley Robinson) también se harta. Bajo el empuje de su mamá, decide lanzar una revista clandestina para echar luz sobre la discriminación y las irregularidades de su escuela. La revolución de las pibas.

Halloween (8 de marzo)

Con esta película de 1978 sucedieron varias cosas: John Carpenter inició el género de las slasher movies, fue el debut de Jamie Lee Curtis en el cine y la primera matanza de Michael Myers. Clásico absoluto del terror.

La rosa de Bombay (8 de marzo)

Esta multipremiada animación india se destaca por su faena artesanal y la fábula de un amor imposible. Bollywood también tienen quien lo dibuje. Fue parte de la selección de la Semana de la Crítica de Cannes.

Vidas de papel (12 de marzo)

Neorealismo turco. El encargado de un depósito de residuos de Estambul entabla una amistad con un niño de 8 años que busca a su familia.

Más locos que una cabra (18 de marzo)

Buddycop movie pero con tonada brasileña. Un policía rural y un paulista buscan una cabra. Arma mortal gostosa.

Documentales

Biggie: I Got a Story to Tell (1° de marzo)

Repaso íntimo de la vida de Christopher Wallace más conocido por su seudónimo artístico: The Notorious B.I.G. El trabajo analiza su obra y lo que significó para el hip hop su muerte en 1997. Además del material inédito se destacan entrevistados como Sean Combs.

El Reino Perdido de los Piratas (15 de marzo)

En la línea de La era Samurai, con su equilibrio de drama épico y documental, esta serie hurga en las historias de los piratas en su época de gloria. Batallas, la locura por el oro y gente con mucha barba.

Operación Varsity Blues: Fraude universitario en EE. UU. (17 de marzo)

El true crime tendrá lugar con un caso que sacudió a la opinión pública estadounidense. Ivy League, celebridades y una red de sobornos casi perfecta. Sobre como la educación privada engendró su propio sistema para favorecer a los más privilegiados.

Formula 1: Drive to Survive (19 de marzo)

Tercera temporada de la entrega que sigue por dentro la máxima competición automovilística. La particularidad de una competencia realizada en medio de la pandemia, la cámara dentro de los boxes, podios inesperados y un nuevo título mundial para Lewis Hamilton.



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

La agenda deportiva: duelo de argentinos en España y vuelve el fútbol gratuito

https://www.tiempoar.com.ar/nota/la-agenda-deportiva-duelo-de-argentinos-en-espana-y-vuelve-el-futbol-gratuito

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura y Espectáculos

Este sábado vuelve el cine a Buenos Aires | Las cadenas anunciaron su programación



A través del Boletín Oficial y tras más de once meses de telones cerrados, la Jefatura de Gabinete nacional habilitó la reapertura de las salas de cine en la ciudad y la provincia de Buenos Aires. Con la noticia aún fresca, las empresas exhibidoras pusieron en movimiento sus estructuras con el fin de tener abiertos sus complejos multisala ya a partir de este fin de semana. La decisión implica en primer lugar la puesta a punto del equipo encargado de hacer cumplir los protocolos de seguridad aprobados. Pero también el armado de una programación en tiempo record, ya que ayer mismo se especulaba con que la fecha de reapertura sería recién el próximo jueves 4 de marzo y no durante el fin de semana.

Atentas a la expectativa de los fanáticos del cine, algunas de las compañías exhibidoras más importantes del país hicieron pública las listas con los títulos que podrán verse en las funciones programadas para estos días. La cadena Showcase Cinemas anunció que tiene todo preparado para abrir sus salas este mismo sábado y ya dio a conocer las películas que ocuparán las pantallas de sus complejos. Entre ellas se cuentan The Empty Man, película que combina el policial con el terror; Las brujas, lo nuevo de Robert Zemeckis con Anne Hathaway y Octavia Spencer; la superproducción rusa de ciencia ficción Invasión: El fin de los tiempos; la película china de cine catástrofe Avalancha: Desastre en la montaña y el film de terror español Malasaña 32. El programa se completa con tres películas infantiles: la nueva de Scooby-Doo, Como perros y gatos 3 y Zapato Rojos y los 7 enanos.

Por su parte, la cadena Cinemark Hoyts anunció que reabrirá sus complejos el miércoles 3 de marzo y también publicó la programación que estará disponible a partir de entonces. La lista incluye las mencionadas Scooby, Como perros y gatos 3, Las Brujas, Malasaña 32 y Avalancha, a las que se suma 10 cosas que hacer antes de dejarte, protagonizada por la actriz Christina Ricci. Además los fanáticos del animé podrán disfrutar de títulos como Love Sunshine, Akira y Eureka. Ambas compañías avisaron también que en el transcurso de la semana que viene anunciarán los estrenos que podrán verse a partir del jueves 4.

A diferencia de estas últimas, Showcase ya anunció que ese día se estrenarán tres películas en sus salas. Serán la animada Trolls 2 World Tour; la película de aventuras y ciencia ficción Monster Hunter: La cacería comienza, dirigida por Paul W. S. Anderson y protagonizada por Milla Jovovich y Ron Pearlman; y Tenet, la última y esperada película del británico Christopher Nolan con John David Whashington, Robert Pattinson, Kenneth Branagh, Elizabeth Debicki y Michael Cain. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Vuelve el fútbol gratis: al menos dos partidos por fecha se verán por TV Pública

https://www.tiempoar.com.ar/nota/no-headline-259

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo originala>

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Floral Zu: “Hasta la bicicleta, siempre”

https://www.tiempoar.com.ar/nota/floral-zu-hasta-la-bicicleta-siempre

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Cultura Cultura y Espectáculos

Un nuevo Encuentro Anual de Libros y Maestros

https://www.tiempoar.com.ar/nota/hoy-en-formato-virtual-se-realizara-el-encuentro-anual-de-libros-y-maestros

Este articulo lo podes encontrar en TiempoArgentino

Link al articulo original

Categorías
Argentina Cultura y Espectáculos

Las salas de cine reabrirían el 4 de marzo | Las empresas del AMBA esperan la aprobación de Jefatura de Gabinete



El cierre de las salas de cine en la ciudad y la provincia de Buenos Aires parece enfrentar sus últimos días. Dos semanas después de que las empresas exhibidoras y las cámaras que nuclean la actividad en dichos territorios mantuvieran sendas reuniones con ambos gobiernos, finalmente parece que la reapertura podría darse en los primeros días de marzo. Así lo manifestaron de forma pública varias empresas, que terminaron instalando la idea de que el jueves 4 de marzo sería el Día D para el regreso de las películas a la pantalla grande.

Oscar García, director de Cines Showcase y representante de la empresa National Amusement International (NAI), confirmó en diálogo con Página/12 que la semana pasada los ministros de Salud y de Cultura de la ciudad, Fernán Quirós y Enrique Avogadro, recorrieron el complejo que la cadena tiene en el barrio de Belgrano. La visita tuvo por objeto comprobar la preparación del protocolo y su eventual aplicación en las propias instalaciones: el resultado fue positivo. “A partir de eso Quirós aprobó el protocolo y entendemos que el mismísimo lunes fue enviado junto con el pedido de excepción al Jefe de Gabinete del gobierno nacional”, aseguró García. El procedimiento se encuentra en la misma etapa en lo que se refiere a las autoridades de la Provincia, aunque en ese caso no fue necesaria una visita a cines, ya que la gobernación adhirió al protocolo redactado por la Superintendencia de Riesgos de Trabajo en colaboración con el Ministerio de Cultura Nación.

“Ahora solo queda que la excepción se publique en el Boletín Oficial para que podamos reabrir los cines en la ciudad y la provincia de Buenos Aires”, dijo el director de Showcase. Según los protocolos aprobados, en la ciudad el aforo máximo será, inicialmente, del 30% de la capacidad de cada sala, con un distanciamiento entre espectadores o grupos de espectadores de un metro y medio hacia los lados y una fila hacia adelante y hacia atrás. En cuanto a la provincia, los parámetros de distanciamiento serán los mismos, pero la ocupación de sala permitida alcanzará el 50%.

A pesar de los avances, sin embargo García considera que es difícil arriesgar una fecha de reapertura, porque no es algo que dependa de las empresas. “Estamos esperando que se publique la excepción. En cuanto eso ocurra vamos a convocar al personal y abriremos de inmediato”, aseguró. “He escuchado que otros exhibidores empezaron a hablar de abrir el jueves 4 de marzo”, continuó García. “Pero ahí lo que va a ocurrir es que, en la medida en que esté la aprobación, cada empresa va a poner su propia fecha dependiendo de qué tan organizados estén”. Para él sigue siendo fundamental esperar el anuncio oficial: “las empresas no nos podemos arriesgar a empezar a pedir mercaderías perecederas que después, si la reapertura se demora, las volveríamos a perder”. García recordó que con el comienzo del aislamiento, el 18 de marzo del año pasado, las empresas enfrentaron pérdidas importantes en productos perecederos, refiriéndose al pochoclo y las comidas rápidas que se venden en las boleterías y que son cruciales en la recaudación de las salas. “Por eso ahora estamos siendo prudentes. Tenemos avisados a nuestros proveedores, pero no vamos a hacer ningún pedido antes de contar con la seguridad de una autorización.”

De confirmarse las previsiones de las empresas exhibidoras, la esperada reapertura de los cines en la ciudad y la provincia estaría llegando sobre el final del verano y el comienzo de la temporada fría se abre como una incógnita que puede volver a complicar a la actividad ¿El sector ya tiene preparada una estrategia para enfrentar una eventual vuelta a foja cero del aislamiento? “Estamos muy seguros y tranquilos de que con este protocolo la actividad es segura para prevenir la propagación”, insiste García. “Sabemos que no somos un foco de contagio. De hecho nuestros complejos han estado cerrados durante un año y si la pandemia se propagó de ninguna manera tuvieron nada que ver los cines”, recordó el directivo.

“Desde las empresas asumimos el compromiso de ser estrictos con el cumplimiento del protocolo, pero es cierto que con el frío también se pueden incrementar los casos”, concedió García. “Ahí tendremos que estar firmes en que ese aumento no va a tener que ver con los cines sino, como ocurrió el año pasado, con el propio flujo de la enfermedad”, argumentó. “Salvo que, obviamente, el incremento de casos sea mayúsculo y obligue al cierre de muchas actividades para reducirlo.” “Pero en la medida en que la curva se mueva de forma razonable, esperamos que los cines se mantengan abiertos. Porque nuestros protocolos son muy restrictivos en cuanto a capacidad y distanciamiento, lo cual garantiza un alto nivel de seguridad”, aseguró.

La realidad es que un nuevo cierre sería muy dañino para el negocio de la exhibición cinematográfica y García lo sabe. “No sé cuántas compañías no van a poder abrir sus salas cuando se apruebe el reinicio de la actividad”, se lamentó el director de Showcase. “Hay que tener en cuenta que dentro de la provincia de Buenos Aires hay muchas ciudades medianas que tienen cines que no pertenecen a grandes cadenas, sino que son manejados por empresas familiares, muchas de las cuales quizá no estén en condiciones de reabrir ahora. Y si lo hacen –y ojalá así sea, porque sería una tragedia que no pudieran—, un nuevo cierre los terminaría de aniquilar.” Por eso, García cree que “desde el Estado deberán ser muy prudentes antes de volver a cerrar la actividad. Y si fuera necesario, tendrán que juntarse para ver cómo hacer para que los protocolos sean todavía más seguros. Porque un nuevo cierre sería un golpe fatal”.



Fuente link: