Los botones para ascensores y cajeros que son una solución frente al coronavirus  | Ya están siendo probados en hospitales de Japón



La firma japonesa Murakami Corporation está desarrollando, en colaboración con Parity Innovation, un sistema de botones holográficos, que evita el contacto con la superficie, diseñado para su uso en baños públicos, ascensores y cajeros automáticos.

El sistema es un panel flotante que muestra distintos botones que el usuario puede pulsar en el aire, sin tener que tocar los botones físicos. La empresa lo presenta como una solución que ofrece “seguridad, protección y comodidad” en una era marcada por la pandemia de covid-19.

La tecnología de pictogramas flotantes, que es como han denominado a este sistema holográfico, está en su fase final de desarrollo. En ese marco ya se entregaron dispositivos de muestra para su uso en hospitales y a fabricantes.

Al tratarse de una solución enfocada a la protección y la higiene, su uso se centra en superficies que acaban siendo tocadas por muchas personas, como los cajeros automáticos y los ascensores. La compañía espera iniciar la producción masiva en 2022.



Fuente link:

Hallan una extraña roca en el lado oscuro de la Luna | “Es definitivamente inusual”, indicó Dan Moriarty, científico de la NASA



El rover chino Yutu-2, que explora la superficie de la Luna, encontró una extraña roca en el lado oculto del satélite natural de la Tierra, que tiene emocionados a los científicos que trabajan en el proyecto, que describieron el hallazgo como un “hito”.

Según publicó el portal Our Space, el canal de divulgación científica en idioma chino afiliado a la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), el equipo analizó la roca en cuestión con el instrumento Visible and Near-Infrared Imaging Spectrometer (VNIS) de Yutu-2, que detecta la luz que se dispersa o se refleja en los materiales y usa esa información para revelar su composición.

Los científicos han utilizado el VNIS para investigar varias otras rocas y muestras de regolitos durante la misión de Yutu-2, que se desplaza por el cráter Von Kármán. Muestras anteriores incluyen trozos de vidrio fundido inusuales y potencialmente material del manto lunar.

El hallazgo generó interés entre la comunidad especializada. “Parece tener una forma de fragmento y sobresale del suelo. Eso es definitivamente inusual”, dijo a Space.com Dan Moriarty, becario del programa postdoctoral de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Greenbelt, Maryland.

“Los impactos repetidos, las tensiones de los ciclos térmicos y otras formas de meteorización en la superficie lunar tenderían a romper las rocas en formas más o menos ‘esféricas’, con el tiempo suficiente”, dijo Moriarty. “Piensa en cómo las playas rocosas desgastan las piedras hasta convertirlas en formas suaves y redondas con el tiempo debido a los repetidos golpes de las olas”, agregó para graficar la razón por la que el hallazgo es inusual.

Moriarty dijo que tanto la forma de fragmento como la pronunciada “cresta” que corre cerca del borde de la roca parecen indicar que es geológicamente joven y que está allí hace un tiempo relativamente breve.

“Definitivamente especularía con que su origen fue una eyección consecuencia de un impacto en algún cráter cercano. Es posible que una roca con esta forma se haya generado por un proceso conocido como espalación, donde fragmentos intactos de roca son expulsados de la superficie cercana sin experimentar el mismo grado de presiones de choque que sufre el objetivo inmediato “, dijo Moriarty, quien agregó que su evaluación inicial es solo una suposición.

Los datos de VNIS proporcionarán una cantidad de información mucho mayor. Clive Neal, un destacado experto lunar de la Universidad de Notre Dame, está de acuerdo en que, según las imágenes, las muestras son eyecciones de impacto en lugar de lechos de roca expuestos. “La pregunta que tengo es ¿son de origen local? Ojalá los datos espectrales permitan una evaluación del origen como local o exótico, es decir, desde fuera de esta zona”, expresó.

Yutu-2 y el módulo de aterrizaje Chang’e 4 ya han superado en gran medida su vida útil de diseño: 90 días terrestres y un año, respectivamente. El rover ha cubierto un total de 628 metros (2,060 pies) desde su despliegue desde el módulo de aterrizaje, el 3 de enero de 2019.

En noviembre del año pasado, China lanzó su misión de retorno de muestras lunares Chang’e 5. La misión recabó 3,81 libras. (1,73 kilogramos) de muestras que se enviaron a la Tierra poco más de tres semanas después. La CNSA publicó el mes pasado los procedimientos para solicitar muestras para análisis científico.



Fuente link:

La nueva teoría de investigadores de Harvard sobre el meteorito que terminó con los dinosaurios | Fue desarrollada a partir de simulaciones gravitacionales



El impacto del meteorito de Chicxulub provocó hace 66 millones de años la extinción del 75% de las especies, incluidos los dinosaurios, y cambió para siempre la historia de la Tierra. ¿De dónde vino y cómo llegó a nuestro planeta? En busca de esa respuesta expertos de la Universidad de Harvard desarrollaron una nueva teoría que podría arrojar luz sobre un evento catastrófico que aún plantea muchas dudas.

La investigación fue realizada por Avi Loeb y Amir Siraj. Su trabajo aparece publicado este lunes en Scientific Reports.

Los investigadores de la prestigiosa universidad de Estados Unidos explican que el impacto de aquel “asteroide o cometa” dejó un cráter en el Golfo de México de más de 180 kilómetros de diámetro y casi 20 de profundidad. Sobre el modo en que llegó a la Tierra sostienen, a través de análisis estadístico y simulaciones gravitacionales, que una fracción significativa de un tipo de cometa originado en la nube de Oort -una esfera de deshecho espacial situada en los márgenes del Sistema Solar- se desvió de su ruta orbitacional debido al campo gravitacional de Júpiter.

Según su teoría, esa fuerza desplazó el cometa hacia el Sol, que a su vez lo rompió en más fragmentos, un fenómeno que aumenta el número de cuerpos que, como Chicxulub, pueden entrar en la órbita terrestre y caer en la Tierra una vez entre 250 y 750 millones de años, aproximadamente.

El papel de Júpiter

“Básicamente, Júpiter actúa como una máquina de ‘pinball’. Júpiter impulsa estos cometas entrantes (llamados de periodo prolongado) hacia órbitas que les acercan mucho al sol”, explica Siraj en el comunicado que da cuenta del estudio.

Dado que estos cometas de periodo prolongado pueden tardar hasta 200 años en orbitar alrededor del sol, los expertos los han denominado como “rumiantes solares”.

“Cuando hablamos de estos rumiantes solares -prosigue Siraj-, lo importante no es tanto que se derritan, que afecta relativamente poco a la masa total, sino el hecho de que, al estar tan cerca del sol, la parte más próxima del cometa es sometida a una mayor fuerza de atracción gravitacional que la que está más alejada, lo que genera una fuerza de marea”.

El investigador destaca que eso provoca que el gran cometa se rompa en fragmentos más pequeños y, al salir de la órbita, “existe una probabilidad estadística de que éstos impacten con la Tierra”.

Los cálculos de Loeb y Siraj sugieren que la probabilidad de que cometas de periodo prolongado impacten en nuestro planeta es de “un factor de en torno a 10”. En línea con los estudios de otros astrónomos, indican que hasta el 20% de éstos se convierten en “rumiantes solares,

Asimismo, afirman que el “nuevo ratio de impacto” es consistente con la edad del cráter de Chicxulub, lo que ofrece una explicación satisfactoria sobre su origen y la de otros “cometas de impacto” similares.

“Lo que exponemos es que, si rompes un objeto cuando está cerca del sol, esto puede dar lugar a una serie de eventos apropiados y también el tipo de impacto que acabó con los dinosaurios”, subraya Loeb.



Fuente link:

Reconocimiento de China a la Argentina por su apoyo en la misión lunar Chang´e-5 | Se logró tomar muestras de suelo y rocas lunares y volver a la Tierra



El lunes 18 de enero, el Representante Especial para la Promoción del Comercio y las Inversiones en China, Sabino Vaca Narvaja participó de la actividad organizada por la Administración Nacional del Espacio de China (CNSA), llamada “Acceso al Programa de Exploración Lunar de China” en ocasión del éxito de la Misión Chang´e 5 que logró tomar muestras en la Luna y regresar a la Tierra en diciembre pasado. 

De esta manera, China se convirtió en el tercer país que logró traer con éxito muestras lunares a la Tierra. La implementación de la misión de la Chang´e-5, contó con el apoyo de la Argentina, además del de la Agencia de Espacio de Europa, Namibia y Pakistán, en el monitoreo y la comunicación, cuyo representantes también asistieron a la actividad.

Durante el evento, la CNSA otorgó a la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de la Argentina (CONAE) un reconocimiento por el apoyo brindado por parte de la Argentina a la misión. 

Argentina y China realizan coordinación y cooperación en el campo de Telemetría, Seguimiento y Comando (TT&C) para las misiones de Exploración Lunar y de Marte de China a través de la Estación de Espacio Profundo en la Provincia de Neuquén, Argentina. 

Luego de haber aterrizado en el lado oscuro de la Luna en 2018, el éxito de esta misión marca la conclusión del actual proyecto de exploración lunar de China al haber completado exitosamente las tres fases de exploración lunar (orbitar, aterrizar y retornar).

Teniendo en cuenta la reciente publicación por parte de China de los procedimientos para solicitar muestras lunares y, en el marco de la asociación estratégica integral que une a los dos países, Argentina está coordinando para que sus científicos accedan a las muestras con el objetivo de realizar estudios que puedan contribuir al conocimiento y una mayor comprensión de la Luna, adquirir experiencia y conocimientos para futuros experimentos.

El apoyo de Argentina a través de la CONAE a las misiones espaciales de China, potencia la cooperación entre ambos países en el ámbito espacial y abre nuevas oportunidades de investigación y desarrollos conjuntos.



Fuente link:

El espectacular tren chino que levita y alcanza 620 kilómetros por hora | Fue expuesto por primera vez en público en Chengdu



China presentó un prototipo de tren que utiliza la tecnología de levitación magnética superconductora de alta temperatura (HTS, por sus siglas en inglés). El tren maglev de desarrollo chino fue expuesto por primera vez en público en la ciudad de Chengdu, en la provincia de Sichuan.

La presentación del tren se hizo en paralelo a la apertura de una línea de 165 metros para probar la nueva tecnología. Según especificó la Universidad Jiaotong del Suroeste, que participó en su diseño, el tren alcanzará una velocidad de 620 kilómetros por hora.

En la ceremonia, la locomotora de 21 metros de largo fue vista flotando lentamente a lo largo de la pista. Los expertos elogiaron el desarrollo clave de la tecnología HTS que surge a raíz de las pruebas de laboratorio en China.

“Aunque la teoría suena bien, en el pasado todo el mundo lo vio (tecnología de maglev HTS) como un juguete de laboratorio, sin pruebas en una situación real”, destacó Deng Zigang, subdirector del centro de investigación de la universidad para el transporte de maglev de super-alta velocidad en tubos de baja presión.

En comparación con otras tecnologías utilizadas en maglev, la tecnología de maglev HTS es más adecuada para el concepto futurista de transporte superrápido en tubos de vacío, donde los trenes podrían alcanzar velocidades de más de 1.000 km por hora, según los expertos.

Con una inversión de 60 millones de yuanes (unos
9,3 millones de dólares), el proyecto maglev fue desarrollado conjuntamente por
la Universidad Jiaotong del Suroeste, China Railway Group Limited y CRRC
Corporation Limited.



Fuente link:

Astrónomos chilenos capturaron por primera vez la muerte de una galaxia distante | Histórico hallazgo en el observatorio de Atacama



Astrónomos del observatorio de Atacama, al Norte de Chile, anunciaron en su sitio oficial haber captado por primera vez en la historia el comienzo del fin de una galaxia lejana. El hallazgo, que se logró con el mayor radiotelescopio terrestre del mundo jamás construido, les permitirá estudiar mejor de qué manera las galaxias dejan de dar vida a nuevas estrellas.

Los investigadores consiguieron captar el momento exacto de la muerte de una galaxia muy distante al ver que la misma expulsó casi la mitad de su gas, combustible para la formación de nuevas estrellas. También creen que este espectacular evento se originó por haber colisionado con otra galaxia.

La imagen capturada muestra la expulsión de gas que tiene lugar a un ritmo “sorprendente”, equivalente al gas que se necesitaría para formar 10.000 soles al año y que está eliminando el 46% del gas frío total de la galaxia en cuestión.

Hasta ahora, los astrónomos sabían que las galaxias comienzan a “morir” cuando dejan de formar estrellas, pero nunca antes habían vislumbrado claramente el comienzo de este proceso en una galaxia lejana.

“Es la primera vez que observamos una típica galaxia masiva formadora de estrellas en el universo distante a punto de morir debido a una expulsión masiva de gas frío”, explicó Annagrazia Puglisi, investigadora principal del nuevo estudio.

Colisión con otra galaxia

Investigadores de la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral, más conocida como el Observatorio Europeo Austral (o ESO, por sus siglas en inglés), utilizaron las instalaciones de Atacama para entender qué ocurrió: “este evento lo desencadenó una colisión con otra galaxia con la que finalmente se fusionaron para formar la galaxia conocida como “ID2299”.

Nuestro estudio sugiere que las eyecciones de gas pueden producirse por fusiones entre galaxias“, dice el coautor del estudio, Emanuele Daddi, de CEA-Saclay (Francia), quien asegura que esto obliga a revisar la comprensión de como ‘mueren’ las galaxias.

La pista que llevó al equipo de ESO hacia esta hipótesis fue la asociación del gas expulsado como una “cola de marea”, es decir, corrientes alargadas de estrellas y gas que se extienden en el espacio interestelar y que son el resultado de la fusión de dos galaxias.

La mayoría de los astrónomos cree que los vientos causados por la formación de estrellas y la actividad de los agujeros negros en los centros de galaxias masivas son responsables de lanzar material de formación de estrellas al espacio, terminando así con la capacidad de las galaxias para crear nuevas estrellas.

Sin embargo, esta nueva imagen sugiere que las fusiones galácticas también pueden ser responsables de expulsar al espacio el combustible necesario para la formación de estrellas.

Chiara Circosta, investigadora del University College de Londres (Reino Unido), afirma que el estudio arrojó +luz sobre los mecanismos que pueden detener la formación de estrellas en galaxias distantes.

Ser testigos de un evento de disrupción tan masiva añade una pieza importante al complejo rompecabezas de la evolución de las galaxias”, añade Circosta.

La contribución del observatorio chileno ha sido esencial pero los astrónomos ya confían en hacer observaciones más profundas y de mayor resolución de esta galaxia, para comprender mejor la dinámica del gas expulsado.



Fuente link:

El tiburón gigante de la prehistoria paría crías caníbales de dos metros de largo | Descubrieron dos nuevas características del legendario megalodón



El tiburón prehistórico gigante Megalodón, extinto hace millones de años, continúa despertando el interés de la comunidad científica. Tal es así que dos estudios recientes permitieron revelar dos nuevas características del mítico animal: paría crías caníbales de dos metros de largo y la evolución de sus dientes fue consecuencia de su tamaño, no de una adaptación a nuevos hábitos de alimentación.

El primer estudio, que ahondó sobre la biología reproductiva, el crecimiento y la esperanza de vida de Megalodón -formalmente llamado Otodus megalodon-, demostró que el animal daba a luz a crías más grandes que la mayoría de los humanos adultos, que probablemente crecían al comer huevos sin eclosionar en el útero.

La investigación, publicada en la revista científica Historical Biology, indicó que “desde el momento del nacimiento, el Megalodón ya era un pez grande”. Así lo explicó Kenshu Shimada, paleobiólogo de la Universidad DePaul en Chicago y autor principal del estudio. “Como uno de los carnívoros más grandes que jamás haya existido en la Tierra, descifrar tales parámetros de crecimiento del Megalodón es fundamental para comprender el papel que juegan los grandes carnívoros en el contexto de la evolución de los ecosistemas marinos”, afirmó.

Los investigadores utilizaron una técnica de tomografía computarizada para examinar bandas de crecimiento incrementales supuestamente registrados anualmente (análogas a los anillos de los árboles) en un espécimen vertebral de Megalodón alojado en el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales de Bruselas. Con unas medidas de hasta 15 centímetros de diámetro, se estimó anteriormente que las vértebras procedían de un individuo de unos 9 metros de longitud, según las comparaciones con las vértebras de los grandes tiburones blancos modernos.

Las imágenes de TC revelaron que las vértebras tienen 46 bandas de crecimiento, lo que significa que el fósil de Megalodón de 9 metros murió a los 46 años. Al calcular la longitud de su cuerpo cuando se formó cada banda, la investigación sugirió que el tamaño del tiburón al nacer era de aproximadamente dos metros de longitud, un resultado que indicó que Megalodón dio a luz a posiblemente los bebés más grandes del mundo de los tiburones.

Estos datos también reflejaron que, como todos los tiburones lamniformes actuales, el Megalodón embrionario creció dentro de su madre al alimentarse de huevos sin eclosionar en el útero, una práctica conocida como oofagia, una forma de canibalismo intrauterino.

“Los resultados de este trabajo arrojan luz sobre la historia de la vida de Megalodón, no solo sobre cómo creció, sino también cómo se desarrollaron sus embriones, cómo dio a luz y cuánto tiempo pudo haber vivido”, aclaró el coautor Becker.

Dientes

El icónico Megalodón, que pobló los mares hace unos 15 millones de años, fue el tiburón más grande que existió. Su nombre se traduce como ‘diente grande’, haciendo referencia a sus enormes dientes, que representan los restos fósiles más abundantes de la especie. Son anchos y triangulares, muy distintos de los dientes curvos en forma de cuchilla de los parientes más cercanos de Megalodón.

Hasta ahora se creía que las diferencias en la forma de los dientes observadas en este grupo de tiburones gigantes reflejaban un cambio en la dieta. Sin embargo, un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bristol indicó que la evolución de los dientes en el Megalodón fue consecuencia de su tamaño, en lugar de una adaptación a nuevos hábitos de alimentación.

Mientras que los parientes más antiguos probablemente usaban sus dientes para perforar presas pequeñas y de rápido movimiento como los peces, lo más probable es que Megalodón los usara para morder grandes trozos de carne de mamíferos marinos o desmembrar a esas presas con poderosos movimientos laterales de la cabeza.

En el nuevo estudio publicado en la revista Scientific Reports, los científicos utilizaron herramientas computacionales para comprender cómo funcionaban las denticiones de estos tiburones durante la alimentación.

Antonio Ballell, de la Facultad de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Bristol, dijo: “Aplicamos técnicas de ingeniería para simular digitalmente cómo las diferentes formas de los dientes manejan las fuerzas de mordida y las cargas resultantes de los movimientos laterales de la cabeza”.

“Esperábamos encontrar que los dientes de Megalodón podrían resistir las fuerzas mejor que los de sus parientes mayores y más pequeños. Sorprendentemente, cuando eliminamos el tamaño de los dientes de las simulaciones, recuperamos el patrón opuesto: los dientes de Megalodón son relativamente más débiles que los dientes más gráciles de otros tiburones medadentados“, agregó.

El doctor Humberto Ferrón, coautor del estudio, dijo: “Nuestros resultados pueden parecer contrarios a las interpretaciones funcionales tradicionales de las denticiones de este grupo de tiburones gigantes. Creemos que otros procesos biológicos podrían ser responsables del cambio evolutivo en sus denticiones”.

“Es decir, los individuos juveniles de Megalodón tienen dientes que se asemejan a los de los tiburones megadentados más viejos. Así, en lugar de la especialización en la alimentación, pensamos que la adquisición de su gigantesco tamaño corporal fue responsable de la evolución de los peculiares dientes de Megalodón“, concluyó.



Fuente link:

La NASA encontró un planeta que orbita tres soles | A 1.800 años luz de distancia



Después de muchas investigaciones por parte de la NASA, TESS (su satélite de reconocimiento de exoplanetas) descubrió un planeta muy particular, que orbita en un sistema solar de triple estrella. 

A juzgar por su tamaño, es probable que sea un gigante gaseoso del estilo de Júpiter o Saturno. KOI-5Ab es inusual porque la disposición de su sistema estelar.  Su circuito no está necesariamente alineado con una de ellas. Es una incógnita aún cómo cada miembro de este sistema se formó a partir de las mismas nubes arremolinadas de gas y polvo.

David Ciardi, científico jefe del Instituto de Ciencias Exoplanetas de la NASA, presentó los hallazgos del estudio de este extraño mundo con la misión TESS en una reunión virtual de la American Astronomical Society.

No sabemos de muchos planetas que existan en sistemas de estrellas triples, y este es muy especial porque su órbita está sesgada“, dijo Ciardi en un comunicado. Lo que sí se sabe es que los sistemas de estrellas triples constituyen aproximadamente el 10% de todos los sistemas estelares.

“Todavía tenemos muchas preguntas sobre cómo y cuándo se pueden formar los planetas en sistemas de estrellas múltiples y cómo se comparan sus propiedades con las de los planetas en sistemas de una sola estrella. Al estudiar este sistema con mayor detalle, quizás podamos comprender cómo el universo forma planetas”, agregó.

El rastro de KOI-5ab

Después de su detección inicial por parte de Kepler, una misión previa de la NASA, Ciardi y otros investigadores siguieron el rastro de KOI-5Ab como parte de un registro de candidatos a planetas que estaban siguiendo. 

Utilizando datos del Observatorio W. M. Keck en Hawai, el Observatorio Palomar de Caltech cerca de San Diego y Gemini North en Hawai, Ciardi y otros astrónomos detectaron que KOI-5b parecía estar dando vueltas a una estrella en un sistema de estrellas triple. 

Sin embargo, todavía no podían determinar si la señal del planeta era en realidad un fallo erróneo de una de las otras dos estrellas o, si el planeta era real, cuál de las estrellas orbitaba. Hasta que, en 2018, apareció TESS, el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito. 

Al igual que Kepler, TESS está diseñado para buscar el parpadeo de la luz de las estrellas que se produce cuando un planeta se cruza frente a una estrella. TESS observó una parte del campo de visión de Kepler, incluido el sistema KOI-5. Efectivamente, TESS también identificó a KOI-5Ab como un planeta candidato. TESS descubrió que el planeta orbitaba su estrella aproximadamente cada cinco días.

“Pensé para mí mismo, ‘Recuerda este objetivo‘”, dijo Ciardi, después de ver los datos recopilados de TESS. “Pero todavía no podíamos determinar definitivamente si el planeta era real o si el destello en los datos provenía de otra estrella en el sistema, podría haber sido una cuarta estrella”, contó el investigador.

La pista del vaivén

Ciardi volvió a analizar todos los datos, y luego buscó nuevas pistas de telescopios terrestres. El Observatorio Keck es usado para búsquedas de seguimiento de exoplanetas. Con él se puede medir el ligero vaivén en una estrella cuando un planeta gira a su alrededor y ejerce un tirón gravitacional.

Ciardi, asociándose con otros científicos a través de un grupo de colaboración de exoplanetas llamado California Planet Search, buscó señales de cualquier oscilación en los datos de Keck en el sistema KOI-5. 

Conclusiones

Las diferentes colecciones de datos de los telescopios terrestres y espaciales ayudaron a confirmar que KOI-5Ab orbita la estrella A, que tiene una compañera relativamente cercana, la estrella B. También, por otro lado, se supo que la estrella A y la estrella B se orbitan entre sí cada 30 años. Una tercera estrella ligada gravitacionalmente, la Estrella C, orbita las estrellas A y B cada 400 años.

En otro orden, el informe de la NASA explica que el plano orbital del planeta no está alineado con el plano orbital de la estrella B, la segunda estrella interna como podría esperarse si las estrellas y el planeta se formaran todos a partir del mismo disco de material en remolino. Los astrónomos creen que la segunda estrella golpeó gravitacionalmente al planeta durante su desarrollo, sesgando su órbita y provocando que migre hacia adentro. 



Fuente link:

La NASA encontró un planeta potencialmente habitable que orbita tres soles | A 1.800 años luz de distancia



Después de muchas investigaciones por parte de la NASA, TESS (su satélite de reconocimiento de exoplanetas) descubrió un posible planeta habitable muy particular, que orbita en un sistema solar de triple estrella. 

A juzgar por su tamaño, es probable que sea un gigante gaseoso del estilo de Júpiter o Saturno. KOI-5Ab es inusual porque la disposición de su sistema estelar.  Su circuito no está necesariamente alineado con una de ellas. Es una incógnita aún cómo cada miembro de este sistema se formó a partir de las mismas nubes arremolinadas de gas y polvo.

David Ciardi, científico jefe del Instituto de Ciencias Exoplanetas de la NASA, presentó los hallazgos del estudio de este extraño mundo con la misión TESS en una reunión virtual de la American Astronomical Society.

No sabemos de muchos planetas que existan en sistemas de estrellas triples, y este es muy especial porque su órbita está sesgada“, dijo Ciardi en un comunicado. Lo que sí se sabe es que los sistemas de estrellas triples constituyen aproximadamente el 10% de todos los sistemas estelares.

“Todavía tenemos muchas preguntas sobre cómo y cuándo se pueden formar los planetas en sistemas de estrellas múltiples y cómo se comparan sus propiedades con las de los planetas en sistemas de una sola estrella. Al estudiar este sistema con mayor detalle, quizás podamos comprender cómo el universo forma planetas”, agregó.

El rastro de KOI-5ab

Después de su detección inicial por parte de Kepler, una misión previa de la NASA, Ciardi y otros investigadores siguieron el rastro de KOI-5Ab como parte de un registro de candidatos a planetas que estaban siguiendo. 

Utilizando datos del Observatorio W. M. Keck en Hawai, el Observatorio Palomar de Caltech cerca de San Diego y Gemini North en Hawai, Ciardi y otros astrónomos detectaron que KOI-5b parecía estar dando vueltas a una estrella en un sistema de estrellas triple. 

Sin embargo, todavía no podían determinar si la señal del planeta era en realidad un fallo erróneo de una de las otras dos estrellas o, si el planeta era real, cuál de las estrellas orbitaba. Hasta que, en 2018, apareció TESS, el Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito. 

Al igual que Kepler, TESS está diseñado para buscar el parpadeo de la luz de las estrellas que se produce cuando un planeta se cruza frente a una estrella. TESS observó una parte del campo de visión de Kepler, incluido el sistema KOI-5. Efectivamente, TESS también identificó a KOI-5Ab como un planeta candidato. TESS descubrió que el planeta orbitaba su estrella aproximadamente cada cinco días.

“Pensé para mí mismo, ‘Recuerda este objetivo‘”, dijo Ciardi, después de ver los datos recopilados de TESS. “Pero todavía no podíamos determinar definitivamente si el planeta era real o si el destello en los datos provenía de otra estrella en el sistema, podría haber sido una cuarta estrella”, contó el investigador.

La pista del vaivén

Ciardi volvió a analizar todos los datos, y luego buscó nuevas pistas de telescopios terrestres. El Observatorio Keck es usado para búsquedas de seguimiento de exoplanetas. Con él se puede medir el ligero vaivén en una estrella cuando un planeta gira a su alrededor y ejerce un tirón gravitacional.

Ciardi, asociándose con otros científicos a través de un grupo de colaboración de exoplanetas llamado California Planet Search, buscó señales de cualquier oscilación en los datos de Keck en el sistema KOI-5. 

Conclusiones

Las diferentes colecciones de datos de los telescopios terrestres y espaciales ayudaron a confirmar que KOI-5Ab orbita la estrella A, que tiene una compañera relativamente cercana, la estrella B. También, por otro lado, se supo que la estrella A y la estrella B se orbitan entre sí cada 30 años. Una tercera estrella ligada gravitacionalmente, la Estrella C, orbita las estrellas A y B cada 400 años.

En otro orden, el informe de la NASA explica que el plano orbital del planeta no está alineado con el plano orbital de la estrella B, la segunda estrella interna como podría esperarse si las estrellas y el planeta se formaran todos a partir del mismo disco de material en remolino. Los astrónomos creen que la segunda estrella golpeó gravitacionalmente al planeta durante su desarrollo, sesgando su órbita y provocando que migre hacia adentro. 



Fuente link:

Para un astrónomo de Harvard, el asteroide Oumuamua es “tecnología alienígena” | La extraña tesis de Abraham ‘Avi’ Loeb



Abraham ‘Avi’ Loeb, astrónomo principal de la Universidad de Harvard, publicará a final de enero un libro que ilustra su polémica tesis del presunto origen artificial para el objeto interestelar Oumuamua.

Loeb argumenta que el hallazgo del citado raro objeto espacial de forma alargada hace tres años significa que “nuestro sistema solar fue visitado recientemente por tecnología alienígena avanzada procedente de una estrella distante“. A fines de 2017, los científicos de un observatorio hawaiano vislumbraron un objeto que se elevaba a través de nuestro sistema solar interior, moviéndose tan rápido que solo podría haber venido de otra estrella.

La investigación completa se verá cuando se estrene el libro Extraterrestrial: The First Sign of Intelligent Life Beyond Earth.

Avi, quien también dirige el Instituto de Teoría y Computación de Harvard, estudió durante años el objeto y concluyó que no era un asteroide. “Se movía demasiado rápido a lo largo de una órbita extraña y no dejaba rastro de gas o escombros a su paso. Solo había una explicación concebible: el objeto era una pieza de tecnología avanzada creada por una civilización alienígena distante“, relata la ficha de promoción del libro. 

No obstante, otros científicos rebatieron la hipótesis de un origen artificial para Oumuamua, al sostener que fenómenos naturales pueden explicar su extraño comportamiento. Ante esas posiciones, Loeb dijo, en declaraciones a New York Post,  que algunas personas “no quieren discutir la posibilidad de que existan otras civilizaciones” porque piensan que “somos especiales y únicos”. Sin embargo, este descubrimiento “podría redefinir el lugar que ocupamos en el universo“.



Fuente link: