Categorías
Argentina Ciencia

La llegada de la NASA a Bennu: paso a paso, la misión de OSIRIS-REx en el asteroide | El procedimimento, altamente complejo, duró más de cuatro horas



La misión de la nave OSIRIS-REx (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification and Security – Regolith Explorer) para recolectar material de la superficie de Bennu fue altamente compleja y riesgosa. Frente a los desafíos que representa descender en un asteroide plagado de rocas del tamaño de un edificio, que además expulsa partículas que vuelven a caer como lluvia sobre su superficie, la NASA diagramó un procedimiento que duró cuatro horas y media.

Los pasos para que la sonda se posara en la superficie del asteroide por escasos segundos y tomara el material que luego será analizado en la Tierra fue el siguiente:

1- La secuencia de descenso comienzó con OSIRIS-REx encendiendo sus propulsores para dejar su órbita segura aproximadamente a 770 metros de la superficie de Bennu.

2- Después de viajar cuatro horas en esta trayectoria descendente, la nave espacial realizó la maniobra “Checkpoint” a una altitud aproximada de 125 metros. Esta combustión del propulsor ajustó la posición y la velocidad del OSIRIS-REx para descender abruptamente hacia la superficie.

3- Aproximadamente 11 minutos después, la nave espacial realizó la combustión “Matchpoint” a una altitud aproximada de 54 metros, ralentizando su descenso y apuntando a una trayectoria que coincidiera con la rotación del asteroide en el momento del contacto.

4- La nave espacial luego desciendió a la superficie, aterrizó durante menos de dieciséis segundos y disparó una de sus tres botellas de nitrógeno presurizado. El gas agitó y levantó el material de la superficie de Bennu, que luego quedó atrapado en la cabeza recolectora de la nave espacial. Después de este breve toque, OSIRIS-REx encendió sus propulsores para alejarse de la superficie de Bennu y navegó a una distancia segura del asteroide.

5- Después de la maniobra de salida de la órbita, la nave espacial emprendió una secuencia de reconfiguraciones para prepararse para el muestreo. Primero, OSIRIS-REx extiendó su brazo de muestreo robótico, el mecanismo de adquisición de muestras Touch-and-Go (TAGSAM), desde su posición de almacenamiento plegada hasta la posición de recolección de muestras.

6- Los dos paneles solares de la nave espacial luego se movieron en una configuración de “ala en Y” sobre el cuerpo de la nave espacial, que los colocó de manera segura arriba y lejos de la superficie del asteroide durante el aterrizaje. Esta configuración también colocó el centro de gravedad de la nave espacial directamente sobre la cabeza del colector TAGSAM, la única parte de la nave espacial que entró en contacto con la superficie de Bennu durante el evento de recolección de muestras.



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

La llegada al asteroide Bennu en vivo: cómo y cuándo verla | Una nave de la NASA recogerá muestras que aportarán datos sobre el origen del Sistema Solar



La NASA transmite este martes en vivo la llegada de la nave OSIRIS-REx (Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification and Security – Regolith Explorer) a Bennu, el asteroide potencialmente más peligroso para la Tierra. La misión se llama “Touch-And-Go” y su objetivo es recolectar muestras del asteoride que podrían ayudar a los científicos a develar secretos sobre el origen del Sistema Solar. El plan de la agencia espacial de Estados Unidos es que la sonda toque rápidamente la superficie de Bennu con su brazo articulado, tome grava y polvo, y luego retome su misión orbital.

Dónde ver la misión

El descenso de la nave espacial en el asteroide será administrado por Lockheed Martin Space desde una base cerca de Denver. La transmisión en vivo comenzará en NASA televisión y en el sitio web de la agencia espacial comezará a las 5 p.m. (hora del Este de Estados Unidos).

La llegada de la nave a Bennu también podrá verse en la cuenta de Twitter @OSIRISREx. Quienes sigan allí la transmisión podrán hacer preguntas usando el hashtag #ToBennuandBack.

“La transmisión cubrirá los hitos de los últimos noventa minutos previos al ‘Touch and go’ y al retroceso de la nave espacial. Incluirá las perspectivas de los miembros del equipo y los líderes científicos sobre los desafíos y logros de la misión”, explicaron el investigador principal Dante Lauretta y la comunicadora científica Michelle Thaller.

Cómo es Bennu

A Bennu se lo conoce como “el asteroide del apocalipisis”, dado que podría chocar contra la Tierra. Según los investigadores, eso podría ocurrir en 2135. Casi tan alto como el Empire State Building, está repleto de rocas y tiene 490 metros de diámetro.

Bennu es estudiado por OSIRIS-REx desde finales de 2018. Seis nuevos estudios que fueron publicados en las revistas Science y Science Advances dieron cuenta de los últimos hallazgos de la misión de la NASA.

La muestra de aproximadamente 60 gramos recogida este martes sería también clave para conocer con más exactitud trayectoria de Bennu. El material recolectado llegará a la Tierra recién en 2023.

Bennu podría guardar datos hasta ahora desconocidos sobre los orígenes del Sistema Solar. “Podría contener los precursores moleculares de la vida y los océanos de la Tierra”, según explicaron desde la NASA, que aspira a determinar también si sus recursos minerales y su contenido en agua pueden se pueden explotar en el futuro.

La dificultad del descenso en Bennu

OSIRIS-REx aproximadamente el tamaño de una camioneta de 15 pasajeros. Orbita el asteroide Bennu a 320 millones de kilómetros de la Tierra.

La misión de recolección de material había sido programada inicialmente para julio de este año. En abril de 2019 fue reprogramada luego de que los científicos detectaran que el asteroide tiene una superficie rocosa aún más amplia de lo que suponían.

La sonda estaba preparada para captar las muestras en una superficie plana en un radio de 25 metros, pero las fotografías tomadas por OSIRIS-REx desde diciembre de 2018 revelaron que no existía en el asteroide una zona tan grande y sin rocas. “Volvemos al punto de partida y empezamos a pensar de nuevo”, dijo entoces el jefe de la misión, Dante Lauretta.

La NASA decidió entonces apuntar a una zona más pequeña y modificar también la forma de tomar las muestras. La nave espacial se dirigirá al sitio Nightingale, un área rocosa de 16 metros de diámetro en el hemisferio norte de Bennu. Allí el brazo robótico tomará las muestras.

Ese sitio está rodeado de rocas del tamaño de un edificio. Sin embargo, los investigadores lo eligieron porque contiene la mayor cantidad de material de grano fino sin obstrucciones.

La accidentada orografía rocosa del asteroide podría complicar los planes. Por ese motivo, la misión Touch-And-Go (TAG) durará apenas unos pocos segundos. El hecho de que Bennu expulse partículas que vuelven a caer como lluvia sobre su superficie aumenta el riesgo.





Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

Qué es el síndrome de Kessler, la nueva amenaza para el planeta | Alerta por la colisión de chatarra espacial



En plena pandemia del coronavirus, el mundo tiene, ahora, otra alerta por la cual debe ocuparse. Es que los científicos alarman sobre una posible colisión en cadena –denominada Síndrome de Kessler– de distintos desechos espaciales podría provocar la destrucción de todos los satélites artificiales que orbitan alrededor de la tierra.

Además, en caso de que se genere ese choque de chatarra espacial, también podría verse afectada la salida al espacio de nuevas naves y satélites.

El nombre de este fenómeno proviene del científico estadounidense de la NASA Donald Kessler. El investigador había acuñado ese término por primera vez en 1991, al hacer referencia a una posible reacción en cadena producida por la colisión de fragmentos espaciales. En la actualidad, comentan varios científicos, el alarma es aún mayor: cada vez hay más satélites nuevos, a la vez que los viejos se siguen acumulando y generando desechos.

Los números impactan. De acuerdo a la Agencia Espacial Europea, hay alrededor de 129 millones de fragmentos de residuos dando vueltas alrededor de la Tierra. Por caso, aproximadamente 34 mil de dichos desechos miden, al menos, 10 centímetros. Holger Krag, miembro de la mencionada entidad, advierte: “Los fragmentos pequeños también son peligrosos”

En tanto, el astrofísico Jonathan McDowell considera que hay cerca de 7.200 toneladas de basura espacial, que se trata de restos de sondas y cohetes fabricados y lanzados por Estados Unidos.

El plan de la NASA

Ante este alerta, distintas agencias espaciales empezaron a trabajar para conseguir una solución al problema. La NASA, por ejemplo, difundió que desarrolla un sofisticado aparato, diseñado especialmente para recoger y retirar de orbita los residuos diseminados en el espacio.

Por el otro, el sitio Space indicó que OSCAR (Captura y Eliminación de Naves Obsoletas) llevará redes y amarras a bordo y trabajará en forma autónoma, con una mínima orientación por parte de controladores desde la Tierra.



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

Determinan cómo cazaba el tigre con dientes de sable | A partir del mapeo de su genoma



El extinto tigre con dientes de sable tenía adaptaciones genéticas para huesos fuertes y sistemas cardiovascular y respiratorio, lo que significa que eran muy adecuados para carreras de resistencia. “Basándonos en esto, creemos que cazaban en manada hasta que su presa llegaba al agotamiento con un estilo de caza basado en la resistencia durante las horas de luz del día”, explicó Michael Westbury, líder de un equipo de investigación de la Universidad de Copenhague que completó el mapeo del genoma de estos felinos.

Junto con el mamut lanudo y el perezoso terrestre gigante, los tigres con dientes de sable están probablemente entre los animales más famosos que vivieron durante la época del Pleistoceno y se extinguieron antes del final de la última edad de hielo. A lo largo de los años esos animales han sido objeto de muchos proyectos de investigación.

Según el estudio publicado en Current Biology, los investigadores extrajeron ADN de un fósil de ‘Homotherium’ recuperado de sedimentos de permafrost del Pleistoceno cerca de Dawson City, en Canadá. Este espécimen era tan antiguo que no se podía fechar utilizando la datación por radiocarbono convencional, lo que significa que tenía al menos 47.500 años.

Secuenciación genética

Los científicos utilizaron una variedad de técnicas modernas de secuenciación genómica para mapear todo el genoma del fósil. Para ello utilizaron análisis comparativos complejos con especies de gatos que viven en la actualidad, como leones y tigres, y demostraron que este tigre de dientes de sable era muy diverso genéticamente, en relación con las especies de gatos modernas.

“Sabemos que la diversidad genética se correlaciona con la cantidad de especies determinadas que existen. Basándonos en esto, nuestra mejor suposición es que había muchos de estos grandes felinos. Esto también tiene mucho sentido dado que sus fósiles se han encontrado en todos los continentes excepto en Australia y la Antártida”, precisó Westbury.

El análisis también mostró que el tigre de dientes de sable está relacionado muy lejanamente con todos los gatos modernos. Se separaron de ellos hace al menos 22,5 millones de años. En comparación, los humanos y los gibones se dividieron hace entre 15 y 20 millones de años.

“Fue una familia de gatos extremadamente exitosa. Estuvieron presentes en los cinco continentes y vagaron por la tierra durante millones de años antes de extinguirse. El período geológico actual es la primera vez en 40 millones de años que la tierra carece de depredadores dientes de sable. Simplemente los echamos de menos”, añadió Ross Barnett, coautor de la investigación.

Los investigadores también enfatizaron que su estudio es un ejemplo de cómo diferentes campos de investigación pueden beneficiarse entre sí. Esperan que métodos bioinformáticos similares se utilicen en muchos otros animales extintos en el futuro.

“Los avances modernos dentro de la medicina y la investigación genética significan que los métodos de secuenciación son mucho mejores para nosotros ahora que hace solo unos años –apuntó el profesor Tom Gilbert–. Además de eso, sabemos con qué genes específicos están asociados en animales y humanos gracias a la investigación médica. Esto significa que podemos inferir muchas cosas sobre los animales extintos como lo hemos hecho aquí. Se podría decir que la rápida progresión de la investigación médica ha hecho posible este estudio”.



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

El impresionante video que muestra cómo un agujero negro supermasivo absorbe una estrella cercana | Durante el evento se libera una brillante llamarada de energía 



Un equipo de astrónomos detectó recientemente una rara explosión de luz proveniente de una estrella desgarrada por un agujero negro supermasivo gracias a la utilización de telescopios del Observatorio Europeo Austral (ESO) y de otras organizaciones de todo el mundo.

La investigación fue publicada en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, donde se asegura que el fenómeno, conocido como evento de disrupción de marea -cuando una estrella se acerca fatalmente al horizonte de sucesos de un agujero negro- es el más cercano de este tipo registrado hasta la fecha, a una distancia de poco más de 215 millones de años luz de la Tierra.

“La idea de un agujero negro ‘succionando’ a una estrella cercana suena como a ciencia ficción. Pero es exactamente lo que sucede en un evento de disrupción de marea”, señala Matt Nicholl, profesor e investigador de la Real Sociedad Astronómica en la Universidad de Birmingham, Reino Unido, y autor principal del estudio.

Sin embargo, estos eventos de disrupción de marea, donde una estrella experimenta lo que se conoce como espaguetificación al ser absorbida por un agujero negro, son poco comunes y no siempre son fáciles de estudiar. 

Cómo se obtuvieron las imágenes

Con el fin de profundizar en detalle estos sucesos, el equipo de investigación apuntó el VLT (Very Large Telescope ) y el NTT (New Technology Telescope) de ESO hacia un nuevo destello de luz que tuvo lugar el año pasado cerca de un agujero negro supermasivo.

“Cuando una desafortunada estrella vaga demasiado cerca de un agujero negro supermasivo del centro de una galaxia, el tirón gravitacional extremo del agujero negro desgarra a la estrella, arrancándole finas corrientes de material”, explica el autor del estudio, Thomas Wevers, un investigador postdoctoral de ESO en Santiago de Chile que se encontraba en el Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, cuando dirigió este trabajo.

A medida que algunas de las finas hebras de materia estelar caen en el agujero negro durante este proceso de espaguetificación, se libera una brillante llamarada de energía que los astrónomos pueden detectar.

Si bien estas ráfagas de luz son potentes y brillantes, hasta ahora los astrónomos han tenido problemas para investigarlas, ya que por lo general se ven oscurecidas por una cortina de polvo y escombros. Pero este no fue el caso. 

“Descubrimos que, cuando un agujero negro devora una estrella, puede lanzar una poderosa explosión de materia hacia afuera que obstruye nuestra vista”, indica Samantha Oates, también de la Universidad de Birmingham. Esto sucede porque la energía liberada cuando el agujero negro se alimenta del material estelar impulsa los escombros de la estrella hacia afuera.

El descubrimiento fue posible porque el evento de disrupción de marea que el equipo estudió, AT2019qiz, se registró poco tiempo después de que la estrella fuera destrozada. 

“En realidad, gracias a que lo detectamos pronto, pudimos ver la cortina de polvo y escombros formándose a medida que el agujero negro lanzaba un potente chorro de material con velocidades de hasta 10.000 kilómetros por segundo”, precisa Kate Alexander, investigadora postdoctoral en la Universidad de Northwestern, Estados Unidos.

“Este ‘vistazo tras el telón’ fue nuestra primera oportunidad para identificar el origen del material que oscurece y seguir en tiempo real cómo envuelve al agujero negro”, agrega Alexander.

Durante un período de 6 meses, a lo largo de los cuales la llamarada creció en luminosidad y luego se desvaneció, el equipo llevó a cabo observaciones de AT2019qiz, ubicada en una galaxia espiral, en la constelación de Eridanus. 

“Varios sondeos detectaron la emisión del nuevo evento de disrupción de marea muy poco tiempo después de que la estrella fuera destrozada. Inmediatamente apuntamos un conjunto de telescopios terrestres y espaciales en esa dirección para ver cómo se producía la luz”, puntualiza Wevers.

En los meses sucesivos se llevaron a cabo múltiples observaciones del evento con instalaciones que incluyeron a X-shooter y EFOSC2, potentes instrumentos instalados en el VLT y el NTT de ESO, en Chile. 

Los descubrimientos de los astrónomos

La celeridad y las extensas observaciones en luz ultravioleta, rango óptico, rayos X y ondas de radio, revelaron, por primera vez, una conexión directa entre el material que fluye de la estrella y el brillante destello emitido a medida que es devorada por el agujero negro.

Las observaciones mostraron que la estrella tenía aproximadamente la misma masa que nuestro propio Sol y que el monstruoso agujero negro, que es más de un millón de veces más masivo, le había hecho perder aproximadamente la mitad de esa masa”, detalla Nicholl, que también es investigador visitante en la Universidad de Edimburgo.

Según informa el ESO en un comunicado, esta investigación permite entender mejor los agujeros negros supermasivos y cómo se comporta la materia en los entornos de gravedad extrema que los rodean.

El equipo sostiene que AT2019qiz podría incluso actuar como una “piedra Rosetta” para interpretar futuras observaciones de eventos de disrupción de marea. El ELT (Extremely Large Telescope) de ESO, cuyo inicio de operaciones se prevé para esta década, permitirá a los investigadores detectar eventos de disrupción de marea cada vez más débiles y de evolución más rápida con el fin de resolver más misterios de la física de los agujeros negros.



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

Encuentran el límite máximo de la velocidad del sonido | Hallazgo de la universidades inglesas de Cambridge y Queen Mary 



Una investigación conjunta entre las universidades inglesas de Cambridge y Queen Mary con el Instituto de Física de Alta Presión, en Rusia, revelaron cuál es la velocidad del sonido más rápida posible.

El estudio publicado en la revista Science Advances señala que se trata de unos 36 kilómetros por segundo, aproximadamente el doble de rápido que la velocidad del sonido en el diamante, el material más duro conocido del mundo.

Las ondas, como las de sonido o de luz, son perturbaciones que mueven energía de un lugar a otro. Las ondas de sonido, por su parte, pueden viajar a través de diferentes medios, como el aire o el agua, y se mueven a diferentes velocidades según lo que atraviesan.

Por ejemplo, las ondas de sonido se mueven a través de los sólidos mucho más rápido de lo que lo harían a través de líquidos o gases. Es por esto que es posible escuchar mucho más rápido un tren que se acerca si se presta atención al sonido que se propaga por las vías del tren en lugar de hacerlo por el aire.

La teoría de la relatividad especial de Einstein establece el límite de velocidad absoluta a la que puede viajar una onda, que es la velocidad de la luz, y es igual a unos 300.000 kilómetros por segundo. Sin embargo, hasta ahora no se sabía si las ondas sonoras también tienen un límite de velocidad superior cuando viajan a través de sólidos o líquidos.

El estudio muestra que la predicción del límite superior de la velocidad del sonido depende de dos constantes fundamentales adimensionales: la constante de estructura fina y la relación de masa protón-electrón.

Ya se sabe que estos dos números juegan un papel importante en la comprensión de nuestro universo. Sus valores finamente ajustados gobiernan reacciones nucleares como la desintegración de protones y la síntesis nuclear en estrellas y el equilibrio entre los dos números proporciona una estrecha “zona habitable” donde las estrellas y los planetas pueden formarse y pueden emerger estructuras moleculares que sustentan la vida.

Sin embargo, los nuevos hallazgos sugieren que estas dos constantes fundamentales también pueden influir en otros campos científicos, como la ciencia de los materiales y la física de la materia condensada, al establecer límites a propiedades específicas de los materiales, como la velocidad del sonido.

Los científicos probaron su predicción teórica en una amplia gama de materiales y abordaron una predicción específica de su teoría de que la velocidad del sonido debería disminuir con la masa del átomo. Esta predicción implica que el sonido es el más rápido en hidrógeno atómico sólido.

No obstante, el hidrógeno es un sólido atómico a muy alta presión por encima de 1 millón de atmósferas solamente, presión comparable a la del núcleo de gigantes gaseosos como Júpiter. A esas presiones, el hidrógeno se convierte en un fascinante sólido metálico que conduce electricidad como el cobre y se predice que será un superconductor a temperatura ambiente.

Debido a esto, los investigadores realizaron cálculos de mecánica cuántica de última generación para probar esta predicción y encontraron que la velocidad del sonido en el hidrógeno atómico sólido está cerca del límite fundamental teórico.

“Las ondas sonoras en los sólidos ya son muy importantes en muchos campos científicos. Por ejemplo, los sismólogos utilizan ondas sonoras iniciadas por terremotos en las profundidades del interior de la Tierra para comprender la naturaleza de los eventos sísmicos y las propiedades de la composición de la Tierra”, explica Chris Pickard, profesor de la Universidad de Cambridge.

“También son de interés para los científicos de materiales porque las ondas sonoras están relacionadas con importantes propiedades elásticas, incluida la capacidad de resistir el estrés”, concluye el experto. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

Lluvia de estrellas oriónidas y dracónidas: cuándo y cómo ver los dos eventos astronómicos de octubre | La NASA los califica como uno de los fenómenos más bellos



Octubre es conocido por sus lunas grandes y hermosas. Además, este año 2020 se vivirá un evento muy especial porque Marte estará muy cerca de la Tierra. Se destacan además este mes dos fenómenos astronómicos imperdibles para los amantes del espacio: la lluvia de oriónidas y la lluvia de estrellas dracónidas.

A partir del martes 6 de octubre y hasta el próximo sábado 10 serán visibles las dracónidas, cuyo origen está en la constelación Draco (de ahí su nombre). Por otro lado, se podrá observar la lluvia de oriónidas entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre. 

Las Oriónidas

Las Oriónidas, que alcanzan su punto máximo a mediados de octubre de cada año, se consideran una de las lluvias más hermosas del año. Los meteoros oriónidos son conocidos por su brillo y su velocidad. Estos meteoros son rápidos: viajan a unas 148.000 mph (66 km / s) hacia la atmósfera de la Tierra.

Los meteoros rápidos pueden dejar trazos brillantes, rastros de pedazos de escombros incandescentes, que duran de varios segundos a minutos. Los meteoritos rápidos a veces también pueden convertirse en bolas de fuego.

Las Oriónidas pueden verse en el Hemisferio Sur después de la medianoche. Para apreciar este fenómeno, hay que ubicarse en un área alejada de las luces de la ciudad. El espectáculo es prolongado y dura hasta el amanecer.

Los meteoritos provienen de fragmentos de asteroides rotos. Cuando los cometas rodean el sol, el polvo que emiten se esparce gradualmente en un rastro polvoriento alrededor de sus órbitas. Cada año, la Tierra pasa por estos rastros de escombros, lo que permite que los pedazos choquen con nuestra atmósfera donde se desintegran para crear rayas ardientes y coloridas en el cielo.

¿Qué es la lluvia de dracónidas?

La lluvia de meteoros dracónidos, descubierto en el año 1900, se produce cuando la Tierra choca con pedazos de escombros arrojados por el cometa periódico 21P / Giacobini-Zinner. Para este año no se espera una exhibición abundante, pero aún así es una oportunidad para no perderse.

A diferencia de muchas lluvias de meteoritos, el mejor momento para ver las Dracónidas es durante las primeras horas de la noche. El sitio Earth Sky cuenta que “la lluvia de meteoros dracónidas produjo impresionantes exhibiciones en 1933 y 1946, con miles de meteoros por hora vistos en esos años. Los observadores europeos vieron más de 600 meteoros por hora en 2011”. 



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

Spacex: los astronautas de la NASA cultivarán verduras en el espacio | Realizarán también estudios para el tratamiento de la leucemia



En el marco de la primera misión de rotación de astronautas de SpaceX y la NASA, los expertos explicaron que aprovecharan además el viaje para llevar adelante en órbita “trabajos científicos y de mantenimiento” en gravedad 0, relacionados con la botánica, el cáncer o la tecnología.

Michael Hopkins, Victor Glover y Shannon Walker, astronautas de la NASA, irán a la Estación Internacional Espacial (EEI) junto con Soichi Noguchi, de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (NASDA), el próximo 31 de octubre. Pero, además, es la primera ocasión en la que también participa un socio internacional.

El lanzamiento se realizará desde la plataforma 39A del Centro Espacial Kennedy en Florida. Los cuatro astronautas pasarán en órbita alrededor de un día antes de acoplarse a la estación internacional. Allí “realizarán trabajos científicos y de mantenimiento”, según cuenta la NASA en un comunicado de prensa.

De hecho, el documento anuncia que cultivarán rábanos en el espacio, por ser una planta nutritiva. Como crece rápidamente y es genéticamente similar a Arabidopsis, es una planta que se estudia con frecuencia en microgravedad.

Desarrollar la capacidad para la producción de alimentos en el espacio requiere comprender las condiciones de cultivo, como la intensidad y la composición espectral de la luz y los efectos del medio de cultivo o del suelo. Esta investigación podría ayudar a optimizar el crecimiento de las plantas en el entorno único del espacio, así como a evaluar la nutrición y el sabor de las plantas”, expresa el comunicado redactado por la NASA.

Durante el período de crecimiento, la tripulación hará un seguimiento acompañado de documentación periódica fotográfica y una toma de muestras para luego analizarlas. “Todas las muestras de hojas y el material cosechado se almacenan en el congelador de laboratorio de menos ochenta grados”, explica el informe del protocolo.

Por otro lado, los científicos realizarán investigaciones y ensayos clínicos para el tratamiento de la leucemia y luego “para otros tipos de cáncer de la sangre, así como para combatir los tumores sólidos”. “Aprovecharán la microgravedad para probar medicamentos basados ​​en ácidos ribonucleicos mensajeros (ARNm) para el tratamiento de la leucemia”, informa el comunicado.



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

Incendios “zombies” resistentes al frío afectan al Ártico | Un fuego que arde sin llama y emite más gases de efecto invernadero



Científico advierten en un estudio publicado en Nature Geoscience que los “incendios zombies” y la quema de vegetación resistente al fuego son características nuevas de los incendios del Ártico que traen fuertes consecuencias para el clima global. Los incendios forestales del Ártico de 2020 tuvieron un alcance sin precedentes.

La autora principal del estudio, la doctora Jessica McCarty, geógrafa y científica de incendios de la Universidad de Miami, dijo que “los incendios del Ártico se están quemando antes y más al norte, en paisajes que antes se pensaba que eran resistentes al fuego“.

“Necesitamos cooperación, inversión y acción global para monitorear los incendios, incluido el aprendizaje de las comunidades indígenas y locales sobre cómo se usa tradicionalmente el fuego”, sostuvo McCarty. Y agregó: “Necesitamos nuevos enfoques sensibles al permafrost y la turba para combatir los incendios forestales para salvar el Ártico; no hay tiempo que perder”.

No es solo la cantidad de área quemada lo que es alarmante”, planteó el doctor Merritt Turetsky, coautor del estudio y ecólogo de incendios y permafrost en la Universidad de Colorado Boulder. “Hay otras tendencias que notamos en los datos satelitales que nos dicen cómo está cambiando el régimen de incendios del Ártico y lo que esto significa para nuestro futuro climático”, agregó.

El fuego zombie que arde sin llama

Los recientes incendios del Ártico se diferencian en dos aspectos. El fuego de una temporada de crecimiento anterior puede arder sin llama en la turba (rica en carbono y bajo tierra) durante el invierno para luego volver a encenderse en la superficie tan pronto como el clima se calienta en primavera.

La segunda característica es la nueva aparición de incendios en paisajes resistentes al fuego. A medida que la tundra en el extremo norte se vuelve más cálida y seca bajo la influencia de un clima más cálido, los tipos de vegetación que normalmente no se consideran combustibles comienzan a incendiarse: arbustos enanos, juncos, hierba, musgo e incluso turbas superficiales.

Por otro lado, los paisajes húmedos como pantanos también se están volviendo vulnerables a las quemaduras. El equipo de investigación ha estado rastreando la actividad de los incendios en el Ártico ruso en tiempo real utilizando una variedad de herramientas satelitales y de detección remota.

Las consecuencias de los “incendios zombies”

Las consecuencias de este nuevo régimen de incendios podrían ser importantes para el paisaje y los pueblos del Ártico y para el clima global. Más de la mitad de los incendios detectados en Siberia este año se produjeron al norte del Círculo Polar Ártico en el permafrost con un alto porcentaje de hielo subterráneo.

Este tipo de permafrost retiene enormes cantidades de carbono de la biomasa antigua. Los modelos climáticos no tienen en cuenta el rápido deshielo de estos entornos y la consiguiente liberación de gases de efecto invernadero, incluido el metano.

En un nivel más local, el deshielo abrupto del permafrost rico en hielo en los incendios forestales causa hundimientos, inundaciones, pozos y cráteres, y puede sumergir grandes áreas bajo lagos y humedales. Además de perturbar la vida y los medios de subsistencia de los residentes del Ártico, estas características están asociadas con más gases de efecto invernadero que se mueven desde donde están atrapados en el suelo hacia la atmósfera.

Las herramientas de modelado y los datos de detección remota pueden ayudar, pero solo si se combinan con el conocimiento local y especializado sobre dónde el carbono heredado almacenado en turbas o permafrost es vulnerable a la quema y cómo cambian los entornos después de los incendios forestales. Los expertos alertan que este tema es tan importante para el sistema climático que debe considerarse como un asunto de relevancia mundial.



Fuente link:

Categorías
Argentina Ciencia

La vida tardó “sólo” 700.000 años en recuperarse tras el fin de los dinosaurios | Según una investigación internacional



Una investigación internacional en la que participa la Universidad de Granada reveló que la vida tardó “solo” 700.000 años en recuperarse en el lugar donde impactó el asteroide que acabó con los dinosaurios.

El estudio, publicado esta semana en la revista Geology, ha aportado nuevos datos sobre cómo y por qué se recuperó tan rápidamente la vida en la zona donde habría impactado el asteroide que acabó con los dinosaurios (Chicxulub, en la Península de Yucatán, México).

La investigación, dada a conocer este miércoles por la Universidad de Granada en un comunicado, pone de manifiesto la rápida diversificación y estabilización de la comunidad bentónica (la formada por los organismos que habitan el fondo de los ecosistemas acuáticos), tras el impacto del asteroide que ocasionó la extinción en masa de final del Cretácico (K-Pg).

A su vez, revela que, tras la rápida recuperación inicial de algunos organismos, ocurrida en el rango de las pocas decenas de años, la vida en el fondo marino del cráter volvió a niveles de abundancia y diversidad similares a los previos al impacto en solo 700.000 años, un tiempo significativamente rápido a escala geológica.

El impacto del asteroide

El impacto del asteroide tuvo lugar hace unos 66 millones de años y ocasionó una de las cinco grandes extinciones en masa del Fanerozoico, la correspondiente al límite Cretácico/Paleógeno que provocó la desaparición de los dinosaurios de la faz de la Tierra.

Se trata de un cráter de 180 kilómetros de diámetro provocado por este asteroide, cuya violencia ha sido comparada con la de mil millones de bombas atómicas.

El impacto alteró significativamente el medio a nivel global, produciendo grandes terremotos de magnitud superior a 11 en la Escala de Richter, tsunamis de entre 100 y 300 metros de altura, aumentos de temperatura, fuegos a distancias de entre 1.500 y 4.000 kilómetros del cráter y lluvias ácidas, entre otras catástrofes.

Como consecuencia, se extinguieron alrededor del 70 por ciento de las especies marinas y continentales que vivían en ese período, lo que supuso un gran cambio en la evolución de la vida sobre la Tierra, con importancia sobre las especies que habitan en la actualidad.

Análisis icnológicos previos llevados a cabo en el cráter del impacto en Chicxulub ya pusieron de manifiesto la rápida recuperación inicial de la comunidad tras el impacto. 

“Distintas fases de diversificación, estabilización y consolidación”

El objetivo de la nueva investigación era evaluar las distintas fases de la evolución tras el impacto del asteroide, y calibrar cuándo tuvo lugar la completa recuperación de la comunidad bentónica hasta alcanzar niveles de diversidad y abundancia similares a los previos al impacto.

Francisco Javier Rodríguez-Tovar, catedrático del departamento de Estratigrafía y Paleontología de la Universidad de Granada, explica que los resultados obtenidos revelan que, aproximadamente a los 700.000 años tras el impacto, la comunidad de organismos generadores de trazas se había recuperado completamente, como lo atestigua el abundante registro de Chondrites, Palaeophycus, Planolites y Zoophycos.

“Sin embargo, esa recuperación no fue brusca, sino producto de distintas fases de diversificación, estabilización y consolidación”, aclara el experto y agrega que a tenor de las características de las trazas y los organismos que las generaron se confirma la importancia de la productividad biológica como el factor clave de esta rápida recuperación.

El trabajo compara, además, los datos obtenidos con los procedentes de otras grandes extinciones del Fanerozoico, como la correspondiente al final del Pérmico, y revela patrones similares en la recuperación tras el evento de extinción en masa, pero con una gran diferencia en lo que se refiere al tiempo implicado en esta recuperación, que fue mucho menor tras la extinción del final del Cretácico.

De esta manera, los resultados y conclusiones abren una nueva línea de estudio de las extinciones en masa, de gran importancia en la evolución de la vida sobre la Tierra y su recuperación tras cambios ambientales extremos.



Fuente link: